En este grupo En todos

Grupo de Tanatologia



La muerte no existe

COLOMBIA LINDA
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 02/11/2010

Que es lo que pasa

Mandar esta entrada Mandar esta entrada 7:

Con nosotros cuando morimos?

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 02/11/2010

*La muerte no existe somos atomos reciclados? *La muerte no existe, existe un renacimiento?

*La muerte es solo la muesrte de nuestro ego?

Desaparece el alma con la muerte?




Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 03/11/2010

El Ello es la eterna crisálida. El Tú es la mariposa eterna”


¿Qué es la crisálida?... Por ejemplo, mi número de D.N.I, mi uniforme, mi cuenta en el banco, es mi trabajo anónimo y monótono, la cifra insignificante de las estadísticas, el retrato abstracto de una ciencia que primero me niega para luego descubrirme y devolverme la libertad de sentirme a mí mismo, como si de una nueva religión se tratara donde el pecado es la libertad indemostrada, el sentido propio de ser humano frente al orden mineral e isomórfico. La crisálida es el rol y el status, el cliché delimitador, el orden aprisionador e irrespirable, lo uniformizador y lo unidimensional. La víctima anhelada por un verdugo, el esclavo que necesita un amo y viceversa.... La crisálida es la lógica que no permite la discrepancia ni la diversidad. Es la obediencia debida a otros, nunca el respeto por uno mismo. La crisálida es en definitiva la alienación, donde alguien pierde el sentido de sí mismo, su emotividad única, su propio sentido de la realidad. Aquello que me reduce y me convierte en objeto y mercancía para los otros o incluso para mí mismo.

¿Qué es la mariposa?........ Quizás la pregunta esté mal hecha pues creo que debería decir ¿Quién es la mariposa?... Entonces el juego de decir y descubrir empieza, porque la mariposa sólo puede ser un Tú que no es un Ello. Sujeto que no es Objeto. Tú es Alguien concreto, con rostro, que no tiene porque parecerse a nadie, ni ser definido por su D.N.I, ni por el color de su piel como un mineral, ni por su composición química, ni por su emotividad comparada, ni por su nivel económico, ni por un test de inteligencia o de anormalidad construido con un Ello colectivo a modo de Tabula Rasa, por ejemplo.... Porque escaparía a todas estas definiciones, siempre sería Alguien más que transciende esos límites..... Cuyo conocimiento sólo podría darse en una relación personal y no abstracta, una relación Yo y Tú. La mariposa con su misterio inefable sólo obedecería a sí misma, es decir, sería sujeto de su ser, de su íntima esencia. Su corazón podría definirse con otras metáforas como el Tao, la Flor de Oro, El Ave Fénix que muere como crisálida y renace como mariposa, el niño de Nietzsche que antes fue camello y león para liberarse de su pesada carga de crisálida. También el personaje de Puccini, Mdame. Butterfly tiene parecidas resonancias, en este caso la mariposa decide morir preservando su propio sentido del amor y de su autenticidad, frente al “Ello de la eterna crisálida” que encarna Pinkerton.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 03/11/2010

El ser humano es la eterna contradicción entre la crisálida y la mariposa: el orden y la libertad, detenerse o crecer.... La seguridad y el riesgo.... Un profundo conflicto entre opuestos que cada uno resuelve de una manera personal.

Quizás los seres humanos somos la frontera y el límite que debe ser transcendido como vocación. Somos indeterminación ( el “apeiron” de los griegos), el deseo incolmable de Lacan (como unas raíces al viento buscando el horizonte).


Tránsito de crisálida a mariposa, metamorfosis inesperada, camino único e irrepetible, con su propio tempo y lógica ilógica para otros. Oscura tiniebla incluso para nosotros mismos. Tránsito entre el tiempo de ser crisálida y el tiempo de ser mariposa.

A veces es tal el esfuerzo necesario para renacer que nos da miedo y todo se retrasa, hasta que nos cansamos del mismo miedo que alguna vez fue acogedor, hastiados de sus profundas secuelas que nos hacen perder nuestro propio sentido de no ser sólo crisálida. Tensión entre la seguridad mortecina y vacía, y la libertad llena de angustia.

A veces un animal indómito se despierta en nuestros corazones con vocación de más vida y libertad para ser y reclama su tiempo vivido, y todo resulta más maravillosamente fácil de lo que pensamos, es la Primavera que ocurre, incluso sin buscarla.

También la historia colectiva está hecha de momentos de crisálidas y momentos de mariposas, porque está impregnada de esa misma cualidad de cada ser humano de ser un nómada imposible de sí mismo, camino y senda que se abre en el tiempo para encontrar su sentido.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 04/11/2010

Me pregunto que son de los muertos asesinados'? A donde iran? Sera ese su karma? O se comete un error?

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 04/11/2010

A donde va el alma de las personas que asesinan'?

A sonde va el alma de las personas que se suicidan?

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 01/12/2010

El temor a la muerte

El temor a la muerte hace que se prefiera ignorarla, no pensar en ella y rechazarla como la enemiga de la vida. Para los materialistas la muerte significa la supresión total de la vida, ya que al desintegrarse el cuerpo con su cerebro, la inteligencia que lo habita desaparece también. Pero nuestra mente no es el cerebro, éste es el instrumento del que se sirve aquélla para expresarse en esta dimensión. La vida en realidad es eterna, es decir que la que actualmente experimentamos no es más que una mínima parte de nuestra existencia, de todo ese proceso vital de evolución en el que estamos inmersos. De esto resultaría que nuestra vida no esta limitada a un solo pasaje sobre la tierra sino a todo un proceso evolutivo de perfeccionamiento.

En los últimos años se han dado cada vez con mayor frecuencia casos de personas que, después de haber sido declaradas clínicamente muertas, vuelven a la vida. Los investigadores de estos casos, como el Dr. Raymond Moody, el Dr. Melvin Morse, el Dr. Kenneth Ring y muchos otros, han recopilado los relatos de estas experiencias que coinciden de manera asombrosa, aportando datos fascinantes sobre lo que llamaríamos el umbral de la muerte. Estos informes hablan de que al producirse la muerte clínica el individuo se desprende del cuerpo físico al que puede observar desde cierta distancia. A continuación son llevados por un túnel hacia una luz maravillosa de la cual emana una sensación de paz y amor indescriptibles. La libertad y el gozo que experimentan en ese estado les hace desear no regresar a la existencia terrestre pero, por diferentes razones, hay algo que los impele a volverse a limitar en el vehículo corporal que habían abandonado.

Todos los que han pasado por una experiencia similar sufren una transformación radical en sus vidas. El temor a la muerte desaparece, dando lugar a la toma de conciencia del verdadero sentido de la vida en la que lo más importante es actuar con AMOR. Su incursión en ese otro plano de realidad los acerca al conocimiento del auténtico objetivo de la vida terrestre, que es el aprendizaje y la superación

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 01/12/2010

LA MUERTE NO EXISTE

En realidad nada muere, porque nuestro verdadero ser nunca cambia. Nuestro cuerpo es únicamente un vestido que utilizamos temporalmente para expresarnos en el plano físico, pero cuando ya es inútil, cuando ha cumplido su cometido, se desecha y vuelve a los elementos de la tierra de los que se formó originalmente. El cuerpo no es más que un instrumento y es ilusorio como todo el mundo tridimensional, por lo tanto, al no tener existencia real y perenne no puede en realidad ni "vivir" ni "morir". Lo que tiene vida es la conciencia y ésta nunca muere. En el momento de la muerte sólo se retira de su habitación temporal y pasa a otro plano mucho más real que el ilusorio mundo físico. Lo que tiene vida verdadera siempre la tendrá, lo que está vivo nunca muere. Morir no es más que renacer a otro plano de conciencia o realidad de otra frecuencia vibratoria.

Aunque en las diferentes religiones se predica el concepto de la supervivencia del alma y que la identidad del hombre es independiente del cuerpo físico, no les interesa estudiar casos en los que parece haber comunicación entre los vivos y los muertos. A esto le llaman espiritismo y le dan una connotación negativa.

Lo que hacemos, en conjunto con el plano espiritual, es prestarnos como instrumentos para ayudar a los que se encuentran en el atolladero del Bajo Astral, ya que al estar ellos más cerca de la vibración terrestre nuestra ayuda les llega más fácilmente. La enorme diferencia con la práctica espiritista estriba en que ésta busca el contacto con los desencarnados para seguir atendiendo a las preocupaciones del plano terrenal y no para ayudarlos a que se eleven a los planos espirituales que les corresponden.

Esta actuación hace que el difunto se enfrente al dilema de seguir ocupado en lo que acaba de dejar y continuar vibrando en esa frecuencia o elevarse adonde le corresponde en su nuevo estado. Es, además, peligroso, puesto que las almas invocadas que ya no se encuentran en el Bajo Astral, son suplantadas por seres de muy baja vibración que gozan con hacer creer que son las personas requeridas y únicamente provocan obsesión en los deudos, llevándolos en ocasiones a situaciones en extremo negativas. Por esta misma razón nunca buscamos el contacto con un alma determinada sino que únicamente aceptamos, bajo la protección de nuestros guías, la comunicación con los que se nos presentan para pedir ayuda.

Muchas civilizaciones hablan de que después de la muerte se ha de pasar el río, un túnel o cualquier otra analogía que signifique el paso de un lugar a otro, de una realidad a otra completamente diferente. Todo obedece a la frecuencia vibratoria del pensamiento y pasar al otro lado del río o del túnel significa el cambio de vibración necesario para alcanzar el mundo espiritual. Los que no lo pasan o no lo logran es simplemente porque su atención está todavía puesta en la realidad del mundo terrenal que acaban de dejar y no ven la luz del mundo espiritual que siempre está ahí a la espera de recibirlos. Ya sea que no realicen que han muerto, que tengan miedo del castigo del que se les ha hablado durante su vida en el plano físico, que crean que se encontrarán con la nada o que estén sumamente apegados a sus pertenencias y afectos. Todo esto y otras razones más les impiden verla.

El castigo no existe, sólo el efecto de nuestros pensamientos y como podremos ver, la infinita misericordia de Dios que acoge a cada uno de sus hijos con su amor inconmensurable

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 20/12/2010

La Muerte NO EXISTE

La Abuela Margarita, curandera y guardiana de la tradición maya, se crió con su bisabuela, que era curandera y milagrera. Practica y conoce los círculos de danza del sol, de la tierra, de la luna, y la búsqueda de visión. Pertenece al consejo de ancianos indígenas y se dedica a sembrar salud y conocimiento a cambio de la alegría que le produce hacerlo, porque para sustentarse sigue cultivando la tierra. Cuando viaja en avión y las azafatas le dan un nuevo vaso de plástico, ella se aferra al primero: ‘No joven, que esto va a parar a la Madre Tierra’. Rezuma sabiduría y poder, es algo que se percibe con nitidez. Sus rituales, como gritarle a la tierra el nombre del recién nacido para que reconozca y proteja su fruto, son explosiones de energía que hace bien al que lo presencia; y cuando te mira a los ojos y te dice que somos sagrados, algo profundo se agita.


Ella nos dice: ‘Tengo 71 años. Nací en el campo, en el estado de Jalisco (México), y vivo en la montaña. Soy viuda, tengo dos hijas y dos nietos de mis hijas, pero tengo miles con los que he podido aprender el amor sin apego. Nuestro origen es la Madre Tierra y el Padre Sol. He venido a la Fira de la Terra para recordarles lo que hay dentro de cada uno.


- ¿Dónde vamos tras esta vida?
- ¡Uy hija mía, al disfrute! La muerte no existe. Las muerte simplemente es dejar el cuerpo físico, si quieres.


- ¿Cómo que si quieres…?
-Te lo puedes llevar. Mi bisabuela era chichimeca, me crié con ella hasta los 14 años, era una mujer prodigiosa, una curandera, mágica, milagrosa. Aprendí mucho de ella.


-Ya se la ve a usted sabia, abuela.
-El poder del cosmos, de la tierra y del gran espíritu está ahí para todos, basta tomarlo. Los curanderos valoramos y queremos mucho los cuatro elementos (fuego, agua, aire y tierra), los llamamos abuelos. La cuestión es que estaba una vez en España cuidando de un fuego, y nos pusimos a charlar.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 20/12/2010

Con quién?
-Con el fuego. ‘Yo estoy en ti’, me dijo. ‘Ya lo sé’, respondí. ‘Cuando decidas morir retornarás al espíritu, ¿Por qué no te llevas el cuerpo? ’, dijo. ‘ ¿Cómo lo hago? ’, pregunté.


-Interesante conversación.
-’Todo tu cuerpo está lleno de fuego y también de espíritu -me dijo-, ocupamos el cien por cien dentro de ti. El aire son tus maneras de pensar y ascienden si eres ligero. De agua tenemos más del 80%, que son los sentimientos y se evaporan. Y tierra somos menos del 20%, ¿Qué te cuesta cargar con eso? ’.


- ¿Y para qué quieres el cuerpo?
-Pues para disfrutar, porque mantienes los cinco sentidos y ya no sufres apegos. Ahora mismo están aquí con nosotras los espíritus de mi marido y de mi hija.
-Hola.
-El muertito más reciente de mi familia es mi suegro, que se fue con más de 90 años. Tres meses antes de morir decidió el día. ‘Si se me olvida -nos dijo-, me lo recuerdan’. Llegó el día y se lo recordamos. Se bañó, se puso ropa nueva y nos dijo: ‘Ahora me voy a descansar’. Se tumbó en la cama y murió. Eso mismo le puedo contar de mi bisabuela, de mis padres, de mis tías…


-Y usted, abuela, ¿Cómo quiere morir?
-Como mi maestro Martínez Paredes, un maya poderoso. Se fue a la montaña: ‘Al anochecer vengan a por mi cuerpo’. Se le oyó cantar todo el día y cuando fueron a buscarle, la tierra estaba llena de pisaditas. Así quiero yo morirme, danzando y cantando. ¿Sabe lo que hizo mi papá?


- ¿Qué hizo?
-Una semana antes de morir se fue a recoger sus pasos. Recorrió los lugares que amaba y a la gente que amaba y se dio el lujo de despedirse. La muerte no es muerte, es el miedo que tenemos al cambio. Mi hija me está diciendo: ‘Habla de mí’, así que le voy a hablar de ella.
-Su hija, ¿También decidió morir?


-Sí. Hay mucha juventud que no puede realizarse, y nadie quiere vivir sin sentido.
- ¿Qué merece la pena?


-Cuando miras a los ojos y dejas entrar al otro en ti y tú entras en el otro y te haces uno. Esa relación de amor es para siempre, ahí no hay hastío. Debemos entender que somos seres sagrados, que la Tierra es nuestra Madre y el Sol nuestro Padre. Hasta hace bien poquito los huicholes no aceptaban escrituras de propiedad de la tierra. ‘ ¿Cómo voy a ser propietario de la Madre Tierra? ’, decían.


-Aquí la tierra se explota, no se venera.
- ¡La felicidad es tan sencilla! , consiste en respetar lo que somos, y somos tierra, cosmos y gran espíritu. Y cuando hablamos de la madre tierra, también hablamos de la mujer que debe ocupar su lugar de educadora.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 20/12/2010

Cuál es la misión de la mujer?
-Enseñar al hombre a amar. Cuando aprendan, tendrán otra manera de comportarse con la mujer y con la madre tierra. Debemos ver nuestro cuerpo como sagrado y saber que el sexo es un acto sagrado, esa es la manera de que sea dulce y nos llene de sentido. La vida llega a través de ese acto de amor. Si banalizas eso, ¿Qué te queda? Devolverle el poder sagrado a la sexualidad cambia nuestra actitud ante la vida. Cuando la mente se une al corazón todo es posible. Yo quiero decirle algo a todo el mundo…


- ¿…?
-Que pueden usar el poder del Gran Espíritu en el momento que quieran. Cuando entiendes quién eres, tus pensamientos se hacen realidad. Yo, cuando necesito algo, me lo pido a mí misma. Y funciona.


-Hay muchos creyentes que ruegan a Dios, y Dios no les concede.
-Porque una cosa es ser limosnero y otra, ordenarte a ti mismo, saber qué es lo que necesitas. Muchos creyentes se han vuelto dependientes, y el espíritu es totalmente libre; eso hay que asumirlo. Nos han enseñado a adorar imágenes en lugar de adorarnos a nosotros mismos y entre nosotros.


-Mientras no te empaches de ti mismo.
-Debemos utilizar nuestra sombra, ser más ligeros, afinar las capacidades, entender. Entonces es fácil curar, tener telepatía y comunicarse con los otros, las plantas, los animales. Si decides vivir todas tus capacidades para hacer el bien, la vida es deleite.


- ¿Desde cuándo lo sabe?
-Momentos antes de morir mi hija me dijo: ‘Mamá, carga tu sagrada pipa, tienes que compartir tu sabiduría y vas a viajar mucho. No temas, yo te acompañaré’. Yo vi con mucho asombro como ella se incorporaba al cosmos. Experimenté que la muerte no existe. El horizonte se amplió y las percepciones perdieron los límites, por eso ahora puedo verla y escucharla, ¿Lo cree posible?


-Sí.
-Mis antepasados nos dejaron a los abuelos la custodia del conocimiento: ‘Llegará el día en que se volverá a compartir en círculos abiertos’. Creo que ese tiempo ha llegado.


Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 04/01/2011
lA MuERtE No eXisTe

El concepto de la muerte tal como se nos ha enseñado en nuestro mundo moderno occidental, no existe. No hay un final, solo una transformación, un cambio. Lo que llamamos real, es ilusión, un estado pasajero del alma que se experimenta en una nueva forma. El cambio de lo físico a lo no-físico es solo eso, un cambio. Es el regreso a nuestro estado original, el alma, el espíritu.

Por lo tanto, lo que se nos ha enseñado que es la muerte: ‘el final’, ‘la separación’ ,no es sino la liberación del alma de su estado físico. Es quitarse este cuerpo, que es la nave temporal, que usamos para navegar esta ‘realidad’.

Cuando perdemos un ser querido, perdemos de perspectiva a quien lloramos y nuestra parte humana asocia el cuerpo con la esencia del ser que conocimos, pero si nos detenemos a pensar, ese cuerpo del que disponemos, al que le hacemos una ceremonia, el que algunos besan y abrazan, NO ES nuestro ser amado. Es uno de tantos vestidos que ha usado en sus muchos viajes a esta y otras realidades. Muchas veces fue varón, otras mujer, blanco, negro, indio o hasta esquimal. ¿Y que más da? Si solo fue un papel a interpretar en este ‘teatro’ que llamamos vida.

Pero la Vida, la verdadera Vida, no tiene fin. Salimos del Padre/Madre que siempre ha sido y siempre será, cobramos consciencia de ser independientes y cuando lo quisimos, cuando lo decidimos, comenzamos nuestros viajes. Y cada viaje ha sido único, diferente, según nuestra elección. Y en cada viaje estrenamos ‘traje nuevo’. Hasta que tuvimos suficiente, hasta que decidimos regresar. Y dejamos el ‘traje’ atrás

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 04/01/2011

Con todo esto no quiero menospreciar el dolor de alguien que sufre una pérdida, todo lo contrario: quiero aliviarlo. Con el mayor de los respetos quiero ayudarte a ver todo, que parece tan terrible, un poco desde otra perspectiva. Tu ser querido no sufre más, no hay dolor, no hay castigo ni infierno. Tu ser querido está bien, muy bien, quizás puede que al principio esté un poco confundido, si no estaba preparado, pero te garantizo que recibirá ayuda. El Yo Superior y los Guías llegan a orientar.

No digo que no duela la separación, puede doler, y si nos damos un tiempo, sanaremos. Si en lugar de imaginar nuestro ser amado sufriendo, lo hacemos disfrutando de la mas hermosa de las libertades, sanaremos más pronto. Démonos tiempo para asimilar lo que ha acontecido. Démonos un tiempo para acostumbrarnos a la ausencia física de nuestro ser amado. Pensemos que se fue de viaje y que la está pasando de maravilla. Tomemos tiempo a solas para pensar en ellos y dejemos que sus recuerdos nos inunden. Si hay que llorar se llora, no hay nada malo con llorar. Háblale, y dile que lo extrañas y lo extrañarás, dejando ir la angustia. Entonces haz silencio y permítete sentir su presencia, su amor por ti. Repite esto cuantas veces necesites, entendiendo que es un proceso. Si tu dolor es demasiado, busca ayuda. Es de sabios decir “no puedo solo”. Todos en algún momento lo necesitamos.

Honra la vida del ser amado recordando los buenos momentos y déjalo ir con amor.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 04/01/2011

POR FAVOR SERIA MAGNIFICO QUE COMPARTIERAMOS EXPERIENCIAS SOBRE AQUELLOS , QUE LLORAMOS NUESTROS MUERTOS. Por el momento tengo experiencias que referirles;
A mi prima se le murio el hermano, ella se hallaba lejos en otra ciudad cuando el murio, Ella lloraba y lloraba la muerte de su hermano, estaba totalmente deprimida. Duro aproximadamente llorando sin descanso la muerte de su hermano un mes; en la cual empezo a ver a su hermano en sus sueños, donde le decia que estaba muy bien, hasta la llevo en sus sueños hasta donde estaba. El hermano le dijo que orara por el y que no lo llorara, que lo dejara descansar.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 04/01/2011

A una vecina se le murio su hijo de 8 años aproximadamente, de una enfermedad de la medula; ella tambien lloraba y lloraba y asi hasta que un tiempo; se le aparecio el niño y le dijo ,que no lo llorara que el estaba bien , que el estaba con Jesus

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 04/01/2011

Tengo muchas anecdotas similares , que me han contado: pero por el momento , me seria agradable que alguien opinara al respecto o contara alguna historia parecida.
Muchisimas gracias

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 28/01/2011
Un minuto después de la muerteRusty Wright

"Me estaba muriendo. Escuché cuando doctor me declaró muerto. Mientras estaba acostado en la mesa de operaciones del hospital grande, un zumbido fuerte y rudo comenzó a retumbar en mi cabeza. Al mismo tiempo, sentí que me estaba moviendo a lo largo de un túnel largo y oscuro. Entonces, de pronto, ¡Me encontré fuera de mi cuerpo físico! Como un espectador, observé los intentos desesperados del doctor por revivir mi cadáver.

"Pronto... Me encontré con un "ser" de luz que me mostró una recapitulación instantánea de mi vida y me ayudó a evaluar mis hechos pasados.

"Finalmente entendí que mi tiempo de morir no había llegado aún y que tenía que regresar a mi cuerpo. Me resistí, porque había encontrado que mi experiencia después de la muerte había sido bastante placentera. Pero, sin embargo, de alguna forma me reuní con mi cuerpo físico y viví" {1} Muchas personas han informado de experiencias cercanas a la muerte (ECM). ¿Qué quieren decir? ¿Qué ocurre cuando nos morimos?

Mientras escribía un libro sobre este tema, entrevisté a gente con historias fascinantes. Una mujer en Kansas desarrolló complicaciones luego de una cirugía mayor. Sintió que se levantaba del cuerpo, volando a través del espacio, y oyó voces celestiales antes de volver a su cuerpo.

Un hombre de Arizona, en coma cinco, meses después de un accidente de motocicleta, dijo que había visto a su padre muerto y había hablado con él.

Varias teorías tratan de explicar estas ECM. Las explicaciones fisiológicas sugieren una causa física - tal vez un golpe en la cabeza o falta de oxígeno en el cerebro. Las explicaciones farmacológicas apuntan a las drogas o a la anestesia. Las explicaciones psicológicas proponen causas mentales, tales como mecanismos de defensa o cumplimiento de deseos. Las explicaciones espirituales citan a las ECM como preludios de la vida posterior, ya sea genuinos (si son divinos) o distorsionados (si son demoníacos). Las aplicaciones de estas teorías pueden ser complejas. {2} Durante mis años de estudiante en la Universidad de Duke, el estudiante en la pieza al lado de la mía fue alcanzado por un rayo y murió en forma instantánea. Durante cuatro días nuestro grupo estuvo en un estado de conmoción. La gente estuvo haciéndose preguntas como, " ¿Dónde está Mike ahora? ", " ¿Hay vida después de la muerte? ", "Si la hay, ¿Cómo será?"

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 28/01/2011

¿Vida Después de la Muerte?

¿Podemos saber si hay vida después de la muerte? ¿Qué método usaríamos para averiguarlo?

El método experimental, utilizado para cuestiones científicas, no es adecuado para evaluar ECM. Es imposible en emergencias médicas establecer las condiciones controladas y la repetibilidad requeridas. Los científicos tampoco tienen máquinas que lean la mente para evaluar las experiencias mentales/espirituales. Y encontrar voluntarios para experimentos de ECM sería difícil.

El método de las experiencias tiene distintas opiniones. Las ECM pueden proveer información útil, pero la mente nos puede engañar. Sueños, fantasías, alucinaciones, viajes de drogas, ebriedad, estados de conmoción - todos pueden evocar imágenes mentales que parecen reales pero no lo son.

Algunos sugieren un método espiritual para evaluar estos fenómenos. ¿Y si pudiéramos encontrar una autoridad espiritual, alguien con credenciales confiables, que nos diga la verdad acerca de los temas referidos a la vida después de la muerte?

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 07/02/2011

Dentro de la madre habita un cuerpo humano en formación y está dotado ya de alma racional y
espíritu latentes. Si se le pudiera hablar de lo que va a encontrar fuera, no entendería nada en absoluto.
Si se le preguntara si quiere salir de allí, nos diría sin duda que no. Está muy a gusto y cómodo,
mientras que lo de fuera es algo desconocido para él. En el momento de nacer el niño, se rompe esa
vida tranquila que llevaba, tan íntima dentro de su madre. Quizás le parece que su vida se acaba,
cuando en realidad está naciendo a una nueva, mucho más real y más plena.

2ª ETAPA: VIDA ENTRE EL NACIMIENTO Y LA MUERTE.

No todos viven esta etapa. Hay fetos que mueren a las pocas horas, días o semanas; no por eso dejan de ser unos seres humanos como nosotros, cuyas almas tienen en el más allá una evolución que sólo Dios conoce. Hay quienes mueren siendo niños y otros que tienen limitado el desarrollo de su inteligencia por diversas circunstancias. Su mente es como una luz oculta en una caja; tiene el mismo poder que el de otra mente humana, pero no se puede expresar. Cuando esa alma se libere del cuerpo, su inteligencia se manifestará en todo su esplendor.

El grado de libertad y por tanto de responsabilidad es diferente para cada uno. Las condiciones
ambientales y de educación en que nacemos son distintas: uno puede haber recibido cinco talentos,
otro dos y otro uno.
4 Pero la mayoría de los humanos pasamos por esta etapa para evolucionar
conscientemente y cumplir el objetivo de nuestras vidas: conocer y amar a Dios. Somos responsables
de nuestro desarrollo espiritual y de aprender la lección más importante en esta vida, que es el amor.
Conocerse y amarse a sí mismo y conocer y amar a los demás son los caminos para encontrar a Dios y
para ser feliz.

3ª ETAPA: VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE FÍSICA.

Morimos a esta vida y nacemos a otra más rica y verdadera. Comparada con ésta es la vida
auténtica y superior; como lo es ésta si se compara con la del feto que estaba gestándose. Cualquier
cosa que nos pudieran decir sobre esa tercera etapa sería tan incomprensible para nosotros como los
detalles de ésta lo son para el niño que no ha nacido aún.

DIFICULTAD PARA CONOCER LA OTRA VIDA

"Por mucho que pueda progresar el mineral, nunca podrá comprender al mundo vegetal. Ahora bien, la falta de comprensión no prueba la inexistencia de la planta. Por más alto que sea el grado de desarrollo del animal, nunca podrá imaginarse la inteligencia del hombre y menos aún comprenderá la naturaleza de su alma. Una vez más diremos que esto no prueba que el hombre carezca de inteligencia o de alma. Sólo demuestra esto que una forma de existencia es incapaz de comprender a otra forma superior a ella.

(... ) La incapacidad de la mente materialista para comprender la idea de la vida eterna no es una prueba de la no existencia de tal vida. La comprensión de la otra vida depende de nuestro nacimiento espiritual." 5

Aunque algunas personas crean haber tenido ciertas vivencias del más allá, debido a su elevación
espiritual o a otras condiciones, la verdad es que resulta bastante difícil para la mayoría de los mortales
imaginar cómo podemos vivir fuera de este cuerpo. El sueño y la imaginación nos pueden dar una
remota idea de lo que puede ser una vida fuera de este mundo material en que nos movemos ahora,
pero será sin duda muy diferente.

Bahá'u'lláh advierte que no sólo es difícil conocer la otra vida, sino que no es conveniente.

Gracias a Dios, un velo nos separa de ella.

4

"Los misterios de la muerte física del hombre y de su retorno no han sido divulgados y aún
permanecen sin ser leídos. ¡Por la rectitud de Dios! Si fuesen revelados, evocarían tal miedo y tristeza
que algunos perecerían, mientras que otros se llenarían tanto de alegría que ansiarían la muerte e
implorarían, con anhelo incesante, al Dios único y verdadero -exaltada sea Su gloria- que apresurase su
fin."
6

"La naturaleza del alma después de la muerte nunca podrá ser descrita; no es conveniente ni
permisible revelar todo su carácter a los ojos de los hombres. Los Profetas y mensajeros de Dios han
sido enviados con el único propósito de guiar a la humanidad en el recto Sendero de la Verdad. El
propósito fundamental de Su revelación ha sido educar a todos los hombres para que, en la hora de su
muerte, asciendan con la mayor pureza y santidad y con absoluto desprendimiento hacia el trono del
Altísimo."
7

JUICIO INDIVIDUAL

"Es claro y evidente que, después de su muerte física, todos los hombres estimarán el valor de sus acciones y se darán cuenta de lo que sus manos han forjado.(... ) Aquellos que son los seguidores del Dios único y verdadero, desde el momento en que abandonen esta vida, experimentarán tal gozo y alegría, que será imposible describirlos, mientras que aquellos que viven en error serán sobrecogidos por tal temor y estremecimiento y se llenarán de tal consternación que nada podrá excederlos." 8

La otra vida depende en gran parte de nuestro comportamiento en ésta. No se trata, por tanto, de que Dios sea un juez que premia y castiga, sino que el alma se encuentra por sí misma con el resultado de su desarrollo espiritual hasta ese momento.

Sólo Dios sabe el destino de aquellos que apenas han podido aquí ser responsables de merecer o
desmerecer por haber muerto siendo fetos, niños pequeños o porque deficiencias físicas o psíquicas
han limitado su libertad y su conciencia. El progreso de las almas tras la muerte es ilimitado.

No existe una condenación eterna definitiva para nadie en el sentido de un infierno del que no se pueda salir jamás; pero la diferencia entre los más santos y los malvados será abismal. Podríamos decir que los que más han amado a Dios y a los demás, sacrificándose por ellos, se encontrarán como en el cielo. Y los que se han cerrado en su egoísmo sufrirán en sí mismos una angustia de infierno.

Sin embargo, "no debemos pensar que haya almas condenadas a una condición permanente de
sufrimiento o pérdida como resultado de su absoluta ignorancia de Dios. El
poder de una efectiva
intercesión por ellas existe siempre."
9

ADÓNDE VAMOS DESPUÉS DE MORIR

NO ES UN LUGAR

Es evidente que los espíritus de los que ya han muerto no están en ningún lugar de este universo
que ven nuestros ojos o descubren nuestros telescopios más sofisticados. Simplemente están en otra
dimensión. Pueden estar muy cerca de nosotros y no verlos, del mismo modo que nos rodean gran
variedad de ondas invisibles que sólo aparatos especiales transforman en imágenes y sonidos.

"Cuando el alma alcance la presencia de Dios tomará la forma que sea más apropiada a su

inmortalidad." 10

Bahá'u'lláh afirma que "los mundos de Dios son incontables en su número e infinitos en su

extensión", 11 refiriéndose tanto a los mundos físicos como a los espirituales.

NO HAY TIEMPO

Si la vida después de la muerte no transcurre en un lugar físico como éste, tampoco tendrá nada
que ver con la idea que aquí tenemos del tiempo. Éste implica movimiento y cambio de las realidades
físicas, mientras que allí sólo hay una vida espiritual en continuo progreso. No podemos imaginarla
porque estamos acostumbrados a experimentarlo todo con la vista, el oído y los otros sentidos. Se
parecerá más a esas profundas emociones que a veces sentimos en la vida, a esa sensación de felicidad,
de plenitud propia, de estar con quienes se ama... Una felicidad que no se desvanece ni se agota, sino
que perdura y crece.

CIELO E INFIERNO: ESTADOS DEL ALMA

Los esquemas antiguos del cielo y el infierno no se pueden tomar al pie de la letra. Respondían a
cosmogonías primitivas, según las cuales el cielo estaba arriba, sobre las nubes, y el infierno, en
cambio, debajo de la tierra. Cielo e infierno expresan la condición de felicidad de los más santos o la
desdicha de los que se han mantenido más alejados de Dios y cerrados en su egoísmo. Son condiciones
del alma que, de alguna manera, se viven ya aquí en esta vida.

"El paraíso y el infierno de la existencia se encuentran en todos los mundos de Dios." 12

Dentro de nosotros llevamos nuestro cielo o nuestro infierno. Nuestro yo más íntimo vive la
felicidad de sentirse en armonía con Dios y con el universo, de tener la conciencia tranquila y el
corazón abierto a los demás. Ocurre con frecuencia que personas muy buenas sufren mucho mientras
triunfan en la vida otras sin escrúpulos, pero éstas no podrán alcanzar nunca la misma paz interior de
aquéllas.

"Los premios del otro mundo son paz, gracias espirituales y los varios dones espirituales del
Reino de Dios, la obtención de los deseos del corazón y del alma y el encontrar a Dios en el mundo de
la eternidad."

"Los castigos del otro mundo, es decir, los tormentos del otro mundo consisten en ser privados de
las bendiciones divinas especiales y de las bondades absolutas y de caer en el grado más bajo de la
existencia."
13

PROGRESO DEL ALMA TRAS LA MUERTE

"El alma, después de su separación del cuerpo, continuará progresando hasta que alcance la
presencia de Dios, en un estado y condición que ni la revolución de las edades y siglos, ni los cambios
o azares de este mundo pueden alterar. Ella perdurará tanto como el Reino de Dios, Su soberanía, Su
dominio y Su fuerza perduren.

Manifestará los signos de Dios y Sus atributos y revelará Su amorosa bondad y generosidad. El movimiento de mi pluma se detiene cuando intenta describir apropiadamente la grandeza y gloria de tan exaltada posición." 14

Aunque poco podemos comprender de la otra vida y ni siquiera es conveniente que la
conozcamos, Bahá'u'lláh nos desvela algo de ella. La otra vida no es estática sino de progreso. Las
creencias en la reencarnación o en el purgatorio y las oraciones por los difuntos apuntaban a una
posibilidad y necesidad de mejora. Siendo tan variadas las condiciones que se nos dan para vivir, es
justo que tengamos más posibilidades de progresar. Pero no volviendo de nuevo a esta vida corporal,
como no vuelve el niño al seno materno para rectificar las deficiencias con las que haya nacido. La
vida siempre progresa, no retrocede a etapas anteriores.

El progreso en la otra vida no se debe al propio merecimiento sino a la infinita misericordia de

Dios, a la intercesión de las almas santas y a la oración de ellos mismos y de los que aún vivimos.

GRADOS

La situación de cada alma, respecto a Dios, será diferente. En esto consistirá la justicia y sólo
Dios sabe cómo se corresponderá el grado de felicidad con la vida corta o larga, consciente o in-
consciente, malvada o santa... Que aquí haya tenido cada uno.

Todos seguiremos, pues, progresando y todos estaremos en diferentes grados o posiciones. Como los jóvenes que salen de la escuela y siguen progresando en la vida, pero con mayores ventajas siempre los que más aprovecharon de sus estudios.

"Como las perfecciones de la humanidad son ilimitadas, el hombre también puede progresar en

las perfecciones después de partir de este mundo." 15

"Las diferencias y distinciones entre los hombres serán naturalmente realizadas después de su
partida del mundo mortal. Pero esta distinción no es con respecto al lugar, sino con respecto al alma y
la conciencia. Pues el Reino de Dios está santificado de tiempo y espacio; es otro mundo y otro
universo."
16

Lo mismo que en esta vida no hay unos totalmente buenos y otros totalmente malos, cada alma
tendrá un grado de felicidad distinto. No tenemos que angustiamos, pues, ante la disyuntiva de
salvamos o condenamos. Pero es importante alcanzar ya en esta vida el mayor desarrollo espiritual
posible. Esto sólo se consigue precisamente amando a los que conviven con nosotros y trabajando por
mejorar las condiciones de vida en esta tierra(De los escritos, fe, religión Bahái)

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 11/02/2011

Bienvenido rafael y gracias por tus aportes, son muy importantes para esclarecer el tema del debate.
Un abrazo fuerte desde mi colombia lnda