En este grupo En todos

Grupo de Política latinoamericana



Evo Decreta Brutal Alza De Precio De Combustibles En Bolivia

edwal
Construcción de diálogos escritores.org
Escrito por Edwal Rospigliosi
el 28/12/2010

Dejando a un lado las razones para esta alza, lo que me jode es la cobardía de Evo Morales, que dejó a su vicepresidente la tarea de dar la mala noticia en lugar de dar la cara.


"El Gobierno de Bolivia decretó este domingo un alza de precios internos de los combustibles de hasta 83 por ciento, en una la decisión de alto riesgo político.
El mayor ajuste económico en una década, que incluía también un congelamiento de las tarifas de los servicios básicos, excepto el transporte, y un aumento salarial superior a la inflación, fue anunciado por el vicepresidente Álvaro García, en funciones de presidente por un viaje de Evo Morales a Venezuela.
'Es una nivelación interna de combustibles a precios internacionales (... ), el Estado subvenciona anualmente 380 millones de dólares, no queremos que esto continúe, compramos diesel caro y lo vendemos barato', justificó García, rodeado de ministros, en una declaración por la televisión estatal.
El diesel subió en 83 por ciento de 3,72 a 6,80 bolivianos (0,96 dólares) el litro, la gasolina de bajo octanaje, la de uso masivo, 73 por ciento de 3,74 a 6,47 bolivianos el litro, y la gasolina de alto octanaje 57 por ciento de 4,79 a 7,51 bolivianos el litro.
Por su alto impacto político y social, los precios de la mayoría de los combustibles se habían mantenido invariables durante casi una década en Bolivia.
A principios del 2003, el presidente neoliberal Gonzalo Sánchez prefirió aumentar impuestos en vez de subir los combustibles, para enfrentar un déficit fiscal, pero esto sólo provocó un cruento motín policial que marcó el principio del abrupto fin de ese gobernante ahora refugiado en Estados Unidos."

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/12/2010

Aamigo, estoy enterada del tema y de los reclamos en contra de esa proposicion, ya que todos sabemos, como el precio del combustible influyen en toda la economia de un pais. Incrementando todos los costos, menos los sueldos.


Bendiciones.

Edwal Rospigliosi
Construcción de diálogos escritores.org
Escrito por Edwal Rospigliosi
el 29/12/2010

En realidad el alza de combustibles era algo económicamente inevitable, dado el desmanejo que ha hecho Evo de la economía boliviana. Lo que sí me molesta, como dije, es su poca hombría por no atreverse a hacer frente al pueblo y dar la noticia él mismo.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 29/12/2010

Verdad amigo, pero ya conocemos las acciones y actitudes de este señor.


Bendiciones.

Norberto Pedreira
Diseño textil santiago de compostela
Escrito por Norberto Pedreira
el 30/12/2010

De los políticos populistas es de esperar la cobardía cuando de asuntos peliagudos se trata o bien la salida demagógica que empeora la situación por ellos creada. La subida de los combustibles ha sido enmendada con un aumento de los salarios un 20%, con lo que el problema económico que padece Bolivia se verá agravado. Sin embargo, el presidente Evo, lejos de reconocer sus errores, emprenderá una huida hacia adelante, un poco al estilo Zapatero, y dejará a Bolivia al borde del colapso. Su modelo, Chávez, ha sido el primero en demostrarnos de manera fehaciente que el socialismo del s. XXI es una ruina.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 30/12/2010

Policías antidisturbios intentan impedir el paso a los manifestantes a una sede bancaria en La Paz. - REUTERS

El Gobierno boliviano espera que el ánimo ciudadano, muy alterado por el sustancial aumento en el precio de los carburantes vigente desde el lunes, se apacigüe con la oferta de un incremento salarial del 20% y otras medidas sociales anunciadas en la noche de ayer (madrugada de hoy en España) por el presidente Evo Morales.

En un mensaje dirigido a la nación, Morales aseguró que el salario mínimo aumentará el año próximo un 20%, lo mismo que los ingresos de la policía, las Fuerzas Armadas y los sectores de la sanidad y la educación.

Ola de manifestaciones

Las nuevas medidas, adoptadas tras la eliminación de las subvenciones a los precios de la gasolina y el combustible diésel, que se han incrementado entre el 57% y el 82%, tienen también el objetivo de frenar en seco la ola de protestas laborales y ciudadanas que se han programado a partir de hoy en las principales ciudades bolivianas y, desde el próximo lunes, con marchas hacia La Paz.

Los dirigentes mineros de Huanuni -que rompieron su alianza con Morales- y de otros sindicatos del sector, los líderes obreros de la industria y los dirigentes vecinales han emplazado al Gobierno a que derogue antes del lunes el decreto 748, que eliminó las subvenciones y "niveló" los precios de los combustibles con los de los países vecinos.

La Central Obrera Boliviana (COB) -cuyos dirigentes se debaten entre la lealtad a su líder y presidente, y su responsabilidad frente a los trabajadores- ha optado por pedir una reunión de urgencia con el presidente Morales antes de sumarse a las protestas, convocadas por sectores políticamente independientes del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), de Morales. La reunión está fijada para hoy en la Casa de Gobierno (sede de la Presidencia).

A diferencia de la Confederación de Chóferes, que se lanzó a la huelga de forma inmediata y suspendió el servicio de transporte de pasajeros, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos ha decidido apoyar la medida de recorte gubernamental en las comunidades rurales, las más afectadas por el aumento de los precios del carburante.

El transporte público ha reanudado su servicio en las ciudades con tarifas libres, que han llegado hasta un 100% de aumento. Los conductores han rechazado las tarifas fijadas por la Autoridad de Transporte, que representan una subida del 30% sobre las vigentes el pasado lunes.

El portavoz gubernamental, Iván Canelas, calificó de "defensores del neoliberalismo" a quienes protestan por las medidas gubernamentales, que, según dijo, son necesarias para mantener la salud de la economía. Canelas aseguró que el presidente Morales ha asumido la medida de forma valiente y patriótica, puesto que la subvención fue adoptada por los regímenes conservadores que le precedieron en el poder. Morales gobierna en Bolivia desde enero de 2006.

El mandatario fue enfático al señalar que una de las principales razones de la eliminación del subsidio era la de acabar con el contrabando de carburante a países vecinos. Morales admitió el martes que el contrabando le ganó la partida pese a la intervención de las Fuerzas Armadas. "Pudimos agarrar [detener] a los que llevaban combustible en cisternas, pero no a quienes lo llevan a pie, en botellas de coca-cola. No se puede controlar", dijo compungido el presidente boliviano.

Además, Evo Morales afirmó que no tiene previsto decretar un corralito financiero sobre los ahorros de los bolivianos, que ayer formaban largan filas para retirar su dinero de las entidades bancarias. Morales insistió en que es falso el rumor sobre una posible decisión gubernamental de impedir que la gente pueda disponer de sus ahorros o depósitos, y atribuyó la información a una "batalla política".

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 30/12/2010

Es una paradoja, pero la riqueza de uno de los países más pobres de América es una de las principales fuentes de conflicto desde hace más de un lustro. El actual presidente boliviano, Evo Morales, ha hecho del indigenismo su bandera política, pero no ha sido este concepto, sino la lucha por el beneficio generado por los hidrocarburos, el caballo a lomos del cual llegó a la presidencia de Bolivia, haciendo previamente la vida imposible a su antecesor, Carlos Mesa.

Y una vez en el Palacio Quemado, Morales no tardaría en descubrir que los problemas políticos y sociales que genera esta riqueza no habían terminado con una ley que promulgó y que ponía fin al injusto reparto de beneficios entre las multinacionales y el Estado boliviano. Más bien al contrario.

A una polémica nacionalización de la industria gasística -que terminó en la asociación de hecho con las vituperadas multinacionales que explotan los hidrocarburos-, le siguieron conflictos primero con Brasil y después con Argentina por la subida abrupta del precio, ciertamente bajo, del gas que les vendía. Y siguió una extrema tensión política con las provincias autonomistas por el nuevo reparto de millonarios beneficios.

Pero todas estas medidas no han servido para modernizar la industria boliviana ni aumentar su producción de combustibles refinados. Con un fuerte subsidio desde hace siete años, el país sufría una auténtica fuga de combustible de contrabando a sus vecinos que era insostenible. Morales ha tenido que adoptar una medida en la más pura ortodoxia liberal. Y el conflicto por la riqueza sigue.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 30/12/2010

El alza del precio de los combustibles decretada el domingo por el Gobierno de Evo Morales ha puesto en pie de guerra a sindicatos, empresarios, organizaciones vecinales y partidos de oposición. La medida ha elevado el precio de los principales carburantes entre un 57% y un 82%, y ha provocado ya la subida en cadena de los precios de los productos básicos, golpeando las frágiles economías familiares.

El 'gasolinazo' ha provocado escasez de algunos productos básicos

La población ha condenado el "engaño y la mentira" de las autoridades, que sorprendieron con el gasolinazo (el Gobierno prefiere el eufemismo de nivelación) en pleno ambiente navideño. La huelga decretada por los transportistas ha provocado la suspensión del servicio de autobuses interprovinciales y ha dejado varados a miles de pasajeros en las terminales en casi todo el país. Los maestros, los trabajadores de la alicaída industria boliviana y las juntas de vecinos de las principales ciudades han expresado su indignación por el "garrotazo" gubernamental y han anunciado movilizaciones nacionales. La poderosa Central Obrera Boliviana, cercana al Gobierno, se ha declarado "en estado de emergencia" para analizar las medidas que va a adoptar para exigir la suspensión del decreto.

Por lo pronto, las tarifas de transporte urbano se han duplicado. Y la subida de los carburantes se está reflejando además en el aumento de precios del pan y las carnes rojas y blancas, que empiezan a escasear. Ya se están viendo también largas filas de amas de casa en busca de arroz y azúcar, que solamente se encuentran en las empresas estatales de alimentos.

El Gobierno justifica la liberalización de los precios y el fin de los subsidios como una medida necesaria para mantener el equilibrio de la economía y acabar con el contrabando fronterizo. El precio del barril de petróleo para el mercado interno se había congelado en 21 dólares, mientras en el mercado internacional se cuadruplicaba esa cifra. Con una producción de hidrocarburos a la baja, Bolivia importa gasolina y diésel a precios de mercado y los entrega con subvención al mercado interno. Parte de ese combustible vuelve a los mercados fronterizos, con altos réditos para el comercio ilegal de carburantes, pese al control militar en las fronteras.

El vicepresidente, Álvaro García Linera, dijo que entre 2006 y 2010 la subvención a los carburantes subió de 120 millones a 380 millones de dólares por año. "Creemos que el modelo de desarrollo necesita protección, vamos a seguir creciendo, invirtiendo, pero no podemos seguir desangrándonos", afirmó. Si bien reconocen la necesidad de actualizar los precios de los carburantes, los empresarios han calificado de inoportuno el decreto gubernamental, porque llega en un momento de escalada inflacionista y "crecimiento modesto". "Venimos alertando en los últimos años que la gestión económica era deficiente, sin políticas claras de inversión ni en la producción. Han sido cinco años de mentiras en el manejo económico del país", ha declarado Daniel Sánchez, presidente de la patronal, que ha pedido a Evo Morales "diálogo y concertación".

La oposición política ha criticado una subida que califican de excesiva. El izquierdista Movimiento sin Miedo, escisión del oficialismo, dijo que el alza es resultado de "la improvisación" del Gobierno en el manejo de los hidrocarburos.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 30/12/2010

Los transportistas bolivianos se han puesto en pie de guerra. Ayer, el presidente Evo Morales sorprendió con un decreto que aumenta entre un 57% y 82% el precio de los combustibles, congelados hace siete años, una decisión que ha provocado la furia de los sindicatos del sector y la convocatoria de una huelga indefinida desde este lunes-

El gasolinazo, como ha sido bautizada la medida, cogió por sorpresa no solo a los transportistas sino a todos los bolivianos, que salieron a comprar carburante en masa, a pesar de que las gasolineras comenzaron a aplicar de inmediato las nuevas tarifas. Además, la medidad provocó el caos en los mercados populares, donde los precios subieron hasta en un 50%.

La sorpresa se explica en parte porque el presidente Morales siempre ha defendido desde su llegada al poder que no necesitaba de un gasolinazo ni de un impuestazo para aumentar los ingresos del Estado, además de criticar en varias ocasiones a sus antecesores por haber aplicado esas medidas. El vicepresidente del país, Alvaro García Linera, que anunció ayer la medida por encontrarse Morales de visita en Venezuela, justificó la decisión como una manera de " incentivar al petróleo". "Requerimos nivelar los precios para que el productor se sienta exigido e incentivado para producir, así habrá más diésel y gasolina e importaremos menos", explicó.

Reacción inmediata

La Confederación de Chóferes de Bolivia, el principal sindicato de transportistas, con 175. 000 afiliados, respondió inmediatamente a la medida con la convocatoria de una huelga general indefinida a partir de hoy. El máximo dirigente de esa confederación, Franklin Durán, advirtió además de que los nuevos precios van a tener un efecto multiplicador que afectará no solo a la economía de su sector "sino también a la de la población en su conjunto". Por ello, los dirigentes sindicales se reunirán el martes en una asamblea en La Paz para estudiar otras acciones de protesta.

Los precios de la mayoría de los combustibles se habían mantenido fijos durante casi una década en Bolivia. A principios de 2003, el presidente Gonzalo Sánchez prefirió aumentar los impuestos en vez de subir los combustibles como medida para asumir el déficit fiscal, pero solo provocó un cruento motín policial que marcó el principio del abrupto fin de ese gobernante, ahora refugiado en Estados Unidos.

En el año 2004, el presidente Carlos Mesa subió levemente el precio del diésel, lo que desató protestas que sirvieron como punto de partida a un movimiento autonomista en la región oriental de Santa Cruz, liderado por los grandes empresarios agropecuarios.


Henry Sanchez
Tecnico superior universitario en r...
Escrito por Henry Sanchez
el 31/12/2010

Edwal, este títere de don regalón, esta generando caos en su país, al

Decretar la subida del combustible en porcentajes tan altos...

Por otra parte, las consecuencias de estas medidas tan nocivas,

Generan odio, hacia el pais del autor de dichas medidas, "hugo chavez"

Por primera vez queman nuestra bandera por "odio"....... Al estilo iran....


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 31/12/2010

Bolivia: pese a los aumentos salariales anunciados, crecen las protestas en varios puntos del país

(31/12/2010) Los bolivianos protestaron de forma violenta en las calles contra del llamado "gasolinazo", un decreto aprobado el pasado lunes que permitirá un aumento del precio de los carburantes de hasta el 83%.

Los sindicatos y las poderosas organizaciones vecinales redoblaron ayer la presión sobre el presidente Evo Morales y paralizaron las principales ciudades de Bolivia, donde se multiplicaron las marchas, las barricadas, los destrozos de oficinas estatales y los enfrentamientos con la policía, en el marco de la ola de protestas contra el alza del precio de los combustibles decretado por el gobierno.

A pesar de que Evo Morales hizo anteanoche nuevos anuncios para paliar el impacto del aumento de precios de los combustibles, no logró calmar el descontento, que crece a pasos agigantados y se hace notar principalmente en las ciudades de El Alto, La Paz, Cochabamba y Oruro.

La mayor y más violenta movilización, de la que participaron más de 15. 000 manifestantes, unió con una marcha las ciudades vecinas de El Alto y La Paz. Durante la protesta, se oyeron consignas contra el presidente y pedidos para que derogue el aumento.

Henry Sanchez
Tecnico superior universitario en r...
Escrito por Henry Sanchez
el 02/01/2011

El presidente de Bolivia, Evo Morales, negó que el alza de carburantes que decretó el pasado domingo y que tuvo que anular por la presión social fuera un “error”, sólo que se presentó en un momento “inoportuno”.


Con esta respuesta del pueblo, el gobierno de morales quedo debilitado, y tubo que rectificar, ya que pedían su destitución......













Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/01/2011

Bolivia: tras las huelgas y protestas, Evo Morales anula el decreto que aumentaba un 80% el precio de los combustibles

(3/1/2011) Tras una semana de intensas protestas y de crecientes demandas de renuncia, el mandatario dio marcha atrás a la decisión que tomó el pasado domingo, conocida popularmente como "el gasolinazo" y que según los analistas le había colocado en uno de sus momentos más críticos desde que comenzó a gobernar Bolivia hace cinco años.

Morales, que había anunciado la decisión poco antes de la medianoche del viernes, dijo el sábado en un mensaje televisado desde Cochabamba (centro del país) que retiró el decreto para obedecer la voz del pueblo pero negó que el alza de carburantes fuera un "error" y añadió que "tarde o temprano" tendrá que retomar la medida.

Su gobierno había justificado la subida de los combustibles entre un 57% (gasolina premium) y 82% (diésel) para poner fin al contrabando de carburantes a los países fronterizos.

El transporte urbano y de larga distancia retomó el sábado las tarifas anteriores al "gasolinazo" decretado el domingo 26 de diciembre, según informó la agencia Reuters.

Edwal Rospigliosi
Construcción de diálogos escritores.org
Escrito por Edwal Rospigliosi
el 06/01/2011

Como Evo rectificó (aunque no sé por cuánto tiempo hasta que la realidad lo vuelva a atrapar) cierro este debate... Por ahora.