En este grupo En todos

Grupo de Religión



La Relatividad, verdadera, de las piedras preciosas, diamantinas.

Javier
71-72 instituto goya (zaragoza)
Escrito por Javier Rubio Ortín
el 23/04/2011

La Relatividad verdadera de las piedras preciosas.

Una piedra preciosa, diamantina, es un objeto físico, que permanece igual así mismo, durante mucho tiempo, y por tanto, una piedra preciosa, diamantina, es un objeto físico, que posee, una inmutabilidad, muy, muy grande.

Y por tanto, una piedra preciosa, diamantina, es un objeto físico, para el cual, no transcurre el tiempo, apenas, nada, en su interior (Si se coloca, dentro de una piedra preciosa, un reloj cronómetro, mide un tiempo, muy, muy dilatado).

Y por tanto, una piedra preciosa, diamantina, es un objeto físico, que posee, una dimensión temporal, muy, muy dilatada, es decir, una dimensión temporal, eternizada.

Y una piedra preciosa, diamantina, es esencialmente, un poliedro, es decir, es un objeto sólido, que está hecho, de una magnitud implosiva (x, y, z ) (0, 0, 0)), enorme, la mayor de toda la Creación, y por tanto, una piedra preciosa diamantina, es esencialmente, el COSMOS, CONTRAÍDO, espacialmente hablando, en una mayor, o en una menor, medida.

X = Largo, Y = Ancho, Z = Alto.

Y por tanto, una piedra preciosa diamantina, es la manifestación clara y precisa, de la Relatividad verdadera (Contracción del Cosmos, y dilatación de la temporalidad).

Y una piedra preciosa, diamantina, es un frigorífico verdadero, es decir, es un frigorífico, que solidifica (No congela, no enfría), a los objetos físicos, que se cobijan, en su interior.

Y por tanto, una piedra preciosa diamantina, es el único objeto físico, que es capaz, de controlar, el fuego, en su interior, perfectamente, y sin problemas, y por tanto, todos los Reactores nucleares, deberían de construirse, en forma de piedras preciosas, diamantinas, para que fueran, unos Reactores, completamente seguros.

Y por tanto, una piedra preciosa, diamantina, es la expresión clara, de la existencia, de un porcentaje de Partícula-Frío, muy grande, y de la existencia, de un porcentaje de Onda-Calor, muy pequeño.

Y por tanto, una piedra preciosa, diamantina, es una materia, muy, muy dormida.

Y por tanto, una piedra preciosa diamantina, es un vegetal, sin evolucionar termodinámicamente, absolutamente nada, todavía, es decir, una piedra preciosa diamantina, es el único padre, de todos los vegetales, y de todos los animales.

Y por tanto, una piedra preciosa, diamantina, en forma de Tetraedro regular, ideal, es decir, una piedra preciosa, diamantina, de una dureza infinita, es el Dios Trinidad, y es por tanto, el Padre, de todo el conjunto de todas las personas, antes de que esas personas, habiten, dentro de la Creación.

……………………

Piedras preciosas, artificiales.

Si las personas, somos capaces, de fabricar, un poliedro, sabemos también, construir una piedra preciosa, diamantina, al mismo tiempo, es decir, en ese caso, las personas, sabemos construir, a una cierta Relatividad, verdadera, más o menos grande, y cuanto más perfecto, sea el poliedro, que construyamos, es decir, cuanto más, se parezca, dicho poliedro, a un Tetraedro regular perfecto (Inmutabilidad absoluta o Dios Trinidad), más contracción del Cosmos, y una mayor dimensión temporal, dilatada, construimos, y por tanto, un mayor porcentaje de Relatividad verdadera, sabemos construir, las personas.

Los poliedros, pues, renuevan interiormente, es decir, transmutan alquímicamente, en sus interiores, el Cosmos, hacia una mayor dureza-sueño-incremento de la felicidad humana-incremento del Espíritu humano-incremento del Carbono, y por tanto, los interiores de los poliedros, son capaces de curar, a todas las enfermedades humanas, es decir, son capaces, de eternizar, a las vidas humanas, es decir, son capaces, de hacer, que las personas, se parezcan, más y más, al Dios Trinidad (Piedra preciosa, en forma de Tetraedro regular, ideal), hasta hacerse, una sola cosa, con Él.

¡¡¡Y por este motivo, los Carros de fuego, o Nubes, del Reino de los cielos, son unos ovnis, enormes, de tamaño espacial, en forma de unas grandes Pirámides, tetraédricas!

¡¡¡En estos ovnis piramidales (Piedras preciosas), vinimos todas las personas, al planeta Tierra, hace unos diez mil años, y por medio de estos ovnis piramidales (Piedras preciosas), volveremos las personas, a nuestra verdadera casa, que no es otra, que el Reino de los cielos, el Cielo, y la Eternidad!

………………………………….