En este grupo En todos

Grupo de FLASHBACK

Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
Bachillerato liceo miguel c rubino
Escrito por Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
el 04/05/2014

Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
Bachillerato liceo miguel c rubino
Escrito por Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
el 04/05/2014

Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
Bachillerato liceo miguel c rubino
Escrito por Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
el 04/05/2014

MIRA ESTE ES UN TEMA MUSICAL DE ANTAÑO.

PERO SOLO ENCONTRE LA LETRA, NO HAY AUDIO BUBUBUB!



CARTAS DE AMOR
Voy a recorrer el mundo entero
Pues mi carta en el correo no la quieren recibir.
Es una encomienda con abrazos y millones de caricias
Y un enorme corazón.

En vez de los sellos puse besos y mi amor certificado, ya no se podrá perder
Ha quedado inscrito para siempre, con un sello de urgencia
“Telo tengo que entregar”.

Coro:
Cartas de amor, traigo cartas de amor con deseos de un mundo mejor
Cartas de amor, solo cartas de amor
Las demás si se pierden mejor.

Tengo que decirte que te quiero
Porque sin tu amor no puedo
Soportar mi soledad.
Voy a convertirme en el cartero más feliz del mundo entero
Para llevarte al corazón.

No entra por ninguna ventilla
Y no tienen carretilla que la puedan transportar.
No tienen aviones tan inmensos, ni vagones de correo
Que te lo puedan llevar.


Coro:
Cartas de amor, traigo cartas de amor con deseos de un mundo mejor
Cartas de amor, solo cartas de amor
Las demás si se pierden mejor

Es una encomienda con abrazos y millones de caricias
Y un enorme corazón.

Coro:
Cartas de amor, traigo cartas de amor con deseos de un mundo mejor
Cartas de amor, solo cartas de amor
Las demás si se pierden mejor

Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
Bachillerato liceo miguel c rubino
Escrito por Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
el 04/05/2014

AHHHHH! PERO ME ENCONTRE OTRAS CARTAS DE AMOR...

CARTAS DE AMOR


Las Cartas de Amor, Mi Amor. Son en el fondo ridículas...
Las Cartas de Amor, cuando hay Amor, son siempre ridículas.
Porque los que se Aman, si en verdad se Aman,
dicen y escríben cosas ridículas... Porque el Amor, el Amor verdadero
te hace pensar en forma ridícula, y te convierte finalmente,
en una persona ridícula.
Pero, ¿Quién alguna vez No ha sido ridículo?.
¿Quién no ha dicho, Te Amo, Te Adoro, Mi Cielo, Mi Sol y ha suplicado
hasta el ridículo?.
Plebello, o señor. Sabio o Bruto, en cuestiones de Amor, son todos ridículos.
Sólo los que nunca han amado, los que nunca han creído,
se han salvado de gestos ridículos.
Los que por miedo al ridículo, dicen que el Amor es algo ridículo.
Y viven así, en su mundo ridículo. Todos juntos, sin ningún Amor.
Atrapados entre objetos y proyectos ridículos. Hablando de sus triunfos ridículos,
haciendo discursos ridículos, comportándose de un modo ridículo.
Vanagloriándose de su machismo ridículo. Ridiculizando al Amor
con argumentos ridículos...
Pero el Amor es sabio, no es tonto. Nunca anida en pensamientos ridículos,
vuela por sobre sus ideales ridículos. Y se posa únicamente en corazones ridículos
como el Tuyo y el Mío, que no se cansan nunca de hacer el ridículo.

Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
Promotora de salud-taller de primeros ...
Escrito por Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
el 04/05/2014

Hola Laury.... Era tan lindo recibir cartas! Esperando con ansias al cartero.... Se perdio como tantas otras cosas pero tambien está en uno que se deja llevar por el modernismo.... Los correos siguen allí funcionando como siempre.... Solo es cuestion de tomar un tiempo y escribirles a todos los que querramos....




Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
Promotora de salud-taller de primeros ...
Escrito por Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
el 04/05/2014

Estos sobres eran los comunes para las cartas


Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
Promotora de salud-taller de primeros ...
Escrito por Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
el 04/05/2014

Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
Promotora de salud-taller de primeros ...
Escrito por Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
el 04/05/2014

Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
Promotora de salud-taller de primeros ...
Escrito por Maria Del Carmen Balmaceda Arguello
el 04/05/2014

Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
Bachillerato liceo miguel c rubino
Escrito por Chuchi De Durazno Cardozo Villarreal
el 05/05/2014

En medio de este mundo que ha roto con bellas costumbres del pasado, esto de saber que aún se usan las cartas manuscritas, comprendiendo entre ellas, por supuesto, las cartas de amor, nos da un alivio a quienes no podemos resignarnos a la disolución de ciertas normas y principios que definieron el estilo de los viejos tiempos. Y marcaron nuestra propia alma.

Dicha crónica nos descubre una entidad estatal que yo creía extinguida: los Servicios Postales Nacionales, que hoy funcionan con la marca 4-72. Curiosa la identificación del nuevo organismo postal. Investigando su procedencia, supe que este número identifica las coordenadas que posee Colombia en el globo terráqueo. Los antiguos Correos de Colombia de días remotos, o la Administración Postal Nacional (Adpostal) de una época menos antigua, han quedado reducidos a tres números: 4-72. Y a un color distintivo: el azul.

Ruth Romero Daza, mujer de 40 años, toda de azul vestida, inicia su recorrido diario a las 8:30 de la mañana. Cada día debe entregar, de puerta en puerta, 50 cartas en Bogotá, y lo hace en su bicicleta todoterreno, que desde luego se las sabe todas. Como ella, otros 389 carteros ejecutan el mismo oficio. En este frágil vehículo se transportan todavía esquelas de amor de parejas que guardan alguna semilla de romanticismo. También va la carta para el preso, o para el comerciante, o para el acreedor. Es un residuo del pasado que se niega a desaparecer, a pesar de la arremetida del correo electrónico.

“Internet sepultó el correo tradicional”, dice Fabián Ramírez, funcionario de 4-72. Y agrega que hoy se entregan en Bogotá unas 2. 000 cartas semanales escritas a mano, mientras antes se despachaban hasta 20. 000. Lo deplorable de este cambio mutilador es que antes la gente escribía sus cartas con esmero y reflexión, vale decir, con buena redacción, con ortografía, con raciocinio, con respeto y elegancia. Hoy, en aras de la velocidad, de la simplificación y el facilismo, a los corresponsales no les importa chapucear el idioma y cometer las mayores burradas.

El manejo de las tildes, de las mayúsculas y las minúsculas, la donosura y la claridad de la expresión son cosas del pasado. El mundo moderno ignora los códigos del bien decir. Lo que importa es ir rápido, sin detenerse ni profundizar en nada. La estética epistolar desapareció. Antes la correspondencia era un género literario. Hoy es un campo baldío. Por fortuna, todavía quedan exponentes que tratan de salvar lo poco que resta de este desastre universal.

La internet trajo mucho progreso al mundo. Pero al mismo tiempo sacrificó muchos valores. Carmen Zamora, amiga mía colombiana que vive en Los Ángeles (Estados Unidos), me cuenta que al ir a matricular a su pequeño hijo en el colegio, notó que entre los elementos que debía llevar no le pedían lápices ni bolígrafos. Creyó que se trataba de un olvido de la profesora, pero no fue así: esta le informó que dichos utensilios sobraban, y le indicó que en cambio debía llevar un computador manual donde el niño aprendería a escribir y pintar con el lápiz digital.

Por todo lo dicho, anoto que me causó sorpresa y admiración el saber que todavía hay personas que escriben sus cartas a mano, y una entidad que se encarga de llevarlas a sus destinatarios. Ojalá 4-72, que parece una empresa obsoleta en este mundo iconoclasta y arrasador, sobreviva en medio de la tormenta. Quedan parejas que practican aún el método de “cartearse”, pero no dentro de la velocidad e impersonalidad del correo electrónico (cuando no se emplea bien, vale la pena aclarar), sino a mano, con un bello sentimiento a flor de piel y acaso con una gotita de perfume sobre el filo del papel, como lo hacían los enamorados de antaño.

Esto puede ser una ilusión o una utopía, pero es que el hombre debe conservar el derecho a soñar. Cuánto diera yo por que algún día tocara en mi puerta la mensajera Ruth Romero Daza, con su bicicleta todoterreno, su uniforme, su gorra y su mochila pintados de azul. El color de la esperanza. Lo difícil es encontrar la corresponsal para semejante aventura.

Laura Pérez
Valladolid, España
Escrito por Laura Pérez
el 05/05/2014

Hola amigs pasando a agradecer a cada uno

Juanjo... Buenisimo! Esos acentos! Jaja

Vany y Carmenchu mis queridas amigas,esperemos que no se rompa del todo esta tradiciõn


Cintia mil gracias pir tido amiga querida

Y me voy de nuevi tengo el dìa copado!

Besos

Laura Pérez
Valladolid, España
Escrito por Laura Pérez
el 05/05/2014

... Y a colación de las cartas...

A veces escribo cartas....


El Último de la Fila - En los à ¡Rboles


Laura Pérez
Valladolid, España
Escrito por Laura Pérez
el 05/05/2014


Manolo De La Vi?a Jimenez
F.p. ii centro de formación profesional
Escrito por Manolo De La Vi?a Jimenez
el 05/05/2014

Hola amiga Laura.

Tengo un amigo carterista, le gusta escribir muchas cartas, nunca pone el destinatario solo el remite, así todas se las devuelven y recibe muchas cartas. Es como el naufrago que lanza una botella al mar con un mensaje y la resaca se la devuelve.

En la última que escribió decía:

A quien interese, me ha tocado el gordo de navidad y quiero compartirlo con la mujer de mi vida, mira por donde la cartera mosqueada de tanta devolución abrió la carta.

Se divorció y se caso con mi amigo. Creo que andan por Acapulco, ahora viven felices y comieron perdices.

Un abrazo, Manolo.

Juany
Escrito por Juany
el 05/05/2014

Laurita,agradezcto tu invitación!

Recuerdo las ansias que se tenían ,tcuando se esperaban noticias de familiares... Había que esperar bastante... ,en especial cuando la misma era de otro País.

Ahora es instantáneo, con la tecnología hasta puedes verte con el otro y hablar como si estuviera frente a tí.

Esta carta sí que llegó tarde....


Curioso: La carta de amor que llegó con medio siglo de retraso

Julio 17, 2011 4:30 pm Publicado en: Curiosidades , Titulares
1
36

Una carta de amor para un estudiante universitario estadounidense, escrita por quien sería, más tarde, su mujer, va finalmente camino a su destinatario, 53 años después de que fuera despachada.

El novelista portugués José Saramago se quejó alguna vez de que los correos eléctronicos habían despojado a las relaciones amorosas de parte de su patrimonio sentimental: nadie puede vertir lágrimas de amor sobre un e-mail.

El azar que atrapó una carta de amor dirigida al estudiante de ciencia estadounidense Clark C. Moore, expedida en 1958, y que va recién hoy al encuentro de su destinatario, parece confirmar la idea de que el amor, directo e instantáneo, no ha salido favorecido en la era digital.

La carta emergió en la sala de correos de una universidad en Pennsylvania,a principios de este mes.

Estaba dirigida a Clark C. Moore, quien cambió su nombre a Muhammad Siddeeq, lo que hizo más difícil el proceso de enviarle su correspondencia.

Sin embargo, un amigo vio un reportaje en la televisión y contactó a la oficina de correos.

En las llamadas “vueltas de la vida”, Siddeeq es un profesor jubilado, de 74 años y está divorciado de la escritora de la carta.

“Estremecido”
La carta llegó misteriosamente a California University of Pennsylvania, en el estado de Pennsylvania, en el noreste de Estados Unidos, hace diez días.

Dirigida a Moore, la carta de dos páginas tiene la fecha 20 de febrero de 1958 en el matasellos y está firmada “te amaré siempre, Vonnie. ”

Siddeeq vive ahora en la ciudad de Indianápolis y dice que se sintió “estremecido” cuando lo contactó la universidad.

“Tenemos un sistema aquí, en Estados Unidos, que funciona de esta manera: algo es para usted y, si lo encuentran, se lo hacen llegar. Es hermoso”, le dijo al canal de televisión estadounidense WTAE.

Siddeeq y Vonnie eventualmente contrajeron matrimonio y tuvieron cuatro hijos.



Un abrazo vrtual!

Adolfo Santiago
Administrador univercidad del atlantico
Escrito por Adolfo Santiago
el 06/05/2014

La comunicaciòn por medio de carta fue y es todo un arte de la narraciòn ,ya que a medida que la vas leyendo la mente retrata lo que se describe en ella

Carmen Vásquez
Bachillerato educacion media.liceo ram...
Escrito por Carmen Vásquez
el 06/05/2014

Hola amiga!.. Que bonito debate!.. Te felicito.. Eres joves.. ,soñadora,.. Emprendedora... Y todo lo que tremine en ora!.... Que bello y emocionante debió ser recibir estas cartas.. Pues yo... No recibí nunca una carta de esas!..

Bueno trataré de buscar algo de estas fascinantes cartas... Abrazos y éxitos.. En este tu debate.. Que no habia tenido tiempo de visitar.. El Bendito tiempo....


Cartas de Amor...........

Sólo el amor puede despertar emociones tan extremas como la pasión y el odio. Enrique VIII enloqueció por Ana Bolena antes de ordenar su muerte, Napoleón sufrió por el desdén de Josefina, Perón tuvo en Evita su “tesoro adorado”.


Simón Bolivar y Manuela Saens


Bolívar y Manuela, es la historia del amor y las mil batallas, por la
independencia, la libertad, la justicia y la igualdad, es la historia que
trasciende la profundidad de nuestros corazones, su influencia nos hace
un llamado a la reflexión, un llamado que es una luz que nos irradia,
nos arropa, nos toca y ya sólo nos queda el privilegio de reconocer que
como bolivarianos somos parte de esta historia.
Bolívar el osado, el poeta, el Libertador, el del alma enamo
rada, el
que se dejó llenar del único sentimiento que nos libera y nos salva: el
Amor. Y Manuela, la valiente, la dama, la reina, la Caballeresa del Sol,
la soldado Húzar, la Coronela del Ejército Libertador, la de las palabras
agudas que cortan el viento, la de las palabras sublimes que acarician
las tormentas, la musa misma, la libertadora del Libertador, la única de
suficiente puntería para atravesar el corazón de Su Excelencia.
La invitación, más que a leer es a vivir a revivir, la guerra de in
-
dependencia, las vicisitudes de dos que se amaron tanto en la clan
-
destinidad de lo posible, las conspiraciones, las traiciones, la gloria y el
amor venciendo siempre, incluso después de la vida, incluso después
de la muerte.
El mundo reconoce hoy en la corriente Bolivariana, la fuerza de la
razón, la conciencia y la inspiración, para la construcción de una mejor
sociedad, Bolívar palpita en la conciencia de los la
tinoamericanos y
nuestra corriente Bolivariana hoy se ve fortale
cida con el reconocimiento
latinoamericano de Manuela Sáenz al grado de Generala, haciendo
justicia al estandarte de su arrojo en batalla y a su invaluable ejemplo
soberbio para la independencia de América y para la construcción de
la Patria. Dicho reconoci
miento le reivindica el lugar que merece en
nuestra historia.
Finalmente y citando a la Generala Manuela Sáenz: “El mun
-
do cambia, la Europa se transforma, América también, ¡Nosotros
estamos en América! ”. Y América está cambiando, nosotros... Es
tamos
cambiando.


Verona, la ciudad de Romeo y Julieta, alberga el libro más antiguo sobre cartas de amor, un códice del siglo XII escrito por un clérigo llamado Guido. El texto, llamado Modi dictaminum , está en escrito en latín y sobre pergamino, y contiene consejos para todo tipo de cartas, entre ellas las de amor, que ocupan todo el cuarto capítulo.

Dichas recomendaciones van desde alabar la belleza de la amada comparándola con piedras preciosas hasta hacer referencia a versiones mitológicas de la pareja de enamorados, como Paris y Helena de Troya. Se enseña de esta forma tanto la manera en que la mujer debe escribir al marido como el modo en que deben hacerlo los amantes, cómo presentarse a la amada y cómo despedirse.


Hombre leyendo un carta

Te quiero y te amo y te necesito




Carmen Vásquez
Bachillerato educacion media.liceo ram...
Escrito por Carmen Vásquez
el 06/05/2014






Monona Toledo
Maestra educacion primaria-experta en ...
Escrito por Monona Toledo
el 06/05/2014

Querida laury

Ya lo creo amiga.... Que hemos perdido la costumbre de escribir con la lapicera o lápiz....!

Es tanto el manejo del teclado que hasta la motricidad fina va desapareciendo y la escritura es como digo...... "parecen médicos"... Completamente ilegible...! ( bue.. Algunos...).

Recuerdo cuando estaba en la secundaria , en la escuela donde estudiaba en el turno noche funcionaba una carrera de ingenieria, y nosotras adolescentes con los pirpintos dándonos vuelta por nuestras cabecitas locas... Nos dedicábamos a escribirles cartas de amor a esos estudiantes.

En el costado de la ventana del aula existía una cajuela que cubria la faja para abrir la celosía.. Allí dejábamos nuestras cartitas, perfumadas y como cuenta chuchita plasmado un beso de labios rojo púrpura.

A la mañana siguiente.... Todas corríamos a buscar las esquelas que nos dejaba nuestros enamorados.

En la actualidad, una vez al mes nos juntamos las compis de esa época, y siempre sale el tema de "las cartitas".... Como nos reimos, porque a varias nos encontraron con la mano en la masa, en vez de hacer las tareas, la leíamos y releíamos en hora de clase.

Una compañera... Lloró toda la mañana porque se habian peleado... Jajaja... Y ni siquiera los conocíamos a los galanes....!

Era puro amor platónico...!

Mas ellos... Como se habrán sabido divertir también, muchachos mas de 24 años y nosotras de 16 0 17... En ese tiempo se notaba mucho la diferencia de edad a pesar de ser corta...!

Lo positivo de esto es que se lograba tener una mejor ortografía y buena redacción.

Ahora con la tecnologia es lo mismo la "v" que la "b",... Es un ejemplo.... Y las abreviaturas ni que te digo.... Cuando los alumnos escriben manualmente hay que decifrarlos....!

Que lindo debate.. Amiga..!

Es para pasar horas y horas hablando del tema...!

Te quiero un montonazo

Gracias por invitarme...!

Te cuento, un día limpiando la biblioteca encontré algunos de los escritos... ,que distintose vivia en esos tiempos..!

Besosotes


Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 06/05/2014

Los tiempos aquellos de las cartas de correo, esas que llegaban lentas a destino... Esas que escribía con tanto regocijo y para las que había escogido el mejor papel de hilo, el color de tinta, y para la que había ensayado la mejor letra... Esas olorosas cartas que traían y llevaban tanta confidencia, tanta alegría o ternura envuelta en sutil ilusión, para amistades y parientes lejanos.

Hoy todo pasa rápidamente, los mensajes pierden vigencia al instante. Los mails se atropellan, y hasta el tecleo del PC. Nos parece lento! Los mas jóvenes usan un sinfín de abreviaturas y delante de la maquinita se piensan mil cosas a la vez, corriendo siempre. Todo es esporádico, las relaciones son fugaces, los matrimonios volátiles; la ternura, la desconfianza, la indiferencia, se suman en un ir y venir... El romanticismo está caduco, los gustos son distintos. Se pueden descargar rápido numerosos temas musicales de Internet... Pero, para qué? Si sólo se atina a escuchar algunos y los más se ven al olvido simplemente.

Y si hacemos un alto para recordar un gesto melancólicos o tierno de otrora, nos tildan de "graves" y aburridos! Entonces, mientras los más jóvenes pasan raudos a nuestro lado, nosotros, los mayores, vamos quedando atrás con nuestra vida más quieta, hecha de recuerdos y realidades, donde repasamos tal vez, esas antiguas sobremesas largas y provechosas de un tiempo no tan lejano, en que el compartir podía ser tan grato, como para olvidar la hora, en el que estar juntos era lo más importante.