En este grupo En todos

Grupo de Mundo solidario



Hablemos de los sentimientos

nataly
Sistemas san jose obrero
Escrito por Nataly Heredia
el 05/05/2011
  • 1. ¿Qué son los sentimientos?
  • 2. ¿Cómo mejorar los sentimientos
los sentimientos son de dos tipos: profundos y duraderos, o superficiales o variables o intercambiables con otros sentimientos. Otros sostienen que los sentimientos marcan el enlace de las facultades espirituales con el sujeto humano, pero el asunto es más complicado.

Te espero para poder profundizar este tema que tanto sentimos ,actuamos en nuestra vida diaria.
Jose Manuel Garcia Franco
Mercadotecnia y organizacion y metodos...
Escrito por Jose Manuel Garcia Franco
el 05/05/2011
  • El sentimiento es el resultado de una emoción, a través del cual, el consciente tiene acceso al estado anímico propio. El cauce por el cual se solventa puede ser físico y/o espiritual....
    • sentimiento - proceso interno que genera una determinada carga afectiva hacia algo o alguien. Hay sentimientos sensoriales (dolor), vitales (ej vitalidad), psíquicos (alegría, miedo, tristeza) y espirituales (artísticos, religiosos).
      • Esencia emotiva que dá razón de ser a la conciencia y que de vez en vez se acompañan de pasiones. Sentimiento - es la lengua que el corazón usa cuando necesita mandar algún mensaje empecemos con esta aportacion gracias por la invitacion nataly saludos y abrazos con sentimiento atte. Jmgf...
Alma Lorena S. Acevedo
Lic. en psicología clinica universidad...
Escrito por Alma Lorena S. Acevedo
el 05/05/2011
LOS SENTIMIENTOS HUMANOS

LOS SENTIMIENTOS HUMANOS.

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres. Cuando El ABURRIMIENTO había bostezado por tercera vez, LA LOCURA, como siempre tan loca, les propuso:

* ¿Vamos a jugar a los escondidos?

* LA INTRIGA levantó la ceja intrigada y LA CURIOSIDAD, sin poder contenerse preguntó

* ¿A los escondidos? ¿Y como es eso?

* Es un juego - Explicó La LOCURA, en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego.

El ENTUSIASMO bailó secundado por La EUFORIA, La ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a La DUDA, e incluso a LA APATÍA, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar, La VERDAD prefirió no esconderse. ¿Para qué? , Si al final siempre la hallaban, y La SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y La COBARDÍA prefirió no arriesgarse...

* Uno, dos, tres... Comenzó a contar La LOCURA.

La primera en esconderse fue La PEREZA, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra del camino.

La FE subió al cielo y La ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La GENEROSIDAD casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos, que sí ¿Un lago cristalino? Ideal para La BELLEZA. Que sí la ¿Hendija de un árbol? Perfecto para La TIMIDEZ. Que sí el ¿Vuelo de la mariposa? Lo mejor para La VOLUPTOSIDAD. Que sí ¿Una ráfaga de viento? Magnifico para La LIBERTAD. Así terminó por ocultarse en un rayito de sol.

El EGOISMO, en cambio encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo... Pero sólo para él.

La MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris) y La PASIÓN y El DESEO en el centro de los volcanes.

El OLVIDO... Se me olvidó donde se escondió... Pero eso no es lo importante. Cuando La LOCURA contaba 999. 999, EL AMOR aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado... Hasta que divisó un rosal y enternecido decidió esconderse entre sus flores.

* Un millón- contó La LOCURA y comenzó a buscar. La primera en aparecer fue La PEREZA sólo a tres pasos de una piedra.

Después se escuchó La FE discutiendo con Dios en el cielo sobre Teología y La PASION y El DESEO los sintió en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a La ENVIDIA y claro, así pudo deducir donde estaba El TRIUNFO.

El EGOISMO no tuvo ni que buscarlo. Él solito salió disparado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas. De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a La BELLEZA y con La DUDA resulto más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de que lado esconderse.

Así fue encontrando a todos, EL TALENTO entre la hierba fresca, a La ANGUSTIA en una oscura cueva, a La MENTIRA detrás del arco iris... (mentira, si ella estaba en el fondo del océano) y hasta El OLVIDO... Que ya se le había olvidado que estaba jugando a los escondidos, pero sólo El AMOR no aparecía por ningún sitio.

La LOCURA buscó detrás de cada árbol bajo, cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas y cuando estaba por darse por vencido divisó un rosal y las rosas... Y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escucho. Las espinas habían herido en los ojos al AMOR; La LOCURA no sabía que hacer para disculparse, lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo. Desde entonces; desde que por primera vez se jugó a los escondidos en la tierra:

EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA.

un fuerte abrazo
Alma Lorena

María Carmen Martínez Ortega
Geografia e historia universitat de va...
Escrito por María Carmen Martínez Ortega
el 07/05/2011

Gracias Nataly por invitarme a participar en tu lindo y hermoso debate. Para mí los sentimientos son el don más preciado que tengo. Mediante ellos, entre otras cosas, extraigo información y conocimiento de mis neceesidades, de mis deseo, de mi valoración del mundo, de los sentimientos, necesidades, y motivaciones de los demás. A veces, extraemos un análisis sesgado al dejarnos llevar por ello, pero, si nos los trabajamos, si no nos autoengañamos, si nos escuchamos los pensamientos, los juicios de valor que producen esos sentimientos, podremos llegar a se más felices.
Cómo trabajarse los sentimientos para tener relaciones duraderas, amorosos, satisfactorias y estables. Siguiendo a Bárbara de Ángelis, hemos de sentir los diversas emociones que aparecen en nuestro interior, expresarlas y no reprimirlas. ¿Cómo? Pues si sentimos rabia, que es el sentimiento más denostado: sentirlo y decirnos a nosotras mismas: "siento una rabia, siento una rabia... " Personalmente, con sólo pronunciar la letra "r" se me pasa.
He experimentado que, al conectar con mis sentimientos de rabia, dolor, culpa, vergüenza y miedo, he llegado a la fase del amor, del perdón y de la serenidad.
Besos.

Susana
Escrito por Susana
el 04/11/2013

Cerrado