En este grupo En todos

Grupo de Médicos homeópatas



LA HOMEOPATÍA PERTENECE AL EDIFICIO DE LA MEDICINA

JORGE
Escrito por JORGE
el 05/03/2010

Siempre me ha parecido relevante la siguiente frase de B. Poitevin “ Los estudios y discusiones relativos a conceptos médico homeopáticos son parte integral de la investigación homeopática y pilares de su evolución” . Insisto en que existe una fundada y creciente preocupación por el giro que esta tomando la definición de lo homeopático en más y más círculos y publicaciones. Desde esta posición (la homeopatía, no como parte de la medicina, sino como parte de algún “edificio” paralelo, sea alternativo o complementario) se trastoca la ubicación histórica de la iatrofísica homeopática y se desorienta gradualmente al lector. Si los lectores son académicos de la medicina, por ejemplo autoridades en la Academia Nacional de Medicina, entonces la confusión puede ser desastrosa en cuanto al reconocimiento de nuestra especialidad médica.

En este sentido, discusiones relevantes al futuro de la homeopatía fueron publicados en diversas revistas. Tenemos por ejemplo el comentario de Peter Fisher: La homeopatía es una terapia amplia pero no universalmente aplicable. Tampoco es una medicina alternativa: no existe una anatomía o fisiología homeopática, los homeópatas consideran que el cuerpo humano posee la misma anatomía y funciones que consideran los otros profesionales de la salud. Tampoco hay enfermedades homeopáticas, aunque existan enfermedades para las cuales la homeopatía resulta el mejor tratamiento por sí misma o en conjunción con alguna terapia complementaria... Decir medicina “alternativa” es, como apunta Pietroni, hablar de extranjeros -denota un sentido vagamente peyorativo- siendo categorías tan amplias y heterogéneas: El mundo actual se aleja de la suspicacia y hostilidad entre supuestas medicinas “ortodoxas” y “alternativas”, para adentrarnos en el universo común de la investigación, la comprensión y la protección al usuario, algo comparable al proceso en que los europeos aprenden a aceptarse como asociados, y ya no como extraños .

Resulta absurdo decir que se tiene un criterio alopático para emplear las categorías diagnósticas; debemos entender que la “alopatía” se refiere a un método terapéutico y nada tiene que ver con el diagnóstico. No obstante, varias escuelas de homeopatía se inclinan por usar el término en este sentido abusivo e inconveniente, en vez de apegarse a su significado técnico correcto .

En la Europa contemporánea la homeopatía es tan respetada que ya no se le considera “medicina alternativa”. Actualmente el 39% de los médicos franceses y el 20% de los alemanes prescribe homeopatía, y el 40% de los médicos británicos refiere sus pacientes a médicos homeópatas .

Así mismo, Guy Hoagland escribe en el artículo “ ¿La terapéutica homeopática como especialidad médica? ” lo siguiente: La homeoterapia es el empleo de medicamentos homeopáticos en la práctica clínica de la medicina... Como especialidad médica la homeoterapia descansa en la amplitud de su aplicación, la profundidad de su experiencia y la curiosidad por su investigación para mantener su vigor y crecimiento. Como en otras especialidades, hay aspectos que otros con menos entrenamiento, pueden asimilar en su práctica. Por ejemplo, el cirujano se entrena para perfeccionar su arte y habilidad, pero un médico general puede emplear cirugía menor en ciertas laceraciones. Asimismo, el médico aplicaría Arnica en un traumatismo sin ser especialista... La terapéutica homeopática ya no es una escuela en contradicción con la “vieja escuela”... Varias teorías y determinaciones empíricas de la práctica se incluyen en la especialidad de la homeopatía.

Todas estas reflexiones sobre un tema importante, me parecen interesantes, pues cuestionan aspectos semánticos habituales en la literatura homeopática. Las certeras observaciones de los autores mencionados no pretenden actualizar o modernizar nada, mas bien crean conciencia en torno a una terminología equivocada desde hace más de un siglo. En efecto, la homeopatía no pertenece a algún sector de alguna medicina alternativa, o de alguna medicina complementaria a la medicina convencional. No existe una multitud de medicinas (aunque hay varias terapéuticas), lo que existe es una sola medicina, un árbol de la

medicina con múltiples ramificaciones que conocemos como especialidades.

Persiste el hábito de etiquetar la homeopatía como una medicina disidente, cuando en realidad la homeopatía no es otra medicina, sino un método y sistema en la única medicina.

Tampoco existe la “medicina alopática”. Alopatía y medicina convencional no son sinónimos. De hecho la alopatía es solo una farmacoterapia ante la enfermedad. Al pensar en términos de la “medicina alopática”, será difícil percibir lo siguiente: 1) que los estudiantes se forman en facultades de medicina, no en facultades de alopatía; 2) que es la medicina quien estudia las enfermedades y crea las especialidades, que no son especialidades de la alopatía; 3) la investigación se realiza bajo un paradigma médico, no en base a un paradigma alopático, es decir, la investigación médica sigue al método científico, no es un procedimiento alopático.

En el edificio de la medicina, la homeopatía encuentra orgullosa su lugar. Por tradición y por su historia, los homeópatas, como médicos, pueden deambular libremente por los pasillos y laboratorios de este edificio majestuoso. No obstante, en estos días es común hablar de homeopatía como una medicina complementaria. El decir “medicina alternativa” es una moda e incluso algunos colegas piensan que tal terminología ayudara a la homeopatía para darla a conocer. Pero en realidad es una disciplina médica, una especialidad de la medicina. Tal vez el rehusar verla así se deba a un malentendido, al pensar erróneamente que toda especialidad sea de corte reduccionista, como se quiere ver la cardiología, la neumología, la dermatología, y aunque los homeópatas somos holistas, no pertenecemos a un holismo metafísico o a su concepción simplista comercial. Nos identificamos con una concepción holista médica, un holismo dialéctico relativo a la homeostasis y la dinámica teoría de sistemas (biocibernética). Estamos ante una ciencia, no podemos desdeñar el análisis de aparatos, sistemas y funciones. Aunque el reduccionismo exclusivo sea mutilante en las ciencias naturales, el análisis por medio de él, es sin duda parte del método científico. Hans Seyle también fue holista en sus conclusiones sobre el síndrome general de adaptación, pero no pudo llegar a nada sin un precedente y penetrante análisis de sistemas, órganos y funciones endócrinas. La reducción en ciencias y el holismo organicista se complementan.

Ahora bien ¿Aceptaría un cirujano o un inmunólogo ser relegado a una “especialidad alternativa”, o un epidemiólogo accedería a ser considerado “complementario”?. La misma indignación se siente en nuestra especialidad. ¿Después de todo la terapéutica alopática acaso no puede resultar también complementaria a la homeopatía?. Todas las terapias científicas se complementan y son alternativas unas de otras, pero por su tono peyorativo es que debe desaparecer el concepto de medicina complementaria.

¿La alopatía fuera de la medicina convencional?. Si la alopatía fuera el sinónimo de la medicina racional, ortodoxa, oficial, normal, occidental, tecnológica, dominante, convencional: entonces la homeopatía debe ser una suerte de “medicina” anormal, irracional, ilegal, primitiva, etc. De hecho la homeopatía es tan regular, racional y, en Europa por ejemplo considerada: común, oficial y convencional como la alopatía.

¿Como decirle “medicina no convencional” a la homeopatía cuando médicos convencionales se han especializado en su práctica por miles en Inglaterra, Francia, Alemania, Holanda, España, México, Brasil, Costa Rica, Bélgica, India, Italia y Rusia?. Debemos encontrar formas de lidiar contra la injusticia oficial y académica (denunciar el prejuicio antihomeopático), sin ahorcarnos en el proceso al separar la homeopatía del tronco mayor de la medicina. Como señala el célebre homeópata británico Peter Fisher: “somos particularmente consistentes en tirar al bebe con el agua de la bañera”.

La distorción semántica y conceptual se ha llevado al extremo de crear una Academia de Medicina Homeopática (proeza de los colegas de Nuevo León) en un intento arrogante de rivalizar con la Academia Nacional de Medicina ya establecida. A pesar del desatino semántico prevaleciente, la homeopatía seguirá sobreviviendo y creciendo.


Marden De La Cruz Molina Pulgarin
Homeopatia centro de estudios homeopat...
Escrito por Marden De La Cruz Molina Pulgarin
el 01/04/2010

Amigo Jorge, personalmete tengo el concepto se que la Alopatia y la homeopatia pueden trabajar de la mano. Desde Hanneman se creo una rivalidad que persiste hasta nuestros dias. Pero lo manifiesta Didier Grandgeorge "Tengo dos manos, la derecha para golpear cuando es necesario y la Izquierda para acariciar. La derecha es la Alopatia y la Izquierda es la Homeopatia" Pagina 20 del Libro El Remedio Homeopatico.
Uno de mis maestros decia solo existe una enfermedad al igual que una salud. La primera es el desequilibrio de la Fuerza Vital y la segunda es su equilibrio o armonia.
Cade vez se hace mas necesario un movimiento mas amplio en pro de rescatar ese sitial que se merece la Homeopatia por todas esas bondades que nosotros conocemos.
Creemos Puentes que unan y no muros que separen.
Gracias

Hector Jairo Castaño
Homeopatia farmagreen
Escrito por Hector Jairo Castaño
el 06/04/2010

Acabo de terminar los ultimos parrafos de un tratado de homeopatia y la verdad voy a hablar un poco de ello.
Conocedor como era Samuel Hanneman al traducir obras de algunos idiomas al aleman su conocimiento se fue amploando de tal manera que lo llevo a tener una filosofia propia, otorgada por los conocimientos encontrados en dichas obras entre ellas las galenicas, las obras de Paracelso pero antetodo los conocimientos que le otorgo la Quimica farmaceutica. Reconocido como era medico como tal y su tesis de grado sobre la mano, gano respeto no solo en Alemania sino tambien en Suiza, Belgica y Francia tambien en Italia. Era un medico tradicional entodo el sentido de la palabra y se preocupaba por el bienestar de sus pacientes, se defraudo un dia cuando sus conocimientos no alcanzaban para salvar a tanta gente que moria a causa de la ineficacia de los metodos empleados, renuncio a sus titulos de medicina y se dedico a investigar y llego a la magistral Homeopatia.
Esto lo sabemos nosotros los homeopatas verdad y sobra hablar mas de ello pero retomando este parrafo quiero invocar a Kalil Gibran en una sus creaciones literarias
Las columnas de un templo aunque anden separadas sostienen una misma extructura
Sienso dos aplicaciones con una misma filosofia no deberan ir juntas por que se caeria la extrutura de la salud. Quien se haga homeopata que formule en la misma homeopatia y quien sea alopata que practique el tratamiento de las enfermedades
Nosotros no tratamos enfermedades solo tratamos enfermos.