En este grupo En todos

Grupo de Una Luz en el Camino



LA PACIENCIA

Tere
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 28/09/2012

LA PACIENCIA

La paciencia según San Agustín “ es la virtud por la que soportamos con animo sereno los males”. Esta virtud lleva a soportar con buen animo por amor de Dios, sin quejas los sufrimientos físicos y morales de la vida. Continuamente nos vemos en situaciones en que debemos ejercitar esta virtud , en cosas que a veces no parecen tan importantes, por ejemplo aceptar que una determinada cosa no salga como queremos, el carácter de una persona con la que convivimos en el trabajo, aglomeraciones en el tráfico. Dice Hortensia Galvis “que parece como si la vida en este plano estuviera diseñada especialmente. Para que aprendamos a tener paciencia. La necesita nuestra madre, desde el momento en que queda embarazada y debe esperar nueve meses para ver su fruto. Durante el recorrido entre el nacimiento y la muerte nos esperan muchas experiencias y posibilites y curiosamente

cada situación por separado requiere de paciencia para alcanzar el éxito”.

Leí en la red un simple cuento que sirve para que comprendamos que ocurre cuando perdemos la paciencia :

Es la historia de un muchachito que tenía muy mal carácter. Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, debería clavar un clavo detrás de otro detrás de la puerta. El primer día el muchacho clavó 37 clavos detrás de la puerta. Las semanas que siguieron, a medida que el aprendía a controlar su genio clavaba cada vez menos clavos detrás de la puerta. Descubrió así que era mas fácil controlar su genio que clavar clavos. Llegó el día que Pudo controlar su carácter durante todo el día. Después de informar a su padre, éste le sugirió que retirara un clavo cada día que lograra controlar su carácter. Los días pasaron y el joven pudo anunciar a su padre que no quedaban mas clavos para retirar de la puerta… Su padre lo tomó de la mano y lo llevó hasta la puerta. Le dijo “ has trabajado duro hijo mio, pero mira todos esos hoyos en la puerta. Nunca mas será la misma. Cada vez que tu pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aquí ves”. Tu puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas lo devastará y la cicatriz perdurará siempre”. Una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa “

De esto podemos sacar muchas enseñanzas , y cada uno de nosotros opinará al respecto.

https://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcS5tddhmcrHC0Yg9o1iG9CfSoTCcsLfcomj44hcAmp01P63Sv_ZKQ





Halide Vasquez De Alzate
Texas, Estados Unidos
Escrito por Halide Vasquez De Alzate
el 28/09/2012

"La paciencia" otro fruto del Espritu Santo, y como tal, solo lo logramos a traves de una muy buena relacion, con Dios.

Gracias amiga.. Un abracito y bendiciones.

Luis
Escrito por Luis
el 28/09/2012

Frases de paciencia:
La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces.
Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea.
Cuando fuiste martillo no tuviste clemencia, ahora que eres yunque, ten paciencia.
La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte.
No confundas la paciencia, coraje de la virtud, con la estúpida indolencia del que se da por vencido.
Si he hecho descubrimientos invaluables ha sido más por tener paciencia que cualquier otro talento.
Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano.
El que sube una escalera debe empezar por el primer peldaño.
Quien quiere acertar, aguarda.

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 28/09/2012

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 28/09/2012

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 28/09/2012

Jeremias Candelo Valencia
Licenciatura en química universidad de...
Escrito por Jeremias Candelo Valencia
el 28/09/2012

La paciencia es uno de los mejores caminos para alcanzar nuestros propositos; por eso:

"La paciencia es un arbol de raíces amargas pero de frutos dulces".

Luis
Escrito por Luis
el 28/09/2012

Luis Pozo Mesias
Economia universidad central del ecuad...
Escrito por Luis Pozo Mesias
el 29/09/2012

Letty Mendo Alonso
Lic, en psicologia ceu
Escrito por Letty Mendo Alonso
el 30/09/2012


La paciencia.

La paciencia no es pasividad ante el sufrimiento, no reaccionar o un simple aguantarse: es fortaleza para aceptar con serenidad el dolor y las pruebas que la vida pone a nuestra disposición para el continuo progreso interno.

A veces las prisas nos impiden disfrutar del presente. Disfrutar de cada instante sólo es posible con unas dosis de paciencia, virtud que podemos desarrollar y que nos permitirá vivir sin prisas. La paciencia nos permite ver con claridad el origen de los problemas y la mejor manera de solucionarlos.

La paciencia es la virtud por la que soportamos con ánimo sereno los males y los avatares de la vida, no sea que por perder la serenidad del alma abandonemos bienes que nos han de llevar a conseguir otros mayores.

La paciencia es una virtud bien distinta de la mera pasividad ante el sufrimiento; no es un no reaccionar, ni un simple aguantarse: es parte de la virtud de la fortaleza, y lleva a aceptar con serenidad el dolor y las pruebas de la vida, grandes o pequeñas. Identificamos entonces nuestra voluntad con la de esa “chispa” divina de la que procedemos, y eso nos permite mantener la fidelidad en medio de las persecuciones y pruebas, y es el fundamento de la grandeza de animo y de la alegría de quien está seguro de hacer lo que le dicta su propia conciencia.

La paciencia es un rasgo de personalidad madura. Esto hace que las personas que tienen paciencia sepan esperar con calma a que las cosas sucedan ya que piensan que a las cosas que no dependen estrictamente de uno hay que darles tiempo.

La persona paciente tiende a desarrollar una sensibilidad que le va a permitir identificar los problemas, contrariedades, alegrías, triunfos y fracasos del día a día y, por medio de ella, afrontar la vida de una manera optimista, tranquila y siempre en busca de armonía.

Es necesario tener paciencia con todo el mundo, pero, en primer lugar, con uno mismo.

Paciencia también con quienes nos relacionamos más a menudo, sobre todo si, por cualquier motivo, hemos de ayudarles en su formación, en su enfermedad. Hay que contar con los defectos de las personas que tratamos –muchas veces están luchando con empeño por superarlos-, quizá con su mal genio, con faltas de educación, suspicacias... Que, sobre todo cuando se repiten con frecuencia, podrían hacernos faltar a la caridad, romper la convivencia o hacer ineficaz nuestro interés en ayudarlos. El discernimiento y la reflexión nos ayudará a ser pacientes, sin dejar de corregir cuando sea el momento más indicado y oportuno. Esperar un tiempo, sonreír, dar una buena contestación ante una impertinencia puede hacer que nuestras palabras lleguen al corazón de esas personas.

Paciencia con aquellos acontecimientos que llegan y que nos son contrarios: la enfermedad, la pobreza, el excesivo calor o frío... Los diversos infortunios que se presentan en un día corriente: el teléfono que no funciona o no deja de comunicar, el excesivo trafico que nos hace llegar tarde a una cita importante, el olvido del material del trabajo, una visita que se presenta en el momento más inoportuno. Son las adversidades, quizá no muy trascendentales, que nos llevarían a reaccionar quizá con falta de paz. En esos pequeños sucesos se ha de poner la paciencia.


Luis
Escrito por Luis
el 08/10/2012

Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 10/10/2012

Gracias Luis, hermosa palabra compuesta de paz y ciencia.

Si lo analizamos ambas ponen una cuota al 50% para alcanzar los objetivos más nobles, lo impensable, lo profundo, lo que es difícil de conseguir.


Luego te llego, ahora ando enredada e impacienciente.



PURA VIDA!


Pauly



Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 10/10/2012

La paciencia le permite al ser humano una mejor etapa de concentración, mayor capacidad de análisis,un alto grado de capacidad para enfrentar los problemas, desmenuzarlos y resolverlos.

Una persona paciente es más capaz de efectuar un trabajo nítido, de proporcionar un trato más cálido, de dedicar mejor calidad de tiempo a los proyectos que se propone emprender.


PURA VIDA!


Pauly