En este grupo En todos

Foro de Periodismo cultural



El círculo de corrupción en ciencia y técnica (argentina)

Escrito por Eduardo R. Saguier
el 22/05/2009

MINISTRO BARAÑAO-EL CÍRCULO DE CORRUPCIÓN en CIENCIA y TÉCNICA (Argentina)

por Eduardo R. Saguier--Investigador del CONICET

RESUMEN

En este trabajo compruebo la complicidad de los Ministros Barañao y Filmus
y del Comité de Ética en Ciencia y Tecnología (CECTE) en la degradación
moral de la conducción del área científico-tecnológica argentina. Para ello
estudio las complicidades oficiales, los principios universales puestos en
juego, la manipulación de los portales electrónicos oficiales, la
complicidad del mandarinato académico con la violación de la ética, y las
represalias políticas a los que se opusieron a la Red Mafiosa.

INDICE

1. - PROBLEMA CRÍTICO A RESOLVER
1.1.- Complicidad de la Comisión de Ética de Ciencia y Técnica (CECTE)
1.2.- Complicidad de los Ministros del Área (Barañao y Filmus)
1.3.- Principios Universales Absolutamente Ignorados
1.4.- Manipulación de Portales Electrónicos Públicos. El Discurso falaz del
INDEC en CyT
1.5.- Monopolización de Subsidios en beneficio de Funcionarios de CyT
1.6.- Complicidad del Mandarinato con la Violación de la Ética.
1.7.- Víctimización de Investigadores por oponerse a la Red Mafiosa
2. - COMPROBACIÓN FÁCTICA del PROBLEMA
2. 1- Apéndice I

1. - PROBLEMA CRÍTICO A RESOLVER.

Una media docena de instituciones legales (AGENCIA, CONICET, CONEAU, SPU,
Secretarías de CyT de Universidades, CECTE) concluyeron tejiendo un inmenso
hexágono compuesto por verdaderos nudos gordianos y por flujos venales de
ida y vuelta (subsidios, incentivos, ascensos, categorizaciones,
acreditaciones, confidencialidades, asesorías, consultorías, observatorios,
transferencias tecnológicas, etc.). Este contaminado hexágono, al
condicionar las libertades académicas y tercerizar las universidades, ha
concluido por corromper a las autoridades universitarias, y por devaluar
tanto la autonomía de las mismas, como el sistema de equilibrio de poderes
(frenos y contrapesos) que debe existir en el seno de los organismos
académicos colegiados, y la excelencia de la formación universitaria y de
la producción científica.

AGENCIA (Agencia Nacional para la Producción Científico-Tecnológica) (A):
Medio centenar (50) de sus Coordinadores percibieron subsidios de la propia
Agencia, y de los cuales ocho (8) percibieron $3.662.000 a un promedio de
$457. 750 c/u. La antropóloga Rosana Guber, hija de la Dra. Rebeca Cherep de
Guber, Presidenta de la Agencia, también recibió su correspondiente
subsidio. La Agencia supervisa las categorizaciones de los incentivos que
distribuye la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) e indirectamente
las acreditaciones de los programas de Maestría y Doctorado de la CONEAU,
estos dos últimos organismos dependientes del Ministerio de Educación.

CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científico-Tecnológicas) (C):
Tres (3) de los miembros del Directorio (Girbal, Siñeriz y Rapela)
percibieron subsidios de la Agencia. Sesenta (60) miembros de las
Comisiones Asesoras del CONICET (CA) también percibieron subsidios de seis
(6) dígitos de la Agencia, y de los cuales siete (7) percibieron la suma de
$2.846.105, a un promedio de $406. 586 c/u. Y a más de doscientos (200)
Investigadores de Carrera se les autorizó asesorías y consultorías
violatorias de la dedicación exclusiva.

CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria)
(CON): Aunque perteneciente al Ministerio de Educación dos (2) miembros de
su Directorio (Villanueva y Krotsch) percibieron de la Agencia la suma de
$275. 354, a un promedio de $138. 000 c/u.

SPU (Secretaría de Políticas Universitarias) (SPU): distribuye los
incentivos a los docentes-investigadores de las Universidades Nacionales y
categoriza a los mismos, tarea en la cual es supervisado por la Agencia.

Secretarías de Ciencia y Técnica de las Universidades Nacionales. En seis
(6) de estas universidades (Tucumán, Córdoba, Rosario, Sur, MdP, UBA), sus
respectivos Secretarios de CyT percibieron subsidios de la Agencia. Estos
mismos funcionarios universitarios tienen la responsabilidad legal de
controlar la rendición de cuentas de los colegas de su propia universidad
que percibieron subsidios.

CECTE (Comité de Ética en la Ciencia y la Tecnología) (de ahora en más
CECTE): Emitió dictámenes exculpatorios en materia de ética administrativa
a favor de los Coordinadores de la Agencia. Sin embargo, cuatro de sus
directivos (Kornblihtt, Parodi, Vainstok y González Cappa) percibieron
subsidios de la Agencia. La Dra. González Cappa recibió tres diferentes
subsidios de seis dígitos cada uno.

OAC (Oficina Anti-Corrupción) (OAC): oficia de depositario de las
Declaraciones Juradas de Bienes hasta tanto se constituya la Comisión
Nacional de Ética de la Función Pública, establecida en el decreto
reglamentario de la Ley de Ética Pública Nº 25. 188. Y en la práctica la OAC
ha cajoneado las denuncias formuladas por cuestiones de incompatibilidad en
los cargos de CyT.

Por ende, las autoridades de seis (6) organismos de CyT, de Educación y de
las Universidades: los Coordinadores de la Agencia (A), los miembros del
Directorio del CONICET (D), los miembros de las Comisiones Asesoras del
CONICET (CA), los Secretarios de Ciencia y Técnica de las Universidades
Nacionales, los integrantes del Directorio del CECTE (CEC), y los
Directores de la CONEAU son como primos hermanos, más hermanos que primos,
pues los une un estrecho aire de familia, dado que percibieron subsidios
del mismo padrino-antecesor: la Agencia y el Ministro de Ciencia y Técnica.

1.1.- Complicidad del Comité de Ética en Ciencia y Tecnología (CECTE)

No puede obstar a la incompatibilidad entre ser candidato a subsidios y
detentar un cargo directivo ninguna reglamentación, ni exculpación, ni
absolución, de organismo interno alguno, aunque fuere autónomo, que
pretenda blanquear, encubrir o purgar la falta de transparencia,
publicidad, legalidad, igualdad o responsabilidad, o que contradiga el
espíritu de las Leyes Nacionales de Actos Discriminatorios N° 23. 592, de
Ética de la Función Pública Nº 25. 188, y de Libre Acceso a la Información
Pública.

Estas contradicciones las ha cometido el CECTE, supuestamente "autónomo",
que aunque creado por el Directorio del CONICET (Resolución D N° 1806/04, y
su Reglamento, Resolución D N° 613 del 2-5-05), en 2004, bajo el Ministerio
de Filmus, ha pasado a la jurisdicción del Ministerio de Ciencia y Técnica
con un nuevo Reglamento https://www.cecte.gov. Ar/reglamento/ ; coordinado por
Otilia Vainstok e integrado por miembros beneficiados por los subsidios de
la Agencia (Stella M. González Cappa, el premio Konex Alberto R.
Kornblihtt, Armando Parodi y Otilia Vainstok) y también aparentemente por
miembros no beneficiados (Roberto Fernánez Prini, Samuel Finkielman, Noé
Jitrik, Ernesto E. Maqueda, Fernando O. Ulloa y Aída Kemelmajer de
Carlucci).

Dichas contradicciones se manifestaron en un Documento titulado Conflicto
de interés en comunidades científicas pequeñas, archivado en tercer lugar
en la sección Recomendaciones e Informes, https://www.cecte.gov. Ar/pdf/14 ,
fechado el día 5 de noviembre de 2007, emitido ". A pedido de Investigadores
individuales", pero también a solicitud del entonces Presidente de la
Agencia Dr. Lino Barañao, la que fue formulada el 9 de abril de 2007 ante
el Plenario del CECTE, y que exculpa a los Coordinadores de la Agencia de
toda incorrección.

Se ignora aún si esta exculpación alcanza también por analogía a los
Directoriales del CONICET y la CONEAU, a los miembros de las Comisiones
Asesoras del CONICET, y a los funcionarios de las Universidades Nacionales
(Rectores, Decanos, Secretarios de Ciencia y Técnica, Jefes de
Departamento, y Consejeros Superiores y por Facultad) que también
percibieron subsidios de la Agencia. El caso de los Secretarios de Ciencia
y Técnica de las Universidades Nacionales, que percibieron subsidios de la
Agencia (Campi, León, Colantonio, Aquilano, Bottasso, Agamennoni, Manzini),
es particularmente indignante por cuanto son estos mismos funcionarios
universitarios los que también han tenido la responsabilidad legal de
controlar la rendición de cuentas de los colegas de su propia universidad
que percibieron subsidios.

1.2.- Complicidad de los Ministros del Área (Barañao y Filmus)

Pese a los compromisos de su pasado como Presidente de la Agencia (bajo el
Ministro Filmus), contraídos ante el Plenario del CECTE, el actual Ministro
Dr. Lino Barañao debe tomar cartas en estas omisiones, tergiversaciones,
violaciones y discriminaciones; debe auditar la gestión de los organismos
bajo su órbita y desarticular las redes y sub-culturas mafiosas; y debe
decretar la nulidad de todo aquello que atente contra las Leyes de Actos
Discriminatorios, de Ética de la Función Pública, y de Libre Acceso a la
Información Pública. Incluidos el citado Documento del CECTE, elaborado a
su propio pedido.

La inactividad, indiferencia o negligencia del Ministro de Ciencia y
Técnica en estos espacios legales, puede muy bien constituir delito, y ser
fruto de una conspiración para discrecionalizar los fondos públicos y los
recursos humanos en provecho de una camarilla facciosa que habría alcanzado
también a las Universidades Nacionales y al Ministerio de Educación,
específicamente a organismos tales como la Secretaría de Políticas
Universitarias (SPU) y la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación
Universitaria (CONEAU), cuyos directivos también fueron beneficiados por la
Agencia.

1.3.- Principios Universales Absolutamente Ignorados

Los principios de legalidad, publicidad, igualdad, control y
responsabilidad han sido absolutamente ignorados, la ética legal ha sido
abdicada y burlada, y las incompatibilidades o conflictos de interés han
sido producidos deliberadamente en todos los casos que fueron oportunamente
denunciados ante los organismos fiscalizadores (Defensoría del Pueblo de la
Nación, Fiscalía General de Investigaciones Administrativos, Oficina
Anti-Corrupción, Auditoria General de la Nación), y que hasta hoy han sido
extrañamente ignorados.

1.4.- Manipulación de Portales Electrónicos Públicos. El Discurso falaz del
INDEC en CyT.

La falta de transparencia vigente hasta el día de la fecha en las pantallas
electrónicas de estos organismos fue montada por la burocracia ministerial
con el avieso objetivo de impedir a los Investigadores,
Docentes-Investigadores, Becarios y Pasantes el conocimiento de las Leyes
Nacionales de Actos Discriminatorios N° 23. 592, de Ética de la Función
Pública Nº 25. 188, y de Libre Acceso a la Información Pública; y como en El
Castillo de Kafka obstruirle a los mismos la comprensión del inmediato nexo
que dichas Leyes y garantías tienen con sus derechos y obligaciones
(volviéndolos así una suerte de súbditos o extranjeros).

Para ese objetivo embaucador, la Agencia, en la sección electrónica
titulada Biblioteca de Documentos; el CONICET y la CONEAU, en sus secciones
tituladas Normativa, y la SPU en su sección titulada Legislación, ocultaron
la exhibición de dichas Leyes y garantías. Eso sí, socarronamente la CONEAU
incluye en su normativa la Recopilación de las Leyes de Indias.

También la Agencia enmascara los listados de los beneficiarios de subsidios
de la década comprendida entre 1997, año de su iniciación, y el 2007, que
alcanzaron la suma de 650 millones procedentes de créditos de modernización
financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que los
encuentra repartidos entre seis mil (6. 000) proyectos, cuando en realidad
los del CONICET son nada mas que cinco mil (5. 000) investigadores. En lugar
de informar la nómina de los beneficiados en forma alfabética, cronológica
y por disciplina, la burocracia fraudulenta se las ingenia para revelarla
escondida en los Informes de cada convocatoria, lo que vuelve su lectura e
interpretación muy ardua y escabrosa.

Y la Agencia también practica una simulación grotesca al adulterar la
información cuantitativa y distorsionar los gráficos referidos al número de
beneficiados con subsidios, utilizando para su compilación, promedios y
gráficos una metodología estadística manipuladora que confunde y que no
pondera sus propios guarismos. Ello ocurrió cuando en su documento titulado
estadísticas fonCyT Https://www.agencia.gov. Ar/spip. Php? Article36 la Agencia
declaró para el período 1997-2007 la cantidad de seis mil (6. 000) proyectos
(y supuestamente igual cantidad de beneficiarios), por un monto total de
650 millones de pesos, a un promedio de $125. 000 c/u; y para el período
2000-2004 la cantidad de dos mil (2. 000) proyectos, por un monto total de
288 millones de pesos, a un promedio de $145. 000 c/u. Todas estas cifras
fueron dibujadas con el solapado afán de simular una supuesta equidad
distributiva.

1.5.- Monopolización de Subsidios en beneficio de Funcionarios de CyT

Para desmentir interpretaciones estadísticas difundidas por el portal
electrónico de la Agencia que pintan un cuadro equitativo en la
distribución de los subsidios, hemos descubierto --tras practicar una serie
de correlaciones directas entre la nómina de funcionarios y los
investigadores beneficiados con subsidios-- una estadística ponderada que
reveló la existencia:

a) en el CONICET siete (7) miembros de sus Comisiones Asesoras (Targovnik,
Murer, Uchitel, Previtali, Hoyos de Rossi, Colombo y Ugalde) percibieron de
la Agencia la suma de $2.846.105, a un promedio de $406. 586 c/u, mientras
el total de funcionarios miembros beneficiados alcanzaba el numero de
sesenta (60);

b) en la propia Agencia, ocho (8) Coordinadores (Coira, Cánepa, Rubiolo,
Cabada, Cazzulo, Arzt, Poderoso, y Corti), percibieron $3.662.000 a un
promedio de $457. 750 c/u, mientras el total de Coordinadores beneficiados
alcanzaba el medio centenar;

c) en la CONEAU, dos miembros de su Directorio (Villanueva y Krotsch)
percibieron $275. 354, a un promedio de $138. 000;

y d) en las Universidades Nacionales, siete (7) Secretarios de CyT (León,
Fidelio, Ermácora, Borthagaray, Turyn, Sordelli, Boveris) percibieron la
suma de dos millones de pesos, a un promedio de $300. 000 c/u..
.
En total, entre dichos organismos, veinticuatro (24) funcionarios
percibieron $8.683.459, a un promedio de $400. 000 c/u, y otro centenar de
ellos cifras algo menores pero siempre de seis (6) dígitos. Todo ello sin
contar las autoridades académicas de las Universidades Nacionales
(Rectores, Decanos, Secretarios de Ciencia y Técnica, Jefes de
Departamento, y Consejeros Superiores y por Facultad). La totalidad del
presupuesto repartido en el cuatrienio 2000-2004 fue según cifras
divulgadas por el portal de la Agencia de 288 millones, de los cuales,
según nuestros cálculos, unos 29 millones, o más del 20% del total, se lo
llevaron para sí mismos en forma individual más de un centenar de
autoridades de dichos organismos. Contabilizando las autoridades de las
Universidades Nacionales y teniendo en cuenta la penuria y adulteración de
la información a la que he tenido acceso presumo que dicho porcentaje debe
ser mucho mayor. Cabría hacer también una auditoria retrospectiva para
conocer como se distribuyeron dichos fondos en la totalidad de la década,
que alcanzaron la cifra de 650 millones, supuestamente repartidos entre
seis mil (6. 000) proyectos.

1.6.- Complicidad del Mandarinato con la Violación de la Ética.

La complicidad de los funcionarios beneficiados con la distribución mafiosa
de los subsidios, incluidas las autoridades del CECTE (que aunque ente
autónomo creado por el CONICET está actualmente bajo la jurisdicción (sede,
logística y financiación) del Ministerio de Ciencia y Técnica; con la
violación del art. 1º de la Ley de Actos Discriminatorios; el art. 13º de la
Ley de Ética de la Función Pública; y el Libre Acceso a la Información
Pública; y con el desentenderse de las incompatibilidades o conflicto de
intereses, ha sido inequívoca, y el daño moral y material inferido a la
comunidad científica argentina ha sido abrumador, tanto que amerita la
inmediata intervención del Instituto Nacional Contra la Discriminación
(INADI).

1.7.- Víctimización de Investigadores por oponerse a la Red Mafiosa

La motivación de las persecuciones y represalias de las que han sido
víctimas quienes se opusieron a ello debería ser materia penal, por cuanto
los mismos partícipes de las violaciones éticas (miembros del Directorio
del CONICET) han sido también los que seleccionaron a los evaluadores que
rechazaron los Informes Periódicos de quien viene denunciando públicamente
aquellas violaciones (ver Red Mafiosa en el CONICET
argentina.indymedia.org/news/2009/04/668439. Php y Red Mafiosa en la Ciencia
y la Universidad Argentina www.mitosyfraudes.org/Polit/Conicet. Html ).

Y muchos de los propios integrantes de las Comisiones Asesoras que
rechazaron los Informes del denunciante fueron o son aspirantes a los
subsidios de la Agencia, y han sido además recusados ante la Presidencia
del CONICET por violación al sistema de incompatibilidades o por
integrarlos tácitamente o por ser sus beneficiarios. Si el CECTE admite el
tratamiento de Documentos ". A pedido de Investigadores individuales", sería
interesante conocer si admite también el tratamiento de acusaciones de
persecución política de resultas de haber practicado severas denuncias.

2. - COMPROBACIÓN FÁCTICA del PROBLEMA

Para probar la inequidad distributiva de los subsidios de investigación
repartidos, así como para demostrar la grave condición de incompatibilidad
en que se encuentran las autoridades o funcionarios que percibieron
subsidios de la Agencia, el Apéndice I (*) detalla la nómina de los
beneficiarios y su filiación administrativa, área de conocimiento, y año y
monto de los subsidios:

(*) El Apéndice I se halla publicado en el trabajo titulado La Red Mafiosa
en la Ciencia y la Universidad Argentina, que esta en la web.

Eduardo R. Saguier
Museo Roca-CONICET
www.er-saguier.org
www.nationstatecrisis.org

Escrito por Eduardo R. Saguier
el 04/01/2010


SOLICITA SE AMPLIE CARÁCTER QUERELLANTE - APELACIÓN EN SUBSIDIO- CONEXIDAD OBJETIVA Y SUBJETIVA PLANTEA CASO FEDERAL. - RESERVA

Señor Juez:

Eduardo Ricardo Saguier, querellante, asistido por los Dres. Jorge Enrique Marenco y Mario O. Dores, con domicilio constituido en Av. Corrientes 1515, 2° piso "C", en el expediente caratulado "Agencia Nacional para la Promoción Científica y otros s/Delito de Acción Pública", a V.S. Digo:

1. - Que vengo a solicitar se amplíe el carácter de querellante a toda la causa y no solo a una parcialidad de ella. La vinculación de los actos cuestionados de los funcionarios de la Agencia Nacional para la Promoción Científico y Tecnológica (ANPCYT) con las represalias tomadas por el CONICET contra el suscripto es directa y amerita que se me tenga por parte querellante in totum.

Las represalias comenzaron con el sumario administrativo iniciado en el CONICET con motivo de mis denuncias sobre asesorías y consultorías, y donde ratifiqué mis dichos e hice mías las acusaciones del ex Presidente del CONICET Dr. Enrico Stefani (1998) acerca de la existencia de un tráfico de influencias en torno a los ingresos y las promociones entre los Institutos pertenecientes al CONICET y las Comisiones Asesoras de Becas e Ingreso a Carrera y la Junta de Calificaciones (Exp. No. 003361/02). Y dichas represalias se agravaron luego de las denuncias que hice en el mes de enero de 2006 a los organismos fiscalizadores (Oficina Anti-Corrupción, Defensoría del Pueblo de la Nación, Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas y Auditoria General de la Nación), las que se publicaron en esa fecha en diversos foros electrónicos bajo el título La Red Mafiosa en la Ciencia y la Universidad Argentina


https://www.mitosyfraudes.org/Polit/Conicet. Html

Y que fueron el disparador para que diversos funcionarios también del estado tomaran represalias contra el suscripto.-

2. - Pretendo constituirme en querellante de la totalidad de los hechos denunciados por la vía de la ampliación revocatoria de la resolución de V.S.

Del 21/12/2009, en los términos del Art. 446 del CPP, con subsistencia de la condición de querellante en lo atinente "a los presuntos actos de represalias y discriminación" ejercidos contra mi persona por las autoridades del CONICET". Y pretendo también ser querellante en lo que respecta a los delitos de administración fraudulenta, incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, presuntamente cometidos por las autoridades de la Agencia o ANPCYT, en oportunidad de distribuir 280 millones de dólares en subsidios de investigación provenientes de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre los años 2001 y 2005 incluido.

Para el caso de no concederse la ampliación, y en atención a lo dispuesto por el art. 438 y sigtes. Del CPP. , apelo por causar gravamen irreparable y seguidamente paso a manifestar los específicos motivos que fundamentan el

Presente.-

3. - Cabe señalar que la presente causa penal se originó por mi denuncia, ampliaciones de la misma y una medida urgente de aseguramiento de prueba, solicitado por esta parte a la luz de los hechos denunciados en el expte.

Judicial 10. 152/09. Dicha denuncia penal fue formulada contra el e

Escrito por Eduardo R. Saguier
el 28/01/2010

Pedido de Protección a la Presidencia del BID por Represalias Originadas en Denuncias de Corrupción

Buenos Aires, martes 15 de diciembre de 2009

Al Sr. Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
Sr. Luis Alberto Moreno
1300 New York Avenue, N.W.
Washington, D.C. 20577, USA
Teléfono: (202) 623 - 1000

S/D

Eduardo R. Saguier, ciudadano argentino, DNI 4.394.928, en mi condición de Investigador de Carrera (historiador) del Consejo Nacional de Investigaciones Científico-Tecnológicas (CONICET), vengo a solicitar la protección de la institución de su dirección contra las represalias originadas por mis denuncias sobre violación de las incompatibilidades que están incorporadas en la legislación argentina, las que incriminan a los funcionarios del FONCYT, dependiente de la Agencia Nacional para la Promoción Científico-Tecnológica (ANPCYT), organismo responsable de ejecutar los Programas de financiamiento del BID. Las represalias de las que vengo siendo objeto se iniciaron en el año 2004, a raíz de una respetuosa carta abierta dirigida en 2003 al Presidente de la República Néstor Kirchner; y se precipitaron a partir del mes de agosto del 2006, en que se rechazó nuevamente mi Informe Periódico ante el CONICET.

En efecto, el que suscribe denunció infructuosamente en el mes de enero de 2006 ante los organismos fiscalizadores del país (Defensoría del Pueblo de la Nación, Oficina Anti-Corrupción, Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas, y Auditoria General de la Nación) a las autoridades de los Directorios del CONICET y de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), a los Coordinadores de Área de la Agencia o ANPCYT, a los miembros de las Comisiones Asesoras del CONICET y a diferentes autoridades de las Universidades Nacionales del país (decanos, consejeros, secretarios de CyT, jefes de departamento) por haber incurrido todas ellas en graves violaciones éticas y legales.

Dichas violaciones se materializaron por funcionarios de los organismos mencionados ut supra, que ocultaron y ocultan en el portal electrónico de la Agencia la información pública atinente a los resultados de las convocatorias anteriores del FONCYT (correspondientes al período comprendido entre los años 1997 y 2005); y que solicitaron y recibieron en oportunidad de ejercer cargos de autoridad pública-académica voluminosos y reiterados subsidios de investigación, los cuales procedían de un préstamo del BID, que fue sigilosa e irregularmente repartido por la Agencia o ANPCYT, y que configuraría una violación del principio jurídico elemental de no incurrir en la incompatibilidad de ser simultáneamente juez y parte interesada; así como una ilícita triangulación de reciprocidades entre funcionarios, incluidos sus parientes (cónyuges, cuñados, yernos, nueras), mediante la utilización de recursos públicos (e.g. : una decena de docentes-investigadores fueron subsidiados cuatro veces con un monto total de un millón y medio de pesos o casi medio millón de dólares cada uno, y en un lapso de un quinquenio [Altamirano, Arregui, Cukierman, Elizalde de Brecco, Fossati, Frasch, Podestá, Prat Gay, Poderoso]).

A propósito de estas denuncias se desató sobre mi persona una tenaz campaña de agravios y descalificaciones con mandatos ocultos destinados a eliminarme del CONICET, objetivo que finalmente se consumó en el mes de agosto de 2006, al rechazarse mi Informe Periódico (2004-2005), con argum