En este grupo En todos

Grupo de Comunicación



LA IMPORTANCIA DEL DIALOGO EN LA FAMILIA

Tere
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 26/03/2013

El diálogo cumple una función muy importante en la vida de los seres humanos permite que el hombre pueda expresar sus pensamientos, sus conocimientos y sus emociones. No se trata solo de entrecruzar palabras con otro sino que es algo mas profundo. Es lo que nos permite conocer a los demas y dejarnos conocer por ellos. Lo importante que es, lo vimos cuando estudiábamos en el secundario la vida de nuestros ancestros quienes necesitaban desesperadamente poder comunicar sus deseos y necesidades , al comienzo fue por medio de señas hasta la primera escritura en que se creó el diálogo. Frecuentemente vemos que el diálogo en la sociedad actual se está extinguiendo, esposos , padres, compañeros, no hablan ante una discordia se va directamente a los insultos, Debemos tratar de recuperar el diálogo, no es fácil, pero tampoco imposible, comencemos primero por nuestro hogar, nadie puede adivinar lo que queremos si no lo comunicamos y tampoco nosotros podemos saber lo que quieren los otros. DIALOGAR ES MAS QUE HABLAR ES SABER ESCUCHAR.

Monona Toledo
Informatica centro de capacitación
Escrito por Monona Toledo
el 26/03/2013

El diálogo en la familia

Cuando sólo se usa el lenguaje verbal hablamos de diálogo. Y éste se manifiesta de dos formas extremas: por exceso o por defecto. Ambas, provocan distanciamiento entre padres e hijos. Hay padres que, con la mejor de las intenciones, procuran crear un clima de diálogo con sus hijos e intentan verbalizar absolutamente todo. Esta actitud fácilmente puede llevar a los padres a convertirse en interrogadores o en sermoneadores , o en ambas cosas.

Los hijos acaban por no escuchar o se escapan con evasivas. En estos casos, se confunde el diálogo con el monólogoy la comunicación con la enseñanza. El silencio es un elemento fundamental en el diálogo. Da tiempo al otro a entender lo que se ha dicho y lo que se ha querido decir. Un diálogo es una interacción y, para que sea posible, es necesario que los silencios permitan la intervención de todos los participantes.

Junto con el silencio está la capacidad de escuchar. Hay quien hace sus exposiciones y da sus opiniones, sin escuchar a los demás. Cuando eso sucede, el interlocutor se da cuenta de la indiferencia del otro hacia ély acaba por perder la motivación por la conversación. Esta situación es la que con frecuencia se da entre padres e hijos. Los primeros creen que estos últimos no tienen nada que enseñarles y que no pueden cambiar sus opiniones. Escuchan poco a sus hijos o, si lo hacen, es de una manera inquisidora, en una posición impermeable respecto al contenido de los argumentos de los hijos. Esta situación es frecuente con hijos adolescentes. Estamos ante uno de los errores más frecuentes en las relaciones paterno-filiales: creer que con un discurso se puede cambiar a una persona.

Hablar no es lo mismo que dialogar con los hijos ¡Mi familia es mi familia! Día internacional de la familia

NO OLVIDEMOS DE DIALOGAR CON NUESTROS HIJOS Y MUCHO MAS CON NUESTRA PAREJA...!

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 26/03/2013

Gracias por los conceptos emitidos y por los excelentes consejos como buena educadora que eres y sobre todo gracias amiga por participar siempre. Un abrazo

Guillermo Gomez Archila
Inteligencia emocional aseia asesores ...
Escrito por Guillermo Gomez Archila
el 26/03/2013

Es preciso recordar que la comunicación asertiva es la clave del hogar feliz.

Debemos romper el paradigma que dice:

Al comienzo del matrimonio el hombre habla y la mujer escucha

Más adelante la mujer habla y el hombre escucha

Posteriormente los dos gritan y los vecinos escuchan.

Bendiciones y éxitos.

Luis
Escrito por Luis
el 26/03/2013

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 26/03/2013

Gracias Guillermo por tu aporte, se que hablas con conocimiento del tema.

Un abrazo

Tere

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 26/03/2013

Gracias Luis por la colaboración siempre presente en todos los grupos.

Un abrazo

Celia M. Loyola Zayas
Reiki 1, 2, 3 casa rochira- centro par...
Escrito por Celia M. Loyola Zayas
el 26/03/2013

Para llevarse con otras personas, es importante el dialogo. Dialogar es hablar y escuchar. A veces se convierte en un monólogo y no es saludable. En cuanto a relaciones de pareja, es muy importante el dialogo, como dice el dicho, "hablando la gente se entiende. " Cuando hay un desacuerdo, es muy bueno hablarlo y exponer sus puntos y así escoger un punto medio. Que tengan suerte con el debate, gracias por la invitación.

Juany
Escrito por Juany
el 26/03/2013

La falta de dialogo provoca distanciamiento entre padres e hijos pues las personas existen en el ámbito de la comunicación. Nadie puede vivir, crecer, desarrollarse y amar sin comunicación, sin otros con los cuales dialogar, establecer relaciones y vínculos.

El diálogo en familia permite intercambiar ideas, opiniones y escuchar las razones del otro. También, admite que no se posee toda la verdad y que no todos piensan lo mismo.

A través del diálogo, padres e hijos se conocen mejor, conocen sobre todo sus respectivas opiniones y su capacidad de verbalizar sentimientos.

El diálogo facilita acuerdos prácticos, elaboración conjunta de normas y proyectos, mejorar las relaciones de la familia, obtener mejores resultados en el trabajo común, evitar muchos malentendidos y conflictos y a resolver los problemas surgidos.

Dialogar es la solución para tener una familia bien constituida y cimentada en la palabra, pero la falta de dialogo o de comunicación en el hogar puede poner en riesgo su estabilidad. Por ejemplo, cuando un carro funciona sin aceite se funde, cuando en una familia no hay dialogo también se funde.

Los padres deben tener un dialogo muy fluido con sus hijos, donde cada palabra será para estimularlo, dar cariño, instruir con amor y darle confianza.

Todos en una familia deben expresar lo que sienten. La mayoría de los desacuerdos tiene que ver con malos entendidos.

Para mejorar la comunicación son esenciales la voluntad, el interés, y la disponibilidad por parte de sus miembros. Además, para que sea posible fomentar la capacidad de diálogo, las personas deben poseer un nivel suficiente de confianza en sí mismas (autoestima); también tener un nivel mínimo de confianza en los demás; de lo contrario les será imposible escuchar, valorar sus ideas y puntos de vista y admitir parte de la verdad que contienen

Si lo que se quiere es una familia unida, la mejor vía, el más acertado camino, es por la comunicación.

Nunca está de más recordar que el principio de toda relación es una buena comunicación


Importántisimo en una familia!

Un abrazo.


Osvaldo Rodolfo Ferreiro
Vivencias que dan los años de la calle
Escrito por Osvaldo Rodolfo Ferreiro
el 26/03/2013

Dialogo

Definición
1. Plática entre dos o más personas, que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos.
2. Obra literaria, en prosa o en verso, en que se finge una plática o controversia entre dos o más personajes.
3. Discusión o trato en busca de avenencia.
Fuente: Diccionario de la Real Académia Española

Cuando se permite que este valor falte en la propia vida, se tiende a la soledad al aislamiento, empiezan a darse las relaciones superficiales que pronto llevan a una sensación se vacío y de poco o nulo entendimiento. Las personas nos entendemos y avanzamos al hablar, al llegar a acuerdos comunes que permiten avanzar en concordia y en paz.

Obstáculos para el diálogo

Dialogo

- El Egoísmo ya que sólo se piensa en uno mismo y desde los propios puntos de vista. - La prisa, pues no se da tiempo para escuchar y comprender los puntos de vista del otro.
- La impaciencia, pues no permite saber esperar.
- El ser irrespetuoso, ya que el otro se puede sentir agredido y se cierra a la comunicación.
- La crítica frecuente, que junto con la dureza de juicio hace que el otro no se sienta aceptado.
- El sarcasmo, pues el otro se siente burlado.

Viviendo el valor
Favorecer el clima adecuado, acogedor, de respeto
El deseo de escuchar, actitud de apertura
El trato amable, educado, respetuoso no carente de familiaridad
Atención en lo que se escucha y no tanto en lo que debe decirse
La capacidad de atender y reflexionar que permite dar la mejor respuesta
El diálogo de persona a persona en lo particular
Práctica constante, asegurar una periodicidad que permita el seguimiento
Aportar elementos positivos al otro que permitan un interés por volver a establecer comunicación
La serenidad y el tiempo real que se dedique a la escucha.

Tips comunicación jóvenes y adultos


-Hacer concordar la comunicación verbal y no verbal
-Definir lo que es importante y hacer hincapié en ello
-Sin dejar de ser realista, busque que su comunicación sea lo más positiva posible
-Sea claro y específico en su comunicación
-Atención por sexo y carácter
-Sea realista y razonable en sus afirmaciones.
-Compruebe verbalmente todas sus suposiciones.
-Reconozca que cada suceso puede ser considerado desde diversos aspectos, puntos de vista.
-Reconozca que los miembros de su familia son "peritos" en usted y en su comportamiento.
-No permita que las discusiones se conviertan en altercados destructivos.
-Guíese por el efecto más que por la intención de su propia comunicación.

Jorge Álvarez
Lic. sistemas computacionales
Escrito por Jorge Álvarez
el 26/03/2013

Hola amigos

Gracias Teresita, pocas cosas son tan importantes en la vida como el diálogo abierto y franco, es especialmente importante cuando la familia lo necesita.

Permitamos que cada miembro de la familia se beneficie de esta práctica familiar, entre esposos y padres así como entre los hermanos de padres a hijos.

Que viva la familia, saludos.

Jorge

Francisco Marcelino
Ciencias agricolas y desarrollo rural ...
Escrito por Francisco Marcelino
el 27/03/2013

GRACIAS por la invitacion,creo prudente señalar en todos momentos debe

Haber una comunicacion en las familias,desde las cosas NEGATIVA Y PO

SITIVA que se presenta en nuestros hogares diariamente,ADELANTE

Manolo De La Vi?a Jimenez
F.p. ii centro de formación profesional
Escrito por Manolo De La Vi?a Jimenez
el 27/03/2013

Hola.
Gracias por tu invitación Tere.
Leo unanimidad en la importancia del dialogo.

Dado los hechos que se ven cotidianamente, hay algo que no encaja en las relaciones humanas, algo me dice que confundimos dialogo con sermón.

Todos hemos cometido errores y hemos salido de ellos, unas veces por nuestra reflexión y otras con ayuda.

También la superprotección resulta perjudicial para el desarrollo de la personalidad.

Es imposible que dos personas sean exactamente iguales en ideas y conceptos, en algún momento llega el desacuerdo, si alguien pierde los nervios, la discusión es inevitable.

¿Quien no los ha perdido en su vida?.

Se trata de vivir con nuestros errores y corregirnos, pero no ser autómatas de consejos, el puritanismo está muy extendido en la red.

Saludos cordiales.

Manolo.



Maria Elcy
Escrito por Maria Elcy
el 27/03/2013

Relaciones familiaresLa importancia de la comunicación en la familia

Ya sabemos que el diálogo es uno de los factores más importantes en las relaciones interpersonales, pero lo es todavía más en la relación de la familia. Lee cómo afecta la comunicación en casa.

El lenguaje es el medio más importante que utiliza el bebé cuando quiere relacionarse con su alrededor. Ya hacia los nueve meses, el niño sabe si sus padres están enfadados, contentos o si le muestran afecto o no. El aprendizaje del lenguaje es muy importante para la posterior comunicación en la familia. Los gestos, las miradas, la expresión de la cara, son elementos que pueden ayudar a manifestar las actitudes, los sentimientos, las motivaciones que favorecen un clima familiar acogedor.

Lenguajes verbal y gestual

Desde el momento en que nace, el bebé es capaz de captar la intensidad del afecto, es capaz de notar si se le abraza o si se le sostiene sin más…Es capaz de valorar la mirada de un adulto… Esto también pasa con las personas adultas y entre los miembros de una familia. Hay mil maneras de utilizar el lenguaje pero todas ellas tienen un mismo fin: la comunicación.


El lenguaje es social y está limitado por los conocimientos de cada uno. Los símbolos son personales e inagotables y la posibilidad de combinar ambos lenguajes (verbal y gestual) implica comunicación. ¿Qué mejor que usarla en familia?

Bases de la comunicación

La comunicación se basa en los sentimientos, información tanto objetiva como subjetiva que transmitimos, recibimos y comprendemos. Nos sirve para establecer contacto con las personas cercanas a nuestro entorno, con la familia, para expresar y comprender lo que pensamos y lo que escuchamos, para unirnos, vincularnos por el afecto.


Cuando existe comunicación en una familia, es muy probable que exista un compañerismo, complicidad y un buen ambiente de unión y afecto en la casa. Sin embargo, crear este clima y este ambiente de comunicación en la familia no resulta fácil. Es importante que ayudes a tus hijos a favorecer este clima; es decir, hay que introducir elementos y costumbres que favorezcan el buen ambiente en la familia.

Consejos para mejorar la comunicación en la familia (padres e hijos)
  • Si vas a dar información, intenta que sea siempre de una manera positiva. No intentes imponerte y ofrécele conocimientos a modo de simple información.
  • Haz caso de la regla de “lo que se dice, se cumple” y haz que tus hijos la cumplan también.
  • Empatizad ambos y poneos en el lugar del otro para intentar comprenderos.
  • No des mensajes contradictorios e intenta que sean consistentes.
  • Escúchale con interés y haz que tus hijos también te escuchen pero no te impongas bruscamente.
  • Crea un clima en casa que facilite la comunicación en todo lo posible.
  • Pide la opinión y el parecer de los demás para que se sientan importantes. Muéstrales que de verdad te interesa su opinión.
  • Compartid y expresad vuestros sentimientos, para que os podáis ayudar mutuamente.
  • Si queréis algo, pedidlo claramente, sin rodeos y sin que dé la sensación de que estáis escondiendo algo.

Maria Elcy
Escrito por Maria Elcy
el 27/03/2013

- Diálogo intergeneracional
La relación entre padres e hijos también exige la práctica del principio del diálogo. ¡Qué difícil es para los padres respetar y confiar en el carácter único y en las capacidades de sus hijos! Mientras los padres deben decidir y actuar por sus hijos hasta que llegue el tiempo en que ellos sean capaces de decidir y actuar por sí mismos, los hijos siempre deben tener la experiencia de ser tratados como personas libres en una relación de confianza y responsabilidad. La necesidad de esta confianza aumenta a medida que los niños se hacen mayores, y se agudiza en la adolescencia cuando tiene lugar la transición de la infancia a la edad adulta.

Entonces es imperativo que se respete la libertad de las personas jóvenes, pero es igualmente imperativo, que también ellas se encuentren con personas de convicción que, al mismo tiempo, respeten sus libertades.

Sin este género de relación el individuo simplemente huye de la vida, se hace pasivo y se encierra dentro de sí mismo; o acaso se convierta en un batallador cuya actividad queda perdida en la tierra yerma de su agresión. La importancia del diálogo para esta encrucijada del crecimiento estriba en el hecho de que expresa respeto mutuo, de suerte que la juventud no tenga necesidad ni de reprimir la creatividad ni de arrojarla; y la edad adulta no necesite dominar, ni apartarse de la juventud en frustración. En los casos en que el joven se ha retirado de la vida o está en un combate hostil con ella, como en el caso de la delincuencia, el diálogo puede realizar el milagro de volver a llevar al joven a una relación creadora con la vida.

- Verdad y dogmatismo
El diálogo es indispensable también en la búsqueda de la verdad; y también aquí obra milagros. Desdichadamente, muchas personas sostienen y proclaman que lo que ellos creen es verdad, de una forma testaruda o defensiva. Las personas religiosas, por ejemplo, a veces hablan de la verdad que profesan de forma monológica, es decir, la sostienen exclusiva e interiormente como si no hubiera relación posible entre lo que ellos creen y lo que creen otros, a pesar de la indicación de que las verdades sostenidas separadamente con frecuencia son complementarias. El pensador monológico corre el riesgo del prejuicio, la intolerancia, la estrechez de miras y la persecución de aquellos que difieren de él. El pensador dialógico, por otra parte, está deseoso de hablar de sus convicciones a los que sostienen convicciones distintas de las suyas con genuino interés en ellas y con un sentido de las posibilidades que existe entre ellas.

Donde hay diálogo, hay comunicación

Maria Elcy
Escrito por Maria Elcy
el 27/03/2013

La importancia del diálogo y la comunicación en la familia

Cada hombre es un adversario potencial, incluso de aquellos a quienes amamos. Sólo por medio del diálogo somos salvados de esta enemistad de unos contra otros. El diálogo es al amor lo que la sangre es al cuerpo. Cuando cesa la circulación de la sangre, el cuerpo muere. Cuando cesa el diálogo, el amor muere y nacen el resentimiento y el odio. Sin embargo, el diálogo puede resucitar una relación muerta. Efectivamente, éste es el milagro del diálogo: puede engendrar una relación nueva, y también puede dar nueva vida a una relación que ha muerto.
Hay una sola condición para que haya diálogo: debe ser recíproco y proceder de ambos lados; y los participantes deben persistir denodadamente. La palabra del diálogo puede ser pronunciada por un participante, pero evadida e ignorada por el otro, en cuyo caso la promesa puede no cumplirse. Existen riesgos al entrar en diálogo, pero cuando dos personas lo acometen y aceptan su temor de hacerlo, puede desencadenarse el poder milagroso del diálogo.
Si las exigencias que hacemos aquí para el diálogo son causa de sorpresa para el lector, la razón acaso sea que el diálogo ha sido identificado demasiado exclusivamente con las partes conversacionales de una obra de teatro.

Nosotros concebimos el diálogo como un serio hablar y escuchar, como un dar y recibir entre dos o más personas, en el cual el ser y la verdad de una son confrontados con el ser y la verdad de la otra.

El diálogo, por lo tanto, no es cosa cómoda ni fácil de lograr, lo que constituye un hecho que puede explicar por qué se produce tan raras veces. Y esta escasez de manifestaciones explica la frecuente ausencia de sus beneficios en nuestra comunicación de los unos con los otros.
La comunicación significa vida o muerte para las relaciones de las personas. En el momento del nacimiento el individuo se convierte en un ser personal, entra en contacto significativo con su padre y su madre y con todos aquellos que cuidan de él en lo concreto de sus necesidades. Y de ese mismo encuentro nace la comunidad familiar

Maria Elcy
Escrito por Maria Elcy
el 27/03/2013

Maria Elcy
Escrito por Maria Elcy
el 27/03/2013

Maria Elcy
Escrito por Maria Elcy
el 27/03/2013

Maria Elcy
Escrito por Maria Elcy
el 27/03/2013