En este grupo En todos

Grupo de Malformaciones congénitas



Impacto de las ondas electromagnéticas en la génesis de las malformaciones congénitas

CARLOS RENE
Médico.cirujano-mèdico clìnico-gerente...
Escrito por Carlos Rene Jarrín Beltrán
el 12/11/2010


L os campos electromagnéticos de radiofrecuencia se producen en forma natural, con gamas de longitudes de ondas muy variadas. La ionosfera protege eficazmente la biosfera terrestre contra radiaciones de este tipo que se originan en el espacio. Fenómenos eléctricos naturales, como los que acompañan las tormentas suelen generar campos electromagnéticos y radiaciones de gran intensidad pero los campos seculares son débiles en intensidades comparados con los campos artificiales provocados por la proliferación de las fuentes antropógenicas.

Los emisores deliberados de microondas y radiofrecuencias (RF) emiten una radiación coherente, es decir, los frentes de ondas son regulares, irradiados en una estrecha banda de frecuencias en todo momento.


Hasta hace poco más de cien años la única fuente de campo electromagnético a la que una persona estaba expuesta era natural, sol, radiactividad natural, campo estático de la Tierra , etc .

Hoy en día es difícil imaginar la sociedad sin la electricidad , los electrodomésticos, la radio , la televisión ,el microondas o la telefonía móvil, que son aplicaciones que generan y utilizan campos y ondas electromagnéticas.

Nadie cuestiona la utilidad de los avances tecnológicos, que hacen más có moda la vida cotidiana, sin embargo, en los últimos años se ha generado una cierta preocupación por los hipotéticos efectos de estos campos electromagnéticos sobre la salud humana sobre todo en la producción de malformaciones congénitas

Los campos electromagnéticos son una combinación de ondas eléctricas y magnéticas que se desplazan simultáneamente, sabemos que se propagan a la velocidad de la luz , y están caracterizados por una frecuencia y una longitud de onda. Dichas ondas son perjudiciales en los seres vivos generando a lo largo del tiempo consecuencias irreversibles.

La población , en su mayoría, no tiene el conocimiento apropiado sobre lo peligroso que es el estar expuesto a dichos campos electromagnéticos. Esto se refleja aun más en nuestro medio, donde es común encontrar antenas telefónicas o antenas de alta tensión en todo nuestro distrito.


Karina Viviana Gonzalez Gonzalez
Enfermeria 1/2 universidad península d...
Escrito por Karina Viviana Gonzalez Gonzalez
el 10/01/2011

El impacto que tienen las ondas electromagnéticas en la humanidad se puede decir que es una idea aceptada por todas las personas, sin saber lo que esto puede provocar en nosotros, todo esto es producido por las nuevas tecnologías, ya sean las antenas de celulares, los propios celulares, electrodomésticos incluso la propia electricidad, todos estos factores generan ondas lo cual es muy perjudicial para todos los seres vivos, que a la larga puede producir consecuencias ya que nos exponemos a muchas radiaciones, en el caso de mujeres embarazadas puede provocar un embarazo con alguna anomalía esto es llamado teratogeno que es un agente ambiental capaz de desviar el desarrollo hacia la anormalidad, el desarrollo embrionario y fetal normal puede ser alterado por diversos factores externos como agentes físicos, químicos y biológicos, estas anomalías son tanto estructurales como funcionales presentes en el nacimiento que puede ser de origen genético como adquirido o por las radiaciones electromagnéticas.

Las radiaciones electromagnéticas son aquellas cuyo efecto como su nombre lo describe es la ionización de la materia debido a su longitud de onda mas corta y por ende mas energética también llamad desintegración radiactiva , la cual puede ser de tres clases:

Radiación alfa que son desviadas por campos eléctricos y magnéticos y son poco penetrantes, aunque muy ionizantes.

Radiación beta son resultantes de la desintegración y son desviados por campos magnéticos, son mas penetrantes aunque su poder de ionización no esta elevado como el de las partículas alfa.

Radiaciones gamma es un tipo mas penetrante de radiación al ser ondas electromagnéticas.

Att. KARINA GONZALEZ GONZALEZ

Evelyn Panchana Yagual
Enfermeria upse santa elena
Escrito por Evelyn Panchana Yagual
el 07/02/2011

Mi conclusión es la siguiente:

Las ondas electromagnéticas están constituidas por dos campos, uno eléctrico y otro magnético, mutuamente sostenidos que se propagan en el espacio en forma ondulatoria. Estas ondas, portadoras de energía, se caracterizan por los parámetros: amplitud y frecuencia, que las determinan totalmente. Pero, además de sus propiedades ondulatorias, también presentan aspectos corpusculares (fotones) comportándose entonces, como paquetes de energía, la cual depende exclusivamente de la frecuencia. Esta visión de la onda como partícula es de gran utilidad para las consideraciones bioquímicas. Las ondas, además de energía, pueden portar información si se modula su amplitud, frecuencia o ambas; y por ello se utilizan en los sistemas de telecomunicación.

Es por eso que a las mujeres embarazadas se les prohíbe ver demasiada televisión prender el microondas, e incluso mantener una comunicación vía celular, para evitar malformaciones en su bebe.

En países como Italia y Francia de prohíbe el uso de celulares a niños menores de cinco años ya que se descubrió que produce cáncer de cerebro y oído.

Cabe recalcar que en las estaciones base de telefonía móvil,los campos electromagnéticos producidos son pequeños, aunque en la cercanía de las antenas emisoras (dependiendo de su potencia y frecuencia) pueden alcanzarse niveles de densidad de potencia y campo eléctrico perjudiciales para la salud. Además, estas radiaciones tienen un gran alcance y están experimentando un crecimiento exponencial, por lo que afectan a un sector cada vez más amplio de la población, poniendo en riesgo la salud de los mismos.

No solo las antenas de celulares emiten ondas electromagnéticas, entre ellos tenemos:

1) Los tendidos de alta y media tensión, con sus subestaciones y transformadores:

Estos elementos son fuente de campos electromagnéticos de alta intensidad en al nivel de ELF, cuyo alcance es variable y cuyos efectos pueden ser perjudiciales para la salud. Existen 30 subestaciones de transformación y transformadores en la región algunas situadas en las inmediaciones del entorno urbano.

2) Los electrodomésticos y las instalaciones eléctricas caseras:

El creciente uso de electrodomésticos nos somete a un mayor riesgo de irradiación en nuestras casas, en el caso de que los electrodomésticos no dispongan de las adecuadas medidas de seguridad: microondas, calefactores, vitrocerámicas; o de que las instalaciones eléctricas no posean una correcta toma de tierra.

3) Las instalaciones y aparatos de uso industrial:

En el medio industrial se puede fácilmente estar expuesto a elevados niveles de electro polución. A este respecto existe una normativa que es el mínimo exigible a cumplir.

Algunas de las principales vías de influencia es a través de un aumento de la permeabilidad de la barrera hemato-encefálica: Las neuronas, como todas las células, están recubiertas de una membrana que las protege del exterior. Las microondas provocan una dilatación de los poros de esa membrana, que se hace así permeable a determinadas sustancias que no deberían entrar en las neuronas. Este proceso permite relacionar las microondas con tumor cerebral, enfermedad de Alzheimer y pérdidas de memoria, como consecuencias más directas. Otra vía de influencia es a través de la producción de melatonina.

La melatonina es una hormona descubierta recientemente, producida por la glándula pineal, una de cuyas funciones conocidas es la de regular los ritmos de sueño y vigilia. Una alteración en su producción con lleva desarreglos del sueño y otras, tales como depresión, cansancio y, en el extremo, propensión al suicidio.

Experimentos de laboratorio han demostrado que las radiaciones de baja intensidad producen roturas en el ADN. El ADN es el encargado de fabricar células especializadas, y su rotura puede provocar la fabricación de células no especializadas, es decir, cáncer.

gracias

Evelyn Panchana Yagual

3/2 enfermeria

Maria Lino Lavayen
Guayas, Ecuador
Escrito por Maria Lino Lavayen
el 07/02/2011

La principal ventaja de las ondas electromgnéticas es que tienen muchas utilidades. Son utilizadas en el campo de la comunicación, en medicina, la industría,... Sin embargo, tambien tienen algunos inconvenientes como los efectos perjudiciales de algunas de ellas sobre la salud. Los efectos sobre la salud de las ondas electromagnéticas son muy variados en función de su frecuencia; es decir, de la energía que portan sus fotones. Abarcan desde los efectos nulos, para muy bajas frecuencias, hasta efectos gravísimos en el caso de los rayos gamma o de los rayos cósmicos. Aparte de los efectos bioquímicos, las ondas electromagnéticas, presentan claros aspectos biofísicos. En el rango de frecuencias que nos importa el efecto térmico es manifiesto y su influencia en la salud innegable. El efecto térmico es debido a que todo campo electromagnético variable, y una onda es eso, induce corrientes eléctricas, y éstas a su vez disipan energía, en mayor o menor cuantía dependiendo de los coeficientes de conductividad e inducción. La disipación de energía contribuye evidentemente a la elevación de la temperatura, que será de forma local o general dependiendo que la irradiación sea local o general. Claro esta que las ondas electromagneticas son perjudicial para la salud del ser humano sin embargo las personas no hacemos conciencia de aquello o por la falta de conocimiento de lo que estas ondas generan no hacemos prevencion especialmente con el uso indiscriminado de los celulares ya que las frecuencias emitidas por ellos puede provocar cancer, seria necesario dar educacion a nuestra comunidad sobre este tema ya que con ello se podria hacer prevencion y disminuir las malformaciones congenitas.

Shirley Janeth Soledispa Reyes
Enfermeria universidad estatal peninsu...
Escrito por Shirley Janeth Soledispa Reyes
el 07/02/2011

NOMBRE : SHIRLEY SOLEDISPA REYES.

CARRERA: ENFERMERÍA 1/2

EL IMPACTO DE LAS ELECTROMAGNÉTICAS EN LA GÉNESIS DE LA MALFORMACIONES CONGÉNITAS

Para primero debatir tengo que conocer eh informarme mas sobre el tema asi que aqui investigue.
La contaminación se ha convertido en un problema a escala planetaria, con consecuencias graves para el medio ambiente y la salud humana. Por desgracia, en vez de mejorarse en los últimos años, a los contaminantes ya conocidos se ha venido a sumar la contaminación electromagnética, como subproducto del desarrollo tecnológico masivo basado en la electricidad y las comunicaciones.
Cuando nos referimos a contaminación electromagnética o electro polución, hablamos de la contaminación producida por los campos eléctricos y electromagnéticos, como consecuencia de la multiplicidad de aparatos eléctricos y electrónicos que nos rodean por todas partes, tanto en nuestro hogar como en el trabajo. Son radiaciones invisibles al ojo humano pero perfectamente detectables por aparatos de medida específicos.
Dada la proliferación incontrolada de fuentes de contaminación electromagnética a nuestro alrededor, son múltiples los científicos de renombre internacional que han mostrado su interés por el tema, advirtiendo del creciente riesgo a que nos vemos sometidos; en este sentido, apuntan no pocas investigaciones publicadas en prestigiosas revistas científicas. De entre los efectos adversos publicados en estas investigaciones podemos destacar los siguientes: cefaleas, insomnio, alteraciones del comportamiento, depresión, ansiedad, leucemia infantil, cáncer, enfermedad de Alzheimer, alergias, abortos, malformaciones congénitas, etc.
Debido a esta preocupación mundial, creciente, por la electro polución surge el proyecto CEM (de campos electromagnéticos), auspiciado por la Organización Mundial de la Salud, en el cual participan numerosos países, y mediante el cual se pretenden aunar esfuerzos con el objeto de lograr un adecuado conocimiento sobre los efectos de la contaminación electromagnética.
Teniendo en cuenta la bibliografía especializada y las publicaciones consultadas, queremos recordarle el destacado papel que en la electro polución tienen las siguientes fuentes:

1) Los tendidos de alta y media tensión, con sus subestaciones y transformadores:
Estos elementos son fuente de campos electromagnéticos de alta intensidad en al nivel de ELF, cuyo alcance es variable y cuyos efectos pueden ser perjudiciales para la salud. Existen 30 subestaciones de transformación y transformadores en la región algunas situadas en las inmediaciones del entorno urbano.

2) Las emisoras de radio y TV, así como las estaciones base de telefonía móvil:
La contaminación es en el nivel de radiofrecuencia y microondas (desde 100 KHz - 300 GHz). Los campos electromagnéticos producidos son pequeños, aunque en la cercanía de las antenas emisoras (dependiendo de su potencia y frecuencia) pueden alcanzarse niveles de densidad de potencia y campo eléctrico perjudiciales para la salud. Además, estas radiaciones tienen un gran alcance y están experimentando un crecimiento exponencial, por lo que afectan a un sector cada vez más amplio de la población.


3) Los electrodomésticos y las instalaciones eléctricas caseras:
El creciente uso de electrodomésticos nos somete a un mayor riesgo de irradiación en nuestras casas, en el caso de que los electrodomésticos no dispongan de las adecuadas medidas de seguridad: microondas, calefactores, vitrocerámicas; o de que las instalaciones eléctricas no posean una correcta toma de tierra.

4) Las instalaciones y aparatos de uso industrial:
En el medio industrial se puede fácilmente estar expuesto a elevados niveles de electro polución. A este respecto existe una normativa que es el mínimo exigible a cumplir.
Conceptos básicos

Las radiaciones electromagnéticas se dividen en dos grandes categorías , dependiendo de su nivel de energía: las radiaciones ionizantes y las no ionizantes. Ejemplos de radiaciones ionizantes serían la radiactividad o los rayos X. Están admitidas como peligrosas y se gestionan con las medidas de seguridad apropiadas, por lo que ya no volveremos a tratarlas, y nos centraremos en las no ionizantes.
Las radiaciones no ionizantes son las producidas por la corriente eléctrica, transmisiones de radio y televisión, y telefonía móvil (también llamadas microondas).
De estas radiaciones siempre se ha dicho que no perjudicaban porque no producían efectos de calentamiento celular (los llamados "efectos térmicos"). Esta opinión nunca ha sido unánime entre los científicos, pero recientemente se vienen produciendo una serie de hechos que han sacado el tema a debate. Lo que ya muchas investigaciones han dejado claro es que también existen "efectos no térmicos", que hasta ahora no se han tenido en cuenta, pero que no por eso dejan de ser peligrosos.
Las radiaciones que hasta el momento se reconocen como más perjudiciales son, por un lado, las emitidas por los tendidos eléctricos de alta tensión y sus estaciones transformadoras, y por otro, las derivadas de la telefonía móvil, tanto las emitidas por los teléfonos móviles como las procedentes de sus antenas base.
Cómo nos afectan las microondas

Son cientos las investigaciones de laboratorio que han encontrado relaciones positivas entre microondas y desórdenes de todo tipo. Estas investigaciones ya ha puesto de manifiesto cómo influyen las microondas sobre los tejidos de los seres vivos.
Los organismos animales utilizan electricidad para desarrollar sus funciones vitales. Lo que corre por los nervios son corrientes eléctricas. Pruebas como el electroencefalograma o el electrocardiograma lo que hacen es registrar la actividad eléctrica del cerebro o del corazón para detectar si existen irregularidades en su funcionamiento. El Dr. Hyland, de la Universidad de Warwick (GB), afirma que las ondas utilizadas por los teléfonos móviles son de la misma frecuencia que las ondas cerebrales alfa, por lo que, aunque la intensidad sea muy baja, el cerebro está especialmente sensibilizado a esta frecuencia.
Sintetizando mucho, citaremos algunas de las principales vías de influencia, aunque hay que decir que prácticamente cada día hay algún equipo de investigadores que descubre nuevas alteraciones: una de ellas es a través de un aumento de la permeabilidad de la barrera hemato-encefálica: Las neuronas, como todas las células, están recubiertas de una membrana que las protege del exterior. Las microondas provocan una dilatación de los poros de esa membrana, que se hace así permeable a determinadas sustancias que no deberían entrar en las neuronas. Este proceso permite relacionar las microondas con tumor cerebral, enfermedad de Alzheimer y pérdidas de memoria, como consecuencias más directas. Otra vía de influencia es a través de la producción de melatonina.
La melatonina es una hormona descubierta recientemente, producida por la glándula pineal, una de cuyas funciones conocidas es la de regular los ritmos de sueño y vigilia. Una alteración en su producción con lleva desarreglos del sueño y otras, tales como depresión, cansancio y, en el extremo, propensión al suicidio.
Experimentos de laboratorio han demostrado que las radiaciones de baja intensidad producen roturas en el ADN. El ADN es el encargado de fabricar células especializadas, y su rotura puede provocar la fabricación de células no especializadas, es decir, cáncer.

Investigaciones epidemiológicas
Las investigaciones relatadas hasta ahora son de laboratorio, practicadas sobre animales, que casi siempre son ratas. Otra línea de investigación es la llamada epidemiológica: Estudios para averiguar la incidencia de una cierta enfermedad sobre la población. El doctor Siegal Sadetzki, del Centro Médico Chaim Sheba en Tel Hashomer, Israel, ha informado que niños israelíes que emigraron a Estados Unidos en los años 50 -y que entonces fueron tratados con radiaciones para tratar una enfermedad del cuero cabelludo- están desarrollando en la actualidad meningiomas, un tipo de tumor. La incidencia de este cáncer entre la población que fue irradiada hace 30-35 años es de 4 a 5 veces mayor que en la población no irradiada. (American Journal of Epidemiology, Febrero 2000)
El Instituto Militar de Higiene y Epidemiología de Varsovia (Polonia), bajo la dirección del Profesor Stanislaw Szmigielsky, también ha avanzado información de la investigación que están llevando a cabo y que tienen previsto terminar en 2005. El estudio hace un seguimiento de los historiales médicos de los soldados que estuvieron expuestos a radiaciones de microondas (las mismas que utilizan los teléfonos móviles) entre los años 1970 y 1990, y los compara con historiales de otros soldados que no estuvieron expuestos.
Algunos de los hallazgos reportados son: Los soldados expuestos son más propensos a desarrollar una larga lista de cánceres 10 años antes que los no expuestos. El grupo expuesto muestra una mayor incidencia de muerte por cáncer de piel, cerebro, sangre, aparato digestivo y sistema linfático que el grupo no expuesto.
El artículo se publicó en el UK Sunday Mirror el domingo, 26 de Marzo 2000.
Otro estudio encontró que la muerte por suicidio entre los trabajadores que están regularmente expuestos a radiaciones electromagnéticas fue doble que entre los trabajadores no expuestos, encontrando además que el riesgo más alto de suicidio se daba entre los que estaban sometidos a mayores niveles de exposición, particularmente durante el año que precedió al suicidio. La relación más fuerte se encontró entre los que murieron antes de los 50 años.
El estudio lo llevó a cabo un equipo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte (EE. UU. ) y se publicó en el último número de Occupational and Environmental Medicine, Marzo 2000.
Como puede verse, la forma en que las microondas nos afectan es muy variada, y los plazos de tiempo en que sus efectos se hacen visibles pueden variar desde unos pocos días a 20 ó 30 años. Podemos decir con toda seguridad que si alguien pone la mano en el fuego se quemará. Pero si una persona con el virus de la gripe pasa un rato con un grupo de amigos, unos serán contagiados y otros no, dependiendo de la predisposición personal de cada uno o de cómo de cerca haya estado del griposo. Algo similar sucede con las microondas. La investigación es complicada, pero eso no quiere decir que no sepamos nada al respecto, ni que tengamos que esperar hasta saberlo todo.
Ya hay compañías de seguros en el exterior, que excluyen en sus contratos los riesgos derivados de las radiaciones electromagnéticas (Lloyds, Sterling, Swiss, RE, Allianz...).
También hay empresas que han recomendado a sus empleados que utilicen el móvil sólo en casos de urgencia, y aún así, lo más brevemente posible. (Royal North Shore Hospital, Public and Commercial Services Union...)
La empresa Metrocall, una de las principales vendedoras de móviles en EE. UU. , advierte a los padres que desean comprar un teléfono móvil para su hijo adolescente o pre-adolescente de los riesgos que puede suponerle su uso. (Se están protegiendo contra posibles demandas como las que están llevando a cabo algunos fumadores).

CONCLUSION

SEGUN MI INVESTIGACION Y EL DEBATE , SE PUEDE DECIR QUE HAY MUCHA CONTAMINACION POR LO QUE PUEDE QUE HALLA MALFORMACION CONGENITAS CON ONDAS ELECTROMAGNETICA YA QUE MUCHAS PERSONAS PASAN A DIARIO CON ESTO COMO POR MEDIO DE LA TELEVISON , MICROONDAS , Y ALGUNOS ELECTRODOMESTICOS Y EQUIPOS TECNOLOGICOS QUE PUEDEN CAUSAR DAÑO A NUESTRA SALUD SOBRE TODO LAS COMPUTADORAS, LOS TELEFONOS CELULARES, ENTRE OTROS APARATOS QUE NO SOLAMENTE PUEDEN CAUSAR MALFORMACIONES CONGENITAS SINO OTRAS ENFERMEDADES QUE PUEDEN SER RARAS(NO DIAGNOSTICADAS) Y PUEDEN PROVOCAR MUCHO DAÑO A LA POBLACION , ES POR ESO QUE A MI CRITERIO LAS PERSONAS TOMEN CONCIENCIA SOBRE LO QUE ESTA PASANDO HOY EN DIA QUE NO ESTEN VIENDO TELEVISION MUCHO , UN RATO , QUE HAGAN MAS EJERCICIOS QUE VALOREN TODO LO QUE TENEMOS , TODO LO QUE NOS RODEA ,NUESTRA POCA NATURALEZA QUE NOS QUEDA PORQUE NOSTROS MISMOS ESTAMOS ATENTANDO HACIA ELLA ASI QUE ESTA EN NUESTRAS MANOS QUE RECAPACITEMOS Y TRANSMITAMOS LO QUE ESTA PASANDO PORQUE ESTO ES ENCERIO , Y SON VIDAS QUE ESTAN SUFRIENDO ‘’LAS MALFORMACIONES CONGENITAS”

.

Liseth Urrunaga
Ecuador, Ecuador
Escrito por Liseth Urrunaga
el 08/02/2011


Lis Urrunaga 1/2 ENFERMERIA


Existe actualmente una gran controversia con las ondas electromagnéticas y sus posibles riesgos sobre la población en general.

No hay estudios concluyentes que demuestren su efecto nocivo, aunque sí hay establecida una reglamentación sobre la colocación de antenas y líneas de alta tensión, basada en los informes de los expertos.

Pueden existir, sin embargo, campos eléctricos y electromagnéticos por separado, sin depender el uno del otro. En la Naturaleza se da con mucha frecuencia dicha característica (por ejemplo, los rayos, el campo electromagnético de la Tierra, etc.)

Estas radiaciones se clasifican según los efectos biológicos que provocan en Radiaciones Ionizantes y Radiaciones no Ionizantes.

Las radiaciones ionizantes son aquellas que, por su alta energía, pueden dar lugar a lesiones o modificaciones del material biológico (por ejemplo el DNA), pudiendo llegar a ser irreversibles. Dentro de estas radiaciones estarían los Rayos Gamma y los rayos X.

Las radiaciones no ionizantes comprenden la porción del espectro electromagnético cuya energía no es capaz de romper las uniones atómicas y por lo tanto no producen daños biológicos irreversibles, incluso a intensidades altas. Dentro de apartado estarían las radiaciones infrarrojas, la luz visible, y las radiaciones electromagnéticas correspondientes a telefonía móvil, cableado de alta tensión, etc. Estas radiaciones si pueden actuar cediendo calor a los tejidos (microondas) o bien corrientes eléctricas en los tejidos.

En los últimos 20 años se han realizado muchos estudios sobre los posibles efectos sobre la salud que tienen las radiaciones de baja frecuencia (Correspondientes a las emitidas por el cableado de alta tensión y por las antenas de telefonía móvil) y la posibilidad de estar asociada con el desarrollo de enfermedades.

Uno de los primeros estudios que se realizaron fue si el aumento de consumo eléctrico en las ciudades aumentaba el riesgo de que los niños contrajesen leucemia.

Los resultados no fueron concluyentes, ya que, aunque se comprobó un aumento de la incidencia de leucemia en las ciudades industrializadas, no es proporcional al aumento del consumo eléctrico y hay otros muchos factores que podría influir, ya que no hay una relación directa entre exposición al factor de riesgo y desarrollo de la enfermedad (como por ejemplo ocurre con el tabaco y el cáncer de pulmón).

En estudios con personas que trabajaban en compañías eléctricas hay discrepancias dependiendo de los estudios. En un primer estudio realizado en Estados Unidos con miles de trabajadores no se encontraba asociación entre las radiaciones y el cáncer, mientras que en otro hecho en Francia y Canadá, también con una población muy amplia, se encontró asociación con un tipo de leucemia y un tipo poco frecuente de cáncer cerebral.

Aunque en algunos estudios se encuentre una asociación, las conclusiones que reflejan son que en su conjunto los resultados son poco concluyentes y no se ha logrado establecer de forma clara la relación dosis respuesta.

Cables de alta tensión

Los niños y cables de alta tensión concluyen que en el 99. 2% de los niños estudiados que residen en casas con niveles de exposición menores de 0. 4 micro teslas no se encontraron incremento en el riesgo de desarrollar leucemia y que sólo en el 0. 8 % de los niños con exposición mayor a 0. 4 micro teslas presentaban un índice mayor.

Los efectos de los campos magnéticos asociados a cableado de alta tensión y antenas de telefonía móvil estarían concentrados en exposiciones altas (que no ocurren en nuestra vida normal).

Antenas de telefonía

Las antenas que estén en zonas con posible acceso al público deberían contar con barreras o señales que eviten el acceso de personal no autorizado a zonas donde el nivel de exposición pueda ser superior al marcado en la normativa. En la actualidad, siempre que se cumpla la normativa vigente, no existen efectos conocidos sobre la salud de las antenas de telefonía móvil, aunque todos los expertos están de acuerdo que hay que hacer más estudios, contemplando la exposición a largo plazo.

Debido a las nuevas tecnologías, el incremento de ondas electromagnéticas es de gran importancia en la actualidad, encontramos estas ondas en las antenas de celulares, en los teléfonos móviles e incluso en los electrodomésticos, pero así mismo son perjudiciales para los seres humanos.

Mujeres embarazadas pueden causarle a sus bebes malformaciones congénitas e incluso puede producirle hasta un aborto.

Evelyn Geomayra Gonzalezt Tomala
Enfermeria estatal peninsula de santa ...
Escrito por Evelyn Geomayra Gonzalezt Tomala
el 08/02/2011

Como introducción para mi análisis, tomé la siguiente publicación de una página web: https://www.covace.org/contaminacion-electromagnetica .

La contaminación electromagnética (CEM), a veces denominada electropolución, es la contaminación que producen las radiaciones generadas por muy diversos equipos eléctricos y/o electrónicos. Es decir, son las radiaciones provocadas por ondas electromagnéticas de origen antrópico (no natural) .

Se suelen dividir, a efectos de su estudio, en dos clases: las ondas de baja frecuencia y las microondas u ondas de frecuencia mucho más alta .

Las ondas electromagnéticas de muy baja frecuencia, que son las emitidas por las Líneas de Alta Tensión (LATs), las estaciones y subestaciones transformadoras eléctricas y los dispositivos eléctricos, incluso caseros , se sitúan en el extremo inferior del espectro electromagnético.

Por el contrario, las microondas, emitidas por los radares, los hornos de microondas, las antenas y estaciones base de telefonía móvil, los teléfonos móviles, los teléfonos fijos inalámbricos caseros. Los sistemas WiFi, WiMax, Bluetooth, los monitores de bebés, etc . , se sitúan en el extremo superior del espectro CEM, justo antes de los rayos infrarrojos.

En las publicaciones científicas de prestigio, cada día hay más estudios de renombrados investigadores y epidemiólogos que avalan que las radiaciones electromagnéticas emitidas por las líneas y transformadores eléctricos, las antenas de telefonía y los teléfonos móviles, el WIFI y otras fuentes de emisión CEM producen efectos nocivos en las personas y los seres vivos en general . Hay estudios que relacionan la contaminación electromagnética con enfermedades graves como: el cáncer, la leucemia infantil, las arritmias, la trombosis y otras afecciones cardiovasculares y del sistema nervioso, así como con las enfermedades autoinmunes, el insomnio, la tensión alta, la electrosensibilidad o síndrome de las microondas, la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, la esclerosis múltiple, la hiperactividad infantil, el Alzheimer, la infertilidad, etc.

Efectos para la salud de la contaminación electromagnética (CEM)

Los efectos nocivos para la salud de la CEM, tanto de baja frecuencia como de microondas, se conocían desde las primeras aplicaciones de estas tecnologías. Sin embargo, el camino para el reconocimiento oficial y legal de su nocividad viene siendo muy arduo y largo debido a los intereses industriales y políticos en juego.

Si se difundieran los riesgos que estas tecnologías entrañan y se legislara la protección de los seres vivos con criterios estrictamente científicos y sanitarios, se tendría que derrogar la mayor parte de las legislaciones vigentes, incluida la del Estado español, que fueron promulgadas al dictado de los poderosos lobbies industriales.

La CEM de los campos electromagnéticos de Baja Frecuencia, también llamada en inglés ELF ( Extremely Low Frequency Fields ) constituye un segmento aparte de la CEM, ya que las ondas de muy baja frecuencia se caracterizan por la separación del campo magnético del campo eléctrico y se miden y apantallan de forma diferente que las ondas electromagnéticas de alta frecuencia de microondas. Su nocividad para los seres vivos está más reconocida por los organismos internacionales que definen los parámetros de aceptación oficial y legalidad que la nocividad de las microondas .

Fuentes de emisión de contaminación electromagnética (CEM) Fundamentalmente las fuentes de emisión de CEM se dividen, por la frecuencia de las ondas que emiten, en dos clases muy diferenciadas en cuanto a sus características, medición y efectos: I. Las fuentes de emisión de BAJA FRECUENCIA que incluyen las líneas de alta tensión (LATs), los transformadores eléctricos, las subestaciones transformadoras eléctricas, las pequeñas subestaciones transformadoras de zona o barrio, algunos arcos de detección de robos en bibliotecas y comercios, diversos aparatos electricos, etc. II. Las fuentes de emisión de ALTAS FRECUENCIAS (MICROONDAS) que incluyen a las conocidas antenas de los tejados, los propios teléfonos móviles, los teléfonos inalámbricos caseros DECT, los sistemas WiFi, WiMAX, Blootooth, avisadores de bebés, video juegos inalámbricos, sistemas de seguridad, etc.

CONCLUSIÓN.

Vivimos en un mundo tan globalizado, que hoy en día la tecnología de punta es lo que está en boga; las necesidades y la comodidad de las personas además de propios intereses de las grandes industrias tecnológicas se adhieren a la vida diaria de millones de seres humanos, y es obvio que Ecuador, que es un país que muy fácilmente adquiere costumbres de otros países desarrollados, posee ya estos avances tecnológicos y la Provincia de Santa Elena, una población más, no se excluye de este gran proceso electrónico-tecnológico.

Para muchas personas el usar el teléfono que está de moda, el tener la mejor computadora, o tener el contacto directo con aparatos electrónicos, es algo normal, pero no saben cómo las ondas electomagnéticas de baja y alta frecuencia que emiten estos mismos aparatos, perjudican la salud y el ambiente, por ello esto se considera una contaminación electromagnética.

Por lo revisado anteriormente, las malformaciones congénitas, constituyen una de las consecuencias más nefastas de este tipo de contaminación; el uso de microondas, de celulares con bluetooth, wifi (que posibilitan la transmisión de voz y datos entre diferentes dispositivos mediante un enlace por radiofrecuencia en la banda ISM de los 2,4 GH ), el vivir cerca de las grandes antenas de telefonía celular, comprenden así los trastornos de nuestras células del organismo.

Por ello se recomienda, en relación al uso de teléfonos celulares, los siguientes puntos:

1. Los niños de menos de 16 años no deberían usar teléfonos celulares.

2 Las mujeres embarazadas no deberían usar teléfonos celulares.

3. Los que padecen determinadas enfermedades y desordenes no debería usar teléfonos celulares: enfermedades neurológicas como neurastenia, psicopatía, y todas las neurosis con astenia, desórdenes obsesivos, histéricos y reducción de la actividad mental física, pérdida de memoria, alteraciones de sueño, epilepsia y síndrome epiléptico, predisposición epiléptica.

4. La duración de las llamadas debería estar limitada al máximo de tres minutos, y después de hacer una llamada el usuario debería esperar como mínimo 15 minutos antes de realizar otra llamada. Se recomienda el uso de auriculares y manos libres.

Los teléfonos celulares , producen en nuestro organismo: tumores cerebrales neuroepiteliales (incidencia de una clase algo rara de tumor - neuroma epitelial) en el lado del cerebro en donde más cerca se coloca el teléfono. Pueden dañar indirectamente al ADN; debilitan la actividad de las células y pueden afectarlas; por ello las mujeres embarazadas deben tener mucha precausión en usar este tipo de aparatos electrónicos ya que conforman un foco eminente en el desarrollo de enfermedades congénitas en sus futuros hijos.


Evelyn González Tomalá.

Enfermería 1/2

Teresa González Solano
Licenciatura en enfermeria estatal pen...
Escrito por Teresa González Solano
el 09/02/2011

IMPACTO DE LAS ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN LA GÉNESIS DE LAS MALFORMACIONES CONGÉNITAS

Estamos frente a un universo de cambios, donde los avances tecnológicos han sido beneficiosos para todos, pero también a través del tiempo se han originado sin números de repercusiones negativas para el hombre, de aquí que analizamos y conocemos según investigaciones las diferentes afecciones a las que día a día estamos expuestos.

La contaminación se ha convertido en un problema a escala planetaria, con consecuencias graves para el medio ambiente y la salud humana. Por desgracia, en vez de mejorarse en los últimos años, a los contaminantes ya conocidos se ha venido a sumar la contaminación electromagnética, como subproducto del desarrollo tecnológico masivo basado en la electricidad y las comunicaciones.

Cuando nos referimos a contaminación electromagnética o electro polución, hablamos de la contaminación producida por los campos eléctricos y electromagnéticos, como consecuencia de la multiplicidad de aparatos eléctricos y electrónicos que nos rodean por todas partes, tanto en nuestro hogar como en el trabajo. Son radiaciones invisibles a los ojos humanos pero perfectamente detectables por aparatos de medida específicos.

Dada la proliferación incontrolada de fuentes de contaminación electromagnética a nuestro alrededor, son múltiples los científicos de renombre internacional que han mostrado su interés por el tema, advirtiendo del creciente riesgo a que nos vemos sometidos; en este sentido, apuntan no pocas investigaciones publicadas en prestigiosas revistas científicas. De entre los efectos adversos publicados en estas investigaciones podemos destacar los siguientes: cefaleas, insomnio, alteraciones del comportamiento, depresión, ansiedad, leucemia infantil, cáncer, enfermedad de Alzheimer, alergias, abortos, malformaciones congénitas, etc.

Debido a esta preocupación mundial, creciente, por la electro polución surge el proyecto CEM (de campos electromagnéticos), auspiciado por la Organización Mundial de la Salud, en el cual participan numerosos países, y mediante el cual se pretenden aunar esfuerzos con el objeto de lograr un adecuado conocimiento sobre los efectos de la contaminación electromagnética.

Acerca de las radiaciones no-ionizantes o cambio en los campos electromagnéticos (radiaciones del espectro luminoso particularmente la luz solar, la ultravioleta y el laser, radiofrecuencia y microondas se tiene menos información, aunque en la actualidad se investiga bastante sobre ellas.

Se conoce que su energía es suficiente para romper los enlaces químicos, pero por inducción de corrientes eléctricas y vibraciones atómicas en células y tejidos, son capaces de producir calentamiento e incluso quemaduras, que pueden llegar a ser estallar las células, aumentar la velocidad de las reacciones químicas, alterar el sistema nervioso, inducir efectos fotoquímicos.

Se origina en las conducciones de corriente eléctrica, instrumentos de electro medicina (bisturí eléctrico) aparatos electrodomésticos, radiorreceptores, televisión y desde hace un tiempo preocupan especialmente los hornos de microondas (particularmente cuando por suciedad u otros obstáculos no sierran totalmente) los calefactores de vitrocerámica y las radiofrecuencias de telefonía móvil y sistemas de localización.

Debe tenerse en cuenta que los teléfonos móviles o celulares interfieren con los marcapasos cardiacos, las radiofrecuencias son parcialmente absorbidas y penetran a pequeña profundidad en los tejidos, donde transforman su energía en movimientos de las moléculas y este en calor.

Los campos electromagnéticos de baja frecuencia producen una redistribución de las cargas eléctricas en la superficie y también corrientes inducidas en el interior del cuerpo, que afectan principalmente al sistema nervioso y la función muscular.

Los campos electromagnéticos son una combinación de campos electrónicos y magnéticos de fuerza invisibles. Se generan mediante fenómenos naturales y actividades humanas, principalmente con el uso de la electricidad.

Con el tiempo, la mayoría de los campos electromagnéticos generados por el hombre cambian de sentido a una determinada frecuencia que va desde las altas radiofrecuencias (RF) como las que utilizan los teléfonos móviles, pasando por las frecuencias intermedias (IF) como las que generan las pantallas de ordenador, hasta las frecuencias extremadamente bajas (ELF) como las que generan las líneas eléctricas.

El término estático se refiere a los campos que no varían con el tiempo. Los campos magnéticos estáticos se utilizan en el diagnóstico por imagen y son generados por aparatos que utilizan corriente continua .

El actual dictamen del CCRSERI se basa en los descubrimientos científicos más recientes para valorar si la exposición a los campos electromagnéticos puede aumentar el riesgo de sufrir efectos adversos para la salud. Tiene en cuenta tanto los posibles efectos en grupos de personas expuestas a campos electromagnéticos en su vida cotidiana (pruebas epidemiológicas), como los posibles efectos observados en experimentos de laboratorio realizados con voluntarios, animales y cultivos celulares (pruebas experimentales).

Los campos de radiofrecuencia (RF) se utilizan a menudo en las comunicaciones modernas. Las fuentes más conocidas son los teléfonos móviles, los teléfonos inalámbricos, las redes locales inalámbricas y las torres de transmisión de radio. También utilizan campos de radiofrecuencia los escáneres médicos, los sistemas de radar y los hornos microondas. Las radiofrecuencias van desde los 100 kHz a los 300 GHz .

Cuando se expone a campos de radiofrecuencia, el cuerpo absorbe una parte de su energía. No es fácil saber exactamente cuánta energía de radiofrecuencia absorbe cada día una persona, ya que el nivel de exposición depende de muchos factores, sobre todo de la distancia que la separa de las diversas fuentes y de la duración de la exposición. La intensidad de campo o la cantidad de energía que éste transmite disminuye rápidamente al aumentar la distancia, lo que significa que una persona puede absorber más energía de un dispositivo utilizado muy de cerca (un teléfono móvil, por ejemplo) que de una fuente más potente, como una torre de transmisión de radio que esté más lejos.

Las estaciones base de telefonía móvil y las torres de transmisión de radio son estructuras que actúan como soporte de las antenas transmisoras de señales de radio. Como la intensidad de campo disminuye rápidamente con la distancia, la mayoría de la gente está expuesta a sólo una fracción del límite máximo recomendado. Las personas que viven o trabajan cerca de torres de transmisión son las más expuestas, dado que es allí donde los campos son más fuertes.

En medicina se utilizan campos de radiofrecuencia fuertes para calentar los tejidos corporales, a fin de calmar el dolor o destruir células cancerosas . Dichos campos se utilizan también para obtener imágenes del cerebro y otras partes del cuerpo por resonancia magnética ( IRM ). La exposición de los pacientes o del personal sanitario podría superar los límites de seguridad normales para la población general.

Teléfonos móviles y los campos de radiofrecuencia

Pocos estudios han abordado los posibles efectos de los teléfonos móviles en los niños, a pesar de que existe la preocupación de que puedan ser más vulnerables que los adultos , ya que su sistema nervioso está desarrollándose, su tejido cerebral es más conductor y su cabeza podría absorber más energía de los teléfonos móviles. Además, los niños que utilizan teléfonos móviles tendrán una mayor exposición a lo largo de su vida que las personas que empezaron a utilizar los móviles en la edad adulta.

Campos de frecuencia intermedia como los de las pantallas de ordenador y los de los dispositivos antirrobo.


Las pantallas de rayos catódicos generan campos de frecuencia intermedia

En este estudio, «intermedia» se refiere a la frecuencia que va de 300 Hz a 100 kHz. Ésta es más baja que la radiofrecuencia y más alta que la frecuencia extremadamente baja.

En los últimos años se han multiplicado las tecnologías que generan campos de frecuencia intermedia, como los dispositivos antirrobo, placas de inducción, pantallas de rayos catódicos y transmisores de radio. Los campos intermedios se utilizan también en dispositivos médicos y se generan en procesos industriales como la soldadura.

Campos de frecuencia extremadamente baja como los de las líneas eléctricas y de los electrodomésticos.

Las frecuencias extremadamente bajas (ELF) son aquellas inferiores a los 300 Hz. Tales campos son, por ejemplo, los generados por la corriente alterna (CA), el tipo de electricidad que utilizan la mayoría de líneas eléctricas, cableado y electrodomésticos. Otras fuentes importantes de campos de ELF son los generadores de las centrales eléctricas, las máquinas de soldar, los calentadores de inducción así como los sistemas de trenes, tranvías y metros.

Los campos de ELF tienen componentes eléctricos y magnéticos. Los campos eléctricos de ELF son especialmente fuertes cerca de las líneas de alta tensión, y los campos magnéticos de ELF son particularmente fuertes cerca de los hornos de inducción y las máquinas de soldadura.

En las zonas accesibles al público, la exposición a campos de frecuencia extremadamente baja está por debajo de los límites establecidos. Cuando una persona pasa directamente por debajo de una línea eléctrica de alta tensión, su nivel de exposición a tales campos es relativamente alto, aunque se mantiene dentro de los límites de seguridad. La exposición a las líneas eléctricas de baja tensión es mucho menor, y la de los cables enterrados prácticamente nula. En los hogares, la fuerza de los campos es máxima en las inmediaciones de electrodomésticos como las aspiradoras, mientras se están utilizando.

Los trabajadores de la industria eléctrica y los soldadores pueden estar expuestos a altos niveles de campos electromagnéticos , por lo que se necesitan medidas de seguridad. También se utilizan campos de frecuencia extremadamente baja en medicina, como por ejemplo para estimular el crecimiento óseo, para tratar el dolor o para detectar el cáncer.

Existen algunos indicios de que los campos magnéticos de ELF puedan causar cáncer en los seres humanos, pero no son ni mucho menos concluyentes. Se llegó a esta conclusión basándose en estudios que indican que los niños expuestos a campos magnéticos de ELF relativamente fuertes procedentes de líneas eléctricas (aunque sean muy por debajo de los límites de seguridad) corrían más riesgo de desarrollar leucemia que aquellos expuestos a campos más débiles.

Campos magnéticos estáticos como los de los sistemas de imágenes médicas


Las actividades del hombre generan
campos magnéticos estáticos en lugares donde se utiliza electricidad en forma de corriente continua (CC), por ejemplo en algunos sistemas ferroviarios y de metro, en la producción de aluminio y en la soldadura. En medicina, los escáneres de IRM (Imagen por Resonancia Magnética ) utilizan campos magnéticos estáticos para proporcionar imágenes tridimensionales del cerebro o de otras partes del cuerpo. En esta aplicación, el nivel de exposición puede superar el límite normal recomendado, tanto para el operario del escáner de IRM como para el paciente

Los campos magnéticos estáticos pueden afectar a las moléculas biológicas y los componentes celulares con propiedades magnéticas, como la hemoglobina, y a aquellos con propiedades eléctricas, como las células cerebrales.

Cómo Nos Afectan Las Microondas

Son cientos las investigaciones de laboratorio que han encontrado relaciones positivas entre microondas y desórdenes de todo tipo. Estas investigaciones ya han puesto de manifiesto cómo influyen las microondas sobre los tejidos de los seres vivos.

Los organismos animales utilizan electricidad para desarrollar sus funciones vitales. Lo que corre por los nervios son corrientes eléctricas. Pruebas como el electroencefalograma o el electrocardiograma lo que hacen es registrar la actividad eléctrica del cerebro o del corazón para detectar si existen irregularidades en su funcionamiento. El Dr. Hyland, de la Universidad de Warwick (GB), afirma que las ondas utilizadas por los teléfonos móviles son de la misma frecuencia que las ondas cerebrales alfa, por lo que, aunque la intensidad sea muy baja, el cerebro está especialmente sensibilizado a esta frecuencia.

Sintetizando mucho, citaremos algunas de las principales vías de influencia, aunque hay que decir que prácticamente cada día hay algún equipo de investigadores que descubre nuevas alteraciones:

Una de ellas es a través de un aumento de la permeabilidad de la barrera hemato-encefálica: Las neuronas, como todas las células, están recubiertas de una membrana que las protege del exterior. Las microondas provocan una dilatación de los poros de esa membrana, que se hace así permeable a determinadas sustancias que no deberían entrar en las neuronas. Este proceso permite relacionar las microondas con tumor cerebral, enfermedad de Alzheimer y pérdidas de memoria, como consecuencias más directas.

Otra vía de influencia es a través de la producción de melatonina. La melatonina es una hormona descubierta recientemente, producida por la glándula pineal, una de cuyas funciones conocidas es la de regular los ritmos de sueño y vigilia. Una alteración en su producción con lleva desarreglos del sueño y otras, tales como depresión, cansancio y, en el extremo, propensión al suicidio.

Experimentos de laboratorio han demostrado que las radiaciones de baja intensidad producen roturas en el ADN. El ADN es el encargado de fabricar células especializadas, y su rotura puede provocar la fabricación de células no especializadas, es decir, cáncer.

Entre los agentes teratogénicos ambientales, las radiaciones ionizantes se clasifican en dos categorías.

1) Las ondas electromagnéticas (radiaciones gamma y rayos X)

2) Las corpusculares (radiaciones alfa, los neutrones y las radiaciones beta).

Se las denomina ionizantes porque, al actuar sobre la materia, producen impactos en los átomos que la constituyen, expulsando de los mismos protones o electrones, alterando así el balance de cargas que normalmente mantiene a los átomos en un estado de neutralidad eléctrica. Cuando una radiación altera alguno de los átomos que constituyen una molécula proteica, determina su ionización y la molécula se vuelve extraña para la célula. Los efectos nocivos dependen de la cantidad de radiación recibida. Si es baja, probablemente afectará a pocas proteínas y la célula pondrá en acción mecanismos reparadores, siendo el daño reversible. Existe así un "umbral" que deberá ser sobrepasado para que el daño sea irreversible. Otro tipo de molécula para cuya alteración no existe un umbral es el ácido desoxirribonucleico (ADN). Si el impacto de la radiación provoca la ruptura en un cierto lugar de la molécula, esta puede, en ciertos casos, repararse completamente. Pero esa reparación puede producirse de manera errónea. Por ejemplo, que las dos hélices se unan entre sí de manera cruzada, alterándose el código genético, lo que implicará una alteración en la proteína codificada por ese segmento. Toda alteración en el código lleva a la aparición de genes anormales.

Conclusión.

Deacuerdo a lo anteriormente expuesto, de las diferentes investigaciones que hay sobre este tema, se puede conocer que las repercusiones de las ondas electromagnéticas en las malformaciones congénitas se pueden dar de diferentes formas, de ahí que debemos estar actualizando nuestros conocimientos para mantenernos informados.

Cabe indicar además, que si bien debemos aprovechar las tecnologías que tenemos ahora en día y seria un absurdo decir que no se deben utilizar para evitar complicaciones, teniendo los debidos conocimientos podemos disminuir el riesgo.

Si bien es cierto que muchas personas tienen un desconocimiento sobre este tema, también podríamos decir que cada día surgen nuevas investigaciones y es nuestro deber como miembros del equipo de salud estar enterados de lo que puede afectar a nuestra comunidad, para así gestionar la manera como mantener informada a dicha comunidad, dando charlas de prevención y evitar futuras consecuencias negativas o malformaciones congénitas.

Teresa González Solano.

Estudiante.
3-1 Enfermería.

UPSE.



Adriana Echaiz
Enfermeria upse santa elena
Escrito por Adriana Echaiz
el 09/02/2011

A pesar de los estudios realizados aun hay controversias con respecto a los efectos que pueden producir las ondas electromagnéticas no ionizantes que son las de baja intensidad sobre la salud del ser humano e incluso del ser vivo en general.

Quizás estas controversias se deban a que son pocos los estudios que se han realizado o que no se la da la debida importancia a esta forma de contaminación, porque a pesar de ello sigue siendo una contaminación que aunque no es visible ante la vista del ser humano puede llegar a ser altamente letal considerando que las ondas electromagnéticas que emiten las antenas de medios de comunicación (radiofrecuencias y telefonía móvil)son radiaciones no ionizantes que están dispersas en el ambiente alcanzando largas distancias atravesando objetos incluyendo al ser humano. Estas ondas son absorbidas por el cuerpo humano, es allí donde empieza a causar efectos biológicos contraproducentes, por ejemplo al atravesar la célula puede llegar a romper una parte de la misma y esta el regenerarse podría sufrir una alteración en su ADN es decir repararse de forma errónea, o también puede haber efectos colaterales en la meiosis, por lo tanto se la relaciona con las malformaciones genéticas por su relación causa y efecto que tiene con el ser humano.

Según varios estudios para que se produzca una mal formación genética depende del tiempo del exposición, nivel de radiación de este tipo de ondas al la que esta expuesta una mujer en estado de gestación y mas aun en el periodo de embriogénesis, también incluye la mujer y el varón en edad fértil que al poseer células sexuales alteradas en sus genes y en su proceso de reproducción estas células lleguen a unirse darán como resultado un nuevo ser con probabilidades de tener una malformación congénitas.

Por el simple hecho del avance de la tecnología y progreso científico el ser humano estará expuesto cada vez mas a este tipo de situaciones, que incluso se trata de ocultar la realidad de las mismas por beneficio económico propio de las grandes empresas que proveen este tipo de tecnologías, en su gran mayoría población mundial desconoce la realidad del problema.

Comentario elaborado por: Lucy Borbor Tumbaco

Estudiante de la “UPSE” ENFERMERIA 3/2

Maritza Dominguez
Tercero upse santa elena
Escrito por Maritza Dominguez
el 09/02/2011

De acuerdo a lo expuesto y a lo que yo he investigado puedo concluir que :
cuando nos referimos a contaminación electromagnética o electro polución, hablamos de la contaminación producida por los campos eléctricos y electromagnéticos, como consecuencia de la multiplicidad de aparatos eléctricos y electrónicos que nos rodean por todas partes, tanto en nuestro hogar como en el trabajo. Son radiaciones invisibles al ojo humano pero perfectamente detectables por aparatos de medida específicos.

Dada la proliferación incontrolada de fuentes de contaminación electromagnética a nuestro alrededor. Podemos destacar las siguientes anomalias que pueden presentarse: cefaleas, insomnio, alteraciones del comportamiento, depresión, ansiedad, leucemia infantil, cáncer, enfermedad de Alzheimer, alergias, abortos, malformaciones congénitas, etc.

Luis Pozo Pinela
Enfermeria upse santa elena
Escrito por Luis Pozo Pinela
el 09/02/2011

Impacto de las ondas electromagnéticas en la génesis de las malformaciones congénitas

En la actualidad nuestro planeta está inmerso a diversos cambios ambientales, industriales y tecnológicos que son de gran importancia evaluarlos pues estos factores no solo son útiles para la sociedad en general, también se pueden volver en un factor de riesgo para desencadenar diversas enfermedades en especial las malformaciones congénitas.

En los últimos 10 en nuestro país se a encontrado una mayor incidencia en cuanto a las malformaciones congénitas y parte de esa incidencia es la utilización excesiva de los teléfonos celulares y de las distintas antenas ubicadas en cada rincón del país y en nuestra provincia dichas antenas que irradian ondas electromagnéticas pueden ser causantes de enfermedades que no se pueden presentar directamente en una persona pero si se pueden presentar en una segunda o tercera generación debido a que estas irradiaciones afectan poco a poco al organismo del ser humano dando como resultado la génesis.

Existen algunos indicios de que los campos magnéticos de ELF puedan causar cáncer en los seres humanos, pero no son ni mucho menos concluyentes. Se llegó a esta conclusión basándose en estudios que indican que los niños expuestos a campos magnéticos de ELF relativamente fuertes procedentes de líneas eléctricas (aunque sean muy por debajo de los límites de seguridad) corrían más riesgo de desarrollar leucemia que aquellos expuestos a campos más débiles

Por ello se recomienda, en relación al uso de teléfonos celulares, los siguientes puntos:

1. Los niños de menos de 16 años no deberían usar teléfonos celulares.

2 Las mujeres embarazadas no deberían usar teléfonos celulares.

3. Los que padecen determinadas enfermedades y desordenes no debería usar teléfonos celulares: enfermedades neurológicas como neurastenia, psicopatía, y todas las neurosis con astenia, desórdenes obsesivos, histéricos y reducción de la actividad mental física, pérdida de memoria, alteraciones de sueño, epilepsia y síndrome epiléptico, predisposición epiléptica.

4. La duración de las llamadas debería estar limitada al máximo de tres minutos, y después de hacer una llamada el usuario debería esperar como mínimo 15 minutos antes de realizar otra llamada. Se recomienda el uso de auriculares y manos libres.

El uso de artefactos de última tecnología son muy beneficiosos para la población en general pero si no son utilizados adecuadamente estos artefactos y antenas que irradian ondas energéticas se convierten cada vez más en una bomba de tiempo que afectara a toda la población expuesta a esta ondas electromagnéticas.

Adriana Echaiz
Enfermeria upse santa elena
Escrito por Adriana Echaiz
el 09/02/2011

Bueno en si las ondas electromagnéticas son ondas producidas por la oscilación o la aceleración de una carga eléctrica. Las ondas electromagnéticas tienen componentes eléctricos y magnéticos. La radiación electromagnética se puede ordenar en un espectro que se extiende desde ondas de frecuencias muy elevadas (longitudes de onda pequeñas) hasta frecuencias muy bajas (longitudes de onda altas). La luz visible es sólo una pequeña parte del espectro electromagnético. En si la gran pregunta que nos hacemos todos es si estas ondas emitidas por aparatos como las antenas de telefonía y los teléfonos móviles son dañinas para nuestra salud es una gran incógnita que tienen buena parte de la población acerca de unos dispositivos que se han extendido tanto y de manera tan rápida en los últimos años, que ocupan un importante lugar en la vida cotidiana. A falta de evidencias científicas que sostengan sus efectos sobre la salud humana y ante la posibilidad de nuevos descubrimientos, se debe aplicar el principio de precaución e ahí donde se debe potenciar la prevención a través de la educación que se le puede dar a la comunidad, población en general de aquellos aparatos u objetos que utilizamos diariamente saber manipularlos de una manera correcta en cuanto esté a nuestro alcance, y las mujeres embarazadas como deben cuidarse ante estas radiaciones según estudios indican que deben alejarse ante aparatos personales que emitan están radiaciones aunque sabemos que no se puede hacer esto en un 100% pero que si podemos evitar como tener el celular cerca del vientre que aunque no estamos seguro de que en verdad causen un efecto es una manera con la cual se están protegiendo ante una enigma que después de unos años con nuevos estudios científicos dejaran de serlos.

Atte. ADRIANA ECHAIZ DEL PEZO

3/2 ENFERMERIA


Jairo Panchana Balon
Enfermeria upse santa elena
Escrito por Jairo Panchana Balon
el 09/02/2011

CONCLUSION

Mi conclusión sobre lo investigado, los campos electromagnéticos son una combinación de campos electrónicos y magnéticos de fuerza invisibles. Se generan mediante fenómenos naturales y actividades humanas, principalmente con el uso de la electricidad.

Con el tiempo, la mayoría de los campos electromagnéticos generados por el hombre cambian de sentido a una determinada frecuencia que va desde las altas radiofrecuencias (rf) como las que utilizan los teléfonos móviles, pasando por las frecuencias intermedias (if) como las que generan las pantallas de ordenador, hasta las frecuencias extremadamente bajas (elf) como las que generan las líneas eléctricas.

Se puede decir que hay mucha contaminacion por lo que puede que halla malformacion congenitas con ondas electromagnetica ya que muchas personas pasan a diario con esto como por medio de la televison , microondas , y algunos electrodomesticos y equipos tecnologicos que pueden causar daño a nuestra salud sobre todo las computadoras, los telefonos celulares, entre otros aparatos que no solamente pueden causar malformaciones congenitas sino otras enfermedades que pueden ser raras(no diagnosticadas) y pueden provocar mucho daño a la poblacion , es por eso que a mi criterio las personas tomen conciencia sobre lo que esta pasando hoy en dia que no esten viendo television mucho , un rato , que hagan mas ejercicios que valoren todo lo que tenemos , todo lo que nos rodea ,nuestra poca naturaleza que nos queda porque nostros mismos estamos atentando hacia ella asi que esta en nuestras manos que recapacitemos y transmitamos lo que esta pasando porque esto es encerio , y son vidas que estan sufriendo ‘’las malformaciones congenitas”


Las malformaciones congénitas, constituyen una de las consecuencias más nefastas de este tipo de contaminación; el uso de microondas, de celulares con bluetooth, wifi (que posibilitan la transmisión de voz y datos entre diferentes dispositivos mediante un enlace por radiofrecuencia en la banda ISM de los 2,4 GH ), el vivir cerca de las grandes antenas de telefonía celular, comprenden así los trastornos de nuestras células del organismo.

Por ello se recomienda, en relación al uso de teléfonos celulares, los siguientes puntos:

1. Los niños de menos de 16 años no deberían usar teléfonos celulares.

2 Las mujeres embarazadas no deberían usar teléfonos celulares.

3. Los que padecen determinadas enfermedades y desordenes no debería usar teléfonos celulares: enfermedades neurológicas como neurastenia, psicopatía, y todas las neurosis con astenia, desórdenes obsesivos, histéricos y reducción de la actividad mental física, pérdida de memoria, alteraciones de sueño, epilepsia y síndrome epiléptico, predisposición epiléptica.

4. La duración de las llamadas debería estar limitada al máximo de tres minutos, y después de hacer una llamada el usuario debería esperar como mínimo 15 minutos antes de realizar otra llamada. Se recomienda el uso de auriculares y manos libres.

Los teléfonos celulares , producen en nuestro organismo: tumores cerebrales neuroepiteliales (incidencia de una clase algo rara de tumor - neuroma epitelial) en el lado del cerebro en donde más cerca se coloca el teléfono. Pueden dañar indirectamente al ADN; debilitan la actividad de las células y pueden afectarlas; por ello las mujeres embarazadas deben tener mucha precausión en usar este tipo de aparatos electrónicos ya que conforman un foco eminente en el desarrollo de enfermedades congénitas en sus futuros hijos.

2/2 enfermeria

Jairo Panchana

Nelly Anton Neira
Enfermeria upse
Escrito por Nelly Anton Neira
el 09/02/2011

Impacto de las ondas electromagnéticas en la génesis de las malformaciones congénitas
El hombre actual está sumergido en un inmenso, invisible y peligroso océano de radiaciones. Quienes viven en las grandes ciudades son los más susceptibles a esta amenaza, que puede llegar a producir enfermedades letales, como el cáncer o la leucemia. Ese enemigo que nos rodea por doquier son las ondas electromagnéticas, que producen desde los aparentemente inofensivos electrodomésticos -como televisores o batidoras- hasta las líneas de alta tensión o grandes generadores eléctricos. Hace pocos años algunos científicos dieron las primeras voces de alerta, pero es ahora cuando las encuestas e investigaciones han venido a demostrar que el problema es, en realidad, mucho más serio de lo que parece. El Instituto Nacional Sueco para las Radiaciones ha reconocido oficialmente los efectos perniciosos que los campos electromagnéticos, sobre todo los de baja frecuencia, tienen sobre el organismo humano. Según los estudios llevados a cabo por el Instituto Karolinska de Estocolmo entre más de 400. 000 encuestados, los niños que viven cerca de las líneas aéreas de alta tensión sufren un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar leucemias que otros pequeños.
Pero, a pesar de las evidencias, aún existen numerosos grupos de poder que intentan restar importancia a esas investigaciones, especialmente las potentes empresas, estatales o privadas, que mantienen el control de las fuentes energéticas, y por supuesto, los fabricantes de electrodomésticos. Sin embargo, se acumulan los artículos y trabajos publicados en revistas científicas de varios países, que demuestran los perniciosos efectos de las ondas electromagnéticas sobre la salud humana.
Según estas investigaciones, en las que los científicos españoles han sido pioneros, el mayor peligro lo representan los televisores. Estos aparatos no sólo provocan problemas oculares a quienes se sitúan demasiado cerca de la pantalla, o una cierta inercia mental debida a la programación: también emiten campos magnéticos tan intensos como los de las bombillas de larga duración o las pantallas de los ordenadores. Algunos estudios advierten que no se debe dormir con una radio despertador cerca de la cabeza, ni acercarse a menos de dos metros de un microondas en funcionamiento, ni utilizar demasiado tiempo las maquinillas de afeitar o los secadores de pelo. Las batidoras, lavavajillas, lavadoras, ordenadores y un sinfín de otros artilugios domésticos también se pueden convertir en una pesadilla si no se utilizan de forma adecuada. Pero el mayor peligro proviene de las denominadas radiaciones no ionizantes, es decir, las de muy baja frecuencia. Estas son muy perjudiciales para nuestro organismo ya que, cuanto más baja es la frecuencia de un campo, más penetra en el cuerpo humano. En esta categoría se incluyen no sólo los microondas, sino buena parte de los equipos de comunicaciones militares -que utilizan frecuencias que oscilan desde unos pocos megaherzios hasta los 300 gigaherzios-, y las líneas de transmisión de energía eléctrica, como los televisores, cuyas frecuencias son de hasta 1. 000 herzios. Antenas, emisoras de radio y televisión, enlaces, repetidores y un largo etcétera de aparatos empleados en telecomunicaciones son también peligrosos generadores de campos electromagnéticos de los que no podemos escapar. Los primeros indicios de la perniciosidad de este tipo de radiaciones surgieron a raíz de las molestias que comenzaron a padecer los controladores de radar en Estados Unidos, frecuentemente aquejados por jaquecas, mareos, fatiga ocular o irritabilidad. Se ha verificado que el peligro de los ordenadores reside en el transformador de alta tensión y en la bobina del interior del monitor: las radiaciones que emiten pueden interaccionar con las células humanas, alterando la conductividad de ciertos iones y moléculas.
Estudios realizados por el norteamericano David A. Savitz, de la Universidad de Carolina del Norte, han demostrado que los hijos de madres que utilizaron durante su embarazo mantas eléctricas, tienen mayor probabilidad de padecer tumores cerebrales y leucemias. Otros informes estadounidenses sugieren, asimismo, la relación entre embarazos problemáticos -abortos, partos prematuros, malformaciones congénitas, etcétera- y el trabajo con ordenadores, por influencia de los campos electromagnéticos. En la década de los 80, varios experimentos llevados a cabo con cobayas demostraron la directa relación que existe entre las radiaciones no ionizantes y las alteraciones neurofisiológicas, del ritmo cardíaco y la presión sanguínea, y los trastornos hormonales.
En determinados animales también se ha observado la influencia de las ondas electromagnéticas en sus sistemas inmunitario y reproductor: la especial sensibilidad de los testículos ante estas radiaciones provoca a veces cambios en los niveles de producción de esperma. Asimismo, son frecuentes las alteraciones en el desarrollo de los fetos, llegándose a producir malformaciones y abortos, así como modificaciones cromosómicas y de estructuras y funciones celulares. Si se exceptúan los virus, las células matrices de todos los organismos vivos sufren alteraciones de los iones que juegan un papel fundamental en el organismo- a través de mecanismos electroquímicos, y se pueden desequilibrar por el efecto de las ondas electromagnéticas. Se produce entonces un fenómeno denominado resonancia que interfiere en los mecanismos de entrada y salida de sustancias a través de la membrana celular, poniendo así en peligro todo el equilibrio de un tejido u órgano.
Hay casos en los que la dificultad para conciliar el sueño podría estar relacionada con las llamadas micropulsaciones. Estas son ondas muy tenues -de 12 a 14 ciclos por segundo, y de 30 a 50 microvoltios- que interfieren por resonancia en las frecuencias de las ondas alfa emitidas por el cerebro en los procesos oníricos. Por el contrario, en otros casos, hay frecuencias, como las de los televisores, que inducen al sueño de forma hipnótica. Cabe esperar que los campos magnéticos asociados producidos por determinados procesos fisiológicos como los de las ondas bioeléctricas generadas en las neuronas y fibras musculares- interactúen con aquellos que se generan en el exterior, que a su vez producen modificaciones en la liberación de neurotransmisores, responsables de una serie de importantes metabolismos en el cuerpo y la mente. Este es un terreno relativamente nuevo, pero que promete muchas sorpresas a lo largo de los próximos años.
Situada a la altura del entrecejo, en medio del cerebro, la glándula pineal -que según los místicos es la sede del alma- es una pequeñísima pero básica estructura, capaz de poner en marcha procesos metabólicos en todo el organismo. El investigador José Luis Bardasano, director del Instituto de Bioelectromagnetismo Alonso de Santa Cruz, en la Universidad de Alcalá de Henares, ha estudiado las correlaciones entre la actividad de esta glándula y los campos electromagnéticos y magnéticos exteriores. En su opinión, la pineal puede comportarse como un magnetorreceptor, modificando su actividad por influencia de los campos magnéticos, sobre todo aquellos de frecuencias bajas. Esto genera alternaciones de comportamiento, trastornos depresivos e incluso puede modificar el efecto que sobre el organismo tienen algunos fármacos, especialmente los opiáceos. Los campos electromagnéticos tienen el mismo efecto sobre esta glándula que la luz: inhiben la secreción de melatonina, proceso que podría provocar alteraciones inmunitarias, insomnio y cambios repentinos de humor.
Sin embargo, el mayor valor de la melatonina radica en que es un factor fundamental de defensa contra el cáncer: su carencia favorece el desarrollo de esta mortal enfermedad. Y, desgraciadamente, las oscilaciones del campo magnético terrestre y las fuentes generadoras de ondas electromagnéticas de baja frecuencia reducen los niveles de este compuesto. Según Bardasano, la exposición crónica a los campos electromagnéticos aumenta las probabilidades de padecer cáncer y leucemia, unas enfermedades muy relacionadas con las disfunciones pineales. Estos campos también influyen en el desarrollo de trastornos psicológicos y neurológicos. En general, las personas con predisposición a padecer episodios depresivos o alcoholismo, así como los trabajadores expuestos a este tipo de radiaciones, son las más sensibles a los efectos de desincronización pineal por causa de las radiaciones no ionizantes, capaces también de reducir los efectos curativos de algunos analgésicos, especialmente los derivados de la morfina. La existencia de un campo magnético natural terrestre se conoce desde hace cientos de años, miles en el caso de los chinos o de otras civilizaciones antiguas. Sin embargo, los primeros estudios científicos de la relación entre los fenómenos magnéticos naturales o artificiales y algunas perturbaciones psico-fisiológicas humanas datan sólo del siglo pasado
Conclusion:
Las enfermedades que se atribuyen a las ondas electromagnéticas (el cáncer sobre todo), generalmente, tardan muchos años en manifestarse. Hace falta esperar para poder sacar conclusiones. Le única forma de proceder actualmente es mirar hacia atrás, tomar una muestra de personas que hayan desarrollada tal o cual forma de cáncer e interrogarles sobre diversos aspectos de su vida pasado (entorno de su viviendo, hábitos alimentarios, etc. ) para intentar encontrar puntos en común y señalarlos como ¡Actores que podrían ser causa de la enfermedad. Pero estos Factores son múltiples y difícil de evaluar. ¿Cómo se estima, por ejemplo, el número de horas que una persona pasa en la proximidad de una línea de alta tensión a lo largo de los 10 ó 20 últimos años? Este tipo de estudios, llamados epidemiológicos, son a veces critica bles porque no siempre se selecciona correctamente la población a estudiar ni se analizan lo totalidad de los factores causales.

Nelly Antòn N.
3/2 Enfermeria



Escrito por Jeniffer Melissa Neira Quirumbay
el 09/02/2011

Los avances tecnológicos han suscitado preocupación por los posibles riesgos sanitarios asociados a su uso. Informes científicos han sugerido que la exposición a los campos electromagnéticos emitidos por estos aparatos podría tener efectos perjudiciales para la salud, tales como cáncer, reducción de la fecundidad, pérdida de memoria y cambios negativos en el comportamiento y desarrollo de los niños. Sin embargo, la amenaza real de riesgo tanto sanitario como biológico no es conocida, aunque para determinados campos electromagnéticos y en los niveles detectados en la comunidad podría ser muy baja o inexistente.

Las ondas electromagnéticas de baja frecuencia se denominan " campos electromagnéticos ", y las de muy alta frecuencia, " radiaciones electromagnéticas ". Según sea su frecuencia y energía, las ondas electromagnéticas pueden clasificarse en " radiaciones ionizantes " o " radiaciones no ionizantes ", por lo cual, conviene hacer una diferenciación entre estos dos conceptos.

Según su frecuencia y energía, las ondas electromagnéticas admiten la siguiente clasificación a efectos biológicos: radiaciones ionizantes y radiaciones no ionizantes.

Radiaciones ionizantes : Se trata de ondas electromagnéticas de muy alta frecuencia (sobre los 2400 millones de MHz), que tienen la suficiente energía como para producir ionización (creación de partes eléctricamente cargadas, una positiva y una negativa), rompiendo los enlaces atómicos que mantienen a las moléculas unidas en las células.

Radiaciones no ionizantes : Se trata de ondas electromagnéticas de menor frecuencia que las ionizantes, que no tienen la suficiente energía como para romper los enlaces atómicos. En esta se incluyen la radiación ultravioleta, el visible, la radiación infrarroja, la radiofrecuencia y los campos de microondas, campos de ELF (extremely Low Frequency), así como los campos eléctricos y magnéticos estáticos.

las radiaciones no ionizantes, aunque se trate de radiaciones de muy alta energía, jamás podrán causar ionización en un sistema biológico. No obstante, pueden producir otros efectos biológicos, por ejemplo, mediante el calentamiento y la consiguiente alteración de reacciones químicas, o induciendo corrientes eléctricas en células.

Las ondas electromagnéticas pueden producir efectos biológicos que pueden a veces pero no siempre desembocar en efectos adversos para la salud . Es importante comprender la diferencia entre estos dos:

· Un efecto biológico ocurre cuando la exposición a ondas electromagnéticas causa un cambio fisiológico detectable en un sistema biológico.

· Un efecto adverso para la salud ocurre cuando el efecto biológico se sale del rango normal del cuerpo para poder ser compensado, y se deriva en algún tipo de detrimento de la salud.

Algunos efectos biológicos pueden ser inocuos, como por ejemplo la reacción del cuerpo incrementando el flujo sanguíneo en la piel como respuesta a un ligero calentamiento del cuerpo debido a la radiación solar. Algunos efectos pueden ser ventajosos, como la ayuda en la producción de vitamina D en el cuerpo humano. No obstante, algunos efectos biológicos desembocan en efectos adversos para la salud, como pudiera ser en este caso el cáncer de piel.

Volviendo al tema de la influencia de los campos electromagnéticos en los sistemas biológicos, esta puede tener distintos efectos biológicos que pudieran desembocar en distintos efectos perjudiciales para la salud:

· Campos de RF (Radiofrecuencia) por encima de 1MHz causan principalmente calentamiento mediante el movimiento de iones y moléculas de agua por el medio en el que están. Incluso niveles muy bajos de radiación de este tipo producen un pequeño aumento de la temperatura local de la parte del cuerpo sometida a dicha radiación, pero este calentamiento es compensado por los procesos termo-regulatorios normales del cuerpo humano, sin que el individuo llegue apenas a notar dicho aumento de temperatura.

· Campos de RF por debajo de 1MHz principalmente inducen cargas eléctricas y corrientes que pueden estimular células en individuos como nervios o músculos. Las corrientes eléctricas existen de forma natural en el cuerpo humano, como parte de las reacciones químicas propias del cuerpo humano. Si estos campos de RF inducen corrientes que exceden de forma significante el nivel normal de actividad eléctrica del cuerpo, existe la posibilidad de sufrir un detrimento en la salud.

· Aparte de las radiaciones de RF, se tienen los siguientes campos de menor frecuencia, que si bien no son el objeto del estudio, puede ser interesante su efecto sobre sistemas biológicos :

· Campos eléctricos de ELF (Extra Low Frequency) : Existen en presencia de carga eléctrica, y con independencia de si hay corriente o no. Apenas penetran en el cuerpo humano. Algunos estudios han sugerido una relación entre este tipo de campos con el cáncer en niños y otras enfermedades, aunque otros estudios lo niegan.

· Campos magnéticos de ELF : Existen siempre que haya una corriente eléctrica. Penetran en el cuerpo humano sin apenas atenuación. Algunos estudios epidemiológicos lo han asociado con el cáncer, especialmente en niños, aunque otros niegan dicha influencia. Por ello, y al igual que con los campos eléctricos de ELF, se están realizando investigaciones en la actualidad para determinar el grado de influencia sobre sistemas celulares.

La radiación de Alta Frecuencia y las Microondas provocan vibraciones moleculares , produciendo calor -de ahí su empleo doméstico e industrial-, con lo que pueden producir quemaduras a partir de una determinada cantidad de radiación absorbida. Así, mientras que las Radiaciones Ultravioletas pueden producir afecciones en la piel (eritemas) y conjuntivitis por exposición de la piel y los ojos respectivamente, la Radiación Infrarroja puede lesionar la retina o producir opacidad del cristalino del ojo y daños en la piel por cesión de calor.

Con menor facilidad logran el efecto de calentamiento de los tejidos las ondas electromagnéticas correspondientes a la Radio Frecuencia y Muy Baja Frecuencia. Es sabido que los campos de radiofrecuencias producen calentamiento e inducen corrientes eléctricas. Asimismo, se han notificado otros efectos biológicos menos probados.

Las cantidades grandes de RF pueden calentar los tejidos del cuerpo. El tejido que se calienta puede sobrecalentar otras partes del cuerpo. Los ojos y los testículos tienen las mayores probabilidades de sobrecalentarse con la RF. Eso sucede porque a esas zonas del cuerpo llega poca sangre.

Sobre la epífisis
Esta glándula, situada entre los dos hemisferios cerebrales, ejerce muchas funciones, sobre todo aquéllas que reaccionan a las informaciones que el organismo recibe del entorno para la producción de hormonas. Cada vez hay más estudios que demuestran que las ondas electromagnéticas podrían influir en la epífisis y, sobre todo, en la producción de melatonina, una hormona cuya disminución puede provocar un estado depresivo y alteraciones del biorritmo (ciclos de día / noche, horas de sueño. A la larga esta disminución podría ser un factor del riesgo de cáncer de mama y de próstata, fundamentalmente. Pero este efecto de las ondas electromagnéticas no ha podido ser demostrado con certeza.

Sobre el transporte de calcio

Los iones de calcio son los principales mensajeros entre las células y su entorno. Juegan un papel importante en la producción de ciertas hormonas y en la activación del sistema inmunitario. Muchos estudios han demostrado que las ondas electromagnéticas de muy baja frecuencia (líneas de alta tensión) pueden afectar al flujo de iones de calcio. Pero no está claro cuáles pueden ser los efectos sobre la salud, si es que existen.
Respecto a los Campos Eléctricos y Magnéticos Estáticos y Ondas Electromagnéticas de Extremadamente Baja Frecuencia, se sabe que pueden tener efectos nocivos en el sistema nervioso y cardiovascular. Se discute en la actualidad la fiabilidad de ciertos estudios que otorgan la capacidad de producir ciertos tipos de cáncer a las radiaciones de Extremadamente Baja Frecuencia, pero las restricciones que actualmente se aplican a este tipo de radiaciones no tienen en cuenta por ahora dichos efectos.

Siguiendo los múltiples casos referentes al tema de los efectos biológicos que ejercen las ondas electromagnéticas, el papel de las radiaciones no ionizantes como agentes cancerígenos es polémico. Se piensa que, en todo caso, actuarían como promotores tumorales , con escaso o nulo poder inicial para convertir genes normales en oncogenes . En muchos trabajos se ha determinado un mayor riesgo relativo de leucemias, tumores cerebrales y otros cánceres en sujetos que residen en las proximidades de las líneas de alta tensión y entre distintas poblaciones expuestas profesionalmente. Queda por entendido que hay ciertos límites de estas ondas que no pueden sobrepasar de los niveles establecidos, si esto llegara a pasar es ahí donde se desencadena varios tipos de reacciones perjudiciales en nuestros organismos, es por esta razón que es de vital importancia que la población en general conozca y se empodere de este conocimiento para evitar complicaciones posteriores a nuestra salud.


Diana Ayala
Guayas, Ecuador
Escrito por Diana Ayala
el 09/02/2011

CONCLUSION

Las radiaciones electromagnéticas se dividen en dos grandes categorías , dependiendo de su nivel de energía: las radiaciones ionizantes y las no ionizantes. Ejemplos de radiaciones ionizantes serían la radiactividad o los rayos X. Están admitidas como peligrosas y se gestionan con las medidas de seguridad apropiadas, por lo que ya no volveremos a tratarlas, y nos centraremos en las no ionizantes.

Las radiaciones no ionizantes son las producidas por la corriente eléctrica, transmisiones de radio y televisión, y telefonía móvil (también llamadas microondas).

Los organismos animales utilizan electricidad para desarrollar sus funciones vitales. Lo que corre por los nervios son corrientes eléctricas. Pruebas como el electroencefalograma o el electrocardiograma lo que hacen es registrar la actividad eléctrica del cerebro o del corazón para detectar si existen irregularidades en su funcionamiento. El Dr. Hyland, de la Universidad de Warwick (GB), afirma que las ondas utilizadas por los teléfonos móviles son de la misma frecuencia que las ondas cerebrales alfa, por lo que, aunque la intensidad sea muy baja, el cerebro está especialmente sensibilizado a esta frecuencia.

Sintetizando mucho, citaremos algunas de las principales vías de influencia, aunque hay que decir que prácticamente cada día hay algún equipo de investigadores que descubre nuevas alteraciones: una de ellas es a través de un aumento de la permeabilidad de la barrera hemato-encefálica: Las neuronas, como todas las células, están recubiertas de una membrana que las protege del exterior. Las microondas provocan una dilatación de los poros de esa membrana, que se hace así permeable a determinadas sustancias que no deberían entrar en las neuronas. Este proceso permite relacionar las microondas con tumor cerebral, enfermedad de Alzheimer y pérdidas de memoria, como consecuencias más directas.

Las ondas electromagneticas segun varias investigaciones esta muy relacionada con distintos tipos de enfermedades ya mencionadas pero s necesario que las personas se informen acerca de estema ya que genera gran importancia para la salud de cada uno de los seres humanos y asi se pueda revertir este problema o mas aun se pueda evitar que existan ciertas enfermedades ya que esto se da como consecuencia de la multiplicidad de aparatos eléctricos y electrónicos que nos rodean por todas partes, tanto en nuestro hogar como en el trabajo. Son radiaciones invisibles al ojo humano pero perfectamente detectables por aparatos de medida específicos.

Dada la proliferación incontrolada de fuentes de contaminación electromagnética a nuestro alrededor, son múltiples los científicos de renombre internacional que han mostrado su interés por el tema, advirtiendo del creciente riesgo a que nos vemos sometidos; en este sentido, apuntan no pocas investigaciones publicadas en prestigiosas revistas científicas. De entre los efectos adversos publicados en estas investigaciones podemos destacar los siguientes: cefaleas, insomnio, alteraciones del comportamiento, depresión, ansiedad, leucemia infantil, cáncer, enfermedad de Alzheimer, alergias, abortos, malformaciones congénitas, etc.

Ppor aquello es necesario que estemos informados de todo aquello que pueda ser perjudicial para nuestrs salud y asi poder evitar muchas enfermedades mas adelante.

UPSE ENFERMERIA 3/2

Wilmer Tumbaco Suárez
Tercero upse santa elena
Escrito por Wilmer Tumbaco Suárez
el 09/02/2011

IMPACTO DE LAS ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN LAS MALFORMACIONES CONGÉNITAS

Cuando nos referimos a contaminación electromagnética o electro polución, hablamos de la contaminación producida por los campos eléctricos y electromagnéticos, como consecuencia de la multiplicidad de aparatos eléctricos y electrónicos que nos rodean por todas partes, tanto en nuestro hogar como en el trabajo. Son radiaciones invisibles al ojo humano pero perfectamente detectable por aparatos de medida específicos.

ALTERACIONES GENÉTICAS

Las alteraciones pueden afectar a un gen (malformaciones congénitas de origen genético o puntual), a varios genes (malformaciones congénitas poligénicas), o a los cromosomas (malformaciones congénitas de origen cromosómico).

MUTACIONES

Las anomalías genéticas aparecen como resultado del proceso de mutación , esto es, un cambio en la secuencia de bases del ADN que puede determinar una modificación en los caracteres de un organismo y, si la alteración afecta al ADN de las células germinales, puede transmitirse a la descendencia. Existen distintas formas moleculares de las mutaciones, entre las que cabe mencionar:

  • El reemplazo de una base por otra.
  • La deleción de una porción de ADN.
  • La inversión de una porción del mismo.
  • La inserción de nuevas bases.

La causa fundamental en la producción de mutaciones son las radiaciones ionizantes

Se ha demostrado también que los campos electromagnéticos emitidos por teléfonos celulares alteran los electroencefalogramas, principalmente durante actividades que involucren memoria. Esto muestra efectos sobre la función del sistema nervioso central. De igual manera, se ha demostrado que durante el uso de los teléfonos celulares, hay un cambio en la temperatura de tejidos vecinos, vasodilatación en ellos, y un aumento del contenido nasal de óxido nítrico por la cavidad nasal del lado del teléfono, pero no en la cavidad nasal contra lateral. Por último, se ha demostrado que la exposición in vitro de leucocitos humanos a radiación electromagnética de frecuencias usadas en telefonía celular causa un efecto genotóxico (aneuploidía del cromosoma 17) a intensidades que no producen efecto térmico, apoyando la hipótesis que los efectos que se producen ocurren por mecanismos no térmicos.

RAYOS X

Todo esto en función de algunos parámetros, como cuanta radiación se recibe, por cuanto tiempo, en que lugar del cuerpo, en que momento del embarazo, etc. En general, el mayor riesgo para el bebé es entre las 2 y las 15 semanas, luego disminuye entre las 16 y las 25 semanas y de ahí hasta el final del embarazo es mínimo. Cuando la radiación afecta al feto en formación, podemos tener mucho efectos adversos, como hidrocefalia, retraso mental, genitales anormales, leucemia, cataratas, etc. Algo importante que tenemos que saber es que NO EXISTE UN PROCEDIMIENTO DIAGNÓSTICO ÚNICO QUE PRODUZCA LA SUFICIENTE RADIACIÓN PARA AMENAZAR EL BIENESTAR DEL EMBRIÓN Y EL FETO EN DESARROLLO. O sea que si se tomó una placa sin saber que estaba gestando, eso de ninguna manera debería ser un motivo de angustia ni, mucho menos, de pensar en un aborto. En general para que un feto sea afectado se necesita una dosis mínima de 5 A 10 RADS, siendo que las placas usan muchísimo menos radiación, tanto así que se usa como medida las milésimas de rad. Entonces para graficar lo que hemos dicho, podemos poner como ejemplo una placa de tórax, que expone a la paciente a 0. 06 rads ( 60 milirads), por lo que serían necesarias 166 de esas placas para que halla un riesgo real para el feto. O si hablamos de una placa de abdomen, que usa 290 milirads, necesitaríamos hacer más de 30 para que halla riesgo. Y con mayor razón las placas de dientes que a veces necesita nuestro odontólogo, ya que la radiación va enfocada al diente y llega en muy poca proporción al abdomen. O sea que es prácticamente imposible que un estudio radiográfico único cause daño a su bebé. De todas maneras, y por sentido común, es mejor evitar los rayos x durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre.

La disciplina científica encargada del estudio de las malformaciones congénitas se denomina Teratología.
El término congénito indica condiciones existentes en el nacimiento o antes que este ocurra. Excluye, por lo tanto, las anormalidades morfológicas causadas por traumatismos para los cuales se utiliza la denominación de "lesión", y los daños producidos por afecciones bacterianas o virales que se establecen una vez que el órgano ya se ha formado.

En conclusión las ondas electromagnéticas afectan en un gran porcentaje a los seres humanos en especial a las mujeres embarazadas si no se cuidan o toman las precauciones cuando esten exponiéndose a las mismas sea por la situación que fuere. Esto conllevaría a que se vea afectado el producto que llevan dentro, dando así origen a las malformaciones congénitas y las repercusiones psicológicas y emocionales que este producto traería para la mamá y familiares directo del producto a nacer.

Wilmer Tumbaco 3­­­­­­­­/2 Enfermería UPSE.

Wilmer Tumbaco Suárez
Tercero upse santa elena
Escrito por Wilmer Tumbaco Suárez
el 09/02/2011

IMPACTO DE LAS ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN LAS MALFORMACIONES CONGÉNITAS

Cuando nos referimos a contaminación electromagnética o electro polución, hablamos de la contaminación producida por los campos eléctricos y electromagnéticos, como consecuencia de la multiplicidad de aparatos eléctricos y electrónicos que nos rodean por todas partes, tanto en nuestro hogar como en el trabajo. Son radiaciones invisibles al ojo humano pero perfectamente detectable por aparatos de medida específicos.

ALTERACIONES GENÉTICAS

Las alteraciones pueden afectar a un gen (malformaciones congénitas de origen genético o puntual), a varios genes (malformaciones congénitas poligénicas), o a los cromosomas (malformaciones congénitas de origen cromosómico).

MUTACIONES

Las anomalías genéticas aparecen como resultado del proceso de mutación , esto es, un cambio en la secuencia de bases del ADN que puede determinar una modificación en los caracteres de un organismo y, si la alteración afecta al ADN de las células germinales, puede transmitirse a la descendencia. Existen distintas formas moleculares de las mutaciones, entre las que cabe mencionar:

  • El reemplazo de una base por otra.
  • La deleción de una porción de ADN.
  • La inversión de una porción del mismo.
  • La inserción de nuevas bases.

La causa fundamental en la producción de mutaciones son las radiaciones ionizantes

Se ha demostrado también que los campos electromagnéticos emitidos por teléfonos celulares alteran los electroencefalogramas, principalmente durante actividades que involucren memoria. Esto muestra efectos sobre la función del sistema nervioso central. De igual manera, se ha demostrado que durante el uso de los teléfonos celulares, hay un cambio en la temperatura de tejidos vecinos, vasodilatación en ellos, y un aumento del contenido nasal de óxido nítrico por la cavidad nasal del lado del teléfono, pero no en la cavidad nasal contra lateral. Por último, se ha demostrado que la exposición in vitro de leucocitos humanos a radiación electromagnética de frecuencias usadas en telefonía celular causa un efecto genotóxico (aneuploidía del cromosoma 17) a intensidades que no producen efecto térmico, apoyando la hipótesis que los efectos que se producen ocurren por mecanismos no térmicos.

RAYOS X

Todo esto en función de algunos parámetros, como cuanta radiación se recibe, por cuanto tiempo, en que lugar del cuerpo, en que momento del embarazo, etc. En general, el mayor riesgo para el bebé es entre las 2 y las 15 semanas, luego disminuye entre las 16 y las 25 semanas y de ahí hasta el final del embarazo es mínimo. Cuando la radiación afecta al feto en formación, podemos tener mucho efectos adversos, como hidrocefalia, retraso mental, genitales anormales, leucemia, cataratas, etc. Algo importante que tenemos que saber es que NO EXISTE UN PROCEDIMIENTO DIAGNÓSTICO ÚNICO QUE PRODUZCA LA SUFICIENTE RADIACIÓN PARA AMENAZAR EL BIENESTAR DEL EMBRIÓN Y EL FETO EN DESARROLLO. O sea que si se tomó una placa sin saber que estaba gestando, eso de ninguna manera debería ser un motivo de angustia ni, mucho menos, de pensar en un aborto. En general para que un feto sea afectado se necesita una dosis mínima de 5 A 10 RADS, siendo que las placas usan muchísimo menos radiación, tanto así que se usa como medida las milésimas de rad. Entonces para graficar lo que hemos dicho, podemos poner como ejemplo una placa de tórax, que expone a la paciente a 0. 06 rads ( 60 milirads), por lo que serían necesarias 166 de esas placas para que halla un riesgo real para el feto. O si hablamos de una placa de abdomen, que usa 290 milirads, necesitaríamos hacer más de 30 para que halla riesgo. Y con mayor razón las placas de dientes que a veces necesita nuestro odontólogo, ya que la radiación va enfocada al diente y llega en muy poca proporción al abdomen. O sea que es prácticamente imposible que un estudio radiográfico único cause daño a su bebé. De todas maneras, y por sentido común, es mejor evitar los rayos x durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre.

La disciplina científica encargada del estudio de las malformaciones congénitas se denomina Teratología.
El término congénito indica condiciones existentes en el nacimiento o antes que este ocurra. Excluye, por lo tanto, las anormalidades morfológicas causadas por traumatismos para los cuales se utiliza la denominación de "lesión", y los daños producidos por afecciones bacterianas o virales que se establecen una vez que el órgano ya se ha formado.

En conclusión las ondas electromagnéticas afectan en un gran porcentaje a los seres humanos en especial a las mujeres embarazadas si no se cuidan o toman las precauciones cuando esten exponiéndose a las mismas sea por la situación que fuere. Esto conllevaría a que se vea afectado el producto que llevan dentro, dando así origen a las malformaciones congénitas y las repercusiones psicológicas y emocionales que este producto traería para la mamá y familiares directo del producto a nacer.

Wilmer Tumbaco 3­­­­­­­­/2 Enfermería UPSE.

Dalila Merchan
Guayas, Ecuador
Escrito por Dalila Merchan
el 09/02/2011

Algunos estudios indican que estas ondas pueden ser una seria amenaza para la salud, pudiendo provocar efectos adversos sobre el hombre tal y como el desarrollo de tumores, debilitación del sistema inmunológico, hiperactividad, etc. Sin embargo no hay un consenso científico ni explicación clara sobre los efectos de estas ondas sobre las personas.

se comenta mucho que las antenas son perjudicial parar la salud especialmente en las mujeres embarazadas ya que causan malformaciones en los niños estas radiaciones y también por la contaminación del mar ya que hay muchos desechos químicos en el

Los electrodomésticos son Las fuentes de RF que se encuentran en el domicilio incluyen hornos de microondas, teléfonos móviles, y tv estos son muy importantes y utiles

.

Los efectos sobre la salud de las ondas electromagnéticas son muy variados en función de su frecuencia; es decir, de la energía que portan sus fotones. Abarcan desde los efectos nulos, para muy bajas frecuencias, hasta efectos gravísimos en el caso de los rayos gamma o de los rayos cósmicos.

Las ondas de telefonía móvil quedan dentro del rango de la radiación electromagnética no-ionizante; es decir, no portan suficiente energía para poder romper los enlaces químicos. Este hecho es de una trascendencia fundamental, pues determina que las ondas, por sí solas, no puedan deteriorar materiales sensibles como el ADN o complejos enzimáticos, o bien, inducir la formación de sustancias extrañas.

Tenemos que hacer conciencia sobre todas las radiaciones que están alrededor tratar de utilizarlos de una mejor manera como por ejemplo el celular y tratar de mantenerlo lejos de nuestro cuerpo la mayor parte posible


Escrito por Manuela Dominguez Gonzales
el 09/02/2011

La contaminación se ha convertido en un problema a escala
planetaria, con consecuencias graves para el medio ambiente y la salud humana. Por desgracia, en vez de mejorarse en los últimos años, a los contaminantes ya conocidos se ha venido a sumar la contaminación electromagnética, como subproducto del desarrollo tecnológico masivo basado en la electricidad y las comunicaciones.

los seres humanos abusamos de la tecnologia sin darnos cuenta que estas ondas electromagneticas no son visibles para el ser humano, pero sin embargo las usamos a diario sin percatarnos lo peligroso que representa para nuestra salud,entre los diferentes aparatos electricos que usamos a diario los que mas ondas emiten son el del televisor y el microondas pero en baja en intensidad,tambien debemos recalcar que el celular tambien emite ondas que aparentemente no nos causa daño,pero la realidad de las personas es que lo utilizamos adiario y siempre lo tenemos cerca de nuestro cuerpo sea cerca del corazon, como en la parte pelviana de nuestro cuerpo, por lo que en la primer parte puede causar daños a nivel del corazon en personas que tienen patologias a este nivel toracico, y en la region pelviana puede haber malformaciones congenitas en mujeres embarazadas en el primer trimestre de embarazo, por esta razon debemos alejarnos de estas ondas para evitar tantas patologias.