En este grupo En todos

Grupo de Cultura y humanidades



FALTA DE C-H CALOR HUMANO

ROBERTO
Valencia, España
Escrito por Roberto Correa
el 10/02/2009 | Nivel Medio

Tengo 50 años o medio siglo, según se vea o mejor según se sienta…

Según recuerdo; antes cuando llegaba a casa en busca de un recado escrito o algún mensaje dejado por un conocido o cualquiera por conocer, después de recibirlos por los diferentes caminos al hogar.

Un tiempo después, sólo esperaba encontrar en el buzón de correo de casa, una carta de alguien con quien poder tener correspondencia escrita, pero el tiempo se encargo de adosar a mi vida, facturas de cobro, atractivas ofertas comerciales llenas de publicidad.

Después, por el tren de vida solo preguntaba: ¿Si me habían llamado? Ya que la línea telefónica, era un miembro más de la familia.

Como toda familia, vino un nuevo miembro; un contestador automático, al que consultaba con solo oprimir un botón, esperando con ansia encontrar un mensaje, con su hora respectiva.

Así paso, hasta que un día adicione a mi cinto, un beeper o buscapersonas, donde podía estar localizado las 24 horas del día, cambiando mis ademanes diarios, al tocar con la duda de haber recibido un mensaje y no haber sentido sus alarmas.

Luego, no sé ¿Por qué? Entre en el múltiple dilema, teléfono móvil o celular, adicionando otro lugar en mi cinto, tarea adicional para él, además sostenerme los pantalones.

Lo último fue el adquirir un computador y llegar a casa para ver las cuentas de correo o esperar encontrar a alguno conectado.

Para terminar este dilema, adquirí un ordenador portátil, que no podía adicionar a mi cinturón, pero me las apañe para adionar a mí

Cuando acepte con resignación, ya no estoy solo, por un lado el beeper, por el otro un celular, encima de mí el ordenador portátil por supuesto con wi-fi.

Me podéis ayudar con un dilema…

¿Ahora qué?

Roberto Correa
Valencia, España
Escrito por Roberto Correa
el 17/02/2009 | Nivel Medio

Gracias compañero de avatares cotidianos, has puesto tu grano en esta montaña humana, además de aportar un grado más al "C.H. " te pondré en la bitácora.

De nuevo Gracias,

Roberto C.