En este grupo En todos

Grupo de Pedagogía



Las competencias informacionales en la Enseñanza Superior

Juan Miguel
Licenciatura en educación en la especi...
Escrito por Juan Miguel Sandó Lopetey
el 05/06/2014

Frente al elevado volumen de información existente, las diversas fuentes de información disponibles y la proliferación del ciberplagio en los trabajos académicos e investigativos de los estudiantes en la Enseñanza Universitaria:

  1. ¿Es necesario el desarrollo de competencias informacionales en la formación profesional?
  2. ¿Qué papel corresponde a los docentes en el desarrollo de competencias informacionales?
  3. ¿Es posible hablar de competencias informacionales genéricas y específicas?

Juan Miguel Sandó Lopetey
Licenciatura en educación en la especi...
Escrito por Juan Miguel Sandó Lopetey
el 10/06/2014

Ines, primero que todo quisiera darle las gracias por participar en el debate.

Aunque la pregunta: ¿Es necesario el desarrollo de competencias informacionales en la formación profesional? Pudiera parecer elemental, lo cierto del caso es que en la actualidad no es casual encontrar estudiantes universitarios y profesionales en ejercicio que carezcan de habilidades para la búsqueda, procesamiento, interpretación y evaluación de información. Peor aún, en algunas universidades no siempre los docentes diseñan las oportunidades de aprendizaje que faciliten el desarrollo de competencias informacionales.

Súmele a lo anterior que muchos de nuestros estudiantes se creen informacionalmente competentes porque tienen habilidades en el uso de la computadora, tabletas, teléfonos y otras tecnologías. No obstante, queda claro que por muchos datos e información a los que se tengan acceso, si las personas no cuentan con las competencias para entenderlos y convertirlos en insumos para su accionar; quedaría rota la cadena de datos – información - conocimiento, de la que tanto se habla.

La invito a usted y a los que deseen sumarse al debate a reflexionar sobre la siguiente idea: ¿Es posible hablar de competencias informacionales genéricas y específicas?

Oruam Cadex Marichal Guevara
Licenciatura en cultura física unica
Escrito por Oruam Cadex Marichal Guevara
el 18/06/2014

Mis saludos para el creador del debate colega y amigo. A ti Inés colaboradora fiel de las investigaciones referentes a la Pedagogía, muchas gracias a ambos por tal información.

Se vienen planteando en este debate tres preguntas.

  1. ¿Es necesario el desarrollo de competencias informacionales en la formación profesional?
  2. ¿Qué papel corresponde a los docentes en el desarrollo de competencias informacionales?
  3. ¿Es posible hablar de competencias informacionales genéricas y específicas?

Considero Juan Miguel antes de entrar a responder cada una de las preguntas definir ¿Qué se entiende por competencia?

A mi juicio las competencias son algo más que una habilidad o una capacidad, las competencias se evidencian en el desempeño de la persona sin soslayar los conocimientos, habilidades y aptitudes que tiene que tener un individuo para poder desempeñarse, me atrevo a decir que el aprendizaje de las aptitudes es vital para la formación por competencias.

Ahora bien, para responder lo haré a la inversa, de abajo hacia arriba. Para que un estudiante tenga información de algún contenido el docente debe conducir, comunicar, debe orientar, es decir existen un sistema de habilidades necesario para el proceso de información del estudiante.

Si con la información emitida por parte del docente el estudiante adquiere conocimientos, desarrolla habilidades y aptitudes logrando desempeñarse de manera eficiente, considero que pudiéramos definir una competencia denominada “COMUNICADORA – ORIENTADORA” y otra llamada “INTERACCIÓN SOCIAL”, pero no considero que exista una competencia informacional genérica o específica, porque la información es el resultado de una comunicación, orientación, interacción entre otros elementos que producen una información.

El papel del docente es esencial para la información del estudiante, como expliqué anteriormente, la información en el estudiante es el resultado de un sistema de habilidades emitidas por el docente. Para concluir considero muy interesante e importante el desarrollo de este fenómeno en los estudiantes (INFORMACIÓN). Invito a seguir debatiendo tan interesante tema. Muchas gracias.

Juan Miguel Sandó Lopetey
Licenciatura en educación en la especi...
Escrito por Juan Miguel Sandó Lopetey
el 19/06/2014

Oruam mis saludos y abrazos para ti e igualmente mis saludos y agradecimientos a Inés y a ti por la participación en este debate.

Acá en Cuba, específicamente en la Facultad de Ciencias Informáticas de la Universidad de Ciego de Ávila, hemos creado recientemente un grupo de investigación sobre la formación de competencias informacionales.

En el grupo estamos analizando las competencias informacionales desde una perspectiva, diría yo diferente a la que hasta este momento se ha venido analizando internacionalmente, en tanto nuestro estudio se centra en la formación de competencias informacionales desde su contextualización en las carreras de Ingeniería en Ciencias Informáticas e Ingeniería informática en el contexto cubano.

Si se analiza la comprensión que hasta el momento se ha realizado sobre las competencias informacionales, se verá que según (Marciales Vivas, Gonzlalez Niño, Castañeda Peña y Barbosa Chacón, 2008) el marco de su definición ha estado caracterizado por la concepción tradicional de la bibliotecología, según el cual las competencias se encuentran asociadas fundamentalmente a los estándares establecidos por instituciones como la Association of College and Research Library (ACRL, 2000).

En función de ello, se coincide con los mencionados autores, quienes plantean que se observan tres tendencias fundamentales en la comprensión de las competencias informacionales:

1. La competencia como habilidad: hace énfasis en el papel que desempeñan la práctica reiterada o la enseñanza para su desarrollo; particularmente para el desempeño adecuado en contextos formales de aprendizaje. De allí que los propósitos que guían el desarrollo de tales habilidades guarden relación con tareas de orden académico.

2. La competencia como destreza para el acceso a la información: el eje del concepto se encuentra en el desarrollo de un hacer de orden instrumental que posibilite el acceso y uso de la información. En este caso se amplían los contextos en los cuales las competencias informacionales se ponen en acción y se vinculan a la solución de problemas prácticos de información, tanto en espacios académicos formales, como en el mundo del trabajo y, en general, en la vida cotidiana.

3. La competencia como una práctica con dimensión social: la atención se centra en la relación que existe entre el desarrollo de las competencias informacionales y la formación de un sujeto social, capaz de asumir con conciencia, tanto crítica como ética, la diversidad y complejidad de factores que median el acceso a la información.

En esencia, las definiciones conceptuales sobre las competencias informacionales están especialmente asociadas al conjunto de habilidades que requieren los individuos para reconocer cuándo se necesita información así como tener la habilidad de localizar, evaluar y utilizar eficaz y éticamente la información requerida.

Juan Miguel Sandó Lopetey
Licenciatura en educación en la especi...
Escrito por Juan Miguel Sandó Lopetey
el 19/06/2014

Se asumimos que independientemente de la ciencia que estudien, al enfrentarse a la búsqueda de solución de un problema profesional, científico-profesional o científico, los profesionales en formación o en ejercicio, precisan localizar, evaluar y utilizar información. Queda claro que para ello, necesitan movilizar sus conocimientos, habilidades y valores para el trabajo eficiente y ético con la información.

En la concepción teórica que yo defiendo sobre las competencias informacionales, a ese conjunto de conocimientos, habilidades y valores para el trabajo eficiente y ético con la información, yo le llamo, competencias informacionales genéricas.

Genéricas porque son comunes a varias profesiones, es decir, estas competencias son necesarias independientemente de la ciencia que se estudie.

Ahora bien, no todo los profesionales se enfrentan a los mismos problemas profesionales, científicos-profesionales o científicos. De la misma forma en que cada ciencia tiene su objeto de estudio así mismo cada profesión tiene su propio objeto de trabajo.

En la Educación Superior en Cuba se asume el concepto de objeto de la profesión como la parte de la realidad sobre la cual recae directamente la actividad profesional.

Si se asume que la Informática se ocupa de la captación, transmisión, almacenamiento, procesamiento, protección y presentación de la información digital mediante el uso eficiente de computadoras y otras tecnologías. Se comprenderá entonces por qué en el caso de las carreras de Ingeniería en Ciencias Informáticas e Ingeniería Informática en Cuba, el objeto de estas profesiones está asociado al “ciclo de vida de un sistema informático, aplicado, precisamente, a los procesos de tratamiento y gestión de la información y del conocimiento en organizaciones productivas y de servicios, con el objetivo de incrementar la eficacia, la eficiencia y la competitividad en su funcionamiento”.

Desde mi perspectiva, para un accionar competente que permita incrementar la eficacia, la eficiencia y la competitividad en el funcionamiento de organizaciones productivas y de servicios a partir de un acertado tratamiento y gestión de la información y del conocimiento, no basta reconocer cuándo se necesita información así como tener la habilidad de localizar, evaluar y utilizar eficaz y éticamente la información requerida.

Además de lo anterior, el ingeniero informático necesita:

1- Determinar (conjuntamente con directivos y especialistas en los procesos de una organización) las necesidades de gestión de la información y del conocimiento.

2- Precisar el proceso de gestión de la información y el conocimiento objeto de estudio (el que puede ser informatizado).

3- Modelar y diagnosticar el proceso objeto de estudio.

4- Identificar las necesidades de información para conocer cómo funcionan procesos similares en contextos semejantes.

5- Construir un ideal de proceso objeto de estudio y contrastarlo con el proceso de gestión de la información y el conocimiento modelado en la organización.

6- Representar el proceso de gestión de la información y el conocimiento de dicha organización en tres etapas (1- en el momento en que fue modelado, 2- con las transformaciones propuestas antes de ser informatizado 3- una vez que se informatice).

7- Identificar las transformaciones que debe sufrir el proceso de gestión de la información y el conocimiento de dicha organización si se decide que sea informatizado (mediante transferencia tecnológica o desarrollo propio).

8- Estas y otras competencias informacionales, yo las llamo, competencias informacionales específicas (del ingeniero informático).

En fin, estas son solo algunas ideas que llevan a las preguntas siguientes:

¿Qué competencias informacionales demandan los ingenieros informáticos en el contexto cubano para producir software aplicado a los procesos de tratamiento y gestión de la información y del conocimiento en organizaciones productivas y de servicios con el objetivo de incrementar la eficacia, la eficiencia y la competitividad en su funcionamiento?

¿Qué competencias informacionales requieren los ingenieros informáticos en el contexto cubano para proyectar, construir, comercializar, implantar, explotar, mantener, auditar y administrar la calidad de un software?

Gracias nuevamente por su participación en el debate.

Juan Miguel Sandó Lopetey
Licenciatura en educación en la especi...
Escrito por Juan Miguel Sandó Lopetey
el 19/06/2014

Inés, gracias nuevamente por su participación.

Pudiera decirle que en un estudio pre-liminar efectuado en la Facultad de Ciencias Informáticas de la Universidad de Ciego de Ávila, se pudo constatar que independientemente de que el objeto de trabajo de las carreras de informática está asociado a los procesos de tratamiento y gestión de la información y del conocimiento


- Solo el 10% de las fuentes de información utilizadas en los trabajos de diploma de los últimos dos cursos, en ambas carreras, corresponden a fuentes de información primarias o secundarias; lo que manifiesta, entre otras, insuficiencias para consultar y evaluar las fuentes de información. Ello ha propiciado que se utilicen acríticamente, conceptos, ideas y valoraciones que no exponen acertadamente los fundamentos tecnocientíficos y/o socio-económicos de los procesos o fenómenos estudiados. De ahí que se evidencie escaso desarrollo de competencias informacionales genéricas; lo que repercute negativamente en la calidad del trabajo investigativo y en la formación del futuro ingeniero en sentido general.


- Igualmente, la práctica educativa ha mostrado, que en las soluciones informáticas aportadas por los estudiantes, como parte de la actividad laboral e investigativa que desarrollan con impactos directos en el proceso de informatización de la sociedad. Se presentan deficiencias para identificar, diagnosticar, modelar, construir una imagen ideal de la gestión de la información y proponer mejoras al funcionamiento de los procesos de gestión de la información y del conocimiento de las organizaciones como paso previo a su informatización.


Estas problemáticas denotan deficiente desarrollo de competencias informacionales específicas; que influyen directamente en las posibilidades del futuro ingeniero y de la Facultad en sentido general, para desarrollar sistemas informáticos que contribuyan a incrementar la eficacia, la eficiencia y la competitividad en el funcionamiento de organizaciones productivas y de servicios, tal y como se demanda en los modelos del profesional de las carreras y en las pioridades de la Política Económica y Social Cubana.

Con el fin de profundizar en las causas que determinan las deficiencias mencionadas, se analizaron los planes de estudios de las carreras de Ingeniería Informática y Ciencias Informáticas y los programas de varias asignaturas y disciplinas (“Sistemas digitales”, “Ingeniería y Gestión de Software”, “Infraestructura de sistemas informáticos”, “Marxismo-Leninismo”, “Preparación para la defensa”, “Práctica profesional”, “Ciencias empresariales”, “Técnicas de programación de computadoras”, “Matemática aplicada”, “Matemática General”, “Inteligencia artificial” e “Idiomas extranjeros”, entre otras) pudiéndose observar que:

A pesar de la incorporación en el proceso formativo de este profesional en Cuba, de asignaturas que pudieran contribuir al desarrollo de competencias informacionales, se carece de un modelo teórico que contribuya al desarrollo de competencias informacionales en los estudiantes de las carreras de informática de la Universidad de Ciego de Ávila, en correspondencia con las exigencias y especificidades de la formación de Ingenieros Informáticos en el contexto cubano.





Juan Miguel Sandó Lopetey
Licenciatura en educación en la especi...
Escrito por Juan Miguel Sandó Lopetey
el 19/06/2014

Inés, estoy informado respecto a la tipología de competencias y coincido con el autor cubano (Alpízar Muni, 2008) quien expone en un estudio las siguientes tipologías de competencias:

Tipología de competencias:
El sistema mexicano distingue tres tipos de competencias:
• Básicas (vinculadas a niveles generales de lecto-escritura, aritmética, etcétera).
• Genéricas o transversales (por ejemplo, trabajo en equipo, comunicación efectiva).
• Específicas (las competencias propias de un cargo o trabajo determinado).

Bunk (1994) da cuenta de cuatro categorías:
• Competencia especializada.
• Competencia metodológica.
• Competencia social.
• Competencia participativa o de participación.

En la gestión por competencias a nivel de empresas, sobre todo en los EEUU, es usual
distinguir entre dos tipos de competencias:
• Competencias centrales o de núcleo (core competencies)
• Competencias auxiliares.

El sistema francés reconoce dos tipos de competencias:
• Competencias profesionales.
• Competencias sociales, relacionadas con el saber ser, que es, en último término, aprender a
ser.


Pido disculpas si no expresé bien mi criterio pero no fue jamás la intención expresar que solamente en Cuba se asumía el concepto de objeto de la profesión, simplemente lo expuse para sostener mi punto de vista y la lógica conceptual del análisis.

Si entiendo bien, cuando usted plantea que: "(...) a medida que se vayan viendo las materias pertinentes, la cátedra en cuestión instruirá al respecto sin necesidad que esas competencias sean objeto de una materia específica.

Eso significa que es posible formar competencias informacionales de forma expontánea desde cada materia o asignatura del currículo. Que la formación de competencias informacionales se puede dejar a la libre decisión de alumnos y profesores sin que en su diagnóstico, determinación y formación durante el tránsito de los alumnos por la carrera medie la investigación científica y el trabajo científico-metodológico ...

Gracias nuevamente por sus opiniones .



Juan Miguel Sandó Lopetey
Licenciatura en educación en la especi...
Escrito por Juan Miguel Sandó Lopetey
el 20/06/2014

Inés, gracias una vez más por su participación.

No me alarma la multiplicidad de términos, conceptos y teorías existentes, especialmente en el campo de las ciencias sociales. Yo coincido con el Dr. Núñez Jover cuando plantea que "los procesos de producción, difusión y aplicación de conocimientos propios de la actividad científica son inexplicables al margen de los intereses económicos, políticos, militares, entre otros que caracterizan los diversos contextos sociales".

Yo pudiera decirle que la literatura disponible sobre las competencias del ingeniero en informática, proviene principalmente de los países capitalistas industrializados o de la periferia del capitalismo, de ahí que concentren sus esfuerzos fundamentales en la formación para un desempeño competente en las empresas u organizaciones dedicadas especialmente a la industria del software. Por ello; las investigaciones anteriores no consideran las particularidades de Cuba o no realizan una adecuada interpretación de su realidad, en la que la industria del software no tiene un alto nivel de desarrollo y el proceso de informatización a nivel de las organizaciones productivas y de servicios no está aún consolidado.

Aquí va mi pregunta:

En el contexto socio-económico y tecnocientífico cubano ¿Requieren los ingenieros informáticos cubanos las mismas competencias que los ingenieros informáticos en China, Japón o Estados Unidos?


Juan Miguel Sandó Lopetey
Licenciatura en educación en la especi...
Escrito por Juan Miguel Sandó Lopetey
el 26/06/2014

Hola Inés, agradecido nuevamente por su participación.

Esa es una excelente intervención del Che, si la memoria no me traiciona el Che pronunció esas palabras en conmemoración del segundo aniversario de la integración de las organizaciones juveniles en Cuba, el 20 de octubre de 1962.

Sus palabras demuestran que el Che compartía el principio de Martí (Héroe Nacional de Cuba y uno de los fundadores de la Pedagógía Cubana), de la vinculación del estudio con el trabajo, el cual es un principio de la Educación en Cuba.

Ello me sirve, entre otras cosas para comprender y fundamentar que es precisamente en el contexto de su propia actividad laboral, donde mejor se puede evidenciar un comportamiento adecuado del futuro ingeniero, es ese, por tanto, el escenario fundamental en el que debe apoyarse y dirigirse la formación de competencias informacionales.

Ello lleva a la Disciplina Principal Integradora. Es decir, de todas las disciplinas de una carrera, la universidad cubana identifica una en particular que, por su importancia, es la columna vertebral del proceso de formación: la disciplina principal integradora.

Para el autor cubano (Horruitiner Silva, 2009) Es una disciplina sui generis, que lejos de obedecer a la lógica de una o de varias ciencias, responde a la de la profesión. Ella sea poya en los aportes de las restantes disciplinas de la carrera y las asume en su integración para dar respuesta a las exigencias del quehacer profesional, asegurando el dominio de los modos de actuación esenciales de ese profesional.

Dicho esto, reitro mi pregunta:

¿Requieren los ingenieros informáticos cubanos las mismas competencias que los ingenieros informáticos en Argentina, China, Japón o Estados Unidos?