En este grupo En todos

Foro de Psicoanálisis

charo
Escrito por charo
el 05/01/2011

El amor de una madre a un hijo no siempre es correcto, sí es una gran muestra de amor, siempre que la madre sepa respetar el espacio del hijo, siempre que le explique las cosas pero no lo influya en sus decisiones, siempre que le ofrezca su amor sin pedirle a cambio nada, siempre que este cuando se la necesite sin invadir, siempre que abrace y acaricie sin asfixiar,............... El amor de una madre a un hijo es un gran amor, siempre que se ame correctamente ( por supuesto estoy hablando de personas adultas,.......... O no tan adultas, ya que una madre tambien ha de enseñar a sus hijos a ser autonomos y a tener confianza en ellos mismos).
Simplista o no, yo creo que la mejor forme de amar es desde el respeto absoluto, y ese respeto del libre albedrio hacia el otro, quizas el que más cuesta es el que se ha de tener hacia un hijo, en el momento en el que condicionamos a la otra persona, aun creyendo que eso es lo mejor para ella, ese amor ya no es positivo para el otro, ni para nosotros mismos.

Un abrazo

Olga
Escrito por Olga
el 06/01/2011

Estimada Charo, permíteme que discrepe contigo en ese último comentario sobre el amor madre-hijo/a. A ver, globalmente entiendo que es como dices, osea es cierto , pero eso que expones es como la meta, como el horizonte al que ha de llegar el amor madre hijo, pero en la infancia y adolescencia, no se puede respetar al hijo. Entiéndase el comentario: hay que condicionarlos, hay que enseñarles caminos, hay que limitarlos, y tienen que poder soportar la ley, que diría el psicoanálisis, incluso sin razonar, por pura autoridad paterna y materna. Autoridad no es autoritarismo. Autoridad amorosa. Porque los niños vienen en blanco, no saben nada, y hay que equiparlos con fortaleza y voluntad, para lo cual, no se les puede dialogar en ciertos tramos de la vida, no tienen una estructura que pueda entender correctamente ese exceso de supuesto respeto, pues lo convertirían en una ausencia de referentes muy perjudicial; sólo se les puede mandar de la forma menos agresiva posible. Una vez que acaten las cosas, se puede pasar a esa fase que tú comentas, pero no antes, porque un respeto por su autonomía en una edad demasiado temprana, sólo puede desembocar en superficialidad en esos hijos, en ausencia de valores y en una nada y vacío. Por ejemplo, para sacar nuestros propios razonamientos, alguien podría decir que no leamos nada.... Sin embargo, oh paradoja: hay que estudiar a los filósofos previos, a los sabios, los textos más ancestrales y menos.... Para poder crear algo nuevo. Nadie crea nada ni se hace autónomo moralmente, desde el vacío. Hay que partir de lo previo, aunque eso previo tenga defectos o se haya quedado desfasado.


A una hija de 20 años se la puede intentar dialogar y razonar las cosas, pero sólo si cuando tenía 10, o 15, pudo soportar la autoridad y equiparse con el saber que los padres le transmiten, parcial, sí, y seguro que en algún punto equivocado, pero necesario eslabón de una cadena. No sé si se entiende lo que digo.


Un afectuoso abrazo.

Yohanna Ardiles Davila
Derecho universidad señor de sipan/ ch...
Escrito por Yohanna Ardiles Davila
el 16/01/2011

Cuando uno ama desea estar con la persona amada todo el tiempo, pero hay que aprender a respetar los espacios.
Si nos aman y amamos no tenemos, porque sentir inseguridad, pensando en el momento de la separación, por el contario pensemos y preparemos el proximo encuentro.

Saludos

Yohanna