En este grupo En todos

Grupo de Seguridad privada



LA PREVENCIÓN Y CONTROL DE PÉRDIDAS: ¿PIVOTE EN EL SISTEMA DE PROTECCIÓN INTERNA?

ALBERTO JORGE
Tecnicatura superior en seguridad priv...
Escrito por Alberto Jorge Silbersztein
el 28/12/2012

Hasta mediados de la pasada década de los ’60, la SEGURIDAD PRIVADA tenía pocos clientes, y éstos no pretendían demasiado de tales servicios de vigilancias. Eran tiempos de vacas gordas… sea para el empresariado, por los cómodos márgenes de rentabilidad resultantes de producciones y ventas altas; sea para los estados, por los altos impuestos que podían recaudar a partir de tales movimientos privados.

Hasta entonces, a ningún empresario le preocupaba demasiado todo aquello que se dañare ó se desapareciere…, y si bien tales perjuicios aparecían en los inventarios, resultaban usualmente obviados en los cierres contables.

Sin embargo, la irrupción de los EE. UU. En el conflicto del sudeste asiático (Vietnam, Camboya, Laos) tras el vergonzoso fracaso y abandono por parte de Francia, sumado a una serie de muy sonados fiascos financieros privados, hicieron tambalear las bases de varias de las economías líderes.

Los respectivos gobiernos salieron a sostener sus establishment… , de modo de evitar que los bancos, financieras y aseguradoras sufrieran una abrupta caída al más puro estilo del desastre ya vivido durante los previos años ’30…, y el feroz drenaje a los erarios barrió con los presupuestos destinados al estado benefactor implantado a fines de la 2ª Guerra Mundial, resultando en masivos despidos públicos, recortes en la educación y la sanidad pública, y en la drástica reducción de los subsidios a la marginalidad.

Todo esto tuvo lógicas y rápidas repercusiones:

1º) a nivel social: a) mermó notoriamente el poder de compra de una gran parte del público consumidor medio y bajo; b) aumentó la pobreza y la marginalidad.

2º) a nivel empresarial: a) el público hizo severos recortes en la adquisición de productos de las primeras marcas; b) el público se alejó de las grandes cadenas del autoservicio, en busca del refugio momentáneo del pequeño comerciante de cercanía; c) surgió un fuerte incremento del delito menor y la rapiña dentro de los locales de atención a público.

La ecuación producción-venta/beneficio dejó de “cerrar” y el foco de las miradas del empresariado viró:

A) en busca de fidelidad clientelar , las grandes empresas debieron afrontar: severos reajustes en sus presupuestos publicitarios; también, el implementar una fuerte política de precios promocionales, y de ofertas sorpresa.

B) tratando de minimizar la severa sobrecarga en las mermas por arrastre de su otrora natural descontrol por los daños y perjuicios , y ahora notoriamente incrementados por el aumento de las acciones delictivas externas e internas…

Fue allí que se acuño aquella conocida expresión: GANAR MÁS, PERDIENDO MENOS, que vino acompañada de una implementación generalizada de procesos de protección más específicos y complejos, la prevención planificada y el control sistematizado .

Desde entonces que -para una infinidad de ramos del quehacer privado…, en especial aquellos rubros en donde los bienes/valores resulten demasiado atractivos, que sean de simple escamoteo, disimulo y extracción, y que puedan generar una rentable reducción final- la Prevención y Control de Pérdidas (popularmente la lucha contra la merma ) se instaló como un eje referencial en derredor del cual hacer girar toda la Protección de Contenidos (sean éstos monetarios, mercancías, materias primas, insumos, etc. , así como sistemas, máquinas y equipamientos de trabajo), e incidiendo fuertemente en el diseño de la Protección de Instalaciones Fijas y de Logísticas que contengan a todos los demás antes referidos.

Así, lo que en alguna época fue una rama menor , casi una exquisitez de los entendidos, el devenir de la historia lo llevó a trocarse en el PIVOTE DEL SISTEMA DE PROTECCIÖN INTERNA en empresas de diversos rubros industriales, logísticos y/o de servicios.

PARA UDS., ¿CÓMO SE LO VE?