En este grupo En todos

Grupo de Poemas y versos de todo el mundo



EL " NADAÍSMO" Y SUS CONTEMPORÁNEOS

Rosselbery Arboleda ayudémonos siempre
Ceramista taller de artesanias de colo...

click to zoom

Johatan Guevara
Criminalistica politecnico empresarial...
Escrito por Johatan Guevara
el 21/04/2010

"El Nadaismo, en un concepto muy limitado, es una revolucion en la forma y en el contenido del orden espiritual imperante en Colombia. Para la juventud es un estado esquizofrenico consciente entre los estados pasivos del espiritu y la cultura", anunciaba la primera página del texto, el cual procedía luego, aduciendo en su respaldo citas o menciones de Mallarme y Sartre, Breton, Kierkegaard, Kafka, Gide y Spencer, a formular un vasto programa de subversion cultural (estetico, social y religioso) que, apoyándose en la duda y en los elementos no racionales, y teniendo como armas principales la negacion y la irreverencia, el desvertebramiento de la prosa y el inconformismo continuo, buscaba el cuestionamiento de una sociedad, la colombiana, en la cual "la mentira está convertida en orden".

Había, ciertamente, elementos de gran validez en esa formulacion y una conciencia muy aguda de sus limitaciones: "La lucha será desigual considerando el poder concentrado de que disponen nuestros enemigos: la economia del país, las universidades, la religion, la prensa y demás vehículos de expresion del pensamiento. Y además, la deprimente ignorancia del pueblo colombiano y su reverente credulidad a los mitos que lo sumen en un lastimoso oscurantismo (...). Ante empresa de tan grandes proporciones, renunciamos a destruir el orden establecido. Somos impotentes. La aspiración fundamental del nadaismo es desacreditar ese orden".

Johatan Guevara
Criminalistica politecnico empresarial...
Escrito por Johatan Guevara
el 21/04/2010

Gonzalo Arango (1931-1976) y el clima nadaista

¿Quién era entonces el autor de estas páginas, en las cuales la agudeza convivía con la retorica y la exaltacion tendía a convertirse en slogan? ¿Quién había redactado esas frases felices en las cuales el razonamiento subyacente dejaba, en realidad, bastante que desear -que contagiarían de entusiasmo a un buen número de adolescentes allí en Medellin y más tarde suscitarían, a todo lo largo y ancho del país, el fervor y el rechazo, infundiéndole a nuestro anemico horizonte vital indudables fulgores y osadias?

Había nacido en Andes, Antioquia, el 18 de enero de 1931, en medio de una familia puritana de provincia. Clase media burguesa, anota él mismo. Su padre, telegrafista primero y más tarde burócrata conservador, ganaba a su muerte, en 1953, 300 pesos mensuales para sostener trece hijos. Estudiante de primaria con los Hermanos Cristianos y más tarde estudiante de bachillerato en el Liceo Antioqueño de la Universidad de Antioquia, donde tuvo como compañero al pintor Fernando Botero, Gonzalo Arango alcanzó hasta tercer año de derecho en la citada universidad, abandonando su carrera, según diría más tarde, debido a cierta inclinación suya a torcerlo todo.

Profesor de literatura y bibliotecario en la ya mencionada universidad, sus primeras colaboraciones aparecen en el suplemento literario de El Colombiano, periódico conservador cuyo suplemento dirigía Eddy Torres. Allí escribe reseñas convencionales, como la que el 6 de octubre de 1955 dedica a analizar la influencia de Mientras agonizo de William Faulkner en La hojarasca de Gabriel Garcia Marquez , a la cual sin embargo elogia de modo caluroso.

Se había unido antes, en 1953, al MAN, la tercera fuerza que el entonces presidente de la república por golpe militar, el general Gustavo Rojas Pinilla, promovió, en contra de los dos partidos tradicionales, liberal y conservador. Corresponsal del periódico La Paz, organo de dicho movimiento, y miembro suplente de la Asamblea Nacional Constituyente, el 10 de mayo de 1957, al caer la dictadura dé Rojas Pinilla, quien mediante dicha Asamblea quería legalizar su permanencia en el poder, se pide, entre otras cosas, que la cabeza de Gonzalo Arango cuelgue de las rejas de la Avenida Junin, en Medellín. 0pta, entonces, por un discreto exilio en el Valle del Cauca, en Cali, donde redacta el Primer manifiesto, el cual conlleva también un viraje suyo en el campo político. Alaba allí la juventud que el 10 de mayo "aportó su sangre y el sentido heroico del sacrificio para derrumbar una tiranía castrense que al fin de cuentas fue una vergüenza que defraudó la fe de los colombianos y cubrió de ignominia la libertad y la cultura". Primera de sus varias autocriticas.

Sólo que sus vaivenes ideologicos iban a desaparecer muy pronto tras el estruendo de sus primeros escandalos: convoca a sus amigos al parque Berrio de Medellín y luego de leer un discurso escrito en papel toilette, discurso en que elogiaba a Pablo Alquinta, jinete del popular concurso hípico del 5 y 6, en detrimento de Miguel de Cervantes, procede a quemar los libros de su biblioteca. Acto semejante, o el mismo acto -la crónica, infortunadamente, no es muy exacta-, se repite en el atrio de la Universidad de Antioquia, como parricidio simbólico enfrente de su propia casa de estudios, y en uno de ellos arroja al fuego el manuscrito de su primera novela, Después del hombre, escrita en un interregno campesino de dos años durante su trunca carrera de derecho. El influjo erostratico de Sartre, a través de El muro, había llegado hasta la capital de esa lejana provincia colombiana. Pero era en realidad Camus, a nivel de sensibilidad y escritura, la presencia más detectable en la prosa de Arango a todo lo largo de su trayectoria. Así, esta mezcla de surrealismo y existencialismo un tanto primitivos puede situarse en los orígenes de su proyecto desmitificador. Tales actos, la difusión del Manifiesto, reproducido por el periódico El Tiempo, y la convocatoria a colaborar con la hipotética revista Nada -locura, viscosidad, revolución, desorden, belleza nueva, verdad desvestida, como proclamaba el aviso- fueron agrupando en torno suyo, en la errancia de calles y al amparo de bares y cafés (El Metropol, La Bastilla, La Clinica Soma), a un grupo de jóvenes que habría de adquirir relieve en el campo de las letras nacionales.

Johatan Guevara
Criminalistica politecnico empresarial...
Escrito por Johatan Guevara
el 21/04/2010

"El nadaísmo nació en medio de una sociedad que, si no había muerto, apestaba. Apestaba a cachuchas sudadas de regimiento, apestaba a sotanas sacrilegas de sacristia, apestaba a factorías que lanzaban por sus chimeneas el alma de sus obreros, apestaba al pésimo aliento de sus discursos, apestaba al incienso de sus alabanzas pagadas, apestaba a las más sucias maquinaciones políticas, apestaba a cultura de universidad, apestaba a literatura rosa, apestaba a jardín infantil, apestaba a genocidios, apestaba a miserias, apestaba a torturas, apestaba a explosiones, a pactos, apestaba a plebiscitos, apestaba a mierda. Entonces un grupo de jóvenes dejó su coca-cola a medio tomar para gritar: BASTA".

Johatan Guevara
Criminalistica politecnico empresarial...
Escrito por Johatan Guevara
el 21/04/2010

Ciertamente el nadaísmo, en el caso concreto de Gonzalo Arango, diluyó toda su pugnacidad en una amorfa religiosidad, y a él son aplicables las palabras que en 1980 escribió J. Mario mostrando el cambio experimentado por algunos miembros del grupo: "Del existencialismo de los sesenta, de la podredumbre interior, del suicidio en potencia de la vida no vale nada, pase por obra y gracia de la gracia y no de la obra al misticismo psicodelico de los setenta, al esplendor interior, a la exaltación generosa de la potencia de la vida y a la promesa extraterrestre de la salvacion". Como quien dice del asco a un cosmos parecido al de Teilhard de Chardin.

Johatan Guevara
Criminalistica politecnico empresarial...
Escrito por Johatan Guevara
el 21/04/2010

"No se puede criticar a los nadaístas porque no hacen tal o cual cosa. Ellos son sólo artistas y pedirles otra cosa distinta de su arte sería como criticar al carpintero porque no hace el pan. Pero en Colombia es así. A cada uno lo quieren poner a desempeñar un oficio que no es el suyo. Así vemos a los escritores tratados como sirvientes, y a las amas de casa laureadas como escritoras. Y vemos a algún pesado crítico literario descalificando al nadaísmo porque no hace la revolución comunista. ¿Por qué no la hace él si es tan guapo? ", como aclaró X-504 en el "Manifiesto amotinado" de 1967.

Johatan Guevara
Criminalistica politecnico empresarial...
Escrito por Johatan Guevara
el 21/04/2010

Quien firmaba el "Terrible 13 manifiesto nadaísta" -escrito, según sus propias palabras, luego de una noche de mezcalina- como Gonzalo Arango, "el enviado de Dios", era el mismo que en sus dos últimos libros, Providencia (1972) y Fuego en el altar (1974), había reducido su lenguaje a una flacida copia del Saint Exupery de El principito, en versión subdesarrollada y ya ineficaz del todo en el plano literario. Sermon y apologo, su anterior virulencia había desaparecido, convertida en trillada formula de redencion. Un sermon atomico, sí, pero perfectamente banal. "Retorno a Cristo" y "Retorno a Bolívar" son los títulos de sus dos últimas conferencias, que no alcanzó a pronunciar -murió en un accidente automovilístico el 25 de septiembre de 1976-, y que cierran su periplo como escritor fijando en las mismas sentencias hueras que había denigrado su obsesión: quería ser en realidad un Profeta, un Mesias propagando su verdad.

Sólo que Gonzalo Arango había muerto simbólicamente varios años antes, en 1963, cuando los miembros del grupo quema ron en el puente Ortiz de Cali su efigie e incineraron sus escritos a raíz de una "Tarjeta de Navidad para GOG" (Gonzalo Gonzalez, en ese entonces director del Magazín Dominical de El Espectador, quien había editado profusamente sus escritos), tarjeta en la cual Gonzalo Arango cancelaba, a nombre del nadaísmo, su "etapa de desesperación nihilista y el derrotismo que lo caracterizó en sus primeras contiendas", es decir, de 1958 a 1963: "Daré testimonio de mi Actitud Nadaísta a través de la creación y no de la alucinacion", " ¡No más el Navio Ebrio de Rimbaud para justificar nuestro falso genio poético naufragando en mares de nicotina".

Johatan Guevara
Criminalistica politecnico empresarial...
Escrito por Johatan Guevara
el 21/04/2010


nadaismo El Nadaísmo es colombiano


El Nadaísmo , fundado por Gonzalo Arango , nació de una época convulsa bajo la sombra de la dictadura militar de Gustavo Rojas Pinilla . Entre sus precursores están José María Vargas Vila y Fernando González . Fue un movimiento ecléctico, ( Eclecticismo es en Filosofía , la escuela de pensamiento que se caracteriza por escoger, sin principios determinados, concepciones filosóficas, puntos de vista, ideas y valoraciones entre las otras demás escuelas que se asume pueden llegar a ser compatibles de forma coherente, combinándolas y mezclándolas aunque el resultado pueda ser a menudo contrapuesto sin llegar a formar un todo orgánico), que se inició durante la década de 1950, con rasgos contraculturales . Expresó una protesta contra las instituciones tradicionales de la sociedad y la cultura. Arango llega a la ciudad de Cali en 1957 sin un rumbo fijo y es en medio de la bohemia de la capital vallecaucana en donde comienza el origen de lo que llamaría el Nadaísmo , expresado en el primer Manifiesto que publicaría un año después en Medellín. Formaron parte del nadaísmo principalmente jóvenes colombianos contestatarios e irreverentes que bajo el lema "No dejar una fe intacta ni un ídolo en su sitio", incursionaron en la práctica poética dotándola de un alto contenido de protesta social. Si bien estaba a la par de otras manifestaciones del vanguardismo literario, curiosamente, es una de las pocas manifestaciones de corte genuinamente contracultural con origen en Sudamérica. Las figuras más destacadas y representativas del movimiento fueron, Alberto Escobar , Amilkar U, autor de los escritos "Vana Stanza", Fanny Buitrago (El hostigante verano de los dioses) , los caleños J. Mario y Elmo Valencia, Jaime Jaramillo Escobar, Darío Lemos, el novelista Humberto Navarro, Jaime Espinel, el futuro cineasta Diego León Giraldo, los hermanos Jorge Orlando y Moisés Melo, el poeta Mario Rivero, Elkin Restrepo, David Bonells, artistas como Alvaro Barrios y Pedro Alcántara, quien habría de ilustrar el N° 2, y último, de La Viga en el Ojo , la revista nadaísta que Eduardo Escobar editó en Pereira en 1966, Fernando Jaramillo, Malgrem Restrepo, escritores como Alvaro Medina (alias José Javier Jorge), Alberto Sierra, William Agudelo, el cantante Pablus Gallinazus, Jan Arp, (Adoptado como homenaje al Jan Arp dadaísta) y hermano de Jotamario, y Armando Romero, quienes mantuvieron inicial adhesión á los postulados o coquetearon con los mismos, utilizando la beligerante plataforma de divulgación que el nadaísmo ponía a su servicio. “Absolutamente antisociales, irreverentes, solapadamente canallas, adoran lo repudiable, ensalzan lo ruin, coronan al sifilítico y se van por la vida dando patadas a los cinco continentes: eran jóvenes, veloces y audaces; el desenfado, el vituperio y la rabia por la sociedad establecida llegaba hasta los límites inciertos de la sinrazón”. En Cali, pidieron la sustitución del busto de Jorge Isaacs por el de Brigitte Bardot.E n la Plazuela San Ignacio de Medellín protagonizan el que sería el primer escándalo en 1958: la quema de la literatura colombiana ,

Yolanda Velazquez Minchaca
Teología instituto acción pastoral arq...
Escrito por Yolanda Velazquez Minchaca
el 21/04/2010

¿Podríamos conocer algunas muestras de este género literario?

Silvia Rodriguez
Criminalistica deempresa
Escrito por Silvia Rodriguez
el 21/04/2010

“El salto de un poeta ebrio de Dios”, capítulo aparte sobre el poeta Darío Lemos que hubiera deseado Víctor Bustamante haber incluido en su libro “Cuando el poeta muere”, pero que por una ofensiva alusión del “Hamaquero”, me abstuve de confiárselo, como me había solicitado Víctor, ya que el ex – hippie de las hamacas me lanzó una indirecta muy directa al aire en un programa que tenía en la emisora de la Universidad de Antioquia, al que me invitó por allá en el 2002, con el estudiado plan de lanzarme la ofensiva pregunta: “ ¿Por qué quieres hacerte famoso con esa historia tan piadosa traída de las greñas de la memoria póstuma del poeta daríolemos? ”. Entonces, tras una elusiva respuesta filtrada al aire, decidí escurrirme de los meandros por donde había contactado al narrador historiador Víctor Bustamante, para que mi fama no pelechara a expensas de la desacralizada memoria difamada de un poeta de quien conservo la más limpia memoria, a pesar de la fama malditista que le habían estampillado toda la vida las malas y piadosas lenguas.
Azael Maldoror

Silvia Rodriguez
Criminalistica deempresa
Escrito por Silvia Rodriguez
el 21/04/2010

La furia nadaísta



Eran los más locos, los más vagos, los más 'perros', poetas adolescentes de provincia que el escritor antioqueño Gonzalo Arango, diez años mayor que todos, reclutó especialmente en Antioquia y el Valle para envenenarlos con su recién creado Nadaísmo, movimiento literario, filosófico, artístico y social, que irrumpió oficialmente en Colombia en 1958, en plena dictadura del general Rojas Pinilla y la violencia bipartidista. El 'inventico' -como solía llamarlo Arango, quien para entonces tenía 27 años y era ya tan buen prosista como agitador- fue presentado en sociedad con la lectura del 'Manifiesto Nadaísta', escrito sobre papel higiénico y difundido a los cuatro vientos en Medellín con su grito desesperado y el escándalo que produjo en la sociedad colombiana de entonces, moralista y anquilosada. "Destruir un orden es por lo menos tan difícil como crearlo-empezaban aclarando-. Ante empresa de tan grandes proporciones, renunciamos a destruir el orden establecido. La aspiración fundamental del Nadaísmo es desacreditar ese orden". Y seguían: "En esta sociedad en que la mentira está convertida en orden, no hay sobre quién triunfar sino sobre uno mismo. La misión es no dejar una fe intacta, ni un ídolo en su sitio. Todo lo que esté consagrado como adorable por el orden imperante será examinado y revisado". El Nadaísmo nacía emparentado con las tendencias más rebeldes e iconoclastas del siglo XX y se propagó como epidemia predicando la creencia en la Nada como principio de todo, al abrigo del Dadaísmo, Surrealismo y Nihilismo, pero sobre todo del Existencialismo de Sartre y Camus.
Sus pioneros hablaban al mismo tiempo de "existencialismo ateo", misticismo, poetas malditos, monjes tibetanos y budismo zen, pues querían zafarse de la lógica y trabajar en el terreno del absurdo.
Así se fueron lanza en ristre contra las liras más acartonadas de la poesía nacional y contra una tradición de la que solo dejaron en pie a León De Greiff y Fernando González, quienes pese a su distancia generacional simpatizaron con este combo de melenudos que escribían versos subversivos y cuestionaban a la sociedad, buscando desalmidonar letras y costumbres nacionales, atacando sus cimientos más intocables: Iglesia, establecimiento, herencia hispánica y Frente Nacional.
"El país de entonces era muy inocente -dice el columnista de EL TIEMPO y poeta Eduador Escobar, integrante del grupo inicial-. Por eso pudimos escandalizarlo dejándonos el pelo largo y diciendo palabrotas. Queríamos sacudir a Colombia de esa hipocresía y pacatería que reinaban, de esa religión malentendida. Más que literario, fuimos un movimiento social. Ya después con tanta violencia, narcotráfico y delincuencia es difícil que se repita un fenómeno igual. A Colombia ya no la sorprende nada".

Silvia Rodriguez
Criminalistica deempresa
Escrito por Silvia Rodriguez
el 21/04/2010

De la cosecha nadaísta (Varios traducidos)
Colectivos
'13 poetas nadaístas' (Antología poética-1963).
'El sermón atómico'(1964).
'Manifiestos Nadaístas'(1980).
Gonzalo Arango
'Primer Manifiesto Nadaísta' (1958).
'De la nada al Nadaísmo' (1963).
'Boom contra Pum Pum' (una revisión de Gabriel García Márquez).
Jaime Jaramillo Escobar (X-504)
'Los poemas de la ofensa' (Premio Cassius Clay de Poesía -1968).
'Cincuenta años de atraso en poesía', (Ensayo-1960).
Eduardo Escobar
'Invención de la uva' (1966).
'Del embrión a la embriaguez' (1969).
'Cuac' (1970).
'Correspondencia violada' (1980).
'Nadaísmo crónico y demás epidemias' (1993).
Jotamario
(Tres veces Premio Nacional de Poesía)
'El profeta en su casa' (1965).
'Mi reino por este mundo' (Premio Oveja Negra-1980).
'Nada es para siempre' (Autobiografía nadaísta).
Amílkar Osorio
'Vana Stanza' (1984). ¿'El yacente de Mantegna' (1987).
Elmo Valencia & Jotamario
'El libro rojo de Rojas' (1970). MARIO RIVERO ¿'Poemas urbanos' (1966).
Fanny Buitrago
¿'El hostigante verano de los dioses' (novela-1963).
David Bonells
'La noche de madera' (1965).
Jaime Espinel
'Esta y mis otras muertes' (cuentos).
Armando Romero
'Los móviles del sueño' (1976).

Silvia Rodriguez
Criminalistica deempresa
Escrito por Silvia Rodriguez
el 21/04/2010

“El Nadaísmo no son los nadaístas.
Es una filosofía, un pensamiento”

Jaime Jaramillo Escobar se unió a Gonzalo Arango cuando éste publicó su Manifiesto nadaísta, y utilizó el seudónimo X-504. Ha sido consioderado como uno de los poetas más importantes de Colombia en el siglo XX.
Fecha: 09/01/2008 - SEMANA. Se celebran 50 años del advenimiento del Nadaísmo. ¿Cuál es el legado que le dejó este movimiento a la Colombia de hoy? Jaime Jaramillo Escobar. Pregunta usted por el legado del Nadaísmo, como si el Nadaísmo hubiera muerto y dejado testamento. El Nadaísmo no puede morir, pues el Nadaísmo no son los nadaístas. Es una filosofía, un pensamiento fundamental sobre el hombre, expresado en la vasta obra de sus escritores y artistas. El que se reconoce nadaísta, ése es nadaísta. No tiene que pertenecer a un grupo, sino a sí mismo. SEMANA. ¿En generaciones posteriores ha habido, si cabe la expresión, sucesores del ideario Nadaísta? ¿Quién o quiénes recogieron la antorcha?J.J.E. Pregunta usted por la antorcha, lo cual quiere decir que ilumina, y por sucesores, lo que implica continuidad. Cuando los nadaístas se podían contar se conformaban listas. Hoy no se puede hacer una lista porque los nadaístas son incontables. Están en todas partes y no requieren identificarse. Les basta ser. En cuanto a los escritores y artistas, su número también crece, como resulta lógico, y ya no caben en la corta relación que usted propone. SEMANA. ¿En la Colombia de hoy son necesarios grupos de artistas e intelectuales que se manifiesten como lo hacían los nadaístas, o usted cree que los tiempos han cambiado y ya no tienen sentido los manifiestos y las provocaciones?J.J.E. Los manifiestos y provocaciones del Nadaísmo resultaron tan importantes que todavía se añoran, como lo indica su pregunta. Toda la obra de los escritores nadaístas es en sí un manifiesto y una provocación permanente. En 50 años Colombia se ha transformado y el Nadaísmo ha hecho parte importante de ese cambio propiciando una nueva mentalidad.
Dice usted en la introducción a sus preguntas que se celebran 50 años del advenimiento del Nadaísmo. Conmemorar es recordar y celebración es aplauso, elogio, festejo. Si se recuerda es porque no pasó desapercibido. Celebrarlo implica no sólo estar de acuerdo con él, sino alabarlo y enaltecerlo. La recordación es de parte interesada; la celebración es pública e implica regocijo. Advenimiento es venida, llegada de un acontecimiento, especialmente si es esperado, y tiene un tono de solemnidad aplicado a sucesos trascendentales. Sus preguntas implican un gran elogio, pues si en Colombia se celebra, como se está viendo, significa que Colombia es nadaísta, que admira y celebra. Por tanto, nada más lógico que los nadaístas se unan a esa celebración nacional.


Silvia Rodriguez
Criminalistica deempresa
Escrito por Silvia Rodriguez
el 21/04/2010




Algunos califican el Nadaísmo como la campaña publicitaria mejor montada que ha existido en la literatura colombiana. "Eso ocurre cuando uno convierte los versos en eslogans -dice Cobo-, lo que degrada la poesía".
Los nadaístas ponían a rodar frases como "La marihuana es el opio del pueblo, por su bajo precio naturalmente", o "el que pretende acercarse a la verdad, se acerca a la estructura de la Nada, lo que hace que a veces grandes obras parezcan tomaduras de pelo y viceversa"; rebelión estética por la que nadie daba un peso, incluyendo la Academia de la Lengua que alcanzó a llamarlos 'escritores de alcantarilla', término que Gonzalo Arango retomó con mucho orgullo.

Yoeli Munaylla A.
Derecho corporativo universidad privad...
Escrito por Yoeli Munaylla A.
el 21/04/2010

Intersante informacion, no sabia nada de esto. Gracais por hacerme aprticipe. Un beso. Yoeli.