En este grupo En todos

Grupo de Música del mundo

Liliana Zúñiga De Maggi
Facultad de medicina universidad de ch...
Escrito por Liliana Zúñiga De Maggi
el 17/08/2012

Creo que los errores que comete el locutor en este documento, Julian, es un niño o niña, por lo menos así creo yo, asi que hay que perdonar esos pequeños "lapsus".... A mí me encantó escucharlo. Gracias!

Laura
Escrito por Laura
el 18/08/2012

FOTOMONTAJE A PARTIR DE UNA FOTO MÍA..


Olas gigantes que os rompéis bramando
en las playas desiertas y remotas,
envuelto entre la sábana de espumas,
¡Llevadme con vosotras!

Ráfagas de huracán que arrebatáis
del alto bosque las marchitas hojas,
arrastrado en el ciego torbellino,
¡Llevadme con vosotras!

Nube de tempestad que rompe el rayo
y en fuego ornáis las sangrientas orlas,
arrebatado entre la niebla oscura,
¡Llevadme con vosotras!.

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria.
¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas!.


Escrito por Julian Herrera Santiago
el 18/08/2012





Espíritu sin nombre,

indefinible esencia,

yo vivo con la vida

sin formas de la idea.


Yo nado en el vacío,

del sol tiemblo en la hoguera,

palpito entre las sombras

y floto con las nieblas.


Yo soy el fleco de oro

de la lejana estrella,

yo soy de la alta luna

la luz tibia y serena.


Yo soy la ardiente nube

que en el ocaso ondea,

yo soy del astro errante

la luminosa estela.


Yo soy nieve en las cumbres,

soy fuego en las arenas,

azul onda en los mares,

y espuma en las riberas.


En el laúd soy nota,

perfume en la violeta,

fugaz llama en las tumbas

y en las ruinas yedra.


Yo atrueno en el torrente

y silbo en la centella,

y ciego en el relámpago

y rujo en la tormenta.


Yo río en los alcores,

susurro en la alta yerba,

suspiro en la onda pura

y lloro en la hoja seca.


Yo ondulo con los átomos

del humo que se eleva

y al cielo lento sube

en espiral inmensa.


Yo, en los dorados hilos

que los insectos cuelgan,

me mezco entre los árboles

en la ardorosa siesta.


Yo corro tras las ninfas

que en la corriente fresca

del cristalino arroyo

desnudas juguetean.


Yo, en bosque de corales

que alfombran blancas perlas,

persigo en el océano

las náyades ligeras.


Yo, en las cavernas cóncavas

do el sol nunca penetra,

mezclándome a los gnomos,

contemplo sus riquezas.


Yo busco de los siglos

las ya borradas huellas,

y sé de esos imperios

de que ni el nombre queda.


Yo sigo en raudo vértigo

los mundos que voltean,

y mi pupila abarca

la creación entera.


Yo sé de esas regiones

a do un rumor no llega,

y donde informes astros

de vida un soplo esperan.


Yo soy sobre el abismo

el puente que atraviesa,

yo soy la ignota escala

que el cielo une a la tierra.


Yo soy el invisible

anillo que sujeta

el mundo de la forma

al mundo de la idea.


Yo en fin soy ese espíritu,

desconocida esencia,

perfume misterioso

de que es vaso el poeta.



Espíritu - 18 08 2012 Espíritu - 18 08 2012 Espíritu - 18 08 2012


Gustavo Adolfo Bécquer: Despierta, tiemblo al mirarte

Gustavo Adolfo Bécquer: ¡Duerme!

Gustavo Adolfo Bécquer: El espíritu sin nombre

Mercedes Sosa y Gustavo Adolfo Bécquer


Espíritu - 18 08 2012 Espíritu - 18 08 2012 Espíritu - 18 08 2012



Despierta, tiemblo al mirarte;

dormida, me atrevo a verte;

por eso, alma de mi alma,

yo velo mientras tú duermes.


Despierta, ríes, y al reír tus labios

inquietos me parecen

relámpagos de grana que serpean

sobre un cielo de nieve.


Dormida, los extremos de tu boca

pliega sonrisa leve,

suave como el rastro luminoso

que deja un sol que muere.

¡Duerme!


Despierta, miras y al mirar tus ojos

húmedos resplandecen

como la onda azul en cuya cresta

chispeando el sol hiere.


Al través de tus párpados, dormida,

tranquilo fulgor vierten,

cual derrama de luz, templado rayo,

lámpara transparente.

¡Duerme!


Despierta, hablas y al hablar vibrantes

tus palabras parecen

lluvia de perlas que en dorada copa

se derrama a torrentes.


Dormida, en el murmullo de tu aliento

acompasado y tenue,

escucho yo un poema que mi alma

enamorada entiende.

¡Duerme!


Sobre el corazón la mano

me he puesto porque no suene

su latido y de la noche

turbe la calma solemne.


De tu balcón las persianas

cerré ya porque no entre

el resplandor enojoso

de la aurora y te despierte.

¡Duerme!





https://geovanygarcia.blogdiario.com/img/butterfly.gif

Laura
Escrito por Laura
el 19/08/2012

https://geovanygarcia.blogdiario.com/img/butterfly.gif


Que bueno este gif Juli....


¡Cuántas veces, al pie de las musgosas
paredes que la guardan,
oí la esquila que al mediar la noche
a los maitines llama!

¡Cuántas veces trazó mi silueta
la luna plateada,
junto a la del ciprés, que de su huerto
se asoma por las tapias!

Cuando en sombras la iglesia se envolvía,
de su ojiva calada,
¡Cuántas veces temblar sobre los vidrios
vi el fulgor de la lámpara!

Aunque el viento en los ángulos oscuros
de la torre silbara,
del coro entre las voces percibía
su voz vibrante y clara.

En las noches de invierno, si un medroso
por la desierta plaza
se atrevía a cruzar, al divisarme
el paso aceleraba.

Y no faltó una vieja que en el torno
dijese a la mañana,
que de algún sacristán muerto en pecado
acaso era yo el alma.

A oscuras conocía los rincones
del atrio y la portada;
de mis pies las ortigas que allí crecen
las huellas tal vez guardan.

Los búhos, que espantados me seguían
con sus ojos de llamas,
llegaron a mirarme con el tiempo
como a un buen camarada.

A mi lado sin miedo los reptiles
se movían a rastras;
hasta los mudos santos de granito
creo que me saludaban.


Laura
Escrito por Laura
el 21/08/2012

Laura
Escrito por Laura
el 21/08/2012

Liliana Zúñiga De Maggi
Facultad de medicina universidad de ch...
Escrito por Liliana Zúñiga De Maggi
el 22/08/2012

M. Castellano, «Gustavo Adolfo Bécquer» (1855). Fotografía del archivo de Rafael Montesinos. Imagen ampliada

«Gustavo Adolfo Bécquer». Fotografía de Ángel Alonso Martínez y Hermano. Colección de D. Enrique Toral Peñaranda.

Imagen ampliada

«Gustavo Adolfo Bécquer» (h. 1869). Fotografía de M. De Hebert. Colección de D. Antonio Rodríguez Moñino.

Imagen ampliada

Bécquer, hacia 1865. Fotografía: Laurent.

Bécquer, hacia 1865.

Laura
Escrito por Laura
el 22/08/2012

RIMA XXXIX

¿A qué me lo decís? Lo sé: es mudable,
es altanera y vana y caprichosa;
antes que el sentimiento de su alma,
brotará el agua de la estéril roca.

Sé que en su corazón, nido de sierpes,
no hay una fibra que al amor responda;
que es una estatua inanimada... , pero...
¡Es tan hermosa!

Laura
Escrito por Laura
el 23/08/2012

becker debate

Liliana Zúñiga De Maggi
Facultad de medicina universidad de ch...
Escrito por Liliana Zúñiga De Maggi
el 06/09/2012

Laura
Escrito por Laura
el 10/09/2012

Bueno,esta no es de BECKER,pero si Sol deja abierto el espacio,seguiré poniendo versos,que en ese momento me apetezcan...

Ven amiga que si conozco tu penar
y tú sabes del mío, pues vamos a brindar,
por esos sueños que no se harán realidad
por esa burla constante del destino,
que hasta aquí nos trajo la vida
para deshojar nuestras desdichas

Cojamos esa copa, llenémosla de vino
brindemos por los sueños por amores perdidos,
porque esta noche pasen la melancolía y el frío.
pasado el tiempo… hagamos olvidar
que mejor es brindar que al desamor llorar
cuando hayamos bebido entre lágrimas y risas al olvido.

Ven y brindemos con la copa de la melancolía
embriaguemos las penas recordando el ayer
por esos amores que se fueron ó murieron
desbordemos el alma entre lágrimas y risas
que al fin todo tiempo pasado fue mejor

Si brindamos de nuevo que sea por nueva vida
abramos nuestras mentes a otros amaneceres
que la alegría no parta, que se quede en su sitio
brindemos esta noche… mejor brindar contigo


O brindemos mejor por lo que no ha venido
o por todo aquello que no hemos vivido
por esas cruces que llevamos y por qué no? Por la SOLEDAD
que nada merece la pena sufrir,
que de desengaños no habremos de morir.
Salud buena amiga, por una eterna amistad


Liliana Zúñiga De Maggi
Facultad de medicina universidad de ch...
Escrito por Liliana Zúñiga De Maggi
el 10/09/2012

Debra Messing brindando


Me uno a ese bello brindis poético!...

Beatriz
Escrito por Beatriz
el 04/06/2013