En este grupo En todos

Foro de Gestión de la calidad



Globalización, Tecnología y Supervivencia

hugo
Santiago, Chile
Escrito por Hugo Gonzalez
el 08/07/2008

Desde hace al menos treinta años la globalización golpeo a nuestras puertas y significo el fin de máquinas y oficios. Las máquinas de escribir fueron sustituídas por impresoras y estas después fueron sustituidas por centros de impresión; los grandes computadores fueron sustituídos por computadores de escritorio y estos ahora son desplazados por computadores portátiles; oficios que durante mucho tiempo subsistieron desaparecieron hasta constituir actividades casi artesanales: los herreros, los zapateros, las tejedoras.

La transición está en desarrollo no ha terminado y no tiene para cuando terminar. Nadie se atreve a vaticinar hasta donde llegará. Algunos apuestan a que la tecnología no llevará muy lejos, otros apuestan a que será nuestra perdición.

Los cambios tecnológicos sólo serán útiles si las personas los valoran. El valor de la tecnología está en la mente de quienes las usan y ese valor está definido por el contexto en que esas personas están. Los seres humanos somos contextuales, esa ha sido y será nuestra ventaja sobre las demás especies, la adaptabilidad nos permite mejorar nuestro entorno para sobrevivir.

Sin embargo, sobrevivir ya para muchas personas no es el problema, sino que alcanzar una mejor calidad de vida y es en éste ámbito donde sobrevienen los problemas. Las sociedades no han podido compensar y equilibrar las variables libre albedrío e igualdad de derechos. Subsisten los conflictos y las guerras, el rico se siente superior al pobre sólo por tener más recursos.

Los mecanismos de superación de estos problemas en la realidad actual sólo podrán venir de cambios estructurales globales que aún no se vislumbran. No somos capaces de desprendernos de las cosas, lo que nos conduce al deseo y esto a la avaricia y de ahí a la “justicia, dado que yo lo necesito más que tú”.

La globalización es un cambio que hasta el momento nos supera, pues hemos crecido tecnológicamente pero básicamente seguimos pensando de acuerdo a estructuras mentales de hace 100 años.

Ahora debemos mejorar nosotros si es que queremos sobrevivir como especie.