En este grupo En todos

Grupo de Psicoanálisis



El psicoanálisis ¿es una ciencia?

jeancarlo
Psicología universidad mayor de san ma...
Escrito por Jeancarlo Bolaños Rueda
el 04/06/2009 | Nivel Avanzado

El psicoanálisis se presenta a sí misma como una teoría y una técnica terapéutica. Sería aceptable como teoría si fuera suficientemente verdadera y como técnica si mostrara resultados contrastables (eficacia). Para que sea considerada una ciencia debería ser sometida al rigor del método científico, sin embargo el psicoanálisis no ha conseguido pasar esta prueba.
Las tesis que sostiene el psicoanálisis son extrañas a la psicología, la psiquiatría y la biología, y a veces contradicen postulados de éstas. Por ejemplo, el psicoanálisis no encaja en la teoría del aprendizaje que es parte de la psicología. La proposición de la existencia del inconsciente no tiene base en la genética. La afirmación de que la agresividad es instintiva y universal, contradice lo que afirman la antropología y la etnología. La hipótesis llamada "complejo de Edipo" está, también en contradicción con la antropología. Al ser estas cosas puntos importante y fundamentales dentro de del psicoanálisis hace que ésta no pueda apelar a otras disciplinas científicas para validar la propia. Por lo tanto se la presenta como una alternativa a la ciencia.
Las hipótesis psicoanalíticas son de dos clases: contrastables e incontrastables por medios empíricos. Algunas proposiciones del psicoanálisis no pueden ser contrastadas, por ejemplo, la existencia de entidades extracorporeas como el ego, el yo y el superyo; la sexualidad infantil, el sueño como una regresión al seno materno, etc. La hipótesis de la represión es incontrastable, porque algo reprimido, tal como un trauma infantil o el complejo de Edipo, no se distingue empíricamente de algo que no existe. Por tanto, por definición de "ciencia" las hipótesis incontrastables no son científicas. Ergo, la parte incontrastable del psicoanálisis no es cientifíca.
"El psicoánalisis está en el mismo bote que la parapsicología, con el agravante de que los psicoanalistas no hacen experimentos y cobran consulta. En primer lugar el psicoanálisis, al igual que la parapsicología, involucra el dualismo psiconeural, es decir, la tesis de que la psique es inmaterial y, más aún, puede actuar sobre el cuerpo, por ejemplo, causando dolencias psicosomáticas. Semejante dualismo choca con la psicología fisiológica y mantiene a la medicina psicosomatica en una etapa precientífica. La medicina psicosomática cientifíca no es sino psiconeuroendocrinoinmunología: explica las llamadas 'somatizaciones' como efectos de procesos cerebrales que interactuan con procesos musculares, endocrinos o inmunes. " (Bunge, 1989).
Las proposiciones que sí son contrastables rara vez están validadas por estudios serios, usando técnicas rigurosas de contrastación como el análisis estadístico, y de las pocas veces en los que ese tipo de estudio se llevaron a cabo, dieron como resultado el fracaso de dichas proposiciones.
El psicoanalisis se puede considerar como pseudociencia pero con prestigio
Desde la época de Freud el Psicoanálisis continúa con la misma estructura, tuvo la intencion de que seauna ciencia de base para luego ser continuada, pero la luz que él encendió sus seguidores dejaron que se apagara. Inclusive el mismo Freud reconocio en una ocasion la ineficacia del psicoanalisis

Emigdio
Escrito por Emigdio
el 04/06/2009 | Nivel Avanzado

Jean Carlo

Muy interesante tu discurso, lo que no queda claro en el titulo de tu debate es si preguntas o afirmas.
Te parece que la Física es ciencia? Si respondes si, estas n lo correcto, conoces los innumerables cambios que se han acepto como verdaderos y después como no verdaderos. Stephen Hoakings después de treinta años de sostener su teoría acerca de los hoyos negros, finalmente dijo estar equivocado.

Déjame te comparto algo propio, la discusión de si la psicología es ciencia o no, la tuvimos durante los cinco años de mi carrera, ya ni hablar de cómo se veía a el psicoanálisis, sin embargo cada vez más personas profesan esta carrera y cada vez más la utilizan

Algunos muy brillantes autores la superaron e incrementaron sus conocimientos en psicoanálisis como fue el caso de Lacan

Quien tenga la razón no lo sé, pero como me gustaría ver en este debate a Freud y sus seguidores, me imagino lo interesante que seria, unos negándose a otros! Pero esta ciencia o técnica seguiría creciendo.

En lo personal no me preocupa si es ciencia o técnica pero he dedicado la mitad de mi vida a la psicología y al psicoanalisis


Saludos y felicidades por plantear un tema tan interesante !

Saludos!
Psic. EMIGDIO FRANCO PRECIADO


Carlos Torta
Licenciatura en psicología universidad...
Escrito por Carlos Torta
el 01/07/2009 | Nivel Avanzado

Como dice mi amigo, el viejo Adagio: "Los muertos que vos matais gozan de buena salud".

Hace más de 100 años que se discute esta cuestión, con los mismos argumentos, y no se llega a ninguna conclusión, excepto que los detractores se vuelven mas detractores; y los defensores se obstinan en defender.

Por qué no consultar al inventor del psicoanálisis? El decía que no hacía falta CREER en la cientificidad del asunto; que simplemente se hiciera la prueba de someterse a un tratamiento analítico y que luego se juzgaran los resultados.

Los invito a realizar la experiencia por ustedes mismos. Luego estaremos en mejores condiciones para debatir, sin pasiones que dificulten el entendimiento.

Un saludo cordial

Gustavo Senatore
Licenciatura en psicología universidad...
Escrito por Gustavo Senatore
el 02/07/2009 | Nivel Avanzado

Carlos:

Si me supones algún apasionamiento, lamento desdecirte. Tampoco leo tanta pasión en los demás mensajes. A lo sumo podría intuir en algunas la vacuidad de la "pose", o sea, exactamente lo opuesto a lo que se entiende por pasión, y que vendría a ser la "afectación".

Tampoco expongo una defensa del Psicoanálisis, sino una posición epistemológica y dialogal.

Hay una epistemología y también reglas de comunicación que permiten un diálogo.

Por supuesto que dentro de la epistemología hay muchas corrientes, y entre quienes proponen modelos de reglas de diálogo, támbién abundan los expositores. Po r eso es que expreso mi posición epistemológica, e, implícitamente, con el ejemplo, mi modelo dialogal: Dentro de esto de este modelo, se trata de evitar la vaguedades y sobreentendidos, explicando las premisas de que parto a la hora de lanzarme a conclusiones.

Creo que el mensaje de apertura de este foro incurre en varios vicios. En primer lugar, no define el concepto de ciencia del que parte, en segundo lugar lanza una especie de metralla donde incluso aparecen las menciones de varios autores que hasta tienen posiciones dispares uno de otro.

Por ejemplo, para Bunge, que es materialista, es el concepto de Mente, de Conciencia, y no solo el de inconciente el que está en juego... ¿Cómo hablar de un Inconciente cuando siquiera se acepta como legítimo objeto de estudio a la conciencia?

Aquí es a toda la Psicología la que barre, y no solamente al Psicoanálisis. Desde ahí, solo se aceptan como legítimas a las corrientes que consideran a la vida mental como un epiifenómeno sin importancia; y el sustrato orgánico, neurológico, es lo único que reconocen como valedero.

Con ese mismo argumento de tradición empirista, Watson mata a la conciencia dos veces, cuando dice que no existe y cuando dice de todas maneras no sirve como objeto de estudio. La objeta ontológicamente y metodológicamente... ¡Una doble negación!

En cuanto a lo que vos decís acerca de que Freud no pedía a nadie que crea... Está fuera de tema.

Freud se dirigió a la gente culta de su época mediante comunicaciones y publicaciones científicas. Sus ideas eran expresadas con absoluta claridad y rigor metodólógico. La práxis no es condición para la comprensión y el entendimiento, sino sçolo para el exito de la psicoterapia ya sea en el lugar del analista o del analizante.

Si el analista no se analiza, no hay posibilidades de que pueda analizar a otro... Pero tampoco es seguro que por sólo haberse analizado se convierta en un buen analista.

Y, por supuesto, es obvio que para analizarse hay que analizarse. Y lo que aclaraba Freud era que para nada era necesario creer ni haber estudiado el psiconálisis para lograr el exito terapéutico.

Además, sinceramente, creo que incurriste en una falacia "ad hominem" contra todos y cada uno de los participantes de este foro al invitarnos a todos a hacer a un lado las pasiones que dificulten el entendimiento...

Al decir eso, en lugar de contestar a los argumentos, sencillamente descalificas a los expositores planteando que todos decimos: cosas ininteligibles por hallarnos sometidos a los efectos perturbadores de una pasión. Y en el mismo movimiento, te colocas encima de todos y en la pose de un mediador sabio y comprensivo...

La verdad es que si bien doy por seguro¨que fue sin mala intención conciente, ha sido verdaderamente de

Carlos Torta
Licenciatura en psicología universidad...
Escrito por Carlos Torta
el 03/07/2009 | Nivel Avanzado

Gustavo, Gustavo...

Textos así de extensos no invitan a la lectura completa. Sin embargo, te seguí hasta donde pude, allí donde tu texto dice "(... ) ha sido verdaderamente de". Me quedé con las ganas de leer el resto.

Acepto tu indicación sobre mi falacia. Quizás no estaba dirigida a "todos" los participantes de este foro...

En cuanto a lo que mencioné de Freud... No se si está dentro o fuera del tema, pero un poco de psicoanálisis practicado como paciente ahorra muchísima discusión sobre los principios, y permite concentrarse en cosas que, a mi juicio, son más interesantes.

Un saludo cordial

Alfredo Gutierrez
Lic. en psicologia clinica campus psic...
Escrito por Alfredo Gutierrez
el 03/07/2009 | Nivel Avanzado

Definitivamente coincido con mi amigo carlos, la verdad a mi tambien me da mucha flojera leer mensajes tan largos, por que hablan mucho y llegan a lo mismo, o bien tratan de extenderse por que su capacidad de expresiòn no es tan concreta.
yo pienso que el psicoanalisis si es una ciencia, la psicologia es una ciencia, puesto que no es una investigaciòn de pocos años, muchas personas son tan escepticas que tratan de investigarla, pero jamas podran ver mas alla, de lo que sus ojos les permiten ver, por que para entender primero tienen que estudiar la carrera de psicologia, para entender de que se trata, no basta con solo investigar por internet lo que significa, por que eso jamas podra compararse con una preparaciòn completa
saludos
ALFREDO CATALAN

Mariana Moreno
Licenciada en filosofia uba - facultad...
Escrito por Mariana Moreno
el 03/07/2009 | Nivel Avanzado

El Psicoanálisis de Sigmund Freud, inaugura una nueva era en psicología con un método de investigación que pone énfasis en el significado inconsciente de la patología mental y de las conductas humanas. La teoría freudiana tiene una fundamentación teórica, pero las conclusiones de Freud se basan en una frondosa casuística, fruto de muchos años de práctica con sus pacientes, que no cumple con los requisitos de la ciencia, porque su objeto de estudio, que es el inconsciente, no puede ser observado y medido en un laboratorio. No obstante, el aporte de Freud a la Psicología es innegable y en la práctica clínica la teoría freudiana puede ser corroborada por todo profesional con sus pacientes. La doctrina de Freud es una teoría dinámica basada en dos leyes de la física: “En todo gasto de energía hay pérdida de energía” y “Nada se pierde todo se transforma”SALUDOS

Hans Egli
Licence en psychologie et diplome post...
Escrito por Hans Egli
el 03/07/2009 | Nivel Avanzado

IMPECABLE la exposición de Gustavo! Tiene toda la razón cuando afirma que en primer lugar hay que decir qué entiende por ciencia. Comparto con Gustavo lo expuesto sobre ciencia. Así llegué -hace casi cuarenta años- a afirmar en una discusión con mi viejo maestro de inglés que la teología tambien es ciencia... Y por poco me expulsó de su clase! Es cierto, la exposición de Gustavo no puede apreciarse sin un buen bagaje de conocimiento previo, de teoría del concimiento en particular. Ahora que vivimos la era posmoderna no nos interesa más discutir si tal o tal esfuerzo es ciencia; hemos perdido la fe en que la ciencia -en el sentido que la emplea aparentemente Jeancarlo- sea la (única) vía para construir un mundo mejor. La corriente constructivista, y en especial sus expositores radicales tienen definiciones de Ciencia, Objetividad, Verdad que escandalizan a más de uno. Por ejemplo: Ernst von Glasersfeld afirma que hablar de objetividad supone que una observación puede hacerse sin que influyan las caracteristicas del observador. Otro, Von Foerster, propone "actualizar" nuestro diccionario de la siguiente manera: Ciencia es el arte de hacer distinciones. Propone la visión de que los científicos no descubren una realidad externa a nosotros sino inventan realidades. Remata diciendo que Verdad es el invento de un mentiroso!
Para quien quiera leer más sobre esta manera de pensar lo invito a buscar en el internet el excelente artículo de Ricardo López: Constructivismo Radical de Protágoras a Wazlawick
Un saludo a todos que se interesan en indagar sobre cómo sabemos lo que sabemos.

Gustavo Senatore
Licenciatura en psicología universidad...
Escrito por Gustavo Senatore
el 04/07/2009 | Nivel Avanzado

Perdón por la largura, Carlos.

No puedo excusarme diciendo que el mensaje no era para todos sino para sólo aquellos que soporten su extensión. De haberlo considerado extenso, habría hecho la advertencia en el inicio. Con el mismo criterio considero lícito sostener que ese mensaje tuyo, ese al que yo he criticado, estaba dirigido a todos y de manera muy clara.

Pero ves... Otra falacia ad hominem encubierta que debo señalarte: Al responderme " ¡Gustavo, Gustavo! ", nuevamente asumes una pose descalificadora del hombre en lugar de centrarte sobre el argumento.

Fíjate que, si no he leido mal, esa expresión que has elegido se corresponde con el modo en que un maestro o adulto se dirige a un alumno o muchacho.

Puede que pertenezcamos a distintas culturas, pero en la mía, cuando alguien dice esa expresión, acostumbra al mismo tiempo palmearle la cabeza al niñito al que se la dirije.

Pensalo, quizás resulte más agradable para todos evitar la retórica e intercambiar nuestros conocimientos, centrándonos en los argumentos en lugar de golpearnos de costado.

Perdón, pero todos estos son parte de una batería de recursos de retórica que me he dedicado a estudiar en algún momento y me siguen siendo muy útiles para evitar caer en tales usos ni ser víctima de ellos, y también para ayudar a mis pacientes a resolver situaciones conflictivas o de manipulación en las que caen como víctimas, o de las que participan y actúan.

Lo que decís acerca de la práctica de analisis, con respecto a los pacientes, es exactamente eso lo que digo que Freud decía. Que se lo decía a los pacientes. Y si no recuerdo mal crreo que no le parecía para nada que un paciente haya leído sus obras y se ponga a discutirlas en medio de la terapia en lugar de ponerse a producir libremente.

No le importaba si creían o no, sino que se tiendan en el divan y asocien.

Por lo demás, la comunicación científica es por medio de conferencias, seminarios, mesas de debate, publicaciones, etc... Sin divanes a la vista.



Héctor Flores Serrano
Zacatecas, México
Escrito por Héctor Flores Serrano
el 14/07/2009 | Nivel Avanzado

De acuerdo con el pensamiento de Winnicott, que es uno de los psicoanalistas que han destacado en la modernidad, el psicoanálisis no es precisamente una ciencia, es una ciencia aplicada basada en una ciencia, con lo que se encuentra parentesco con la ciencia porque hay mucha similitud, de manera que se puede decir que el Método Científico se aplica casi en toda su extensión.
Winnicott afirma que es un método en el que se utilizan medios psicológicos y que es un cuerpo creciente de teoría, de una teoría que concierne al desarrollo emocional del individuo.

Estos conceptos fueron tomados del artículo titulado "Psicoanálisis y Ciencia: ¿Amigos o parientes?"
que fue subido a la biblioteca del Grupo el día 7 de mayo. Ahí se hacen pertinentes comparaciones entre la actividad de los científicos en la aplicación del método científico, con la actividad de los analistas, se acentúa que existe una similitud inherente y subjetiva como es la fe, fe en el resultado de las observaciones.

Por mi parte, el que escribe argumento que el psicoanálisis no alcanza el calificativo de ciencia porque el éxito o fracaso de un análisis no solo va a depender de la eficiencia del analista, sino que también va a depender, en gran medida, de la predisposición del analizado, pues como se requiere del analizado esfuerzo y sacrificio para realizar cambios en su vida anímica, en este caso las voluntades individuales en la aplicación del psicoanálisis, van a restringir el carácter científico.

Héctor.

Lorenzo Laria Walker
Psicología universidad complutense de ...
Escrito por Lorenzo Laria Walker
el 14/07/2009 | Nivel Avanzado

No puede haber nunca un nivel científico en las interpretaciones. (Faltan patrones determinados y contrastados físicamente).
Saludos.

Cesar Veintimilla
Filosofía (3 años) - psicologia clínic...
Escrito por Cesar Veintimilla
el 15/07/2009 | Nivel Avanzado

Saludos cordiales a todos los participantes.

Al leer este interesante debate, en seguida asocie alguna lectura freudiana donde se sostenía el celo con el cual Freud evitaba las discusiones -por aquello de que es mentira de que de la discusión surge la luz-, lo que me sume en cierta atmósfera paradojal. Entiendo que en las últimas décadas se ha venido replanteando el estatuto epistemológico de las ciencias duras, situación que obliga a pensar desde otro horizonte conceptual el valor intrumental y teórico de distintas prácticas y saberes, antaño injustamente marginados. La teoría y práctica del psicoanalisis encuentran su justificación en la experiencia analítica en sí misma y en la posibilidad de explicar ciertas particularidades de la realidad humana. No olvidemos que hace más de cien años, fue un reputado científico quien demostró la imposibilidad matemática de que algo más pesado que el aire pueda volar -tal vez porque su encierro en un laboratorio le impidió observar a los pájaros-. Podemos juzgar los resultados de tal predicción científica. Tal vez Kuhn acertó el golpe definitivo y nos aproximamos a la edificación de un nuevo paradigma científico donde lo humano y lo cósmico reubiquen su posición ontológica.

Lorenzo Laria Walker
Psicología universidad complutense de ...
Escrito por Lorenzo Laria Walker
el 16/07/2009 | Nivel Avanzado


A lo largo de su obra, Freud presentó numerosas veces su doctrina psicoanalítica como una ciencia, y siempre pareció esforzarse por asignarle un estatuto epistemológico que pudiera ser reconocido por los científicos de su tiempo. Infortunadamente no lo consiguió, a juicio mío, no tanto por las resistencias psíquicas a sus ideas, dado que pudieran ser tenidas por socialmente subversivas, sino debido a su propia carencia de validez científica. El psicoanálisis creció y se expandió muchísimo desde la época de Freud, pero aún así no logró constituirse en una ciencia: No es susceptible de validación empírica o de verificación. Quiere decir que las hipótesis que constituyen su cuerpo teórico no pueden examinarse experimentalmente ni pueden ser rigurosamente establecidas como verdaderas o falsas. En muchos casos dichas hipótesis no están ni siquiera lo suficientemente bien definidas como para ser estudiadas científicamente. Pero, ¿Acaso concepciones como el inconsciente o las verdades subjetivas pueden estudiarse objetivamente como en los experimentos físicos o químicos? No. Sin embargo cualquier proposición que se pretenda verdadera, debe poder ser susceptible de ser comprobada o verificada: Si se postula que “el complejo de Edipo es el nódulo de las neurosis” o que “el inconsciente está estructurado como un lenguaje”, se debe ser capaz de dar una definición lo más precisa y unívoca posible de “complejo de Edipo” y de “inconsciente”. Si estos conceptos no están bien definidos, luego toda investigación seria y rigurosa en este campo es superflua ya que no habría manera de demostrar que lo que se formula es verdadero o existente. Los criterios de demostración no son necesariamente válidos para ciencias sociales como la sociología, la psicología, la antropología o la lingüística, pero en la medida en que su estudio es objetivo y científico, sus hipótesis y constructos son susceptibles de verificación, es decir que puede decirse de ellos que son verdaderos o que no lo son. Por ejemplo, enfoques como los estudios sincrónico y diacrónico de la lengua en lingüística, aunque perfectibles, están bien definidos, son verificables en la experiencia y son útiles para la investigación en tanto no se diseñen o construyan otros que los superen.

Su no exclusión de explicaciones alternativas. Significa que toda hipótesis científica debe, en la medida de lo posible, ser capaz de excluir explicaciones diferentes de las que postula como causales para sustentar los efectos que pretende explicar o predecir.



Lorenzo Laria Walker
Psicología universidad complutense de ...
Escrito por Lorenzo Laria Walker
el 16/07/2009 | Nivel Avanzado

Por ejemplo, se puede interpretar un cuadro patológico de histeria disociativa como efecto parcial de una regresión a fantasías infantiles reprimidas o una conducta o lenguaje delirante como un efecto de “la forclusión del Nombre-del-Padre”, así como pueden ser igualmente atribuibles a la posesión demoníaca, a un castigo de Dios o al “mal de ojo”. Una explicación científica genuina procura descartar interpretaciones diversas, además de fundamentar con datos por qué su hipótesis es superior a otra o la única viable desde un punto de vista racional y objetivo.

Es irrefutable. Como lo señalaba Karl Popper, una teoría que se pretenda científica debe ser capaz de determinar bajo qué condiciones de excepción pudiera no ser válida o aplicable. Una teoría como la del psicoanálisis, que siempre puede encontrar explicaciones para los problemas mentales, no es científica porque no puede precisar en qué circunstancias podría no tener razón o equivocarse. Por ejemplo, en física, cuando la masa alcanza una velocidad cercana a la de la luz, los principios de la “ley de la gravitación universal” de Newton fallan y son más exactos los cálculos extraíbles de la “teoría de la relatividad general”. Cuando las proporciones se reducen al espacio subatómico, los principios de la física clásica fallan o no son aplicables, y en cambio cuentan los de la mecánica cuántica. En cambio el psicoanálisis plantea que “todos los sueños son realizaciones de deseos disfrazados”, que “todos los sujetos tienen inconsciente”, o bien que han de “pasar por la castración” o que “tienen 1 de 3 estructuras psíquicas (neurosis, psicosis o perversión)”, sin indicar cuando tales proposiciones pudieran no ser. Es cierto que no es comparable el objeto de estudio de la física con el del psicoanálisis; pero, ¿Son sus conocimientos más exactos o generalizables que los de la física?, ¿O puede de algún modo probar lo que afirma? Su reedificación del inconsciente y de otros términos. Reedificación significa ‘tomar o utilizar como concretos términos que en realidad son abstractos’. La existencia de entidades intangibles e imponderables ( ¿En el cerebro o dónde? ) Como “inconsciente”, “superyó”, “pulsión” o “principio del placer” son incontrastables y por consiguiente inverificables. A menudo el psicoanálisis recurre a estos conceptos para explicar fenómenos, lo que constituye una reificación flagrante, pues las abstracciones no pueden producir como consecuencia lógica efectos materiales. Este problema es análogo al del alma o el del espíritu, cuya existencia no puede refutarse aunque tampoco pueda ser verificada. Entonces la “existencia” depende tan sólo de la creencia del místico o del psicoanalista, o de su paciente, si éste es persuadido de tal ‘verdad’.

Saludos.



Cesar Veintimilla
Filosofía (3 años) - psicologia clínic...
Escrito por Cesar Veintimilla
el 20/07/2009 | Nivel Avanzado

Hola Lorenzo.

Tambien soy un apasionado por los temas que desafían el sentido comun en el andamiaje científico. Por ello considero que un debate de este género no persigue la finalidad de convencer a nadie sino abrir nuestras mentes hacia modelos explicativos alternativos que den cuenta de la singularidad o universalidad de ciertos hechos.

Coincido contigo en que ya no es verosímil partir de aprioris gnoselógicos o epistemológicos. La teoría de la neutralidad axiológica y ontológica en la ciencias humanas y naturales ha sido superada; desde Heinsemberg sabemos que el investigador modifica la naturaleza del objeto investigado por la esencia intrínseca de los medios y técnicas de observación y exploración de la realidad, al menos a nivel microfísico.

El psicoanalisis y la demás ciencias del psiquismo humano -que no de la conducta y cietos fenómenos psicologicoides- trabajan con hechos que en primera instancia abren el problema de lo psicofísico, y desde esta apertura, se ven compelidos a pensar ciertos constructos teóricos que aglutinen y sistematizen los hechos observados. Lo psíquico -y lo humano, en general- no encuentra asidero en lo meramente biológico, aunque su sustrato se piense aún físico.

En mi experiencia personal y profesional como psicólogo clínico, paulatinamente sentí la necesidad teórica y práctica de contar con un enfoque que diera cuenta de ciertas singularidades del acontecer humano que no hallaban cabida en el modelo cognitivo-conductual en el que había sido formado en las aulas universitarias. Coincido también contigo en que toda religión sectaria -llámese judaísmo, cristianismo, freudismo, lacanianismo, behaviorismo, cientificismo, etc. - solo constituyen un freno para las posibilidades de expansión del saber y del conocimiento humanos.

Por otra parte, mutatis mutandi, la historia de la ciencias y de los descubrimientos nos han enseñado que en varios campos el hacer precede al saber; dicho en otros términos, la técnica demuestra que es posible lo que ciertos postulados científicos consideran imposible. Las categorías obsolutas del conocimiento se quedaron en los folios de Kant.

Solo como ejercicio de pensamiento o como hipótesis de trabajo, podríamos aceptar el postulado hegeliano de todo lo real es racional y todo lo racional es real, en su sentido más amplio, para abrir las puertas a ciertos axiomas de la reflexión humana: el todo es superior a la suma de las partes (gestalt), los cambios cuantitativos generan cambios cualitativos (dialéctica), los postulados de la neurofisiología de la conciencia o ciertas implicaciones de la teoría general de los sistemas, que nos posibiliten una nueva comprensión de lo psíquico, de lo ontológico y de lo humano en su concatenación cósmica.

Desconcozco si en otros países se están realizando investigaciones desde estas coordenadas epistemológicas, pero me parece que tiene que ver con los capítulos del libro que no escribieron Ockham, Newton, Frege, Freud, Einstein, Planck, Heinsemberg, Wittgenstein, Popper, Lacan, Russell, Jung, Malinowski, y todos aquellos que dieron ese salto cuántico para sondear las posibilidades infinitas de lo enigmático velado por lo evidente.

Un saludo fraterno y cordial.


Carlos Torta
Licenciatura en psicología universidad...
Escrito por Carlos Torta
el 22/07/2009 | Nivel Avanzado

"(... ) la cuestión urgente no seía tanto saber si el psicoanálisis es una ciencia sino más bien qué clase de disciplina es. Sin duda, el camino más fructífero es encontrar una caracterización adecuada del psicoanálisis como disciplina, y sólo entonces considerar si es o no una ciencia. Sospecho que ese acento puesto en los métodos y conceptos específicos de una disciplina permitiría que la cuestión de la cientificidad se dejara de lado por falta de interés. Tomemos como ejemplo a la antropología social, que ha elaborado una cantidad de métodos, una serie de enfoques conceptuales y una variedad de tecnologías literarias. Se trata de una disciplina estable que produce conocimientos; pero ¿Es una ciencia? No es esta una cuestión que se halle en el corazón de la investigación o el debate antropológicos. Podemos muy bien imaginar a un sosías de Adolf Grünbaum que cumpla con respecto a la antropología social la misma tarea crítica que Adolf Grünbaum cumplió en lo que toca al psicoanálisis. Pero a nadie le preocupa".

John Forrester: "Sigmund Freud, partes de guerra"

Ed. Gedisa, 2001

Carlos Torta
Licenciatura en psicología universidad...
Escrito por Carlos Torta
el 22/07/2009 | Nivel Avanzado

"Sin embargo, en este siglo siempre ha habido presiones provocadas por la tradición del positivismo lógico, para lograr que las ciencias se adecuaran a un modelo típico. El problema de la demarcación expresa esta tradición: ¿Cómo se distingue la ciencia de la no ciencia? A semejanza de Ian Hacking, de Alistar Crombie, de la tradición de la epistemología francesa de Bachelard y Koyré a Foucault, se puede poner el acento menos en la demarcación entre la ciencia y la no ciencia que en las diferencias entre distintas ciencias o modos de razonamiento. Es posible buscar la especificidad de una ciencia, no su apartamiento de un ideal. Sólo cuano la preocupación principal se refiere, como en el caso de Karl Popper, a las disciplinas que no se desea acreditar, uno pone en primer plano esa distinción entre las ciencias y su exterior. Esta ansiedad acerca del natural defecto humano de creer en las pseudociencias, de modo notable para Popper las pseudociencias del marxismo, el psicoanálisis y el darwinismo, es la que lo llevó a cargar todo el peso en las explicaciones que conducen a las predicciones y así permiten la falsación: "Es importante mostrar que el darwinismo no es una teoría científica, sino metafísica... Es metafísica porque no es comprobable... El darwinismo no predice realmente la evolución de la variedad. Por lo tanto no puede explicarla realmente". 1 Para Popper, en las décadas de 1920 y 1930, se trataba claramente de una angustia ideológica. Hoy en día puede haber otras motivaciones, más económicas, para tales angustias: la necesidad de estar seguros de que el dinero de una corporación industrial, o el presupuesto de un programa médico que financia el Estado, se utilizan con eficiencia".

1. - Karl Popper, Darwinism as metañhysics, en P.A. Schilpp (comp. ), The Philosophy of Sir Karl Poper (La Salle, III: Open Court, 1974), pp. 135-138.

John Forrester: "Sigmund Freud, partes de guerra"

Ed. Gedisa, 2001


Ana Kadima
Psicóloga social escuela montevideo de...
Escrito por Ana Kadima
el 24/07/2009 | Nivel Avanzado

No sé que está pasando pero ¡Basta de censuras! Este autoritarismo le quita toda vida, motivaciuón y transparencia a este espacio colectivo riquísimo si no se siguen repirtiendo estos mecanismos intolerables. Si es así jugamos, si no que me den de baja. Hay límites éticos para todo. El psicoanálisis, la ciencia vienen después. Saludos, Ana.


Cesar Veintimilla
Filosofía (3 años) - psicologia clínic...
Escrito por Cesar Veintimilla
el 24/07/2009 | Nivel Avanzado

Saludo cordial a todos.

Me parece que Carlos ha abierto un paréntesis interesante y productivo -ha puntuado muy bién este discurso cuasi colectivo-, al menos a nivel personal. Si aceptamos que el psicoanálisis es una disciplina de Lo Inconsciente, y si su comprensión y sistematización aseguraría su propio estatuto espistemólógico, la pregunta que me formulo y les participo a todos los que cuentan con un recorrido clínico y teórico más extenso que el mío, es: ¿Cuánto ha avanzado el psicoanálisis en este sentido, y qué recursos, métodos, técnicas, estrategias, e, incluso, rupturas epistemológicas harían falta para continuar el proceso?

Agradezco las orientaciones que puedan ofrecerme en el cruce de formular una respuesta o reformular la pregunta.

Néstor Ricardo Erlejman
Medicina universidad de buenos aires
Escrito por Néstor Ricardo Erlejman
el 18/12/2011 | Nivel Avanzado

En total acuerdo con las opiniones de Carlos Torta. Sugiero tambien acercarse al texto de J. Lacan "Ciencia y Verdad".

Se trata de la ruptura epistemológica que produce la invención hecha por S. Freud que descentra a la conciencia como centro del saber, al instalar definitivamente para el ser hablante (que es lo que nos define como humanos) el saber inscripto en el inconsciente