En este grupo En todos

Grupo de Política en Medio Oriente



LAS DOS COREAS

Mirta
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 25/11/2010
Corea del Sur refuerza su presencia militar en zona fronteriza con Corea del Norte

En medio de la crisis en la península, Seúl aumentará el número de tropas en cinco islas cercanas a su vecino del norte y anunció además cambios en sus normas de combate.


Corea del Sur refuerza su presencia militar en zona fronteriza con Corea del Norte


"barco de Corea del Sur"

Corea del Sur dijo que fortalecerá su presencia militar en cinco islas cercanas a Corea del Norte, en medio de las tensiones en torno del enfrentamiento del martes que dejó cuatro muertos.

Seúl también anunció que revisará el protocolo de enfrentamiento de sus fuerzas armadas, en medio de preocupaciones de que se ha convertido en "demasiado pasiva".

El ministro surcoreano de Defensa, Kim Tae-young, renunció este jueves tras recibir críticas por la respuesta al ataque, al poner demasiado empeño en prevenir la escalada del incidente militar. Su dimisión ya fue aceptada por el presidente Lee Myung-bak.

El martes, Corea del Norte realizó numerosos disparos de artillería contra la isla surcoreana de Yeonpyeong, cerca de la disputada frontera marítima entre ambas naciones, lo que dejó dos civiles y dos soldados muertos. Seúl respondió al fuego.

Se trató de uno de los peores incidentes entre las dos Coreas, que permanecen técnicamente en guerra después del conflicto bélico que protagonizaron entre 1950 y 1953.

Preocupación

China, tradicional aliado de Pyongyang, mostró su preocupación por los planificados ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y Estados Unidos, previstos para la próxima semana.

Por su parte, la secretaria de Estado de EE. UU. , Hillary Clinton, dijo que las maniobras enviarían un mensaje claro a Corea del Norte.

Pyongyang ha amenazado con nuevas acciones militares si Corea del Sur continúa con lo que llamó un "camino de provocación militar", informó KCNA, la agencia oficial de noticias norcoreana.

Corea del Norte responsabilizó a Seúl por el incidente de esta semana, afirmando que militares surcoreanos realizaban ejercicios cerca de la isla.

El Norte también acusó a Estados Unidos de avivar las tensiones. Dijo que Washington ayudó a trazar la "ilegal" frontera marítima entre las dos Coreas.

Cerca de 28. 000 militares de EE. UU. Están estacionados en Corea del Sur.

Aumento de tropas

Después realizar una reunión de emergencia del gabinete, el gobierno de Corea del Sur anunció que aumentará drásticamente su capacidad militar en la zona.

"El gobierno ha decidido aumentar considerablemente la fuerza militar, incluyendo tropas de infantería en las cinco islas del Mar Amarillo, y asignar más presupuesto para hacer frente a las amenazas de Corea del Norte", le dijo a la prensa Hong Sang-pyo, secretario de la presidencia.

El funcionario agregó que el gobierno decidió modificar el protocolo para el uso de la fuerza militar tras el ataque de Pyongyang "para cambiar el paradigma mismo de responder a las provocaciones de Corea del Norte", y describió las normas actuales como "más bien pasivas".

El corresponsal de la BBC en Seúl, Chris Hogg, comentó que el gabinete decidió que las actuales reglas de enfrentamiento ponen demasiado énfasis en prevenir la escalada de un incidente militar.

Tras el intercambio de disparos de esta semana, ahora existe en Corea del Sur la sensación de que este pensamiento debe cambiar, agregó Hogg.

En el futuro, Seúl implementará distintos niveles de respuesta en función de si los ataques de Corea del Norte están dirigidos a objetivos militares o a civiles, dijo el secretario de la presidencia.

Rene
Escrito por Rene
el 19/04/2011
China pide una reunión urgente para frenar la crisis coreana (+ Infografía)
infografia_corea-del-norte-y-del-sur_militar

Para ver la infografía a tamaño completo, haga clic sobre la imagen

China ha invitado a una reunión urgente en Pekín a las seis partes implicadas en el proceso de desnuclearización de la península coreana para evitar una escalada militar entre las dos Coreas.

El viceministro de Asuntos Exteriores chino, Wu Daiwei, convocó este encuentro con la participación de los delegados de las dos Coreas, Estados Unidos, China, Rusia y Japón.

“Es una propuesta de China para que los responsables de las delegaciones de las negociaciones a seis bandas creen las condiciones apropiadas para reiniciar el diálogo”, aclaró Daiwei.

Máxima tensión

La tensión entre los dos países se ha elevado al máximo en los últimos días. El Gobierno de Corea del Norte ha desplegado misiles tierra-aire SA-2 en su costa oeste, cerca de la frontera con Corea del Sur en el mar Amarillo, en una muestra de poder ante las maniobras militares conjuntas a gran escala de su vecino y Estados Unidos en la zona, días después del ataque de Pyongyang contra la isla surcoreana de Yeonpgyeong, como reacción a otro de Saúl durante “pruebas” de maniobras militares.

“Los misiles parecen estar apuntando a nuestros cazas de combate, que están volando cerca de la Línea Límite Norte (NLL)”, en referencia a la frontera en el mar Amarillo, han asegurado fuentes gubernamentales a la agencia de noticias surcoreana, Yonhap.

Ante el despliegue de misiles de Corea del Norte, el ministro de Defensa surcoreano ha pedido a todos los periodistas desplegados en la isla de Yeonpyeong que abandonen la zona ante posibles acciones provocativas de Pyongyang.

Las maniobras de EEUU y Seúl elevan la tensión al límite “Si Estados Unidos trae su portaaviones al Mar Occidental [mar Amarillo], las consecuencias van a ser impredecibles”. Esa fue la última declaración de Corea del Norte antes de que el imponente navío estadounidense USS George Washington llegara a aguas surcoreanas para participar, desde hoy y hasta el miércoles, en las maniobras militares más sensibles y peligrosas de los últimos tiempos en esta región: las que van a llevar a cabo Corea del Sur y Estados Unidos.

La incertidumbre es total, después de que ambos bandos hayan llevado la tensión al límite a raíz de estos ejercicios. La lógica -y en Seúl todo el mundo se agarra a ella sin pestañear- dice que los cuatro días de entrenamiento militar transcurrirán sin incidentes y que la península irá recobrando progresivamente la calma. Así ha sido en los últimos 57 años y así es como volverá a ser, opinan los surcoreanos.

Pero si algo ha hecho especial esta crisis es precisamente su falta de lógica: las “pruebas” de los operativos militares surcoreanos contra territorio norteño, el lanzamiento masivo de obuses norcoreanos sobre una isla habitada el pasado martes, la muerte de dos civiles y dos soldados, la sed de venganza y el clamor popular en Seúl, la aparición estelar de Washington con uno de sus buques de guerra más letales con 6. 000 marineros y 75 aviones de caza a bordo. En definitiva, todos los ingredientes que siempre le han faltado a las disputas entre las dos Coreas para que estallara una guerra se encuentran por primera vez hirviendo en una misma cazuela.