En este grupo En todos

Grupo de Geología



El precio de no escuchar a la naturaleza:¿ que hacemos para parar todo esto?

jhon alferdo
Geologia universidad nacional de cajam...
Escrito por Jhon Alferdo Tarrillo Chuque
el 29/03/2011

Cuando muchos de nosotros eramos niños siempre en casa y en el colegio nos pedian que no botemos basura al piso o lugar publico que estuvieramos pero nunca haciamos caso siempre lo haciamos del aquel entonces hasta nuestros dias hechamos culpa a las grandes empresas de todo rubro ya sea minero, industrial, etc pero nunca pensamos que los colaboradores de est tambien somos participes de la degradacion de nuestro planeta y es por ello que tenemos que pagar el precio de no escuchar ala naturaleza (terrmoto en chincha-peru, hecatome en puerto principe, 8. 3 escala de rither en chile, brasil, nueva zelandia y hoy ultimo japon) en este ultimo la verdad no solo a generado perdidas si no que esto vas aun...

Se culpa a las personas que ocuparon las áreas de riesgo, se incrimina a los políticos corruptos que distribuyeron terrenos peligrosos a la gente pobre, se critica al poder público que se mostró indolente y no hizo obras de prevención por no ser visibles y no atraer votos. En todo esto hay mucha verdad, pero la causa principal de esta tragedia avasalladora no reside en eso.

La causa principal deriva del modo como solemos tratar a la naturaleza. Ella es generosa con nosotros, pues nos ofrece todo lo que necesitamos para vivir, pero en contrapartida la consideramos como si fuera un objeto del que podemos disponer a capricho, sin sentido de responsabilidad por su preservación y sin que le demos retribución alguna. La tratamos con violencia, la depredamos, arrancando todo lo que podemos de ella para nuestro beneficio. Y encima la convertimos en un inmenso basurero de nuestros desechos.

Peor aun: no conocemos su naturaleza ni su historia. Somos analfabetos e ignorantes de la historia que se realizó en nuestros lugares a lo largo de millares y millares de años. No nos preocupamos de conocer su flora ni su fauna, las montañas, los ríos, los paisajes, las personas significativas que vivieron ahí, artistas, poetas, gobernantes, sabios y constructores.

Somos en gran parte todavía deudores del espíritu científico moderno que identifica la realidad con sus aspectos meramente materiales y mecanicistas sin incluir en ella la vida, la conciencia y la comunión íntima con las cosas que los poetas, músicos y artistas nos evocan en sus magníficas obras. El universo y la naturaleza tienen una historia que está siendo contada por las estrellas, por la Tierra, por la afloración y la elevación de las montañas, por los animales, por los bosques y selvas, y por los ríos. Nuestra tarea es saber escuchar e interpretar los mensajes que nos mandan. Los pueblos originarios sabían captar cada movimiento de las nubes, el sentido de los vientos, y sabían cuando venían o no trombas de agua. Chico Mendes, con quien participé en largos recorridos por la selva amazónica de Acre, sabía interpretar cada ruido de la selva, leer las señales del paso de la onza en las hojas del suelo, y con el oído pegado a la tierra conocer la dirección que llevaba la manada de peligrosos cerdos salvajes. Nosotros hemos olvidado todo eso. Con el recurso de las ciencias leemos la historia inscrita en las capas de cada ser, pero este conocimiento no ha entrado en los currículos escolares ni se ha transformado en cultura general. Más bien se ha vuelto técnica para dominar la naturaleza y acumular.

En el caso de nuestras ciudades serranas es natural que haya lluvias torrenciales en el verano. Siempre pueden ocurrir desmoronamientos de las laderas. Sabemos que ya se ha instalado el calentamiento global que hace estos sucesos más frecuentes y más intensos. Conocemos los valles profundos y los riachuelos que corren por allí. Pero no escuchamos el mensaje que nos envían, que es no construir casas en las laderas, no vivir cerca del río, y preservar celosamente la vegetación de las riberas. El río tiene dos lechos: uno normal, menor, por el cual fluyen las aguas corrientes y otro mayor por donde se vacían las grandes aguas de las lluvias torrenciales. En esta parte no se puede construir ni vivir.

Estamos pagando un alto precio por nuestro descuido y por la destrucción de la Mata Atlántica que equilibraba el régimen de lluvias. Lo que se impone ahora es escuchar a la naturaleza y hacer obras preventivas que respeten el modo de ser de cada ladera, de cada valle y de cada río.

Sólo controlamos la naturaleza en la medida en que la obedecemos, sabemos escuchar sus mensajes y leer sus señales. En caso contrario tendremos que contar con tragedias fatales evitables.

Eliana Guillén
Profesorado de geografia instituto de ...
Escrito por Eliana Guillén
el 20/04/2011

Es lamentable tener que llegar a lo que hoy en dia vivimos en el mundo entero, es una cruel realidad la falta de conciencia y sobre todo la falta de interes de nuestros políticos. Se debe comenzar desde una educación temprana en niños y adolescentes a partir de la familia como primer educador y saber que la única forma de ayudar a nuestro planeta es con responsabilidad y preocupación. Espero que aprendamos!

Jhon Alferdo Tarrillo Chuque
Geologia universidad nacional de cajam...
Escrito por Jhon Alferdo Tarrillo Chuque
el 23/04/2011

Asi es ELIANA la mentablemente al ser humano le tiene que pasar cosas muy drasticas para poder cambiar si no, no lo hacemos.

José Luis. Rodríguez
Palencia, España
Escrito por José Luis. Rodríguez
el 07/09/2011

Hola Eliana, Jhon:


Me encuentro aquí por la invitación al grupo de geología de su administrador Luis Arturo; no iba a entrar en vuestro grupo por no tener conocimientos al respecto, lo mio es filosofía, religiones, etc. ; pero el título que has dado a este debate Jhon, bien puede entrar en este terreno de la vida, del conocimiento propio. Así pues naturaleza es nuestro cuerpo y no escucharla puede ser la causa de nuestras actuaciones y las consecuencias parte de ellas ya nos las has escrito.


Hasta pronto.

Luis Arturo Ayarza Aguirre
Lic en biologia, msc bioquimic univer...
Escrito por Luis Arturo Ayarza Aguirre
el 20/10/2011

Sigan particpando

José Luis. Rodríguez
Palencia, España
Escrito por José Luis. Rodríguez
el 20/10/2011

Amigos; Jhon:

Preguntas, ¿Qué hacemos para parar todo esto? Y te contestas a ti mismo escribiendo: Nuestra tarea es saber escuchar e interpretar los mensajes que nos mandan.

Esto que has escrito no es escuchar en absoluto, sino que es oir y desde la mente, el pensamiento interpretar como has escrito; pero esto es lo que ha hecho el ser humano hasta la fecha a lo largo de su historia y así nos va. Así pues la tarea es "escuchar", "observar"; pero también al interprete, al pensador. ¿Entendeis esto?


Un saludo.

Shirley Guerra
Enfermeria universidad autonoma de chi...
Escrito por Shirley Guerra
el 23/10/2011

Para cuidar nuestra naturaleza debemos:

1) no votes basuras al suelo
2) recoje las basuras que encuentres en el suelo, aunque no sean tuyas
3) ahorra energía y construyan un horno solar, es muy simple y práctico
4) cuando no esten utilizando el televisor, que es algo que gasta mucha energía y siempre está enchufado, simplemente desenchufalo
5) Haz distintos tipos de basureros, de tal manera que puedas votar y reciclar. Separa vidrios, papeles, plasticos, etc....
6) no uses gases toxicos, que contaminen el aire
7) respeta las restricciones vehiculares, para que no se acumule smog
8) no tires desechos ni basuras al mar (allí viven seres vivos)
9) Haz una campaña en contra de el maltrato animal o los perritos sin hogar (ellos también son parte de nuestra naturaleza)
10) ahorra agua en cosas simples, como demorarte menos en la ducha, no dejar la llave abierta con el agua corriendo por mucho tiempo, etc...

Tenemos que inculcar esto desde una edad temprana..


Enilsa Guerra
Enfer universidad latina
Escrito por Enilsa Guerra
el 27/10/2011

La verdad el hombre es la arma mas destructiva, pero si quisiera podria ser el que mas ayuda a la naturaleza, solo es cuestion de que cada uno ponga su granito de arena,

Luis Arturo Ayarza Aguirre
Lic en biologia, msc bioquimic univer...
Escrito por Luis Arturo Ayarza Aguirre
el 31/10/2011

Luchar mi hermano , luchar por salvar almundo , es triste que no lo conmprendamos ,tan lamentable. Estamos al borde del colapso. No sabemos que pueda pasar.

Jhon Alferdo Tarrillo Chuque
Geologia universidad nacional de cajam...
Escrito por Jhon Alferdo Tarrillo Chuque
el 01/11/2011

Hola jose luis, mil disculpas por no conestar antes.

la filosofia como ciencia es buscar el porque esta pasando, el porque esta sucediendo y como podemos afrontar a ello, con lo que dijistes en tu ultimo mensaje claro que entiendo a que te refieres lo importante es buscar la solucion e interpretar cada paso que demos a dar una solucion al problema, que es un problema que aqueja a todos.

como dice luis arturo, amigo, estamos a puertas de un colapso; esperemos que no sea asi y que de una u otra manera cambiemos esto de una ves.

gracias.

José Luis. Rodríguez
Palencia, España
Escrito por José Luis. Rodríguez
el 02/11/2011

Hola a todos, Jhon:

Escribí: Así pues la tarea es "escuchar", "observar"; pero también al interprete, al pensador. ¿Entendeis esto?

Jhon:... claro que entiendo a que te refieres lo importante es buscar la solucion e interpretar...

José Luis: El problema del ser humano ha sido y es; escapar del problema interpretando buscando la solución; en vez de solucionarle directamente al ver el problema. Cuando hay interpretación y uno se identifica con el interprete; no hay observación, escuchar en absoluto, pues el interprete no puede observase así mismo.


Un cordial saludo.

Jhon Alferdo Tarrillo Chuque
Geologia universidad nacional de cajam...
Escrito por Jhon Alferdo Tarrillo Chuque
el 04/11/2011

Gracias, Jose.

Pero seria aun mas maravilloso no haber hecho esto(destruir nuestro planeta-proceso) e incluyo a todos que estamos en este debate y los que no estan.


Slds,


Amanda Gonzalez
Enfermeria universidad latina
Escrito por Amanda Gonzalez
el 04/11/2011

Todabia tenemos tiempo para arreglar todo esto que nosotros mismos hemos estado haciendo de una manera hemos estado dañando el medio ambiente. Para mejorar o hacer mas facil nuestra manera de vivir. Sin tomar en cuenta que lo mas importante es la naturaleza..

Para parar esto debemos de participar todos, individualmente tomando las precauciones necesarias en nuestros hogares , trabajo en fin en el medio que nos rodea.

José Luis. Rodríguez
Palencia, España
Escrito por José Luis. Rodríguez
el 05/11/2011

"Amanda Gonzalez escribió:

Todabia tenemos tiempo para arreglar todo esto que nosotros mismos hemos estado haciendo de una manera hemos estado dañando el medio ambiente. Para mejorar o hacer mas facil nuestra manera de vivir. Sin tomar en cuenta que lo mas importante es la naturaleza..

Para parar esto debemos de participar todos, individualmente tomando las precauciones necesarias en nuestros hogares , trabajo en fin en el medio que nos rodea.

"



Amanda; así lo siento también. La naturaleza somos nosotros también y pienso que el origen de dañar a la naturaleza a nosotros mismos es el ego, su actividad egocéntrica o egoísmo. ¿Podemos vivir sin ego, sin actividad egocéntrica o egoísmo, empezando uno consigo mismo?

Jhon Alferdo Tarrillo Chuque
Geologia universidad nacional de cajam...
Escrito por Jhon Alferdo Tarrillo Chuque
el 12/11/2011

ASI ES AMIGOS, PERO QUERIA COMPARTIRLE LO QUE ECONTRE EN LA PAGINA DE ECOPAUNTES ESTA MUY INTERESANTE ESTA NOTICIA.


El cambio climático está adelantando la primavera dos días cada decenio

noviembre 08, 2011 Administrador 1 Comment
Primavera

Un estudio elaborado por un grupo internacional de expertos ha calculado por primera vez de forma global la velocidad del cambio climático. Los datos muestran, entre otras cosas, que tanto en tierra como en el mar, la primavera se adelanta dos días cada 10 años y que las especies, además de desplazarse “continuamente” utilizan otras técnicas para adaptarse.

Una investigación en la que han participado científicos de todo el mundo ha medido el ritmo al que se está produciendo el cambio climático global y cómo estas variaciones afectan al rango de distribución de las especies y a la llegada de las estaciones.

El trabajo, publicado esta semana en Science, analiza los regímenes térmicos y muestra que se desplazan hacia latitudes más altas 27 kilómetros cada diez años. “Este hecho se refleja en la variación en la distribución de las especies”, explica Carlos Duarte, investigador del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, CSIC-UIB). También añade que la señal térmica que marca el comienzo de la estación primaveral se adelanta unos dos días cada diez años, tanto en los continentes como en los océanos.

En ecosistemas terrestres, el calentamiento se ha producido tres veces más rápido que en los océanos, lo que ha obligado a sus poblaciones a cambiar su distribución continuamente para mantenerse en el mismo régimen térmico. Además de desplazarse, las especies han modificado el momento de la reproducción o la puesta de huevos.

Sobre los océanos, los científicos han trazado los mapas de todas estas transformaciones y han observado que las áreas donde las especies están más afectadas son también las más ricas en biodiversidad. El mayor impacto se produce en torno al ecuador, donde existen puntos calientes de biodiversidad marina. La rapidez del cambio climático en estas zonas supera los 200 kilómetros por decenio.

“Cuando la velocidad del cambio climático supera la velocidad de dispersión de los organismos, o cuando existen barreras que la impiden, las especies solo pueden adaptarse o extinguirse”, agrega Duarte.

En sus continuas ‘mudanzas’ hacia climas más propicios, algunas especies marinas encuentran esas barreras. Mike Burrows, de la Asociación Escocesa de Ciencias Marinas y coordinador del estudio, señala que “asumimos que las poblaciones simplemente necesitan moverse para escapar al cambio climático, pero en el océano las rutas de escape son más complejas y a veces inexistentes”.

Johnna Holding, investigadora en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados de Baleares, explica el problema de algunas especies “como las del Mediterráneo, que no pueden desplazarse hacia el norte porque el mar está cerrado por Europa o las del Ártico, que no tienen sitios más fríos a los que migrar”.

El estudio, que ha medido los cambios térmicos a partir del análisis de las temperaturas superficiales globales de los últimos 50 años, forma parte de un programa internacional para evaluar los impactos del cambio climático sobre los ecosistemas marinos. Está financiado por el Centro Nacional de Síntesis y Análisis Ecológicos, de la National Science Foundation y la Universidad de California en Santa Bárbara (EE UU).


Respecto al articulo descrito creo que no debemos ser tan expertos, creo que en un tema que todos ya conocemos claro esta que con cifras exactas no pero se puede ver con una mera observacion.


Espero que aya sido de ayuda eset texto.