En este grupo En todos

Grupo de Desarrollo espiritual y humano



ES LO MISMO EL ESPIRITU QUE EL ALMA????????

SILVIA ANGELA
Enfermeria instituto agustina bermejo
Escrito por Silvia Angela Rodriguez
el 18/05/2010

PARA MI NO, pero para mucha gente se que si, alguien opina lo mismo que yo?

Alf Oscar Pinacchio
Descubriendo el ser autodidacta
Escrito por Alf Oscar Pinacchio
el 22/05/2010

Para mí espíritu es la parte indivisible de Dios individualizado. El alma es el medio entre el ego o persona y el espíritu. El ego cesa, luego de mucha evolución el alma cesa y el espíritu permanece definitivamente

Gabriel Gonzalez
Psicología clínica universidad san lui...
Escrito por Gabriel Gonzalez
el 26/05/2010

El “alma” y el “espíritu” son similares en la manera en la cual son usadas en la vida espiritual del creyente. Son diferentes en sus referencias. El “alma” es la visión horizontal del hombre con el mundo. El “espíritu” es la visión vertical del hombre con Dios. Es importante entender que ambos se refieren a la parte inmaterial del hombre, pero solo el “espíritu” se refiere al caminar del hombre con Dios. El “alma” se refiere al caminar del hombre en el mundo, ambos material e inmaterial.

Saludos Alf y Andrea

Tere (tana) C. De Gutierrez
Docente de escolaridad primaria escuel...
Escrito por Tere (tana) C. De Gutierrez
el 05/06/2010

Hola Andrea, interesante tu debate. Según tengo entendido un espíritu se es. Un alma se tiene. Son pues diferentes. El alma es individual para cada ser. El espíritu es el aliento de la fe. El espíritu es lo que le da al hombre la habilidad para que tenga relación intima con Dios Es la parte inmaterial del hombre.

La palabra " alma" no solo abarca la parte inmaterial sino tambien la material, el hombre es un alma. El significado de la palabra "alma" es " vida". Sin embargo si te pones a leer la Biblia va mas alla,abarca muchas áreas. En la vida espiritual del creyente alma y espiritu son similares.

Saludos

Tere

Patricia Suarez
Reiki mandalas numerlogia centro de r...
Escrito por Patricia Suarez
el 06/06/2010

Hola teresa
Pregunta muy buena ya que en diferentes culturas e religiones fueron un tema de gran trayectoria. Pero para mi son dos formas diferentes el espiritu es el mensajero del alma, es decir, todo lo que el espiritu aprende en la vida es llevado al alma como un gran desposito de lo que se ha hecho en la vida o en otras segun se crea o no en la reecarnación. El alma es la parte mas pura e indestructible del ser sería la energia vibrante que nos identifica a cada uno, por lo cual el espiritu recoge las experiencias tantos buenas o malas y tambien esta muy comprometido con el ego y la mente trascendental por lo cual todo lo que alojamos en el será almacenado y al apartir de esta vida se trasladará al alma para asentar lo que vivimos o no aprendimos. De todas maneras lo que sientas en tu espiritu te llegará al alma de eso no hay dudas.
namaste

Silvia Angela Rodriguez
Enfermeria instituto agustina bermejo
Escrito por Silvia Angela Rodriguez
el 06/06/2010

HOLA PATRICIA! Es lo que yo opino... Que el espiritu es el mensajero del alma y es lo que nos llevamos a otras vidas o traemos de otras vidas, yo si creo en la reencarnacion, y en el karma.... Un gran abrazo!

Esneda Olsen
Secretario comercial instituto tecnico...
Escrito por Esneda Olsen
el 07/06/2010


Hola Andrea, acabo de darme cuenta de este tema de debate expuesto por tí, el que siempre me ha parecido muy interesante. Para mí, el alma y espíritu son diferentes aunque están correlacionados a la encarnación del ser humano - que como tu, creo en élla.


El espíritu - es la esencia divina o chispa recibida de nuestro Creador al crearnos como seres. Es lo que trasciende a la muerte y evoluciona por cada vida terrestre que vayamos dejando atrás. El ser pensante y haciente.


El alma - es el material guardado en el "baúl" de recuerdos, vivencias, rasgos y características físicas y psíquicas de familia etc. Que activa el espíritu al contacto directo con este material, al ser encarnado. Se le denomina también como el Ser humano inconsciente


En lenguaje popular y literario, se dice a menudo: dolor del alma/lo siento en el alma/mi alma está triste etc. Pero es una acepción utilizada aludiendo inconscientemente al espíritu, puesto que en realidad se trata de nuestro espíritu, nuestro Yo, aunque como ser encarnado necesariamente tiene que servirse del “alma” y del cuerpo físico.


La personalidad humana comprende 3 factores: el cuerpo espiritual (sede del espíritu), el cuerpo astral (material genético/sede del "alma") y cuerpo físico/material. Estos dos últimos, el astral y el físico, están ligados entre sí.


Una descripción más detallada se encuentra en el mensaje a la humanidad, ¡Peregrinad hacia la Luz! www.phll.info proveniente del mundo suprasensible, de contenido ético-religioso, filosófico y científico. Recomiendo esta obra, es sumamente interesante. Se puede bajar sin costo alguno.


Un cordial saludo para todos, especial para Andrea.

Silvia Angela Rodriguez
Enfermeria instituto agustina bermejo
Escrito por Silvia Angela Rodriguez
el 07/06/2010

HOLA ESNEDA! Agradezco de corazon toda tu clara explicacion, y gracias x el link que mandastes de peregrinar hacia la luz ,,, es hermoso el texto..... Un gran abrazo!

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 15/08/2010

El espíritu y el alma es uno , es una misma realidad, es lo mismo el alma y el espiritu, unas veces opera el alma y otras el espiritu

El alma humana vive en una travesía continua de descubrimientos y creatividad en cuyo proceso se sirve de todos los recursos disponibles para lograr el objetivo de adquirir más conocimiento, conciencia y discernimiento.

En su recorrido por la vida, el alma se vale de ese instrumento maravilloso y magnífico que es el cuerpo humano, varios órganos y partes del cuerpo se convierten en instrumentos a través de los cuales la persona consigue escalar mayores alturas de conocimiento, amor y creatividad, ejemplo: los ojos son utilizados por el alma para contemplar la belleza del Bien amado, percibir las cualidades del mundo de la naturaleza y crear nuevas formas de arte y tecnología, igualmente, el oído es el instrumento del que se vale el alma para componer música, oír las melodías del amor y recibir lo que los demás desean comunicarles con sus palabras.

Aparte de todo esto el alma, el cuerpo y sus diversos órganos, crean nuevos instrumentos que realzan la capacidad del cuerpo, ejemplo: el microscopio y el telescopio, como extensiones de los ojos, el avión como extensión de nuestros pies y el ordenador como extensión del cerebro humano. El cerebro humano es el habitáculo de la mente y el órgano a través del cual opera el alma.

La interacción del alma y del cuerpo es algo continuo y siempre presente que abarca la totalidad de cuanto la persona conoce, siente o hace.

La realidad humana es la misma realidad denominada de modo variable de acuerdo con las diferentes condiciones en que se manifiesta.

Debido a su apego a la materia y al mundo fenoménico cuando gobierna las funciones físicas del cuerpo se denomina alma humana, cuando se manifiesta como pensadora y entendedora se denomina mente, cuando se eleva a la atmósfera de Dios y viaja al mundo espiritual se designa espíritu.

El alma-espirítu :Es una realidad eterna, indestructible, que pertenece a la Divinidad, al Reino sobrenatural, una realidad con la
que se ilumina al mundo y se concede al hombre vida eterna, esta realidad espiritual , es aquella que descubre los acontecimientos pasados y que contempla las perspectivas del futuro, es el rayo del sol de la verdad. El espíritu humano o el alma racional gozan de un mundo que no tiene comienzo y que no tendrá fin.
Evolución del espíritu
https://grupos.emagister.com/documento/la_evolucion_del_alma_espiritu/1451-180917

Alejandro Juarez Sandoval
Patronista diseñador industrial instit...
Escrito por Alejandro Juarez Sandoval
el 13/11/2010

Hola Andrea Celeste:
Fijate que el espiritu NO es lo mismo que alma en esencia, muchos dicen que espiritu y alma refiriendose a las palabras significan lo mismo, pero dejame decirte cual es la diferencia:
Espiritu: el espiritu es una pequeña extencion de creacion de nuetro Padre Dios, osea, que nosotros como hijos de nuestro Padre somos una pequeñisima extencion de él.
Alma: es la esencia o conducto por el cual se conectan las emociones entre el espiritu y el cuerpo material, ves que no son lo mismo, nosotros como espiritus somos energia que no se destrulle ni se disipa pero el alma sí, muchas veces el espiritu regresa a casa y el alma se queda bagando en este plano material.

Juan Franco Cortes
Licenciado en teologia teologica
Escrito por Juan Franco Cortes
el 21/02/2011

El espiritu es diferente del alma, el espiritu es la parte divina dada por el mismo Dios, es la parte de El que hay en nosotros, el alma somos nosotros, nuestra vivencia, nuestras acciones, actitudes y demas, cuando la persona muere el espiritu vuelve a Dios y el alma sera juzgada por sus acciones.

Joffre Rodriguez
Electricidad industrial instituto supe...
Escrito por Joffre Rodriguez
el 23/02/2011

En conclusion:

Cuerpo + espiritu = alma

La muerte es la separación del cuerpo y el espiritu

Al morir nuestro cuerpo se queda acá en la tierra y el espiritu se va a algún lugar destinado por dios.

La reencarnación no existe.


Alejandro Juarez Sandoval
Patronista diseñador industrial instit...
Escrito por Alejandro Juarez Sandoval
el 23/02/2011

Hola sr Rodriguez pero la reencarnacion si existe, y cuerpo y espiritu no es igual a alma, esta completamente equibicado el espiritu es el todo, la carne es eso solo materia, y el alma es la coneccion de las senzaciones esiritualers con el cuerpo fisico y se puede comprobar

René A. Marcalla C.
Autoeducación en el ejercito
Escrito por René A. Marcalla C.
el 25/02/2011

Estimados amigos Dios creó al hombre en una triple unidad. En espíritu, alma y cuerpo mire en la palabra de Dios (1Tesalonicenses 5:23.
el ser humano que no tiene a Dios esta en un desajuste personal, l amayoría de la gente esta en este estado.
En ESPÍRITU, hay un vacio y muerte (espiritual) no tiene contaco con Dios.
El ALMA. Desequilibrio en la personalidad( inferioridad, culpa, dudas). En ego es su timon
El CUERPO. - HAY DIVERSAS ENFERMEDADES Y ALTERACIONES SICOSOMÁTICAS (taquicardias, úlceras, alergias). Es el material fisico del hombre.

Esneda Olsen
Secretario comercial instituto tecnico...
Escrito por Esneda Olsen
el 25/02/2011

De acuerdo con Alejandro Juárez. La reencarnación también en el occidente es ya un hecho, ya no es exclusividad de las culturas y filosofías orientales. La cuestión es que existen diferencias en la concepción de este principio, puesto que en algunas culturas se considera que el espíritu es encarnado en animales o en plantas para alcanzar una evolución gradual y llegar al estado pensante de los humanos.


Pero para mí, eso no tiene sentido, una vez que es la chispa divina que recibimos todos al ser creados como espíritu, que va robusteciéndose a medida que vive su vidas terrestres; desde la más incipiente donde aún no tiene ninguna conciencia de su existencia hasta el despertar consciente, que lo hace apto para convivir en culturas más acorde con su propia evolución. Y esto sólo tiene lugar mediante la encarnación del espíritu en una criatura o embrión humano.


La Chispa de Luz que recibimos todos al ser creados, es en esencia, una ínfima parte de voluntad (principio masculino) y de pensamiento (principio femenino) de nuestro Creador, que en términos conocidos es el equivalente al libre albedrío.


Existen muchos indicios, que por su carácter repetitivo, son considerados como testimonios de la trascendencia del espíritu a la muerte y por ende del renacimiento del espíritu humano aquí en la tierra. Me refiero a casos de relatos recopilados y publicados por investigadores serios, de “muertes” clínicas realizados por facultativos como el Dr. Raymond Moody, Dra. Elizabeth Kubbel-Ross, Dr. Brian Weiss, (hipnosis clínica) y otros. Los relatos de personas de diferente nacionalidad y credo, coinciden asombrosamente en haber visto su cuerpo inerte en la sala del hospital desde arriba, de un ángulo, al equipo de médicos y enfermeros luchando para revivirlos, la ingravedad de su cuerpo etérico, lo agudo de los sentidos en ese estado y muchos otros detalles interesantes.


Todas estas vivencias soportan las informaciones que nos son dadas en la obra ¡Peregrinad hacia la Luz! (phll. Info), en la que el principio de reencarnación es explicado con lógica y coherencia.


Cordial saludo

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 26/02/2011

La reencarnación no existe:

LA REENCARNACIÓN

PREGUNTA: ¿Qué hay de verdad en las creencias que algunas personas comparten en torno a la reencarnación?

RESPUESTA: El objetivo de lo que vamos a decir es el de explicar la realidad, no el de menospreciar las creencias de otras personas; pretendemos tan sólo explicar los hechos, nada más. No nos oponemos a las ideas de nadie, ni aprobamos la crítica.

Has de saber, entonces, que los creyentes en la reencarnación pertenecen a dos categorías: una categoría no cree en los castigos y recompensas espirituales del otro mundo. Son los que suponen que el hombre, mediante su reencarnación y retorno a este mundo, obtiene premios y recompensas; consideran que el cielo y el infierno están restringidos a este mundo, por lo que no hablan de la existencia del otro mundo. Dentro de esta categoría hay dos divisiones más. Una de ellas piensa que en algunos casos la persona regresa a este mundo en forma de animal, al objeto de sobrellevar castigos severos y que, luego de padecer tan doloroso tormento, será liberada del mundo animal para nuevamente retornar al mundo humano: dicha creencia recibe el nombre de transmigración. La otra división piensa que del mundo humano se vuelve al mundo humano, y que mediante ese retorno se obtienen los premios y castigos de la vida anterior; dicha creencia se denomina reencarnación. Ninguna de las dos divisiones hace mención de otro mundo fuera del presente.

La segunda categoría de creyentes en la reencarnación afirma la existencia del otro mundo y cree que la reencarnación es el medio de alcanzar la perfección. Es decir, cree que el hombre, al irse de este mundo y volver nuevamente a él, adquiere perfecciones gradualmente, así hasta alcanzar la más completa perfección. En otras palabras, sostiene que los hombres están compuestos de materia y energía. En un principio, -o sea, en su primer ciclo- la materia es imperfecta; pero al volver repetidamente a este mundo, progresa, se refina y gana en delicadeza, hasta llegar a ser como un espejo bruñido. Por su lado, la energía, la cual no es sino el espíritu, se despliega en ella con todas las perfecciones.

Tal es la presentación del tema por parte de quienes creen en la reencarnación y en la transmigración. Se trata de un resumen, suficiente en cuanto tal, en el que eludimos detalles que sería prolijo enumerar. Nótese que los partidarios de esta creencia no aportan argumentos ni pruebas lógicas sobre la cuestión, sino solamente suposiciones e inferencias basadas en conjeturas y no en argumentos concluyentes. A los creyentes en la reencarnación debe pedírseles pruebas y no conjeturas, suposiciones e imaginaciones.

Pero tú me has pedido argumentos acerca de la imposibilidad de la reencarnación. Eso es lo que debemos explicar ahora. El primer argumento sobre su imposibilidad es que lo exterior es la expresión de lo interior. La tierra es el espejo del Reino; el mundo material se corresponde con el mundo espiritual. Ahora bien, observa que en el mundo perceptible las formas no se repiten, pues ningún ser, es idéntico o igual a otro ser en su aspecto externo. El signo de la singularidad es visible y aparente en todas las cosas. Si todos los graneros del mundo estuviesen repletos de granos, no podrían encontrarse dos granos absolutamente idénticos e indistintos. Con seguridad habría diferencias y distinciones entre ellos. Ya que la prueba de la unicidad existe en todas las cosas, y la Singularidad y Unidad de Dios son evidentes en la realidad de todas las cosas, la repetición de una misma forma es absolutamente imposible. Por tanto, la reencarnación, que es la aparición repetida del mismo espíritu con la esencia y condición anteriores, es imposible e irrealizable en este mismo mundo de formas. Tal y como la repetición de una misma forma es imposible y está vedada en todos y cada uno de los seres materiales, así también está vedado y resulta imposible que los seres espirituales experimenten un retorno a la misma condición. Ello incluye (puesto que lo material se corresponde con lo espiritual) tanto el arco de descenso como el arco de ascenso.

Sin embargo, el retorno de los seres materiales con respecto a las especies es evidente. Valga el ejemplo, los árboles que en años anteriores produjeron hojas, flores y frutos, producirán, en los años venideros exactamente las mismas hojas, flores y frutos. A esto es a lo que se denomina "repetición de las especies". Si alguien objetase alegando que la hoja, la flor y el fruto se han descompuesto para descender del reino vegetal al reino mineral, y de ahí regresar a los reinos mineral y vegetal, y que, por tanto, ha existido una repetición, cabría responder que la flor, la hoja y el fruto del año pasado, se descompusieron, que dichos elementos combinados se desintegraron y se dispersaron en el espacio, y que las partículas de la hoja y el fruto del año pasado, tras la descomposición, ni se han vuelto a combinar ni han regresado. Por el contrario, mediante la composición de nuevos elementos, la especie ha retornado. Sucede lo mismo con el cuerpo humano, cuyos elementos, tras la descomposición y desintegración consiguiente, acaban dispersándose. Si, de igual manera, este cuerpo volviera nuevamente del reino mineral al reino vegetal, no tendría exactamente la misma composición de elementos que el hombre anterior. Aquellos elementos se habrían descompuesto y dispersado, disipándose en el vasto espacio. Otras partículas elementales habrían venido a combinarse dando lugar a la formación de un segundo cuerpo. Sería posible que alguna partícula elemental del individuo anterior entrase a formar parte de la composición del siguiente individuo. Ahora bien, las partículas no se han conservado ni han permanecido tan exacta y completamente iguales, sin sufrir aumento o disminución, como para que puedan combinarse de nuevo y que de esa composición y mezcla otro individuo sea llamado a existir. Por ende, no cabe probar que el primer cuerpo haya regresado dotado de todas sus partículas elementales, que el hombre anterior se haya transformado en el siguiente, y que, en consecuencia, haya habido una repetición; como tampoco cabe probar que el espíritu haya vuelto al igual que lo habría hecho el cuerpo; o que, tras morir, su esencia haya regresado a este mundo.

Si afirmamos que la reencarnación tiene como razón de ser la adquisición de perfecciones, de modo y manera que la materia mejore y se refine, y que la luz del espíritu se manifieste en ella con la mayor perfección, una vez más tal suposición no es sino pura imaginación. Pues, aun suponiendo que el argumento fuese creíble, con todo sería imposible que se produjese un cambio de naturaleza mediante el proceso de renovación y retorno. La esencia de la imperfección no se transforma en la realidad de la perfección mediante el retorno. La oscuridad más completa no se transforma en fuente de luz por el hecho de volver; ni la esencia de la debilidad se convierte en poder y fuerza por hacer nuevo acto de presencia; ni una naturaleza mundana llega a ser una realidad celestial. Por más que volviese, el árbol de Zaqqúm158 no produciría frutos dulces; en cambio, el árbol bueno, no importa con cuánta frecuencia pudiera volver, no produciría frutos amargos. Por tanto, es evidente que el retorno o regreso al mundo material no lleva a la perfección. Tal teoría es simplemente una idea desprovista de pruebas. A decir verdad, la causa de la adquisición de perfecciones es la munificencia de Dios.

Los teósofos creen que el hombre, que se encuentra en el arco de ascenso159, debe regresar repetidas veces hasta tanto no alcance el Centro Supremo. Cuando logre dicha condición, la materia se transforma en un espejo nítido sobre el que brillará en plenitud la luz del espíritu, adquiriendo así la perfección esencial. Ahora bien, existe un principio teológico establecido y profundo que afirma que los mundos materiales terminan al final del arco del descenso, y que la condición del hombre se encuentra al final del arco del descenso y al comienzo del arco del ascenso, posición que es opuesta al Centro Supremo. Además, desde el comienzo hasta el final del arco del ascenso, existen numerosos grados espirituales. El arco del descenso es llamado "comienzo"160 y el del ascenso es llamado "progreso". 161 El arco del descenso termina en la materialidad, y el arco del ascenso en la espiritualidad. La punta del compás, al describir un círculo, no hace ningún movimiento retrógrado, porque esto sería contrario al movimiento natural y al orden divino; de otro modo, se arruinaría la simetría del círculo.

Por otra parte, este mundo material no reúne tanto valor ni tanta excelencia como para que el hombre, después de haberse escapado de esta jaula, desee caer por segunda vez en la trampa. Antes bien, no merced al regreso sino merced a la Gracia Eterna es como la valía y capacidad auténticas de la persona se tornan aparentes al atravesar los grados del ser. Una vez abierta la ostra, se hará evidente si contiene una perla o materia inservible. Cuando la planta haya crecido producirá o bien espinas o bien flores: no hay necesidad de que crezca nuevamente. Además, avanzar y progresar en los mundos dentro de un orden inequívoco, y de acuerdo con la ley natural es la causa de la existencia. Un movimiento contrario a la ley y al orden de la naturaleza es la causa de la inexistencia. El retorno del alma después de la muerte es contrario al movimiento natural y opuesto al sistema divino.

En consecuencia, es absolutamente imposible alcanzar la existencia por medio del retorno. Es como si el hombre, después de haberse liberado de la matriz, regresara nuevamente a ella. Reflexiona acerca de cuán pueril es la imaginación implícita en la doctrina de la reencarnación y la transmigración. Sus defensores ven el cuerpo humano como a una vasija donde el espíritu estaría retenido de forma parecida a como el agua lo está en una copa de la que más tarde habrá de trasvasarse. Concepción semejante es una simpleza. No se dan cuenta de que el espíritu es una existencia incorpórea, que no entra ni sale, cuya relación con el cuerpo es tan sólo como la del sol con el espejo. De ser cierto que el espíritu, mediante su retorno a este mundo material, pudiera recorrer los grados de la existencia y adquirir la perfección suprema, sería entonces mejor que Dios prolongara la vida del espíritu en el mundo material permitiéndole que adquiriese perfecciones y mercedes. No habría necesidad entonces de beber de la copa de la muerte ni de adquirir una segunda vida.

La idea de que la existencia está restringida a este mundo perecedero, así como la negación de la existencia de los mundos divinos, proviene originalmente de la imaginación de ciertos creyentes en la reencarnación. Mas los mundos divinos son infinitos. Si estos culminasen en el mundo material presente, la creación sería fútil; es más, la existencia sería una mera simpleza. El objeto de estas existencias sin fin, que no es otro que la noble existencia del hombre, se reduciría a un ir y venir por unos pocos días dentro de esta morada efímera. Después de recibir castigos y recompensas, al final todos llegarían a la perfección ¡La creación divina y la infinidad de seres existentes lograrían ser cabales y perfectos; la Divinidad del Señor, las cualidades y nombres divinos estarían entonces abocados a la desidia y a la inacción en lo que concierne a su efecto sobre estos seres espirituales creados! "Glorificado sea tu Señor, el Señor que está santificado más allá de toda descripción". 162

Así era la mente limitada de los filósofos del pasado, como Ptolomeo y otros que supusieron que el mundo, la vida y la existencia se hallaban restringidos a este globo terrestre; quienes concibieron que este espacio sin límites se encontraba confinado dentro de las nueve esferas del cielo, todas ellas deshabitadas y vacías. Observa cuán limitados eran sus pensamientos y cuán débiles sus mentes. Quienes creen en la reencarnación piensan que los mundos espirituales están restringidos a los mundos de la imaginación humana. Además, algunos de ellos, como es el caso de los drusos y los nusairés, creen que la existencia se circunscribe a este mundo físico. ¡Qué suposición más ignorante cuando se repara en el hecho de que en este universo de Dios, revestido como está de la belleza, grandeza y perfección más consumadas, las estrellas luminosas del universo material son simplemente incontables! Así pues, conviene reflexionar sobre lo infinito e ilimitado de los mundos espirituales, que son la roca madre." ¡Estad atentos, oh vosotros dotados de discernimiento!". 163

Mas retornemos a nuestro tema. Las escrituras Divinas y los Libros Sagrados tratan acerca del "regreso". Los ignorantes no han comprendido el significado de la palabra, y quienes creían en la reencarnación han hecho conjeturas sobre el tema. Pues bien, lo que los Profetas divinos querían significar por "regreso" no es el regreso de la esencia, sino de las cualidades; no es el regreso de la Manifestación, sino el de las perfecciones. El evangelio dice que Juan, el hijo de Zacarías, es Elías. Dichas palabras no significan el regreso del alma racional y de la personalidad de Elías en el cuerpo de Juan, sino que las perfecciones y cualidades de Elías se hicieron manifiestas y aparentes en Juan.

Una lámpara brillaba anoche en este cuarto, y cuando esta otra lámpara brille, diremos que la luz de anoche ha vuelto a encenderse. El agua fluye de la fuente para más tarde dejar de hacerlo; y cuando, una vez más, comienza a fluir, decimos que su agua es la misma de antes, que fluye de nuevo. También solemos decir que esta luz es igual a la anterior. Otro tanto sucede con la primavera del año pasado, que estuvo cuajada de capullos, flores, frutos deliciosos y hierbas fragantes. Un año más tarde afirmamos que aquellos frutos deliciosos han vuelto, que aquellos capullos, aquellas flores y aquella lozanía han regresado nuevamente. Eso no significa que las mismas partículas que componían las flores del año pasado, después de descomponerse, se hayan combinado nuevamente para acto seguido regresar. Por el contrario, lo que viene a significar es que la delicadeza, la frescura, el perfume delicioso y los colores maravillosos de las flores del año pasado, resultan visibles y aparentes exactamente de la misma manera que las flores del presente año. Resumiendo, con este tipo de expresiones se hace alusión sólo a la semejanza y parecido que hay entre aquellas y estas flores. El "regreso" mencionado en las Escrituras Divinas pertenece a esta categoría de expresiones, como así queda explicado detenidamente por la Pluma Suprema164 en el Kitáb-i-Íqán. Remítete a él para informarte sobre la verdad de los misterios.

Exaltaciones y alabanzas sean sobre ti. (Abdul-Bahá, contestación a unas preguntas). Fe Bahái.


Alf Oscar Pinacchio
Descubriendo el ser autodidacta
Escrito por Alf Oscar Pinacchio
el 26/02/2011

Muy largo tu post matándote en intentar negar algo y convencerlos sobre tu postura...


Más allá de creer o no en la reencarnación, tu argumentación es inconsistente ya que te basas en suposiciones ¿Quién dice que el que cree en ella no cree en un mundo espiritual? ¿Quién dice que para los que creen, el espíritu y el cuerpo se asemejan a un vaso y agua contenida en él, aún siendo un ejemplo? ¿Quién dice que el propósito según los que creen en ella, es llegar a la perfección de mundo material? ¿Quién dice que el espíritu es la energía que pulula por allí como parte de la materia y adquir luego forma con ella? ¿Quién supone que materia y espíritu se contraponen aún estando uno sujeto al tiempo-espacio y el otro no? ¿Quién dice que Dios o como lo llame cada uno, está en lo alto y no pertenece a éste mundo?

¿Qué pasa con los apegos que cada uno tiene? ¿Cuando se muere ya se liberó y va al reino de los cielos si fue bueno y sino al infierno eternamente?


Uf, tantas preguntas hay... Lo cierto es que cada uno con sus creencias y lo bueno y grande es aceptarlas y no buscar argumentos para convencer sobre la irrealidad de lo que no se cree.


Además el tema aquí es si espíritu y alma son lo mismo...

Para mi no lo son.

Alma es el estado superior del ser, cuando éste expresa amor y sabiduría y los aplica con inteligencia...

Espíritu es Dios individualizado y se vale del alma para expresarse y llegar a ser él mismo en su estar, ser y actuar.

Juan Franco Cortes
Licenciado en teologia teologica
Escrito por Juan Franco Cortes
el 27/02/2011

Muy cierto oscar alma y espiritu no son iguales, el espiritu es la parte divina y el alma es el hombre en si, podemos decir que es la ventana hacia lo visible , tangible y todo lo que involucra el humano en si.

Alf Oscar Pinacchio
Descubriendo el ser autodidacta
Escrito por Alf Oscar Pinacchio
el 27/02/2011

El espíritu se vale del alma para expresarse y ser, mientras que el alma lo hace con la personalidad cuando ella lo permite (cuerpo-emoción-mente)

Chegar Hdez
Lic, educacion upn lic. pedagogia ices...
Escrito por Chegar Hdez
el 08/03/2011

Hola amigos de todos los comentarios que leí el tuyo Juan me atrajo mas, no por la negación de que si existe la rencarnacion, sino por el hambre de querer saber la verdad, y al leerte vi y recapitule mi propia experiencia, al igual que tu, un servidor pensaba lo mismo, la misma sociedad me había metido en el paradigma de la ciencia. Hasta que un día leí un libro taoista de meditación, y lo puse en practica, Bum, de eso tengo 7 años ahí comprendí que hay una ciencia del alma, que muy pocos seres humanos o el grueso de la población entiende y comprende.

Para no escribir con muchos argumentos solo quiero invitarte a que tu lo compruebes por ti mismo, medita... La meditación es una muerte provocada, y conquistarla puede tardar toda una vida , si no tranquilizas a la mente, la mente tiene que estar transparente, por eso en la antigüedad los hombres que iban al interior inventaban historias como la de Hércules cuando pelea con la hidra que le salen cada vez mas cabezas así es la mente, la respuesta para vencerla esta en la misma historia, pero es algo que cada ser humano debe descubrirlo, por si mismo, la espada y la piedra con la que lo vence representa de lo que todos han estado hablando del Alma y del Espíritu, ¿Quien pude ser el osado de atravesar el velo?
¡La verdad esta en el interior.!
Amigo busca indaga y el grande que hay en ti responderá
Al igual que tu Nicodemo no entendía como debía nacer de nuevo, por ello estamos aquí en la tierra, esa es nuestra misión, la unión.
Mis respetos y amor a todo aquel que se atreva a conocer la verdad y emprenda el camino de regreso a Casa. En amor y paz.
Roberto Edgar Hdez Garcia.