En este grupo En todos

Grupo de Religión



EL ADIOS AL PAPA BENEDICTO XVI EN CARTA DEL SEXOLOGO VENEZOLANO CRUZ YAYES BARCO

Cruz Alejandro
Orientación de la conducta y sexología...
Escrito por Cruz Alejandro Yayes Barco
el 28/02/2013

Es nuestra amorosa y comprometida despedida que esperamos sea publicada mañana o esta semana por alguno de los diarios a las que la enviamos hoy 28 de febrero de 2012, Día del Retiro del Papa Benedicto XVI y el final de su breve pontificado.

CARTA DE UN SEXOLOGO VENEZOLANO AL PAPA BENEDICTO XVI

Su Santidad, Benedicto XVI, voy decir mi palabra como fiel cristiano y sexólogo venezolano con la mirada en la humanidad del siglo XXI que apenas ha transitado su primera década.

Su conciencia, suficientemente despierta y su corazón profundamente sensibilizado por el conocimiento directo de los crímenes de pederastia que han oscurecido el ambiente de la Iglesia en el mundo entero tengo la esperanza que le han llevado a abrir una pequeña rendija a la luz de las ciencias sexológicas, médicas, pedagógicas y al desarrollo jurídico y político de los pueblos, que la Iglesia necesita por dentro y el mundo le requiere y le demanda con urgencia. El condón se justifica en el caso del prostituto o prostituta, heterosexual u homosexual.

Los casos particulares que llevan a la justificación del uso del condón tiene que alcanzar Su Santidad, a todo hombre o mujer, niño o niña, adolescente varón o hembra o a quien se encuentre en situación de riesgo de ser infectado por el VIH SIDA o cualquier otra infección de transmisión sexual. Es un asunto de salud y de ética o moral en armonía mutuamente requerida. Ningún credo, criterio, dogma, principio que pueda servir para construir iglesias, sociedades, organizaciones desde la familia cristiana, puede colocar por encima del principio de la vida, otro principio, costumbre, tradición o práctica. Karol Wojtyla nos dejó una gran enseñanza cuando escribió en su libro "Amor y Responsabilidad" cuando ya había sido consagrado Obispo: "Lo ético es sano y lo sano es ético" o algo parecido.

Vayamos todos de la mano, al encuentro con las Obras que son Verdad, Vida, Camino y Amor de nuestro Maestro y Médico Divino, Nuestro Señor Jesucristo, el Mesías, el Hijo de Dios, el Redentor del Hombre, el Salvador del Hombre y el Dios con Nosotros.

Cristo frente a la adúltera condenada en juicio sumarísimo de su comunidad y de acuerdo a la milenaria Ley Mosaica y Tradición, a morir lapidada. Los acusadores, jueces y verdugos se fueron avergonzados de haber cometido quizás más y peores pecados que aquella mujer. Su vida era para Dios el Supremo Bien, el Don Divino, diríamos hoy, el Derecho Humano más reconocido, valorado, apreciado, defendido y promovido por lo totalidad de gobiernos, Estados, organizaciones no gubernamentales, religiosas, sociales y humanitarias.

Cristo frente a la prostituta, ella es acogida sin discriminación, recriminación o solicitud de declaración pública de arrepentimiento. En cuerpo y alma fue recibida en su obra de amor para con Él. Lavó sus pies con caro perfume; los secó con sus cabellos, los besó con sus labios, los acarició con sus manos. A cambio le fue perdonado todo y liberada de siete demonios. Prostituta modelo de mujer que ama mucho. ¿Acaso no ama mucho quien hace de su cuerpo una mercancía o un instrumento de trabajo para alimentar a sus hijos, a los padres ancianos, enfermos, a los hermanos y hermanas en condiciones de mayor miseria que ella? ¿La prostituta que diariamente expone su vida por amar y servir a sus más próximos, no se eleva sobre la obra del Buen Samaritano y se acerca al Cordero del Sacrificio en la Cruz, que dio su vida en el Amor Divino por nuestra particular salvación y extensiva a todos los hombres de todas las razas, culturas, condiciones sexuales y de todos los tiempos? Podemos entender las palabras dirigidas en varias ocasiones a los doctores de la Ley, a los Escribas, Sacerdotes y Fariseos, de que las prostitutas estarían de primero en el Reino de los Cielos y esto se clarifica mucho más con las Bienaventuranzas y el Examen y Juicio Final que nos hará el propio Cristo, según las Obras de Misericordia.

Cristo frente a la mujer samaritana no hizo caso omiso de sus comportamientos sexuales con seis parejas que no habían sido sus maridos, los anteriores cinco ( escondidos) y el sexto con el que hacía vida marital sin ser su marido. No la censuró, sino que le dio el mensaje de Salvación y la convirtió en su Mensajera, la anunciadora de su presencia y su condición de Mesías a los miembros de esa comunidad, quienes se acercaron a Él y permitió Confirmarlos en la fe y recibir sus obras de sanación durante varios días; siendo ellos samaritanos y él hombre judío.

Su Santidad como sexólogo cristiano venezolano, con la mirada y compromiso con la humanidad del Siglo XXI, he podido recibir sus breves palabras, como un pequeño paso hacia la comprensión y valoración de la sexualidad humana, en la misma línea que comenzó el joven Karol Wojtyla y quien llegó a ser nuestro Amado Papa Juan Pablo II; un sexólogo que llegó a Papa, pero la rigidez legal y moralista del papado, el Vaticano le impidió ser la LUZ para el Mundo y para la Iglesia que usted esta comenzando a serlo, con esas palabras que han hecho explosión con Alegría afuera y dentro de la Iglesia; aunque algunos sectores y líderes de la Iglesia han comenzado a enfrentar con su carga de sombras, prejuicios, temores y sobre todo, falta de valoración no solamente de la sexualidad sino el hombre en su dignidad plenamente rescatada, liberada y defendida por Cristo Nuestro Señor.

Hemos dedicado nuestra vida, desde los 12 años y ya tenemos 59 al estudio de la sexología y nos hemos planteado unificar la ciencia, la ética y la fe cristiana en el dominio de la clínica, la pedagogía, la pastoral sexual.

Hemos encontrado a obispos, sacerdotes, religiosas y muchos laicos que nos han apoyado, acompañado y defendido nuestra formación y servicios en distintos ambientes de Iglesia y de la Sociedad en nuestro país y otras naciones.

Con esta carta queremos hacerle llegar el mensaje de millones de católicos, cristianos, de otras confesiones o ateos que se han alegrado de la palabra viva del Papa que nos ha regalado dos Encíclicas sencillas pero densas y sólidas teológica y pastoral, como marco de interpretación y valoración de esas breves palabras sobre el uso del condón en casos particulares que han de extenderse a toda la humanidad; sin negar que el ideal y lo deseable desde la ciencia, la fe y la ética son los ideales de castidad y fidelidad sana para consagrados, solteros o casados.

Sin embargo como esas condiciones aunque deseadas no son accesibles en el tiempo de Cristo ni en este siglo por la mayoría de la humanidad. Sigue siendo un don o condición muy especial. Tanto que para los mismos apóstoles cuando el Señor se pronunció claramente sobre la indisolubilidad del matrimonio y los distintos tipos de eunucos, se movieron entre "mejor no casarse y ser eunucos". Eunucos por Amor al Reino, solamente eso da su justificación y validez. También su sostenibilidad y su vigencia en este tiempo de grandes tempestades producidas por los escándalos de los crímenes de lesa humanidad como han sido y seguirán siendo la pederastia en sacerdotes y consagrados que no alcanzan a ser eunucos por amor al Reino y caen en patologías y desórdenes sexuales, psiquiátricos o conductas criminales.

Esta Carta su Santidad la hacemos dentro del desarrollo de la X JORNADA REGIONAL DE SALUD Y ARMONÌA SEXUAL y PRIMERA JORNADA MUNDIAL VIRTUAL DE SALUD Y ARMONÌA SEXUAL, como premisa para la prevención del SIDA, embarazos en adolescentes y no planificados, la violencia sexual a niños, niñas, adolescentes, mujeres, aborto, divorcios y disolución familiar por causas sexuales y demás problemas de origen sexológico. El tema de esta X Jornada es "VISION DE CRISTO SOBRE LA SEXUALIDAD DE LA MUJER"-

Con sus palabras breves Su Santidad Benedicto XVI, hemos visto el milagro de ver salir Palabras de Vida como en el Pozo de Jacob, del corazón y mente del Sucesor de Pedro, la Piedra sobre la que descansa nuestra Iglesia, Sacramento y Misterio de Salvación del Hombre, de todos los Hombres.

Nota: Si la Curia Romana le impidió leerla hasta hoy, en su retiro menos podrá leerla. En mi diaria oración por su Salud y Paz siempre le estaremos enviando esta Carta con Destino Imposible.

Cruz Yayes Barco.

C.I. 2.475.781

yayesoci@hotmail. Com

Jorge Soto
´sociología universidad nacional de pa...
Escrito por Jorge Soto
el 01/03/2013

Hola Cruz Alejandro.

¡Interesante carta!

Me gustaría referirme ampliamente a este texto, pero solo me limitaré a la siguiente utopia:

"... Nos hemos planteado unificar la ciencia, la ética y la fe cristiana en el dominio de la clínica, la pedagogía, la pastoral sexua xual"

Unificar la ciencia y la fe cristiana es un despropósito, (por no decir una ociosidad) es como pretender juntar el agua y el aceite . ¿Por qué? Porque cada una maneja epistemologías muy diferentes: la CIENCIA es positivista, la ciencia es empírica, la ciencia maneja el métodos científico. La FE RELIGIOSA se origina y se apoya en creencias, en dogmas y en interpretaciones amañadas de los "infalibles" que se autoreconocen como mensajeros de agún dios. La fe cristiana se conoce como: "creer lo que no vemos porque dios lo ha revelado"

Sin embargo, estimado Alejandro, si algún día logran unificar estas dos vertientes del conocimiento, me encantaría conocer los procedimientos y los resultados.

Con la ética no hay problema porque es un constructo transdisciplinario. Porque cada disciplina, cada institución, cada objeto de comportamiento tiene su propia ética, por lo tanto hay muchas Éticas: Ética religiosa, Ética Civil, Ética Profesional, Ética Deportiva, Ética Familiar, Ética Personal... Etc. Etc

Y en cuanto al Santo Papa, lo mejor es decirle adiós, y agradecerle el extraordinario ejemplo que dio a la humanidad, especialmente a los dictadores, a los fundamentalistas, a los radicalistas y cuantos gobernantes hay que solo desean remacharse al puesto en forma indefinida y en forma vitalicia. Con su renuncia dijo al mundo: ¡No a los cargos vitalicios!, ¡No a las dictaduras! ¡No a las autosuficiencias!

Que la Alta Sabiduría lo acompañe siempre.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 04/03/2013

JORGE. - Unificar la ciencia y la fe cristiana es un despropósito, (por no decir una ociosidad) es como pretender juntar el agua y el aceite . ¿Por qué? Porque cada una maneja epistemologías muy diferentes: la CIENCIA es positivista, la ciencia es empírica, la ciencia maneja el método científico.


JUAN. - La realidad es la que es y es una sola.

La fe cristiana habla de esa misma realidad desde una perspectiva, con su propio método.

La ciencia experimental habla de esa misma realidad desde otra perspectiva, exclusivamente fenoménica, con su propio método.


Cada perspectiva describe lo que ve de esa misma realidad desde su propio ángulo de visión. Pero la realidad es la misma, compleja, multifacética, meterial-inmaterial.


¿Por qué no se van a poder “complementar” la fe cristiana y la ciencia experimental?

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 04/03/2013

JORGE. - La fe religiosa se origina y se apoya en creencias, en dogmas y en interpretaciones amañadas de los "infalibles" que se autorreconocen como mensajeros de algún dios. La fe cristiana se conoce como: "creer lo que no vemos porque dios lo ha revelado".


JUAN. - Tú hablas así porque has aceptado varios prejuicio s .

La fe cristiana se basa en la calidad de la Persona humano-divina de Jesucristo. En cuanto Dios, él habla de un aspecto de la realidad total que no es accesible para nosotros ni con los sentidos ni con la ciencia ni con la razón.

Es un prejuicio de tu parte pensar que todo es dogma en la fe cristiana.

Es un prejuicio de tu parte pensar que la fe cristiana está hecha de “creencias” que tú identificas con “interpretaciones amañadas”. ¿¡Por qué van a ser “amañadas”!?

Es un prejuicio de tu parte que, si te refieres a la fe cristiana, hables de “infalibles” (en plural) o de “mensajeros de algún dios”. La fe cristiana reconoce solamente a un Dios, a l Dios que se ha manifestado históricamente en Jesucristo . Y reconoce que la “infalibilidad” es un atributo exclusivo de Dios. Por eso, cuando se habla de la “infalibilidad” del Papa, sólo se habla de aquellos poquísimos casos en los que el Papa coincide formalmente con lo que Dios ha dicho veladamente pero auténticamente a través de Jesucristo. No se habla para nada de que el Papa sea infalible en todo, como Dios.

La fe cristiana es necesariamente "creer lo que no vemos porque Dios lo ha revelado". Pero tú entiendes esto cargado de prejuicios. Tú, frente a un científico eminente que te habla de la última teoría de la física cuántica, de los ingredientes más elementales de la materia y de la antimateria , no te queda otra alternativa que “creer (o no creer) lo que no sabes ni ves pero que ese científico te lo está contando”.

¿Por qué entiendes el ejemplo del científico y no entiendes el ejemplo de la fe cristiana?

En el caso de la fe cristiana, el “científico” es Jesucristo. La fe cristiana está convencida de que Él lo sabe todo, como Dios que es.

Yo, a Jesucristo, le creo todo lo que me cuenta (aunque no lo veo ni lo puedo constatar con los sentidos, ni con la ciencia ni con razonamientos), basado en la certeza de que él es Dios y no me engaña (por eso tengo fe cristiana). Yo no he demostrado nada, pero me baso racionalmente en que Cristo SÍ lo sabe demostrar.

¿Tú no crees lo que
Jesucristo nos dice y que no ves? Si la respuesta es no, en este caso no tienes fe cristiana. Pero "no creer" no es lo mismo que “ya está demostrado que lo que te está contando es falso”. Porque, a unque no le creas, tú NO has demostrado nada. ¿Cómo puedes asegurar, entonces, de que lo que te cuenta está “amañado”?

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 04/03/2013

JORGE. - Con la ética no hay problema porque es un constructo transdisciplinario. Porque cada disciplina, cada institución, cada objeto de comportamiento tiene su propia ética, por lo tanto hay muchas Éticas: Ética religiosa, Ética Civil, Ética Profesional, Ética Deportiva, Ética Familiar, Ética Personal... Etc. Etc.


JUAN. - Me parece que tienes una idea confusa de lo que es la ética.

Si partimos de que Dios es el Bien Supremo y que el hombre está creado por él y destinado a Él, entonces la ética será la ciencia de lo que racionalmente está de acuerdo o en desacuerdo con la perfección de Dios y con el fin del ser humano. En este sentido, la ética es una sola.

Si la perfeccción a la que el ser humano se dirige como su propio fin es Dios, entonces la ética tendrá que distinguir lo que construye al ser humano hacia ese fin (bien) de lo que lo deconstruye (mal).


El hecho de que alguien parta de otros supuestos para construir la ética, no hace que tengamos varias éticas “igualmente válidas” sino solamente varias maneras de fundamentar o enfocar la ética. Unos enfoques serán acertados y otros no.

El hecho de que la ética se aplique a distintos campos de la vida humana, no hace que tengamos varias éticas, sino solamente varias aplicaciones de la ética.

El hecho de que la ética sea estudiada por diversas disciplinas, no hace que tengamos varias éticas, sino solamente varios puntos de vista con respecto a la ética. (Cada uno estudiará la ética desde su punto de vista.)

Si fuera posible que haya varias éticas igualmente válidas, serían inútiles todos los esfuerzos que se han hecho y se siguen haciendo para conseguir llegar a una sola ética universal. (Cfr. Fundación Etica Mundial https://classic.weltethos.org/dat_spa/indx_1sp. Htm ; Ensayos y documentos sobre el proyecto de Etica mundial de Hans Küng y Karl-Joseph Kuschel https://authorarchive.blogspot.com/2008/02/hans-kng-tica-mundial. Html ; etc.)



Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 04/03/2013

JORGE. - Y en cuanto al Santo Papa, lo mejor es decirle adiós, y agradecerle el extraordinario ejemplo que dio a la humanidad, especialmente a los dictadores, a los fundamentalistas, a los radicalistas y cuantos gobernantes hay que solo desean remacharse al puesto en forma indefinida y en forma vitalicia. Con su renuncia dijo al mundo: ¡No a los cargos vitalicios!, ¡No a las dictaduras! ¡No a las autosuficiencias!


JUAN. - Tú haces una lectura exclusivamente política, ajena a la Iglesia.
En ningún momento, ni Benedicto XVI ni el próximo Papa tienen nada que ver con dictaduras, fundamentalismos, radicalismos ni autosuficiencias.

El enfoque más acertado de la renuncia de Bendicto XVI es el “eclesial” que señaló él mismo: después de examinar repetidamente su conciencia ante Dios, llegó a la certeza de que, a causa de la edad avanzada, sus fuerzas físicas y mentales ya no eran las más adecuadas para ejercer el pesado y exigente servicio de obispo de Roma, sucesor de Pedro para la iglesia universal y jefe del Estado Vaticano.

Jorge Soto
´sociología universidad nacional de pa...
Escrito por Jorge Soto
el 05/03/2013

Hola Juan:

Me gustaron muchos tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices:

1) “Cada perspectiva describe lo que ve de esa misma realidad desde su propio ángulo de visión”. Maravillosa frase que nos da la razón a ambos, lo que tú dices es válido desde tu perspectiva y lo que yo digo es válido desde mi perspectiva, ¡Qué bien!

2) “En cuanto Dios, él habla de un aspecto de la realidad total que no es accesible para nosotros ni con los sentidos ni con la ciencia ni con la razón”. ¡Correcto! No es accesible para nosotros ni con los sentidos ni con la ciencia ni con la razón… solo con la FE.

3) Hablas de por qué no es posible complementar la fe y la ciencia. Amigo: Una cosa es “complementar” y otra cosa, muy distinta es “unificar”.

4) “Tú, frente a un científico eminente que te habla de la última teoría de la física cuántica, de los ingredientes más elementales de la materia y de la antimateria , no te queda otra alternativa que “creer (o no creer) lo que no sabes ni ves pero que ese científico te lo está contando”.

Estás diametralmente equivocado porque los productos de los eminentes científicos no son objeto de creencias, sino de estudio, análisis y verificación fáctica. ¿Quién te dijo que la física cuántica era objeto de creencias? La física cuántica es objeto de estudio, investigación científica, nada de creencias ni de dogmas, ni de afirmaciones infalibles.

5) " En el caso de la fe cristiana, el “científico” es Jesucristo". De acuerdo, pero con el uso de las comillas… para eso se hicieron las comillas. Me parece que has usado las comillas correctamente.

6) “Yo, a Jesucristo, le creo todo lo que me cuenta”. ¡ Pues claro!, ¿No ves que se trata de CREER? ¡Es decir de poner en funcionamiento la fe cristiana!

7) Porque, aunque no le creas, tú NO has demostrado nada”. Ni estoy interesado en demostrar nada y menos de asuntos que no son científicos. Además la FE no necesita de demostraciones. Solo basta creer y listo!

8) “Me parece que tienes una idea confusa de lo que es la ética”. Ese es tu punto de vista, recuerda que: “Cada perspectiva describe lo que ve de esa misma realidad desde su propio ángulo de visión”. Respetable tu afirmación.

9) “la ética será la ciencia de lo que racionalmente está de acuerdo o en desacuerdo con la perfección de Dios y con el fin del ser humano. En este sentido, la ética es una sola. Otro concepto respetable porque está referido a tus contextos y tus documentaciones, que son muy diferentes a los míos. Pero es preferible a lo que hacen muchos otros que hablan de ética sin saber qué es la ética. Les pregunta uno: ¿Qué es la ética? Y cuando no saben qué contestar, salen con unas barrabasadas que desaniman a cualquiera.

10) “Unos enfoques serán acertados y otros no”. ¡ Correcto! Todo es relativo a los enfoques, los contextos y las perspectivas desde donde se hable.

11) (Cada uno estudiará la ética desde su punto de vista.) ¡Correcto! Por eso nadie puede decir que tiene la última palabra. O que lo que diga es: " Palabra de Dios".

12) “Tú haces una lectura exclusivamente política, ajena a la Iglesia”. Eso es cierto y creo que eso es meterse uno en lo que no le importa. Los asuntos de Iglesias debe ser tratados por miembros de iglesias. Y a propósito de POLITICA recuerda que: “política es el arte de decir las más grandes mentiras con la más grande sinceridad”

Esperemos que opine Cruz Alejandro, a ver qué dice. O será que va hacer lo que hacen muchos, que abren un debate y ponen a pelear a otros y ello ni se inmutan… ¡No vuelven a aparecer!


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

JORGE. - Me gustaron mucho tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: “Cada perspectiva describe lo que ve de esa misma realidad desde su propio ángulo de visión”. Maravillosa frase que nos da la razón a ambos, lo que tú dices es válido desde tu perspectiva y lo que yo digo es válido desde mi perspectiva, ¡Qué bien!


JUAN. - No cojas el rábano por las hojas ni favorezcas tu tendencia a arrimar el ascua a tu sardina.

Yo no me refería a ti ni a mí. Me refería a la fe cristiana y a la ciencia experimental. No es que a cada una de las dos le dé la arbitraria gana de mirar la realidad como la mira. Cada una contempla la misma realidad desde un punto de vista diferente porque están en campos o planos diferentes de la realidad.

Para que se dé una verdadera colaboración o complementación entre ambas (fe cristiana y ciencia experimental) lógicamente cada una de ellas tiene que contemplar la realidad “correctamente” y en su respectivo plano. Cada una no puede pretender mandar en el plano ajeno porque no está mirando la realidad desde el plano ajeno. Las dos tienen que captar la realidad “tal como es” desde su respectivo punto de observación en el campo que le corresponde. Si no hacen así, se falsean y equivocan.

Exactamente como tú, yo y cualquiera que diga lo que ve o piensa. Si tu punto de vista es acertado y válido, estupendo, pero si está equivocado, entonces no es válido, sigue equivocado. Es la realidad la que manda, no cualquier punto de vista o modo de ver, ni tampoco lo que cada uno desearía ver.


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

JORGE.- Me gustaron mucho tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: e n cuanto Dios, él ( Jesucristo ) habla de un aspecto de la realidad total que no es accesible para nosotros ni con los sentidos ni con la ciencia ni con la razón”. ¡Correcto! No es accesible para nosotros ni con los sentidos ni con la ciencia ni con la razón… solo con la FE.


JUAN. - El aspecto sobrenatural de la realidad total es accesible con la “fe cristiana, que es conocimiento auténtico porque se basa en motivos razonables o razones suficientes” como, por ejemplo, la omnisciencia de Jesucristo en cuanto Dios.

Lo digo así porque me da la impresión de que tienes el error de pensar que “la fe cristiana” es lo mismo que “la credulidad general”, cuando, en realidad, la fe cristiana es lo opuesto de la credulidad. La credulidad no se basa en motivos razonables o razones suficientes.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

JORGE.- Me gustaron muchos tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando... Hablas de por qué no es posible complementar la fe y la ciencia. Amigo: Una cosa es “complementar” y otra cosa, muy distinta es “unificar”.


JUAN. - Yo he hablado de que SÍ es posible y necesario que fe sobrenatural y ciencia experimental se complementen. Sólo así podremos tener una visión más real y exacta de la realidad que si cada una se aisla, o se vuelve impermeable a la otra o, peor aún, rechaza a la otra.

Es imposible reducir la fe cristiana a ciencia experimental.
Es imposible reducir la ciencia experimental a fe cristiana.
Cada una es competente sólo en su propio campo.

Si tú hablas de “unificar” a ambas, deberías explicar qué entiendes decir con ese verbo.
Estando las dos en la misma realidad pero en campos o planos diferentes de la misma, ¿En qué consistiría esa hipotética “unificación”?

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

JORGE.- Me gustaron mucho tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: “Tú, frente a un científico eminente que te habla de la última teoría de la física cuántica, de los ingredientes más elementales de la materia y de la antimateria , no te queda otra alternativa que “creer (o no creer) lo que no sabes ni ves pero que ese científico te lo está contando”.

Estás diametralmente equivocado porque los productos de los eminentes científicos no son objeto de creencias, sino de estudio, análisis y verificación fáctica. ¿Quién te dijo que la física cuántica era objeto de creencias? La física cuántica es objeto de estudio, investigación científica, nada de creencias ni de dogmas, ni de afirmaciones infalibles.


JUAN. - Lamento que no hayas captado lo que he querido decir.

Me da la impresión de que tienes una fe desorbitada en el “conocimiento científico” como si fuera el único conocimiento verdadero y perfecto (cientificismo).

Primeramente deberías leer algunos análisis y críticas epistemológicas que se han hecho al conocimiento científico. Sólo para empezar podrías estudiar:

https://www.zenit.org/es/articles/las-posibilidades-y-limites-de-la-ciencia-segun-benedicto-xvi

https://www.unav.es/cryf/limiteslenguajecientifico. Html

https://www.monografias.com/trabajos64/limitaciones-ciencia/limitaciones-ciencia2. Shtml


En segundo lugar, el ejemplo que te puse era para que te dieras cuenta de que tú (no el científico que yo llamo “eminente” para descartar al científico barato) estás aceptando por fe lo que el científico eminente te ha contado y, además, tienes fe en que has entendido lo que ese científico te ha contado (y eso a pesar de que generalmente no te lo ha contado él en persona sino a través de un profesor que ha recibido, estudiado y reinterpretado lo que ha dicho el científico eminente en libros, revistas, etc.).

Concedamos que el científico eminente puede saber mucho (no todo). Lo que yo subrayo es que tú no estás en condiciones de poder constatar si lo que te dice el científico corresponde o no corresponde a la realidad tal como es, ni si corresponde totalmente o en parte. Lo único que te queda es tener fe (fiarte) de él sobre el supuesto de que él sabe mucho y de que él no te quiere engañar. Y al fiarte de él, sus conocimientos pasan a ser tuyos sin haberlos comprobado.

Una cosa parecida sucede con respecto a Jesucristo en cuanto Dios. Él lo sabe todo (incluso todo lo que saben todos los científicos eminentes juntos, e infinitamente muchísimo más), pero yo no estoy en condiciones de poder constatar si lo que me dice es verdadero o falso. Lo único que me queda es fiarme de Él sobre la base de que Él es el que lo sabe todo y de que Él, no sólo no quiere engañarme, sino que también es imposible que me pueda engañar (porque dejaría de ser Dios inmediatamente, lo cual es imposible).


El científico eminente, está interesado en los fenómenos matematizables de su campo o plano material, tiene que comprobar lo que cuenta (estudiarlo, analizarlo y verificarlo fácticamente), tiene teorías provisionales, no tiene verdades absolutas (dogmas), no puede hacer afirmaciones infalibles, …

Jesucristo, en cambio, no se ha dedicado a hablar del campo científico (podía haberlo hecho perfectamente), sino que se ha dedicado a hablar del campo sobrenatural (en el que la ciencia de los científicos es incompetente y en el que nadie es más experto que Él), no tiene que comprobar lo que cuenta porque es el Creador de la realidad y la conoce total y perfectamente, no tiene teorías provisionales sino evidencias eternas, lo que dice son verdades absolutas, puede hacer y hace afirmaciones infalibles con total verdad y derecho, …

Jesucristo es la razón última de la consistencia del conocimiento de la fe cristiana.


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

J ORGE.- Me gustaron mucho tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: " En el caso de la fe cristiana, el “científico” es Jesucristo". De acuerdo, pero con el uso de las comillas… para eso se hicieron las comillas. Me parece que has usado las comillas correctamente.


JUAN. - Me parece que no me has entendido, quizá por tu prejuicio cientificista.

He utilizado las comillas solamente para hacer un parangón entre la fe puesta en Jesucristo y la fe puesta en un científico eminente cualquiera.

Pero, si hablamos de la realidad más real, Jesucristo es más científico que todos los científicos más eminentes juntos. Él no es un simple estudioso del universo, sino que es el Creador del universo.
Lo único que ha pasado es que, al tomar una naturaleza humana, él no ha ejercido de científico. No le ha interesado tener esa “profesión”. No ha venido al mundo para hacer de científico, sino para cumplir una misión infinitamente más importante, difícil y duradera en favor de todos los seres humanos.

Que tú, o cualquier otro, no os hayáis enterado de que lo que ha realizado Jesucristo es más importante, difícil y duradera para la humanidad que la tarea científica de todos los científicos juntos de todos los siglos pasados, presente y futuros, es asunto digno de estudiarse.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

J ORGE.- Me gustaron mucho tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: ” Porque, aunque no le creas ( a Jesucristo ) , tú NO has demostrado nada”. Ni estoy interesado en demostrar nada y menos de asuntos que no son científicos. Además la FE no necesita de demostraciones. Solo basta creer y listo!

JUAN. - No has demostrado la teoría cuántica, ni has comprobado la existencia de las particulas elementales, ni has visto la antimaria, ni … Todo eso lo has aceptado por fe. Pero se trata de una fe razonable, es decir, basada en motivos razonables (como el hecho probable y cierto de que unas personas que saben más que tú lo han comprobado y que se supone que ellas no han querido engañarte cuando te lo han contado).

La fe sobrenatural también es razonable, porque está basada en motivos razonables.


Pero, así como tú puedes analizar, estudiar, desenvolver, comprender mejor, etc. , lo que te dice el científico eminente (o el profesor de ciencias), así también los datos de la fe sobrenatural se pueden analizar, estudiar, desenvolver, comprender mejor, etc.


El que oye al profesor o al científico y listo! (porque cree que “Solo basta creer y listo! ”), corre el peligro de caer en el cientificismo, en la ingenuidad científica, en la idolatría científica, en la ignorancia científica, en el fanatismo científico,...

El que cree en Jesucristo por creer y listo! Y no se preocupa de más (porque cree que “Solo basta creer y listo! ”), puede caer en la ingenuidad fideista, en el “fideismo”, en la superstición, en el fanatismo, …

El que pone en cuestión o rechaza todo lo que le dice el profesor o el científico eminente, actúa irracionalmente y puede caer en el agnosticismo científico.

El que pone en cuestión o rechaza todos los datos de la fe cristiana, actúa irracionalmente y puede caer en el agnosticismo religioso.

Todo extremismo, por defecto o por exceso, es pernicioso.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

J ORGE.- Me gustaron mucho tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: “Me parece que tienes una idea confusa de lo que es la ética”. Ese es tu punto de vista, recuerda que: “Cada perspectiva describe lo que ve de esa misma realidad desde su propio ángulo de visión”. Respetable tu afirmación.


JUAN. - Para aclarar eso existen unos estudios de Ética dentro de un campo que se llama Filosofía que se enseña generalmente en las universidades.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

J ORGE.- Me gustaron mucho tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: “la ética será la ciencia de lo que racionalmente está de acuerdo o en desacuerdo con la perfección de Dios y con el fin del ser humano. En este sentido, la ética es una sola. ” Otro concepto respetable porque está referido a tus contextos y tus documentaciones, que son muy diferentes a los míos. Pero es preferible a lo que hacen muchos otros que hablan de ética sin saber qué es la ética. Les pregunta uno: ¿Qué es la ética? Y cuando no saben qué contestar, salen con unas barrabasadas que desaniman a cualquiera.


JUAN. - Yo hubiera deseado que dijeras cuáles son tus contextos y documentaciones “muy diferentes de los mios”.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

J ORGE.- Me gustaron mucho tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: “Unos enfoques serán acertados y otros no”. ¡ Correcto! Todo es relativo a los enfoques, los contextos y las perspectivas desde donde se hable.


JUAN. - Podrías servir de exponente del pensamiento débil de nuestra época, pero, por favor, no tergiverses lo que digo.
No todo puede ser relativo. No toda la realidad se puede inventar o manipular. Una gran parte de ella sólo se puede descubrir.

Todo enfoque puede ser confrontado con la realidad. Se puede analizar si tu enfoque parte de axiomas irrefutables o no, si se asienta en principios bien fundados, si tiene una base sólida o tambaleante, si lleva a consecuencias constructivas o destructivas, si se fundamenta en la irracionalidad (deseos, fantasías, teorías sin sentido,... ) o en datos razonables y contrastados, si conduce a incoherencias o al absurdo, etc.

No todos los enfoques valen igual. Hay enfoques, contextos y perspectivas distintos, contradictorios, racionalmente acertados y equivocados, aceptables y rechazables, verdaderos y erróneos, interesados y desinteresados, basados en teorías contrapuestas, …

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

J ORGE.- Me gustaron muchos tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: Cada uno estudiará la ética desde su punto de vista. ¡Correcto! Por eso nadie puede decir que tiene la última palabra. O que lo que diga es: " Palabra de Dios".


JUAN.- Estás tergiversando lo que he dicho .

Yo no me he referido a “personas” para que ahora salgas diciendo que “nadie... ”
Yo me
he referido a los distintos campos o disciplinas desde los cuales se puede estudiar la ética: el derecho, la historia, la biología, etc.
Cada uno de estos campos se aplicará a sí mismo la ética según su finalidad, su método, etc.
Así tendremos varios ejemplos de Etica Aplicada.


En cuestión de ética, como en todo lo demás, Dios tiene la última palabra.
El problema para nosotros consiste en acertar, cuando es posible, con lo que piensa y quiere Dios.

En muchas cuestiones Dios ha dicho claramente qué es lo que piensa y quiere.

En otras nos cuesta más averiguarlo.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 05/03/2013

JORGE.- Me gustaron muchos tus aportes de esta ocasión, por ejemplo, cuando dices: “Tú haces una lectura exclusivamente política, ajena a la Iglesia”. Eso es cierto y creo que eso es meterse uno en lo que no le importa. Los asuntos de Iglesias debe ser tratados por miembros de iglesias.


JUAN. - No tiene por qué ser así.

Cualquiera puede hablar de matemáticas, con tal de que conozca el tema del que va a hablar. Si se va a hablar de Estadística, nadie que conozca el tema puede decir que todo se resuelve con la raiz cuadrada. La raiz cuadrada es matemática, pero no basta en absoluto para entender la Estadística.

Algo parecido les pasa a muchos que hablan de la Iglesia Católica. Creen que utilizando las categorías sociológicas o políticas de “progresista”, “conservador”, “lucha de poder”, “dictadura”, “democracia”, “fundamentalismo”, etc. , ya entienden y hablan de este Pueblo-Iglesia convocado por Cristo.

Jorge Soto
´sociología universidad nacional de pa...
Escrito por Jorge Soto
el 06/03/2013

Hola Juan:

Gracias por tus mensajes, muy constructivos y la mayor parte aclaratorios. También hay mucho bla-bla-bla pero eso es perdonable. Yo me quedo con lo interesante e importante. Por ejemplo, quiero destacar unas grandes verdades:

1) "Es imposible reducir la fe cristiana a ciencia experimental.
Es imposible reducir la ciencia experimental a fe cristiana".

Pues claro, si cada una maneja su propia espistemología, son disciplinas que tradicionalmente se han respetado mutuamente, son independientes y mutuamente excluyentes.

2) "Si tú hablas de “unificar” a ambas, deberías explicar qué entiendes decir con ese verbo"." ¿En qué consistiría esa hipotética “unificación”?" Una buena pregunta y acertada exigencia para Cruz Alejandro que fue quien introdujo este concepto en su introducción al debate.

3) "No has demostrado la teoría cuántica, ni has comprobado la existencia de las particulas elementales, ni has visto la antimaria, ni … Todo eso lo has aceptado por fe"
Apreciado amigo: Los que tienen que demostrar la teoría cuántica son los científicos, los físicos y quienes tienen la tal teoría cuántica como objeto de estudio... ¡Yo no! A mi me saca de ese paseo! Ahora... ¡Quién te dijo que yo había aceptado por fe, todas esas vainas de la teoría cuántica? Si hasta ahora no he tenido necesidad ni de aceptarlas ni de rechazarlas. Se ve que me conoces muy bien!

Y mi último comentario: Las raíces cuadradas solo existen en Matemáticas, las demás son redonditas y casi siempre llenas de tierra.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 06/03/2013

JORGE. - También hay mucho bla-bla-bla pero eso es perdonable.

JUAN. - Gracias por el perdón. Ojalá no suceda que consideres bla-bla-bla lo que no entiendes o no quieres entender.