En este grupo En todos

Foro de Historia



El origen de Colón y una protesta.

Tobías
Valencia, España
Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 24/12/2009

No es la primera vez que por razones ignotas se cierra un debate sin explicaciones y de forma aparentemente caprichosa. Dadas las características del tema, en absoluto conflictivas, el exquisito respeto que han mostrado los intervientes y lo fundamentado de las aportaciones, he de pensar que se trata de un error o un despiste del moderador o de los administradores. Si no fuera así creo que, no yo, pero sí quienes han estado desarrollando el tema merecen una explicación.

Dado que Lluis responde amablemente a lo que le dije me permito incluir en un nuevo tema (que espero no se cierre) mi contestación.

Le agradezco su respuesta ya que, como le digo, debo limitarme a algunas dudas bien conocidas puesto que en absoluto domino el tema. De hecho reconozco que tengo ahora un conocimiento mucho más preciso respecto a los puntos oscuros del origen colombino.

No quisiera parecer excesivamente torpe pero de sus palabras deduzco que en el origen de Colón se encuentran claves definitivas para entender el descubrimiento de América y los hechos posteriores. Llega usted a hablar de confabulación y trata poco menos que de desastre el que se siga enseñando en las escuelas que Colón era genovés. Insisto en ello: no acabo de ver las implicaciones transcentales en el descubrimiento de América derivadas de la patria de origen, sea catalán, gallego, portugués o castellano (que, según tengo entendido también hay una tesis que lo defiende). En todo caso puede ser importante para los manejos personales del Almirante, pero no veo que cambie la naturaleza (usted habla de intereses imperialistas, y obviamente estoy de acuerdo) de la conquista y administración de los nuevos territorios adscritos a la monarquía hispánica. Antes de ver otras intencionalidades ¿No sería conveniente analizar las razones por las que el hijo de Colón, Fernando, da comienzo con su voluntario cripticismo a toda esta historia sobre la patria de su padre?


Creo recordar que Estibalitz proporciona más testimonios, no solo el de Pedro Mártir, y le recuerdo que el propio Colón da noticia sobre su origen genovés. En cualquier caso no dudo de los intereses políticos y de prestigio a la hora de hacer públicos los documentos notariales de los archivos genoveses, ahora bien, una cosa son los intereses políticos del gobierno italiano y otra muy diferente que tales documentos sean, hasta ahora, totalmente irrefutables. Debo recordarle también que, junto a esos documentos y la propia declaración de Colón está el libro de Antonio Gallo, contemporáneo de Colón que menciona al descubridor y su familia como residentes en Génova. Y lo mismo dice en otra obra parecida el genovés Bartolomeo Senarega, también de la misma época. He nombrado a Bartolomé de las Casas, según señala Pedro Voltes (yo no he podido comprobarlo directamente) el propio defensor de los indios excluye que Colón fuese natural de algún reino peninsular. Por cierto, señala el propio Pedro Voltes que las investigaciones sobre la lengua de Colón realizadas por Menéndez Pidal demostraron que el castellano del almirante fue aprendido en Portugal, dado que incurre en portuguesismos y nunca en galleguismos (lo que sería un argumento contra el origen gallego).


Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 24/12/2009

Y respecto a la crítica de que el tal Cristóforo Colombo del que hablan los documentos genoveses no sea el descubridor estoy seguro que no ignora usted el hecho documentado de que en 1470 comparecieron ante el notario de Génova, Jacopo Calvi, el genovés Doménico Colombo y su hijo Cristóforo para reconocer una deuda de 50 libras a Jerónimo del Puerto, también genovés. Bien, pues en 1506, a punto de morir en Valladolid, Colón dispuso el pago de 20 ducados o su equivalente a los herederos de Jerónimo del Puerto en pago de una deuda.

Le reseño por último los nombres de contemporáneos de Colón, al que conocieron, y que declararon que el Almirante nació en Génova: Pedro Mártir de Anglería, Andrés Bernaldez, los ya mencionados Antonio Gallo y Senarega, Battista Fragoso, el obispo Giustiniani y Pedro de Ayala, que en un escrito a los Reyes Católicos habla de “la fantasía deste ginovés”.

Lluís Corredor Climent
Farmacia universidad de barcelona
Escrito por Lluís Corredor Climent
el 28/12/2009

Amigos todos,
os deseo un muy feliz año 2010 a todos los que habéis participado con escritos o sólo con lectura en el ya cerrado debate sobre Colón. Ignoro por qué se ha cerrado. Supongo que será por error.
Cada vez más este asunto de los orígenes de Colón se convierte en un lío para quien, como yo, no investigo directamente el asunto. Es la primera vez que oigo hablar de Antonio Gallo, así como de Bartolomeo Senarega y de Pedro Voltes. Dices, Tobías, que Pidal dijo que los escritos de Colón contenían portuguesismos. Yo he leído que este mismo señor, en este mismo libro, dice que ni poruguesismos ni galicismos. Tendré que pedir este libro prestado y ver lo que realmente dice. ¿Será posible que cada cual interprete un texto según conviene a sus intereses? Por otra parte, no entiendo qué quiere decir aquella mención a Fernando Colón y su cripticismo. Me gustaría una explicación sobre esta frase.
En aquella época,me reitero,los genoveses eran reputados como grandes navegantes. Era, por tento, un punto a favor de un navegante con pretensiones dar a conocer tal orígen. En todos los documentos de la época,siempre siempre, se ponía "fulano de tal de tal sitio" para su mejor identificación. No bastaba con poner extrangero. Por otra parte era tanto su prestigio que, a veces, se les suponía genoveses a todos.
Lo de la deuda a Gerónimo del Puerto es un dato que da qué pensar, caso de ser cierto (ya todo lo pongo en duda) el documento de la deuda y el del pago. Yo digo, el tal Colombo sería un moroso, pagar la deuda 26 años después! Yo en este embrollo me gusta más utilizar la lógica que fiarme de documentos tan antiguos y manipulados en su mayoría. Por esto pregunto ¿No suenan como ciertos mis argumentos lógicos de mi primera intervención en el debate "Cristóbal Colón no era genovés"? Qué explicación se les puede dar?
Un abrazo..

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 29/12/2009

Empiezo con Pedro Voltes. Dispongo de un par de libros de este catedrático de la universidad de Barcelona y prestigioso historiador, aunque si consulta por Internet verá que no está exento de críticas muy duras por alguna de sus obras menos afortunadas. Como le digo yo tengo de Voltes un trabajo sobre Carlos III y su época, bastante notable, y la biografía de Colón, que viene a ser una síntesis de los criterios contemporáneos a la hora de analizar la figura del Almirante.


Cuando aludo al cripticismo de Fernando Colón me refiero a los escritos realizados por este personaje, cuyo principal objetivo era defender los derechos que le había legado su padre. En 1571 escribió una especie de autobiografía publicada en Venecia y titulada “La historia del Sr. Don Fernando Colombo”, obra claramente tendenciosa, según palabras de Voltes, en la que cubre de un cierto halo de misterio el lugar de nacimiento de su padre. Le trascribo el texto que da origen a la polémica : “Tanto quiso que su patria y origen fuese menos cierta y conocida. Por lo cual algunos que, en cierta manera piensan oscurecer su fama, dicen que fue de Nervi; otros que de Cugureo y otros de Buyasco, que todos son lugares pequeños cerca de la ciudad de Génova, y en su misma ribera; y otros que quieren engrandecerle más, dicen que era de Savona; y otros que genovés; y aún los que más le suben a la cumbre, le hacen de Plasencia, en la que hay personas honradas de su familia, y sepulturas con armas y letreros de Colombo. ”


Nótese que el hijo en ningún momento hace referencia a una patria fuera de Italia (Plasencia ha de ser Piacenza) y que la voluntaria oscuridad de Fernando parece responder a motivos más bien de vanidad. El problema, y por eso reclamaba atención sobre la figura de Hernando (o Fernando), es que a éste no le interesaba nada que se difundiera un posible origen humilde de su familia. Cosa sobre la que habían escrito el ya nombrado en mi anterior mensaje Giustiniani basándose en Antonio Gallo.


Las referencias a las obras de Antonio Gallo y Senarega las he encontrado tanto en Voltes como en el libro de Eslava Galán “El enigma Colón”. Pero es fácil localizar datos sobre este personaje: se trata del cronista oficial de Génova y canciller del Banco de San Jorge. Escribió sobre Colón en 1516 señalando su procedencia genovesa y origen humilde. Volvería a escribir lo mismo en los Anales de la República genovesa, obra que data de 1537. Obviamente a Hernando, cuya madre era plebeya, le hacía poca gracia que ahora su ilustre padre procediera de tejedores de paños. Por cierto, también eran grandes navegantes los vascos y no digamos los portugueses. No veo razón para preferir Génova como patria.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 29/12/2009

El documento en el que se exponen los hechos del juicio en el que se vieron implicados Colón y su padre es el llamado “documento Aseretto”, por el investigador que lo encontró en 1904 en el archivo notarial de Génova. Eslava Galán también se hace eco de este documento y señala que Colón residía en ese tiempo en Lisboa y hubo de trasladarse a Génova para declarar como testigo (obviamente la deuda tenía que ser del padre).


Y respecto a la obra de Menéndez Pidal “La lengua de Colón”, publicada en 1942, mis datos son que el insigne investigador rechaza la tesis de que el castellano manejado por Colón no pudo ser aprendido en Andalucía sino en Portugal. Y, efectivamente, afirma que incurre en portuguesismos. Lo que desestima radicalmente es que Colón tuviera como lengua materna el español.


Personalmente creo que la lógica suele ser buena consejera y más de una vez he recurrido a la famosa navaja de Occam para tratar de arrojar luz sobre alguna cuestión enrevesada. Pero le recuerdo que la materia prima de la historia, totalmente insustituible, son las fuentes. Usted y yo sabemos de la necesidad de consultar en archivos, revisar legajos, examinar documentos; determinar la fiabilidad de un documento es tarea que puede ser complicada pero no imposible. Ciñéndome a los documentos de los que hablo, yo no tengo noticias de que hayan sido recusados o se hayan expuesto dudas sobre su veracidad con un mínimo fundamento. Si usted tiene otra información le agradecería que me la ofreciera.


Me detendría en sus tres dudas razonables si pudiera argumentar convenientemente pero solo puedo basarme en algunas referencias: creo que la edad de Colón no está probada; es cierto que hay investigadores que sitúan su año de nacimiento antes del más o menos oficial 1451, pero no es una opinión irrefutable. Leyendo algunas de las biografías de Colón no me parece que el padre fuera un plebeyo que viviera casi en la miseria, de hecho mi información es que la familia de Colón vivía con una cierta comodidad. Y no sé de dónde se saca que todos los plebeyos eran analfabetos, me parece una afirmación bastante arriesgada. En cualquier caso si hay un ambiente adecuado para asimiliar un grado considerable de desarrollo cultural ese es el de las ciudades del Renacimiento italiano. Y, por último, otra de las cosas que se reitera al hablar de Colón es que se pasó la vida tratando de ocultar sus orígenes humildes, cosa perfectamente normal en un país como España en el que la nobleza de cierto abolengo siempre despreció a los advenedizos. Le recuerdo que su hijo Hernando/Fernando se inventó una genealogía que hacía remontar sus ancestros a la aristocracia de la antigua Roma.

Lluís Corredor Climent
Farmacia universidad de barcelona
Escrito por Lluís Corredor Climent
el 30/12/2009

Amigo Montesinos y quien pueda leerme:
En primer lugar yo no he dicho nunca que ser genovés le diese más prestigio que ser vasco,sinó que su pretendida procedencia genovesa era lo suficientemente prestigiosa como para no tener que ocultarla. Por otra parte, cuando Hernando fué a Génova estaba escribiendo una biografía de su padre, para lo cual se desplazó allí intentando encontrar a sus parientes. No encontró ninguno y ya no pudo investigar más, dado que el rey, entonces Carlos V, le impidió seguir con la investigación. Por algo sería.
Respecto a su edad: Andrés Bernáldez, cura de los Palacios,contemporáneo suyo, dejó escrito que Colón murió "de senectute bona", cosa que se interpreta como septuagenario. No es lógico decir esto de un hombre de 55 años. Lo mismo dijo otro contemporáneo suyo, el padre Bartolomé de Las Casas. Actualmente,en los estudios que se efectuan de sus restos para intentar determinar su ADN, el Dr. Botella ha afirmado que sus huesos pertenecen a un hombre de unos setenta años y ésto, con las técnicas actuales, es incontestable. Además, el Almirante dice que en 1472, como corsario, atacó a la nave Ferrandina, hundiéndola. En aquella fecha creo yo que Colombo estaba aún ejerciendo de lanero con su padre. También dice que no es el primer Almirante de la família. ¿La familia Colombo tenía tales precedentes?. También dice que se hizo a la mar a muy temprana edad, mientras que Colombo,según creo, no lo hizo hasta los veinte años.
En cuanto a la cultura, es bien sabido que en aquella época sólo tenían estudios los nobles y los eclesiásticos. Si él no era analfabeto, como mucho sabría leer y escribir y nada más. En cambio, el descubridor conocía perfectamente el latín, varios idiomas, dominaba los conocimientos náuticos y la cartografía. El eminente cartógrafo Jaume Ferrer de Blanes, a quien el rey encargó en 1493 que definiera los límites para el Tratado de Tordesillas con los portugueses, dijo en una carta al rey: "siempre me referiré a la correccción de los que saben más que yo , especialmente el Almirante de las Indias, el cual sabe más que nadie en esta materia".
La nobleza: Cuando el rey, en 20 de mayo del 93 determina el escudo de Colón, el documento dice que añade determinados elementos al escudo propio de su linaje O sea, que ya tenía escudo de nobleza. Por otra parte es incongruente y casi infantil creerse que un hombre de linaje humilde, que acaba de desembarcar a nado en Lisboa, tenga entrada en la corte y se case con una dama noble, como Felipa Monis de Perestrello. Esto es totalmente imposible en aquella época y suena más bien a cuento de la Cenicienta, como la mayor parte de la historiografía oficial en la cuestión del descubrimiento.
En fin, no me extiendo más, habida cuenta que de detalles como estos estaría todo el día escribiendo y no acabaría. Para mí y ,creo que para la mayor parte de los investigadores serios,
la genovesidad de Colón está plenamente descartada.
Un saludo.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 31/12/2009

Para ser tan categórico en su aseveración final creo que primero debería demostrar que el acto de institución de un mayorazgo que Colón realiza a favor de su hijo Don Diego es falso. En este documento, del que dispongo de copia, Colón afirma en dos ocasiones su filiación genovesa:


“…porque sea servicio de Dios todopoderoso y raíz y pie de mi linaje y memoria de los servicios que a Sus Altezas he hecho, que siendo yo nacido en Génova , les vine a servir aquí en Castilla…”


“Item: mando al dicho Don Diego, mi hijo, o a la persona que heredare el dicho mayorazgo, que tenga y sostenga siempre en la ciudad de Génova una persona de nuestro linaje que tenga allí casa e mujer, e le ordene renta con que pueda vivir honestamente, como persona tan ligada a nuestro linaje y haga pie y raíz en la dicha ciudad como natural de ella, porque podrá haber de la dicha ciudad ayuda y favor de las cosas del menester suyo , pues que de ella salí y en ella nací. ”


Deberá demostrar también que es falso el testamento que en 1506, en presencia de Pedro de Inoxedo, escribano de cámara de los Reyes Católicos y que da fe, dicta el propio Colón. En el testamento se incluye una “Relación de ciertas personas a quien yo quiero que se den de mis bienes lo contenido en este memorial, sin que se le quite cosa alguna de ello. Hásele de dar de tal forma que no sepa quién se las manda dar ”. Para que compruebe los datos de los que hablaba en relación a la deuda contraida en Génova le incluyo el texto exacto:


“Primeramente a los herederos de Jerónimo del Puerto, padre de Benito del Puerto, Chanciller en Génova, veinte ducados o su valor. ”


Precisamente porque entendí que usted no discutía la veracidad de esa aseveración anterior de Colón reconociendo que era genovés interpreté que su comentario se refería a que se titulaba “genovés” por cuestión de prestigio. Quede claro pues que, a pesar del oscurantismo sobre su origen, que el propio Colón fomenta, existen documentos en los que reconoce haber nacido en Génova.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 31/12/2009

Me parece muy significativo que el Colón más joven pretendiera ocultar sus orígenes humildes cuando llega a España y está tratando de lograr prebendas y apoyos, y está más sometido a posibles ataques sobre su filiación, pero no tenga ningún inconveniente en reconocer a su patria genovesa durante su vejez, sabiendo que ya no tiene nada que perder o ganar.


Ignoro el interés que pudiera tener Carlos V en impedir la investigación, sí tengo noticia sin embargo del interés de Hernando por disimular en lo posible los orígenes humildes de su familia, crear filiaciones fantasiosas y silenciar los datos proporcionados por Gallo y Senarega. De ahí por supuesto los ataques que Hernando Colón lanza al obispo Agostino Giustiniani que, como le dije, basó sus comentarios sobre Colón en las noticias de Gallo, aseverando los orígenes humildes del Almirante. Concretamente Hernando le llama “historiador falso, parcial y maligno paisano” por haber hablado de que los padres del Almirante fueran “personas viles”. Insisto en otra cuestión siguiendo con la investigación biográfica de Hernando sobre su padre: en ningún momento niega, antes al contrario, que Colón fuera italiano y trata de demostrar que su familia procedía de allí. La intención de Hernando es despistar el origen genovés y acercarlo a Roma, Piacenza o Cucaro (donde el apellido Colón estaba asociado a la nobleza) para evitar, lógicamente, que se confirmaran las informaciones de “ un origen vil” ofrecidas por fuentes totalmente fiables como Gallo, Senarega o Giustiniani.



Hay algunas cosas de las que afirma que considero pueden ser rebatidas. Es verdad que Colón escribió que no fue el único almirante de su familia pero existen investigaciones que demuestran que los dos almirantes apellidados Colón no corresponden en absoluto a parientes del descubridor. Hay un problema, y entiendo que esto puede afectar a los documentos en los que asevera ser genovés, y es que Colón era un embustero redomado (no soy yo quien lo dice sino bastantes de los que han estudiado al personaje), precisamente por lo que ya comenté anteriormente del linaje y el prestigio que pudiera reconocérsele.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 31/12/2009

No sé si conoce el libro de José Luís Comellas “El éxito del error. Los viajes de Colón”. Es muy recomendable, se lo aseguro. El autor expone que, ciertamente, Colón fue un erudito o semierudito pero tal condición la alcanzó después de haber descubierto América. Alude Comellas a los estudios realizados por Jaun Gil sobre las famosas apostillas del Almirante que demuestran que esas notas están tomadas a partir de 1496, es decir, después del segundo viaje. Item más, todos los libros de la Biblioteca Colombina fueron comprados cuando su propietario ya había estado en las Indias, es decir, que Colón no se ilustró para descubrir América sino que, creyendo haber llegado al Extremo Oriente y contradicho por muchos como Juan de la Cosa y Andrés Bernaldez, adqurió libros que pudiesen demostrar sus pretensiones. Que Colón era un hombre curioso no ofrece ninguna duda y desde luego no era ningún ignorante, pero la mayor parte de sus conocimientos cosmológicos fueron adquiridos en época relativamente tardía. Por si quiere consultarlo, Comellas atribuye la idea de tan extraordinario viaje a los conocientos que Colón tenía sobre Toscanelli. No me extiendo sobre esto puesto que no viene ahora al caso.


Amigo Lluis, le deseo también un feliz año y quería decirle solo una cosa más. Entiendo que ni usted ni yo tenemos un interés personal en defender una filiación u otra del Almirante. Pero si me permite la licencia, aunque sea por el prurito del orgullo patrio, yo preferiría que hubiera nacido en algún territorio de “las Españas”, aunque solo sea por fastidiar a todos esos que suelen ningunear la empresa de los españoles en América. Empresa que tiene considerables puntos oscuros, pero también algún mérito, y tal mérito no corresponde, desde luego, a la patria de origen del descubridor.

Lluís Corredor Climent
Farmacia universidad de barcelona
Escrito por Lluís Corredor Climent
el 05/01/2010

Amigo Tobías, me alegro mucho y le agradezco que pretenda rebatir mis argumentos: esto nos da oportunidad a los dos de intentar esclarecer la verdad.
Coincido en considerar que hay que apoyarse en documentos más que en la lógica o la intuición. Pero cuando, como en este caso, los documentos están desaparecidos y los que no, están manipulados o son falsos, llega un momento en que ya no puedes apoyarte en ellos y hay que dar paso a la lógica. Me reitero en decir que considero una confabulación el hecho de haber hecho pasar una empresa catalano-aragonesa por castellana y tejer a su alrededor un enmarañado ramaje de falsedades que oculta el tronco de la verdad.
Dice de Colón que era un redomado embustero. Yo no puedo decir lo mismo pues, pese a mi avanzada edad,no tuve el gusto de conocerle. En serio, no sé qué cualidades personales debía poseer, pero sí sé que el endiablado embustero y manipulador fué el rey Fernando, modelo para Maquiavelo de personaje que heredó la doblez de su padre Juan II y la ambición de su madre Juana Enríquez.
Él fuéseguro quien obligó a Colón a esconder su orígen con la excusa de ser un enemigo de su padre, para autorizarle la expedición. ¿Porqué le concedió tan extarordinarias prebendas a una persona que hasta entonces no había demostrado nada, sinó con la decisión de no concedérselas, como así fué.? Sólo tuvieron que pasar dos viajes,para destituirlo en el tercero, inmediatamente después de conseguir el objetivo propuesto. Los pletios se fueron sucediendo hasta que el nieto Luís ya fué totalmente desposeído con la excusa de su bigamia. El rey católico fué un personaje turbio y sin escrúpulos que, no sé muy bien tras qué proceso, terminó sus días odiado por todo el mundo con el apodo despectivo de "El catalanote
.. Me dice que demuestre que la Institución del Mayorazgo es un documento falso. Claro está, que siendo el único documento en el que manifiesta ser genovés es imprescindible para usted que no sea falso. Pues bien, lo es. Y se puede demostrar fácilmente teniendo en cuenta que en este mismo documento dice: "E ansí lo suplico al Rey y a la Reina, Nuestros Señores, y al Príncipe Don Juan, su primogénito Nuestro Señor, y a quien sucediese...". Pues bien ¿Cómo podía Colón poner tamaño disparate teniendo en cuenta que la fecha del documento es el 22 de febrero de 1498 y el príncipe había muerto en 4 de octubre del año anterior?. Y no sepuede alegar ignorancia por parte suya, ya que fué un acontecimiento muy sonado,la muerte del primogénito de los reyes, como es lógico, y cuando también este hecho obligó a que su hijo Hernando, que era paje del príncipe fallecido, tuvo que pasar a paje de la reina Isabel. También habla el documento de "la imaginaria raya sobre a cien leguas sobre las islas de las Açores y otros tanto sobre las de Cabo Verde". El autor de dicho documento ignora que esta línea horizontal del tratado de Alcaçovas, ya había sido sustituída por la línea vertical del Tratado de Tordesillas, del 7 de junio de 1494.
Se me acaba el tiempo de que dispongo. Seguiré posteriormente con mucho gusto exponiendo mis tesis, con el firme propósito de cambiarlas si se demuestra lo contrario.
Un saludo.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 05/01/2010

La información de que disponía sobre el asunto está prácticamente agotada, y usted sigue poniendo argumentos sobre la mesa a los que cada vez me será más difícil responder. Bien, vamos a ver, todavía hay algunas objeciones que hacer.


Existe un investigador, fácilmente localizable si se busca información sobre los orígenes colombinos, que está considerado una autoridad en la materia. Se trata de Angel de Altolaguirre y Duvale, que desarrolla sus principales investigaciones en los años veinte y que según los partidarios de la “tesis gallega” es sospechoso de servir intereses espúreos. Básicamente porque desmonta el origen pontevedrés de Colón.


Altolaguirre realiza un análisis detallado de “las declaraciones hechas por Don Cristóbal, Don Diego y Don Bartolomé Colón acerca de su nacionalidad”. Estudia sobre todo el llamado “Pleito del ducado de Veragua” y el documento básico: el cuaderno en el que Colón instituía el Mayorazgo de su casa. El estudio puede consultarlo en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Me he tomado la molestia de leerlo, a pesar de que es un poco farragoso, y he de decirle que aclara algunas cuestiones.


Voy a resumir para no hacer también farrogosa mi argumentación. Por lo visto, a través de unos despachos expedidos por nuncios apostólicos llamados “paulinas” fueron conminados todos aquellos que dispusieran de documentos que pudieran tener incidencia en el pleito para que los hicieran públicos, bajo pena de excomunión para quien contraviniera esa orden.


Un presbítero se hizo eco de esta demanda y afirmó que Luís Colón poseía el documento de la famosa institución del Mayorazgo, el cual lo tenía en depósito un abogado llamado Berastegui que, a su vez, lo entregó al tutor de uno de los herederos, Don Cristóbal. De hecho había recibo firmado por el doctor Hurtado en el que constaba que Berastegui entregó al doctor Hurtado
« otro libro mal encuadernado en pergamino, que en el primer cuaderno está el mayorazgo que hizo el primer Almirante, año de 97, inserto un traslado de la facultad que tuvo para hacer el mayorazgo y al fin de él están borradas tres firmas y escrito a mano cuatro renglones y está escrito el dicho mayorazgo en siete hojas, y después está la copia de las escrituras que quedan en la ciudad de Sevilla, en diversos envoltorios, en cuatro cuadernos ».


Hago notar a Lluis la fecha que se indica, no es 1498 sino un año antes, el 97. Indica también Altolaguirre que en la forma en la que se suceden los hechos anteriores no pueden deducirse sospechas de que se pretendiera servir a los intereses de algún litigante.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 05/01/2010

Altolaguirre demuestra que el testamento del 97 está probado que existía en 1566 en el archivo de los Colones, en el monasterio de las Cuevas de Sevilla, de donde lo sacó Don Luís, tercer almirante de Indias. De él pasó a su abogado, que lo entregó ante escribano al doctor Hurtado, curador de Don Cristóbal Colón, uno de los litigantes, y Hurtado hizo entrega de él en el Consejo de Indias, cumpliendo providencia por éste dictada. Se alegó en el litigio, sin ser rebatido, que estaba escrito en papel antiguo y con letra antigua igual a la de otras escrituras del Almirante, firmadas por el escribano de Sevilla Martín Rodríguez, y el dictamen pericial comprobó que la nota anulándolo fue escrita por el Almirante, lo cual demuestra la autenticidad del documento.


Por las características del encabezamiento, apareciendo solo el año de 1497, parece que el documento era solo una minuta que siguiendo instrucciones del Almirante redactó el escribano Martín Rodríguez. La idea era que si el Almirante estaba conforme se redactaría la escritura de fundación con todos los requisitos legales. La redacción debió hacerse entre abril del 97 y el 4 de octubre, día en el que muere el príncipe Juan. La fecha que aparece borrada, la conocida de 22 de febrero del 98, parece indicar que es el momento en el que Colón autoriza la minuta formalizándose en esa fecha, con las correcciones debidas, la institución del mayorazgo. Está comprobado que parte de la minuta fue sustraida, precisamente las hojas correspondientes al mes de febrero del 98, lo que avala la tesis de que la minuta fue elevada a escritura, y que a alguien le interesaba que tales páginas salieran a la luz. Señala Altolaguirre que si llegó a realizarse o no la escritura es lo de menos, lo importante es que el documento no tiene visos de ser un fraude.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 05/01/2010

Existen además otros documentos en los que Colón afirma su carácter de extranjero. En una carta de 7 de julio de 1503 protesta ante los Reyes por haber sido calumniado a causa de ser “un pobre extranjero”. En su “Historia de las Indias” el padre Las Casas copia fragmentos de los archivos colombinos, concretamente hay un texto en el que Colón dice a los Reyes: «yo he sido culpado en el poblar, en el tratar de la gente y en otras cosas, muchas como pobre y extranjero envidiado”. Hay algunas otras más reseñadas por Las Casas del mismo cariz.



Curiosamente Altolaguirre incluye algunas informaciones que desconocía y que considero del máximo interés. El hijo de Colón, Hernando, que había tratado de ocultar el origen del padre (tal y como ya he reseñado), otorgó testamento en Sevilla y al dictar instrucciones al comisionado que debía recorrer Italia para adquirir libros para la biblioteca fernandina, le recomendaba que se valiera de los genoveses. Debía presentarse como
«Sumista de la librería Fernandina, que instituyó don Cristóbal Colón, genovés , primero Almirante que descubrió las Indas; el hijo confirió la declaración que su padre hizo en el testamento de 1497 de haber nacido en Génova».


Respecto al debate entre lógica y documentos ya he comentado la lógica que preside mi argumentación: al Colón que está tratando de conseguir prebendas le interesa ocultar su origen humilde, fácilmente rastreable si otorgara datos sobre su procedencia; el Colón maduro, en cierto modo fracasado e indiferente a lo que se pueda decir de él, ya no le importa reconocer su origen genovés. Obviamente yo no estaba echando fotos en época de Colón ni he mantenido entrevistas privadas con el Almirante, me limito a reseñar las opiniones de algunos de los autores que he leído y que consideran a Colón un mentiroso. Cierto es que sus razones tenía. Solo conozco superficialmente los entresijos de los manejos de Fernando, solo le diré que, en mi opinión, haber inspirado a Maquiavelo (cosa no totalmente cierta) es un timbre de gloria y no algo censurable.


Hay algo de lo que usted dice que me ha dejado un poco perplejo y, por qué no decirlo, escamado. Señala que la empresa del descubrimiento era catalana-aragonesa y no castellana: temo que esto son ya palabras mayores. En primer lugar no veo la conexión de hechos que permita afirmar algo tan notable, en segundo lugar soy poco partidario de recurrir a tesis conspirativas para explicar acontecimientos históricos (entre otras cosas porque son soluciones fáciles para explicar acontecimientos que suelen ser mucho más complejos) y, en tercer lugar, corríjame si me equivoco, da la impresión de que está usted dando pábulo a viejas cuitas catalanas contra el centralismo castellano. No quisiera pensar que se está tratando de manipular la historia para servir determinados intereses que, por cierto, suelen ser los más dispuestos a tergiversar y confundir a la hora de demostrar míticos orígenes.


Y le puedo asegurar amigo Lluis que quien le habla está a años luz del nacionalismo españolista y que detesta con todas sus fuerzas los fundamentos casticistas en los que se basa el tradicionalismo español.

Lluís Corredor Climent
Farmacia universidad de barcelona
Escrito por Lluís Corredor Climent
el 07/01/2010

Voy a pasar a responder al amigo Tobias intentando hacerle ver que no es ningún disparate mi tesis catalanista. Si partimos de la base de que yo creo firmemente en la catalanidad de Colón, no debiera sorprenderse nadie de que piense que la empresa descubridora fué catalano-aragonesa. Porqué ¿Cómo cualificaráis una empresa en la que el organizador sea catalán, el dinero de la expedición provenga de un súbdito de esta corona, sea como préstamo o no, préstamo que en todo caso lo hubiese hecho a su rey, no a la reina del país vecino, que los patrones de las naves sean, además de Colón, dos hermanos portugueses afincados en Cataluña desde más de veinte años atrás y residentes en Pals, Gerona. Que la corte se traslade a Barcelona para recibirles y que, como dice una descripción de la época,la corte acompañe después a Colón hasta su casa. Que la corte esté en Barcelona tanto tiempo como en todo el resto del reinado,desde poco después de la salida del primer viaje hasta poco después de la salida del segundo. Que en este segundo viaje, el de la toma de posesión, vayan con Colón todos los personajes de su confianza y que éstos sean: Pedro Bertran Margarit, pariente de los Colom de Barcelona, como jefe militar. El padre Buyl, ermitaño de Montserrat, como jefe religioso. Otros monjes de Montserrat, expusados de su monasterio a la llegada del rey a Barcelona, para ser substituidos por monjes de Valladolid. Otros personajes importantes, Ramón Pané,Antoni de Torres, Miquel Ballester, etc. Todos ellos catalanes? Poneos en mi lugar, suponed que Colón era catalán y a ver si cualificaríais esta empresa como castellana. En el tercer viaje, en el cual tenía ya previsto el rey destituirle, ya sí se puede decir que fué una expedición castellana. Y que conste que no me mueven ideas catalanistas o anti-castellanas.
A mi edad, lo único que me mueve es esclarecer la verdad de un hecho tan importante, pero en absoluto ejemplarizante para los que la llevaron a cabo, fueren de donde fueren.
He hablado, sí, de conspiración. Nosé si es la palabra justa,pero ¿Cómollamaríais vosotros el hecho de obligar a Colón a mantener oculta su filiasción, prometerle honores exagerados con la intención de desposeerle después, como así fue. Mandar ya alborotadores en su tercer viaje con el fin de conseguir su psopósiot. Cuando Bobadilla fué a Las Indias a ver q

Lluís Corredor Climent
Farmacia universidad de barcelona
Escrito por Lluís Corredor Climent
el 07/01/2010

Lo siento, se ha cortado. Decía yo que cuando Bobadilla fué enviado a Las Indias a investigar qué ocurría, ya había sido destituido Colón y nombrado el propio Bobadilla Gobernador. Todos los documentos importantes están desaparecidos, como el diario del primer viaje, que hubo de ser transcrito por el padre Las Casas, supongo que de memoria, puesto que si no, porqué tenía que copiarlo para hacerlo desaparecer después. Cabe consignar que Las Casas, cuando el descubrimiento, tenía 8 años. Su padre fué con Colón, pero en el segundo viaje. Dejó orden en el convento de que no dieran a la luz este documento hasta cincuenta años después, vete a saber porqué, pero la Inquisición lo descubrió y supongo que lo modificaría a su antojo. Ya es sabido que no se publicaba nada sin pasar por la censura de la Sagrada Orden. Pero es que no se conserva el diario de a bordo de ninguna de las naves que formaron la expedición. Cuando Hernando Colón fué a Génova a buscar a sus tíos y primos, no encontró a nadie, y entonces el rey le impidió seguir con la investigación, Está claro que para que no descubriera la verdad. En fin, si no os gusta la palabra no hablaré de conspiración. Puedo llamarle manejos poco escrupulosos por parte de la corona con el objetivo de construir una nación unida y poderosa. No lo llamaría una conjura anticatalanista ni nada por el estilo. Son los manejos poco éticos de un monarca que, al fin y alcabo, era aragonés y acabó sus días en Cataluña.
Claro está que los investigadores mediocres que investigan en un sentido preestablecido,son propensos a divulgar ciertas cosas y otras no, e incluso darles la interpretación que les conviene. Lo digo a tenor del libro de Menéndez Pidal sobre el lenguaje de Colón. Según los catalanistas, dicen que dice que no era ni portugués, ni castellano ni gallego. Según el amigo Coto,que se ve que lo hemos perdido, que dice que de portugués nada, que sus modismos eran gallegos. Me he molestado en ir a la biblioteca y consultar. El libro:. Pues bien,lo que dice Pidal es lo que dice el amigo Tobías, que de gallego nada, ni castellano tampoco, pero sí que ve él palabras claramente portuguesas. Aunque algunas de las que menciona yo creo que igual se podrían tener por gallegas o por catalanas, nos tenemos que ceñir a lo que el ilustre filólogo dice. Pero bien, es muy natural que una persona que ha pasado recientemente diez años en Portugal, se ha casado con una portuguesa, que hablaría portugués con su hijo, que se le haya pegado alguna palabra portuguesa, por otra parte no muy distinta del castellano. Para mí es sintomático que el filólogo busque palabras castellanas. Gallegas portuguesas e italianas y no se moleste en buscar palabras catalanas, que las hay, y muchas. Claro que este libro fué escrito al principio del franquismo. De ser honesto, Pidal, que ya conocía los trabajos del historiador Ulloa, que tuvieron mucha repercusión en los años 20 - 30, habría que haber desechado también el catalán.

Lo de la deuda cancelada por Colón a Gerónimo del Puerto, es una entrega que hace sin querer que se sepa quién es el donante. Puede muy bien interpretarse com una deuda "vergonzosa" contraída en sus tiempos de corsario. Sinó, era lógico que mencionase de quién se trataba `para que así quedase cancelada la deuda.

Insisto en que me gustaría que alguien demostrase que mis tesis iniciales para rebatir la genovesidad de Colón no son ciertas. De momento,só

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 08/01/2010

En ningún momento he dicho que la tesis del origen catalán sea un disparate, simplemente considero que es bastante más probable el origen genovés, al menos tiene más apoyatura documental e incluso lógica. Aquello que me había parecido más discutible, y ya lo ha aclarado Lluis, son las posibles vinculaciones con algún tipo de reivindicación que poco tiene que ver lo que tratamos.


En su planteamiento hay al menos un hecho discutible, la catalanidad de Colón, otro sorprendente y que casi nadie acepta, que los Pinzones eran portugueses (aunque creo que estrictamente los patrones de las naves eran Juan de la Cosa, Juan Niño y Cristóbal Quintero), y un tercero directamente falso, el referido a la financiación.


En la nueva historia de España que se está publicando dirigida por un catalán al que admiro profundamente, Josep Fontana, se ha editado ya el volumen titulado “Monarquía e Imperio”. El autor es Antonio Miguel Bernal y creo que acabará siendo una obra de referencia sobre nuestra historia moderna. Bernal explica con detalle la cuestión de la financiación de los primeros viajes, establece la primacía (refrendado por las más recientes investigaciones) de los capitales privados (castellanos, aragoneses y genoveses principalmente) y la escasa aportación pública. Ahora bien, el dinero público empleado salió en exclusiva de la tesorería castellana.


Bernal destaca un hecho que me parece importante: el contrato con Colón es firmado en plano de igualdad por Isabel y Fernando, no hay un contrato con uno de los dos reinos en particular. En los siguientes documentos se reconoce que la parte de dinero público que ha de invertirse saldría de la tesorería castellana o por medio de préstamos avalados por Castilla.


Respecto a Santángel, que tenía intereses privados en la empresa, se dirigió por carta a Isabel para que aceptara las condiciones de la empresa, lo que de un modo u otro implica el reconocimiento de la autoría política castellana de la empresa. Le aseguro que la carta es muy significativa. Usted solo atribuye a Castilla el tercer viaje, sin embargo el segundo requirió una aportación pública sustancialmente mayor que el primero y el dinero se obtuvo de manera casi exclusiva de Castilla. Santángel siguió figurando entre los capitalistas pero no en calidad de inversor sino como prestamista a la Corona castellana.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 08/01/2010

Respecto a Santangel, que tenía intereses privados en la empresa, se dirigió por carta a Isabel para que aceptara las condiciones de la empresa, lo que de un modo u otro implica el reconocimiento de la autoría política castellana de la empresa. Le aseguro que la carta es muy significativa. Usted solo atribuye a Castilla el tercer viaje, sin embargo el segundo requirió una aportación pública sustancialmente mayor que el primero y el dinero se obtuvo de manera casi exclusiva de Castilla. Santangel siguió figurando entre los capitalistas pero no en calidad de inversor sino como prestamista a la Corona castellana.


La información de la que dispongo sobre esos personajes, presuntamente, de la confianza de Colón es un poco diferente. Gran parte de la responsabilidad de que los Católicos se hicieran con el control y dirección de las Indias, contraviendo lo acordado con Colón, se debió a la colaboración de funcionarios reales. Serán estos funcionarios, que gozaban de la confianza de los Reyes, no de Colón, los que pondrán en evidencia la incapacidad del gobierno de Colón y lo poco adecuadas que eran las concesiones hechas en las Capitulaciones. Entre estos personajes están fray Bernardo de Buyl, extremadamente crítico con Colón por la política represiva y esclavista de éste con los indios, y Pedro Margarit, que denunció a Colón en diferentes informes por sus prácticas esclavistas y (atención) por sus enfrentamientos con diversos aragoneses en La Española. Y los que controlaban no solo eran aragoneses: estaba también Gómez de Tello, que debía “recibir todo lo que allá hoviera en nombre de los Reyes”, Fonseca, encargado de los avituallamientos, o Bernal Díaz de Pisa, cuya misión expresa (juzgue usted su importancia) era controlar los ingresos que pudieran obtenerse de los beneficios conseguidos de los rescates de oro. Fíjese, la ventaja castellana respecto a Aragón se empieza a hacer evidente desde 1495 cuando los funcionarios catalano-aragoneses tuvieron que regresar a España tras sus enfrentamientos con Colón a causa de las anteriormente nombradas prácticas esclavistas y crueldades con los indios.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 08/01/2010

Creo que es fácilmente explicable la cuestión de las desposesión de las múltiples prebendas otorgadas a Colón (no me quiero alargar mucho pero ¿No es lógico prometer mucho cuando poco se espera y cambiar de opinión cuando lo que se espera empieza a ser demasiado importante? Por no hablar de la incapacidad de Colón como administrador). En fin, creo que usted realiza algunas afirmaciones muy contundentes pero con poca base: ¿Quién obliga a Colón a ocultar su origen y por qué? Usted dice que Fernando y elabora una especie de conspiración pero eso es simplemente una teoría. Como teoría lógica y que puede ser probada con muchas menos dificultades (apliquemos la navaja de Occam) está el interés de Colón por ocultar su origen en lo posible y el aún mayor interés de su hijo por elaborar una genealogía algo más distinguida. E insisto, para acabar consu primer comentario, que los problemas ya surgen en el segundo viaje (como mínimo).


Hablemos del Diario y la elaboración de Fray Bartolomé. Tengo entendido que sobre este asunto hay bastantes investigaciones que han ido puliendo las copias del texto de Las Casas de imprecisiones y alteraciones. La versión que actualmente circula parece altamente fiable (yo dispongo de la edición de Sarpe). Las Casas no tiene ninguna responsabilidad en la desaparición del Diario puesto que su copia se realiza antes de 1554, fecha en la que una licencia real a favor de Luís Colón le permite imprimir el libro. En ese momento se pierden las referencias del original que no llegó a ser publicado pese al permiso. Según Luca de Tena, en un libro curiosísimo “Los mil y un descubrimientos de América”, hay evidencias gran parte del resumen manuscrito de Las Casas es idéntico a las páginas que Hernando Colón dedica al descubrimiento. Lo que demuestra que tanto el fraile como el hijo de Colón tuvieron a la vista el original colombino.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 08/01/2010

Comenta usted el interés de Fernando por construir una nación unida y poderosa. Según los documentos dejados tras el descubrimiento, la empresa de Indias fue asumida en sus inicios como una especie de proyecto de integración nacional. Al menos durante dos décadas dio la impresión de que el factor colonial buscaba catalizar una efectiva integración entre los reinos castellano y aragonés. Es más, no es posible distinguir la autoría de las actuaciones en Indias entre Fernando e Isabel mientras vivieron. Y los funcionarios que intervinieron pertenecían a ambas Coronas indistintamente. Si acaso se puede atribuir un mayor interés e iniciativa a Fernando.


En el caso de Hernando Colón insisto en que todos los estudios que he consultado (que también he de reconocer que no he sido exhaustivo) argumentan todo lo contrario. Es Hernando el que trata de desviar la atención de los vínculos genoveses y, sinceramente, creo que en el caso de este personaje el interés por destacar una genealogía aristocrática para la famila Colón es evidente y más bien burdo.


Por lo demás comparto su desconfianza sobre Menéndez Pidal y creo que está por hacerse una investigación seria sobre la lengua de Colón. Le incluyo, para acabar, una referencia directa de Colón al respecto de su formación autodidacta (que usted también discutía). Hay una carta a los Reyes Católicos en las que habla de su formación nacida de la práctica y el trato con “gente sabia” y señala: “en la marinería Dios me hizo abundoso, de astrología me dio lo que bastaba, y así de geometría y de aritmética”.


No acabo de entender su última argumentación. El testamento es claro: veinte ducados o su valor para los herederos de Jerónimo del Puerto, deuda probada por la documentación genovesa y que demuestra que Colón es el llamado Cristóforo Colombo.

Lluís Corredor Climent
Farmacia universidad de barcelona
Escrito por Lluís Corredor Climent
el 11/01/2010

Amigo Tobías,
tengo una sensación indescriptible de pérdida de tiempo en este asunto, puesto que en lo que escribimos nos basamos mayoritariamente en indicios, especulaciones y suposiciones con poco fundamento, tanto Vd. Como yo, y igual les debe pasar a nuestros lectores, si es que tenemos alguno.
Propongo una cosa: si este debate empezó como continuación del debate anterior titulado "Cristóbal Colón no era genovés", volvamos al principio, al tronco de la cuestión, y no nos vayamos por las ramas, donde nos perdemos en el follaje. Yo creo que no podemos entretenernos con detalles como si Colón era un embustero o su hijo Hernando tenía ínfulas de grandeza, si primero no hemos llegado a un acuerdo sobre quién era Colón, puesto que de esta manera iremos siempre cada uno por su lado.
Así es como Vd. Insiste en que su orígen era plebeyo y no ha rebatido mis aseveraciones que creo que demuestran lo contrario: da por sentado que puede ser un autodidacta, cosa muy difícil para mí en aquella época de diferencia total de clases, pero sigue sin explicación el hecho de que ya tuviera un escudo nobiliario antes del descubrimiento o el de la imposibilidad total de que casase con una dama de la nobleza a las primeras de cambio de llegar a Portugal como un desconocido. Esto sin hablar de la edad de su candidato.
Cuando nos hayamos puesto de acuerdo en estas cuestiones, sabremos si su origen puede ser plebeyo, si era un autodidacta o cuantos años tenía al morir, visto lo cual podemos a empezar a discutir cuál sería su procedencia y los motivos que llevarían a un tan gran enigma. Pero empecemos por el principio, por favor, y a partir de ahí podemos intentar desentrañar la historia.
Un saludo.