En este grupo En todos

Grupo de Filosofía



En memoria de Mario Benedetti

Eso
Escrito por Eso
el 19/05/2009

Que lo conozcas... A los artistas se los despide con aplausos... A los poetas no se los despide ¿No?

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009

EL PARAISO

Los verdugos suelen ser católicos

Creen en la santísima trinidad

Y matirizan al prójimo como un medio

De combatir al anticristo

Pero cuando mueren no van al cielo

Porque allí no aceptan asesinos

Sus víctimas en cambio son mártires

Y hasta podrían ser ángeles o santos

Prefieren ser deshechos antes que traicionar

Pero tampoco van al cielo

Porque no creen que el cielo exista.

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009

LOS HEROES

Resido en una región donde los héroes

Suelen morir de lumbre y osadía

Pero de todos modos esplenden fulgen

Siguen reverberando

Existen en los ojos de los niños

Y desde las grandes vallas comparecen

Transforman

Aprueban

Acompañan

En mi lejano país en cambio

Los héroes

Que también los hay

No pueden ser nombrados en voz alta

Ni siquiera aludidos por el llanto

Sencillamente no han sido autorizados

A existir como cadáveres

Y menos aún

Como cadáveres reverberantes

Ah pero ¿Quién podrá evitar

Que desde su inexpugnable clandestinidad

Esos muertos ilegales

Conspiren?

En El Paraiso siempre denotativo y profundo ¿Difícil no? Hablar para el pueblo,ser su voz,pero a la vez la instigación a la resistencia a abrir los ojos para vislumbrar que no hay futuro si no hay cambio,si la iglesia no se divorcia del estado y deja de venderse por sus propias ventajas mientras la caridad solo se ve en un “refugio” y la hermandad en una ideología común,por eso las antítesis se redoblan como los pasos de lo soldados en la marcha,o como los disparos en el frente.

Cielo /infierno medios/fines creyente/ateo victima/victimario traición/honor

La vida que solo vale por la lucha porque no hay trascendencia más que en la memoria de los sobrevivientes

En Los Héroes toma un concepto muy caro a los rioplatenses y se plantes el bronce y el disidente…del abuso,el oprobio,la opresión del régimen, imperante en muchos países latinos al mismo momento…lugar y tiempo se entraman en una realidad común en un contexto político y social aberrante …pero acá refina el léxico y lo torna casi borgiano emulando un poco el aplicable a una marcha donde iguala con el vocabulario a los permitidos y a los proscriptos,los desaparecidos,los refugiados,los sufrientes

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009
"

A los poetas se les reconoce.

Este me encanta.

Una mujer desnuda y en lo oscuro Una mujer desnuda y en lo oscuro tiene una claridad que nos alumbra de modo que si ocurre un desconsuelo un apagón o una noche sin luna es conveniente y hasta imprescindible tener a mano una mujer desnuda. Una mujer desnuda y en lo oscuro genera un resplandor que da confianza entonces dominguea el almanaque vibran en su rincón las telarañas y los ojos felices y felinos miran y de mirar nunca se cansan. Una mujer desnuda y en lo oscuro es una vocación para las manos para los labios es casi un destino y para el corazón un despilfarro una mujer desnuda es un enigma y siempre es una fiesta descifrarlo. Una mujer desnuda y en lo oscuro genera una luz propia y nos enciende el cielo raso se convierte en cielo y es una gloria no ser inocente una mujer querida o vislumbrada desbarata por una vez la muerte.

"

por Eldoitor (Mayo 2009)


Hermoso! ,"dominguea el almanaque",solo él puede caer en esta personificación desbaratarse en lo cursi... El tiempo se eterniza en el eterno femenino,lo prosaico,del marco,los lugares humildes,se transforman... Dos temas fuertes en su obra:la lucha y el amor

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009

Táctica y estrategia

Mi táctica es

mirarte

aprender como sos

quererte como sos.

Mi táctica es

hablarte

y escucharte

construir con palabras

un puente indestructible.

Mi táctica es

quedarme en tu recuerdo

no sé cómo ni sé

con qué pretexto

pero quedarme en vos.

Mi táctica es

ser franco

y saber que sos franca

y que no nos vendamos

simulacros

para que entre los dos

no haya telón

ni abismos.

Mi estrategia es

en cambio

más profunda y más

simple.

Mi estrategia es

que un día cualquiera

no sé cómo ni sé

con qué pretexto

por fin me necesites.

-------------------------
muy buena aclaración me olvidé de lo cotidiano o de las poesías al hombre cuelquiera... Y con respecto a lo otro bueno al menos no lo dudo... Es más doy fe...

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009

Si Dios fuera una mujer

¿Y si Dios fuera una mujer?

-Juan Gelman

¿Y si Dios fuera mujer?

pregunta Juan sin inmutarse,

vaya, vaya si Dios fuera mujer

es posible que agnósticos y ateos

no dijéramos no con la cabeza

y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez

para besar sus pies no de bronce,

su pubis no de piedra,

sus pechos no de mármol,

sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos

para arrancarla de su lontananza

y no habría que jurar

hasta que la muerte nos separe

ya que sería inmortal por antonomasia

y en vez de transmitirnos SIDA o pánico

nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría

lejana en el reino de los cielos,

sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,

con sus brazos no cerrados,

su rosa no de plástico

y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío

si hasta siempre y desde siempre

fueras una mujer

qué lindo escándalo sería,

qué venturosa, espléndida, imposible,

prodigiosa blasfemia.

----------------------

Epa.... Por poco cuelgo "Corazón Coraza",pero tengo una linda casualidad estaba leyendo uno... Y se me da por ver si le hicieron mérito de pag. Etc. Y justo en una portada encontré el poemita junto a un texto referido al Cervantes



Síndrome

Todavía tengo casi todos mis dientes
casi todos mis cabellos y poquísimas canas
puedo hacer y deshacer el amor
trepar una escalera de dos en dos
y correr cuarenta metros detrás del ómnibus
o sea que no debería sentirme viejo
pero el grave problema es que antes
no me fijaba en estos detalles.

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009

TE QUIERO

Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia
si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos
tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro
tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía
si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos
y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero
y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola
te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente vive feliz
aunque no tenga permiso
si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho mas que dos.

--------------------------------
Encontré poemas nuevos que no están en "Inventario",y que los conocía porque suelen interpretarlos muy buenos cantantes,pero no sabía que la letra era de él,si bién varios poemas de amor hace años que los interpreta Nacha... Capáz que la conoces,vivió un tiempo en México,exiliada... Demás está decir y trabajó en El Lado Oscuro Del Corazón(1992),una peli de Eliseo Subiela
Ah,también está presente Mario Benedetti ,interpretando a un "poeta alemán"... Y poiesías de Juan Gelmán... Toda una joyita

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009

Estados de ánimo

A veces me siento

como un águila en el aire.

-Pablo Milanés

Unas veces me siento

como pobre colina

y otras como montaña

de cumbres repetidas.

Unas veces me siento

como un acantilado

y en otras como un cielo

azul pero lejano.

A veces uno es

manantial entre rocas

y otras veces un árbol

con las últimas hojas.

Pero hoy me siento apenas

como laguna insomne

con un embarcadero

ya sin embarcaciones

una laguna verde

inmóvil y paciente

conforme con sus algas

sus musgos y sus peces,

sereno en mi confianza

confiando en que una tarde

te acerques y te mires,

te mires al mirarme.


------------------------
que va! Nunca me acuesto anes de la madrugada... Estaba leyendo algunos comentarios de gente que me encanta leer... Y además copié del texto hasta que me dí cuanta que seguramente habían plagado la red con poesías... Y efectivamente le copiaron casi toda la obra cosa que me ayudó bastante.
Cuando traté este tema en el foro de lectura,no había casi nada de él y tuve copiar poesías a lo loco. Ahora también estoy tratando de evitar usar las mismas...

El Once:
la falacia porque el mandamiento husa "hombre"en sentido genérico le sirve para manifestar otra cuestión respecto a la negación que tenía hacia las instituciones,y el casamiento es una... Este mandamiento va contra lo natural en el hombre tratando de proscribir el deseo desde su propia raíz,que es el pensamiento deseoso de X ya que luego se aclara que se peca al pensar... Historicamente el mandamiento 11 no tiene sentido porque las mujeres casadas si cometían adulterio eran apedreadas para eso estaban las prostitutas...
Benedetti en su caracter de no creyente rechaza la idea y la cuestiona irónicamente,en este poemita. Creía en el amor libre o sea sin papeles ni de La Iglesia ni del Estado... Pero para no caer en lo obvio invierte la cuestión genérica... Además las mujeres en la época de escritura eran las más apegadas a la moral burguesa y a la letra. Un saludo

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009

usa logicamente va sin /H/... Cuando la mano corre más rápido que el pensamiento pasa...


Hagamos un trato

Cuando sientas tu herida sangrar

cuando sientas tu voz sollozar

cuenta conmigo.

(de una canción de Carlos Puebla)

Compañera,

usted sabe

que puede contar conmigo,

no hasta dos ni hasta diez

sino contar conmigo.

Si algunas veces

advierte

que la miro a los ojos,

y una veta de amor

reconoce en los míos,

no alerte sus fusiles

ni piense que deliro;

a pesar de la veta,

o tal vez porque existe,

usted puede contar

conmigo.

Si otras veces

me encuentra

huraño sin motivo,

no piense que es flojera

igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato:

yo quisiera contar con usted,

es tan lindo

saber que usted existe,

uno se siente vivo;

y cuando digo esto

quiero decir contar

aunque sea hasta dos,

aunque sea hasta cinco.

No ya para que acuda

presurosa en mi auxilio,

sino para saber

a ciencia cierta

que usted sabe que puede

contar conmigo.

El promete su incondicionalidad,sin cura ni juez,sin el aparato de control burgués,al que le veda el paso a entrometerse en lo privado del corazón. La libertad de sentimiento implica prometer a una entrega sin pedir reciprocidad

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009

Además de que me encanta que reconozcan a los poetas de mi tierra... Y ojo que no me lo apropio( ¿O si? ),él se apoderó de nosotros y nos adoptó... Tiene que ver con un valor que le otorgaste al sacar este tema en un foro de filosofía.
Mario no separaba la vida del arte,pero no era solo poeta sino que ribeteaba en ser- pensador.

Se puede o no estar de acuerdo, pero su integridad es innegable,vida y pensamiento-ideología son inseparables en él,y sus poesías son el espejo del mismo ánimo combativo que pasada la juventud supo conservar... Contradiciendo el concepto griego que ve en la ceguera una amplitud de la visión... El siempre tuvo los ojos abiertos y actuó como vehículo para que los "cuasividentes" perfeccionen la suya

Eso
Escrito por Eso
el 20/05/2009
" AMOR, DE TARDE
Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme « ¿Qué tal? » y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.

"

por Eldoitor (Mayo 2009)


la rutina que le roba al encuentro... "y soy una manija... Las antiguas maquinas de calcular se apoderan de su brazo pero no de su mente y sus anhelos = "... Que calcula intereses"

la nostalgia es parte de nuestra idiosincrasia... Vivió bastante acá... Tal vez por eso

Viceversa

Tengo miedo de verte

necesidad de verte

esperanza de verte

desazones de verte.

Tengo ganas de hallarte

preocupación de hallarte

certidumbre de hallarte

pobres dudas de hallarte.

Tengo urgencia de oírte

alegría de oírte

buena suerte de oírte

y temores de oírte.

o sea,

resumiendo

estoy jodido

y radiante

quizá más lo primero

que lo segundo

y también

viceversa

------------------------------------------------

éste tiene cierta concordancia con "Corazón Coraza",no en emplear metáfora bélica,sinó en la repetición de palabras que denotan un termino medio entre inseguridad -certeza , oda-lírica,marcha-poema

Eso
Escrito por Eso
el 21/05/2009
" HASTA MAÑANA
Voy a cerrar los ojos en voz baja
voy a meterme a tientas en el sueño.
En este instante el odio no trabaja
para la muerte que es su pobre dueño
la voluntad suspende su latido
y yo me siento lejos, tan pequeño

que a Dios invoco, pero no le pido
nada, con tal de compartir apenas
este universo que hemos conseguido

por las malas y a veces por las buenas.
¿Por qué el mundo soñado no es el mismo
que este mundo de muerte a manos llenas?

Mi pesadilla es siempre el optimismo:
me duermo débil, sueño que soy fuerte,
pero el futuro aguarda. Es un abismo.

No me lo digan cuando me despierte.

"

por Eldoitor (Mayo 2009)

No te lo digo...

hablando de torturarse con el encuentro,el mejor poema al respecto es de otro poeta... Pero no lo copio porque el homenaje es para éste.... Fijate como grita

Lo que necesito de ti

No sabes como necesito tu voz;
necesito tus miradas
aquellas palabras que siempre me llenaban,
necesito tu paz interior;
necesito la luz de tus labios
! Ya no puedo... Seguir así!
... Ya... No puedo
mi mente no quiere pensar
no puede pensar nada más que en ti.
Necesito la flor de tus manos
aquella paciencia de todos tus actos
con aquella justicia que me inspiras
para lo que siempre fue mi espina
mi fuente de vida se ha secado
con la fuerza del olvido...
me estoy quemando;
aquello que necesito ya lo he encontrado
pero aun! Te sigo extrañando!



Eso
Escrito por Eso
el 21/05/2009

Ay del sueño

Ay del sueño
si sobrevivo es ya borrándome
ya desconfiado y permanente
y tantas veces me hundo y sueño
muslo a tu muslo
boca a tu boca
nunca sabré quién sos

ahora que estoy insomne
como un sagrado
y permanezco
quiero morir de siesta
muslo a tu muslo
boca a tu boca
para saber quién sos

Ay del sueño
con esta poca alma a destajo
soñar a nado tiernamente
así me llamen permanezco
muslo a tu muslo
boca a tu boca
quiero quedarme en vos

Eso
Escrito por Eso
el 21/05/2009

La angústia y la muerte no son sinónimos ¿De verdad pensas que el hombre espera la muerte?... Yo creo que al ser un inponderable es lo único seguro... ¿Para qué esperar? ,mejor abocarse en el hoy
En la anterior usa el tópico eros/tánatos o bios/tánatos. El exilio ,la separación forzada destruye lo primero(eros,bios) ,pero en este tipo de opuestos ninguno sobrevive sin el otro,por lo tanto tánatos queda eliminado... Nuestra continuidad puede ser una transferencia de nuestro hoy en el mañana propio o de otro

DIGAMOS

1.
Ayer fue yesterday
para buenos colonos
mas por fortuna nuestro
mañana no es tomorrow

2.
Tengo un mañana que es mio
y un mañana que es de todos
el mío acaba mañana
pero sobrevive el otro.

Eso
Escrito por Eso
el 21/05/2009

Un poquito de ileología para responder el pareadito

HETERÓNIMOS

Mesianismo leninismo
fetichismo leninismo
exitismo leninismo
moralismo leninismo
heroísmo leninismo
y machismo leninismo

continuismo leninismo
cristianismo leninismo
reumatismo leninismo
optimismo leninismo
exorcismo leninismo
y marxismo leninismo

mal que bien
no son lo mismo


En la anterior "perdida o encontrada" usa un recurso de otro que me mata ,Aleixandre,donde el coordinnte disyuntivo toma el valor del copulativo (y)

Eso
Escrito por Eso
el 21/05/2009

Contraofensiva

Si a uno
le dan
palos de ciego
la única
respuesta eficaz
es dar
palos
de vidente.

Javier19 Begazo
Panamá, Panamá
Escrito por Javier19 Begazo
el 22/05/2009

(Sobre la Poesìa) Autor FERNANDO ABAD DOMINGUEZ

Que la poesìa debe ser primero ètica que estètica, que debe ser ciencia, técnica, artesanía, ancha e irreductible, un arma, una forma superior de lucha con sus imágenes... Una “álgebra profunda”. Un producto de cierto trabajo no alienado purificado y purificante... Una alquimia del ser liberado. Trabajo que no es mejor o peor que otros, que no es beneficiario de “iluminaciones” o privilegios de especie o clase. Trabajo de exteriorización humana en que las formas vibran emocionalmente electrizadas. Poesía que no está sólo en las formas. Poesía que comienza en las ideas para la libertad, que es capaz de transformar la vida... Cambiar al mundo. El poeta necesario debe ser primero revolucionario. ¿Por qué no?

Declaramos:

Que un poeta deberá ser militante de la libertad o será nada. Un poeta deberá ser investigador fantástico de la Imagen, rebelde en la práctica. Será un trabajador, obrero de la destrucción y la construcción dispuesto a transformar cuanto diagnóstico y pronóstico dicte la dialéctica del intelecto y la realidad para hacerse caminos a la libertad... Cuanto antes. Militante que habrá de valerse de cuantos medios tenga al alcance para movilizar todos los ejércitos emocionales hacia el triunfo final de la humanidad en contra de todas las opresiones. Poeta militante transformador, revolucionario que expande e inaugura visiones y conciencia con el deber social de la creación que individualmente practica para regocijo suyo y de una humanidad sin clases, sin estado, sin propiedad privada. Poesía militante en la ciencia, la educación, la tecnología, la pintura, danza, cine, video, literatura... Poesía de vivir y compartir la vida. Poesía magnética que encienda todas las máquinas amorosas, poesía para la resolución de los problemas en la vida práctica.

¿Será pedir mucho que todos nuestros poemas giren por la palabra Revolución. Por una Revolución que impulse para salir de los marcos desesperantes de la vida miserable, la debilidad y la impotencia? Saldrá de ahí. [4]

Declaramos:

(…)Revolución poética que gozará la vida por todos los poros como una música organizadora contraria a lo arbitrario, la estupidez y la gratuidad. Y si logramos algunas imágenes bellas esas serán las de la Revolución (no las de una secta, no las de una imposición dogmática, no las de una burocracia) que les da su valor y sentido (y por sentido hay que entender no lo que quieren decir sólo de una manera lúcida y clara sino su razón de ser... Poética, emocional y amorosa) Será precisamente poesía donde toma parte otra especie de música intelectual desde el fondo del corazón. No se trata de tirar imágenes, como se tira el anzuelo, al azar. Será la historia vuelta conciencia en imágenes necesarias, imágenes exigentes y en acción.

Organizarse no es amontonarse.

(…)

Esto es un llamado a los artistas, intelectuales, investigadores, preguntadores, estudiadores y enseñadores, que sueñan y trabajan por transformar el mundo, a unirse en un frente único mundial por la construcción de una revolución también poética permanente.

Aparece en un momento en que el imperialismo neo-nazi avanza, los gobiernos aplican políticas de superexplotación en todas partes. Las dos tercias partes del mundo son colonias. Los rebeldes sobreviven perseguidos, calumniados, encarcelados, o exiliados. Hoy más que nunca es importante agruparnos contra las amenazas y los enemigos: la prostitución imperialista del “mercado global”, la guerra ideológica en los misiles y en los mass media, la persecución de los lebreles neoliberales en fábricas, aulas, oficinas, calles... (…)

Organizarnos incluso para ganar espacios en la formación poética y política individual y social, hacia la transformación y resignificación del concepto poesía y su práctica rumbo a la liberación definitiva de la poesía de las connotaciones literarias que la restringen a menudo. Tarea que logrará identificar la poesía en la ciencia como en las artes, en el arado como en el microscopio. Tarea para quebrar todo exclusivismo de la poesía. Tarea y lucha que desde un campo específico busca ampliarse y tejerse con la lucha totalizante contra la explotación. Tarea y lucha en el campo técnico y en el campo ideológico. La poesía debe ser hecha por todos.

Nuestra beligerancia poética y revolucionaria abreva la certeza de lo mejor, la certeza de que es posible cambiar al mundo sobre la base de un plan mundial construido por el espíritu de una humanidad dispuesta a sacudirse la explotación, organizada de una vez por todas. Certeza del salto cualitativo que la conciencia da, dialécticamente, hacia un estadio superior, certeza que se moviliza, desde y hacia, programas del dicho al hecho. (…)

Esa poesía revolucionaria no es poesía fabricada para el culto de la vanidad salivosa. No es engendro vomitado a destajo en trances de prostitución o cursilería negociables. No es palabrería santificada entre genitales insatisfechos ni resurrección de calenturas patrioteras. No retruécanos para esclavizar amoríos eyaculatorios de caballeros o niñas sensibleros, se llamen como se llamen, publiquen lo que publiquen o se premien como se premien [6] .

La devoción por la poesía revolucionaria se profesa en categorías rigurosas. La ética como estética del futuro, la libertad como sentido central, lo maravilloso como conquista dialéctica... Es decir, poesía necesaria, la poesía arma-herramienta de lucha y liberación capaz de iluminar con sus fulgores las zonas más intrincadas del la vida, de los universos interiores y exteriores, luz multi direccional, luz centrífuga y centrípeta hacedora de formas nuevas, venidas de la materia, del tiempo y el movimiento en la producción emocional de todos, la magnificencia misma de la humanidad estremecida con poesía para la poesía revolucionaria. Luz de metralla escalofriante, luz de repetición y turbulencia que agita corazones y espasmos. La belleza convulsiva. Luz magnética que atrae magnificencias al terreno de los hechos. Poesía lumínica que transforme al mundo... Que transforme la vida.

El FMI tiene los más bajos intereses .

Sabemos que hay riesgos como nunca en las circunstancias presentes. Es imposible revitalizar el mundo en que vivimos, es inútil aferrarse a él, es preciso atreverse a cambiarlo desde sus logros mejores. Y eso tiene costos que son hoy por hoy ineludibles. La revolución poética conducirá a la humanidad a sus fuentes verdaderas. Pondrá a trabajar incluso los miedos todos en la construcción solidaria del futuro. Una vez que hayamos asumido un estado de visión semejante ya no será posible, como antes, confundir la mentira con la verdad. Habremos visto lo que poesía y revolución son juntas, de dónde proceden y ya no habrá dudas.

No consideramos a la poesía revolucionaria como un medio para acceder a un mundo “ideal”, “perfecto” dogma de sectarios, sino para salir de uno falso. A condición de pensar una revolución poética permanente nos proponemos una revolución aplicable a todos los estados del espíritu, a todos los géneros de la actividad humana, a todos los estados del mundo, a todos los hechos de moral establecida, a todos los órdenes del espíritu. Esta revolución apunta a una transformación general de los valores, apunta a la ruptura y la descalificación de la lógica explotadora a la que perseguiremos hasta la extirpación de todos sus reductos [7] .

Apunta a la reclasificación espontánea de las cosas según un orden más profundo y más preciso e imposible de dilucidar mediante la razón de la miseria. Apunta a un orden, organización, sensible e inteligente. Entre el mundo burgués y nosotros, la ruptura está claramente establecida. Nosotros no hablamos de hacernos comprender bajo las maneras ordinarias, hablamos de explorar lenguajes nuevos no exclusivos ni excluyentes, con el filo de nuestra obstinación revolucionaria encarnizada, para que conmocionemos, desequilibraremos el pensamiento hegemónico. Y, sin negar los mejores logros, avanzar desde donde estamos.

Nada legitima la pretensión de fijar para la poesía definiciones terminales. Su límite se fija contradictoriamente entre la necesidad filosófica de ensayar proposiciones y la “naturaleza” de un fenómeno, en muchos sentidos, inaprensible, indeterminable, misterioso y complejo hasta nuestros días. Ya hay una tradición larga, hija del ensayo y el error, que ha intentado establecer plataformas, puntos de observación, miradores... Armados con telescopios metodológicos, ideológicos y científicos variopintos. La suma de las partes sigue lejos del todo para tranquilidad de muchos y desesperación de otros. Desiguales y combinadas. Verdades profundas que saben lo que aprende a saber la poesía revolucionaria.

“La mano que maneja la pluma vale tanto como la que conduce el arado” Arthur RIMBAUD

No nos cabe la menor duda de que esta revolución poética se opone a la continuidad absoluta de la miseria que, entre otras calamidades, frena toda forma de desarrollo. No nos cabe la menor duda de que estamos contra la muerte impuesta impunemente por la decisión de los patrones y sus intereses. (…)

Unidad no es uniformidad.

En nuestros días es necesario sembrar la poesía revolucionaria por todas partes, impulsar términos nuevos hasta que el espíritu alcance la idea absoluta de la necesidad revolucionaria, en el sístole y el diástole, donde se pondrá en marcha la unidad, no uniforme, de todas las categorías poéticas. Esta revolución debe ser hecha por todos, no por uno, lo mejor es agruparse, no amontonarse, pero no para hacer triunfar pequeños intereses individuales, sino para cambiar la vida, las estructuras sociales y la realidad del individuo. En la revolución poética, la realidad exterior no es indiferente ni distinta a la interior.

Uno sabe que la conciencia revolucionaria se adquiere gracias al contacto con muchas experiencias concretas, que no es la conciencia la que hace a la realidad sino la realidad la que hace a la conciencia, y que así es como el desdoblamiento de la personalidad poética y el de la personalidad militante se efectúan simultáneamente. (…)

“Puede afirmarse sin exageración que jamás la civilización humana estuvo amenazada por tantos peligros como lo está hoy. Los vándalos con la ayuda de sus medios bárbaros, es decir, harto precarios, destruyeron la civilización antigua en un limitado rincón de Europa. Actualmente es la civilización mundial completa, en la unidad de su destino histórico, la que se tambalea bajo amenaza de unas fuerzas reaccionarias armadas con toda la técnica moderna. No sólo pensamos en la guerra que se avecina. Ya, desde ahora, en tiempos de paz, la situación de la ciencia y del arte se ha vuelto absolutamente intolerable”. Manifiesto por un Arte Revolucionario e Independiente.

Cualquier parecido con las coincidencias es pura realidad

Para hablar de la Cultura no hay que ponerse solemnes... Hay que ponerse beligerantes. La Cultura es una de las tantas formas que tiene la vida para expresarse. Es una producción humana, vital y compleja que anida lo que somos, cómo estamos, que sentimos, gozamos y padecemos. No es una pose, no un desplante. En la Cultura está escrita nuestra realidad, para gusto o disgusto, para bien o para mal. La Cultura no es un “Dios” extra- terrestre afincado en limbos o palacios desde los cuales ilumina a unos cuantos elegidos. La Cultura es una producción humana concreta y determinada socialmente que se impulsa desde nuestras necesidades humanas más profundas y se produce (y reproduce) en las condiciones objetivas de nuestra existencia mundial, regional, local, individual y viceversa. Y la Cultura ha sido secuestrada por el capitalismo.

Cuanto debería servirnos para impulsar el desarrollo humano es usado para frenarlo y someternos. Los grandes logros convertidos en armas para el atraso. La Cultura secuestrada para detener su desarrollo... Nuestro desarrollo. A estas alturas de su crisis el capitalismo que supo desarrollar formas de Cultura importantísimas para su beneficio es hoy por hoy obstáculo para cualquier forma de desarrollo incluido el Cultural. El problema de la Cultura es también un problema de clase.

Nada de lo que le pasa a la Cultura es distinto a lo que le pasa a las sociedades en su totalidad. Es Cultura la producción artesanal y es Cultura la producción industrial, es Cultura la producción para la panza y es Cultura la producción para el espíritu. La Cultura es producción y fuerza de producción. Es decir la Cultura es trabajo. Trabajo sometido a las mismas calamidades y contradicciones a que es sometida toda forma del trabajo. Incluida la explotación, incluida la marginación, incluida la ignorancia, la miseria y la usurpación.

A las más importantes conquistas Culturales de la humanidad también ha ocurrido el saqueo, la malversación y el robo para beneficio de unos cuantos y la explotación de la mayoría. Muchos de los mejores logros de las ciencias y las artes viven secuestrados bajo el imperio de comerciantes que hacen pasar por logro moral su habilidad impune para beneficiarse con lo que en realidad es propiedad humana colectiva: la producción del saber... La Cultura. Maquinarias, medicamentos, tecnología, medios de comunicación, pinturas, esculturas, lenguajes... Una arsenal de conquistas humanas al servicio de un sector o clase que con violencia administrada (Cultura bélica) saquea y destruye las fuerzas productivas de la Cultura a diestra y siniestra.

No soñemos una política Cultural plena en una sociedad enferma. Soñemos la transformación de la sociedad y además la transformación de su Cultura.

Nuestro método particular es totalizador.

Nuestro método totalizador es particular.

Hay en el concepto Cultura una vocación aglutinante que comprende casi a la totalidad de las actividades humanas derivadas del trabajo e impulsadas por él. La ensalada de definiciones que se ha producido alrededor del concepto Cultura no alcanza para agotarlo. Ni por su definición ni por su función. En todos los casos los que hemos conocido hasta hoy como Cultura constituye una producción fetichizada, desigual y combinada, plagada por contradicciones de clase que (aun con logros extraordinarios) está lejos de contribuir efectivamente a la liberación definitiva de toda forma de explotación. Muchas veces ha sido todo lo contrario.

No se puede (o debe) pensar la Cultura al margen del estado que guarda objetivamente el desarrollo de las fuerzas productivas. Ella mismo lo es. Cultura es todo lo que produce el trabajo, alienado o no [9] . No se debe pensar el trabajo (incluido el de la Cultura) sin los trabajadores, sus circunstancias, las calamidades que los marcan y las potencialidades liberadoras posibles. Para eso hay que confrontar críticamente a los nacionalismos cerrados, localismos, regionalismos, chauvinismos e individualismos que se agazapan tras ciertas “buenas voluntades” que quieren crear y difundir Cultura bajo un modo de producción vertical, sectaria, iluminista y enciclopédica. Detrás de muchos discursos pro-Cultura, pro-identidad... Hay componentes reaccionarios, conservaduristas y burgueses que se oponen a otra producción cultural animada esta vez por un proyecto revolucionario.

Ya hemos visto que a la Cultura se la usa como Caballo de Troya [10] . En las escuelas, los espectáculos, los círculos intelectuales y científicos... Para desembarcar ejércitos ideológicos y doctrinas domesticadoras que “elevan” al espíritu de los pueblos y lo alejan de esos de hábitos “ignorantes” que afean el decorado burgués. Ya hemos visto, bajo todas sus variantes, el ataque modelizador de conductas que se visten con lentejuelas “cultas” para esconder discursos donde sólo los valores dominantes tienen cabida. Ya hemos visto el circo oligárquico de los empresarios que ven en la Cultura ese toque de “gran estilo” que hace pasar por “culto” cualquier ardid para llenar teatros, hoteles, aviones... Destinos turísticos. (…).

No hay tesis coherente sobre Cultura, si se omiten las condiciones concretas donde se produce y de quienes la producen. Aunque en la concepción burguesa de Cultura se den cita enunciados con apariencia pluralista, democrática e incluso “revolucionaria”... Es necesario establecer que en una sociedad dividida en clases el debate sobre la Cultura es ineludiblemente un debate de clase. La Cultura no es un acontecer abstracto que puede despegarse de las condiciones concretas y las necesidades colectivas. No son (aunque lo crean) los artistas, los científicos ni los intelectuales dueños o hacedores únicos de la Cultura [11] .

Lo que hasta hoy conocemos como Cultura sigue siendo forma prehistórica que reproduce ampliadamente, en hechos, la conciencia (ideología) hegemónica. La Cultura sólo se desarrollará sobre sus mejores conquistas, dialéctica y colectivamente, cuando la sociedad logre su emancipación definitiva. (…)Mientras tanto los logros impulsados desde las ciencias, artes o tecnologías, hasta hoy privilegio de pocos, son sólo índices de un grado importantísimo pero parcial del desarrollo humano total. Si un programa político de Cultura no se pone por eje modificar semejante encrucijada, simplemente es extensión de lo mismo que ya nos ha mostrado su incapacidad para impulsar el desarrollo de las fuerzas productivas bajo un plan distinto que sea hecho desde una humanidad en sí y para sí.

En general el esmero, detalle, pulcritud y palabrería con que se elaboran los planes y plataformas Culturales desde los gobiernos al servicio de la burguesía, son púlpitos para un clientelismo disfrazado de erudición que extorsiona a los pueblos con la jugarreta de un saber burocrático concentrado en su vanidad de poder [12] . No les faltan especialistas, títulos ni argumentos de clase, son impecables en la logística de las prebendas y canonjías. Son suficientemente escolásticos y eclécticos, y, sobre todo, son eficientemente demagógicos. Rinden informes detallados, hacen pasar por riqueza Cultural una red miserable de auto-proclamaciones llenas de aplausos para un rey tuerto que gusta de tragar ojos de súbditos. Algunos ganan premios internacionales.

Muchos intelectuales hoy convertidos en sepultureros de utopías, proclaman sin rubor el paraíso terrenal de las economías de mercado y festejan la libre competencia mercantil de la Cultura. El discurso neoliberal que apetece gobiernos "ahorrativos" y "esbeltos", mantiene en la más vergonzosa miseria a la producción Cultural que no le es funcional incluyendo a la educación. Terrorismo oficialista de la ignorancia. Los yupies intelectuales aplauden.

Somos testigos, protagonistas y víctimas de una guerra ideológica virulenta empeñada en imponer los valores éticos, estéticos y morales burgueses más nocivos y aberrantes. Padecemos el gran embrollo de las reorganizaciones mercantiles trasnacionales que, en sus rebatingas, se esmeran para adoctrinar a las sociedades con moralejas empiriocriticistas, pragmatistas y tecnocráticas. Se asesina al espíritu rebelde, sus creaciones, enseñanzas y comunicaciones a cambio de criterios post modernos neoliberales que entienden al Estado como hoobie gerencial.

En América Latina los recortes presupuestales más violentos son en materia de gasto social, Cultura y educación salud. Recursos fiscales malversados.

Existe una escalada terrorista gubernamental empeñada en devastar el trabajo intelectual o artístico populares, desde la investigación científico-tecnológica, hasta los salarios de los docentes. Hay cada vez menos recursos económicos asignados para equipar escuelas, universidades, institutos y museos si no son complacientes con el aplauso a la indiferencia y a saqueo. Se publican sólo libros de autores conniventes con el sistema, se crean sólo centros Culturales para desplantes individualistas y mafias intelectuales y se fortalece cierta satanización ideológica que tilda de aburrido todo lo que es, invoca y sostiene críticas. Los niños, adolescentes, jóvenes y adultos escriben y leen menos y peor.

Hoy domina la idea de que todo proyecto Cultural debe ser "rentable" y se le somete a leyes de comercialización desleales. Hay que ver los estragos ocasionados por la televisión, la radio, el cine y los medios impresos burgueses. Específicamente por ese modo de producir mensajes domesticadores para el consumismo como filosofía central de toda razón de existir en cualquier ámbito y concepto. Hay que ver la vulgaridad, mediocridad, tergiversación y manipulación impunes de las industrias massmediáticas y el "cuarto poder" que se cree propietario de la opinión pública. Cultura de la miseria. [13]

Retrato de una Cultura occidental judeocristiana en crisis que declina en paralelo con la crisis general del capitalismo. Cada cambio Cultural del estado burgués, cada ajuste, es maquillaje disimulador de estertores agónicos. Crisis que se convierte en arremetidas calculadas para precipitar el domesticamiento grupal con proyectos cada vez más represivos. La Cultura se ha convertido en herramienta de seguridad nacional en una guerra ideológica de intensidad variable que se regula según los imperativos de control de conciencias más urgentes y caros al régimen de explotación.

Es impensable una transformación Cultural sin una transformación social profunda. (…)La emergencia de una Cultura nueva supone la emergencia de condiciones sociales concretas donde estén saldadas primero las deudas históricas en materia de alimentación, hábitat y salud... (…)

En todos sus significados la producción de una Cultura no alienada supone la existencia del trabajo no alienado y la posibilidad de participar libremente que en cada momento. Supone un pie de igualdad en las condiciones de producción Cultural, un acceso irrestricto a las herramientas de producción y la construcción de espacios, medios y modos para la exhibición libre de las propuestas y logros. Pero especialmente supone conciencia de las necesidades Culturales puesta en programas legitimados colectivamente para una praxis no sectaria, no iluminista y no burocrática de la creación y recreación de la Cultura.

En circunstancias así la división del trabajo Cultural debe desaparecer y debe desaparecer todo halo fetichista. Un trabajador de las artes, las ciencias o la educación es un trabajador más, igual que todos, sus posibilidades de desarrollo están determinadas por el desarrollo de todos y sus producciones, incluso con las peculiaridades más innovadoras, deberían ser contribución al desarrollo general de los seres humanos liberados de la explotación.

Arte no es lo mismo que Poesía.

Los poetas, pintores, músicos, teatristas, vídeoastas, intelectuales, bailarines... No son más dueños ni más hacedores de Cultura que los obreros, los panaderos, los electricistas... La idea de creación Cultural restringida a inteligentes o genios reproduce la separación clasista de la sociedad y la fetichiza. Los talentos individuales, que son innegables, deben explicar históricamente a qué intereses sirven.

Estamos sometidos a un modo de producción Cultural oligarca y burocrática porque estamos desorganizados. Hay vicios no poco esnobistas en muchos productores de Cultura envenenados de vanidad que impiden su autoconciencia de trabajadores necesitados de una organización política para una lucha emancipatoria. Se trata de una soberbia individualista paralizante y repelente a la crítica y la autocrítica. ¿Podrá cambiarse?

(…)Con la poética engendrada por la revolución toda arma es además relato de la gesta gracias a necesidades conscientes y a una imaginación colectiva no alienada. No son panfletos, no son pose y falacia. Las armas de la poesía revolucionaria son relato de una teoría y práctica transformadoras que recuerdan siempre sus objetivos como un reloj histórico que apunta, con sus manecillas, la hora del triunfo.

Nuestra revolución poética es violenta e intransigente, de ruptura, de grandes y aguerridos gritos que pronuncian un "no" un “ya basta” un “que se vayan todos” un “proletarios del mundo uníos”. Nuestra beligerancia surrealista es vanguardia del espíritu, de la sensibilidad, de la poesía. (…)

Esta idea de revolución unida a la poesía no es otra cosa que la poesía al servicio de la revolución. En el corazón de la revolución reposa el amor, la poesía, lo maravilloso. La vida no es un fluir lineal predestinado, fluye en estallidos hacia fuera gracias al amor con su erotismo, por eso los modos más elevados de comunicación deben ser acción y reflexión en el pensamiento poético revolucionario. La revolución, el acto de amor y el acto de poesía no son incompatibles. La comprensión de esta premisa complementa toda nuestra táctica y estrategia... Mostrar al amor como una ceremonia (un lenguaje) que no se realiza a espaldas de la sociedad y que es una necesidad primordial para una vida que se dignifique en y con la lucha. Lucha en primera y última instancia con amor revolucionario en un mundo en transición hacia un amor revolucionario permanente. El amor es en nuestra definición guerrera, reconocimiento de la revolución en la persona amada, es la libertad, es ceremonia, purificación y piedra de fundación: el misterio de la persona libre. La poesía se hace en el lecho como el amor. Sus sábanas deshechas son la aurora de las cosas. La poesía se hace en los bosques y en las fábricas, en las escuelas y en los límites. Debe tener todo el espacio que necesite.

Para preguntar por la hora de la revolución la humanidad debe preguntar por sí. Entonces otro mundo puede nacer de la contradicción entre lo que vivimos y cómo queremos, debemos, merecemos vivir. Puede nacer una revolución ahí donde la conciencia se disponga a evitar toda caída en la miseria del mundo. Eso será también poética revolucionaria que, de la teoría a la práctica, y viceversa, contribuya, objetiva y subjetivamente, en la destrucción del imperio burgués y al ascenso del espíritu libre, hacia una humanidad plena.

También la poesía, que es necesidad y realización humana, ha sido sometida a las calamidades a que se somete toda propiedad colectiva. Manoseada, denigrada y secuestrada para beneficio de un plan perverso fundado en destruir la fuerza emocional de la humanidad. Se hace pasar por poesía la payasada burguesa que produce adornos para la explotación. La idea burguesa de “poesía” con que se envenena al mundo, es “poesía” decorativa, masturbatoria o mercantil. Desplante de corrupción ideológica para desesperanzar al mundo. Aniquilamiento del entusiasmo dispuesto, con todos los recursos posibles, para decretar el fin de la historia y la muerte de las utopías. Pero la poesía está en otra parte. La poesía es revolución y la revolución es poesía.

Todos los instructivos ideológicos burgueses que se esmeran en embellecer la propiedad privada, la familia, las instituciones militares y el devenir de gobiernos ávidos de violencia rentable, se suponen dueños de las conciencias donde depositan sus deyecciones estéticas... Su proyecto esclavista. Suponen que pueden hacerlo impunemente, que pueden hacerlo mesiánicamente y que uno deberá agradecerles eternamente eternidad. Siempre y cuando agradecimiento signifique plusvalía de algún género [14] ).

Se hace pasar por poesía la basura decorativa de artistas dedicados a disfrazar estéticamente la miseria, y cuyo contacto con la realidad social, se reduce a mover la cola y hacen gracejetas al patrón que compra obra. Unos hacen monerías para ganarse becas o presupuestos y otros las hacen porque no les queda más remedio, algunos viven amargados por la humillación. Se hace pasar por poesía el idealismo solipsista más enfurecidamente nihilista y la obscenidad más impunemente disfrazada de arte. Se hace pasar por poéticas las farándulas de los comerciantes mass mediáticos. La burguesía no produce su “poesía” por ocio. Nadie financia producciones poéticas inocentemente. La poesía burguesa es parte de un arsenal de guerra ideológica, puesto a fabricar jabones para lavar la sangre derramada por una civilización (globalización) que no encuentra dónde esconder los muertos que ha producido.

La poesía será revolucionaria o será nada.

¿Esto supone negarle la poesía y la poética a toda obra no revolucionaria? No. Supone cuestionarla, interpelarla, llamarla a cuentas sin inquisidores dogmáticos. A cuentas con la historia con la lógica y la dialéctica. Con su lugar exacto en la lucha y su definición verdadera entre las verdades necesarias. Supone una interrogación sobre su ser poesía y sobre lo que entiende por poesía. Supone que la revolución y la poesía no son propiedad privada de alguien o algo. Que nadie tiene la “clave maestra” de semejante ser. Que no se puede o no se debe ser indiferente o ajeno a la poesía ni en los partidos, ni en los programas. Estos (y todos) si quieren la revolución deben construirla organizados. Porque no la tienen dada.

No la tienen ni en un santuario sideral extraterrestre ni en una secta mística desde donde son iluminados. No es táctica inútil la convocatoria por consignas, tareas y anhelos. En si la idea de poesía revolucionaria contiene un programa permanente que debe ser hecho por todos. La poesía misma. Hay que sembrar un debate donde sea posible interrogar que tan poesía es eso que, en plena barbarie imperial, conocemos como poesía en los momentos en la conocemos. Y si en última instancia probara ser la poesía del atraso convendrá impugnarla y preguntar por su desarrollo hombro a hombro con las luchas revolucionarias.

Seguramente lo que no avance con la revolución terminará disecado en alguna vitrina de la historia, acaso como testimonio de lo que hubo de morir para que naciera lo nuevo. Y la poesía no está exenta de semejante dialéctica. Hubo quizá gérmenes revolucionarios en toda obra que se propuso impulsar el desarrollo humano. Probablemente estuvo presente en todo salto cualitativo que implicó avance. Pero muchas afluentes revolucionarias en la cultura quedaron paralizadas, por razones endógenas y exógenas, de manera desigual y combinada, hasta el punto de impedir el desarrollo de sí y desde sí. Lo revolucionario cesó de serlo incluso en la poesía hasta romper con sus términos esenciales y cancelar incluso su definición. ¿Es posible la poesía en la obra no revolucionaria? ¿Cómo, formalmente, conceptualmente, metafísicamente? ¿Es sólo problema de definición? ¿Es poco el problema? Es también problema de praxis. Por ahora nadie tiene las respuestas individualmente. Oponerse a esa parálisis del desarrollo es un deseo y una necesidad históricos y transicionales que nos toca estudiar y afinar para ensayar a toda costa una reflexión, discusión y construcción colectiva urgentes [15] .

Una poesía revolucionaria debe elevarse exponencialmente sobre el nivel de vida actual, de la cultura media y del tiempo libertado para asociarse a la construcción del comunismo. Esto incluye a la burguesía y a lo que de ella quede. Elevarse no significa desprenderse de la realidad social, enajenarse, ni olvidarse. Implica la comprensión de una humanidad nueva, de las leyes de su desarrollo, y la comprensión de todas las antinomias y contradicciones de la sociedad clasista y de la división social del trabajo. Implica poner toda capacidad de abstracción al servicio dialéctico de la concreción y viceversa. “ No veo, en realidad, muy que les pese a algunos revolucionarios de espíritu limitado, por qué es que habríamos de abstenernos de levantar, siempre que los encaremos desde el mismo punto de vista que ellos encaran la Revolución – y nosotros también –, los problemas del amor, del sueño, de la locura, del arte y de la religión.[... ] nuestro [destino] es dar, como damos, totalmente, sin reservas, nuestra adhesión al principio del materialismo histórico... ”

“Transformar el mundo, dijo Marx;

cambiar la vida, dijo Rimbaud:

éstas dos consignas son, para nosotros, una sola. ”

Poesía de vida. Poesía estremecimiento y palpitación devenida de la práctica toda, en el hacer del mundo una procuraduría permanente del estado poético. La felicidad misma. El desarrollo de la poesía es desigual y combinado. El punto donde deben encontrarse el trabajo poético y el trabajo político es la lucha revolucionaria. La diferencia entre el hacer político y el hacer poético revolucionarios, aun con su independencia relativa, es apenas una diferencia de grado.

En cualquier caso las diferencias tienen un polo de atracción importantísimo que pide en el hacer político una sensibilidad de artista y en el hacer poético disciplina militante. Nuestra voz bien puede ser la voz del otro que cohabita bajo el techo doméstico de la miseria desaforada. Nuestra voz bien puede tener armonía distinta, para que se oiga entre el bramido de las bestias, para que sobre ella se balanceen las esperanzas más fértiles y nuevas. No hay, pues, poesía sin ideología como no hay clase social sin producción cultural. Y estamos en guerra. La poesía es expresión del grado de desarrollo social y particular, material y espiritual, de sus productores... Su clase. Y es el marco teórico con su práctica lo que fija, para el concepto poesía, como para todo concepto, sus definiciones. No existe la poesía por la poesía misma.

Importa mucho hacer y pensar la poesía como práctica... Acción revolucionaria, trabajo, expresión de la lucha de clases y también como arma. La poesía contra la barbarie. Se acepte o no.

Unidad como salto cualitativo

Cada uno es libre de decir y escribir lo que le agrade, afirmaba Lenin en 1905, la libertad de prensa y de palabra debe ser completa. Tomemos el derecho de llevar adelante, tanto en literatura como en arte, en ciencia, en educación, en agricultura y en carpintería... La investigación de nuevos medios de expresión, como derecho de la humanidad de continuar profundizando el problema humano de la libertad y renunciar a juzgar la calidad de una obra por la actual vastedad de su público. Opongámonos a cualquier tentativa de limitación del campo de observación y de acción que la humanidad aspire a crear intelectualmente para atender sus necesidades cambiantes. [16]

Logremos un acuerdo sobre las condiciones que, desde un punto de vista revolucionario poético faculte al arte, a la ciencia... A la poesía toda, a participar en la lucha emancipadora, permaneciendo enteramente libres, en su dominio específico. Sin que libertad implique indiferencia, sin que libertad suponga falta de solidaridad con la lucha obrera y campesina. Acordemos luchar contra quienes consienten que el arte, la ciencia y el pensamiento todo, sean sometidos a disciplinas incompatibles con sus medios, ratifiquemos nuestra voluntad deliberada de atenernos a la fórmula: toda la libertad en arte.

Coincidamos en que bajo las condiciones actuales de genocidio, en todas sus formas, la tarea suprema del arte, la ciencia y el pensamiento es participar conciente y activamente en la preparación de la revolución. Acordemos que ni científicos, ni intelectuales, ni artistas pueden servir a la lucha emancipadora a no ser que estén subjetivamente penetrados por la necesidad revolucionaria organizada, social e individual, que traduzca el sentido y drama de la revolución en sus nervios para que procure libremente dar una encarnación artística, científica etc. A su mundo interior y exterior.

(…)Coincidamos en que es necesario organizarnos, que si la organización es, en lo posible, expresión de avance, nuestra situación es francamente atrasada, poco inteligente y acaso miserable. Aunque nos cueste a muchos será necesario someter a crítica atenta ciertos pensamientos nuestros que nos impiden luchar juntos. ¿Queremos, podremos?

Seremos capaces de encontrar la poesía Revolucionaria si trabamos un conflicto universal contra la lógica de la miseria. Si nos oponemos a cuanto reduce La poesía revolucionaria a un marco literario o decorativo. Si reunimos fuerzas de sobra para dar fin a toda farsa siniestra, a esta pulsión burguesa delirante y enloquecida que nos explota, a este circo de bestias asesinas. Todo está aún por hacer, lo estará siempre. No hay obra acabada. No se admiten compromisos dubitativos. La historia de la humanidad renacerá de la noche bajo el pico de una cigüeña tartamuda. Es nuestra realidad.

Ataremos el viento a los cabellos de la poesía revolucionaria y al plan de los obreros en una batalla de arco-iris extremo donde se apoye todo pie para montar estrellas. Batalla arco-iris en las entrañas del cielo que tomaremos por asalto con el engranaje perfecto de pétalos a caballo galopando la risa de Marx, de Lenin, (…)

Esa será, pues, la dirección flexible del corazón lámpara en el pecho melodioso de la historia que viaja ondulante para vestirnos de cielo sin desmayo y con las llamas de poesía que ilumine la bóveda aeronauta.

Quizá para eso debamos podar nuestras pretensiones hasta el límite de las posibilidades actuales, y sea necesario afinar métodos, hacia una producción poética dispuesta a admitir su provisionalidad, aventura y problematicidad contemporáneas. Poesía conciente de sus determinaciones histórico, culturales. Es decir una poesía revolucionaria como luz que busca el ojo hasta que lo encuentra, como balbuceo que busca su lengua astronómica y la encuentra, como luz de idioma magnético.

La poesía revolucionaria pastará ensimismada sobre las voces obreras nuevas. Algún día, lo sabremos sin secretos, saldrá un arco-iris como un tranvía, haciendo el amor y del amor saldrá una selva, una flecha, una liebre, una cinta, una catarata, una mirada nueva hoy escondida al fondo del ojo.

Cuantos se impongan la misión de construir una pensar y hacer poesía revolucionaria lucharán contra los sacerdotes de la “inteligencia” burguesa, y apuntarán, contra todas las miserias, las armas del marxismo de largo alcance. “ Combatimos contra la indiferencia poética, la limitación del arte, la investigación erudita y la especulación pura, bajo todas sus formas, y no queremos tener nada en común con los que pretenden debilitar el espíritu, sean de poca o de mucha importancia ”. A excepción de raros individuos (... ) todos convivimos tranquilamente con nuestras múltiples ignorancias (... ) Hasta que alguna necesidad concreta no nos obliga a profundizar en nuestros conocimientos, dejamos tranquilamente que las cosas sigan tal como están. A eso se opone la poesía revolucionaria. A esta hora la poesía revolucionaria construye la dictadura de su luz.

Y nos urge organizarnos. Es necesario que se sepa, es necesario que alguien lo diga con voz de mariposa milenaria, profeta de constelaciones, mientras bailamos sobre el azar de la vida y empezamos los años y los siglos nuevos como cascada épica sobre el cielo. Después de tantos siglos y más siglos andará por la tierra la poesía revolucionaria con miríadas de frases proféticas que se convertirán en constelaciones. Como una ruta hacia el horizonte de la revolución ahora luciérnaga-volcán del futuro donde los astros crujirán las entrañas y el cielo cruzará la garganta del poeta que lo toma por asalto.

Esta es una lucha de los inconscientes (también).

La razón de los inconscientes.

Desafiaremos al silencio incluso con blasfemias y gritos hasta que caiga el rayo ansiado de esa alquimia de poesía revolucionaria que nos llevará al otro lado de la periferia consciente e inconsciente... Sonora como el fuego de una orquesta de sirenas. Como cuna de todas las lenguas nuevas de donde salga una flecha contra la barbarie higiénica, limpia, entre ruinas de humanos en los mercados plantados de preceptos. Poesía revolucionaria para escuchar la elocuencia de las estrellas y la oratoria del árbol, del alma y la luna almendra. Poesía protesta en gritos oceánicos y araño al destino de los miserables. El eco de voz que hace tronar el caos.

Mientras los astros y las olas tengan algo que decir será por boca de la poesía revolucionaria que hablará a los hombres como procesión de instintos que asciende en pos de la verdad a la hora de vivir la libertad como instinto contagioso de campanas con pies de arroyo.

Lo posible, mientras tanto sigue siendo extenso y desafiante. También lo imposible. A estas horas el sol