En este grupo En todos

Grupo de Filosofía



ideología o moral?

daniel
... vitoria
Escrito por Daniel Rodriguez
el 19/11/2009

Que prevalece sobre que? Supongo que lo mejor será un equilibrio pero creo que en este caso no se puede lograr, ya sea la ideología o la moral. No soy muy experto en el filosofía por eso me cuesta explicarme pero creo que ha entendido mi dilema. Gracias x adelantado

Acrato Deutopía
Siendo no ser, para ser cadiz
Escrito por Acrato Deutopía
el 19/11/2009

Es dificil contestar a tu pregunta, pues, me resulta dificil, en mi caso, ser propietario de una ideología que no ha sido encorsetada por la moral. De hecho, sólo cuando nuestra moral sufre una transformación nuestra ideología también evoluciona, cambia. Es incomprensible defender unas ideas si son contrarias a nuestra moral individual, es seguro que podemos hacerlo pero estaremos siempre en conflicto con nosotros mismos.
Todos tenemos una moral en mayor o menor grado, cuanto más moralistas somos, la amplitud de la ideología se reduce, y aquella prevalece sobre está, cuanto menos moralistas seamos, la ideología, a mi entender, cobra mayor protagonismo.
El fin justifica los medios...... Puede ser una idea razonablemente comprensible e incluso respaldada por una gran dosis de moral; por ejemplo, quien defiende esta idea puede también apoyarse que moralmente es comprensible eliminar a unos individuos por salvar a un número mayor. Otro, que a lo mejor estuviese de acuerdo con esa idea, sería contrario a llevarla a cabo, porque moralmente defiende que ninguna vida vale una idea. Como ves, el que prevalezca una sobre otra es materia reservada de cada individuo y es dificil no sufrir por ello cuando optamos en algún momento abandonar una idea por culpa del conflicto moral que nos crea o lo contrario. Un saludo

Daniel Rodriguez
... vitoria
Escrito por Daniel Rodriguez
el 20/11/2009

En tu frase es incomprensible defender unas ideas si son contrarias a tu moral individual... Me parece que no es tan incomprensibleya que es lo que hemos visto a lo largo de la historia y lo que se sigue viendo día tras día. Vamos a irnos al ultimo siglo aunke me podría ir a cualquier parte de la historia. Cualquiera de los conflictos armados que han protagonizado este siglo, por ponerte el ejemplo más claro el holocausto. La ideologia nacionalsocialista, toda esa eliminación de vidas humanas judios, negros, homosexuales... Realmente esas personas de ideología nazi sentian remordimientos x lo que hacían? Desde luego que no, o mirandolo desde otro punto de vista quizá su ideología o moral coincidía y no habría conflicto lo que nos llevaría a la pregunta del millón: quien dice que tu moral es la adecuada? A ellos les parecía completamente necesario toda esa matanza y deshumanización y ay gente que todavía increiblemente lo apoya entonces como se yo que mi verdad es la adecuada y no la del otro? Se que con el ejemplo de la ideologia nazi es mas facil de ver pero lo de que todo el mundo se cree en posesion de la verdad me trae por la calle de la amargura.

Saludos




Martí Òdena Trujillo
2 n de batxillerato ies hug roger iii
Escrito por Martí Òdena Trujillo
el 21/11/2009

Comparto el enfoque que vierte Deutopía de que nuestra ideología está encasillada en nuestra moral, y las transformaciones se producen son inevitablemente por igual. Convengo en ello i en la matización de Rodríguez respecto a que aquello que es moral es muy subjetivo ya que se fundamenta en la propia creencia de lo que nos parece bueno o malo. Aquí podríamos introducir la ética como mecanismo medidor de todas las morales, pero, ¿No miento si digo que aquello ético se fundamenta en la moral que predomina? Es decir, en la cultura que prevalece entres las demás. Intuyo, que la única forma de poder tener una verdad a la que sujetar nuestra concepción de la moralidad, es decir del bien i el mal de forma universal recaería en una ética universal, que supondría adjudicar credibilidad a palabras que promulguen que hay morales mejores que otras, y así poder condenar las ideas inmorales que se disfrazan de moral y viceversa. En la frase "el fin justifica los medios" confluye ideología i moral como bien ha remarcado Deutopía. Partiendo de este ángulo, descubrimos que "el fin", que podría ser traducido al objetivo que anhela X ideología se sobreestima más que la moral, me apoyo en el segmento de la frase que dice " justifica lo medios", en la que se substrae que la ideología está por encima de la moral, ya que puedes cometer actos inmorales, menos morales, inmorales a ojos de la humanidad, incluso en el génesis de la propia ideología puedes cometer actos que entren en controversia con tu propia moralidad, y éstos acontecerán en aras “del fin"(ideología). Pero irrevocablemente al principio de mi discurso he remarcado que nuestra ideología, nuestra idea, se crea a partir de una moral, que podríamos ilustrarlo como: " el bien político de la dictadura" ( el sujeto es convencido conocedor de que es allí radica el bien). Pero a partir de aquí desechamos la moral en pro de la idea, y entonces seguramente aquello que defendemos no es una moral-idea sino bien al contrario, se transforma en una vehemencia por nuestra ideología que nos despista, nubla o incluso ciega de nuestra moral primaria (ya que el sujeto haría masacres en pro de un bien mayor, la dictadura). Acogiendo este punto de vista, seguramente veremos como la ideología i la moral ya no están tan unidas, sino que entran en conflicto, en un conflicto que dice " la idea del bien de la dictadura. Debo aplicar el bien de la dictadura a costa de muchas morales e incluso de la mía empleando matanzas i medidas crueles?". Acontecemos de que aquí se plantea si debe dar prioridad a su idea o a su moral. Vislumbramos como se ha producido un conflicto entre aquello en que nuestra ideología se fundamenta, colateralmente al hecho de poder o no hacer prevalecer nuestra idea o nuestra moral en el recorrido hacia su "fin" ( el objetivo de nuestra ideología). Dicho esto, a caso nuestra ideología idónea no será aquella que está en equilibrio perfecto con nuestra moral y a la vez por efecto dominó los medios que utilizaremos no tendrán que ser en base a ella?. Finalizo esclareciendo que el problema que nos bombardea es únicamente que nuestra ideología vence a nuestra moral, y está se ve forzada a rendirle obediencia i alterarse en la proporción en la que la ideología lo considere para llegar (justifica los medios) a su objetivo ideológico( “fin”). Ea aquí, que nuestra ideología se fundamenta en una primera moral, pero ésta moral se modifica a merced de la ideología, entonces la moral ha sido