En este grupo En todos

Grupo de Derechos humanos



Ensayo sobre la violencia

maria
Escrito por maria
el 05/07/2010

ENSAYO SOBRE LA VIOLENCIA

(“El caos es un orden por descifrar”… Libro de los Contrarios)



Recibió el golpe y con el dorso de la mano se limpió la sangre que chorreaba viscosa por la boca… sintió el gusto dulzón y metálico entre los dientes, y unas ganas ciegas de no ser, de no existir, de desaparecer..

Luego fue el empujón violento contra el espejo de la cómoda, que la reflejó desquiciada y rota antes de quebrarse en mil trozos.

Se arrastró por el suelo entre los restos de vidrio inquietos, quería huir, escapar de ese dolor sordo que se le pegaba como una costra… pero el puntapié en las costillas la hizo replegarse como un bichito de la humedad… y luego otra… y otra…. Hasta que su cuerpo fue un sólo dolor sordo que la hacía arrastrarse hasta la puerta, y como una tenaza de carne y hueso sintió la mano en la garganta, prensando, apretando, inexorable.

Y entonces fue que gritó… no sé de qué parte de su ser salió ese aullido inhumano… de sus células… de sus genes… o todas sus viseras se unieron en un sólo alarido terrible.

En aquel momento él la soltó, asustado por aquel grito atroz y retrocedió…. Porque ese bulto ensangrentado ya no era humano… Era algo que crecía, salía por las ventanas, quebrando los vidrios, anegaba los pisos, caía como una catarata por la escalera, hacía estallar las bombitas y explotar los espejos.

Y esa cosa que ya no era humana gritó y gritó, hasta que las paredes se resquebrajaron y se hundieron… hasta que no quedó ladrillo sobre ladrillo.

Y en el barrio tranquilo, esa azul mañana de otoño, los vecinos lamentaron la fuga de gas que hizo desaparecer la casita rosada, dónde vivía la parejita feliz hacía unos años

“Es una pena, eran tan jóvenes y se llevaban de maravilla” comentó el farmacéutico de la esquina….

Más el viejo limonero, único sobreviviente del caos, lo miró con gesto agrio y dejó caer uno a uno todos sus limones


maría

Ángeles ...
Madrid, España
Escrito por Ángeles ...
el 06/07/2010

Muy buen relato, María. Creo es muy expresivo e intenso, tiene mucha fuerza, y está muy bien escrito. Además me parece muy ingeniosa la idea de la explosión de gas, y el final está muy logrado. Me ha gustado mucho. Te felicito.
Creo que todos debemos hacer lo posible (y lo imposible) por combatir la violencia en todas las facetas de la vida, tanto en los hogares como en las zonas de conflicto.
En el caso de la violencia contra las mujeres todos debemos ser conscientes de la gravedad del problema, y luchar con todas nuestras fuerzas por poner fin a esta violación de los derechos humanos, por que se investigue y se sancione a los responsables, por ayudar y apoyar a las víctimas, e intentar por todos los medios prevenir este tipo de actitudes.
Un abrazo. Ángeles