En este grupo En todos

Grupo de Seguridad privada



LA AUSENCIA DE UNA SANA RENOVACIÓN

ALBERTO JORGE
Tecnicatura superior en seguridad priv...
Escrito por Alberto Jorge Silbersztein
el 29/12/2012

Como parte del necesario proceso de oxigenación de las estructuras privadas y públicas, a partir de cierta cantidad de años de trabajo y/o edad natural, a las personas les llega el tiempo de jubilarse/retirarse.-

En la República Argentina, mientras que en una gran mayoría de las actividades privadas la “jubilación” sobreviene indefectiblemente: a) para los hombres a los 65 años, y b) para las mujeres a los 60 años…; en el caso de los funcionarios de las fuerzas públicas (militares o de seguridad) se hallan en situación legal para su “retiro” a temprana edad: 55 años.-

Encontrándose enteros, aquellos “retirados” que alcanzaron altos rangos en sus respectivas fuerzas se insertan -mayoritariamente- en puestos de DIRECCIÓN TÉCNICO-OPERATIVA de empresas prestadoras de servicios de Seguridad Privada, o en la JEFETURA DE SEGURIDAD de empresas -de cualquier ramo- que dispongan de su propio Departamento de Prevención de Pérdidas.-

Una vez allí, muchos de éstos se enraízan, al punto que no son pocos los D.T. De la Seguridad Privada que exceden los 75 y 80 años de edad. Peor aún, muchos de ellos no toman en serio la necesidad de actualizarse, pues consideran que ya lo vieron y lo saben todo .

En la Argentina no existe un tope normativo -ni moral- que haga remover a éstos “profesionales”, y habida cuenta que el mercado comercial de la Seguridad Privada se halla en pleno proceso de estrecharse (al punto de obligar a cotidianas fusiones y absorciones que reducen drásticamente el número de vacancias para los niveles ejecutivos), la tozudez que ellos exhiben hace pensar que no son concientes del serio daño que provocan:

a) entre sus camaradas de promociones posteriores, al taponarles toda racional aspiración de crecimiento y futuro;

b) a las empresas en las cuales se desempeñan, y a los clientes tomadores de los servicios... , al pretender aplicar criterios perimidos y disfuncionales frente al reto que implica la movilidad de pensamiento y acción que hoy es característica del delincuente moderno.

Estimados COLEGAS, espero que estos padecimientos -entre bambalinas- no tengan su reflejo en vuestros países, o… ¿Por allí, también son así?

Por último, y dadas las fechas venideras:

ESPERO QUE TODOS UDS. TENGAN UN...

¡MUY FELIZ AÑO 2013!