En este grupo En todos

Grupo de Política en Medio Oriente



GENOCIDIO EN LIBIA

Mirta
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 13/04/2011

LA ONU ORDENA MATAR LIBIOS

“Si las leyes del derecho internacional, la soberanía y la libre autodeterminación de los pueblos fracasan en países del tercer mundo, es por qué las armas fascistas e imperialistas la han asesinado, la guerra humanitaria contra libia es la más vil hipocresía de la doble moral que se anida en el consejo de seguridad de la ONU”

Por: Mirko Senda

La opinión pública mundial parece que ya tiene su veredicto global respecto a “la guerra humanitaria” desatada por el fascismo y el imperialismo contra el próspero e insumiso pueblo de Libia: la ONU no sirve como valedora de la paz mundial y los DD. HH universales, así de directo y claro se indignan los pueblos libres del mundo, la ONU se ha convertido en el principal obstáculo de países que buscan la paz y el dialogo democrático verdadero para la resolución de conflictos como lo ejemplifica Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, la India, la Unión Africana, etc. Que debería ser imitado por otros Estados soberanos.


La ONU está llena de burócratas internacionales, asalariados sin escrúpulos que viven en lujosas mansiones, viajan como turistas en primera clase, se atosigan en banquetes y aquelarres conspirativos a costa de los sufridos y empobrecidos pueblos del mundo que no ven ninguna solución a la bestialización de la especie humana, la deshumanización de la política mundial y la destrucción del planeta. Debemos reflexionar severamente, si los pueblos del mundo cada cual hemos elegido un presidente para que nos represente y le pagamos su sueldo exorbitado, es lógico que le pidamos cuenta de sus resultados.


Considero no estar lejos de la verdad, pero la ONU comete un flagrante error histórico al no haber sacado lección después de haber legalizado y avalado la invasión y destrucción de la Ex Yugoslavia, Irak y Afganistán ningún mea culpa, NI SIGNO DE CONTRICCION NI PROPOSITO DE ENMIENDA, son incapaces de llevar paz, democracia y libertad en todas las partes del mundo donde han dado la orden de intervenir bélicamente, eso nos hace deducir que lo que buscan es todo lo contrario y si es así, fácil es concluir que solo responden o son instrumentos de hordas fascistas, sionistas e imperialista que lo único que persiguen es monopolizar su poderío geopolítico y subyugar o aplastar a quien intente desmarcarse de sus macabros propósitos.


Lo que ocurre en Libia NO ES UNA GUERRA, la gran Jamahiriya Árabe Libia Popular Socialista, es víctima del terrorismo internacional, legalizado, financiado y armado por la ONU, todo con la más vil premeditación y cobarde alevosía, hasta el día de hoy Naciones Unidas no ha demostrado que el Gobierno de Libia masacrara a su pueblo antes de AUTORIZAR LA MATANZA DE LIBIOS en su malinterpretada resolución S/RES/ 1973 (2011), adoptada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el día 17 de marzo, supuestamente destinada a establecer una zona de exclusión aérea para proteger a la población civil, hoy vemos todo lo contrario han tomado partido y se han convertido en la fuerza aérea de unos cuantos terroristas y mercenarios, por ello repito NO ES UNA GUERRA, lo que ocurre en Libia es una conspiración internacional, una matanza de inocentes desencadenada por la CIA, el Mossad Israeli y la OTAN que deberán responder ante la historia por los más de 10,000 muertos hasta la fecha y la destrucción de un próspero país.


Es importante resaltar que Libia ocupa el primer puesto en índice de desarrollo humano de África, con el mejor ingreso per-capita de toda la zona norte africana $16,800 (incluso más alto que México, Chile, Brasil y Colombia), los libios cuentan con garantizados derechos sanitarios gratuitos, el más alto índice de alfabetización, La expectativa de vida es de 74 años, la tasa de desempleo es del 0%, la mortalidad infantil de 18 por l. 000 y el analfabetismo de 5,5%, tienen una insignificante deuda externa de 5. 000 millones de dólares, se ubica como el primer país del continente en reservas petroleras, gasíferas y acuíferas, tercero en producción y de los principales exportadores a la Unión Europea con 1. 6 millones de barriles diarios, La Autoridad Inversora Libia (LIA) está considerado el 13º mayor fondo soberano del mundo, cuanta con cerca de 200. 000 millones de dólares en reservas internacionales y 430. 000 millones en inversiones entre EEUU y Europa, libia es solidaria y amiga ha dado trabajo a más de 300,000 inmigrantes Africanos, Europeos y Asiáticos. TODO ESTO Y MAS LE QUIEREN ROBAR A LOS LIBIOS.


La ONU solo representa los intereses del fascismo e imperialismo internacional, su actuación respecto a libia es ahistórica e indignante por cuanto avala el neocolonialismo. Su plan lleva la diplomacia hipócrita y criminal, la intervención militar en Libia solo responde a un marcado interés de dominio geoestratégico y neocolonialista, el siniestro plan pretende primero el magnicidio, asesinar al Coronel Muhamar Gadaffi, segundo dividir el territorio libio, tercero instaurar gobiernos títeres que faciliten el saqueo del petróleo, gas y acuíferos. Esta crisis de valores demuestra que s i las leyes del derecho internacional, la soberanía y la libre autodeterminación de los pueblos fracasan en países del tercer mundo, es por qué las armas fascistas e imperialistas la han asesinado sus campañas injerencista contra países que defienden su soberanía y libre autodeterminación es vergonzante y condenable, pretende llevar “la paz con bombas”, “democracia con ejércitos y mercenarios” o el “genocidio humanitario” contra libia es la más vil hipocresía de la doble moral que se anida en el consejo de seguridad de la ONU.


Como toda nación libre, Libia merece respeto, sin injerencia es capaz de resolver sus conflictos con el dialogo de paz, y al mismo tiempo defender su soberanía, el orden interno frente a terroristas y mercenarios que asesinan a su pueblo y pretenden dividir al país. El Coronel Muhamar Gadaffi junto a su pueblo está dando ejemplo de coherencia y dignidad revolucionaria, es un rebelde y ha decidido vencer o morir en la lucha y no vivir como esclavos al servicio de los neocolonialistas.


Es cuestión de tiempo para que en todo el mundo se desvele los macabros intereses que desatan el genocidio en Libia y mucho más rápido se gesten Brigadas de Paz Internacionalista, confió en la emotiva voluntad pacifista Bolivariana para iniciar la tarea, como lo hizo la solidaridad internacionalista de Cuba en el continente africano en defensa de la paz y la igualdad. El genocidio fascista y neocolonialista, es un grave error de las potencias agresoras por cuanto no solo están forjando su propio desprestigio y destrucción, sino también a su propio sepulturero: EL HEROICO PUEBLO LIBIO


Que no nos falte jamás valor emotivo, la competencia del compromiso para ayudar y acompañar a los que sufren, a los marginados y explotados, a las víctimas del terrorismo fascista e imperialista, a los que buscan paz, dignidad y libertad, hoy todos estamos junto al hermano pueblo de Libia del lado correcto de la historia, los pueblos del mundo expresamos todo nuestro amor, solidaridad y amistad internacionalista para obtener la victoria.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 13/04/2011

LA GUERRA FASCISTA DE LA OTAN

El líder de la Revolución Cubana rechaza la intervención militar en Libia. Denuncia que «jamás un país grande o pequeño fue víctima de un ataque tan brutal por la fuerza aérea de una organización belicista... » y advierte que «si Gaddafi decide combatir hasta el último aliento junto a los libios, hundirá en el fango de la ignominia a la OTAN y sus criminales proyectos»

Por: Fidel Castro Ruz


No había que ser adivino para saber lo que preví con rigurosa precisión en tres Reflexiones que publiqué en el sitio Web CubaDebate, entre el 21 de febrero y el 3 de marzo: “El plan de la OTAN es ocupar Libia”, “Danza macabra de cinismo”, y “La Guerra inevitable de la OTAN”.


Ni siquiera los líderes fascistas de Alemania e Italia fueron tan sumamente descarados a raíz de la Guerra Civil Española desatada en 1936, un episodio que muchos tal vez hayan recordado en estos días.


Han transcurrido desde entonces casi exactamente 75 años; pero nada que pueda parecerse a los cambios que han tenido lugar en 75 siglos, o si lo desean, en 75 milenios de la vida humana en nuestro planeta.


A veces parece que, quienes serenamente opinamos sobre estos temas, somos exagerados. Me atrevería a decir que más bien somos ingenuos cuando suponemos que todos debiéramos estar conscientes del engaño o la colosal ignorancia a que ha sido arrastrada la humanidad.


Existía en 1936 un intenso enfrentamiento entre dos sistemas y dos ideologías aproximadamente equiparadas en su poder militar.


Las armas entonces parecían de juguete comparadas con las actuales. La humanidad tenía garantizada la supervivencia, a pesar del poder destructivo y localmente mortífero de las mismas . Ciudades enteras, e incluso naciones, podían ser virtualmente arrasadas. Pero jamás los seres humanos, en su totalidad, podían ser varias veces exterminados por el estúpido y suicida poder desarrollado por las ciencias y las tecnologías actuales.

Partiendo de estas realidades, son bochornosas las noticias que se transmiten continuamente sobre el empleo de potentes cohetes dirigidos por láser, de total precisión; cazabombarderos que duplican la velocidad del sonido; potentes explosivos que hacen estallar metales endurecidos con uranio, cuyo efecto sobre los pobladores y sus descendientes perdura por tiempo indefinido.


Cuba expuso en la reunión de Ginebra su posición respecto al problema interno de Libia. Defendió sin vacilar la idea de una solución política al conflicto en ese país, y se opuso categóricamente a cualquier intervención militar extranjera.


En un mundo donde la alianza de Estados Unidos y las potencias capitalistas desarrolladas de Europa, se adueña cada vez más de los recursos y el fruto del trabajo de los pueblos, cualquier ciudadano honesto, sea cual fuere su posición ante el gobierno, se opondría a la intervención militar extranjera en su Patria.


Lo más absurdo de la situación actual es que antes de iniciarse la brutal guerra en el Norte de África, en otra región del mundo a casi 10 000 kilómetros de distancia, se había producido un accidente nuclear en uno de los puntos más densamente poblados del planeta tras un tsunami provocado por un terremoto de magnitud 9 que a un país laborioso como Japón ha costado ya casi 30 mil víctimas fatales. Tal accidente no habría podido producirse 75 años antes.

En Haití, un país pobre y subdesarrollado, un terremoto de apenas 7 grados en la escala de Richter ocasionó más de 300 mil muertos, incontables heridos y cientos de miles de lesionados.


Sin embargo, lo terriblemente trágico en Japón fue el accidente en la planta electronuclear de Fukushima, cuyas consecuencias están todavía por determinarse.


Citaré solo algunos titulares de las agencias noticiosas:

“ANSA. - La central nuclear de Fukushima 1 está difundiendo "radiaciones extremadamente fuertes, potencialmente letales", dijo Gregory Jaczko, jefe de la Nuclear Regulatory Commission (NRC), el ente nuclear estadounidense. ”


“EFE. - La amenaza nuclear por la crítica situación de una central en Japón tras el sismo, ha disparado las revisiones de la seguridad de las plantas atómicas en el mundo y ha llevado a algunos países a paralizar sus planes. ”


“Reuters. - El devastador terremoto de Japón y la profundización de la crisis nuclear podría generar pérdidas de hasta 200. 000 millones de dólares en su economía, pero el impacto global es difícil de evaluar por el momento. ”

“EFE. - El deterioro de un reactor tras otro en la central de Fukushima siguió alimentando hoy el temor a un desastre nuclear en Japón, sin que los desesperados intentos para controlar una fuga radiactiva abrieran un resquicio a la esperanza. ”


“AFP. - Emperador Akihito expresa preocupación por el carácter imprevisible de la crisis nuclear que golpea a Japón tras el sismo y el tsunami que mataron a miles de personas y dejaron a 500. 000 sin hogar. Reportan nuevo terremoto en la región de Tokio. ”


Hay despachos que hablan de temas más preocupantes todavía. Algunos mencionan la presencia de yodo radiactivo tóxico en el agua de Tokio, que duplica la cantidad tolerable que pueden consumir los niños más pequeños en la capital japonesa. Uno de los despachos habla que las reservas de agua embotellada se están agotando en Tokio, ciudad ubicada en una prefectura a más de 200 kilómetros de Fukushima.


Este conjunto de circunstancias determinan una situación dramática para nuestro mundo.


Puedo expresar mis puntos de vista sobre la guerra en Libia con entera libertad.


No comparto con el líder de ese país concepciones políticas o de carácter religioso. Soy marxista-leninista y martiano, como ya he expresado.


Veo a Libia como un miembro del Movimiento de Países No Alineados y un Estado soberano de los casi 200 de la Organización de Naciones Unidas.


Jamás un país grande o pequeño, en este caso de apenas 5 millones de habitantes, fue víctima de un ataque tan brutal por la fuerza aérea de una organización belicista que cuenta con miles de cazabombarderos, más de 100 submarinos, portaaviones nucleares, y suficiente arsenal para destruir numerosas veces el planeta. Tal situación jamás la conoció nuestra especie y no existía nada parecido hace 75 años cuando los bombarderos nazis atacaron objetivos en España.


Ahora, sin embargo, la desprestigiada y criminal OTAN escribirá una “bella” historieta sobre su “humanitario” bombardeo.

Si Gaddafi hace honor a las tradiciones de su pueblo y decide combatir, como ha prometido, hasta el último aliento junto a los libios que están enfrentando los peores bombardeos que jamás sufrió un país, hundirá en el fango de la ignominia a la OTAN y sus criminales proyectos.


Los pueblos respetan y creen en los hombres que saben cumplir el deber.


Hace más de 50 años, cuando Estados Unidos asesinó a más de cien cubanos con la explosión del mercante “La Coubre”, nuestro pueblo proclamó “Patria o Muerte”. Ha cumplido, y ha estado siempre dispuesto a cumplir su palabra.


“Quien intente apoderarse de Cuba ―exclamó el más glorioso combatiente de nuestra historia― solo recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre”.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 13/04/2011


LIBIA: LA DESINFORMACION

ES UN CRIMEN CONTRA LA HUMANIDAD

Por: Stella Calloni

La desinformación sobre lo que sucede en Libia es una de las más emblemáticas de los últimos años, porque en esta ocasión -y quizás sólo valga recordar la ilegalidad de la guerra contra la ex Yugoslavia y la liviandad de alguna prensa e intelectuales “progresistas”- la mentira y falsedades no sólo son transmitidas por los medios, mayoritariamente en manos del poder hegemónico mundial, sino por muchos de los llamados alternativos.


Incluso curiosamente se habla de que se está transmitiendo “informativamente en forma directa” los acontecimientos en Libia, pero se lo hace desde París, por ejemplo, sin que nadie haga una observación objetiva sobre esto. ¿Es posible transmitir los gravísimos sucesos en Libia desde París, Madrid o cualquier capital europea?


Es imposible. Sólo estando en el terreno es que se pueden seguir las alternativas de la guerra o en todo caso informarse por quienes están en el lugar, incluyendo diplomáticos de todos los países, a los que hay que recurrir para evitar dar sólo la versión de los “aliados”.


Un ejemplo. Leo hoy en un medio local que la oposición dice que el gobierno libio ha matado ocho mil personas. ¿Quién lo dice? ¿Cuáles y dónde están los líderes de los rebeldes, que aparecen por primera vez en su historia y que no se conocen? Es esta la rebelión más curiosa a la que se le adjudica ser mayoritaria en el país, y “popular”.

Se habló en el escaso tiempo de unos días de este “levantamiento” en zona clave petrolera y de los bombardeos libios contra los “rebeldes”, pero China y Rusia han advertido que no han sido registrados en ninguna pantalla, ni celular, ni cámaras de esas que en manos rebeldes podían registrar plenamente un bombardeo.

Un día alguien aparece como líder del Comité de Transmisión, pero a los pocos días desaparece y de repente aparece otro y estos “grupos de oposición” fantasma hacen conferencias con el gobierno de Francia y otros. Nadie conoce el objetivo, las demandas de “los rebeldes” salvo que quieren derrocar a Khadafi, como quieren hacerlo precisamente sus aliados en esta causa y no sólo por el petróleo, sino que es también un avance geoestratégico en una zona que Estados Unidos y su socio cercano Israel intentan poner definitivamente bajo su control.


En la historia de los “levantamientos populares” nunca habíamos registrado una situación parecida.

Y ¿En que se basan los medios para informar precisiones tales como los supuestos muertos en las filas de los llamados rebeldes? He leído en otro medio que el gobierno de Muanmar El Khadafi seguía bombardeando a los “rebeldes”, mientras la coalición bombardeaba distintos lugares en Libia. ¿De dónde les llega la información? ¿De Francia, de Roma, de Londres, de Washington? Porque entonces precisamente los aliados no estaban asegurando el lugar convenido con la ONU , en una zona de exclusión para los aviones libios. ¿Y qué se espera que digan los periodistas ubicados en esos estratégicos” lugares?


Lo que tienen que decir es lo que abunda, la necesaria desinformación de los aliados en esta Odisea del Amanecer, que lamentablemente sepultó lo poco que quedaba de esperanza en Naciones Unidas. Estos “aliados” necesitan como el agua sostener sus argumentos falsos.


Porque es falso, absolutamente falso, que no tenían otra alternativa para los sucesos de Libia. Y porque ni siquiera tenían una precisión de lo que realmente estaba sucediendo y, como han señalado varios diplomáticos entre ellos turcos, no esperaron a tener mayores datos fidedignos sobre la situación y apresuraron la resolución de la ONU.


Luego, como si hubieran estado esperando en el pasillo con todas sus armas en las manos, en horas lanzaron sus ataques. El esquema para una zona de exclusión, especialmente en una conjunción de “aliados”, no es cosa de minutos. Cualquier militar lo sabe y especialmente si se va a actuar con responsabilidad.

No la hubo en ningún momento. Los ataques contra objetivos en Libia, que alcanzaron mayoritariamente a zonas civiles comenzaron sin haber probado siquiera el funcionamiento de la zona de exclusión. Y no se habían arbitrado los medios necesarios para evitar tomar medidas más drásticas.


Qué cambio de humor europeo cuando hacía tan poco tiempo sus gobernantes habían recibido a Khadafi, después de años de enfrentamientos y no como dicen algunos “analistas” -inventados por la circunstancia- que siempre fueron “amigos” del gobernante libio. Todo lo contrario.


La diplomacia europea y la confusión y las diferencias dentro del propio gobierno libio posibilitaron una relación ventajosa entre los gobiernos europeos y Khadafi, a los que este vendía la mayor cantidad de petróleo comparado con lo que exportaba a Estados Unidos.

Y si el petróleo está detrás de esta diligencia con que se actúa contra un país, sin tener mayo cantidad de información, ni tomarse el tiempo para el análisis, vuelve a repetirse un hecho que será gravitante para los pueblos europeos en el futuro.


Y repito aquí los párrafos de una nota que escribí anteriormente.

A principios de 2004 el analista estadounidense Paul Harris (Soberanía, Info. 2004) establecía que “El verdadero objetivo de la guerra de Estados Unidos contra Irak es la competencia de ese país contra el euro. Hay muchas razones para la obsesión de George Bush”

Harris ya había mencionado que la acción contra Irak, era en realidad contra Europa. “Siempre que una nación decide ir a la guerra se hacen planes sobre quién ganará y quién perderá; nadie va a la guerra esperando perder, pero no siempre el blanco obvio de la agresión es el verdadero motivo de la guerra. A veces no se trata de lo que esperas ganar de una guerra sino, más bien, de lo que otro pierde; y no tiene por qué ser tu enemigo declarado quien cargará con las pérdidas” En ese caso pronosticaba Harris la víctima esperada por Bush era la economía europea, “la cual es robusta y probablemente se haga más fuerte en el futuro cercano”


Y analizaba que la entrada de Gran Bretaña en la Unión Europea era inevitable, que Escandinavia se unirá más temprano que tarde. Ya, incluso en esos países, habrá diez nuevas naciones miembros en Mayo de 2004, lo cual inflará el PIB de la Unión Europea a cerca de $9. 6 trillones, con 450 millones de personas, en contraste con $10. 5 trillones y 280 millones de personas en los EE. UU. Esto representa un bloque formidable de competencia para los EE. UU. Pero la situación es mucho más compleja de lo que revelan estos números y mucho de ello depende del futuro de Irak”..


Recordaba que si bien el control del petróleo estaba detrás de la guerra contra Irak, el impulso real no eran las enormes reservas sin explotar en ese país ni “tanto el deseo de EE. UU. De poner sus sucias manos sobre ese petróleo. Es mas bien por las sucias manos que los norteamericanos quieren mantener alejadas de él”.

Tampoco habían precipitado estas acciones los sospechosos atentados que derrumbaron o implosionaron las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, ni que Washington considerara que Saddam Hussein era un monstruo, sino que “lo que precipitó esto es que el 6 de Noviembre de 2000 Irak decidió cambiar al euro la moneda con la cual hacía sus transacciones petroleras. Esta declaración política se hizo y la depreciación constante del dólar contra el euro desde entonces, significó que Irak obtuviera buenas ganancias al cambiar sus reservas y su divisa para hacer transacciones”.


La pregunta que surgió y que se hizo George Bush, es: “ ¿Qué pasaría si la OPEP , de repente se cambia al euro? Si la OPEP siguiera el ejemplo de Irak y empezara a negociar petróleo en euros sucedería una explosión económica y las naciones consumidoras de petróleo tendrían que hacer salir sus dólares de las reservas de sus bancos centrales y reemplazarlos por euros. El valor del dólar se vendría abajo y las consecuencias serían las que podrían esperarse de cualquier colapso de divisa e inflación masiva. Los fondos extranjeros podrían salir atropelladamente del mercado de valores norteamericano y habría una huida de los bancos de los activos en dólares como la de 1930; el déficit presupuestario s incumpliría y así sucesivamente”. En suma la debacle afectaría a Japón, lo que a su vez arrastraría más duramente a Estados Unidos.


También el objetivo de la guerra de Bush fue amenazar con tomar acciones significativas contra cualquiera de los productores de petróleo que pudieran cambiarse al euro. “Era el euro y por supuesto, Europa el objetivo. USA no va a cruzarse de brazos tranquilamente y dejar a esos advenedizos europeos tomar las riendas de su destino y mucho menos de las finanzas del mundo” concluía Harris, quien hizo un estudio detallado de cómo se había impuesto el dólar desde el final de la Segunda Guerra Mundial y como “la fuerza del dólar desde 1945” residió en ser la divisa internacional para las transacciones petroleras globales (es decir, "petro-dólar").


La invasión en Irak encerró detrás este otro golpe encubierto para impedir el rotundo fortalecimiento de Europa y también la idea de debilitar organismos desafiantes en manos nuevas, como sucede con la OPEP y los esfuerzos del presidente venezolano Hugo Chávez, para independizar la política petrolera.

Hay demasiado detrás de cualquier acción bélica tan brutal como esta. Ya se conocen las mentiras y falsos argumentos que se usaron para invadir y ocupar Irak, incluso Afganistán. Pero ¿A quien le importa? ¿Acaso a la ONU le preocupó el genocidio que continúa en Afganistán e Irak? La ocupación es un “hecho consumado” al estilo Hitler.


Nadie pregunta porqué se comenzó bombardeando y no estableciendo la zona de exclusión, todo lo cuál también es ilegal en esta circunstancia, pero usando la lógica de los guerreristas -y su obligación de cumplir al menos para la galería de observadores- el primer y exclusivo paso que era establecer el corredor aéreo que impediría los presuntos bombardeos libios sobre “los rebeldes”.

Es absolutamente falso el “humanitarismo” de los que torturaron despiadadamente, mataron, asesinaron y violaron a niños, mujeres y hombres en Irak y Afganistán. Es falso el “humanitarismo” de los que mantienen una cárcel de experimentos que degrada la condición del ser humano en la base militar de Guantánamo, territorio cubano usurpado por Estados Unidos.


Y mientras todo eso sigue sucediendo y el “humanitarismo” de Washington y sus aliados, Estados Unidos corre, como lo hicieron en toda la historia de América Latina a apoyar y financiar a los terroristas de Estado de todas las dictaduras, y lo siguen haciendo como en Honduras, donde disfrazan un gobierno nacido del golpismo como una democracia, mientras se continúa asesinando a decenas de campesinos, trabajadores, profesionales, maestros y entre ellos 11 periodistas en pocos meses. Pero también en Colombia, donde Estados Unidos oculta a su pueblo que ellos arman a los paramilitares y un ejército como el colombiano que ejerce terrorismo de Estado en el territorio de su país.


En Colombia se denuncian 250 mil desapariciones forzadas bajo esos terrorismos de Estado encubiertos y cada semana mueren más personas de las que murieron en todo el tiempo que duró la dictadura de Augusto Pinochet en Chile, como demostraron organismos de Derechos Humanos en Ginebra.

Sería largo enumerar los siniestros “humanitarismos” del imperio, y también la impunidad que les asiste. No hay un solo condenado en Estados Unidos por estos crímenes. En reemplazo de la justicia verdadera, cada tanto se condena a uno o dos soldados como autores de crímenes como los que se han conocido por fotografías en Irak y Afganistán.


Estos soldados y oficiales jugando con los cadáveres de sus víctimas o posando junto a los muertos en torturas sonriendo, lo que es de una perversión sobrecogedora, están entrenados para eso.

Oficiales de Estados Unidos declaran públicamente que finalmente han logrado que "el reflejo condicionado de sus soldados sea matar”.

¿Investiga alguien cómo es el entrenamiento brutal de las tropas en Estados Unidos? ¿Se interesa alguien por los documentales que incluso suelen exhibirse en la TV común, para constatar que estos entrenamientos suponen humillaciones y torturas para los soldados propios con el fin de “fortalecerlos”, según dicen los manuales?


¿Cómo son las siluetas que se usan para los entrenamientos de tiro en los cuarteles estadounidenses? Son figuras de árabes, negros, mestizos, indios, y junto a ellos gorilas y otros animales.

Y este es el mensaje. Lo que están matando sus soldados no son seres humanos, somos el mundo del bestiario que el colonialismo brutal nos ha designado.

Es por todo esto que, la irresponsabilidad por una parte y la complicidad por la otra, en la información que se transmite es tan criminal como el disparo que mata.

Y por eso se da entidad de “rebeldes” a grupos cuyos orígenes y objetivos no se conocen. Se puede estar defendiendo a mercenarios que son la última “moda” de la guerra preventiva, sin fronteras y sin fin,

Mercenarios reunidos por los caminos del mundo, como los que mandaron contra Angola, que eran revindicados como héroes o contra Nicaragua en los años 80. Esos hombres, soldados de fortuna, perros de la guerra, que usan las tropas de ocupación en Irak y Afganistán, contra una población indefensa no le preocupan a "los humanitarios" de la ONU.


La hipocresía salvaje de estos tiempos es una afrenta para la humanidad, que mientras esto siga sucediendo está bajo una grave amenaza y por eso recuperar la palabra y agitarla es una cuestión de resistencia contra el salvajismo y la muerte.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 13/04/2011

LIBIA RECORDANDO A IRAK

UN MILLÓN DE MUERTOS DESPUÉS


Por: Azalea Robles


La historia se repite, estamos frente a otro gran genocidio contra Libia. Irak sufrió dos grandes arremetidas por parte de los “aliados” y sus organizaciones de legitimación de los crímenes contra la humanidad (ONU- CPI).

La primera arremetida genocida contra Irak


Todavía recordamos las imágenes difundidas por CNN, Euronews y todas las fábricas de mentiras: una de las mentiras más gruesas fue la de la falsa "enfermera kuwaití" contando cómo las tropas irakíes habían llegado al hospital en el que supuestamente ella trabajaba, y habían asesinado a decenas de bebés: “Ellos sacaron a los bebés de las incubadoras, rompieron las incubadoras, y dejaron a los bebés morir sobre el piso frío”... (1) Este "testimonio" fue para justificar la primera invasión de Irak. Pero la llamada enfermera no era tal: era la hija del embajador de Kuwait en Washington, Saud Nasir al-Sabah, Nayirah al-Sabah, que se había prestado a un trabajo de manipulación del gobierno de Bush para llevar a cabo una propaganda masiva para apoyar la guerra en Irak. Se supo que Nayirah no fue testigo de nada en Kuwait: estaba en Estados Unidos en esas fechas, tampoco era enfermera y la clínica que mencionaba como lugar del infanticidio, tampoco existía.


· La segunda arremetida contra Irak y la mentira de las armas de destrucción masiva


La segunda invasión contra Irak fue justificada con otra mentira gruesa: las armas de destrucción masiva. La mentira de las “armas de destrucción masiva” fue llevada a cabo pese al desmentido de algunos científicos observadores como David Kelly que misteriosamente “se suicidó” en vísperas de una conferencia de prensa, el 17 de julio de 2003 (2). Kelly pretendía divulgar que el informe de enero de 2002 en el que los servicios secretos británicos atestiguaban que Irak disponía de armas de destrucción masiva no fue más que un truco del equipo del primer ministro británico para proporcionar al propio Blair una justificación para invadir Irak. Finalmente resultó que las armas iraquíes de destrucción masiva no existían y que el doctor Kelly, así como el gobierno irakí, decían la verdad. La Invasión de Irak ha costado más de un millón de muertos, dejando al pueblo irakí en la ruina, con los sistemas de aguas y sanidad destruidos: empobrecido hasta la médula, mientras las multinacionales saquean el petróleo a diario. Irak aún vive bajo ocupación estadounidense: campean los ocupantes con sus bases militares y mantienen un gobierno manifiestamente articulado por la mano estadounidense. El pueblo irakí tiene que afrontar el aumento exponencial de la leucemia y las malformaciones genéticas debidas al uranio empobrecido usado por los invasores en las toneladas de bombas y misiles con que destruyeron Irak.


Por otro lado los más de 400. 000 documentos desclasificados del Propio Pentágono ilustran acerca de las prácticas de tortura del ejército estadounidense: asesinatos de civiles, mutilaciones, torturas, violaciones sexuales. Carlos Fazio señala acerca de las revelaciones de dichos documentos que: “Estamos hablando de que desde el 2001, desde las Torres Gemelas, Estados Unidos se convirtió en un Estado terrorista que practica a escala mundial lo que desde los años sesenta se practica en América Latina pero utilizando a los ejércitos locales como ejércitos de ocupación en sus propios países. Estados Unidos les hacía practicar la tortura de manera sistemática, e introdujo escuadrones de la muerte. Todo esto aparece en Irak y en Afganistán. Tenemos que recordar que lo que se puso y se pone en práctica en Afganistán y en Irak antes se experimentó en Colombia. Colombia en los últimos 15 años ha sido el laboratorio de esta guerra sucia, de esta guerra asimétrica del Pentágono. Y estas revelaciones acera de la práctica sistemática de la tortura, de las ejecuciones sumarias, también hablan del mercenarismo (paramilitarismo), hablan de la empresa Black Water que son contratistas de seguridad privada que han ametrallado población civil y ejecutado a varios civiles. (…) Esto es lo que se practica en Colombia y es lo que se está practicando en la actualidad en México con el apoyo del Pentágono(3).


Ahora los paladines de los “bombardeos humanitarios” repiten la misma operación criminal contra el pueblo Libio: bombardeos, mercenarios, mentiras.