En este grupo En todos

Grupo de Antropología filosófica o filosofía del hombre



La Metagenética paterna crea la genética del Hijo.

Paulino
Pensador alfeon
Escrito por Paulino Iñigo Sánchez
el 16/02/2011

Traigo el tema porque así queda bien presentado.

Saludos cordiales a todos.

"A. Escribió:

Yo diría que el software nouménico actuará en función de la educación recibida tanto en la escuela oficial como en la escuela de la vida, en el entorno. Y no creo que reparemos nada con el hardware, puesto que este tan solo es el soporte del software. El problema es que, como en todo, en algunos casos sufrirá una transformación gracias a los virus troyanos introducidos por ciertas escuelas que quieren manejar a la humanidad para sus propios fines, sean las religiones, sean los cristianos, Ramana, krisnamurti, budistas... Que más da, todos buscan lo mismo.
-------------------------------------------

La altura, el color del pelo: la genética, no depende de la educación recibida; tampoco las virtudes o antivirtudes dependen de la educación, y todavía menos la creencia o no creencia ¡Practicante! En Dios. Los individuos y las plantas nacen en el clima meteorológico y social que les corresponde! Es custión de metagenética-destino.



LA METAGENETICA (Nooo la genética de los Padres) DE LOS PADRES CREA LA GENETICA DEL HIJO:


La Metagenética, tampoco depende de la genética de los padres; sino de la elección que el sistema vegetatvio-suprainteligente y suprapersonal y omnisciente de los Padres, hace; eligiendo EXPRESAMENTE A uno de los espermatozoides del testítuclo izquierdo o derecho ( ¡Que no es lo mismo! ) y que cuyo software sea más receptivo para recepcionar y/o representar el software -genética del individuo que se va a crear.

¡No os parece pues, que el software que uno trae y/o que le crean expresísimamente es el molde para el hardware; sobre el que la educación apenas podrá hacer nada significativo?
Por otro lado, es el hardware el que realimenta al software y hace posible su reciclado y modificaciones. Si función/software crea estructura; modificando el hardware se cambia el software, se regenera... Por eso se nace!

Sólo se puede manipular a aquellos que son manipulables y hasta donde son manipulables nada más. Por tanto:

Me temo que el ateo está muy averiado; no sé, si mortalmente averidado, irreversiblemente averiado.

--------------

Plantea Al:

Por otro lado ¿Quién puede afirmar que buda, krisnamurti y demás ángeles caídos niguen a dios o no crean en él? ¿No será acaso al revés, que por tener una visión más profunda que el resto no vean imágenes ni conceptos y sí perciban la realidad tal cual es? ¿No será que la visión de ellos no puede ser alcanzada por el común y por eso estos crean imágenes aún abstractas de Dios?
-

Aquellos que No, tienen unas incongruencias y meteduras de pata tremendas; además se contradicen entre ellos; como he expuesto en el tema el efecto. Otros más grades que ellos sí son congruentes.

Pues sí, Al, me parece buena idea querer dar más actividad al hemisferio nouménico. Pero ocurre, que el Yoga y etc, etc, etc; no hacen eso sino exacerbarlos. Producen lo que podríamos llamar el síndrome de la Dra. Taylor.
Somos fetos neocorticales en gestación por parte de nuestra madre suprainteligente y transpersonal: sistema nervioso-endocrino vegetativo. Pero la marcha de esa gestación depende de lo que seamos capaces de pedir y aceptar a esa madre omnisciente y omnipotente transpersonal.



Cordón umbilicar o cuerpo calloso cerebral que nos une a nustra madre. Y es también nuestra madre cerebral, la que nos organiza nuestro destino social con el que esternamente nos incitará a los posibles desarrollos de tal gestación según nuestra libertad de acción, etc.



Atentamente,
Paulino.

Escrito por Paulino Iñigo Sánchez
el 16/02/2011

No sé, si voy a ser capaz de responderte; pero por mí que no quede. Veamos:

Los científicos muy en general, son de los más retrasados; ya que están con el primer y más simple y primario de los tres cerebros: el intelectual: que es forma reduccionista incapaz como una máquina de percibir el noúmeno. Es todavía un cerebro muy animal; no hay que mirar más que el sistema etico-judicial-legislativo que ha creado y mantine con la economía torturadora-terrorista-darwinista de libertinaje demencial de mercado. Es una inteligencia que mira el universo y no ve las implicaciones suprainteligentes del mismo; a pesar de la mecánica cuántica.

Me temo que de sopetón no va a ser sencillo...:



De momento, nos hemos caído del la eternidad y espacio PSICOLOGICO infinito de la suprainteligencia, transpersonal, ominisciente y omnipotente de nuestro sistema nerviosoendocrino para nosotros vegetativo.
Y aquí estamos metidos en el neocortex en gestación con unos sentidos virtuales que sueñan DIA Y NOCHE con el fenómeno material que no deja de ser psicovirtual; para ver si conseguimos REGENERARNOS Y volver. Volver/despertar A ese nuestro padre-madre manifestado y corporizado en el cerebro: Dios sistema personal; si es posible antes de morir/dejar de soñar.
Para ello, debemos trepar, Reeesintonizar por la cognición del cuerpo calloso cerebral. Ya que tal cognición permite escuchar y hablar de tu a tu con nuestro Dios el lenguaje eterno sin palabras y por tanto no espaciotempral. Lenguaje que no es reduccionista/hemiscerebral izquierdo-pasado, que sólo percibe y coteja lo que ya ha pasado; ni sólo perceptivamente-simplista del hemisferio cerebral derecho-futuro; sino presente omnisciente.

¿Por qué nos hemos caído del eterno e infinito espacio psicológico de nuestros sistema vegetativo: Dios personal Interno que conecta transpersonalmente con los demás?


-Porque nos separamos de Él, dejamos la servidumbre y simbiosis. Perdimos el entrelazamiento virtual que todas parte debe mantener con su Todo.
¡El por qué, no lo sé! Tal vez por temor, por error, por cansancio, por querer ser como Dios, como les ocurre a los advaitas?

Escrito por Paulino Iñigo Sánchez
el 16/02/2011

Antonio, sólo podemos conocer a un sólo Dios; el nuestro, que es nuestro padre-espíritu-madre nerviosoendocrinacorporal que ahora mismo está gestando nuestra consciencia-neocortex. El Dios de los demás no lo podemos conocer. Nosotros sólo conocemos a Dios desde nuestra perspectiva personal. Nadie ve con los ojos del vecino. Pero sus leyes son las mismas para todo el universo; como lo demuestra la astronomía y astrofísica.