En este grupo En todos

Foro de Desarrollo personal



La historia de S.B. Fuller

Andrés
Economía itam
Escrito por Andrés Mares
el 23/12/2011

"Somos pobres... No por culpa de Dios. " S.B. Fuller era uno de los siete hijos de un aparcero negro de Luisiana. Empezó a tarbajar a la edad de cinco años. A los nueve ya arreaba mulos. Eso no tenía nada de insólito: los hijos de los aparceros comenzaban a trabajar a edad muy temprana. Aquellas familias aceptaban la pobreza como su destino, no pdían mas.


El jóven Fuller era distinto a sus compañeros en un sentido: tenía una madre extraordinaria, una mujer que se negaba a aceptar la precaria existencia para sus hijos, pese a que ella no había conocido otra cosa. Sabía que algo fallaba por el hecho de que su familia apenas pudiera subsistir en un mundo de gozo y abundancia. Y solía hablar con su hijo acerca de sus sueños.


"No tendríamos porque ser pobres. Y que nunca te oiga yo decir que somos pobres por voluntad de Dios. Somos pobres... No por culpa de Dios. Somos pobres porque tu padre nunca tuvo el deseo de ser rico. Nadie en nuestra familia jamás a tenido el deseo de ser otra cosa."


Nadie había tenido el deseo de ser rico. Esta idea quedó tan profundamente grabada en la mente de Fuller, que cambió toda su vida. Empezó a querer ser rico. Centraba su mente en las cosas que quería y las apartaba de las cosas que no quería, y así adquirió un ardiente deseo de hacerse rico. Llegó a la conclusión de que la menra más rápida de ganar dinero era vendiendo algo. Eligió el jabón. Se pasó doce años vendiéndolo de puerta en puerta. Un día averiguó que la empresa que le proporcionaba el jabón iba a ser subastada. El precio de venta de la empresa era de 150,000 dólares. En doce años de ventas y ahorro, había logrado juntar 25,000 dólares. Se llegó al acuerdo de que depositaría los 25,000 doólares y los restantes 125,000 en un lapso de tiempo de diez días. En el contrato figuraba una cláusula segun la cuál perdería el depósito si no lograba reunir el dinero.


En el transcurso de 12 años como vendedor de jabón se había ganado el respeto y la admiración de muchos comerciantes. Ahora acudió a ellos. Obtuvo también dinero de algunos amigos, préstamos personales y grupos de inversión. La víspera de los diez días había logrado reunir 115,000 dólares. Faltaban 10,000.


EN BUSCA DE LA LUZ. "Había agotado todas las fuentes de crédito que conocía", recuerda. "Era entrada la noche, en la oscuridad de mi habitación, me arodillé y empecé a rezar. Le pedí a Dios que me condujera hacia una persona que me pudiera prestar los 10,000 dólares que me faltaban. Me dije a mí mismo que bajaría con mi automóvil a lo largo de la calle 61 hasta que encontrará la luz de un establecimiento comercial. Le pedí a Dios que hiciera que aquella luz fuera el signo de la respuesta a lo que le pedía."


Eran las 11 de la noche cuando S.B. Fuller bajaba por la calle 61 de Chicago. Al final, tras recorrer varias manzanas, vio la luz en el despacho de un contratista.


Entró. Ahí, sentado junto a su escritorio, cansado de trabajar hasta tan tarde, se encontraba un hombre a quien Fuller cconocía vagamente. Fuller comprendió que tendría que ser valiente.


" ¿Quiere ganar 1,000 dólares? Le preguntó Fuller directamente".


El contratista se sorprendió por la pregunta. "Si, claro", contestó.


"En tal caso, extiéndame un cheque por el monto de 10,000 dólares y, cuando le devuelva el dinero, le entregaré un cheque por 1,000 dólares de beneficios", recuerda Fuller que le dijo al hombre.


Le indicó al contratista los nombres de las demás personas que le habían prestado dinero y le explicó exactamente y con todo detalle en que consistía el negocio.


Antes de que terminara aquella noche, S.B. Fuller ya tenía un cheque por 10,000 dólares en su bolsillo. Posteriormente, adquirió el control accionario de otras siete empresas más.


S.B. Fuller comenzó su vida con muchas más desventajas que cualquiera de nosotros, pero eligió un gran objetivo y se dispuso a alacanzarlo*.


¿Cuál es tu objetivo en la vida?


* Tomado de "La Actitud Mental Positiva", Stone y Hill.


Escrito por Eligio Ramiro Lopez Gonzalez
el 17/03/2017

Muy interesante la historia de este hombre. En el mundo necesitamos muchos Fuller para que las cosas mejoren, y disminuya la pobreza. Cuando yo lei esta historia por primera vez en el libro de Napoleon Hill "La actitud mental positiva", me sorprendio la actitud de la mama de Fuller, al decirle a su hijo esta frase que cambio completamente el rumbo de su historia.

Chus Garcia
Experto: producción de eventos y espec...
Escrito por Chus Garcia
el 20/03/2017

Cierto, Eligio :-)

Escrito por Horacio Vazquez Camargo
el 25/08/2017

Impresionante la Forma de llevar su vida al Exito de SB Fuller, mi mas grande Admiracion, y para quienes esten intersados en lograr el exito personal y en equipo existe un proyecto que se adapta a toto tio de personas y que desarrollandolo bien desde el principio te puede llevar a grandes niveles en la vida, y es el Netoworkmarketin y/o Mercadeo en Red, quien este ineresado si gusta escribeme al correo horvaz2000@yahoo.com.mx