En este grupo En todos

Grupo de SEMBRANDO CULTURA Y BUENAS SEMILLA



LA APARIENCIA DEFINE LA PERSONALIDAD?

Cristina
Maestra normal superior de docentes
Escrito por Cristina Gonzalez
el 12/04/2014

¿Crees como dice el refrán que el hábito hace al monje? ¿Se le cree mas a la apariencia que a la personalidad?

Jose Barajas
Ninguna secundaria
Escrito por Jose Barajas
el 12/04/2014

CRISTINA

GRACIAS POR INVITARME A ESTE INTERESANTE DEBATE

Yo pienso que no la personalida se va adquiriendo

Con las relaciones personales y experiencias vividas

La apariencia es engañosa la modificamos diariamente

Pero tenemos que tener cuidado con nuestra apariencia

Como te ven te trata


carteles mundo triste mundo personalidad apariencia jozuerm mundo infinito desmotivaciones





Jose Barajas
Ninguna secundaria
Escrito por Jose Barajas
el 12/04/2014

Luis
Escrito por Luis
el 12/04/2014

¿Es posible que nuestra apariencia defina nuestra personalidad, o definimos nuestra personalidad con nuestra apariencia?

Creo que por medio de la apariencia estamos demostrando nuestra personalidad.

Gracias Cristina por la invitación a este debate, un Abrazo

Alejandro Domenicone
Profesorado de historia universidad na...
Escrito por Alejandro Domenicone
el 12/04/2014
El hábito no hace al monje
En literatura, las apariencias engañan. Un escritor no es el tipo que todos imaginan bohemio y desordenado, sino alguien que se gana a pulso su amor por la belleza.
La expresión «El hábito no hace al monje» significa que la apariencia de una persona no define su condición o ser. En el caso del monje, él es monje por su fe, por su obra, por su conducta y no por lo que proyectan las ropas que viste.
Análogamente, un escritor no representa lo que parece. Un prejuicio social muy arraigado lo considera un ser irresponsable, indisciplinado, desordenado, bohemio en el peor sentido de la palabra y un haragán que escribe y lee mientras los demás se rompen el lomo para vivir. Pero, ¿Un escritor es realmente así?
Yo estoy convencido que el oficio de escritor, poeta, novelista o como quieran llamarlo no tiene nada de especial en el sentido que no corresponde ni al mito del outsider ni a la leyenda del ser especial que escribe asistido por la musas. Más bien es una tarea ardua que exige varios requisitos.
Primero. Un escritor tiene que graduarse como lector. ¿Qué quiero decir con esto? Yo creo, como muchos otros autores, que la lectura es como la antesala de la habitación principal: la escritura. La primera, creo, condiciona la existencia de la segunda. No hay, por esta razón, un narrador o poeta que no se considere ante todo un lector. Un escritor que se precie de serlo debe haber leído cientos, miles de libros, así como un cineasta verdadero tiene que haber visto cientos, miles de películas; o un músico haber oído cientos, miles de melodías; o un pintor haber visto cientos, miles de cuadro en museos y exposiciones. Solo después, de esta experiencia fatigante y purificadora puede dedicarse a escribir.
Segundo. Un escritor debe dominar la lengua que habla. Quien quiere ser poeta o narrador y no conoce el español es mejor que no intente la aventura de escribir. Es como un zapatero que no sabe clavar, un pintor que no conoce los colores básicos, un albañil incapaz de levantar una pared o un futbolista que no sabe cómo patear un balón. No se aprende a redactar bien de la noche a la mañana; también debe aprender, casi al mismo tiempo, a pensar, leer y conocer gramática.
Tercero. Un escritor es un ciudadano responsable, aunque sea pobre. Los escritores también pagan impuestos, recibos de luz, agua y teléfono y, sobre todo, crían hijos, a los que tienen que alimentar y estimular para que sean ciudadanos respetables. Son muy pocos los que pueden vivir exclusivamente de la escritura y venta de sus libros. Los que lo hacen, han llegado a una situación de privilegio, caso Mario Vargas Llosa y otros más. Los que no llegan al estatus de exitosos; es decir la mayoría, les queda la esquizofrenia de vivir con un pie en un trabajo alimentista y con el otro en su verdadera vocación.
Cuarto. Un escritor no debe tener miedo al fracaso. Su primer gran deber es ser fiel a sí mismo y escribir bien. Es penoso ver cómo la vocación por la literatura y el amor se va desvaneciendo por cobardía o por temor al que dirán. Los jóvenes deberían saber que lo más importante es la felicidad y el placer con que uno realiza las cosas.
Una vocación se defiende con uñas y dientes; se ama con fervor en privado y en público; se cultiva con libertad y con gozo en cualquier circunstancia. «Nunca he escrito para ganarme la vida, sino que me he ganado la vida para poder escribir», dice Juan Goytisolo
Quinto. Un escritor debe un soñador, un profesional de la utopía, un viajero mental a tiempo completo. El amor, dice Saint-Jhon Perse se alimenta desde sus imposibles, en tanto persigue metas que nunca podrá alcanzar. La literatura es una de esas metas que siempre se escurre entre las manos. Lo hermoso en este caso es no llegar nunca a la perfección. La literatura es, como dice Borges, una revelación que nunca se produce. En este sentido, se trata de una aspiración, de un ideal, de una búsqueda incesante.
Y sexto. Ser escritor es una manera placentera de ser feliz. Al diablo con las viejas ideas de que hay que sufrir como Vallejo para escribir bien o ser un borracho como Bryce para ganar fama. Ni lo uno ni lo otro. Nadie puede escribir con el estómago vacío, ni menos crear una obra maestra bajo el influjo del vino o la cerveza. Se necesita ser uno mismo para conquistar la belleza. Un escritor no escogería el camino de la literatura si no sintiera un profundo gozo cuando persigue la belleza. Entonces, el hábito no hace al escritor sino su fe ciega en un quehacer al que se dedica por el puro placer de la creación y la libertad.

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 13/04/2014

Para mi gusto , la primera impresi{on es importante, pero no definitiva, acuérdate que la misma palabra lo dice "apariencia". Puedes aparentar muchas cosas ¿Pero quien eres realmente?. Yo creo mas bien que es la actitud la que define la personalidad, bueno pero esa es mi opini{on. Lo primero que uno percibe de otro es su aspecto visual. Así que en una sociedad en donde impera la imagen, manda la apariencia. Una segunda o tercera apreciaci{on nos permite evaluar mejor, pero generalmente es tarde , Gristina por tu debate muy interesante.

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 13/04/2014

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 13/04/2014

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 13/04/2014

De ningguna manera, es simplemente un disfras,

Maria Elcy Quintero De Marin
Gerencia empresarial, secretariado com...
Escrito por Maria Elcy Quintero De Marin
el 13/04/2014

Yo diria... La apariencia no influye en la personalidad.
La apariencia es la llamada "Capa Exterior", y tiene que ver en como nuestra forma FISICA (cuerpo,ropa. Aseo,etc) nos hace ver ante el mundo.
La personalidad tiene que ver mas con tu forma de ser, con los sentimientos, tu cultura,tu etica,etc, en otras palabras tiene que ver con nuestra forma de ser. Hoy en dia se valora mucho la apariencia, pero se valora aun mas... Mucho mas la personalidad. "El fisico atrae, la personalidad enamora".

Yo estoy de acuerdo con lo que dice Jose, la apariencia es engañosa y como dice Tere, se puede aparentar muchas cosas.

Gracias Cristina por abrir este debate y por invitarme.

Lo seguire muy de cerca.

Un abrazo

Bernardo
Escrito por Bernardo
el 13/04/2014

Gracias Cristina Gonzalez por la Invitación al Debate Abierto Sobre Apariencia y Realidad de la Persona y La Calidad o Personalidad, Unos Claros Aportes, Gracia Alejandro por la Explicación y El Engaño Aparente, con Cariñoso Respeto al Grupo, Felicidades, Saludos del Abuelo Niño, Bernardo.

Manolo De La Vi?a Jimenez
F.p. ii centro de formación profesional
Escrito por Manolo De La Vi?a Jimenez
el 13/04/2014

Hola Tere.

Creo que si muestra la personalidad, toda persona que aparenta lo que no es. Al menos muestra un gran complejo.

Te has fijado que en Emagister se dan mas títulos universitarios por metro cuadrado que en el resto del mundo.

Yo estudié la carrera de listo y no ando presumiendo.

Ay si yo te contara, seguro que me echas los perros.

Un abrazo, Manolo.

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 13/04/2014

Hola Manolo este debate no lo cree yo sino mi amiga Cristina, pero es muy acertado lo que dices, me he fijado en lo mismo que tu. Siempre con tu humor a flor de piel, Yo solo ostento el titulo de maestra de escuela, si bien es cierto que estudié en la facultad profesorado de historia durante tres años, cuando faltaba uno para terminarlo lo abandoné por razones personales,, pero tambien reconozco que soy lista en muchas cosas y tampoco presumo, así que no te podr{e echar los perros jajaja, Un abrazo y feliz fin de semana.

Tere Catalano
Maestra normal superior escuela normal...
Escrito por Tere Catalano
el 13/04/2014

Manolo este debate no lo cree yo sino mi amiga Cristina, pero te lo voy a responder porque me hizo gracia lo que decis, me he fijado en lo que decis y es verdad.. Yo solo soy maestra de escuela y sin bien es cierto que hice tres años en la facultad de profesorado de historia, cuando faltaba un año para terminar lo abandoné por razones personales y valederas para mi, pero tambien como tú estudié la carrera de lista y tampoco ando presumiendo, hice si varios cursos así que no te puedo echar los perros jajaja. Un abrazo y feliz fin de semana.


Manolo De La Vi?a Jimenez
F.p. ii centro de formación profesional
Escrito por Manolo De La Vi?a Jimenez
el 14/04/2014

Hola de nuevo.

Tienes razón Tere, como era tu invitación fui directo al grano y no me fijé.

Mis excusas para Cristina, la artífice del debate. Pero me reitero en mis observaciones.

Abrazos, Manolo.

Sara Montagne
Asiste y dicta clases en la escuela de...
Escrito por Sara Montagne
el 14/04/2014

Estamos casi todos un poco de acuerdo, CRISTINA, con las lindas opiniones

Desde hace mucho, desde la literatura, la tragedia, la vida cotidiana, se habla de la MÁSCARA, que justamente, es la apariencia, el PERSONAJE, el cual si bien parecería "elegido" por la persona misma, se trata de un encubrimiento de la verdad interna, pero si vemos que ACTÚA desde ese personaje, parece que, al final de cuentas, nos preguntamos dónde estará la verdadera persona...? Existirá?

Trabajé toda mi vida con la hipótesis de que "EL SER ESTÁ ENCAPSULADO", pero está, y ayudamos a encontrarlo, a permitirle emerger de las capas profundas que lo encubren...

Tarea ímproba, con algunos muy gratificantes encuentros... Con mucho tiempo...

No creo que sea una necesidad encubrirse, es un HECHO que resulta montando una serie de "defensas" a partir más o menos de los 2 años de edad desde la secreta "necesidad", sí, de sentirse ACEPTADO por... Mamá y/o papá, según cada compleja situación de la crianza y convivencia..

Lo considero el DRAMA DEL SER HUMANO, no lograr al acceso del sí mismo y vivir en concecuencia, no lograr autenticarse y SER

Muy interesante este propuesta

Cariños

Sara


Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 14/04/2014

Pienso que Influye mucho, aunque no la define totalmente.

Gracias Cristina!