En este grupo En todos

Grupo de Remansos diarios



LA INGRATITUD

Tere
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 13/10/2013


Leyendo el Evangelio de hoy domingo enviado gentilmente por nuestro amigo Luis Administrador de una Luz en el camino, se me ocurrió que podríamos reflexionar sobre la INGRATITUD. Para Aristóteles el hombre ideal era aquél que disfrutaba haciendo favores a los demas. Es verdad creo que se es mas feliz dando que recibiendo, por supuesto en la medida de nuestras posibilidades. Pero debemos dar de corazón. Si queremos encontrar la felicidad , cesemos de pensar en que nos retribuyan lo que hacemos por los demas, y demos por el placer interior de dar. La ingratitud es tan natural como la cizaña, a la gratitud podemos compararla con una rosa. Tiene que ser cultivada, amada y protegida. Si nuestros hijos son desagradecidos ¿De quien es la culpa? , quizas sea nuestra porque no les hemos enseñado a expresar agradecimiento . No deberíamos procuparnos por que alguien no tuvo en cuenta un bien que le hayamos hecho. Justamente el Evangelio de hoy nos relata “ que un día sucedió que de camino a Jerusalén Jesús pasaba por los confines de Samaría y Galilea y al entrar al pueblo salieron a su encuentro 10 hombres leprosos que se pararon a distancia y levantando la voz dijeron” Jesus Maestro ten compasión de nosotros”. Al verlos les dijo:” Id y presentaos a los sacerdotes”. Y sucedió que mientras iban quedaron limpios. Uno de ellos viéndose curado se volvió glorificando a Dios y Jesus dijo ¿No quedaron limpios los diez?. Los otros nueve ¿Donde están? Y pensando en nosotros si realizamos una buena acción ¿Por que hemos de esperar mas gratitud que la que Jesus obtuvo?

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 13/10/2013

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 13/10/2013

La ingratitud es índice de soberbia y egoísmo, cuando no de mala fe. El que es ingrato se caracteriza porque ignora o pretende ignorar el bien que le hacen los demás. Esta tan acostumbrado a obtener siempre lo mejor para sí que no le es nada fácil reconocer los méritos ajenos. Los favores que recibe, lejos de inspirarle agradecimiento, le inspiran rencor.


Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 13/10/2013

La ingratitud puede provenir también de una especie de descuido, de mediocridad espiritual. En este caso, aunque no hay mala fe, no deja de ser triste porque produce desconsuelo en aquellos que se esmeran por hacernos el bien sin obtener nunca la más mínima voz de aliento ni el más minino signo de agradecimiento por parte nuestra.


Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 13/10/2013

Tengo tres perros peligrosos: la ingratitud, la soberbia y la envidia. Cuando muerden dejan una herida profunda.


Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 13/10/2013

Gracias Tere querida por invitarme a tu hermoso debate!

Luis
Escrito por Luis
el 13/10/2013

Gracias Tere por la invitación a este hermoso debate.

La ingratitud, esta emparentada con el agradecimiento y el egoismo.

¡La ingratitud es un rasgo horrible! Especialmente cuando se dirige contra alguien que ha hecho sacrificios por nosotros y otras cosas buenas. Nuestra ingratitud puede herir profundamente a las personas. ¡Qué tristeza hay en las palabras de Jesús, cuando sólo uno de los diez leprosos que fueron sanados regresó a darle las gracias!" ¿Acaso no eran diez los que quedaron limpios de su enfermedad? ¿Únicamente este extranjero ha vuelto para alabar a Dios? " (Lucas 17:17,18).

Luis
Escrito por Luis
el 13/10/2013

¿Cómo podemos vencer la ingratitud? En este caso debemos identificar la raíz. Así como muchos otros pecados, éste tiene sus bases en el orgullo. Los orgullosos dan por entendido que la gente tiene que darles cosas. Consciente o inconscientemente, piensan que tienen el derecho de recibir regalos, por eso no se admiran cuando reciben cosas buenas. Sus ojos están ciegos a todo lo bueno que el Padre celestial les da. En su orgullo ellos piensan, aun cuando no están conscientes de esto, que merecen recibir suficiente, o más que suficiente alimento, ropa y todo lo demás que necesitan para su cuerpo y alma en esta vida. Pero si no tienen lo necesario, de repente se acuerdan de Dios y lo acusan de no darles lo que ellos esperan. Su actitud hacia Dios es como la de una persona que tiene un derecho legal sobre otra. La persona ingrata no comprende lo que es gracia cuando Dios le da lo que necesita. De modo que debemos humillarnos delante de Dios y pedirle que perdone nuestro orgullo, que es el que no nos permite agradecerle. Y tenemos que pedirle que nos conceda un arrepentimiento más profundo por nuestra orgullosa ingratitud.

Luis
Escrito por Luis
el 13/10/2013

El siguiente paso consiste en recordar todas las buenas cosas que recibimos, ya sea diariamente o semanalmente. Esto no sólo significa comprenderlo en nuestros corazones sino elevar al Padre un canto u oración en acción de gracias. También ayuda el tener un "cuaderno de agradecimiento", en el cual se escribe todo lo que recibimos. Luego, al finalizar el día o la semana, a solas o con la familia, podemos agradecer a Dios. De este modo, nuestros corazones practican en ver lo que hemos recibido, tanto de otras personas, como de Dios.

Luis
Escrito por Luis
el 13/10/2013

Luis
Escrito por Luis
el 13/10/2013

Francisco Marcelino
Ciencias agricolas y desarrollo rural ...
Escrito por Francisco Marcelino
el 13/10/2013

Es importante saber que sentimiento que cae dentro de nosotros,hay momentos

En nuestros caminar,que no llevamos en cuenta dar la gracias a quien nos haz

Brindamos un apoyo, o quitamos un poco el hambre,en nuestros paises se esta

Perdiendo cada dia nuestros valores,eran diez leproso,pero uno volvio a donde JE

SUS,pero lo otros no sintieron nada en su corazon,y donde estan los demas esa es

La pregunta a ti y a mi hoy dia hermanos

Jorge Álvarez
Lic. sistemas computacionales
Escrito por Jorge Álvarez
el 13/10/2013

Hola amigos

Agradezco la amable invitación para debatir acerca de uno de los más extendidos y populares defectos del hombre, esto lo menciono simplemente porque esta carencia se muestra en hombres y mujeres sin importar la edad, estado civil, posición social, y nivel de estudios seglares

La ingratitud es la falta de gratitud, la ausencia de agradecimiento y la falla de dar reconocimiento a quien se le deba. A todos nos gusta ser objeto de las atenciones de los demás, sin embargo, muchas veces el agradecimiento es escaso o nulo.

Gracias, es una de las palabras mágicas que demuestra un sentimiento sincero hacia alguien por sus acciones a favor nuestro.

Jorge Alvarez

Agustín Torres
Conservación de suelos universidad aut...
Escrito por Agustín Torres
el 13/10/2013

Los hijos de Dios deben ser agradecidos por tantas cosas bonitas que nos da, como el samaritano del Evangelio de hoy, que en señal de agradeimiento por haber sido limpiado, regreso hasta Jesus alabando y dando gracias a Dios.

Carmen Alejandra Juarez
Diseño de modas corregidora de queretaro
Escrito por Carmen Alejandra Juarez
el 14/10/2013

Tere agradesco tu invitacion

Excelente devate.

Se a visto que la ingratitud – en muchos casos – es un problema de comunicación más que de sentimiento. La gratitud que no se expresa, se disminuye; pero no nos damos cuenta. San Lucas el evangelista nos narra la ocasión en que Jesús sanó a diez leprosos y uno solo regresó a darle gracias. El Maestro se limitó a preguntar dónde estaban los otros nueve. No podemos creer que no estuvieran agradecidos; pero de seguro que estaban tan contentos que corrieron a comunicar las buenas nuevas a familiares y a amigos. De seguro que a todos les decían lo agradecidos que estaban con Jesús; pero a El no volvieron para decírselo. El pecado de estos leprosos no estuvo en su ingratitud, sino en su silencio.

Recuerdo las palabras de un viejo poema cuyo autor desconozco: “... La voz nos la dio Dios para que le habláramos, y las bendiciones nos las da para que se las agradezcamos... ”.

Saludos

Carmen Alejandra Juarez
Diseño de modas corregidora de queretaro
Escrito por Carmen Alejandra Juarez
el 14/10/2013

Carmen Alejandra Juarez
Diseño de modas corregidora de queretaro
Escrito por Carmen Alejandra Juarez
el 14/10/2013

Halide Vasquez De Alzate
Texas, Estados Unidos
Escrito por Halide Vasquez De Alzate
el 14/10/2013

Ser agradecidos, creo se inculca desde el hogar,y debe de ser nuestro estilo de vida, primero agradecidos con nuestro Dios, nuestros padres, las personas que pasen por nuestra vida, con la naturaleza, y hasta con los que nos hace mal, pues todo en la vida deja una eseñanza.

Gracias por la invitación, y exitos en el debate.. Saluditos Halide

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 14/10/2013

Gracias Estela sobre todo por estar siempre presente en todos los grupos, realmente no se como te las arreglás, pero eres muy dinámica. Tienes razón en lo que dices , yo tambien considero que no hay mala fe, hay personas que lo hacen por descuido o porque en su casa nunca lo acostumbraron a agradecer, y es cierto aunque ayudemos por el placer que nos produce esto, siempre nos produce alegría el saber que alguien nos tiene en cuenta.

.

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 14/10/2013

LUIS, es verdad que la ingratitud es un rasgo feo en las personas. Plutarco decía " Hacer beneficios a un ingrato es lo mismo que perfumar a un muerto" y si bien es cierto que no debemos esperar agradecimiento de nadie , sino dar y hacer el bien por el placer que significa para nosotros, al igual que Jesus siempre nos quedamos triste cuando alguien obra de ese modo.

.