En este grupo En todos

Foro de Ciencias sociales



LA DEMOCRACIA

Lucio
Ciencias sociales de florencia
Escrito por Lucio Quincio Cincinato
el 07/02/2010

Creo fundamental y prioritario blindar el régimen democrático para protegerlo de los usurpadores de la libertad. ¡Si, cojones, a pesar de que esto suena muy antidemocrático y poco políticamente correcto!

Todos conocemos los terribles efectos de los sistemas totalitarios, sin embargo el populismo y la demagogia centrada en el cuento de la redistribución de la riqueza sigue siendo muy atrayente para la población hasta el punto de anestesiarles en un falso sueño de prosperidad. El populismo de derechas o de izquierdas siempre es demasiado intoxicante para el pueblo; con frecuencia podemos observar como las masas caen a los pies del primer iluminado que llega arropado en una ideología redentora.

Así vemos que gobiernos opresores muchas veces son el resultado de elecciones democráticas ganadas con grandes dosis de demagogia y populismo, y una democracia opresora no resulta menos abusiva que una dictadura, sólo que su despotismo suele ser menos visible.

¿Qué ocurriría si una mayoría de ciudadanos, empujados por una embrollada mezcolanza de ignorancia, desesperación, desilusión y animadversión, votara en unas elecciones a un candidato cuyo programa electoral anunciara que acabará con algunos de los principios básicos de funcionamiento de una democracia? ¿Debemos respetar esa decisión y asumirla como válida?

¿Qué debemos hacer con los partidos antidemocráticos? , porque la democracia no sería democracia si ellos no pudieran ejercerla también.

Un ejemplo sería el PCE. Como todos sabemos significa Partido Comunista Español y la historia nos confirma lo que ha hecho el comunismo por la humanidad. Algunos de Izquierda Unida diréis que el comunismo no funcionó en la antigua Unión Soviética y otros países del Pacto de Varsovia porque no era puro. Me pregunto, ¿Si no siendo puro asesinaron a millones de disidentes y dejaron miseria por doquier, que pasará cuando adquiera esa pureza? ¿Que blindaje democrático debemos fabricar contra este tipo de partidos cuya trayectoria, una vez conseguido el poder, es el totalitarismo?.

En la práctica política podemos observar que algunos partidos de tendencia totalitaria han disfrutado y disfrutan de las libertades democráticas, pero está claro que para ellos dichas libertades resultan aceptables sólo en cuanto estén en la oposición, pues si ostentaran el poder y aplicaran sus ideologías, la democracia naufragaría.

Dicho de otra forma, la democracia descansa en el supuesto de que la mayoría de los ciudadanos no votará a un partido contrario a las libertades; y normalmente así ha ocurrido pero no siempre. El nacionalsocialista Hitler obtuvo el poder democráticamente afirmando que no iba a eliminar la Constitución, sino a interpretarla de manera más “profunda”. Lo mismo está ocurriendo actualmente en Latinoamérica con gobiernos pseudodemocráticos que dicen representar al pueblo y llegados al poder por medios democráticos comienzan rápidamente el proceso de demolición del sistema de libertades.

Alonso Cabrera
Costa Rica, Costa Rica
Escrito por Alonso Cabrera
el 08/02/2010

Está bien, comparto con usted el hecho de que Hittler era antidemocrático. Pero me parece que usted habla de democracia y parece no saber realmente qué es la democracia. Dicha palabra se compone por demos y kratos , lo que significa, el poder del pueblo. Y perdón, pero democracia no significa nada más ir a votar cada cuatro años. Ni significa tampoco que un gobierno llegue al poder y nada más, como si se tratara de una profesión cualquiera. La verdadera democracia es aquella en la que el pueblo de verdad puede elegir lo que ester cre que derverdad necesita, y no lo que los grupos más poderosos les dicen que necesitan. Es, entonces, una real manifestación de su poder, verbalmente, simbólicamente, en la calle.Y ¿Para qué sirve un gobierno que se ocupe de mantener las desigualdades? Y no que con esto defienda a la URSS ni a todas las atrocidades que se han cometido en la historia. Simplemente lo digo porque en mi país, Costa Rica, mantienen, las élites políticas, un discurso paradisíaco, sobre las desiciones políticas aquí. Se jactan de que son verdaderos demócratas, pero vos vas a las calles, ves gente muriéndose de hambre, gente comiendo de la basura, explotación laboral, escuchás casos de corrupción desde el gobierno. Tantas cosas que dan asco, que yo no me atrevería a llamar democracia. Además, dentro de ese mismo sistema, que tanta gente le encanta llamar democrático, ha habido figuras políticas que hacen cartas al presidente para pedirle que manipule al pueblo para que se aprueben tratados comerciales que resultan oproviosos para el pueblo, y dichos tratados se han aprobado, la gente no le hace mayor bulla a dichas cartas, y tras de eso al pueblo es al que le toca llevar la peor parte... ¿Entonces me pregunto, es esa "democracia" verdaderamente democrática?

Tomas Arrellano
Sociologia uam iztapalapa
Escrito por Tomas Arrellano
el 12/02/2010

QUE BUEN DEBATE LUCIO.


Quiero precisar que la libertad no es la escencia de la democracia, sino más bien, del liberalismo.



Incluso, Democracia y Liberalismo como dos modelo de conducta social aplicada son antitéticos.



Por desesperante que parezca, la democracia y el liveralismo son, el día de hoy, antagónicos.


Este antagonismo se ve mayopr mente reflejado en la regulacion economica.


La economia se ha malversado e ideologizado como una doctrina parasitaria; convirtiendola en economicismo.


Los economicistas contraponen la libertad a la equidada y en este sentido, el blindaje debe protegerle del mayor de sus depredadores: el neo-liberalismo.


Esta técnica devenida en doctrina ideologica y su principio de minimizacion del Estado, es la que pone en riesgo la supervivencia de la democracia entendidad como un modelo que estructure un bienestar aceptables para la sociedad y el mayor número de sus integrantes, conlas debidas garantias a la condiciones que preserven ese bienestar consuenzado.


Asi pues, si el neoliberalimo, cuya doctrina beatifica el egoismo que destruye el sentido de comunidad y la libertad que vulnera el criterio contractual del que emanan los derechos sociales, incluidos el de la propiedad privada, no menos importante que el de la supervivencia y la igualdad.


El problema es grave, pues el criterio economicista subordina a traves de la coacción monetaria las garantías que el Estado democratico y de Derecho adquirio en el original summa potestas o texto supremo que coloca, en la mayoria de las democracias, la igualdad y la libertad como derechos no subordinados mutuamente.



Lucio Quincio Cincinato
Ciencias sociales de florencia
Escrito por Lucio Quincio Cincinato
el 20/02/2010

Sr. Arellano: Es obvio que el mercado no es violento, el mercado libre siempre fomenta la paz entre los pueblos. Son las fronteras, el proteccionismo, el intervencionismo y los totalitarismos los que traen la miseria y las guerras. Si existiera en el mundo un libre mercado al 100%, sin que aparecieran esos destructivos totalitarismos bananeros o esos despreciables mercantilismos que lo corrompen todo, es decir, esa forma capilar de corrupción, según la cual los negocios se hacen por el favor y con el beneplácito del poder y a espaldas de los consumidores, sería inimaginable el bienestar, el progreso y el desarrollo de los pueblos del mundo.

¡¡Incluso todavía tenemos que aguantar las memeces de algún que otro mediocre pseudoprogresista que se cree que alguna vez ha habido libre mercado puro, o culpa al liberalismo como el causante de la crisis económica mundial!.

En hacer posible ese 100% de libre mercado estamos unos cuantos que aún creemos en la libertad y el verdadero progreso de los pueblos.

Te quiero aclarar que lo que tu llamas capitalismo es realmente mercantilismo o capitalismo de Estado, típico de gobiernos intervencionistas. El mercantilismo y el capitalismo democrático, que defendemos los anarco liberales asilvestrados como yo, son cosas bien distintas, es decir antagónicas.

Con el mercado libre son las sociedades quienes a través de sus demandas por ciertos bienes dirigen el destino de los recursos. En contra, en una economía mercantilista quienes gobiernan la dirigen. Por ello se dice que el mercado libre es democrático, mientras el mercantilismo es autocrático, típico de dictaduras, algunas enmascaradas en falsas democracias.

Con el mercantilismo los gobiernos intervencionistas manipulan el precio del dinero (el tipo de interés) y con su monopolio controlan la oferta de dinero, produciendo grandes desajustes que llevan a crisis económicas como la que estamos padeciendo.

Por si fuera poco, el mercantilismo y sus extensas regulaciones vigila las operaciones financieras, no tanto para proteger derechos de los consumidores sino intereses espurios de sus empresarios afines. Para colmo, algunos empresarios irresponsables pierden la mesura, pues confían en que gobiernos intervencionistas les salven de sus errores. ¡Y vemos que si les salva, pero a costa del contribuyente!.

Te espero en mi bitácora: Lodicecincinato. Tk

Lucio Quincio Cincinato
Ciencias sociales de florencia
Escrito por Lucio Quincio Cincinato
el 20/02/2010

Sr.A. Cabrera: Desde el momento en el que si alguien se encuentra en el límite de un plano en el que si te desplazas dos centímetros todo se convierte en oro, es inevitable que la corrupción esté generalizada. Es un hecho que toda la clase política siempre está en ese límite del plano.

La solución es reducir el Estado al mínimo y exigir la separación de poderes para que unos se controlen a otros. Así se acaba con la corrupción. Estas dos cosas son imprescindibles para toda regeneración democrática.

Cuando la ley decide qué se puede comprar y vender, lo primero que se compra y se vende son los legisladores y ya sabes que cuanto más corrupto es el Estado más numerosas son las leyes.

La corrupción es un factor muy negativo pero no debemos ignorar que existen ideologías que son muy proclives a la misma, puesto que sus sistemas de gobierno se caracterizan por la ausencia de poderes independientes que se vigilen entre ellos, así como por sus liderazgos omnipotentes y absolutos; por ejemplo el nacionalsocialismo o el comunismo. Todos repugnantemente socialistas.

Te espero en mi bitácora: Lodicecincinato. Tk