En este grupo En todos

Grupo de Pequeñas y grandes cosas de la vida

Adrian Villegas
Río Negro, Argentina
Escrito por Adrian Villegas
el 01/08/2011

La sinceridad no es sólo un proceso con otras personas, es una conexión propia, comprobar que lo que digo o hago es reflejo neto de lo que hay dentro, sea lo que sea, la falta de sinceridad propia lleva directamente al autoengaño. La verdad y la mentira son dos polos de la existencia humana, cada quien elige ser sincero o no, muchas veces la gente se acostumbra a mentir bajo ciertas situaciones.

Gracias osvaldo y Estela

Myriam Quirós Ch.
Licenciada en ciencias de la educación...
Escrito por Myriam Quirós Ch.
el 02/08/2011


La sinceridad es una virtud que posee el ser humano en si mismo, pero cada uno la utiliza de un modo distino dentro de su mundo de la individualidad, el ser sincero uno mismo es mostrarse sin mascaras ante la realidad.
El verdadero ser humano es el que se muestra tal como es en su estado propio mostrando con toda claridad todas sus virtudes y todos sus defectos.
La sinceridad significa expresarse con sencillez y veracidad, sin fingimientos, dejando de lado la hipocresía y la simulación. La sinceridad como valor se desarrolla en tres contextos: hacia uno mismo, hacia los demás y hacia la sociedad en general.
La sinceridad es imprescindible para establecer relaciones interpersonales en cualquier lugar, y para gozar de una óptima salud mental




Letty Mendo Alonso
Lic, en psicologia ceu
Escrito por Letty Mendo Alonso
el 02/08/2011

Osvaldo gracias por la invitacion a este debate, la sinceridad.




La sinceridad.

“Manifiesta, si es conveniente, a la persona idónea y en el momento adecuado, lo que ha hecho, lo que ha visto, lo que piensa, lo que siente, etcétera, con claridad, respeto a la situación personal o a la de los demás. ”

Para muchas personas, la sinceridad, no significa tener en cuenta las palabras “si es conveniente” y “a la persona idónea y en el momento adecuado”. Para que la sinceridad tenga sentido no puede tratarse de una comunicación al azar. La persona tiene que reconocer su propia realidad y poseerla en cierto grado, para luego comunicarla, de acuerdo con su discernimiento. Concretamente, la sinceridad debería ser gobernada por la caridad y por la prudencia.

¿Alguna vez has sentido la desilusión de descubrir la verdad?, ¿Esa verdad que descubre un engaño o una mentira? , seguramente que si; la incomodidad que provoca el sentirnos defraudados, es una experiencia que nunca deseamos volver al vivir, y a veces, nos impide volver a confiar en las personas, aún sin ser las causantes de nuestras desilusión.

Pero la sinceridad, como las demás virtudes, no es algo que debamos esperar en los demás, es un valor que debemos vivir para tener amigos, para ser dignos de confianza...

La sinceridad es una virtud que caracteriza a las personas por la actitud congruente que mantienen en todo momento, basada en la veracidad de sus palabras y acciones.

Para ser sinceros debemos procurar decir siempre la verdad, esto que parece tan sencillo, a veces es lo que cuesta más trabajo. Con aires de ser “francos” o “sincero”, decimos con facilidad los errores que cometen los demás, mostrando lo ineptos o limitados que son.

Pero no todo esta en la palabra, también se puede ver la sinceridad en nuestras actitudes. Cuando aparentamos lo que no somos, (normalmente es según el propósito que se persiga: trabajo, amistad, negocios, círculo social... ), se tiene la tendencia a mostrar una personalidad ficticia: inteligentes, simpáticos, educados, de buenas costumbres... En este momento viene a nuestra mente el viejo refrán que dice. “dime de que presumes... Y te diré de que careces”.

Cabe enfatizar que “decir” la verdad es una parte de la sinceridad, pero también “actuar” conforme a la verdad, es requisito indispensable.

El mostrarnos “como somos en realidad”, nos hace congruentes entre lo que decimos, hacemos y pensamos, esto se logra con el conocimiento y la aceptación de nuestras cualidades y limitaciones.

Ser sincero, exige responsabilidad en lo que decimos, evitando dar rienda suelta a la imaginación o haciendo suposiciones.

Para ser sincero también se requiere “tacto”, esto no significa encubrir la verdad o ser vagos al decir las cosas. Cuando debemos decirle a una persona algo que particularmente pueda incomodarla principalmente debemos ser conscientes que el propósito es “ayudar” o lo que es lo mismo, no hacerlo por despecho, enojo o porque “nos cae mal”, eso tiene otro nombre, y no es el de sinceridad, aunque lo que digas no falte a la verdad. Hay que encontrar el momento y lugar oportunos, esto último garantiza que la persona nos escuchará y descubrirá nuestra buena intención de ayudarle a mejorar.

En algún momento la sinceridad requiere valor, nunca se justificará el dejar de decir las cosas para no perder una amistad o el buen concepto que se tiene de nuestra persona. La persona sincera dice la verdad siempre, en todo momento, aunque le cueste, sin temor al que dirán.

Al ser sinceros aseguramos la amistad, somos honestos con los demás y con nosotros mismos, convirtiéndonos en personas dignas de confianza por la veracidad que hay en nuestra conducta y nuestras palabras. A medida que pasa el tiempo, esta norma se debe convertir en una forma de vida, una manera de ser confiables en todo lugar y circunstancia.

“La sinceridad y la humildad son dos formas de designar una única realidad”

Para ver la realidad de tal modo que sirva de base para una progresión personal, hace falta distinguir entre lo importante y lo secundario. Si la persona no quiere mejorar, si entiende la vida como una condición en que puede encontrar el placer y no le incumbe ningún esfuerzo de mejora en función de la finalidad última por la cual ha sido creado, distinguir entre lo importante y lo secundario no vale la pena.

La orientación podría venir por ver lo que es:

1. - Distinguir entre hechos y opiniones.

2. - Distinguir entre lo importante y lo secundario.

3. - distinguir a quién se debería contar qué cosas.

4. - Distinguir el momento oportuno.

5. - Explicar por qué.

La educación de la sinceridad básicamente supone la educación del tacto, de la discreción y de la oportunidad. Porque ser sincero no consiste en decir todo a todos y siempre.

El discernimiento será, como siempre, nuestra herramienta fundamental para dar sentido a esta virtud.



Luis Pozo Mesias
Economia universidad central del ecuad...
Escrito por Luis Pozo Mesias
el 02/08/2011

Muchas gracias por la invitacion al debate
considero que si una persona no es sincera, esta condición se reflejará permanentemente en su vida, en su trabajo, en sus manifestaciones de amistad, cariño, afecto y amor y alli llega el problema, pues él, podra engañar con sus actuaciones a todas las personas, pero engañarse a el mismo. Eso es imposible..

Stella Ramirez Dalmasso
Tratamiento de fondo del asma grindope
Escrito por Stella Ramirez Dalmasso
el 02/08/2011

Hola Osvaldo ,creo que la sinceridad,hoy es un valor no muy apreciado,hace un año me mintieron dos personas que conocia desde siempre,cuando los presente,empezaron una relacion amorosa ella casada y el divorciado,tambien un viejo amigo no se por que razon mintieron que no estaban juntos, si supuestamente eran mis amigos, immediatamente corte la amistad. La inteligencia tiene limites la estupidez no,. Un abrazo

Anna Guim Ber
Trabajadora familiar la fassina
Escrito por Anna Guim Ber
el 03/08/2011

Es la mejor palabra para la vida de una. Es la parte favorita sin juzgar,usando palabras correctas y sinceras,concretas sin esconder el alma.
A veces crea obstaculos por que no todo el mundo quiere escuchar.
Es la mejor nota para la musica y se puede ser sincero y discreto,prudente y no es necesario mentir para tener amigos.
Osvaldo grandes palabras en tu debate.
Precioso y directo,concreto y lleno de sentido.
Y tambien es importante no utilizar la sinceridad para hacer daño porque es critica no sinceridad.
Hay que observar no criticar.

Celiano Geovanny Torosine Pionce
Doctor en medicina y cirugía escuela d...
Escrito por Celiano Geovanny Torosine Pionce
el 04/08/2011

Sin cero: esto significa que uno tiene que hacer bien las cosas desde el uno hasta el nueve.

La sinceridad la debe llevar uno desde su intrerior para poder exteriorizarla. Va acompañada de la verdad. Muchas personas no pueden ser sinceras porque las ven como vichos raros y a veces causa dolor.

Si todos fuéramos sinceros, este mundo ser;ia mejor y nos llevaríamos como un solo ente.

Leonor Soriano Lomeli
Ingeniero en electronica esime culhuacan
Escrito por Leonor Soriano Lomeli
el 06/08/2011

Gracias por invitarme al debate,amigo Osvaldo te felicito por este debate,que nos hace reflexionar y nos motiva a expresarnos.

Yo creo que la sinceridad existe en todos nosotros,solo que dependiendo de las circunstancias y de las personas que nos interesan,es como se muestra nuestra sinceridad.

Vivo+en+vida Mieres T. De López
Pnfe aldea universitaria misión sucre
Escrito por Vivo+en+vida Mieres T. De López
el 07/08/2011

Elelente, cuando hablas de sinceridad, respeto la mayoria te dice aburrido y huyen de ti, pero lo importante, no es lo que piensen de ti, sino quien eres para ti mismo, si te sientes bien en verdad con tigo mismo y con lo que haces
Pues muchas veces, se oye decir me da pena lo que diga la gente, hoy precisamente oi a una señora, en el supermercado, y ella decìa, hay que pena me da con la gente, si despuès que estè en la caja y tenga que devolver mercancìa, por que no tenga completo el dinero, le dije: por que le da pena con la gente, ellos no le van a solucionar el problema, ademàs a uno no debe darle pena con la gente, debe darle pena con ud misma, no por que no tenga el dinero, sino la tristeza de no poderse llevar el artìculo, sin embargo otro `dìa serà y se lo podrà llevar.
Cuando suceda algo y las personas quieran que ud se sienta mal, piense para si misma: cada quien tiene su llaga podrida por dentro. Asi que yo trato de curarme la mìa cada dìa con el aprendizaje de mejorarme y sanarme de lo que conozco de mi y sinceramente acepto que debo superarlo... Los demàs ignoran o querràn ignorarse a si mismo , pues ese es su problema. No conozco a nadie por dentro pero si conozco lo que se mueve dentro de mi

Maria Davalos
Medicina alternativa diversas coferenc...
Escrito por Maria Davalos
el 07/08/2011

MUY CIERTO Y ATINADO TU DOCUMENTO,comulgo CON ESA IDEA,YA QUE SI NO VAS POR LA vida CAMINANDO CON SEGURIDAD,SEMBRANDO CON sinceridad Y RECOLECTAANDO con AUTENTICIDAD,los frutos de tu sinceridad,no podemos llamarle a ese lapso de tiempo VIDA. Un fuerte y sincero abrazo para tí y toda la comunidad.....

Eudes A Zambrano A
Geografía, facultad de ciencias forest...
Escrito por Eudes A Zambrano A
el 17/08/2011

El hecho es que el primer error grave que podemos cometer es no ser sincero con nosotros mismos, y por eso tienes rázón cuando afirmas de entrada que la sinceridad "es una cualidad que no se da en todas las personas", por lo que tenemos que formarla y cultivarla. Gracias por compartirlo.

Romulo Mieres
Antofagasta, Chile
Escrito por Romulo Mieres
el 02/10/2011

Lindos los mensajes

Rodolfo Zevallos Venegas
Administracion universidad san martín ...
Escrito por Rodolfo Zevallos Venegas
el 19/11/2014

La sinceridad es algo bueno que nos hace ser diferentes





Paula Kremenchutzky
Buenos Aires, Argent...
Escrito por Paula Kremenchutzky
el 31/10/2016

Hola, muy interesantes los escrito por ustedes, yo pienso que la sinceridad es la base fundamental, ineludible e indiscutible de toda relación sana y nutritiva, sin embargo estoy de acuerdo con la idea de que hay cosas que no se dicen en nombre de la "sinceridad" porque pueden lastimar mucho y quién las dice no creo que las diga en estado de inocencia inconciente, aunque concientemente lo sienta pertinente. Creo que esán las cosas "íntimas" y las cosas "privadas", las íntimas no se las cuento a cualquiera y las privadas no se cuentan. Ya somos grandes!.. Besos y abrazos de luz.


Emagister Responde
Barcelona, España
Escrito por Emagister Responde
el 02/11/2016

Hermoso debate. Nos alegra que se retome con nuevas participaciones :)

Luis Pérez Ponce
Phd en psicología organizacional y hum...
Escrito por Luis Pérez Ponce
el 02/11/2016

"La sinceridad a medias es una falsedad entera".

( Mahatma Gandhi )