En este grupo En todos

Grupo de Tanatologia



DIGNIDAD AL DOLOR HUMANO

JORGE .
Ingeneria mecanica,psicologia forense,...
Escrito por Jorge . Polanco Novoa
el 27/12/2009

En su naturaleza última, el dolor y la muerte humanos encierran un misterio, que no es otro que el misterio del mismo ser humano puesto en esta tierra; es también el misterio de la libertad y del amor, que son realidades vivas e íntimas, aunque intangibles, y que no encuentran explicación suficiente en la física o la química.

El dolor y la muerte no son criterios aptos para medir la dignidad humana, pues ésta conviene a todos los seres humanos por el hecho de serlo; el dolor y la muerte serán dignos si son aceptados y vividos por la persona; pero no lo serán si alguien los instrumentaliza para atentar contra esa persona.

Una muerte digna no consiste sólo en la ausencia de tribulaciones externas, sino que nace de la grandeza de ánimo de quien se enfrenta a ella. Es claro que, llegado el momento supremo de la muerte, el protagonista de este trance ha de afrontarlo en las condiciones más llevaderas posibles, tanto desde el punto de vista del dolor físico como también del sufrimiento moral. Los analgésicos y la medicina paliativa (de la que se hablará en otro lugar) por un lado, y el consuelo moral, la compañía, el calor humano y el auxilio espiritual, por otro, son los medios que enaltecen la dignidad de la muerte de un ser humano que siempre, aun en el umbral de la muerte, conserva la misma dignidad

graciela susana
Escrito por graciela susana
el 28/12/2009

Hola Jorge, yo considero esto, te adjunto texto

En su poderosa encíclica Evangelium Vitae (1995), Juan Pablo II afirma que ''los mayores tienen una valiosa contribución que hacer al Evangelio de la vida''. Por su parte, el Consejo Pontificio para los Laicos escribe que ''los planes de pastoral de los mayores y con los mayores deben enraizarse en la defensa de la vida''. Ciertamente, el movimiento Vida Ascendente está plenamente comprometido con la cultura de la vida. Las prioridades en este compromiso se centran en el sentido de la vida y de la dignidad humana, del sufrimiento y de la muerte. La vida humana es un bien primario de un valor inestimable e inviolable, una de las cosas vivas más hermosas del mundo. Es un gran regalo de Dios, un signo de su maravillosa presencia en nosotros. Es algo sagrado. También es una tarea para todos los humanos: administrarla bien, defenderla y de promocionarla con otros. La vida humana es un gran valor porque es la vida de la persona humana, un animal racional, un ser humano libre, un ser capaz de amar y ser amado, una criatura de Dios y, ante todo, un hijo o hija de Dios: ¡Un peregrino! Somos peregrinos caminando hacia 1. 000 destinos, todos enfocados hacia el objetivo de la felicidad, hacia el fin último, es decir, hacia Dios. En Tertio Millennio Adveniente (1994) Juan Pablo II nos dice que ''la vida es una peregrinación hacia la Casa del Padre''. El más auténtico sentido de la vida es darse a uno mismo (dar la vida) al servicio de los demás, y hacerlo por amor. ¡Jean Guitton ha descrito la ancianidad como la edad oblativa del amor! La cuestión del sentido de la vida es la más radical para todos los seres humanos. Nietzsche escribió estas palabras llenas de sentido: ''Aquél que tiene un porqué para vivir puede soportar casi todos los cómo''. Para el cristiano, como para San Pablo (Fil 1:21), la vida humana es en realidad la vida de Cristo, que es nuestra vida: ''Yo soy el camino, la verdad y la vida'' (Jn 14:6). El Señor vino al mundo para que todos podamos tener vida, y una vida en plenitud (Jn 10:10). La vida en Cristo está llena de gracia y amor. La persona humana posee dignidad humana, que es perfección única, plenitud y valor. La dignidad humana, como dignidad ontológica o fundamental, es igual en todos los seres humanos. Así, una persona puede actuar cruel y criminalmente, con lo cual pierde su dignidad moral, pero nunca puede perder su dignidad humana básica. Para el cristiano, la más alta dignidad humana de la persona se halla en unión con Dios a través de Cristo, hijo de Dios y hombre perfecto (cf. Vaticano II, GS, n. 22, 32, 38, 45). Todos los seres humanos, los niños nacidos y los nonatos, los jóvenes y los viejos, hombres o mujeres, blancos o negros, filipinos o españoles... Todos los seres humanos son personas. Cualquier ser humano es igual a todos los demás. Ningún ser humano, hombre o mujer, ni es ni debería ser tratado como un objeto sino como un sujeto, no como un medio sino como un fin, no como ''ello'', sino como ''él'' o ''ella'' (o, mejor aún, ''tú'').

Todo ser humano posee en esencia la misma dignidad humana y, por tanto, es merecedor de un respeto incondicional (Juan Pablo II, Veritatis Splendor, 90). No obstante, entre los seres humanos, los más débiles deberían ser protegidos de una manera especial. En la tradición cristiana, en particular, ser débil es título suficiente para merecer un respeto y una atención especiales. ¿Quiénes son los d&

graciela susana
Escrito por graciela susana
el 28/12/2009

Cont. ///considerando que Tanatología es la disciplina que estudia el fenómeno de la muerte en los seres humanos y está enfocada, no sólo, a establecer entre el enfermo en tránsito de muerte, su familia y el personal médico que lo atiende, un lazo de confianza, esperanza y buenos cuidados que ayuden a morir con dignidad. Los objetivos de la tanatología se centran en la calidad de vida del enfermo, deben evitar tanto la prolongación innecesaria de la vida como su acortamiento deliberado. Es decir, deben de propiciar una "muerte adecuada", que se puede definir como aquella en la que hay:

Ausencia de sufrimiento.

Persistencia de las relaciones significativas del enfermo.

Intervalo permisible y aceptable para el dolor.

Alivio de los conflictos.

Ejercicio de opciones y oportunidades factibles para el enfermo.

Creencia del enfermo en la oportunidad.

Consumación, en la medida de lo posible, de los deseos predominantes y de los instintivos del enfermo.

Comprensión del enfermo de las limitaciones físicas que sufre.

Todo lo anterior, será dentro del marco del ideal del ego del paciente.

De esta manera, se llega a la conclusión de que el deber de la tanatología como rama de la medicina, consiste en facilitar toda la gama de cuidados paliativos terminales y ayudar a la familia del enfermo, a sobrellevar y elaborar el duelo producido por la muerte. También, es obvio, se encarga como rama de la Medicina Forense, de estudiar y determinar las causas de la muerte. Sus mecanismos, su data de producción, etc. Muchas gracias

Juan Antonio Rese Yoral
Cocina escuela superior de cocina de s...
Escrito por Juan Antonio Rese Yoral
el 29/12/2009

A mi en todo este mundillo que gira alrrededor de la muerte, me gustaria que la gente no interviniese,segun sus caracteristicas particulares,costumbres ,ideas politicas, lugar donde resida etc. Deberiamos intentar mirar al ser humano (tanto en la vida como en la muerte que es la misma cosa, pues no hay una sin otra) como un ser vivo y sin memoria,pues de lo contrario estamos abocados a ser partidistas,y si miramos desde la parte no tenemos mas remedio que crear conflictos,si no tenemos religion podemos encontrarnos o no pero si tu eres mulsulman y yo cristiano, y seguimos las normas de la religion en algun punto chocaremos,pues la religion no es un echo,sino que es una creencia, y solo en los echos podemos encontrarnos; tu eres ingles y yo español siempre que hablemos tu como ingles y yo como español chocaremos, pero si no somos ni ingles ni español podemos estar juntos,no hay ninguna idea que nos separe

FRANCISCO
Escrito por FRANCISCO
el 09/07/2010

Bueno me parece muy bien los conceptos de la tanatologia, de enfrentar la muerte por el enfermo, los familiares y medicos quien los atienden, pero que hay de prepararnos antes de que exista el problema de que alguien de nuestra familia o nosotros mismos enfrentemos una perdida o estemos en proceso, no es acaso importante tambien aprender y concientizarnos de la muerte antes de que se nos presente cara a cara para que cuando esto suceda tengamos mas conciencia y estemos mas preparados espiritulmente, moralmente religosamente o como se quiera ver, para manejar mejor el dolor de la perdida, porque debemos esperar a enfrentar esa triste realizad y no aprendemos antes como vivirla y sobrevivirla antes de que obligatoriamente la enfrentemos, creo que la tanatologia o lo ignoro, no contempla este aspecto. Así mismo que hay de todas aquellas personas que aún guardan en su recuerdo ya pasado un tiempo y no resolvieron adecuadamente el duelo o les queda algo que aún les duele.. Tal vez diran,que acuda al psicologo y lo resuelava individualmente, pero quien los orienta a ellos primero? O quien los detecta?.

Maria Victoria Herrera Ortgea
Contaduria universidad cooperativa de ...
Escrito por Maria Victoria Herrera Ortgea
el 15/07/2010

La muerte no es un problema, es un nacimiento a la vida espiritual, no hace mucho experimente la muerte de un ser muy querido, esta persona asumio este momento con gran valentia tal como fue en su vida diaria.

Sus palabras llenas de sabiduria y amor unos pocos dias antes de su partida terrenal fueron " morire como, vive feliz"

Socorro
Escrito por Socorro
el 25/07/2010

Hola a todos:

Un placer participar en este interesante debate y a la vez compartirles:

La Tanatología contempla el estudio de la Vida , no sólo de la muerte, habla de la trascendencia del ser y el sentido mismo del vivir, buscando como premisa desmiticar la muerte, educar para la vida y facilitar la dignidad y la calidad de vida del enfermo.

Aunque la Tanatología es una Ciencia que emergió en la medicina, puede ser aplicada en el contexto clínico, Educativo y Social. Sus especialistas se avocarán a ejercerla según su formación previa a la especialización

En cuánto al comentario de Francisco... Te informo que los médicos, psicológos, trabajadores sociales, enfermeras, etc; al salir de la carrera no cuentan con la formación suficiente para atender de manera especializada todas estas situaciones, esto se lleva a cabo por una elección propia, donde se busca la especialidad profesional.... Aclaro ESPECIALIDAD o Postgrado... No se es Tanatólogo por un diplomado!

Entonces un Tanatólogo es un profesional que trabaja con PERSONAS, en su salud física, emocional, social y espiritual, y que reconoce sus límites de intervención dentro de la misma disciplina, por lo que hay escalafones: orientador, consejero o el Tanatólogo, y en ese nivel se interviene principalmente:

En el ámbito Clínico : atiende a la persona en situación de enfermedad crónica o terminal y a sus familiares, , apoya y facilita herramientas al equipo médico y asistencial, para el manejo de pacientes críticos, asesoran e intervienen en los programas de cuidados paliativos... Donde se busca la dignidad y la calidad de vida de todo enfermo, que tiene un diagnóstico terminal.

En el ámbito Social : atiende a los dolientes activos, la ideación suicida, los divorcios y separaciones, muertes súbitas, sobrevivientes de secuestro, los adultos mayores, discapacitados, y toda situación de pérdida significativa.

Es importante resaltar que cada proceso de duelo, es una intervención personalizada, no se comparan las pérdidas ni los casos....... No hay fórmulas y modelos que se apliquen ante el dolor de la pérdida y la muerte, sabemos que cada persona tiene sus recursos para trascender la experiencia del dolor, cuando se tiene información y herramientas no es necesario acudir a psicoterapia.

En el ámbito Educativo : Facilitar la educación para la muerte, construir una cultura de donación de órganos, dar herramientas a la población para CRECER ESPIRITUALMENTE, y así evitar el sufrimiento innecesario. Recordemos que:

"La ignorancia es el peor mal de la humanidad "

Y lamentablemente en México todavía se tiene muy poco conocimiento de la Tanatología y también hay muy pocos profesionales a nivel de especialistas.... Lo que tiene a nuestro país, en el obscurantismo; en el sufrimiento, y en la indignidad de la vida como de la muerte.

Un trabajo que estamos realizando muy pocos..... Pero que atañe a todos, porque nadie está exento de la enfermedad, la vejez y el morir.....

Un abrazo de luz!

Oscar Cervantes Saldaña
Licenciatura en médico cirujano uat ta...
Escrito por Oscar Cervantes Saldaña
el 04/10/2010

Es bien sabido por todas las personas del ambiente medico que la mayoria de las personas no estan preparadas para el bien morir y es el punto medular en el que encontramos ciertas tribulaciones mientras mas cerca del ultimo momento nos encontramos.

hay que tener una plena tranquilidad tanto mental como espiritual para poder aceptar el destino que inicia desde el nacimiento y es, en el camino de la vida, el sitio exclusivo en el que aprendemos de esta tranquilidad que nos da la aptitud para la transición de estados.

si hubiera una certeza explicita de la situacion o de las experiencias posteriores a la muerte que fueran tal y cual son para todos, tendriamos mas tranquilidad....

pero al decir de las personas que han tenido eventos posteriores a la muerte o que han "fallecido" por un par de minutos..
cada uno ha visto lo que estaba inculcado a ver segun su ideologia y lo que su conciencia le establecia en un autojuicio....

desde la luz hasta imagenes demoniacas.....


por eso estoy de acuerdo que al momento de la transicion debe haber una paz tanto espiritual como de conciencia para poder partir en la mayor de las armonias

gracias