En este grupo En todos

Grupo de Formación continuada en Urología, y Medicina Sexual



Importancia de la Tomografía Axial Computarizada en Diagnóstico y Seguimiento del Carcinoma de Próstata

KHALIL
Medicina valencia
Escrito por Khalil Ahmad Samhan
el 11/03/2013

La tomografía axial computarizada TAC o TC es una exploración radiológica denominada scanner que utiliza las radiaciones para obtener imágenes de cortes de un proceso, una masa patológica o un organo determinado.

La TAC se utiliza para el estadiaje o estudio de extensión de varios tipos de cáncer, que en el aparato urinario pueden estar localizados en riñón, uréter, vejiga, y próstata y en el aparato genital en testículo, cordón espermático y pene.

En casos de próstata la TAC puede dar imágenes normales o la próstata puede estar aumentada de tamaño tanto en la hiperplasia benigna de próstata como en el carcinoma de próstata, a pesar de que el examen físico y la ecografía transrectal con biopsia son los métodos de elección para la detección del carcinoma dentro de la glándula de la próstata.

Las cuatro imágenes principales a tener en consideración en el estadiaje del carcinoma de próstata incluyen:

1-Presencia o ausencia de invasión capsular.

2-Invasión de los órganos circundantes.

3-Linfadenopatías.

4-Metastasis distantes.

Definiendo la invasión capsular permite la diferenciar la enfermedad intracapsular (estadío A y B) de la enfermedad pericapsular (estadío C)

La infiltración pericapsular del tumor en la TAC, puede estar simulada por edema o fibrosis por lo tanto es un hallazgo inespecífico.

La sensibilidad de la TAC es del 30 al 55% en el estadío C de la enfermedad (Golimbu et al, 1981; Hricak et al, 1987; Platt et al, 1987),, y su especificidad en excluir enfermedad local es del 73-100% (Golimbu et al 1981; Sager et al, 1983).

En cancer de próstata, la extensión a la pared pélvic lateral se identifica por la invasión del músculo obsturador interno.

La invasión de las vesículas seminales se identifica por la obliteración del ángulo de las vesículas seminales entre éstas y la pared vesical posterior.

La detección de nódulos linfáticos por TAC es del 63-93% (Emory et al 1983; Levine et al 1981). LA TAC se usa también para guiar la punción-aspiración percutánea de los nódulos linfáticos para su confirmación histológica y para planificar los campos la radioterapia externa.

Las mestástasis distantes ocuren más a menudo en hígado, pulmón, huesos y cerebro.

La TAC puede detectar las metástasis en el abdomen y pelvis. También se pueden detectar por TAC complicaciones secundarias de la enfermedad metastásica como obstrucción ureteral por linfadenopatías retroperitoneales u obstrucción de la salida vesical.

La TAC puede detectar lesiones prostáticas no neoplásicas como HBP, prostatitis y absceso prostatico.

En TAC la próstata normal se observa como una estructura de tejido blando difícilmente distinguible de las estructuras que la rodean. Por esta razón, la TAC tiene escasa utilidad en la evaluación prostática.

Lecturas Recomendadas

1-Golimbu M, Morales P, Al-Askari S, Shulman Y: CAT scanning in staging of prostatic cancer. Urology, 1981; 18: 305-08.

2-Hricak H, Dooms GC, Jeffrey RB, et al: Prostatic carcinoma: staging by clinical assessment, CT, and MR imaging. Radiology, 1987; 162: 331-36.

3-Levine MS, Ager PH,Coleman BG, et al: Detecting lymphatic metastases from prostatic carcinoma: superiority of CT. AJR, 1981; 137: 207-211.

4-Platt JF, Bree RL, Schwab RE: The accuracy of CT in the staging of carcinoma of the prostate. AJR, 1987; 149: 315-18.

5-Sawczuk IS, de Vere White R, Gold RP, et al: Sensitivity of computed tomography in evaluation of pelvic lymph node metastases from carcinoma of bladder and prostate. Urology, 1983; 21: 81-84.