En este grupo En todos

Grupo de Psicoanálisis

Alejandra Monterroso Bolaños
Psicología clínica unive...
Escrito por Alejandra Monterroso Bolaños
el 08/11/2011 | Nivel Básico

Thánatos es un término griego, para designar las pulsiones de muerte por simetría con el Eros, que su empleo subraya el carácter del dualismo pulsional.

El término Thánatos no se encuentra en los escritos Freudianos, fue otro autor quien lo introdujo en la conversación.
Freud se refiere a este término en su libro Más allá del principio del placer, en donde hace converger su teoría con la oposición de Empédocles entre "Amor y Discordia" , tanto por su nombre como por su función, los equivalentes a nuestras pulsiones originariarias Eros y destrucción.
El empleo del témino Thánatos realza el carácter de principios universales que adquiere en la última concepción Freudiana, las dos grandes clases de pulsiones.
Espero contribuir en el estudio de la psicología.
Abrazos a todos.

Mauricio Moran Monico
Psicologo, investigador area adolescen...
Escrito por Mauricio Moran Monico
el 09/11/2011 | Nivel Básico

Gracias alejandra, pero que opinion te merece el thanatos con los acontecimientos sociales actuales.

Mauricio Moran Monico
Psicologo, investigador area adolescen...
Escrito por Mauricio Moran Monico
el 11/12/2011 | Nivel Básico

Ok, cual es tu aporte estimada Inés.

Mauricio Moran Monico
Psicologo, investigador area adolescen...
Escrito por Mauricio Moran Monico
el 16/12/2011 | Nivel Básico

Gracias, Inés. Por tu participacion y feliz navidad.

Héctor Flores Serrano
Zacatecas, México
Escrito por Héctor Flores Serrano
el 16/12/2011 | Nivel Básico

Hola Alejandra, ahora que haz introducido la clave para este debate, agrego que el concepto de Pulsión de Muerte se manifiesta cuando el yo (o sea la consciencia) se empequeñece ante la fuerza imperativa del superyó , busca el placer al satisfacer las “deudas de goce” que provienen de vivencias de la infancia o de la primera infancia. La pulsión de muerte o de destrucción que señala Ulises, no sólo es perder el amor a la vida propia sino que incluye la subestimación de la vida de los demás.

Es el inconsciente (Icc) y no el consciente (CC) el que dirige la mayoría de acciones que el hombre realiza, por eso se dice que con el descubrimiento del Icc, la vanidad del hombre recibió un duro y certero golpe.

El ello forma parte del Icc desde donde el superyó se expresa como conciencia moral pero también lo hace como thanatos; desde su parte negativa el superyó obliga, enajena y nulifica al yo (le hace perder el sentido de la realidad) para cobrarse las deudas de goce de las que fue privado en la infancia. Como ejemplo están los delincuentes, se ha comprobado que los asesinos en serie durante su infancia se sostuvieron en fijaciones incestuosas (o en el Edipo), las que externan después de manera psicosomática a partir del momento en que ocurre un hecho en el que se produce una alteración o conmoción con la que se desencadenan los desajustes emocionales o traumas acaecidos en la infancia. Al alejarse el yo de la realidad, se admite como “real” la serie de imposiciones que provienen del Icc. Como se ha inducido hacia la búsqueda de “satisfacción plena” por las deudas de goce, el placer de “dar muerte al padre” (causarle algún daño a un semejante) es insaciable, entonces el sujeto vuelve a delinquir en circunstancias reiterativas.

Es decir, el niño que no recibe la adecuada orientación respecto a sus fijaciones incestuosas, inconscientemente culpa al padre por ser reconocido como autoridad y al ocurrir una ambivalencia (de amor y odio), busca a un sustituto de la figura paterna “para darle muerte al padre odiado”, en ocasiones también se le da muerte a la madre por no haberle satisfecho el incesto, o peor aun, cuando sí lo hizo aunque sea levemente.

Con lo anterior explican algunos casos extremos de manifestación del thanatos como pulsión de muerte, cabe señalar que de cualquier manera y magnitud, el thanatos es producto de las fallas que como autoridad tuvo la función paterna, lo que viene siendo para el sujeto el significante primordial también conocido como el representante de la representación.

Cito un detalle expresado por Freud en “El malestar en la cultura”: “ Existe la hipótesis de que el sentimiento de culpa de la humanidad desciende del complejo de Edipo y que se adquirió a raíz del parricidio perpetuado por la unión de hermanos, no se sofocó una agresión sino que se la ejecutó: la misma agresión cuya sofocación en el hijo está destinada a ser la fuente del sentimiento de culpa ”.


Héctor Flores Serrano
Zacatecas, México
Escrito por Héctor Flores Serrano
el 16/12/2011 | Nivel Básico

Ahora bien, los actos inconscientes revelan la existencia de un significante con el que se evoca a otro significante del pasado. Cuando ocurre un acontecimiento significante, aparece el sujeto del inconsciente, lo que implica la aparición de esa instancia psíquica denominada superyó , que puede tener interferencia negativa (a manera de thanatos) o positiva (como Eros). Así, los signos o señales (lapsus) observados en una persona, nos indican la presencia de estados inconscientes que han sido provocados en la persona por la presencia o evocación de algún significante personal.

Me alegra que Germán Iván haya aportado una explicación bioquímica de las sustancias que ejercen influencia en el aparato psíquico hasta alterar lo somático, supongo que el exceso o deficiencia de determinada sustancia en el cerebro es a causa de los traumas originarios, así como lo es también la fortaleza para enfrentarlos desde niños, por eso es de gran ayuda la intervención oportuna de un psicólogo así como la adecuada función paterna, para que no se generen resentimientos que alteren la bioquímica cerebral. Gracias Germán por tu valioso aporte.

En la vida cotidiana, la normatividad es impuesta por los padres y debe ser asumida por el niño, ya que al inicio de su desarrollo individual el niño no tiene una moral propia quedando establecido que la moral es la que premia o castiga su actitud. De la misma manera es el s uperyó , el que prueba y reprueba las acciones del yo y que, “triunfalmente” conduce al yo a la adquisición de sentimientos de culpa.

Gracias Mauricio, por tu perseverancia y paciencia en el debate, luego en otro post recomendaré lecturas propicias sobre el tema.

Saludos a todos.

Mauricio Moran Monico
Psicologo, investigador area adolescen...
Escrito por Mauricio Moran Monico
el 17/12/2011 | Nivel Básico

Gracias por tu participacion, colega HECTOR, tu aporte es interesante, lo importante es entender que en el quehacer cientifico no se ha dicho la ultima palabra ni tiene dueño el conocimiento, ya que nuestro FREUD, nos ha dejado un legado de conocimientos para compartir y debatir.

en estas fiestas navideñas tenemos que controlar las pulsiones de nuestro thanatos, para controlar las pulsiones de el thanatos de los demas.

Gracias por participar
que pases una feliz navidad.

Héctor Flores Serrano
Zacatecas, México
Escrito por Héctor Flores Serrano
el 19/12/2011 | Nivel Básico

Con los siguientes link se puede acceder directamente a los documentos que forman parte de la biblioteca de este Grupo de Psicoanálisis, contemplan temas relacionados con lo expuesto en este debate.

Hay mucha más lectura recomendable pero aquí les dejo esto, de acuerdo con Mauricio, las pusiones thanáticas de los demas se verán un tanto controladas al ver que nosotros hemos controldo las nuestras. La Navidad es el momento propicio pero lo que el psicoanálisis intenta, de acuerdo a Lacan, es que hagamos constante esa lucha contra el superyó tirano.

Saludos Mauricio y ¡Feliz Navidad!


Mauricio Moran Monico
Psicologo, investigador area adolescen...
Escrito por Mauricio Moran Monico
el 13/08/2018 | Nivel Básico

interesante su aporte INES, En psicoanálisis , Tánatos es la pulsión de muerte , que se opone a Eros , la pulsión de vida . La pulsión de muerte, identificada por Sigmund Freud , señala un deseo de abandonar la lucha de la vida.