En este grupo En todos

Grupo de Filosofía

Emcion Pérez Gómez
1988-1994 faucltad de filosofía y letr...
Escrito por Emcion Pérez Gómez
el 30/09/2012

https://www.budismo.net/t15. Php

Emcion Pérez Gómez
1988-1994 faucltad de filosofía y letr...
Escrito por Emcion Pérez Gómez
el 01/10/2012

¡Buenas mañanas de Lunes (empezamos semana y el mes de Octubre, a ver que tal se nos da...)!.
Gracias por lo vídeos, algunos autores no los conocía, los estoy oyendo ahora...
Muy cierto lo que escribes, Inés (mas que ateo, me considero agnóstico, aunque encajo a la perfección en la definición de hombre sin dios, lo cual sería ateísmo, me gustaría creer, pero no es tan fácil, y no solo depende de uno, pues dicen que la fe es un don y una gracia, que por desgracia no tengo y tampoco me convence la apuesta de Pascal...).
El único absoluto que veo es la muerte, lo inmutable y lo que no cambia, y además es para siempre, eterna, es este mundo sublunar sujeto a devenir, cambio,mutación, generación y corrupción, que diría Aristóteles...
Supongo que tendréis muchas cosas que hacer...
Recuerdos a tambien, para María y Andrés...
Saludos!

Emcion Pérez Gómez
1988-1994 faucltad de filosofía y letr...
Escrito por Emcion Pérez Gómez
el 01/10/2012
Apuesta de Pascal
Blaise Pascal argumentaba que es mejor "apostar" por creer en Dios que no hacerlo.

La apuesta de Pascal es un argumento creado por Blaise Pascal en una discusión sobre la creencia en la existencia de Dios , basado en el supuesto de que la existencia de Dios es una cuestión de azar . El argumento plantea que, aunque no se conoce de modo seguro si Dios existe, lo racional es apostar que sí existe. "La razón es que, aún cuando la probabilidad de la existencia de Dios fuera extremadamente pequeña, tal pequeñez sería compensada por la gran ganancia que se obtendría, o sea, la gloria eterna." [ 1 ] Básicamente, el argumento plantea cuatro escenarios:

  • Puedes creer en Dios; si existe, entonces irás al cielo .
  • Puedes creer en Dios; si no existe, entonces no ganarás nada.
  • Puedes no creer en Dios; si no existe, entonces tampoco ganarás nada.
  • Puedes no creer en Dios; si existe, entonces no irás al cielo. [ 2 ]

Dios existe (Dios)Dios no existe (¬Dios) Creer en Dios (Creer) No creer en Dios (¬Creer)
+ ∞ (CIELO) - N (NADA)
− N (NO-CIELO: LIMBO, PURGATORIO, NADA)

− ∞ (NO-CIELO: INFIERNO)

+ N (NADA)


La apuesta de Pascal fue expresada por el propio filósofo de la siguiente manera:

Vous avez deux choses à perdre : le vrai et le bien, et deux choses à engager : votre raison et votre volonté, votre connaissance et votre béatitude; et votre nature a deux choses à fuir : l'erreur et la misère. Votre raison n'est pas plus blessée, en choisissant l'un que l'autre, puisqu'il faut nécessairement choisir. Voilà un point vidé. Mais votre béatitude? Pesons le gain et la perte, en prenant croix que Dieu est. Estimons ces deux cas : si vous gagnez, vous gagnez tout; si vous perdez, vous ne perdez rien. Gagez donc qu'il est, sans hésiter . », Pensées

Blaise Pascal (1670)

Traducido quiere decir lo siguiente:

Usted tiene dos cosas que perder: la verdad y el bien, y dos cosas que comprometer: su razón y su voluntad, su conocimiento y su bienaventuranza; y su naturaleza posee dos cosas de las que debe huir: el error y la miseria. Su razón no está más dañada, eligiendo la una o la otra, puesto que es necesario elegir. He aquí un punto vacío. ¿Pero su bienaventuranza? Vamos a pesar la ganancia y la pérdida, eligiendo cruz (de cara o cruz) para el hecho de que Dios existe. Estimemos estos dos casos: si usted gana, usted gana todo; si usted pierde, usted no pierde nada. Apueste usted que Él existe, sin titubear . Pensamientos.

Blaise Pascal (1670)
Emcion Pérez Gómez
1988-1994 faucltad de filosofía y letr...
Escrito por Emcion Pérez Gómez
el 01/10/2012
Apuesta atea
La Apuesta atea es una respuesta atea a la Apuesta de Pascal , aparecida en el libro Atheism: A Philosophical Justification de 1989 del filósofo estadounidense y profesor de la Universidad de Boston Michael Martin .
[ Editar ] Contraste

Mientras Blaise Pascal sugería que era mejor la posibilidad de creer en dios a arriesgarse a perder una felicidad infinita, la apuesta atea sugiere:

Deberías vivir tu vida e intentar hacer del mundo un lugar mejor estando en él, tanto si crees en dios como si no. Si no hay dios, no habrás perdido nada y serás recordado al morir por todos los que dejaste atrás. Si existe un dios benevolente, te juzgará a ti y a tus méritos y no por el hecho de si has creído o no en él [ 1 ]

[ Editar ] Desarrollo

La apuesta establece que si una persona analiza las opciones con respecto a como vivir su vida se encontrará con las siguientes posibilidades: [ 1 ]

  • Puedes vivir una vida bondadosa, creer en dios y que exista un dios benevolente: en ese caso irás al cielo, tu beneficio es infinito.
  • Puedes vivir una vida bondadosa sin creer en dios y que exista un dios benevolente: en ese caso irás al cielo, tu beneficio es infinito.
  • Puedes vivir una vida bondadosa, creer en dios y que no exista un dios benevolente: en ese caso, has dejado un legado positivo al mundo, tu beneficio es finito.
  • Puedes vivir una vida bondadosa sin creer en dios y que no exista un dios benevolente: en ese caso, has dejado un legado positivo al mundo, tu beneficio es finito.
  • Puedes vivir una vida malvada y creer en dios, y que exista un dios benevolente: en ese caso, irás al infierno, tu desgracia es infinita.
  • Puedes vivir una vida malvada sin creer en dios, y que exista un dios benevolente: en ese caso irás al infierno, tu desgracia es infinita.
  • Puedes vivir una vida malvada y creer en dios y que no exista un dios benevolente: en ese caso, dejas un legado negativo al mundo, tu desgracia es finita.
  • Puedes vivir una vida malvada sin creer en dios y que no exista un dios benevolente: en ese caso, dejas un legado negativo al mundo, tu desgracia es finita.

La siguiente tabla muestra los valores asignados a cada resultado posible :

Existe un dios benevolente Creer en dios (B)No creer en dios (~B) Vida bondadosa (L) Vida malvada (~L)
+∞ (cielo) +∞ (cielo)
-∞ (infierno) -∞ (infierno)

Dios no existe

Creer en dios (B)No creer en dios (~B) Vida bondadosa (L) Vida malvada (~L)
+X (legado positivo) +X (legado positivo)
-X (legado negativo) -X (legado negativo)

Dados estos valores, la opción de vivir una vida bondadosa (L), claramente domina sobre la opción de vivir una vida malvada (~L), independientemente de la creencia en dios (B o ~B).

[ Editar ] El aparente falso dilema

Siendo una variación de la apuesta de Pascal, la apuesta atea aparentemente sufre de la falacia lógica del falso dilema , basándose en la suposición de que las únicas posibilidades son las siguientes:

  1. Existe un dios benevolente y castiga o recompensa las acciones de cada uno
  2. No existe un dios benevolente.

La apuesta atea equivale un dios benevolente a uno que castiga o recompensa de acuerdo a acciones, asumiendo implícitamente que un dios que actuara de otra forma (como en la apuesta de Pascal, ), no es un dios benevolente. Esta premisa permite a la segunda proposición no solo cubrir la posibilidad de la ausencia de dios sino también de todos los dioses posibles que no son benevolentes (recompensan o castigan de acuerdo a las acciones de la persona), de forma que cubre todas las posibilidades.

Emcion Pérez Gómez
1988-1994 faucltad de filosofía y letr...
Escrito por Emcion Pérez Gómez
el 01/10/2012

¡Buenas tardes de lo queda de Lunes!.
Sï, estoy de acuerdo contigo, en lo de la apuesta pascaliana...
Y muy humana (y dolorosa) la carta de Cristopher Hitchens (Dios no existe), máxime cuando sabía que se iba a morir, y no vaciló en sus convicciones ateas...
Saludos!

Emcion Pérez Gómez
1988-1994 faucltad de filosofía y letr...
Escrito por Emcion Pérez Gómez
el 01/10/2012
Christopher Hitchens
Christopher Hitchens Nombre completo Nacimiento Defunción Ocupación Nacionalidad Lengua de producción literaria Lengua materna Género Obras notables
Christopher Hitchens crop.jpg
Christopher Hitchens, 2007
Christopher Eric Hitchens
13 de abril de 1949
Portsmouth , Hampshire , Reino Unido
15 de diciembre de 2011 (62 años)
Houston , Texas , EE. UU.
escritor , periodista y activista .
Reino Unido y Estados Unidos .
inglés
inglés
polémica , ensayo , biografía , periodismo y crítica literaria .
Dios no es bueno

Christopher Hitchens ( Portsmouth , Reino Unido , 13 de abril de 1949 Houston , Texas , EE. UU. , 15 de diciembre de 2011 ) [ 1 ] [ 2 ] fue un escritor y periodista británico , residente en Estados Unidos .

Se licenció en Filosofía, Ciencias Políticas y Economía en el Balliol College de Oxford . Tras escribir durante 20 años en el semanario estadounidense The Nation , oponiéndose a las administraciones de los presidentes Ronald Reagan y Bush padre , así como a la primera guerra del Golfo , se despidió en 2003 por diferencias de opinión con la dirección de la revista.

Con relación a su libro The Trial of Henry Kissinger (Juicio a Kissinger) , el diario británico The Guardian escribió: «En su nuevo y explosivo libro, Christopher Hitchens explica por qué el ex secretario de Estado Henry Kissinger —venerado como un jefe de estado, invitado y admirado por los grandes de este mundo— debe ser procesado por crímenes contra la humanidad».

Christopher Hitchens fue militante anti- apartheid , se opuso a la guerra de Vietnam , [ 3 ] se mostró contrario al aborto en décadas durante el siglo XX, pero favorable a la píldora anticonceptiva RU 486 , pero en años recientes su postura era favorable al aborto por encontrarlo como un derecho inalienable de los individuos. [ 4 ] [ 5 ] [ 6 ] la legalización de las drogas y la eutanasia. En sus libros y conferencias de los últimos años se centró en la inexistencia de Dios , [ 7 ] pero también escribía sobre arte, política, literatura con impecable destreza.

Era hermano de Peter Hitchens , también periodista pero de marcada ideología conservadora, y residió en Washington (EE. UU) desde 1981, [ 8 ] [ 9 ] país en donde posteriormente se nacionalizó. Falleció a causa de una neumonía surgida como complicación del cáncer de esófago que en julio de 2010 se supo que padecía.

Emcion Pérez Gómez
1988-1994 faucltad de filosofía y letr...
Escrito por Emcion Pérez Gómez
el 01/10/2012

Obras

Emcion Pérez Gómez
1988-1994 faucltad de filosofía y letr...
Escrito por Emcion Pérez Gómez
el 01/10/2012

El autor de Dios no es bueno , Christopher Hitchens, vuelva a la carga con su ateísmo militante, siguiendo la estela de Richard Dawkins, Sam Harris o Daniel C. Dennett.

En esta ocasión, cede la voz a otros autores que, a lo largo de la historia, pusieron en solfa de uno u otro modo la fe común de la gente en dioses de cualquier tipo.

Bajo el título de Dios no existe, pues, encontraremos fragmentos de textos de Lucrecia, Thomas Hobbes, Spinoza, Hume, John Stuart Mill, Karl Marx, George Eliot, Charles Darwin, Anatole France, Mark Twain, Joseph Conrad, Lovecraft, H.L. Mencken, Sigmund Freud, Albert Eintein, George Orwell, Bertrand Russell, Martin Gardner, Carl Sagan, John Updike, Michael Shermer, Daniel C. Dennett, Richard Dawkins, Victor Stenger, Ian McEwan, Steven Weinberg, Salman Rushdie, Sam Harris y otros.

Lo cierto es que sorprenden gratamente algunos de los textos. Por supuesto, los textos más interesantes son los más contemporáneos: más que nada porque analizan el problema de la existencia de Dios apelando a una mayor cantidad de evidencias científicas: tendencia a rellenar lagunas del conocimiento con mitos, cultos Cargo, el cerebro como órgano para sobrevivir y no para interpretar correctamente la realidad, etc.


Sin embargo, algunos de los textos más antiguos me han parecido sencillamente deliciosos, capaces de suscitar dudas lógicas sobre la existencia de Dios. Por ejemplo: la excusa de mucha gente para creer en Dios es que, si tenemos fe y resulta que existe, eso hemos ganado; si no existe, no hemos perdido nada. Pero si no tenemos fe y existe, entonces hemos cometido un craso error.

Esta estrategia seguida por muchos hace aguas con simples razonamientos: ¿Acaso Dios no es capaz de averiguar que tenemos fe por conveniencia? Por otro lado: habida cuenta de las múltiples religiones que existen, ¿En qué dios creemos? ¿Qué preceptos morales seguimos? Seguir unas instrucciones divinas nos hará incumplir otras, y viceversa.

La obra también sirve para adentrarse un poco más en el fascinante mundo de la epistemología, y para advertir que uno puede ser creyente o ser ateo, pero ser agnóstico carece un poco de sentido. Ser agnóstico simplemente es ser un ateo mal informado, o con unas nociones de epistemología demasiado elementales.

Con todo, si de algo peca (ironía on) este volumen de reflexiones es que se centra demasiado en la religión católica, olvidándose de todas las demás. No trata tanto el tema de dios como abstracción sino como dios bíblico. Lo cual es una pena.

Ah, este libro también permitirá leer un poco más sobre Einstein y aclarar de una vez por todas, pese a las malas lenguas, que Einstein no creía en Dios. Así como el resto de científicos de alto rango (a pesar de que en las comparecencias públicas traten de ser políticamente correctos adscribiéndose al agnosticismo): Diversos estudios demuestran que los científicos, a medida que incrementan sus conocimientos y su excelencia, se apartan de las sendas más trilladas de la fe o directamente se adscriben al ateísmo (o a un deísmo inocuo o a un panespiritualismo incompatible con las religiones tradicionales.

Entre los miembros de la Academia Nacional de Ciencias, la creencia en Dios se desploma a un 7 %. Un 72 % no cree en Dios. Y un 21 % es agnóstico.

Editorial DEBATE
ISBN: 9789871117765
Páginas: 672

Emcion Pérez Gómez
1988-1994 faucltad de filosofía y letr...
Escrito por Emcion Pérez Gómez
el 01/10/2012
La jerarquía católica de España se ha sentido agredida por la campaña publicitaria de diferentes asociaciones de ateos y librepensadores en los autobuses, y ha expresado su condena de la misma con especial beligerancia, volviendo así a dar muestras de intolerancia para con los increyentes. La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha calificado de "blasfemia" la tímida insinuación de que "probablemente Dios no existe". Su vicepresidente, monseñor Ricardo Blázquez, ha manifestado que la campaña encierra una clara intención anticristiana y anticatólica. Su presidente, el cardenal Rouco Varela, la considera "lamentable" porque, a su juicio, implica hablar mal de Dios, socava derechos fundamentales, hiere el sentimiento religioso de las personas creyentes que toman el autobús, pretende "arrancar la fe del corazón de los hombres (sic)" y constituye un abuso en el ejercicio de la libertad religiosa. Por ello ha osado pedir a las autoridades una tutela especial para los derechos y las convicciones de los creyentes.

La campaña de los ateos es un respetuoso ejercicio de la libertad de expresión

Sorprende para empezar la desproporción entre el tono respetuoso de la campaña y las gravísimas acusaciones de los obispos españoles. Algunas organizaciones cristianas han pasado incluso de las palabras a los hechos. El Centro Cristiano de Reunión, comunidad evangélica de Fuenlabrada, y el colectivo E-cristians han replicado con una campaña similar en defensa de la existencia de Dios. Esta situación me sugiere estas reflexiones.

1. La campaña de los ateos es una respuesta a los fundamentalismos religiosos instalados con frecuencia en las cúpulas de las religiones, que se muestran agresivos con la increencia en sus distintas manifestaciones: ateísmo, agnosticismo e indiferencia religiosa. Los fundamentalistas llegan a afirmar que el hombre sin Dios es como un animal que pace y que Dios es el único fundamento de los derechos humanos. Reclaman el protagonismo de las religiones en la esfera pública, pretenden imponer la moral religiosa -en España, la cristiana- a toda la ciudadanía, no respetan la autonomía de las realidades temporales y ocupan los espacios públicos para deslegitimar la democracia. Condenan asimismo la teoría científica de la evolución y defienden como ciencia el mito de la creación y la teoría del diseño inteligente.

2. Creyentes y no creyentes están en su derecho a expresar libremente sus ideas. Se trata de un derecho humano fundamental e inalienable. La Constitución Española garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que el mantenimiento del orden público. Y, ciertamente, estas campañas en nada alteran el orden público. Son, más bien, un ejemplo del pluralismo ideológico y religioso, un ejercicio de la libertad de expresión, una muestra de respeto hacia todas las creencias e ideologías y un signo de madurez de los ciudadanos españoles.

3. Creo, sin embargo, que el problema de la existencia o inexistencia de Dios es demasiado serio como para dirimirlo a través de anuncios cruzados a favor o en contra en unos autobuses. Es necesario crear otros escenarios de reflexión y debate en torno al tema. En los años sesenta del siglo pasado prestigiosos intelectuales cristianos, ateos y agnósticos de la talla de Roger Garaudy, Karl Rahner, J. Baptist Metz, Gilbert Mury, Lombardo Radice, Giulio Girardi y Milan Machovec participaron en los diálogos cristiano-marxistas en torno a Dios, la trascendencia, el futuro de la religión y su significación en las sociedades modernas. González Ruiz, participante en aquellos diálogos, recordaba años después la petición de los intelectuales marxistas a los teólogos cristianos: "No maltraten el Misterio. Respétenlo porque es fuente de espiritualidad". Cristianos y marxistas renunciaron a sus respectivos dogmatismos y pasaron, en feliz expresión del filósofo Garaudy, "del anatema al diálogo", sin por ello renunciar a sus respectivas cosmovisiones. Fue una iniciativa fructífera que debería continuarse hoy en el nuevo escenario sociorreligioso.

4. Me preocupa el tono de confrontación entre creyentes y no creyentes que pueden tomar la campaña y la contracampaña, ya que corre el peligro de seguir la estrategia del choque de civilizaciones y religiones diseñada por el politólogo norteamericano recientemente fallecido Samuel Huntington. En cuyo caso, superadas ya las guerras de religiones, el siglo XXI se iniciaría bajo el signo del enfrentamiento entre personas religiosas y no religiosas. Las creencias e increencias religiosas volverían a ser motivo de división o de conflicto, cuando son, más bien, expresión del pluriverso ideológico, de la diversidad religiosa y de la riqueza de lo humano.

El nuevo siglo debe caminar por la senda del encuentro entre culturas, el diálogo entre religiones y entre creyentes y no creyentes, y la alianza contra la pobreza con un objetivo bien definido: la construcción de una sociedad más justa y fraterna, intercultural, interétnica e interreligiosa. En la tarea han de colaborar creyentes y no creyentes desde el reconocimiento del otro y el respeto a sus diferencias. Exista Dios o no, hay que disfrutar de la vida, pero luchando contra las injusticias, sin caer en el individualismo insolidario, sea éste ateo o creyente.

Juan José Tamayo es director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III de Madrid.

Roma Ars Longa
Baleares, España
Escrito por Roma Ars Longa
el 01/10/2012

Según el genetista Dean Hamer, hay rasgos hereditarios que nos predisponen en mayor medida a desarrollar diferentes personalidades, por ejemplo la alegría, hay personas que por "naturaleza" tienden a ser alegres...

"Así, según explica, ha analizado la composición genética de unos 1. 000 individuos de diferentes edades y contextos sociales y ha comparado muestras de sus ADN con una escala que mide la espiritualidad, “consiguiendo identificar un ‘gen de Dios’ específico, el VMAT2, que demuestra cómo ésta se manifiesta en el cerebro”."

Hace hincapié en que su estudio evidencia diferencia individuales, pero no generalidades...


Saludos,


Roma Ars Longa
Baleares, España
Escrito por Roma Ars Longa
el 01/10/2012

Hamer apostaría por creer, pero aporta más sustancia que beneficia en lo terreno, que una apuesta "al azar":


"El prestigioso genetista Dean Hamer sostiene que la respuesta está en nuestros genes y que la espiritualidad es una de nuestras herencias básicas, un instinto que nos proporciona un sentido de la vida y valor para superar dificultades y pérdidas. Además, también incrementa nuestras probabilidades de supervivencia reproductiva porque ayuda a reducir el estrés, previene enfermedades y aumenta la esperanza de vida."

Roma Ars Longa
Baleares, España
Escrito por Roma Ars Longa
el 01/10/2012

Hasta que no se demuestre el origen del universo, lo irracional sería no creer en Dios, más allá de una pretendida eternidad, la capacidad humana no puede entender que algo se deba a nada o al azar, racionalmente, si no se debe a la voluntad del hombre, se debería a una voluntad superior...

José Vera
Madrid, España
Escrito por José Vera
el 01/10/2012

¿En que Dios?. Honestamente , representa darle aún mucho crédito al judeocristianismo al rechazar las nociones de las que pretende arrogarse el monopolio, por el único motivo de esa pretensión. En cualquier caso pienso que no hay lugar para rechazar la idea o la noción de lo sagrado bajo el pretexto de que el cristianismo ha dado sobre ello una idea de Dios enfermiza y de imposicion Universal sin preguntar nunca a nadie ¿En que Dios o Dioses crees?. Solo un Occidente enfermo de gloria colonial venida a menos y miseria económica transmisora de enfermedades virulentas de la identidad, podría seguír manteniendo esa arrogante pretensión


Buenas noches

Roma Ars Longa
Baleares, España
Escrito por Roma Ars Longa
el 01/10/2012

Interesante, las reacciones en contra las comparten con la Iglesia...


"Sus hallazgos han sido criticados por los líderes clericales, que desafían la existencia de un “gen de Dios” y dicen que la investigación mina uno de los principios fundamentales de la fe – que la iluminación espiritual se alcanza a través de la divina tranformación y no gracias a los impulsos eléctricos cerebrales."

Antifritzto
Escrito por Antifritzto
el 01/10/2012

Para un materialista todo tiene que tener una explicación materialista. Hasta lo más sagrado tiene que ser producto de neurotransmisores e impulsos eléctricos. Son patéticos.

Antifritzto
Escrito por Antifritzto
el 01/10/2012

La mente no es el espíritu. Pero para un materialista solo hay materia, no espíritu, y la palabra espíritu significa mente. La identificación entre mente y espíritu da como resultado que un artista, por ejemplo, solo sea un producto de un cóctel de neurotransmisores e impulsos eléctricos de la misma manera que se quiere encontrar una razón bioquímica a la fe. Hasta llamarnos drogradictos a los creyentes. Puede que yo sea un drogadicto de la fe, pero por lo menos no estoy "enganchado" a este foro todo el santo día dando la tabarra con un ateísmo militante que roza lo obsesivo. Y lo patético.

Buenas noches.





Antifritzto
Escrito por Antifritzto
el 01/10/2012

No se puede evadir la Vida, tomada como la corriente que impulsa la acción.
Es una negación de "energía vital".

Has puesto "Vida", con mayúsculas. Por supuesto te refieres a la Vida del espíritu, no a esa vida, con minúsculas, que es pura materia. Orgánica y llamada a la descomposición, como la materia fecal.

Pero tienes razón, no merece la pena. Y además, hace días que no me apatece debatir para estar leyendo las mismas cosas una y otra vez, pongo música y pintura. Solo he entrado a discutir con dos o tres mensajes. Yo no vivo de una pantalla.

Son las 0: 17. Me despido por hoy.

Buenas noches, Domingo.

Roma Ars Longa
Baleares, España
Escrito por Roma Ars Longa
el 01/10/2012

"Sin la acción de los neurotransmisores y de los impulsos eléctricos no habría lugar para lo sagrado ni para nada...."

¿Y a qué obedecen los neurotransmisores y los impulsos eléctricos?

Grof siguió trabajando en terapia con LSD, y sobretodo compilando informes de las experiencias de sus pacientes -además de las propias-. Al ordenar estos relatos por tipos obtuvo una especie de cartografía de la mente humana, o sea, una colección de diversas clases de experiencias que, según él, constituían un mapa del inconsciente humano. De este mapa salieron tres categorías: las experiencias de tipo biográfico -experiencias olvidadas generalmente de la infancia-, la secuencia de muerte y renacimiento -análoga a los ritos iniciáticos de culturas arcaicas, y según Grof con un extraordinario paralelismo con el propio nacimiento biológico-, y las fusiones místicas con el cosmos -de las que nace el nombre de Psicología Transpersonal : experiencias que van más allá de la propia biografía de la persona-.

Stanislav Grof, Psicólogo, psiquiatra, médico y psiconauta, narrador de experiencias psiquedélicas y cartógrafo de la mente humana