En este grupo En todos

Grupo de Géneros narrativos



Cuéntame un cuento

Angélica
Antropologia y economia universidad na...
Escrito por Angélica Alegre Norza
el 11/03/2010

Queridos Amigos,


Espero que todos se encuentren bien y con mucho entusiasmo, he querido hacer un debate un tanto diferente, un debate que sirva de espacio para que nos puedan contar algún cuento de su preferencia o para que puedan exponer sus propios cuentos a manera de conocernos un poco más, se que aún no somos muchos miembros pero espero que en poco tiempo podamos crecer y ser muchos más, los espero con todo cariño y entusiasmo


Un abrazo fuerte para todos,


Angélica


Rubby Martinez Fernandez
Magister en psicopedagogía clínica ,it...
Escrito por Rubby Martinez Fernandez
el 11/03/2010

Hola Angélica un saludo cariñoso:
Me parece espectacular el ejercicio que propones estaré allí muy pronto con mi aporte, gracias por la invitación.

manolo
Escrito por manolo
el 11/03/2010

He adaptado la canción del grupo de mi hermana Criss para cuento infantil ("Alicia se comió al lobo"). Esta mañana estuve en la guardería de mi niña y se lo he contado a tod@s sus compis de clase. Lo subiré el Grupo a ver si os gusta. Un saludo y gracias por invitarme, Angélica.

Gloria Espinosa Alzate
Tecnico en educacion prescolar- pedag...
Escrito por Gloria Espinosa Alzate
el 11/03/2010

Angélica, gracias por invitarme y de verdad que me parece fabuloso este debate... Pronto subiré mi aportación....... O mis aportaciones.......... He escrito varios cuentos,,,Espero les guste...... Un abrazo


GLORIA

Carmen Torres Castro
Licenciada universidad nacional mayor ...
Escrito por Carmen Torres Castro
el 12/03/2010

Hola Angelica
Gracias por la invitación, pronto les hare llegar el cuento que me contaba mi abuela, se llama la Picaronaza, y mi abuela me lo contaba cuando era niña y se ha ido transmitiendo de padres a hijos, no se sabe quien es el autor, son cuentos de transmision oral, les va a gustar
saludos
Carmen

Angélica Alegre Norza
Antropologia y economia universidad na...
Escrito por Angélica Alegre Norza
el 12/03/2010

Rubby, bienvenida al debate y gracias a ti por la participación, un beso


Manolo, que alegría contar con un aporte tuyo amigo mio, un fuerte abrazo,


Gloria, me encantaría leerlos, por favor no dejes de comunicarme apenas los subas, estaré encantada, un beso para ti


Carmen, es un gusto tenerte por aquí y realmente me has dejado con las ganas de oir ese cuento de la Picaronaza, espero que pronto nos lo puedas contar un beso para ti,


Angélica

Maria
Escrito por Maria
el 12/03/2010

La rosa de fuego

En un lugar muy lejano, tan lejano como el viento


Vivia una princesa que todas las noches se asomaba a una ventana ojival en la torre mas alta del castillo

Desde ahi contemplaba el cielo estrellado y la hermosa luna

Pensaba en ver algún día aparecer a su príncipe azul.

Una de esas noches de luna llena

Se asomó a la ventana y vió a una persona que caminaba por los jardines del palacio,

Ella se sintió con deseos de bajar y ver quien era;

Asi lo hizo, bajó las escalinatas

Sus pasos eran ágiles y apresurados

Mientras su corazón latía fuertemente

Por fin llegó a la puerta del primer piso

Y la abrió rápidamente

Al salir a los jardines de palacio,

Se dirijió hacia donde estaba la extraña persona

Era un sombra alta y delgada

Al principio ella se sintió muy curiosa pero asustada;

Sin embargo se acercó a ella

La figura al sentir la proximidad de la princesa empezó a caminar hacia el lago

Y ahi, en medio de la maleza se metió al agua

La princesa se sorprendió mucho

Cuando vió que la figura se transformaba en rosa

Una rosa roja preciosa y brillante

Ella la tomó tiernamente entre sus manos y la llevó a la torre donde ella vivia

Todos las mañanas la regaba

Y le daba un beso

Asi pasaron los meses y los años, la princesa maduraba y era mas hermosa.

Una noche vovlió a ver desde la ventana otra figura y bajó corriendo apresurada

Siguió la figura hasta el lago y ahi se encontró con un príncipe

Que le dijo ' Por haber cuidado mi más grande tesoro

Y haberlo llenado de amor

Quiero decirte que te amo

Y que quiero que seas mi esposa”

La princesa se llenó de alegria

Y fueron muy felices por siempre jamás.

FIN

Maria de Lourdes Maqueo

Angélica Alegre Norza
Antropologia y economia universidad na...
Escrito por Angélica Alegre Norza
el 12/03/2010

María,

Que bello cuento, me hiciste recordar cuando era pequeña y mi mamá me contaba cuentos, me llené de ternura, muchas gracias por eso, un beso para ti,

Angélica

Maria
Escrito por Maria
el 12/03/2010

Que bueno que fué de tu agrado, me encanta escribir cuentos cortos.

un abrazo

Maria

Bety Jaquez
Comercio instituto central sonorense
Escrito por Bety Jaquez
el 12/03/2010

Hola a todos, y felicidades por este debate! Tengo escrito algo que no se si es cuento o que sea, es demasiado corto pero me gustaria compartirlo con todos ustedes por el momento estoy preparandolo, estoy buscando en el internt imagenes bellas para armarlo.





Un saludo
bety

Angélica Alegre Norza
Antropologia y economia universidad na...
Escrito por Angélica Alegre Norza
el 12/03/2010

Bety

Encantados de escucharte y de que compartas con nosotros tu cuento, te estamos esperando, un beso,

Angélica

Rubby Martinez Fernandez
Magister en psicopedagogía clínica ,it...
Escrito por Rubby Martinez Fernandez
el 13/03/2010

Hola, un saludo a todos. Precioso el cuento de Maria; Quisiera compartir este cuento que está dedicado a aquellos que aman inmensamente a pesar del tiempo y de las circunstancias: La Mariposilla de ala rota
La tarde se veía colorida, las dos amigas volaban de un lado a otro recorriendo el estrecho espacio aéreo de aquel gigantesco bosque. Mientras volaban, rosaban con sus alas, las hermosas plantas de espeso follaje que colgaban de los enormes trocos los cuales se miraban continuamente como si quisieran besarse. Aquellas dos mariposas querían abrazarlo todo, especialmente la pequeña cuyas alas multicolores revoloteaban intensamente; vivaracha con anhelos de libertad, inviitaba a su amiga a disfrutar de aquel lugar de ensueño. Sus ojos color del tiempo se abrieron desmesurados frente a ellas un enome y azulado lago parecía una sábana gigante. Sin pensarlo voló aprisa mientras su amiga gritaba " cuidado". Desde un tronco que sobresalía en el agua, miro extasiada aquel lugar. No se dió cuenta a que hora llego la noche cubriendo con sus sombras e impregnando con su enigma la suave brisa que salpicaba sus hermosas alas de mariposa.
Quiso quedarse, pero el viento comenzaba aarreciar y buscó presurosa a su amiga. Esa noche aquella mariposilla soñadora no durmió imaginando aquel lago y en él,mil historias en su pequeña cabecita. El día llegó caluroso, y junto con su amiga volaron al lugar de entrenamiento que les esperaba. El lugar estaba lleno de ejemplares de diferentes especies aladas. La mariposita desprevenida miraba los viejos arboles del lugar los cuales le daban un aire de intelectualidad. Todos participaban, de pronto, una hermosa y calida voz pareció acallar a las demás; La mariposa de alas multicolores, ´revoloteo curiosa, buscando el lugar de donde provenía.. Quién era el dueño de aquella cautivadora voz? Se pregunto. Un hermoso pájaro de alas doradas era quien hablaba, Su discurso ordenado y elocuente tenía la atención de todos..... Continúa

Rubby Martinez Fernandez
Magister en psicopedagogía clínica ,it...
Escrito por Rubby Martinez Fernandez
el 13/03/2010

Continuación de Mariposilla de ala rota
Todo a su alrededor perdió importancia, siguió los movimientos de aquel hermoso pájaro de plumaje dorado. Su amiga le hizo caer en cuenta que la clase había terminado y que debían regresar. De pronto la mariposita se dió cuenta que junto a ellas y en la misma dirección volaba aquel alado de voz cálida, y sin pensarlo dos veces se colocó a su lado. Al principio él pareció no darse cuenta, pero al tiempo una hermosa sonrisa apareció en su pico. Quién eres? Dónde vives? Preguntó. La mariposita coqueta contestó sonriendo y contó pormenores de su aventura en aquel grande bosque. Su amiga se alejo disgustada. Hablaron hasta que llegó la noche y él le invitó a posarse en un árbol; por encima de ellos el cielo estrallado parecía presagiar lo inexplicable. Se atrajeron como imanes, el puso su pico en la boca de aquella soñadora alada mientras la rodeaba con sus alas. Desde aquel día, aquel pajarillo de plumaje dorado y la mariposilla de alas multicolores no se separaban, Surcaban los espacios aéreos; los días se hacía cortos,uno junto al otro se sentían capaces de vencer cualquier obstáculo y luchar por las injusticias impuestas a sus especies. Un día de vuelo, una tormenta los envolvió, los dos cuerpos se fundían uno en otro tratando de no separarse. El pájaro luchaba para sostener el ala de su amada quien con su frágil cuerpo temblaba bajo la fuerte presión. Contnúa

Rubby Martinez Fernandez
Magister en psicopedagogía clínica ,it...
Escrito por Rubby Martinez Fernandez
el 13/03/2010

Continuación....... Mariposilla de ala rota
A pesar de los esfuerzos, pudo más el huracanado viento el cual la arrancó de sus alas. En su afan por retenerla, un pedazo de ala y de corazón de la mariposita quedaron incrustados en el pecho de aquel pajarillo de alas doradas. Atormentado por el dolor,, la buscó en todos los lugares para él posibles, pero con tan mala suerte que no la encontró. La tormenta depositóel cuerpo casi sin vida de la la mariposilla en el suelo rocoso. Días pasaron sin que se pudiera recuperar. Sus hermanas la encontraron llevandola a casa moribunda mientras le prodigaban sus mejores cuidados sin embargo su ala rota y su pedazo de corazón no mejoraban. Un día un rayito de luz entro al lugar donde se encontraba aquella de ala rota; su luz y su calor, cubrieron aquel cuerpecito maltrecho. Aquella comenzó a recuperarse. El reyito volvía día a día. Un día la absorvio con su calor y le llevo a surcar los aires, le llevó tan alto de donde se veían las situaciones dolorosas que vivian todas las especies aladas, Mariposas con alas rotas, pájaros con patas maltratadas, picos cerrados a la fuerza, Algo dentro de ella se rompía. Volvió al lugar, se vio egoista. Por mucho tiempo estuvo llorando la perdida de aquel pájaro dorado, su corazón incompleto y su ala rota. Cuentan los que saben que desde aquel día aquella mariposita ya no vuela, se dedica a vendar alas, patas, picos y que por las tardes, cuando el sol se pierde en el horizonte, sus ojos color del tiempo se vuelven melancólicos, llenos de nostalgia y añoranzas, mientras su mirada se pierde en el horizonte....

Rubby Martinez Fernandez
Magister en psicopedagogía clínica ,it...
Escrito por Rubby Martinez Fernandez
el 13/03/2010

Quiero pedir excusas por la palabra absorvió, creo es absorbió, gracias.

Angélica Alegre Norza
Antropologia y economia universidad na...
Escrito por Angélica Alegre Norza
el 13/03/2010

Rubby,


Muy tierno tu relato y muy triste y a la vez reflexivo, me gustó mucho la figura del rayito que entraba día a día a darle luz y calor a su ala rota y por el pequeño error no hay problema es comprensible cuando uno escribe a veces se le pasa algún error, un beso para ti,


Angélica

Elizabeth Larrañaga
Ingeniería en acuicultura instituto te...
Escrito por Elizabeth Larrañaga
el 14/03/2010

Hola Angie. Mira voy a escribir cuentos para el debate de Eduardo y aquí traigo cuentos mexicanos, o hago alguna adaptación de algún cuento de dominio popular que quizá no está en la red, y así me organizo un poquito.

Me gusta leer lo que han escrito, espero el cuento de mi Manolo. Y el de todos. Te envio un gran abrazo y a todos mis amigos. Nada más tengo un tiempecito (como decimos en mi país) y regreso con algo mi Angélica. Gracias.

Elizabeth Larrañaga.

Angélica Alegre Norza
Antropologia y economia universidad na...
Escrito por Angélica Alegre Norza
el 15/03/2010

Gracias Elizabeth,


Estaré esperando tus bellos cuentos, también las historias de tu país que son tan bellas, recuerdo que hay una historia muy popular sobre el callejón del beso, creo que así se llama? Si la sabes sería lindo que la cuentes pues yo no la se tan bien, un beso para ti amiga,


Angélica

Elizabeth Larrañaga
Ingeniería en acuicultura instituto te...
Escrito por Elizabeth Larrañaga
el 23/03/2010

Ah bueno es una leyenda hermosísima, o por lo menos muy romántica.

Bueno mientras te dejo un cuento que escribí para mi amigo Duende que por cierto es un joven escritor muy talentoso. Lo coloco por motivo de la entrada de la Primavera.

Gracias

Elizabeth

Elizabeth Larrañaga
Ingeniería en acuicultura instituto te...
Escrito por Elizabeth Larrañaga
el 23/03/2010

La flor por Elizabeth Larrañaga

https://fotos0.mundofotos.net/2009/08_03_2009/funny_flowers1236510175/flor-de-pensamiento.jpg



En un lugar donde habitan todos los tiempos, todas las aguas, todos los días, toda la flora y fauna de todos los ecosistemas, vivo yo, una pequeña flor.

El creador de todo prodigó dones a la natura entera. Algunas de mis hermanas las vistió con hermosos holanes satinados, con intensos colores y exquisitos aromas. Con sabiduría omnipotente cubrió el frágil tallo de algunas con espinas. A otras hermanas les dio vida perenne, algunas las distribuyó en todas las latitudes. A otras les otorgó el don de aliviar dolores, de salvar vidas. No faltaron a las que les dio el don de nacer en un día especial. Así, agració a cada una de mis hermanas, las flores.

Sentía tanta felicidad al ver la diversidad de formas, perfumes, textura y colores, que no sentí impaciencia y esperé junto al sabio pino. Lo vi tan enorme, tan hermoso que olvidé por un momento la repartición de dones. Admiré sus ramas con hojas tan rígidas y esa forma de pirámide. Algo me cayó en mis pétalos (aún sin color) y el olor del árbol me hizo estornudar.

_ No te asustes niña_ me dijo con voz grave_. Es tan sólo resina.

El Dador me llamó, se acercó en donde estaba plantada, saludó al pino filósofo y se dirigió a mí.

_ Tú tendrás grandes virtudes, no serás la más bella de las flores, ni la más perfecta, ni serás única. De tu misma especie habrá gran variedad, pero todas tendrán la gracia de tener tres colores. Además tendrás el olor más agradable que pueda existir.

Estaba muy alegre, no precisamente por mis colores. Era mi aroma tan exquisito que los insectos me regalaban sus sonrisas. Las flores más hermosas no comprendían porque no les fue otorgado mi don. El pino no parecía muy contento; no pensé que sintiera envidia, sabía de su naturaleza, era de gran nobleza y sencillez.

_ No hay bien sin perjuicio_ me dijo_. Ya lo entenderás.