En este grupo En todos

Grupo de Cultura de Costa Rica



EL ARTE DE GUAITIL

PAULINA
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 20/04/2013

250 familias de ambas comunidades viven hoy la angustia de que desaparezca este trabajo que ha sido la fuente de ingresos económicos, en sus familias. Un día convencidos de que en su sangre, hay sangre chorotega se enamoran de este arte manual desde hace más de un siglo, y continúan las manos creadoras moldeando para escuchar a lo lejos el canto lleno de dolor de una ocarina, instrumento que nuestros antepasados usaron para dar buenas noticias, hoy la ocarina suena anunciando que Costa Rica y el mundo tiene en peligro una de las tantas herencias de nuestros antepasados, como es la elaboración manual de las piezas de barro que hacen los artesanos y artesanas de san Vicente y Guaitil.


Hombres, mujeres y niños viven la dificultad de conseguir la materia prima para la elaboración de sus piezas, ya que de donde habían extraído arcilla por años, esta escasa.



Hay mas terreno donde esta una beta inmensa de este material, pero está en manos privadas, lo que impide que los artesanas y artesanos tengan el material necesario para continuar con esta herencia de los indios chorotega.


La escasez de arcilla hace que ambas comunidades se organicen como cooperativa, y nace COOPESANGUAY.
Dicha cooperativa se constituye el 7 de marzo del 2008, con el objetivo de no dejar morir la artesanía chorotega, y seguir aportando al país historia y ingresos.



San Vicente y Guaitil no se resignan a quedar mutilados, ha que sus manos laboriosas dejen de hacer cantar la arcilla, a que los jóvenes y niños tengan que emigrar en busca de otras opciones de trabajo.


;,Y que hay de nuestros ancianos los que por su edad ya no encuentran ninguna clase de trabajo?


El consejo de Administración, Gerencia y Asociados unen esfuerzos para lograr ser dueños del terreno donde esta la arcilla y el curial (pintura). Lo que usted esta leyendo es un grito de dolor, un grito de desesperación, porque esta en peligro la cultura de nuestro Costa Rica el sustento diario de las familias. La fuente de ingresos para los jóvenes y niños que fabrican sus piezas para financiar sus estudios.


Por sus mejillas corren lágrimas, con solo pensar que si este objetivo de tener estos terrenos no se da tienen que emigrar a buscar alguna fuente de empleos.

https://www.ticoclub.com/guaitil/guai047.jpg

UN TEMA DE REFLEXION,

PU RA VIDA

PAULY

Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 20/04/2013

https://www.ticoclub.com/guaitil/guai027.jpg



SON PIEZAS MUY HERMOSAS, DE EXPORTACION, REALIZADAS A MANO CON TÉCNICAS HEREDADAS DE LOS ANTEPASADOS PRESERVADAS CELOSAMENTE.



Pura vida

PAULY

Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 20/04/2013

OTRO HERMOSO EJEMPLO


https://www.ticoclub.com/guaitil/guai029.jpg


Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 20/04/2013

CERAMICA POLICROMADA


https://www.ticoclub.com/guaitil/guai019.jpg



Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 20/04/2013

https://www.ticoclub.com/guaitil/guai003.jpg

Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 20/04/2013

Santa Cruz. - Del pesado barro que del cerro bajan al hombro estos guanacastecos, saldrá el sustento de unas 100 familias.

En Guaitil guardan ancestrales técnicas donde la mezcla entre el arte Chorotega y el de la Gran Nicoya, engendra figuras muy apreciadas por el turismo.

El poblado está 12 kilómetros al este de Santa Cruz. A ambos lados de la calle pavimentada se observan desde la entrada, las ventas de tinajas, jarrones, ánforas, máscaras y otras piezas de variados tamaños y colores.

Una plaza al fondo, el templo, la escuela, casas, pulperías y unas sodas pequeñas conforman el centro de este pueblo, que lleva el nombre de un árbol. Justo frente a la escuela, hay un palo de guaitil.

La fábrica de los Ceramistas Unidos de Guaitil, junto a la Iglesia Bíblica, abre a las 6 a.m. Allí, un equipo de este medio presenció el laborioso proceso.

Descalzo, como en una especie de danza y sudando, encontramos a Alexander Chavarría, de 47 años, encargado de pisotear el barro de olla, mezclado con agua, “arena de iguana” y arcilla.

Durante una hora se mantiene este ejercicio hasta que el barro adquiere la contextura necesaria para formar luego las hermosas obras de arte.

Mientras tanto cerca de ahí, bajo el mismo galerón, Andy Campos moldea varios jarrones. Luis Gutiérrez pinta una vasija y Gustavo Pérez vacía un saco de barro de olla. Según Gutiérrez, este local tiene unos 100 años y lo han usado varias generaciones.

Lamento en común

La merma en el turismo que afectó al país años atrás también impactó a estos alfareros y se agrava porque muchos sitios de donde se extrae el barro están en manos privadas.

“Ahora tenemos que comprar en ¢4. 000 el saco con 15 kilos” afirmó Gutiérrez.

Toda una mañana, Al Día estuvo en el pueblo y no entró un solo comprador, ni en busetas ni en carro particular.

Los ocho trabajadores del local, preocupados, continúan alistando las piezas de cerámica a la espera de mejor suerte.


Con un pilón, muelen el barro seco y el curiol, una especie de piedra que ellos llaman “muñeco”, de la que obtienen colores.


Todo el proceso es manual. La única máquina que tienen es hecha con dos piezas circulares, un rol y un disco de cocina. Les sirve para girar las vasijas

.

Hacen jarrones con caladuras o relieves en las vasijas, así como grecas o dibujos que usaban los chorotegas. Esos son parte de los adornos en las artesanías.


Una característica de la zona es que las pinturas y el barro son naturales.


Los productos se someten a temperaturas de hasta mil grados en hornos y conservan el brillo que les da la piedra “Sukia”.



PURA VIDA!


PAULY

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 20/04/2013

Gracias Paulina por invitarme a este debate. Que hermoso trabajo de artesania, es bellisimo. Dios quiera que consigan el material para seguir difundiendo este legado artesal.

Un abrazo.

Por un mundo mejor y más Humano.

Monona Toledo
Informatica centro de capacitación
Escrito por Monona Toledo
el 21/04/2013

250 familias dependen de los barros de San Vicente

TESTIMONIOS DE DOÑA ALBERTINA CAMPOS (TINA)


95 años, aprendí de mi abuela y mi madre a mezclar y moldear el barro.

Nacida en 1913, Albertina Campos (Tina) en el Hojochal de Guaitil aprendió casi al mismo tiempo que empezaba a caminar, a moldear los barros de San Vicente, las destrezas se las enseñaron su abuela y su madre. Ya a los doce años caminaba hasta Santa Cruz a vender sus tinajas, jorongos, ollas, comales o cántaros. Con parte de su carga sobre la cabeza prefería llevar su carga hasta el barrio de Santa Cecilia donde le pagaban más. Algunas veces se reunían varias productoras y alquilaban una carreta para llevar sus productos. La traída de los barros desde San Vicente se hacia en motetes que se colocaban sobre la cabeza a lo largo de 5 kilómetros que los separaban de la casa.

Posteriormente vinieron los hijos, todos varones lo que redoblo esfuerzos, Sus viajes a Santa Cruz rendía sus frutos, regresando con alimentos y hasta 3 colones en efectivo

Albertina Campos, conocida como Tia Tina Tia Tina nos cuenta sobre su vida

Con orgullo y pericia nos explica la forma en que se trabajaba los productos El paso de los años ha dejado su huella en sus manos, pero eso no quita su profesionalismo todavía

Dame tu mano, necesito tu apoyo y colaboración.

la invitación queda abierta para visitar San Vicente. Como bien nos dicen sus líderes, el ecomuseo está a disposición de nacionales y extranjeros, para conocer la tradición milenaria y aportar al rescate de las tradiciones guanacastecas más puras. “Los libros son una cosa y estar en presencia de la actividad milenaria es otra”

María Cristina Aliaga Luna
Orientadora del hogar universidad de c...
Escrito por María Cristina Aliaga Luna
el 21/04/2013

Artesanía de Guaitil en encrucijada
Hugo Solano
hsolano@aldia.co.cr

Santa Cruz. - Del pesado barro que del cerro bajan al hombro estos guanacastecos, saldrá el sustento de unas 100 familias.

En Guaitil guardan ancestrales técnicas donde la mezcla entre el arte Chorotega y el de la Gran Nicoya, engendra figuras muy apreciadas por el turismo.

El poblado está 12 kilómetros al este de Santa Cruz. A ambos lados de la calle pavimentada se observan desde la entrada, las ventas de tinajas, jarrones, ánforas, máscaras y otras piezas de variados tamaños y colores.

Una plaza al fondo, el templo, la escuela, casas, pulperías y unas sodas pequeñas conforman el centro de este pueblo, que lleva el nombre de un árbol. Justo frente a la escuela, hay un palo de guaitil.

La fábrica de los Ceramistas Unidos de Guaitil, junto a la Iglesia Bíblica, abre a las 6 a.m. Allí, un equipo de este medio presenció el laborioso proceso.

Descalzo, como en una especie de danza y sudando, encontramos a Alexander Chavarría, de 47 años, encargado de pisotear el barro de olla, mezclado con agua, “arena de iguana” y arcilla.

Durante una hora se mantiene este ejercicio hasta que el barro adquiere la contextura necesaria para formar luego las hermosas obras de arte.

Mientras tanto cerca de ahí, bajo el mismo galerón, Andy Campos moldea varios jarrones. Luis Gutiérrez pinta una vasija y Gustavo Pérez vacía un saco de barro de olla. Según Gutiérrez, este local tiene unos 100 años y lo han usado varias generaciones.

Lamento en común

La merma en el turismo que afectó al país años atrás también impactó a estos alfareros y se agrava porque muchos sitios de donde se extrae el barro están en manos privadas.

“Ahora tenemos que comprar en ¢4. 000 el saco con 15 kilos” afirmó Gutiérrez.

Toda una mañana, Al Día estuvo en el pueblo y no entró un solo comprador, ni en busetas ni en carro particular.

Los ocho trabajadores del local, preocupados, continúan alistando las piezas de cerámica a la espera de mejor suerte.

Con un pilón, muelen el barro seco y el curiol, una especie de piedra que ellos llaman “muñeco”, de la que obtienen colores.

Todo el proceso es manual. La única máquina que tienen es hecha con dos piezas circulares, un rol y un disco de cocina. Les sirve para girar las vasijas.

Hacen jarrones con caladuras o relieves en las vasijas, así como grecas o dibujos que usaban los chorotegas. Esos son parte de los adornos en las artesanías.

Una característica de la zona es que las pinturas y el barro son naturales.


Los productos se someten a temperaturas de hasta mil grados en hornos y conservan el brillo que les da la piedra “Sukia”.


María Cristina Aliaga Luna
Orientadora del hogar universidad de c...
Escrito por María Cristina Aliaga Luna
el 21/04/2013

María Cristina Aliaga Luna
Orientadora del hogar universidad de c...
Escrito por María Cristina Aliaga Luna
el 21/04/2013

DE FRANCISCO AMIGHETTI, LA NIÑA Y EL VIENTO


Jorge Bravo Igual
Secretariado academia beltran
Escrito por Jorge Bravo Igual
el 21/04/2013

Es increible que por falta de material,no se pueda seguir realizando estas vasijas tan hermosas,destruyen el arte y la subsistencia de estas familias.

Laureano Camacho Cepeda
Especializacion en literatura colombia...
Escrito por Laureano Camacho Cepeda
el 21/04/2013

Este es un arte muy valioso que hay que conservar, maxime cuando es el ingreso de muchas familias en epoca de desempleo. En mi pais esta expresion artistica se desarrolla en una comarca llamada RAQUIRA. Se producen obras maravillosas de distinta indole y los turistas que vienen a Colombia, siempre tioenen que ver con una artesania de Raquira.

Griselda Susana Ordoqui
Prof en humanidades, especialidad filo...
Escrito por Griselda Susana Ordoqui
el 21/04/2013

Gracias amiga Pauly por darnos a conocer estas bellísimas artesanías. La verdad, esta realidad es muy conmovedora y trágica para los costarricenses involucrados. Deseo que todo se solucione para que puedan continuar con una actividad tan importante y que hace a la tradición de tu país.


Un fuerte abrazo.

Griselda Susana Ordoqui
Prof en humanidades, especialidad filo...
Escrito por Griselda Susana Ordoqui
el 21/04/2013

Griselda Susana Ordoqui
Prof en humanidades, especialidad filo...
Escrito por Griselda Susana Ordoqui
el 21/04/2013

Griselda Susana Ordoqui
Prof en humanidades, especialidad filo...
Escrito por Griselda Susana Ordoqui
el 21/04/2013

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 21/04/2013

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 21/04/2013

Calles silenciosas y tranquilas de Guaitil, conocida por su poesia


Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 21/04/2013

Mujer en madera tallada por Tony Jimenez cortesia de www.tonyjimenez.com