En este grupo En todos

Grupo de Desarrollo humano, personal y grupal



desarrollo humano

danila del valle
Derecho municipalizado universidad nac...
Escrito por Danila Del Valle Canache
el 08/10/2009 | Nivel Avanzado

El desarrollo humano, consiste en la libertad y la formación de las capacidades humanas, es decir, en la ampliación de la gama de cosas que las personas pueden hacer y de aquello que pueden ser Mientras que la civilizacion hace referencia a las masas y a la conciencia racial, la cultura, al individuo y al ser espiritual, por lo tanto, el desarrollo se hace posible en una civilización que expresa plenamente la verdadera cultura. El progreso de la civilización material, ha recibido su impulso de la ciencia como resultado de las diversas aplicaciones de la mente para entender las leyes de la naturaleza y de la sociedad. La religion por otro lado, se ha ocupado de la dimensión espiritual de la existencia humana, su tarea es arrojar luz a la vida interior del individuo, descubrir su motivación y reproducir un código de ética que pueda guiar el comportamiento humano.

Jose Manuel Sdff
2 de bup los salasianos y intituto de ...
Escrito por Jose Manuel Sdff
el 08/10/2009 | Nivel Avanzado

Daniela, me han invitado para que entre en este apartado, sobre el desarrollo humano.
te he leído , pero a mitad de escala me e aburrido ,parece una tertulia sacada de un libro, además de guapa que es lo mas importante para mi desarrollo
. Lee bien lo que dice, porque la religión no ayuda al desarrollo del hombre la atrasa,,
E yo como ser individuo se desarrolla con el aprendizaje , en coitos libres de ideas libre, leyendo instruyéndose en una sociedad equitativa, o igualitaria. Beso guapa.

Luis Jesus Duarte Oviedo
Cocteleria servicio nacional de aprend...
Escrito por Luis Jesus Duarte Oviedo
el 08/10/2009 | Nivel Avanzado

Hola Daniela un cordial saludo tu debate es especial pero hay que mirar desde que punto quieres tu que lo analicemos si desde la parte personal del ser humano como tal o como una sociedad en general, porque si es como en forma personal estamos en un proceso de regresion porque el ser humano hoy dia esta muy relajado y eso se debe a falta de formacion desde el hogar ya no se tienen respeto por los valores de antaño, la iresponsabilidad y la deshonestidad es lo unico que prima hoy dia tanto en hombres como mujeres, solamente les importa el yo y el resto nada, el individuo no quiere comprender que los adelantos tecnicos y tecnologicos son para mejorar mas no para desmejorar es mas ya ni siquiera en la forma de vestir se quiere identificar menos van a tener pricipios y lo mas tragico es que vamos a pasos agigantados hacia una sociedad en degradacion y si eso es libertad mas bien me parece libertinaje y si los padres de hoy dia no le ponemos atencion a una formacion mas adecuada para nuestros hijos creceran llenos de barreras, mitos y dogmas que van en contra de lo verdaderamente espiritual, saludos.

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 16/07/2010 | Nivel Avanzado

El concepto bahá'í del desarrollo es que todo ser humano y, por lo tanto, la humanidad en su conjunto, tiene un potencial ilimitado para el desarrollo y una necesidad espiritual interior de hacer realidad esa capacidad latente con el propósito de servir a la humanidad.

En la visión bahá'í no hay «mayor bendición concebible para el hombre que llegar a ser la causa de la educación, el desarrollo, la prosperidad y el honor de sus congéneres». Esta comprensión puede dar a los seres humanos el incentivo «para elevarse y dedicarse enérgicamente al servicio de las masas, olvidando su propio beneficio material y trabajando sólo para servir el bien general».

A medida que se reconsidera la religión en nuestra época, se verá que en los Escritos Sagrados puede hallarse la clave de la educación y el

desarrollo humano fundamentales, los conocimientos y los valores que a lo largo de la historia han aclarado el objetivo central del ser humano -- reconocer y adorar a Dios y llevar adelante una civilización en constante progreso -- y revelado la verdadera identidad de la persona como agente que expresa, a través de su relación con el Creador, una actitud de amor y servicio a la humanidad en su conjunto. De esta manera la religión, en armonía con la ciencia, puede brindar a cada ser humano la oportunidad de desempeñar su parte en propiciar el desarrollo y la paz en el planeta.

La religión, en armonía con la ciencia, puede brindar a cada ser humano la oportunidad de desempeñar su parte en propiciar el desarrollo y la paz en el planeta.

Libre del dogma, la superstición y otros obstáculos inventados por el , Ya que, a medida que se logren condiciones de cooperación y unidad,

reemplazarán a las fuerzas divisionistas y destructivas desatadas, consciente o inconscientemente, por individuos y gobiernos, obstáculos que

impiden de manera tan costosa la realización de las aspiraciones antiguas de todos los pueblos de disfrutar del pleno desarrollo económico y social en una sociedad mundial pacífica, en que «... La enorme energía disipada y derrochada en la guerra, y sea económica o política, se dedique a fines que amplíen el alcance de la invención humana y el desarrollo técnico, al aumento de la productividad de la humanidad, a la exterminación de las enfermedades, a la ampliación de la investigación científica, a elevar el nivel de la salud física, a agudizar y perfeccionar el cerebro humano, a la exploración de los recursos no utilizados e insospechados del planeta, a la prolongación de la vida humana y al adelanto de cualquier otra agencia que pueda estimular la vida intelectual, moral y espiritual de toda la raza

humana. »

El desarrollo no debería confundirse con la creación de una sociedad de consumo insostenible. La verdadera prosperidad abarca el bienestar espiritual y material. Alimento, bebida, vivienda y cierto grado de comodidad material son esenciales; pero los seres humanos no pueden ni jamás podrán encontrar su realización en la satisfacción de estas necesidades. Como tampoco cabe alcanzar el contento en logros materiales algo más intangibles como son el reconocimiento social y el poder político. En última instancia, ni siquiera los logros intelectuales procuran satisfacción a nuestras necesidades más profundas.

Es la sed de algo más, algo que nos trasciende, lo que hace justamente comprensible la realidad del espíritu humano. Si bien el lado espiritual de nuestra naturaleza se ve oscurecido en la batalla diaria en pos de bienes materiales, nuestra necesidad de trascendencia no puede ser descuidada. Un paradigma de desarrollo sostenible debe, pues, atender tanto a las aspiraciones espirituales de los seres humanos como a sus necesidades y deseos materiales.

El desarrollo económico tiene en la educación su mejor inversión. «El hombre es el Talismán supremo. Sin embargo, la falta de una educación adecuada lo ha privado de aquello que inherentemente posee», escribe Bahá'u'lláh. «Considerad al hombre como a una mina, rica en gemas de valor inestimable. Sólo la educación puede hacerle revelar sus tesoros y permitir que la humanidad se beneficie con ello». La educación significa más que un proceso por el que se domina una parcela reducida de conocimiento o se aprende un conjunto de destrezas para la vida. A decir verdad, la educación, que debería ser un imperativo del desarrollo, debe asimismo enseñar los procesos de adquisición de conocimiento, cultivar los poderes del intelecto y raciocinio, e infundir en el estudiante cualidades morales indispensables.

Ver la educación de acuerdo con este enfoque mundial permite que las personas contribuyan a la creación de riqueza y alienta su justa distribución.

La riqueza auténtica se crea cuando el trabajo es emprendido no ya como medio para ganarse la vida sino también para contribuir a la sociedad. Sostenemos que un trabajo con sentido es una necesidad fundamental del alma humana, tan importante para el desarrollo cabal de la persona como puedan serlo para el cuerpo un alimento nutritivo, el agua limpia y el aire fresco.

Debido a la naturaleza espiritualmente nociva de la dependencia, a largo plazo los proyectos que centran su sola atención en la redistribución de riqueza están condenados al fracaso. La distribución de la riqueza debe realizarse de una manera equitativa y eficaz. Es más, debe integrarse íntimamente en el proceso de creación de riqueza.

Un paradigma de desarrollo sostenible debe, pues, atender tanto a las aspiraciones espirituales de los seres humanos como a sus necesidades y deseos materiales.

Los hábitos, actitudes e instituciones que los siglos han acumulado se ven sometidos a pruebas tan necesarias para el desarrollo humano como inevitables. Lo que se requiere de los pueblos del mundo es que den una medida de fe y tesón conmensurable con las enormes energías que el Creador de todas las cosas ha infundido en esta primavera espiritual de la humanidad. "Uníos en consejo", tal es el llamamiento de Bahá'u'lláh:

sed uno en pensamiento. Que cada amanecer sea mejor que su víspera y cada mañana más rica que su ayer. El mérito del hombre reside en el servicio y la virtud, y no en el Fausto de la opulencia y las riquezas. Cuidaos de que vuestras palabras estén purificadas de ociosas fantasías y deseos mundanos, y que vuestros hechos estén limpios de astucias y sospechas. No disipéis la riqueza de vuestras preciosas vidas en la búsqueda de una inclinación corrupta y malvada, ni dejéis que vuestros esfuerzos se malgasten en promover vuestro interés personal. Sed generosos en vuestros días de abundancia, y pacientes en la hora del quebranto. La adversidad es seguida por el éxito y el regocijo viene tras la pena. Guardaos de la ociosidad y la pereza, y sujetaos a lo que beneficie a la humanidad, ya seáis jóvenes o viejos, encumbrados o humildes. Cuidado, no sea que sembréis la cizaña de la discordia entre los hombres, o plantéis las espinas de la duda en los corazones puros y radiantes.

Pero si la sociedad se esforzara por educar a las gentes, el conocimiento y las ciencias se incrementarían constantemente, el entendimiento se ensancharía, la sensibilidad se desarrollaría, las costumbres mejorarían y la moral se normalizaría; en una palabra, habría progreso en todas estas clases de perfecciones. (Abdu'l-Bahá).

Educación obligatoria, universal y gratuita es uno de los principios baháis:

La educación es primordial, para que cualquier nación logre prosperidad.

La razón principal por la decadencia y la caída de los pueblos es la ignorancia.

Actualmente las masas de los pueblos están mal informados de hasta los asuntos ordinarios, cuanto menos comprenden el núcleo de los problemas importantes y necesidades complejas del momento.

Es fundamental tanto una educación material, como espiritual.

La educación tiene que durar toda la vida. Debe ayudar a las personas a desarrollar el conocimiento, los valores, las actitudes, y las destrezas necesarias para ganarse la vida y a contribuir con confianza y constructivamente a la formación de comunidades que reflejen los principios de la justicia, la equidad y la unidad. También deberá ayudar al individuo a desarrollar un sentido de lugar y comunidad, basado en lo local, pero que abarque el mundo entero. La educación exitosa cultivara las virtudes como el fundamento para el bienestar personal y colectivo, y creara en los individuos un profundo sentido de servicio y un compromiso activo al bienestar de sus familias, sus comunidades, sus países, y de hecho, toda la humanidad. Alentara la reflexión propia y el pensar en términos de proceso histórico, y promoverá el aprendizaje de inspiración por medio de medios tales como la música, las artes, la poesía, la meditación y la interacción con el ambiente natural.

Para Dios el conocimiento es el don más glorioso del hombre y la más noble de las perfecciones humanas. Oponerse al conocimiento es una demostración de ignorancia. Quien deteste el conocimiento y la ciencia no es hombre, sino animal sin inteligencia. Pues el conocimiento es luz, vida, felicidad, perfección, belleza, y el camino de entrada al Umbral de la Unidad. Es el honor y la gloria del mundo de la humanidad, y el favor más grande de Dios. El conocimiento es igual a guía; y la ignorancia, igual al mismísimo error. ¡Dichosos los que emplean sus días en adquirir conocimiento, en descubrir los secretos de la naturaleza y en penetrar las sutilezas de la verdad pura! ¡Desdichados quienes se contentan con la ignorancia, cuyos corazones se regocijan con imitaciones irreflexivas, quienes han caído en los más profundos abismos de la ignorancia y de la necedad, y quienes han malgastado sus vidas! (Abdu'l-Baha, Contestación a unas preguntas)

Estudiad las ciencias, adquirid cada vez más conocimiento. ¡Ciertamente debemos aprender hasta el fin de la vida! Emplead vuestro conocimiento siempre en beneficio de los demás;(Ahí entra la espiritualidad) de tal modo que la guerra sea borrada de la superficie de esta hermosa tierra, y sea erigido un glorioso edificio de paz y concordia. Esforzaos para que vuestros elevados ideales se lleven a cabo en el Reino de Dios en la tierra, así como se realizarán en el Cielo. (Abdul-Bahá).

Las perfecciones espirituales, son un derecho de nacimiento de la persona y sólo a ella pertenecen entre todos los seres creados. El ser humano es, en realidad, un ser espiritual, y solamente cuando vive en espíritu es, en verdad, feliz.

El conocimiento, si no va acompañado de sentimiento y espiritualidad, difícilmente pueda ser utilizado para el bien común y progreso de la humanidad, hasta el plan económico-social, mejor elaborado, si no está basado en una espiritualidad, no dará frutos buenos, pues solo lo espiritual, hace que pensemos antes en el bienestar de los demás, que en nosotros mismos.

Ama a tu prójimo más que a ti mismo(Baháulláh). ( Bahá'u'lláh: Significa "La gloria de Dios". Profeta Fundador de la Fe Bahá'í y la Manifestación de Dios para este Día. Nació Mírzá Husayn-'Alí el 12 de noviembre de 1817 a una familia de la nobleza del distrito de Núr en Mazindarán, Persia. Su madre fue Khadíjih Khánum y su padre Mírzá Buzurg-i-Vazír, un cortesano. Padeció cuarenta años de sufrimientos, encarcelamientos, tribulaciones, destierros y cautiverio. Era el Prometido del Báb. Falleció en la Mansión de Bahjí a la edad de setenta y cuatro años el 29 de mayo de 1892. En su Testamento. "El Libro de Mi Convenio". Bahá'u'lláh nombró a su hijo mayor, 'Abdu'l-Bahá como Sucesor e Intérprete autorizado de sus Enseñanzas. Los Escritos de Bahá'u'lláh son numerosos y pasan de 15. 000 Tablas ya coleccionadas.

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 16/07/2010 | Nivel Avanzado

Principios bahais revelados por Dios para el bienestar y desarrollo de toda la humanidad :

El principal propósito en que gira la Fe Bahái: LA UNIDAD.
Tres principios fundamentales:
1. - La unidad de DIOS.
2. - La unidad de la humanidad.
3. -La unidad fundamental de la Religión. La unidad de las religiones.

LA LIBRE INVESTIGACIO DE LA VERDAD :
Si se deja de utilizar la capacidad de razonamiento y , en su lugar se opta por aceptar ciertas opiniones e ideas sin hacerse preguntas, por prejuicios, o seguir ciegamente las tradiciones, se puede caer fácilmente en el fanatismo, volviéndose intolerante hacia aquellos que no comparten lo de uno.
La búsqueda personal independiente de la verdad es una responsabilidad moral de cada ser humano que le permite al individuo ver por sus propios ojos y entender por su propia alma.
En la fe bahái como ejemplo a este principio, se invita a que cada creyente por cada libro bahái que se lea, se lean diez que no lo sean, esto es a mi entender, solo, un ejemplo de lo libre que tenemos que ser a la hora de adquirir conocimiento, tenemos que estar abiertos a toda información, estudio, idea, etc. A si no guardaremos prejuicios, etc

La Religión debe de estar de acuerdo con la ciencia y la razón, unidad entre religión y ciencia :

Podemos pensar que la ciencia es como un ala, y la religión es como la otra; un pájaro necesita dos alas para volar, una sola le sería inútil. Cualquier religión que contradiga a la ciencia o se oponga a ella, es sólo ignorancia, pues la ignorancia es lo opuesto al conocimiento.

La religión que sólo consiste en ritos y ceremonias basadas en el prejuicio, no es la verdad. Esforcémonos con ahínco para que seamos los instrumentos de la unificación de la religión y la ciencia.


La Fe Bahái enseña la igualdad entre hombres y mujeres , recalcando que ambos tienen las mismas actitudes intelectuales, atributos y cualidades Divinos.

La Educación obligatoria, universal y gratuita :
La educación es primordial, para que cualquier nación logre prosperidad.
La razón principal por la decadencia y la caída de los pueblos es la ignorancia.
Actualmente las masas de los pueblos están mal informados de hasta los asuntos ordinarios, cuanto menos comprenden el núcleo de los problemas importantes y necesidades complejas del momento.
Es fundamental tanto una educación material, como espiritual.
La educación tiene que durar toda la vida. Debe ayudar a las personas a desarrollar el conocimiento, los valores, las actitudes, y las destrezas necesarias para ganarse la vida y a contribuir con confianza y constructivamente a la formación de comunidades que reflejen los principios de la justicia, la equidad y la unidad. También deberá ayudar al individuo a desarrollar un sentido de lugar y comunidad, basado en lo local, pero que abarque el mundo entero.

La consulta :

El Gran Ser dice: El cielo de la Sabiduría divina está iluminado con las dos luminarias de la consulta y la compasión. En todos los asuntos formad consejo conjuntamente, por cuanto la consulta es la lámpara de guía que alumbra el camino y es la que confiere entendimiento (Bahá u lláh).
Decid: ningún hombre alcanzara su verdadera posición si no es a través de la justicia. Ningún poder existirá si no es a través de la unidad. Ningún bienestar ni felicidad se lograra si no es a través de la consulta.
El propósito de la consulta es el de manifestar, sin lugar a dudas, que los puntos de vista de varios individuos son preferibles al de uno solo, a si como la fuerza de varios hombres, desde luego, es mayor que la de un solo hombre.

La abolición de todos los prejuicios :
Tanto raciales. Religiosos, sociales, etc.

La causa fundamental del prejuicio es la ciega imitación del pasado, imitación en religión, en aptitudes raciales, en tendencias nacionalistas, en intereses políticos.
El hombre debe liberarse de todo prejuicio y de los resultados de su propia imaginación, para que pueda investigar la verdad sin obstáculos. (Abdul-Bahá).

La insistencia en los prejuicios de cualquier tipo no sólo está dañando los intereses de la humanidad, sino que también es una violación de la Voluntad de Dios para esta época.
A la par que los pueblos del mundo se ven impulsados ineludiblemente hacia la formación de una sociedad planetaria, se les insta a que, desembarazados de limitaciones y prejuicios culturales, abracen el mensaje de Dios, pues éste es el único medio capaz de unir sus corazones y sus mentes.



La Solución espiritual del problema económico:
Erradicación de los extremos de pobreza y riqueza
.
La unidad de la humanidad prevista por Bahá u lláh, es una unidad basada en la justicia: una minoría mantiene un control esencial sobre los medios de producción y distribución, mientras que la mayoría de la población mundial vive en una pobreza y miseria absoluta.

A igual que existe en algunos países salarios mínimos, deben haber salarios máximos, para impedir que hayan magnates, que con su poder de dinero lo controlen todo, los salarios máximos, no lo contemplan todavía ningún país del mundo.

Un idioma internacional y una moneda internacional :
Un solo lenguaje se enseñara como segundo idioma en todos los sistemas educativos del mundo.
A si se aprendería la lengua madre y una lengua universal. A ponerse de acuerdo toda la humanidad sobre uno nuevo con una gramática más simplificada y regular o uno que lo hable ya la mayoría de la humanidad por su extensión de número de países o de habitantes.

Un tribunal internacional de justicia :
Donde tenga cabida toda la representación del planeta con sus países, con consenso de todos juntos.

EL AMOR Y EL AFECTO : que la religión debería ser Causa de Amor y Afecto.

La paz universal :
Bahá u lláh declaro la Más grande paz y el arbitraje internacional. Escribió a todos los reyes y gobernantes advirtiéndoles y aconsejándoles respecto al establecimiento de la paz. Haciendo evidente mediante pruebas concluyentes que la felicidad y gloria de la humanidad puede asegurarse solamente a través del desarme y el arbitraje.
Debido a que promulgo el mensaje de paz y acuerdo internacional los reyes de oriente se levantaron en su contra, porque no encontraron en sus palabras y enseñanzas, beneficio personal y nacional. Y por ello, Bahá u lláh, fue perseguido, desterrado y encarcelado y también hubo un levantamiento en contra de sus seguidores(los baháis), por el establecimiento de la paz
universal se derramo sangre de veinte mil baháis, que fueron martirizados en Irán; incluso en la actualidad (2006), los baháis son perseguidos en algunos países islámicos.
Los baháis no solo promulgan principios, si no son agentes de acción.
Autoridad: La Máxima sabiduría solo le corresponde a DIOS, es el único que está investido con la Máxima autoridad pues El es nuestro creador y es EL único merecedor de impartir justicia, pues tiene, ha tenido y tendrá pleno control, su Amor y Sabiduría y todos los dones y atributos son infinitos.

EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO

En la Enseñanza de Bahá'u'lláh se halla escrito: "Únicamente por medio del poder del Espíritu Santo puede progresar el ser humano, pues su poder es limitado, y el Poder Divino es infinito."

Jean Luc
Barcelona, España
Escrito por Jean Luc
el 11/01/2016 | Nivel Avanzado

Hola,

Estoy especialmente interesado en Masters oficiales de Desarrollo humano

¿Conocen buenos masters, postgrados y otras formaciones oficiales, cursos superiores o subvencionados? ¿Alguna recomendación en partícular en España?

¡Gracias!