En este grupo En todos

Grupo de Cultura latinoamericana

Maria
Escrito por Maria
el 01/06/2014

Tuvimos un gobierno popular elegido democráticamente, que fue derrocado por el golpe militar de 1973 y luego 17 años de la más cruel y sangrienta dictadura. El mundo entero se condolió por nuestra desgracia y nos apoyó de una u otra forma. Lo triste fue que, derrocado el tirano dictador, por voluntad soberana del pueblo, en legal decisión, los gobiernos prosiguieron con su herencia, profitando y entregando al país a los manejos de USA y las transnacionales. Traición y desvergonzura que aún el pueblo no asume y pese a todo los sigue eligiendo. Ya van más de 40 años desde el golpe militar y seguimos en las mismas. Lo que sí se ha logrado es que todos los políticos, ahora son millonarios, pero aún no están conformes y todavía quieren más.

Trataré de proseguir estas páginas con el testimonio de lo que sucede en este Chile, cuna de políticos villanos y traidores.

EL DICTADOR: 17 años


LOS CUATRO PRESIDENTES DE LA CONCERTACIÓN: 20 años.


PIÑERA PDTE. DE DERECHA: 4 años

Y volvemos a las mismas:

DE NUEVO LA PRESI. SONRIENTE: 4 años más.

TOTAL: 17 + 20 + 4 + 4 = 45 años en lo mismo.


Maria
Escrito por Maria
el 01/06/2014

Adolfo Pérez Esquivel ADOLFO PÉREZ ESQUIVEL

Artista y líder pacifista argentino, Premo Nobel de la Paz en 1980

Nació el 26 de noviembre de 1931 en Buenos Aires.

Cursó estudios de Arquitectura y completó su educación universitaria en la Escuela Nacional de Bellas Artes y en la Universidad Nacional de La Plata. Enseñó durante 25 años en los niveles primario, secundario y universitario.

Como artista plástico produjo intensamente en diversos medios y expuso internacionalmente. En los 60 del siglo pasado trabajó con organizaciones populares involucradas en el movimiento pacifista cristiano de Latinoamérica. Se unió a un movimiento de seguidores de Gandhi en el año 1971. Creó el periódico Paz y Justicia en 1973, dando origen a un movimiento de igual nombre, que se extendió por todo el continente americano y del que fue secretario en 1974.

Expulsado de Ecuador en 1976, estuvo preso en Argentina de 1977 a 1978 y en libertad vigilada hasta 1979.

Galardonado con el Premio Nobel de la Paz de el año 1980 por su lucha en defensa de los Derechos Humanos. Presidente del Consejo Honorario del Servicio de Paz y Justicia latinoamericano y de la Liga Internacional por los Derechos Humanos y la Liberación de los Pueblos (Milan, Italia), y miembro el Tribunal Popular Permanente.

Entre otros trabajos publicó Caminando Junto al Pueblo (1995), donde relata sus experiencias con la no-violencia en América Latina.

<><><><><><><><><><><><><><><><><><><>



Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz:
"CHILE ESTÁ AL MARGEN DE LA LEY"



Adolfo Pérez Esquivel, defensor de los derechos humanos y presidente del consejo honorario del Servicio Paz y Justicia América Latina (Serpaj), se reunió en Chile con organizaciones de derechos humanos y participó en foros y charlas. 5En el Foro Internacional sobre Desmilitarización y Cultura de la Paz, compartió con Martín Almada, abogado paraguayo, Premio Nobel alternativo de la Paz -quien descubrió los archivos secretos de la Operación Cóndor-, y con Susana Pimiento, -colombiana estadounidense-, que integra el movimiento Fellowship of Reconciliation (FOR).

Pérez Esquivel se entrevistó con Lorena Fries , directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (Indh), el directorio de la Corporación Tres y Cuatro Álamos, y la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP).

En la conferencia de prensa que dictó en Tres y Cuatro Álamos se refirió a que en ese lugar donde Pinochet y la DINA instalaron -entre 1974 y 1976- un centro de detención y tortura, hoy funciona un recinto bajo dependencia del Servicio Nacional de Menores (Sename): “Una cárcel donde se mantienen encerrados menores infractores de ley”. Allí se refirió a que el Estado debe “financiar los sitios y museos de memoria, sin necesidad de estar sujetos a los cambios de gobierno”. “Tres y Cuatro Álamos debiera ser parte del presupuesto de la nación –dijo-, como en los ex campos de concentración nazis en Alemania. Pero ni siquiera ha sido restituido, y hoy es un centro de detención de menores, administrado por Sename, que es el representante legal, y Gendarmería. No sólo es absurdo, es criminal”, agregó.

- ¿Qué piensa de lo que ocurre acá en esta cárcel de menores, ex campo de concentración de Pinochet? ¿Qué opina del silencio, el olvido y la indiferencia respecto de los derechos humanos?

“Me alegro de haber estado con Luisa Stagno, una luchadora y sobreviviente de todo esto. Tres y Cuatro Álamos, que fue un centro de detención y tortura de Pinochet, hoy es un centro juvenil de detención temporaria. Es absurdo, una burla a las víctimas… de antes y de hoy. Mientras hacía el recorrido por este sitio pensaba qué pasaría si hoy los álamos y estas paredes hablasen ¿Qué nos contarían de tanto dolor? ¿Qué nos dirían de que esto fue un centro de detención de la dictadura y sigue siendo un lugar de encierro? Sigue, con distintas características, pero es una cárcel, no es la de la época de la dictadura, pero ¿Qué nos contarían los álamos y estas paredes? Pienso que la memoria está presente, pero la memoria no es para quedarnos en el pasado sino que nos ilumina el presente. Cada uno de nosotros venimos de distintas experiencias de vida, de luchas, resistencias, valores, y lo que tratamos de hacer es recuperar la dignidad humana. Esto es lo fundamental, recuperar la dignidad de la persona, pero también la de los pueblos. Las autoridades, incluso democráticas, tratan de ocultar ese pasado, silenciarlo y que pase al olvido. Pero los pueblos que olvidan son pueblos que desaparecen. Por eso es tan importante recuperar los lugares de la memoria, del sufrimiento y el horror, que son sitios también de la resistencia y la esperanza, para que esto no pase al olvido. ‘Nada está olvidado, nadie está olvidado; ni olvido ni perdón’, dicen los muros de Tres y Cuatro Álamos. ¿Por qué ni olvido ni perdón? Porque si esto queda en el olvido, va a quedar en la impunidad, y entonces, aquello que queda en la impunidad no ayuda a construir una sociedad democrática. Este lugar debería ser un sitio de la memoria, un museo, un centro de encuentro, de reflexión, que venga gente. Yo le hago un llamado a las autoridades para que esto sea un sitio de memoria, para que desde aquí puedan hacer caminar la palabra de lo que pasó, lo que pasa y puede pasar. Hay que volver a plantar los álamos, recuperar la vida, la resistencia y la memoria del pueblo chileno. Eso lo estamos haciendo en Argentina y en muchos otros países. La función sociológica, sicológica y espiritual es importante, porque todo pueblo tiene que recuperar su pensamiento, su identidad, sus valores, su pertenencia, y también los dolores y las alegrías. Me gustó mucho conocerlos porque veo que a pesar de todo no perdéis las sonrisas. Y si no las perdéis es que hay una esperanza, para construir un mundo mejor… Un compañero nos relató -a mí y a Martín Almada-, con bastante vehemencia, lo que fueron pasando aquí: ‘Aquí había una pared’. Pero esa pared nunca la derribaron sigue estando. Cuando iba mostrándonos nos decía: ‘Esto era una celda, aquí estaban los baños, los torturados aquí se tenían que reponer, y cuando se miraban al espejo no se reconocían, porque los habían castigado tanto que era difícil reconocerse’. Aquellos que pasamos por la tortura, lo sabemos. Aquí hubo dolor, fue cárcel y encierro durante la dictadura, ¿Y hoy es un lugar de encierro para jóvenes? ¿Cómo se acumula el dolor? ¿Cómo podemos volver a repensar estos lugares para que sean para la vida y no para la muerte? Creo que las autoridades debieran respetar estos lugares de la memoria, entregar todas las posibilidades, el financiamiento necesario, no solo para las generaciones de ahora sino para generaciones que nos sucederán”.

-Se cumplieron 40 años del golpe militar, y las víctimas y familiares exigen que los violadores a los derechos humanos sean encarcelados en una cárcel común, que se cierre la base estadounidense en Con Cón, que no se militaricen los territorios mapuche y no se aplique la ley Antiterrorista contra ese pueblo, que no se apruebe la ley Hinzpeter que criminaliza las manifestaciones del movimiento social…

“Parece increíble que en Chile ocurra todo esto a vista y paciencia de los organismos de derechos humanos internacionales. Chile sigue siendo un país con la bota militar… Lo del militarismo lo conocemos. En América Latina no terminó la doctrina de la seguridad nacional. Se siguen formando a los militares en la Escuela de las Américas, y se hace lo mismo con las fuerzas de seguridad. ¿Qué tipo de democracias tenemos? Hace 40 años fue el golpe militar de Pinochet, y en toda América Latina se sucedieron los golpes militares. Nuestros gobiernos debiesen pensar cuál es el rol de las fuerzas armadas en la construcción democrática, éste es el desafío. No veo que los dirigentes políticos asuman en sus campañas electorales, en el trabajo cotidiano, el rol de las fuerzas armadas. ¿Cuáles son las hipótesis de conflicto? Ese es el otro problema. Porque hoy las hipótesis de conflicto, el enemigo es el enemigo interno, el pueblo. Así vemos que se aplica la ley antiterrorista a los mapuches cuando están reclamando el derecho a sus territorios. Entonces se les sanciona, se sancionan las protestas sociales, como se quiere hacer con la ley Hinzpeter. ¿Qué pasa con las fuerzas armadas? No es una fuerza separada del pueblo, tiene que estar al servicio del pueblo, pero terminan siendo tropas de ocupación de sus propios pueblos, esto es lo grave. No veo que en los partidos políticos eso tenga prioridad. Las fuerzas armadas no permiten a los políticos meterse en ‘sus asuntos’. Parece que son países distintos. Cuando comenzamos a ver lo que ocurre, queremos la desmilitarización de América Latina. Hay factores graves como la instalación de bases norteamericanas en todo el continente, el Plan Puebla-Panamá, el Plan Colombia, la Triple frontera, la base militar en las islas Malvinas, la reactivación de la IV Flota Norteamericana, y lo que pasa con las fuerzas armadas de cada país, que todavía se siguen formando en la Escuela de las Américas en la doctrina de la seguridad nacional y la represión interna. ¿Será que tenemos democracias condicionadas y restringidas? No son democracias participativas. Pensamos que estamos libres de que pueda pasar lo mismo que pasó hace 40 años, pero no estamos libres. Los hechos son claros: el golpe de Estado en Honduras, el de Paraguay, los intentos de golpe en Ecuador, Bolivia y Venezuela”.

- ¿Cómo se podría avanzar en la integración de las fuerzas armadas y la sociedad civil?

“Hay varios caminos. Hay que apostar por las nuevas generaciones de las fuerzas armadas, ellos no vivieron lo que se vivió o lo que vivimos nosotros. Entonces, hay que cambiarles también el pensamiento, su concepción ideológica. Para esto es muy importante la educación, abrir los espacios y que los organismos de derechos humanos ingresen a las fuerzas armadas para enseñar, informar, hacer memoria de lo ocurrido… Nosotros lo estamos haciendo en Argentina. Hay que cambar la mentalidad de los altos mandos tanto en el ejército, la aviación, la marina, como en las fuerzas de seguridad, si no se cambia la mentalidad, el pensamiento, es imposible que se integren a la sociedad. Las otras son decisiones políticas, de los partidos políticos, de los gobiernos, pensar y discutir sobre el rol de las fuerzas armadas en la construcción democrática. Lo que hay que hacer es ver cómo las fuerzas armadas se integran a un proyecto de país. Hay formas de hacerlo, caminos que recorrer. No será fácil en el comienzo, pero es completamente posible. He escrito bastante sobre eso. Y también he estado dando charlas y cursos a los altos mandos de la marina en mí país, como también a las fuerzas policiales”.

- ¿Cuál es su opinión sobre el uso de la ley Antiterrorista contra los mapuches?

“Es una violación a los derechos humanos y una odiosa discriminación contra un pueblo que lo único que hace es luchar por sus derechos, por recuperar sus tierras, por su cultura. Creo que esto ha sido impuesto desde Washington, desde Estados Unidos. Parece que el amo ordena a los gobiernos y prácticamente la mayoría de los países latinoamericanos aplican la ley antiterrorista por orden de Estados Unidos. Aquí se les aplica a los mapuches. Los mapuches tienen derecho a sus territorios, tienen derecho a reclamar la identidad cultural, sus valores, su pertenencia. Lo que ocurre nos demuestra que ésta, como muchas otras democracias, es una democracia ‘condicionada’ y ‘restringida’. Las autoridades, los jueces, las policías, los medios de comunicación no consideran a los mapuches ciudadanos o ciudadanas con plenos derechos. Se les reprime, se les esconde, se les priva de expresarse, se les encarcela y mata. Esto es una ‘democracia tutelada’, no es democracia. Tenemos que pasar de esta ‘democracia delegativa’ a una democracia participativa”.

- ¿Qué otra opinión tiene sobre lo que ocurre en Chile en el ámbito de los derechos humanos?

“Creo que Chile debe fortalecer la democracia. Pero eso no es poner el voto en una urna y decir que vivimos en democracia, conformarnos, eso es falso. Votar es el ejercicio de un hacer democrático, pero no es la democracia. Democracia significa derecho e igualdad para todos. Hoy no existe. Actualmente hay torturas, violaciones a los derechos humanos, están los problemas y violaciones a los derechos humanos en las cárceles. Todavía los familiares de las víctimas de Pinochet buscan verdad y justicia, la reparación del daño hecho aún no sucede. Entonces es un camino todavía a recorrer. Aún no hay verdad ni justicia plena, aun falta reconstruir lo que pasó, recuperar los miles de sitios de memoria. Honrar la vida y la resistencia de quienes lucharon contra el horro… Y también el conflicto limítrofe que tiene Chile con Bolivia que reclama su salida al mar. ¿Cuándo nos vamos a integrar como pueblos hermanos? Hay que abrir las puertas y ventanas para poder integrar el continente. No provocar guerras como en el caso entre Ecuador y Perú… ¿Entre Bolivia y Chile? Bolivia tiene que recurrir al Tribunal de la Haya para ver si se soluciona su derecho al mar, cuando esto se puede solucionar con la buena voluntad política de ambos pueblos, cooperar e integrarse como pueblos. Hay que pensar cómo podemos avanzar hacia la integración continental”.

GUANTÁNAMO Y OBAMA

- ¿Cuál es su opinión sobre lo que ocurre en la base de Estados Unidos en Guantánamo?

“Obama es un esclavo del sistema, es un hombre sometido totalmente al complejo -que son los que tiene el poder real- industrial militar de los Estados Unidos. Quiso cerrar la cárcel de Guantánamo, no pudo; cerrar la de Abu Ghraib, no pudo; quiso evitar la guerra, no pudo; ahora también está el sometimiento que tiene Obama, no tiene el coraje de hablar claramente al pueblo de los estados Unidos y al mundo de toda esa situación. ¿Prometió cosas que no pudo cumplir, que no lo dejan cumplir? ¿Él es peor de Bush, qué ocurre con los asesinatos selectivos con drones? Él es un esclavo del sistema de dominación. Se tiene que liberar. En Guantánamo la tortura que es diaria, les dan alimentación forzosa, los mantienen sin juicios en prisión, sin acusaciones formales. ¿Obama no puede hacer nada? ¿El no decide? Chile y los países de Sudamérica pueden jugar un papel fundamental en la defensa de los derechos humanos. Guantánamo es solo una de las cárceles de Estados Unidos, hay un montón de cárceles adicionales, de cárceles secretas. Estados Unidos tiene 37 barcos prisiones y vimos hace apenas unos días como los comandos especiales secuestraron a una persona en Libia, y lo llevaron a esta cárcel, y lo están interrogando. No tiene derecho a abogados, no tiene ningún derecho, no se respeta ningún Estado de derecho. Estados Unidos también está en una campaña de asesinatos. Una vez a la semana el presidente Obama revisa una lista y decide los asesinatos selectivos que van a hacer con sus drones, sus aviones no tripulados, sistemas de muerte a control remoto… No podemos permanecer callados frente a un sistema de ejecuciones extrajudiciales y decididas por un Imperio de la muerte; cárceles secretas, detenciones indefinidas, torturas, espionaje en todo el mundo, ya todos lo sabemos”.

REFORMA A LA CONSTITUCIÓN

- ¿Qué piensa sobre el llamado a una Asamblea Constituyente en nuestro país?

“Sobre la reforma a la Constitución o el llamado a una Asamblea Constituyente, no creo que los políticos actuales tengan la voluntad de hacer una reforma y una constitución democrática… Estoy pensando no solo en Chile, sino en Argentina, en Paraguay, y otros países. No existe voluntad política. Es una promesa incumplida. Pero hay que crear conciencia de la necesidad de cambio de las constituciones, y particularmente en Chile, para que este país deje de estar al margen de la ley. El arma más poderosa contra el opresor es la mente del oprimido. Quiero sugerir a los chilenos la necesidad de rendir homenaje a los militares constitucionalistas, que fueron víctimas también del horror y la dictadura de Pinochet. No todos los militares fueron asesinos. Habría que recuperar esos valores morales y rendirles homenaje. Cambiar la Constitución de Pinochet es fundamental, es el inicio de un nuevo Chile. No olvidemos la base militar de Estados Unidos en Con Cón, es una amenaza para toda la región. Pensábamos que después de las dictaduras, las cosas iban a cambiar; y vemos que en algunos lugares, si bien se habla de democracia, se siguen violando los derechos humanos, se permite la instalación de bases militares extranjeras, se despoja y reprime a los pueblos originarios. Nadie se mete en la casa de uno si no es con el consentimiento, a no ser que sean asaltantes que rompen puertas y ventanas. ¿Cómo puede ser que los gobiernos permitan bases militares extranjeras sin el consentimiento de los pueblos? Es gravísimo”.

Texto y Fotografía: Arnaldo Pérez Guerra.

Historiador y Periodista.

___________________
Maria
Escrito por Maria
el 16/08/2014

libro:"los verdaderos emblemas patrios de chile 1810 - 2010". AUTOR: RODOLFO MANZO G.

Un gran trabajo de investigación, en donde se redescubren los emblemas de la república de Chile. Altamente recomendable para los interesados en la historia de Chile.
PRESENTACIÓN.

Esta página es un tributo a nuestro país y a nuestro pueblo: Chile.

Los símbolos que nos representan, son la máxima expresión de lo que somos. Nos unen como país y gracias a ellos somos chilenos.

Se muestran exhaustivamente objetos que van construyendo la cultura del país, desde una pequeña estampilla a un edificio. La preservación de muchos de éstos, se deben a que han sido guardados, juntados e incluso coleccionados, de generación en generación. No solo los objetos son valiosos, sino quienes lo usaron.

Memoria de Chile es un homenaje a nuestro pueblo. Cada uno de los habitantes, tanto el que vivió unos instantes, hasta el que vivió más de cien años, estarán presentes en la memoria de sus familiares y como testigos de nuestra historia patria, en esta página.

Por último, una visión de cómo nos vemos como país, nuestra historia. Todo el material que se encuentra en esta página estará abierto al acceso de todos los habitantes del país. Somos portadores de la cultura, pero no nos pertenece, sino a todo Chile.

El fin es hacer un recuento de los objetos y personas que ya son patrimonio chileno. Debemos recuperar y conocer nuestro patrimonio, debemos recodar lo que fuimos, saber lo que somos y enorgullecernos de los que seremos.

De igual manera, todos los aportes físicos o virtuales irán construyendo nuestra herencia y ampliarán el conocimiento de la historia chilena.

LA BANDERA NACIONAL DE CHILE.

La bandera chilena, fue el estandarte de guerra de los patriotas contra los realistas. Entonces, la bandera no tenía el valor de unidad nacional, pero pronto sería el elemento cohesionador de la causa independentista, José Miguel Carrera lo sabía y creó el primer emblema nacional, blanco, azul y amarillo. Con la derrota en Rancagua, vuelven los realistas al poder y destruyen todos los símbolos patriotas.

Pasarán tres años, para que vuelva a flamear en nuestra tierra la bandera patria. Ya no será la misma, se reemplazará el amarillo por el rojo, en homenaje a aquellos que entregaron su sangre en la batalla de Rancagua. Esta bandera era sólo la prosecución histórica del primer emblema.

Con el triunfo en la batalla de Chacabuco y ante el inminente triunfo de los patriotas, se generan símbolos nuevos para la naciente república. Nace la enseña de O'Higgins, que conducirá a nuestro pueblo en los siglos posteriores.

Por un tiempo, le es quitado al pueblo el uso de la enseña patria, porque su uso es privativo del Ejército y la Armada, pero pronto volverá a ser usado por todos.

No será fácil para la bandera mantenerse como un emblema de cohesión nacional, pues se le irá quitando de a poco, toda la carga simbólica suministrada en su creación. Se irán sacando elementos para facilitar su confección, se olvidarán símbolos fundamentales y, más tarde, arbitrariamente, se cambiará el sentido de la estrella.
Hoy día, muchos no saben e inventan el origen simbólico del emblema nacional, inclusive en los documentos oficiales se aprecian estos yerros. La historia, nuestro origen y el legado de nuestros antepasados debe conservarse, la única manera es conociendo cómo surgieron.
Existe, una mitología o leyenda acerca del simbolismo de nuestros estandartes, que se ha tratado de imponer forzadamente. Se habla de los orígenes masones, y esto es falso. La masonería como tal, no tuvo ninguna relevancia en la sociedad de entonces, ni en la conformación de los símbolos patrios.
Las medidas áureas, son parte del conocimiento de las personas educadas de la época, hasta hoy día, y no parte de conocimientos de una determinada secta. Incluso se eleva este conocimiento intelectual, al unificar simbología mapuche en la nueva simbología patria.
Además, se busca el origen del diseño en la bandera estadounidense o francesa, de allí no proceden, pues son la creación de los patriotas. El simbolismo de los colores, si tiene reminiscencias de las revoluciones norteamericana y francesa; encontramos al pueblo, la razón y la fuerza, que estarán presentes desde la primera bandera. De esta forma, el color amarillo cambia a rojo, la fuerza, que vengó la sangre de los caídos en Rancagua. Y estos colores, alcanzan su máxima plenitud en el lema "aut concilio aut ense" o "por la razón o la fuerza". Que se debe traducir: el pueblo tiene dos caminos: la razón, que trata de imponer la estabilidad con la justicia o, la fuerza; que impone el equilibrio con las armas, pero siempre mediante la razón.
La estrella o wünelfe, la estrella de plata, nos indica que no debemos olvidarnos de dónde procedemos y nos guía hacia el futuro y, en definitiva representa a Chile.

La bandera patria que flamea en cualquier lugar de nuestro territorio, al igual que en los primeros días de la Independencia, nos indica que el destino de nuestro país y de la humanidad, está en las manos de los mismos hombres, y que sólo existen dos caminos a tomar para hacer el bien y llegar a la felicidad: la razón o la fuerza.

bAndera nacional 1812.

CHILE BANDERA DE LA PATRIA VIEJA 1812 Carrera

Durante el gobierno de José Miguel Carrera Verdugo, se decretó la creación de la primera enseña nacional, conocida en la actualidad como la "bandera de la Patria Vieja".

El 4 de julio de 1812, se muestra al público por primera vez la bandera patria en el banquete ofrecido por el cónsul de Estados Unidos, Joel Robert Poinsett, en el día del aniversario de la independencia de su país.

El 30 de septiembre de 1812, el "pabellón del Estado" sale a la luz. "La nueva bandera tricolor fue enarbolada solemnemente al estampido de una salva de veintiún cañonazos. El sitio principal de la función era la casa de Moneda, en cuyos salones se dio un espléndido baile.

El exterior y el interior del edificio estaban decorados con adornos o inscripciones que revelaban a las claras los propósitos revolucionarios del gobierno.
En la portada principal, se había colocado un lienzo ovalado en el cual se había pintado el nuevo escudo de Chile.

Este consistía en una columna dominada por un globo, sobre el cual había cruzadas una lanza y una palma. Al lado izquierdo de la columna, estaba un gallardo joven vestido de indio; y a la derecha, una hermosa mujer con traje de india. Encima de todo, a alguna distancia, se elevaba radiante una estrella. En la parte superior, se leía: "Post tenebras lux"; y en la inferior, "Aut consillio, aut ense".

La bandera tricolor que se había enarbolado en la fachada del edificio tenía en el medio el escudo que acabo de describir".

De este modo, se entra a la disputa de los símbolos, que representarán a los ciudadanos. Por un lado, la bandera española representando a los realistas, y por el otro lado, la nueva bandera que pretende representar a los que desean un nuevo orden en Chile.

La bandera estaba formada por tres franjas horizontales: blanca, azul y amarilla. En su interior, se encuentra el escudo ovalado, se aprecian: la columna dórica y el nuevo mundo, a sus lados un mujer y un hombre mapuche, en la parte superior; una lanza cruzada por una hoja de palma y una estrella sobre ellas. Hay dos frases: "después de las tinieblas, luz" y, "por consejo o por espada". El reverso de la bandera constaba de un escudo que mostraba la cordillera, rayos saliendo de ella y las frases: "el nacimiento de la libertad de los chilenos" y "la luz de la libertad viene después de las sombras".

La bandera de Carrera, sigue los cánones áureos comunes a su tiempo.

Camilo Henríquez González, advierte que la bandera representa los tres poderes del Estado: Majestad popular, Ley y Fuerza. Asimilados por el color blanco, amarillo y azul.

En junio de 1813, se sustituye la bandera española por la bandera tricolor, mediante el siguiente decreto:

" Santiago, junio de 1813.
Cuando la furia de los mandatarios europeos se ha exaltado hasta el extremo de que la impotente regencia de Cádiz, decreta expediciones contra Chile, le declara la guerra i arma unos americanos contra otros i el vil déspota del Perú remite ejércitos con el objeto de devastar estos países i que solo han servido para manifestar al mundo la gloria i el valor de Arauco: nosotros no debemos usar en nuestros ejércitos los signos i banderas con que se distinguen las tropas de los tiranos. –En consecuencia, en lugar de la bandera española que se ha usado hasta hoy, se sustituirá la tricolor en la forma del modelo que se ha puesto en secretaría, que para los buques mercantes será sin escudo. –El jueves 17 del corriente, día en que se acostumbra formar todas las tropas en celebridad de la festividad de Corpus, se hará tremolar en la plaza mayor esta bandera, i todos los regimientos se presentarán con ella: i este glorioso distintivo instalado en honor del autor de la libertad, presagiará eternamente triunfos i glorias a la patria. –Imprímase i con esto i con remitir a las provincias el modelo, se tendrá por circulado.
Francisco Pérez. José Miguel Infante. Agustín Eyzaguirre.
Mariano Egaña, secretario .

Está bandera se usará hasta la batalla de Rancagua, el 1 y 2 de octubre de 1814, donde son derrotadas las tropas patriotas y vuelven los realistas al poder.

bandera nacional 1817. Agosto.

CHILE Bandera de transición 1817

El 14 de julio de 1817, en el día de la Virgen del Carmen, se expone a la ciudadanía la enseña patria. Esta bandera se conoce como la bandera de "transición".

La bandera es similar, en diseño, al emblema de la "patria vieja". De acuerdo a lo expresado por Bernardo de Vera y Pintado, en el siguiente poema, se aclara o dilucida el color rojo que reemplazó al amarillo:

La bandera constaba de tres franjas horizontales: blanca, azul y roja. En su centro, se encuentra un escudo ovalado, en su interior se aprecia: la columna dórica y el nuevo mundo, la estrella, la palabra "libertad" y sobre ella, el lema; "unión y fuerza". En su reverso, un volcán en erupción, que implica el movimiento revolucionario que está en gestación y las palabras "Chile Independiente".

Los colores, tienen el mismo simbolismo que el primer estandarte nacional: el blanco simbolizará la autoridad del pueblo, el azul la justicia, y el rojo, la fuerza.
Esta bandera fue usada durante el periodo de génesis de la nueva República de Chile. Se estaba combatiendo contra los realistas y a la vez, se reafirmaban los órganos del Estado. Todo esto provocó, un desconocimiento de la enseña patria, que fue suplida por la creación de variantes de la misma. Confirmando esto, Francisco de la Lastra, gobernador de Valparaíso, diría: "en esa capital las he visto tricolores, pero de distintos modos y figuras".

Los colores blanco, azul y rojo, pasaron a ser los colores nacionales. Se fijo el uso en los uniformes, llevando el Director Supremo una faja tricolor, el Ministro de Gobierno una blanca, el Ministro de Hacienda una faja azul y el Ministro de Guerra una faja encarnada.

Esta bandera fue usada desde abril de 1817 hasta octubre del mismo año. Se plantea que su uso llegó hasta la batalla de Maipú, pero es discutible. Lo más seguro, es que se confunde con banderas hechas a partir de los pendones nacionales, por la carencia de emblemas, de allí el error de los colores en la actualidad. En esa época, era normal el uso de las banderas colgadas en forma de pendones en los balcones o bien sólo pendones con los colores nacionales.
Para actos oficiales se debía enarbolar la bandera con el escudo. Como era norma, los buques mercantes debían de usar la bandera sin escudo. Este emblema patrio debió seguir la misma regla.

bandera nacional 1817, octubre.

BANDERA DE LA PATRIA NUEVA 1817

El 18 de octubre de 1817, por decreto oficial se instaura la nueva enseña nacional.

Esta bandera es ideada por Bernardo O'Higgins, pero son Antonio Arcos y José Ignacio Zenteno quienes la materializaron. Esta enseña se conoce como de la "Patria Nueva".

Se usó desde 1817 hasta 1819.

El gobernador de Valparaíso, Francisco de la Lastra, reclama el 3 de octubre de 1817 la forma del emblema nacional, pues necesitaba incorporarlos a los buques de la Escuadra Nacional. Ante la premura, se le hizo llegar el diseño. De la misma manera, se le hace llegar a Bernardo O'Higgins, quien sitiaba a las tropas españolas en el sur.

La bandera consta dos franjas horizontales, no simétricas, y dentro de la franja superior un rectángulo que contiene una estrella. La franja inferior de color rojo y, la superior blanca y azul. La estrella está inclinada y dentro de ella un asterisco de diez puntas. Además, un escudo ovalado, con dos caras. La bandera se construye a partir de las medidas áureas.

Se sigue manteniendo el significado primigenio de los colores de la bandera, de tal forma: el blanco simbolizará la autoridad del pueblo, el azul la justicia y el rojo la sangre de los patriotas, la fuerza.

El 12 de noviembre de 1817, por primera vez se presenta la bandera patria, en la festividad de la Virgen del Carmen en Concepción. La enseña fue hecha por las hermanas Pineda, de manera gratuita para honrar a la Patrona del Ejército. El único problema, es que no respetan las medidas áureas y al asterisco de diez puntas, le faltan dos. Pese a eso, se usa oficialmente.

Otro aspecto importante en la bandera es la estrella de cinco puntas e inclinada que representa a la wünelfe, nombre con que los indígenas mapuches asignaban al planeta Venus, y que usó Lautaro como pendón de guerra contra las huestes españolas. Idea que era reforzada por el asterisco de diez puntas que se situaba en el centro de la estrella, y que completaba su interior.

De esta manera, ambas culturas se unían férreamente. O'Higgins lo entendió así, la unión de ambas es más fuerte que cada una por separado. La bandera simbolizaba la nueva república y al chileno.

Una particularidad no menor, es que al poner el emblema en posición vertical, la estrella se ve en posición recta. Esto se hizo así, pues era normal que el pabellón se colgara verticalmente desde los balcones o en forma de pendón.

La bandera guarda un significado simbólico, pues se trató de unir a las dos culturas que fueron el pilar de nuestra nación: la occidental y la mapuche.
La cultura occidental, se representa siguiendo la continuidad histórica de las enseñas precedentes, en los colores, guardando relación con las medidas áureas del símbolo patrio y la estrella como representación máxima del hombre.

La cultura mapuche, se observa en la wünelfe. Los colores, guardan una similitud con que usaban los konas mapuches. Así lo señaló Alonso de Ercilla y Zúñiga, en "La Araucana", cuando Caupolicán pasa revista a las tropas que combatirán contra los españoles, y se acerca uno de ellos, Talcawano y sus konas que llevan:

"por los pechos al sesgo atravesadas
bandas azules, blancas y encarnadas."


A fines de 1817, Bernardo O'Higgins estaba enfrentado a una situación militar adversa, pues se vio obligado a levantar el sitio que había levantado a las tropas realistas en Talcahuano. Ante esa perspectiva, fue capaz de dar vuelta una circunstancia desfavorable y transformó el hecho en un evento favorable para el pueblo chileno.

En la ciudad de Concepción, bajo la bandera nacional, las tropas formadas en cuadro y en presencia del pueblo, el 1 de enero de 1818, proclamó la Independencia de Chile. En 1842, pocos días antes de morir, escribió: el "... Primero de enero de 1818, como órgano de la voluntad nacional, declaré solemnemente la independencia de Chile en la ciudad de Concepción". Se basó en la votación popular, que por decreto supremo del 13 de noviembre de 1817, llamaba a votar en los cuarteles de cada ciudad por la Independencia o no, el resultado fue proclive a la Independencia.

Desde ese momento, el ejército realista se convertía en una fuerza invasora sobre el suelo patrio.

bandera nacional 1819.
BANDERA DE CHILE 1817
Variante de la bandera nacional de 1817, cambia en el escudo que lleva y se usó hasta 1834, como "Pabellón del Estado".

Se usó desde 1819 hasta 1929.

En su hechura, persiste el uso de las medidas áureas.

Se diferencia de la bandera de octubre de 1817, por el escudo que lleva en su interior. En su contorno están las armas nacionales, emblemas patrios y el emblema: "Por la razón o la fuerza". En el centro una columna dórica con América en su cúspide, y sobre ella el lema: "Libertad". Tres estrellas, Santiago, Valparaíso y Coquimbo refuerzan el escudo, que es sostenido por los hombros de un mapuche, que está sentado sobre un caimán que aprieta en sus mandíbulas al león de Castilla. Cuatro volcanes están en erupción a su espalda. En el reverso del escudo se aprecia un volcán en erupción y la leyenda "Chile Independiente".

Con el paso del tiempo, restricciones en el uso del emblema y el aumento de banderas por parte de la población civil, se obviaron algunos detalles, como el escudo en su parte central y el asterisco. Cabe hacer notar, que en el Ejército y Armada, la wünelfe siguió manteniéndose indemne en los estandartes de los respectivos cuerpos.

De esta manera, surge la bandera similar a la que usamos actualmente.
CHILE BANDERA 1819

Como sólo es una variante de la bandera de 1817, se usó ininterrumpidamente desde las batallas por la Independencia contra los realistas en 1817, en los barcos de la escuadra al mando de Thomas Cochrane bregando por la liberación de América, en la guerra contra la Confederación peruana-boliviana, en la Guerra del Pacífico, la Guerra Civil de 1891, esto sólo en el ámbito militar. Oficialmente, se dejó de usar en 1912. Pero su uso civil llegó hasta 1929 e incluso, se puede datar hasta la actualidad.

bandera nacional. Uso civil 1826.

CHILE BANDERA DE USO CIVIL 1817 SIN ESTRELLA
Esta bandera sólo es una variante de la bandera de 1817, pero sin estrella, ni wünelfe.

Conserva las proporciones áureas.

Se usó desde 1826 hasta 1854.

Dicho emblema lo deberían de usar las naves mercantes y los civiles.

La bandera nacional desde sus inicios fue la "bandera de guerra" del país, y era inadmisible para algunos uniformados que el pueblo la usara arbitrariamente en cualquier festividad, por dicha razón. , quiso restringirse su uso en 1826, sólo al ámbito castrense y dejando para el uso común, la misma bandera pero sin la estrella, Esta medida fue rechazada por el pueblo que se sentía propietario del emblema patrio.

Otro decreto de 1854, devuelve una sola bandera para el uso civil y militar, reconociendo el cariño popular y el arraigo que había alcanzado entre la población.

El decreto que restringe el uso de la bandera decía:

"Santiago, febrero 18 de 1826.

Por cuanto se ha hecho ya demasiado notable el abuso con que se usa de la Bandera Nacional de Guerra aún para objetos que ninguna relación tienen con el servicio, e intereses de la República, siendo además necesario que aún donde este sea permitido se haga con la distinción correspondiente, he venido en decretar:

1º. El pabellón Nacional de tres cuarteles blancos, azul i encarnado con la estrella blanca en el cuartel azul, sólo puede tremolarse en los Ejércitos, plazas de armas, fortalezas i embarcaciones de guerra de la República.

2º. El Director Supremo podrá enarbolar el distintivo de almirante o el Pabellón Nacional donde quiere que se halle.

3º. Podrá igualmente enarbolarse este por el comandante general de armas, generales de los Ejércitos i gobernadores de provincias en sus casas i cuartel excepto cuando se halle en la misma residencia el jefe Supremo de la República, que enarbolando el Pabellón. Lo arriarán todo.


4º. Los buques Mercante, e individuos particulares podrán usar en su casa la Bandera tricolor dividida en tres cuarteles, pero sin la estrella.


El Ministro de Estado en los departamentos de guerra y marina queda encargado del cumplimiento de este decreto, que se comunicará e imprimirá.


Infante

Novoa"

Otro decreto emanado por el Ministerio de Guerra, en 1854, aclarará el uso de la bandera y cuántas existen. Además, muestra la derogación del decreto que prohibía el uso del pabellón con estrella:

"Santiago, 7 de julio de 1854.

Con fecha 4 de septiembre he hecho al señor ministro de Relaciones Exteriores, de orden de S.E. , respecto de las banderas de la República de Chile, la declaración que leerá US. En la siguiente nota:

…El pabellón de Chile es uno i e mismo para las plazas, castillos, buques de guerra i mercantes.

Lo transcribo a US. Para su conocimiento i para que se comunique a la Marina i a los departamentos relacionados con ella, a fin de que se tenga como regla general e invariable sobre este punto. Dios guarde a US.

Pedro Nolasco Vidal
Al Comandante General de Marina"

bandera nacional. 1912 a la actualidad.

CHILE BANDERA VARIANTE 1912
Esta bandera sólo es una variante de la enseña de 1817.

Pese a tener similitudes en el color, en todo lo demás guarda diferencias.

No tiene las proporciones áureas, la estrella no está inclinada y se ha perdido el simbolismo inicial, que ha sido reemplazado por otro más sui generis.

Este emblema se instala como semioficial, se establece con posterioridad a la guerra civil de 1891, y su uso es generalizado con el centenario de la república, 1910, en donde, todos los documentos oficiales llevan la estrella paralela a lo largo de la bandera.


El 11 de enero de 1912, se dicta la ley Nº 2597, que dispone:

"Por cuanto el Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente Proyecto de ley:

Artículo 1º. - La bandera de la República de Chile, se compondrá de los tres colores: azul turquí, blanco y rojo, combinados del modo siguiente: la bandera se dividirá en dos fajas horizontales de igual anchura; la faja inferior será roja, la faja superior será azul en su tercera parte inmediata a la vaina, y blanca en los dos tercios de su vuelo, con una estrella blanca de cinco picos en medio del cuadrado azul. El diámetro de la estrella será igual a la mitad de un costado del cuadrado azul."

Esta bandera representa la decadencia de la nación chilena, pues se trata de reescribir los símbolos patrios y mostrar al pueblo una nueva historia contada por quienes las escriben.

La nueva historia reboza de simpleza, para que sea entendida por la gente común.

La fabricación de la bandera patria, nunca debía quedar supeditada a la pérdida de su estética. Por ese motivo, las medidas áureas velaban por la armonía de la enseña. Lo que se hace es argumentar que era difícil de hacer, esto era ex profeso, y se simplifica el diseño. Burdamente, se apela a medidas básicas proporcionales, de este modo, es más importante su fabricación que la belleza.

En la bandera se pierde el simbolismo expresado por la wünelfe, la estrella en movimiento. La estrella de plata, la estrella de Arauco, se reemplaza por una estrella en posición horizontal, estática. La estrella, ahora representa "los cinco poderes estatales que velan por la integridad del país", que se desconocen siquiera cuáles son.

Respecto de los colores, se repite la pérdida flagrante del simbolismo que arrastraba y perduraba desde la primera bandera nacional creada por José Miguel Carrera. Según los órganos oficiales del Estado, los colores representan: "El rojo simboliza la sangre vertida por los héroes en el campo de batalla; el blanco, la nieve de la Cordillera de Los Andes; el azul, el cielo chileno". La simpleza, se asocia a la ignorancia.

Se dejó de lado, el significado dado en los albores de la Independencia por los libertadores, el rojo era la fuerza, el azul era la razón y el blanco era la autoridad del pueblo. Simbólicamente, estos colores significan el lema: "por la razón o la fuerza". Por esa razón, es el pueblo como entidad, el que utilizará la razón para dirigir destinos y la fuerza, sólo se usará, una vez agotada la primera.

El lema "aut concilio aut ense" o "por la razón o la fuerza", representan a la bandera. O bien, la bandera representa ese lema.

La interpretación simplificada y minimalista de los colores, deja de lado un hecho importante de la "patria vieja" y de la "transición", que fue la derrota de las fuerzas patriotas en la batalla de Rancagua en manos de los realistas. Este suceso, vengado en Chacabuco, hacer cambiar el color amarillo de la enseña anterior a rojo. Es decir, la fuerza vengando a sus mártires.

Como algunos especulan, la bandera nacional no deriva de la bandera francesa o estadounidense. La bandera actual en sus colores, deriva de la enseña de "la patria vieja". La hermenéutica asociada a los colores, a la raza mapuche y a su lema, es obra de José Miguel Carrera y Bernardo O'Higgins, quienes condensan en la bandera y el escudo nacional, la base moral de los chilenos.

Esta bandera es el actual emblema patrio.
bandera nacional de 1920.

CHILE BANDERA VARIANTE 1920
Esta bandera es una variante de enseña de 1817.

Se modificó la estrella, quedando invertida.

Se usó, aproximadamente, desde 1920 a 1929.

Esta bandera es un intento de volver a la enseña primigenia de 1817, pues posteriormente a la Guerra Civil de 1891, el símbolo patrio es reformado arbitrariamente y se gira la estrella a la posición horizontal.

La bandera nacional de 1920 utiliza la estrella invertida, que fue usada como símbolo desde la segunda mitad del siglo XIX.

Se caracteriza porque no utiliza las medidas áureas.

Su longitud es mayor a las banderas precedentes.

En la revolución de 1859, se utiliza esta estrella en la moneda constituyente, el líder de esta rebelión fue Pedro León Gallo, quien es vencido en la batalla de Cerro Grande.

Esta estrella, se encuentra presente en los botones del uniforme de guardiamarina de Arturo Prat, en 1864 y, su usó en la Armada de Chile llega hasta la Guerra Civil de 1891.

Pese a que está bandera no tiene un documento que la oficialice como de uso en la República de Chile, sin embargo todas las instituciones militares y civiles la usaron durante una década.

La bandera siguió siendo extraoficialmente usada, aún hay resabios de ella en la actualidad.
banderas relacionadas con la bandera chilena.

CHILE BANDERA RELACIONADA CUBA DEMAJAGUA
Entre los pueblos de Cuba y Chile existían recíprocas corrientes de simpatía y solidaridad revolucionarias en los momentos en que en la Isla comenzó la primera guerra independentista contra el colonialismo español, el 10 de octubre de 1868. Benjamín Vicuña Mackenna fue uno de los encargados de estrechar lazos con las colonias españolas en Centroamérica.
Carlos Manuel de Céspedes inició un levantamiento en el ingenio La Demajagua, luciendo un estandarte similar a la bandera de Chile, pero con los colores invertidos. "Inspirándose en la bandera de Chile, imaginó una bandera nueva, que luciendo los mismos colores y forma de la de Carreras y O'Higgins se diferenciase de ésta en la disposición de aquellos".
CHILE BANDERA RELACIONADA PERU
La Escuadra Libertadora del Perú al mando de Tomás Cochrane, con veinte y cinco naves, zarpó el 20 de agosto de 1820, desde el puerto de Valparaíso, flameaba en sus mástiles la bandera de Chile.
El 8 de septiembre, desembarcó en suelo peruano José de San Martín, seguido por el estandarte del Ejército Libertador del Perú. José de San Martín mandó a Charles Wood, dibujante inglés y posteriormente, militar chileno, que formaba parte del contingente de la expedición, para que hiciera una bandera para la nueva nación. "Libertado el Perú i proclamada su independencia en Lima, el escudo i el pabellón de la nueva República, reconocidos en aquel día, fueron los dibujados por Wood".
"…Tomó el color rojo de bandera de Chile y el blanco de la Argentina; y con ellos combina la Peruana. " Reconociendo en ellos a los países que constituían con sus hombres el Ejército Libertador del Perú.

CHILE BANDERA RELACIONADA PUERTO RICO
El 23 de septiembre de 1868, un grupo de revolucionarios al grito  ¡Viva Puerto Rico libre! Tomaron el poblado de Lares y declararon la República de Puerto Rico, formando un gobierno provisional encabezado por Francisco Ramírez Medina. La rebelión duró sólo unos días, antes de ser sofocada por las tropas españolas.
Como enseña patria utilizaron la bandera creada por Ramón Betances, otros arguyeron que fue Gregorio Luyeron, un patriota dominicano, quien la ideó. El diseño de la bandera de Puerto Rico, está basada en la bandera de la República Dominicana, usada durante el año 1844, que tomó los colores de la bandera haitiana los que fueron separados con una cruz blanca, lo que significaba la unidad de las razas a través de la civilización y el cristianismo. Además, parece ser que tomaron la estrella inclinada y la pusieron en el recuadro azul superior izquierdo, de la bandera diplomática chilena o simplemente de la bandera chilena, por la solidaridad prestada hacia ellos.

CHILE BANDERA RELACIONADA TEXAS
La bandera de Texas fue adoptada el año 1838, bajo la presidencia de Samuel Houston. Se la conoce como la "bandera de la estrella solitaria".
Durante el siglo XIX, Chile mantuvo una supremacía naval a lo largo de toda la costa del Pacífico, la que llegaba hasta las costas de California. De esta forma, se hizo conocida la bandera y el jack naval patrio. Más aún, la bandera de Samuel Williams fue ideada en base a nuestro estandarte nacional, con el fin de que sus buques no fueran atacados. La marina de Texas, en 1836, la incorporará como su pabellón.
De acuerdo a lo anterior, la "bonnie blue", podría ser la base mítica de la bandera, pero la base real, la constituyó la presencia de la enseña chilena en las costas del Pacífico. De la bandera de Chile, tomaron directamente prestada, elementos que constituirán la base para una nueva bandera, la de Texas.

______________________________________________