En este grupo En todos

Grupo de Arqueología



La conservación en la musealización de la cueva pintada (2ª parte)

Bernardo
Administración de empresas la laguna
Escrito por Bernardo García
el 05/10/2010

SEGUNDA FASE DE OCUPACIÓN(ca. Siglos XIII al XV)


Del estudio del Perfil I se observa que la fase de abandono y desmantelamiento debe corresponder con todo el nivel II, mientras que los dos niveles superiores podrían corresponder a otra etapa que representaría una ocupación provisional y/o una fase de preparación para la segunda etapa de ocupación. Esta fase y su duración debieron ser breves y queda bien reflejada por el descenso en la susceptibilidad magnética y la presencia de un posible suelo tratado con carbonato a techo del nivel IV. Si se compara este suelo con el material representativo del suelo de la primera fase de ocupación, éste último muestra calcita en proporciones significativas aunque menores que el de las muestras correspondientes a la segunda fase, pero mayores valores de la susceptibilidad debido a un mayor tiempo de exposición subaérea y utilización antrópica.

Se observa que durante la segunda fase de ocupación algunas de las antiguas estructuras fueron reutilizadas y las cuevas y habitáculos excavados en la roca fueron re-excavados y su suelo preparado para su reutilización. A partir del Perfil 7 (nivel IV, figura 3) es posible distinguir un recubrimiento usado como suelo durante esta fase de excavación. De hecho en algunos lugares se distingue claramente un nivel centimétrico de arcillas utilizado para nivelar el suelo y para limitar las humedades en el mismo. Este nivel arcilloso presenta por encima un nivel de carbonatado que constituye el suelo ocupacional de la vivienda. Por comparación con la superficie que posiblemente constituía el suelo de la primera etapa, se puede apuntar una mayor elaboración de los materiales para dar consistencia al paramento en la 2º etapa.

A partir de los datos disponibles, no puede descartarse la existencia de una o varias etapas breves de ocupación entre las dos principales. Así lo indican algunos de los materiales estudiados como los correspondientes a los niveles III y IV del perfil 6 que contienen niveles de fuego cuyos bajos valores de susceptibilidad magnética parecen indicar períodos relativamente cortos en el uso de esta zona para estos fines. Asimismo, el el perfil I, el techo del nivel III, podría representar un nivel de suelo antrópico, dada la buena selección del material y el incremento en la proporción de carbonatos (calcita).


* Esta fase de la ocupación se caracteriza por la construcción de las casas prehispánicas con sillares de toba volcánica.


[PDF] Guía de la visita - Untitled

[PDF]

ANTONIO BELTRAN