En este grupo En todos

Foro de Educación

Carmen Pineda
Baja California, Méx...
Escrito por Carmen Pineda
el 20/11/2011

Si en lugar de considerar las materias curriculares como los ejes longitudinales en torno a

Los cuales giran los aprendizajes fundamentales, y los temas transversales como un

Complemento secundario que se entrecruza esporádicamente con ellos, damos a esta imagen un

Giro de noventa grados y llevamos este nuevo modelo hasta sus últimas consecuencias, nos

Encontraremos ante un concepto totalmente diferente de enseñanza.

Los temas transversales, que constituyen el centro de las actuales preocupaciones sociales,

Deben ser el eje en torno al cual gire la temática de las áreas curriculares, que adquieren así,

Tanto a los ojos del profesorado como del alumnado, el valor de instrumentos necesarios para la

Consecución de finalidades deseadas.

Ni en la Enseñanza Primaria ni en la Secundaria se encauzan los aprendizajes de las

Diferentes disciplinas a la consecución de especialistas en la materia. Nadie pretenderá, en estos

Niveles, enseñar Historia, Lengua, Matemática, Física, Dibujo o Música, para formar

Profesionales en estos campos, es decir, ninguna de estas materias constituye, en la enseñanza

Obligatoria, una finalidad en sí misma, sino que todas ellas son medios para alcanzar otras

Finalidades.

Sin embargo, dichas finalidades (como puede ser proporcionar una formación intelectual,

Desarrollar determinadas capacidades o adquirir conocimientos y destrezas útiles fuera del

ámbito escolar), no siempre se consiguen porque con excesiva frecuencia estas disciplinas no

Han conseguido perder el carácter de finalidades en sí mismas, heredado del espíritu que guiaba

La ciencia clásica.

Las materias curriculares son, pues, instrumentos a través de los cuales se pretende

Desarrollar la capacidad de pensar y de comprender y manejar adecuadamente el mundo que nos

Rodea. Cuando esto se olvida y se convierten en finalidades en sí mismas, se descontextualizan y

Se alejan del universo real, pasando a recibir un tratamiento similar al que les concedían

12

Nuestros antepasados, para quienes -al-contrario de lo que les ocurre a nuestras alumnas y

Alumnos- la elucubración era una tarea libremente elegida. Faltos de contexto en que situarlos,

Los contenidos curriculares devienen, para gran parte del alumnado, en algo absolutamente

Carente de interés o totalmente incomprensible.

Si estos contenidos se vertebran, en cambio, en torno a ejes que expresan la problemática

Cotidiana actual y que pueden incluso constituir finalidades en sí mismos, se convierten en

Instrumentos cuyo valor es evidenciado por el alumnado y cuya utilidad aparece

Inmediatamente a sus ojos.

Mientras que saber Matemática, por ejemplo, no es a estos niveles una finalidad en sí

Misma, sí lo es el formar personas que apuesten por la paz, que defiendan la igualdad de

Derechos, que respeten las diferencias o que sepan mantenerse a sí mismas y a quienes les

Rodean en un buen estado de salud mental y física. Los temas que apuntan a, estos objetivos

Pueden diversificarse en centros de interés en torno a los cuales es posible trabajar todos los

Contenidos de las áreas curriculares. Si consideramos los contenidos de la enseñanza desde el

Punto de vista que nos ofrecen las materias transversales, es decir, como algo necesario para

Vivir en una sociedad como la nuestra, la disposición de cada una de las demás materias cambia,

Se resitúa y cobra un nuevo valor, el de ayudarnos a alcanzar unos macroobjetivos

Imprescindibles para vivir en una sociedad desarrollada y autoconsciente.

La vinculación entre las materias transversales y los contenidos curriculares da un sentido a

Estos últimos y los hace aparecer como instrumentos culturales valiosísimos para aproximar lo

Científico a lo cotidiano.

Carmen Pineda
Baja California, Méx...
Escrito por Carmen Pineda
el 20/11/2011

Si en lugar de considerar las materias curriculares como los ejes longitudinales en torno a

Los cuales giran los aprendizajes fundamentales, y los temas transversales como un

Complemento secundario que se entrecruza esporádicamente con ellos, damos a esta imagen un

Giro de noventa grados y llevamos este nuevo modelo hasta sus últimas consecuencias, nos

Encontraremos ante un concepto totalmente diferente de enseñanza.

Los temas transversales, que constituyen el centro de las actuales preocupaciones sociales,

Deben ser el eje en torno al cual gire la temática de las áreas curriculares, que adquieren así,

Tanto a los ojos del profesorado como del alumnado, el valor de instrumentos necesarios para la

Consecución de finalidades deseadas.

Ni en la Enseñanza Primaria ni en la Secundaria se encauzan los aprendizajes de las

Diferentes disciplinas a la consecución de especialistas en la materia. Nadie pretenderá, en estos

Niveles, enseñar Historia, Lengua, Matemática, Física, Dibujo o Música, para formar

Profesionales en estos campos, es decir, ninguna de estas materias constituye, en la enseñanza

Obligatoria, una finalidad en sí misma, sino que todas ellas son medios para alcanzar otras

Finalidades.

Sin embargo, dichas finalidades (como puede ser proporcionar una formación intelectual,

Desarrollar determinadas capacidades o adquirir conocimientos y destrezas útiles fuera del

ámbito escolar), no siempre se consiguen porque con excesiva frecuencia estas disciplinas no

Han conseguido perder el carácter de finalidades en sí mismas, heredado del espíritu que guiaba

La ciencia clásica.

Las materias curriculares son, pues, instrumentos a través de los cuales se pretende

Desarrollar la capacidad de pensar y de comprender y manejar adecuadamente el mundo que nos

Rodea. Cuando esto se olvida y se convierten en finalidades en sí mismas, se descontextualizan y

Se alejan del universo real, pasando a recibir un tratamiento similar al que les concedían

12

Nuestros antepasados, para quienes -al-contrario de lo que les ocurre a nuestras alumnas y

Alumnos- la elucubración era una tarea libremente elegida. Faltos de contexto en que situarlos,

Los contenidos curriculares devienen, para gran parte del alumnado, en algo absolutamente

Carente de interés o totalmente incomprensible.

Si estos contenidos se vertebran, en cambio, en torno a ejes que expresan la problemática

Cotidiana actual y que pueden incluso constituir finalidades en sí mismos, se convierten en

Instrumentos cuyo valor es evidenciado por el alumnado y cuya utilidad aparece

Inmediatamente a sus ojos.

Mientras que saber Matemática, por ejemplo, no es a estos niveles una finalidad en sí

Misma, sí lo es el formar personas que apuesten por la paz, que defiendan la igualdad de

Derechos, que respeten las diferencias o que sepan mantenerse a sí mismas y a quienes les

Rodean en un buen estado de salud mental y física. Los temas que apuntan a, estos objetivos

Pueden diversificarse en centros de interés en torno a los cuales es posible trabajar todos los

Contenidos de las áreas curriculares. Si consideramos los contenidos de la enseñanza desde el

Punto de vista que nos ofrecen las materias transversales, es decir, como algo necesario para

Vivir en una sociedad como la nuestra, la disposición de cada una de las demás materias cambia,

Se resitúa y cobra un nuevo valor, el de ayudarnos a alcanzar unos macroobjetivos

Imprescindibles para vivir en una sociedad desarrollada y autoconsciente.

La vinculación entre las materias transversales y los contenidos curriculares da un sentido a

Estos últimos y los hace aparecer como instrumentos culturales valiosísimos para aproximar lo

Científico a lo cotidiano.

Carmen Pineda
Baja California, Méx...
Escrito por Carmen Pineda
el 20/11/2011

Lean el siguiente libro... Es muy claro e interesante.

"Los temas transversales"

Por

María Dolors Busquets, Manuel Cainzos, Teresa Fernández, Aurora

Leal, Montserrat Moreno y Genoveva Sastre.