En este grupo En todos

Grupo de Desarrollo espiritual y humano



Espiritualidad y sentido común: es posible conjugar estos aspectos?

Miguel
Publicidad (diseño grafico) u.t.u pedr...
Escrito por Miguel Ruiz
el 21/01/2010

Buenas tardes. En lo personal creo que son perfectamente asimilabes y ademas muy necesarios en estos tiempos que vivimos.
Se que mucho pensaran que, tanto el concepto "espiritualidad" como el "sentido común" dependen mucho de la persona, son completamente subjetivos, y es ahi donde radica el problema a la hora de analizar esta cuestión.
Desde mi subjetividad planteo que hoy más que nunca se hace necesaria un re-evaluacion de los valores en todos los aspectos de nuestra vida. Desde la materialidad, si vale la pena perseguir tanto dinero y que nuestra familia sea cada vez más virtual, que nuestro hijos sean criados por personas extrañas, qeu a su vez tienen sus proipos hijos con carencia de figuras paternas... Hasta la espiritualidad en sí misma; es espiritualidad ir a una iglesia una vez por semana, contra seis días de vida cotidiana y muy materialista? ; es espiritual llamar hermano a mi congenere y compañero feligrés y al resto de los hombres llamarlos (o pensar en ellos como) demonios poseídos por el mal? Es espiritual pasarse meditando todo el día mientras cargamos a alguien más nuestra existencia?

Hace ya 13 años que vengo incursionando en caminos espirituales. De esos, 3 fueron de busqueda frenetica, y los últimos 10 han sido de practica. De estos 10 años de practica puedo decir que realmente practique los últimos dos, ya que el resto del tiempo me edifique leyendo y recibiendo clases de mis maestros, pero me ocupaba más de recibir informacion que de pracitcar lo que recibia. Esto me hizo notar de que muchas cosas que hoy estan rotuladas de espiritualidad no son realmente algo que nos haga crecer como persona, y que muchas veces, lejos de unificarnos nos inculca una especie de sentimiento de grandeza desmensurado, lo que por algunos libros aparece como orgullo mistico, algo asi como sentirnos elegidos para alguna especie de mision cinematografica en la cual salvamos a la humanidad de su miseria por el solo hecho de existir o haber asistido a algun seminario o charla de algun conocido autor o maestro espiritual...

Quiero que quede claro que no estoy en contra de ninguna creencia personal de nadie, ya que considero que lo que uno cree es apropiado para cada etapa de su vida, y si eso lo acerca a su mejor parte, perfecto. El problema es que cuando estas creencias carecen de sentido común, el resultado no es el esperado, y lejos de re-ligar, nos colocan una barrera mas a las que de por si traemos por crianza, cultura, experiencia de vida, etc.

La espiritualidad esta intrinsicamente en la vida cotidiana, eso si queremos reconocerlo como tal. Hay espiritualidad en escuchar a alguien que lo necesita, en ser comprensivo con los demas cuando estan mal, en tomar la desicion interior de que no nos hacen eso que nos hacen a nosotros sino que es un sistema de defensa que algo lo hizo desencadenar, en fin todos somos espejos de todos, y todos somos hermanos. Esto último para mi significa que si yo considero que existe un Padre (aqui cada uno pondra su propia creencia) y lo reconozco como tal, en el mismo momento tengo que reconocer que todos los demas (y todo lo creado) son mis hermanos.
Toda creencia religiosa, todo concepto espiritual, toda tecnica que se utilice para acceder a esa parte de nosotros que es autentica, necesariamente nos tiene que transformar como persona en pensamientos, sentimientos y actos.

Bueno, mi planteamiento, despues de tantas palabras, es el del titulo: podemos practicar espiritualidad con sentido común? Que sería para ustedes? Que sería espiritualidad sin sentido común? Acaso estoy perdiendo la cabeza? Jaja!

Creo que este tema es escencial para el desarrollo espiritual de cada uno.
Lo dejo en sus manos.
Hablamos?


Miguel Ruiz
Publicidad (diseño grafico) u.t.u pedr...
Escrito por Miguel Ruiz
el 21/01/2010

Para hacerlo más interesante les dejo este video que invita a desafiar lo conocido y comodo de nuestras creencias, piensas que aplicar el sentido comun puede ayudarnos en este contexto?



Http://grupos.emagister.com/video/nuestra_vida_es_una_mentira_por_lo_tanto_somos_esclavos/1486-366445

Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón
el 21/01/2010

Estimado Miguel:

¿Cómo alcanzar esa sabiduría del sentido común? Comparto tu perspectiva. Me apoyo en que Cristo, al resumir el Sermón de la Montaña, indicó que "tratar al otro como tú quieres que el otro te trate", en eso se resume toda la ley - TODA LA LEY - y la enseñanza de los profetas. Esta enseñanza no puede ser pasada por alto. En ella está contenida la PAZ y el AMOR universal. Es la puerta.

Entiendo por espiritualidad ese deseo de mira la vida y la acepta, buscarla en sus corrientes, y estar disponible hasta donde lleguen las fuerzas para realizarla.

Saludos

Miguel Ruiz
Publicidad (diseño grafico) u.t.u pedr...
Escrito por Miguel Ruiz
el 22/01/2010

Gracias Enrique por tu comentario, estoy de acuerdo contigo, la Vida de Jesús fue el mejor ejemplo de sentido común aplicado a la espiritualidad, Él fue y Es el mas grande ejemplo de vida, por eso dejó la mas grande enseñanza practica de todas, su ejemplo de vida.

Disculpa la redundancia, pero quería que quedara claro.

Creo que ahi esta la clave, en vivir los conceptos, no tan solo en admirar a quien los transmite, sino incorporar en uno mismo esos principios y adaptarlos a nuestra vida. Es nuestro ejemplo el que inspira, nuestro coraje ante la vida lo que muestra desicion.

"Amaos los unos a los otros" dijo; los hindues dicen Namaste uniendo sus manos a la altura del pecho...

Lo importante es lo que hacemos verdad?

Sigamos conversando.

Gracias Enrique

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/01/2010

hola miguel. Excelente y profundo tema. Considero que todo lo espiritual, tiene algo de sentido comun. Y el sentido comun es espiritualidad. Aal margen de todas las creencias, puestodas son valederas y todos tenemos un jesus, aunque puedamos verlo de distintas maneras. La espiritualidad, nos alimenta el alma y nos fortalece. Pero, que seria el sentido comun? Creo en una amalgama perfecta. No imaginaria uno sin el otro. Bendiciones. Gracis. Mirta.

Adalid Barrios Huanca
Informatica universidad mayor de san a...
Escrito por Adalid Barrios Huanca
el 22/01/2010

Hoy me paso algo interesante ojala ayude:
mi trabajo es de vender llantas u señor buscaba una en particular estaba dando vueltas por la calle preguntando a todas las tiendas si yo hubiera rebajado las que tenia creo que me compraria pero prefirio otro por que hablando con mi cuñado me lleno de pensamientos malos y yo tambien le segui la coriente asi no queria rebajar mi llanta y no lo vendi, por otro lado cuando estube solo y pacientemente atendi a un cliente se llevo las llantas que pidieron por que no les dije nada cuando revisaban la llanta les ofreci las otras y se llebaron los que ellos consideraron los mejores.
esto me enseña a ver que no debo tener prejuicios con las personas asi mis ventas aumentaran.
no seen el tema pero hoy me sucedio eso

Guillermo Recourt
Hasta 2º de arquitectura universidad p...
Escrito por Guillermo Recourt
el 22/01/2010

Hola Miguel:

Me encanta el debate que has propuesto.

Todos buscamos en el fondo la espiritualidad, devoramos libros cómo si al final de los mismos estuviera la respuesta que nos dé la clave para dejar de sufrir y encontrar la felicidad, la Paz espiritual. Seguimos las doctrinas de tal o cual religión, filosofía, maestros, etc... Buscamos y buscamos y al final de esa búsqueda, llega un momento en el que nuestra mente está llena de las ideas de otros seres humanos, pero ¿Cuantas vivencias de nuestra propia cosecha tenemos? Ahí es donde entra el sentido común.

Es el complemento racional, que recordemos es una de las facultades del Alma, gracias al cual analizamos lo que queremos realmente de esa búsqueda espiritual. La espiritualidad está para vivirla, parte de la búsqueda de uno mismo y es cómo el perfume de la flor que se esparce por el aire circundante y llega a quien está cerca... Unos lo huelen dicen ¡Qué bien huele! Y siguen su camino, otros pasan tan rápido que ni son conscientes de que lo han olido y otros ante su perfume embriagador se paran y obtienen la maravillosa recompensa de ver reflejados en la flor, la Armonía y el Orden del cual todos emanamos gracias al Amor que nos rodea y que no somos conscientes debido a que buscamos sin parar, en vez de pararnos un instante y oler en primera persona de nuestra propia flor interna.

El Maestro Jesús como bien apuntáis es el ejemplo de la templanza y sencillez espiritual. Simplemente nos señalaba el camino por medio de sus parábolas, señalo el Amor cómo clave de su reino y el servicio a los demás cómo expresión máxima de dicho Amor.

El sentido común en resumen es el recorrer el camino de regreso a casa con la brújula del conocimiento interior, el bastón del caminar por el medio de la senda evitando los extremos y la mochila llena del más sencillo, liviano y saciante alimento... EL AMOR.

Un fuerte abrazo en vuestro interior.

maria jose
Escrito por maria jose
el 22/01/2010

"Algo" hay que regula todo.
"Algo" de lo que somos parte.
Sitúate sobre esta realidad.
Así podrás andar el camino de tu vida
desde tus verdaderas coordenadas.

Gracias MIguel por el debate, muy interesante porque hace que para quienes pensaban que conocian el tema, puede ser un momento de reflexion sobre la espiritualidad y el sentido común. Pienso que son dos partes diferenciadas. La espiritualidad de uno mismo, un "yo" especial diferente que llevamos consigo. El sentido común es una creencia o proposición de unos valores de conciencia que te permiten dar forma en una sociedad, en la familia, etc.. Según lo que has sido enseñado, lo que percibes etc. Nuestro sentido común a veces nos pueden indicar el camino de la nuestra espiritualidad o no.

Un saludo. Maria jose

Monica B.v.
Fotografía y filmación varios centros
Escrito por Monica B.v.
el 22/01/2010

Hola Miguel!

Gracias por invitarme a participar de un debate tan interesante.

Coincido contigo. De nada sirve pasarse en una iglesia (sea cual sea) rezando y pidiendo bendiciones para los demás, ni estar años leyendo libros esotéricos o de superación personal, si en nuestro interior no tenemos un cambio hacia lo realmente espiritual. No por solamente realizar meditación ni reiki ni tantas otras cosas que se consideran espirituales, una persona se va a volver espiritual, como si la hubiesen tocado con una varita mágica. Tampoco creo en quienes hacen alarde de su supuesta espiritualidad pero en el fondo se consideran "los/las elegidos" y actúan como seres superiores reclamando atención de los demás. La verdadera espiritualidad está en nuestro interior. Como dijo Jesús "El Cristo debe nacer dentro de ti". Con esas palabras y el ejemplo de su vida nos estaba indicando cual es el camino para el crecimiento espiritual, el único camino quizás con verdadero sentido común. No alcanza con prácticas, lecturas ni rituales. Lo verdaderamente importante es nuestro crecimiento interior, el crecimiento de nuestro verdadero ser. Para eso tenemos que ver la vida desde un punto de vista espiritual. ¿Cómo se logra?. Sabiendo que todo y todos los que aquí estamos somos espíritus encarnados (en cuerpos animales, plantas o minerales), que estamos aprendiendo para nuestra propia evolución y para evolución de nuestro creador (le llamemos, Padre, Madre, Dios o Energía Universal, es la misma cosa). Para ello tenemos que darnos cuenta que lo material no existe, solamente existe lo espiritual y eso es lo que debemos buscar. Saber que todos estamos en un proceso de aprendizaje y crecimiento continuo, aunque no nos demos cuenta de ello. Saber que lo único importante es lo intangible, lo que hay en nuestro interior y en el interior de todos. Todos somos iguales, nacimos de chispas emanadas de ese Ser Superior. La única diferencia la dicta el grado en el que nos encontremos en esta escuela de la vida, y todos vamos a pasar por el mismo camino, en sucesivas vidas vamos a ir aprendiendo a valorar y vivir por lo realmente importante.

Un abrazo!

Alexander Agustín Silva Rodríguez
Licenciatura en educación plástica ins...
Escrito por Alexander Agustín Silva Rodríguez
el 22/01/2010
Sin tantos rodeos, entiendo que espiritualidad es vida, podemos enmarcarla y ponerle apellidos de ´´personal´´, ´´popular´´, ´´cristiana´´ o de otra índole, pero si básicamente pretendes cambiar el mundo comienza por tí mismo. Mi receta para el intento de ser una mejor persona está en el Sermón del Monte: Haz con los demás lo que quieras que los demás hagan contigo. Así que trascendamos meras formas, costumbres o religiones, para como mismo tenemos una relación estrecha y personal con aquellos que consideremos especiales, tengamos una fuerte conexión con nuestro Dios y creador que se derive en un modo de vida que aumente no solo tu calidad de vida, sino también la de todos los que te rodean.
Patricia Fulco
Auxiliar tecnica de laboratorip bachil...
Escrito por Patricia Fulco
el 22/01/2010

Hola Miguel: el tener sentido común es muy importante y desarrollarlo como cvorresponde y la espiritualidad es ,para mi ,connsiderada un valor que ejerzo,asi quew opino que ambas cosas pueden estar ligadas,una persona que es espiritual piensa mucho con el corazón y si encima tiene sentido común es maravilloso
Un saludo y gracias por dejarme opinar

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 22/01/2010

La espiritualidad es el más grande de los dones que recibimos de Dios. La espiritualidad es el mayor don de Dios y "Vida Sempiterna" quiere decir "Volverse hacia Dios". (Abdul-bahá)

La espiritualidad no siempre ha sido entendida por todos de manera correcta. Ha sido confundida, a veces con otros aspectos de la experiencia humana que, si bien pueden tener su valor, no son el núcleo de la espiritualidad. La espiritualidad es entendida como la dimensión y el nivel incondicionado del ser humano, es experimentada como orden interno total, como ausencia de conflicto. La espiritualidad también es experimentada como amor universal y libertad incondicional. La espiritualidad no es personal. La espiritualidad no es un asunto de desarrollo personal porque la espiritualidad trasciende al ego en sí misma es universal. La espiritualidad no nos hace mas privado si no más universales, menos personales y egocéntricos, nos lleva a interesarnos en el bienestar de todos los seres, no solo en el propio bienestar personal nuestro.

La espiritualidad nos lleva a la percatación de que el conocimiento adecuado del universo que habitamos solo es posible si está relacionado con el propio autoconocimiento, que no es posible tener un conocimiento responsable del universo que habitamos si no nos conocemos a nosotros mismos, y a Dios, El orbe central del Universo, su esencia y fin último” pues somos parte, e igual que el universo creación de DIOS

Efectivamente como bien dice Abdul-Bahá:

El espíritu del hombre aparece y se manifiesta en la condición de embrión, llegando a tener un desarrollo sin límite en esta vida con su cuerpo material y después de dejar su cuerpo material, en otros mundos de Dios, en otros planos, su evolución es indefinida, el espíritu humano o el alma es eterno y siempre viviente.

El espíritu debe ayudar al cuerpo en ciertas circunstancias, porque por sí mismo, el cuerpo no resiste la presión de ciertas penalidades. En la medida que el cuerpo humano es débil , el espíritu del hombre es fuerte, posee una fuerza sobrenatural que trasciende todo lo contingente, tiene vida inmortal que nada puede destruir o pervertir... ¡Cuán poderoso es el espíritu del hombre en comparación con su débil cuerpo! (Addul-Bahá).

Está muy bien ser espiritual, además creo que tenemos que serlo pero debemos ser espirituales prácticos.

ser prácticos es usar todos nuestros recursos humanos y aunque estamos formados por un cuerpo, y un espíritu, la realidad del ser humano no es su cuerpo si no su alma- espíritu, Si no aceptamos las posibilidades desconocidas, espirituales que hay en nosotros no podremos establecer más que relaciones superficiales con otros seres humanos y no seremos capaces de ayudarles a desarrollar su potencial ni nosotros el nuestro.

Puesto que las potencialidades que hay en su ser humano son una parte extremadamente importante de su realidad, de hecho la base de su crecimiento futuro, deben ser aceptadas por los demás y ocupar su lugar en las relaciones humanas para que puedan sentirse aceptados plenamente.

hay que uliizarlos inteligentemente y ser prácticos, y con moderación, no solo se debe rendir culto al cuerpo, a las cosas materiales, y como está de moda en nuestra cultura , pues se caería, y se cae en la frivolidad y superficialidad de las cosas

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 22/01/2010

que no tienen mayor transcendencia, y de ahí la falta de valores, de espiritualidad, de sálvese quien pueda, de tanto tienes material mente tanto vales, a lo que me recuerda una frase que dice eres tan pobre que solo tienes dinero.

Tampoco se puede, se debe trabajar solo el espíritu, si no la mente el intelecto, para adquirir conocimientos, tantos intelectuales como espirituales para ponerlos al servicio de los demás.

Estudiad las ciencias, adquirid cada vez más conocimiento. ¡Ciertamente debemos aprender hasta el fin de la vida! Emplead vuestro conocimiento siempre en beneficio de los demás;(Ahí entra la espiritualidad) de tal modo que la guerra sea borrada de la superficie de esta hermosa tierra, y sea erigido un glorioso edificio de paz y concordia. Esforzaos para que vuestros elevados ideales se lleven a cabo en el Reino de Dios en la tierra, así como se realizarán en el Cielo. (Abdul-Bahá).

Las perfecciones espirituales, son un derecho de nacimiento de la persona y sólo a ella pertenecen entre todos los seres creados. El ser humano es, en realidad, un ser espiritual, y solamente cuando vive en espíritu es, en verdad, feliz.

El conocimiento, si no va acompañado de sentimiento y espiritualidad, difícilmente pueda ser utilizado para el bien común y progreso de la humanidad, hasta el plan económico-social, mejor elaborado, si no está basado en una espiritualidad, no dará frutos buenos, pues solo lo espiritual, hace que pensemos antes en el bienestar de los demás, que en nosotros mismos. Ama a tu prójimo más que a ti mismo(Baháulláh).

El espíritu humano

Es una realidad eterna, indestructible, que pertenece a la Divinidad, al Reino sobrenatural, una realidad con la que se ilumina al mundo y se concede al hombre vida eterna, esta realidad espiritual , es aquella que descubre los acontecimientos pasados y que contempla las perspectivas del futuro, es el rayo del sol de la verdad. El espíritu humano o el alma racional gozan de un mundo que no tiene comienzo y que no tendrá fin.

Desde su infancia, el niño debe ser amamantado del pecho del amor de Dios y nutrido en el abrazo de su conocimiento, para que pueda irradiar luz, crecer en espiritualidad, colmarse de sabiduría y erudición, y adquirir las características de la hueste angelical. (Abdulbahá)

Es verdad que la espiritualidad derrotará al materialismo, que lo celestial subyugará a lo humano, y que por medio de la educación divina, las masas de la humanidad en su generalidad darán grandes pasos en todos los grados de la vida, a excepción de aquellos que están ciegos y sordos y mudos y muertos.

La religión debería unir a todos los corazones y hacer que las guerras y las disputas se desvanecieran de la faz de la tierra, dando nacimiento a la espiritualidad, confiriendo vida y luz a cada corazón.

Cómo alcanzar la espiritualidad es, efectivamente, una cuestión a la que cada joven, ya sea hombre o mujer, tendrá, tarde o temprano, que buscar una respuesta satisfactoria. Es precisamente debido a que no se ha dado ni se ha hallado tal respuesta satisfactoria por lo que la juventud moderna se encuentra perpleja y, en consecuencia, se ve arrastrada por las fuerzas del materialismo, que con tanta fuerza están socavando las bases de la vida moral y espiritual del hombre.

En efecto, la razón principal de los males que actualmente son endémicos en la sociedad es la falta de espiritualidad. La civilización materialis

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 22/01/2010

materialista de nuestra época ha absorbido la energía y el interés de la humanidad de tal manera que la gente en general ya no siente la necesidad de elevarse por encima de las fuerzas y condiciones de su existencia material diaria. No existe la suficiente demanda de aquellas cosas que debiéramos calificar de espirituales como para diferenciarlas de las necesidades y exigencias de nuestra existencia física.

Las causas de la crisis universal que aflige a la humanidad son, por lo tanto, fundamentalmente espirituales. El espíritu de la época, en general, es irreligioso. La actitud del hombre hacia la vida es demasiado grosera y materialista como para permitirle elevarse hacia los reinos más altos del espíritu.

Es esta situación tan tristemente morbosa en que ha caído la sociedad la que la religión trata de mejorar y transformar; pues el núcleo de la fe religiosa es aquel sentimiento místico que une al hombre con Dios. Este estado de comunión espiritual puede darse y preservarse mediante la meditación y la oración. Ésta es la razón por la cual Bahá'u'lláh ha hecho tanto hincapié en la importancia de la adoración. No basta con que el creyente simplemente acepte y observe las enseñanzas. Debe, además, cultivar el sentido de la espiritualidad, que puede conseguir principalmente mediante la oración. La Fe Bahá'í, como todas las demás Religiones divinas, es de índole esencialmente mística. Su objetivo principal es el desarrollo de la persona y de la sociedad, mediante la adquisición de virtudes y poderes espirituales. El alma del hombre es lo que ha de alimentarse en primer lugar. Y lo que mejor puede proporcionarle este alimento espiritual es la oración. Las leyes y las instituciones, según las concibe Bahá'u'lláh, sólo pueden llegar a ser realmente efectivas cuando nuestra vida espiritual interior haya sido perfeccionada y transformada. De otro modo, la religión degenerará, se convertirá en una simple organización y pasará a ser algo muerto.

Los creyentes, especialmente los jóvenes, deberían darse cuenta perfectamente de la necesidad de la oración. Pues la oración es absolutamente indispensable para su desarrollo espiritual interior, y esto, como ya se ha dicho, es la propia base y el propósito de la Religión de Dios.

El desarrollo, según el punto de vista bahá'í, es un proceso orgánico en el que "lo espiritual se expresa y se realiza en lo material". El desarrollo significativo requiere que el proceso aparentemente antitético

del progreso individual y avance social, de globalización y descentralización, y de promover las pautas universales y fomentar la diversidad cultural, se armonicen.

Ejercitamos nuestra espiritualidad cuando:

— Somos disciplinados y, por supuesto, amamos. En nuestra vida la espiritualidad tiene el mismo efecto que el agua para con una planta.

— Somos disciplinados. Ser disciplinado significa perseverar en sostener pensamientos nobles y elevados; y en orientar nuestras energías mentales y espirituales hacia el Espíritu.

— Amamos. El amor es el lenguaje más importante; es a través de las oraciones diarias que nos conectamos con la Fuente de Todo Amor, Dios, nuestro Bien amado.

— Dejamos de pensar en nosotros mismos para pensar en nuestro prójimo, en sus necesidades, en sus anhelos y en cómo podemos ayudarlos en su búsqueda de la felicidad.

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 22/01/2010

SERVICIO la verdadera espiritualidad con sentido común

las enseñanzas de Bahá’u’lláh resaltan el aspecto social de la vida moral. Los bahá’ís son exhortados a trabajar en pos del progreso de la civilización. El desarrollo moral no puede estar asilado del compromiso con el bienestar común.

La verdadera espiritualidad no es la de sálvanos nosotros particularmente si no una salvación universal, para ello, deberemos de trabajar, por toda la humanidad, amarla, tratar de servidla, trabajando por la paz, la justicia, la unidad en diversidad y fraternidad universal. El sentido completo de nuestras vidas está entrelazado con las vidas de todos los seres humanos: no es una salvación personal lo que buscamos, sino una universal. No se espera de nosotros que nos fijemos en nosotros mismos y digamos "Ahora ocúpate de salvar tu alma y reservarte un lugar confortable en el Otro Mundo" No, se nos exhorta a ocuparnos de traer el Cielo a este Planeta

Quien sirve alcanzará la vida eterna. ‘Abdu ‘l-Bahá

Siempre que los ángeles aparecen en el horizonte de nuestra historia están al servicio de Dios; y, como dice la tradición, los ángeles están dotados de alas para atender la voluntad divina con la máxima eficiencia y rapidez.

El servicio eleva al hombre y lo hace alcanzar la proximidad de Dios. El Báb asevera que “Todos somos sus siervos y todos nos atenemos a su mandato. ”

En cada minuto de nuestra vida podemos servir. Esto está dentro de las alternativas que pueden observarse cuando utilizamos nuestro libre albedrío.

Ejercemos el servicio cuando:

— Ofrecemos ayuda al prójimo antes que éste nos haya suplicado auxilio.

— Prestamos algún servicio a los demás sin esperar ningún tipo de reconocimiento o recompensa material.

— Apoyamos las iniciativas comunitarias dirigidas hacia el logro de una mejor calidad de vida para las personas necesitadas y al dedicarles parte de nuestro tiempo.

Un brillante ejemplo de servicio producido a mediados del siglo XIX y XX es ‘Abdu’l-Bahá, quien había nacido con el nombre de Abbas Effendi en 1844, adoptó como nombre y modelo de vida el título de ‘Abdu’l-Bahá, es decir, Siervo de Dios. Amaba especialmente a los dolientes de esta tierra, su amor abarcaba a todos y, hasta 1921, cuando falleció, fue como un cirio que se consumía, gota a gota, mientras derramaba luz por dondequiera que pasaba. Describiéndose a sí mismo dijo:

“Mi nombre es ‘Abdu’l-Bahá.. (Siervo de Dios. Y de la humanidad Mi realidad es ‘Abdu’l-Bahá. No tengo ni jamás tendré otro nombre, título, mención o elogio más que el de ‘Abdu’l-Bahá. Este es mi deseo. Este es mi mayor anhelo. Esa es mi vida eterna. Mi eterna gloria. ”

Obviamente, la espiritualidad es una de las principales señales y una característica de los seres angelicales. Es un puente que está establecido entre este mundo y el mundo del más allá; entre esta vida y la vida eterna. Cultivando esa espiritualidad descubriremos el sentido de nuestra vida y comulgaremos con el Todopoderoso.

La espiritualidad es un ejercicio del alma y por eso, necesariamente, deberán rezar, suplicar y meditar; pues ‘cuando el hombre ora está ante la presencia de Dios’.

Todas las

Miguel Ruiz
Publicidad (diseño grafico) u.t.u pedr...
Escrito por Miguel Ruiz
el 22/01/2010

"Nelda Cinto escribió:

Miguel: gracias por la invitación, el tema es delicado y profundo. He leído la presentación y los aportes hechos. Me surgen dos preguntas para ubicarme bien en el tema, tal vez sirvan también para otras personas, si no se consideran necesarias puede omitirse la respuesta:
1-Puede haber vida espiritual creyendo en la existencia de un SEr Supremo, con el nombre que sea, muchos lo llamamos Dios, sin creer que Jesus es su Hijo?

2- ¿Qué entendemos por sentido común? ¿Es siempre el mismo a través de los siglos o varía según las épocas?.

Muchas gracias Nelda

"

Hola Nelda, treatre de contestar a tus preguntas.

1- Pienso que si, de hecho esta lleno de personas que creen en uns Ser Supremo o Dios y no son cristianos o no creen que Jesús fuera hijo de Dios.

En lo personal yo creo que Jesús es el creador de este universo, por lo tanto el padre de todo lo que existe en este universo. Mi visión de esto esta besada en "El libro de Urantia", que en su parte 4 tiene relatada toda la vida de Jesús, el hijo del hombre, como lo llamaban. Me gustó mucho más lo que leí en ese libro, por tener mas sentido comun, que las mil y una interpretaciones que hicieron de su vida, sus enseñanzas y su muerte, en la biblia las distintas ramas del cristianismo.

(dato curioso: el cristianismo tiene más de 34. 000 sub divisiones, grupos, sectas, etc. Fuente: documental zeitgeist addendum, cortesía de Susy Alvarez en este mismo grupo, si gustan ver el video aqui les dejo el link: https://grupos.emagister.com/video/zeitgeist_addendum_xi_espanol_/1486-362156)

En fin mi respuesta a esa pregunta es si, se puede.

2- Creo que haria una distincion aqui. Dado que la cultura ha ido cambiando con el paso del tiempo, dado que hoy mismo en la tierra existen miles de culturas diferentes, no podriamos decir que existe un sentido comun comun a todos, valga la redundancia.

Pero el sentido comun que yo me refiero si es comun a todos. Y es que todos somos seres humanos que, de una forma u otra, buscamos la felicidad y el bienestar. Todos tenemos, aunque nos cuete reconocerlo las mismas necesidades interiores de amor, paz, comprension, compasion, hermandad. A quien no le gustari dejar de tener problemas con los demas y vivir en un mundo donde todos esten felices con todos, aun mas alla de las diferencias aparentes? Pero en esa busqueda de felicidad nos refugiamos en las religiones o en algun poder superior que nos "salve" de todo mal, cuando en realidad somos nosotros los encargados de salvarnos para asi salvar a la humanidad. Ese tendria que ser, y es para mi, el sentido comun. No puedo creer que alguien mire torcido o se separe de otro alguien por el hecho de que uno le llama dios y el otro padre o Jehova, o primera fuente, etc.

Parto de esta base para transformar los actos de nuestra cotidianidad, si Dios creo todo lo que existe, limitemos el pensamiento ahora solo a la humanidad, y yo considero que Él es mi Padre, lo acepto como tal, tengo por obligacion de fe, ver a mi semejante como mi hermano. Cualquier otra concepcion de mi hermano seria deshonesta con mi creencia basica. Seria como pensar que hay un Padre Celestial o Divino por cada persona en este planeta. O aun mas disparatado, en este universo. Creo que esto es una de las cosas que nos aleja y nos deja dando vueltas sobre temas de terminos, palabras, en lugar de verdaderos sentires o acitudes ante aquello que creo.

De alguna forma es lo que plantea una compatriota Rosana monica en su debate " somos honestos?


Miguel Ruiz
Publicidad (diseño grafico) u.t.u pedr...
Escrito por Miguel Ruiz
el 22/01/2010

Continuacion:

Dejo abierto para que alguien más conteste tambien a Nelda su inquietud. De esta manera, dialogando entre todos, podemos arribar a un fin comun en este tema.

Les parece?

maria jose
Escrito por maria jose
el 22/01/2010

Miguel, Yo estoy de acuerdo contigo, con respecto al sentido comun. No veo otra defininción.
Un saludo. Maria jose

Lilys Flores Astudillo
Media superior instituto politecnico n...
Escrito por Lilys Flores Astudillo
el 23/01/2010

¡Hola Miguel! , muy interesante este debate... Me dejó pensando mucho, sobre todo después de ver el video que sugeriste...

Y ahora agradezco mas el haber nacido en México y en mi familia; les cuento que en casa no se nos inculcó ninguna religión aunque se supone que mi mamá es católica, mi papá fué Ateo y mis abuelos espiritualistas (no espiritistas), así que mi fé por Jesucristo se funda mas que nada en lo que con el tiempo fuí leyendo y consultando.

Debo aceptar que me cuesta seguir al pie de la letra sus enseñanzas como cuando nos dice:"si te golpean en una mejilla pon la otra", y estoy trabajando en ser mas tolerante, me cuesta trabajo en algunas situaciones, que no quiero ni mencionarlas para no "llamarlas".

Pienso que muchas de las religiones o doctrinas, tienen similitudes que nos encaminan a la espiritualidad, pero eso está en nosotros mismos buscarlo día a día...

Un abrazo

Lilys

Lilys Flores Astudillo
Media superior instituto politecnico n...
Escrito por Lilys Flores Astudillo
el 23/01/2010

Me gustaron las reflexiones de Jesús Rafael, es cierto que somos cuerpo, mente y espíritu.

Y por lo tanto deberíamos alimentarlas cada división de igual manera, sin darle prioridad mas a una que otra. Lilys