En este grupo En todos

Grupo de Periodismo



Desde enero del 2006 decenas de norteamericanos han sido obligados a pagar multas por viajar a Cuba. Los turistas que violen la prohibición pueden ser multados por el gobierno de EE.UU. hasta con 55.000 dólares. ¿Es lógica esta prohibición?

Carlos
Dirección de cine, radio y tv institut...
Escrito por Carlos Diéguez Batista
el 26/03/2008

Los norteamericanos no pueden invertir su dinero en Cuba, por otra parte Baste mencionar que entre 1959 y 1962 emigran hacia los Estados Unidos 274 000 cubanos, de los cuales los primeros 70 000 ingresan en territorio estadounidense sin que mediara trámite migratorio alguno.

La máxima expresión de la política migratoria criminal, inmoral y discriminatoria de los Estados Unidos contra Cuba hoy es la Ley de Ajuste Cubano, engendro legislativo adoptado en 1966, con el deliberado propósito de incentivar las salidas ilegales de ciudadanos cubanos hacia ese país. Única de este tipo en el mundo, ofrece a los cubanos que llegan a los Estados Unidos por vías ilegales privilegios que no reciben ciudadanos de ninguna otra nacionalidad ni país. Los cubanos quieren la reunificación familiar. Po otra parte mientras mas de 11 millones de norteamericanos visitan como turistas los demas paises del caribe cercanos a Cuba, se les prohibe a los nativos de es pais el "mas democratico y libre del mundo" poner un pie en Cuba, porque es un delito. Los norteamericanos pueden ir a China, a Corea, a Vietnan, pero NO a Cuba. ¿Que opinan mis colegas?

Jeanny Alexandre
Santiago, Chile
Escrito por Jeanny Alexandre
el 26/03/2008

Todo forma parte de la política de EEUU contra Cuba y de su diferendo contra la Isla que tiene más de un siglo. Los más perjudicados con esa medida son los propios cubanos emigrados en ese país, supuestamente privilegiados por el gobierno norteamericano, pero que al final no son más que instrumentos de su política. Hay quienes son consecuentes con sus ideales y admiten que se fueron por problemas económicos, otros que se van por la misma causa, politizan sus razones y se convierten en enemigos inconsolables de Cuba, descargan todo su odio contra los gobernantes de la Isla y esperan a que Fidel muera para volver y retomar una vida abandonada por el sueño americano que se convirtió en frustración y pesadilla.

Por desgracia para esos y suerte para los cubanos que aman verdaderamente a su país, creo que les será difícil volver a la isla bajo las condiciones de "supuesta democracia y libertades" pregonadas por EEUU.