En este grupo En todos

Grupo de Formación continuada en Urología, y Medicina Sexual



Infecciones del Tracto Urinario Durante el Embarazo

KHALIL
Medicina valencia
Escrito por Khalil Ahmad Samhan
el 24/07/2012

La prevalencia de la bacteriuria entre las mujeres embarazadas oscila entre 2. 5 y 11%, aunque según la mayoría de los autores varía entre 4% y 7%. Los episodios de bacteriuria recurrentes son más comunes entre mujeres gestantes que tienen bacteriuria decumentada en su evaluación prenatal inicial.

Generalmente es aceptado que todas las mujeres embarazadas se deben investigar con urocultivos cuantitativos. El propósito de los programas de investigación es prevenir las complicaciones asociadas con la bacteriuria en el embarazo. Existe una asociación entre la presencia de bacteriuria en el primer trimestre y la ocurrencia subsiguiente de pielonefritis. Algunos autores informan que 20-40% de las mujeres con bacteriúrica no tratada, desarrollarán posteriormente pielonefritis (Kass 1973; Norden 1968; Zinner 1971).

La bacteriuria maternal se asocia también con consecuencias adversas para el feto. Existe un incremento de riesgo de parto prematuro en mujeres embarazadas con pielonefritis (McFadyen 1973).

El uso de antibióticos durante el embarazo se debe basar en el conocimiento de incremento de potencial del aclaramiento del fármaco debido al índice del incremento de la filtración glomerular materna, así como el potencial de las toxicidades específicas para el feto.

La mayoría de los autores recomiendan un curso de antibióticos de 7 a 10 días para la ITU en el embarazo. se demuestra que existe una bacteiuria persistente durante el embarazo, existe un incremento de riesgo de anomalías urinarias estructurales y se debe realizar una evaluación urológica meticulosa después del parto.

Las quinolonas han demostrado que causan una erosión del cartílago en estudios de animales y están contraindicadas durante el embarazo (Anónimo, 1991).