En este grupo En todos

Foro de Camarero



cuantos tragos trae una botella de 1lt

Escrito por Compras
el 01/10/2008
Me gustaria saber cuantos tragos saco de una botella de un litro o cada trago de cuantos militros son?
Miguel Á. López Rivas
Técnico especialista en hostelería esc...
Escrito por Miguel Á. López Rivas
el 03/10/2008

Depende del tipo de local, zona o costumbre. Aunque está legislado y varía según el lugar , lo normal es poner cerca de 70 ml. Para sacar 14 copas de una botella de un litro (en España).


Saludos Miguel

Escrito por Wil
el 30/04/2009

Si sirves copas de una onza seran unas 68, y de dos onzas seran 34, para saberlo exacto tendras que utilizar dosificador

Terrorcantinero Culebro Jaimes
Tec. programador analista institutto d...
Escrito por Terrorcantinero Culebro Jaimes
el 08/05/2009

Por lo regular los tragos se sirven 1. 5oz es decir 44. 25ml, todo depende de la bebida que prepares.

si tenemos una botella de 750ml entonces saldrian 17 tragos o shots si es una de 1000ml serian 22. 5 tragos, todo es depende de cuanta sea la bebida que sivas por trago, te aconsejo que cheques las recetas de cada trago para saber cuantos militros o onzas, lleva cada uno.

solo tienes que dividir la cantidad de mililitros entre la cantidade de bebida que sirves por copa.

Cualquier duda estoy a tus ordenes.

Escrito por Tato
el 21/07/2009

Buenas que tal? Hasta ahi me quedo todo claro a mi, ahora bien se que los picos no tiran la misma cantidad, pero cuando uno se maneja con los picos lo hace con segundos no? En mi caso manejo entre 3 y 4 segundos para la gran mayoria de los tragos, esto me deberia rendir lo mismo?

Hellen Cortes
San Jose, Costa Rica
Escrito por Hellen Cortes
el 09/11/2011

Hola y cuantas onza tengo en un trago para poder sacar el costo x ejemplo en una de 750 ml

Nar H.b
Idiomas universidad
Escrito por Nar H.b
el 01/12/2011

Hola a todos,pues de una botella regular de 750 miligramos sacamos 16 tragos contando 45 miligramos la porcion(,por ahi me sobra una onza al final que siempre es necesario para el barman tener licor sobrado )pero contando por onzas (1. Y media onza=42 ml lo rebajamos hasta 4 centilitros) tenemos 18 tragos

SALUD

Laura González
Periodismo universidad autónoma barcel...
Escrito por Laura González
el 11/10/2018

¿Recuerdan el documental Super Size me? Dirigido y protagonizado por el cineasta Morgan Spurlock, esta obra causó un gran revuelo en 2004 al mostrar los efectos de una dieta basada exclusivamente en productos de McDonald's durante 30 días seguidos.


El documental explicaba cómo la también llamada comida basura causa estragos en nuestro organismo, al provocar un aumento de peso (Spurlock engordó más de 11 kg en un solo mes), cambios de humor, problemas de disfunción sexual y daños en el hígado. Super Size Me fue nominada a un Oscar al Mejor Documental, y se convirtió en una muestra divulgativa de cómo la nutrición afecta directamente a nuestra salud. Se recomienda limitar el consumo de bebidas azucaradas para reducir el riesgo de cáncer


Mantener un estilo de vida saludable puede reducir el riesgo, por ejemplo, de padecer cáncer. La alimentación puede influir en la aparición de esta enfermedad, que afecta a 2,66 millones de europeos cada año. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud acaba de presentar el Código contra el Cáncer, en el que proponen 12 recomendaciones para disminuir el riesgo de sufrir un tumor. Entre esas medidas, podemos citar una: limitar el consumo de bebidas azucaradas. ¿Cuánto nos afecta tomar productos como Coca-Cola o Pepsi?


Primera consecuencia: tu báscula lo notará

El consumo de bebidas azucaradas, entre las que destacan especialmente las carbonatadas (como la Coca-Cola, entendiendo ésta como 'marca genérica' de bebidas de cola), se relaciona con un inevitable aumento de peso. Según estimaciones de 2014, la obesidad y el sobrepeso afectan ya a uno de cada cinco niños en los países del área de la OCDE. La epidemia más grave de las regiones desarrolladas está causada por dos razones: dietas ricas en grasas y azúcares y una baja actividad física.


Coca-cola

¿Por qué consumir Coca-Cola engorda? Cada lata de 330 mililitros tiene cerca de 39 gramos de azúcar, lo que equivale aproximadamente a 10 terrones. La Coca-Cola Zero es, sin embargo, endulzada con aspartamo, que logra el mismo sabor dulce con sólo 0,3 g. La diferente densidad de las latas es el motivo por el que una lata de Coca-Cola normal se hunde, mientras que una Zero flota.


La razón de que consumir Coca-Cola nos haga aumentar de peso es sencilla: presenta un alto índice glicémico y un bajo índice de saciedad. En otras palabras, en cada lata de este refresco hay demasiado azúcar, pero al beberlo, no llenamos lo suficiente nuestro estómago, y seguimos teniendo hambre.


En ese sentido, una revisión publicada en la revista Nutrición Hospitalaria señaló la asociación entre el consumo de bebidas azucaradas y el aumento de peso. Por ejemplo, la ciencia ya ha demostrado que reducir una porción diaria de 355 ml de estos refrescos se relaciona con una pérdida de peso de 0,7 kg.


El consumo de bebidas azucaradas se relaciona con una mayor incidencia de diabetes tipo 2En ese artículo se comenta una investigación realizada en 2012, en la que participaron 224 adolescentes con sobrepeso y obesidad de 14 y 15 años, que regularmente consumían bebidas azucaradas como la Coca-Cola. La mitad de los voluntarios tuvieron que abandonar los refrescos durante un año, tomando en su lugar agua. El otro grupo no tuvo ninguna restricción alimentaria. ¿El resultado? El aumento de índice de masa corporal (la relación entre el peso y la altura) aumentó significativamente en los jóvenes que siguieron bebiendo productos azucarados.


Los kilos de más que cogemos gracias al consumo de Coca-Cola se asocian también con problemas de salud, como la aparición de diabetes tipo 2. Una investigación publicada en JAMA mostró la relación entre las bebidas azucaradas y la aparición de esta enfermedad. ¿La causa? El aumento desmesurado de calorías y la concentración de azúcares que se absorben rápidamente en sangre.


En ese sentido, la tecnología puede ser una gran aliada a la hora de realizar recomendaciones nutricionales. Recientemente científicos desarrollaron una lengua electrónica, que permite determinar el índice glicémico de estas bebidas, para así ayudarnos a cuidar nuestra salud y no abusar de este tipo de productos.


Segundo efecto: ¿Problemas para respirar?

Aumentar de peso si consumimos demasiada Coca-Cola parece una consecuencia, cuanto menos, lógica. ¿Qué otros efectos puede haber sobre nuestra salud? Por sorprendente que parezca, recientes investigaciones han apuntado que las bebidas azucaradas podrían estar detrás del aumento de la incidencia de asma.


Este trastorno está caracterizado por los problemas para respirar que sufren los pacientes. Sus vías respiratorias se hinchan y estrechan, lo que hace que el aire tenga menos espacio por el que pasar, apareciendo también cierta opresión en el pecho y la característica tos. Las bebidas azucaradas podrían estar detrás del aumento del riesgo de asma


Tres estudios (en Suecia, Estados Unidos y Australia) señalarían inicialmente a refrescos como la Coca-Cola como culpables del aumento de asma en la población. Posteriormente, una investigación realizada en más de 2. 400 niños de once años de edad demostró que el consumo de bebidas azucaradas (zumos de frutas industriales y refrescos) se asocia con una mayor incidencia de asma.


Los jóvenes que tomaban más de 21 vasos de estas bebidas azucaradas o más de 10 vasos de zumo a la semana tenían un riesgo más alto de sufrir este trastorno respiratorio. ¿Cuál es la razón? Según la investigación publicada en European Journal of Clinical Nutrition, el motivo podría ser que el aumento de azúcar favorezca la inflamación, tan característica del asma.


Coca-cola

Bruce Blaus (Wikimedia)

Esta relación positiva entre el consumo de bebidas azucaradas o zumos industriales con el asma ha sorprendido a muchos científicos. De confirmarse en próximos estudios, la medicina contaría con una estrategia preventiva para disminuir la incidencia de esta enfermedad respiratoria: promover la reducción del consumo de azúcar en la población.


¿Afecta a nuestro cerebro?

A pesar de los efectos negativos que parece que producen estas bebidas, es indudable la potencial adicción que causan. Tienen un buen sabor, se consumen a bajas temperaturas y tienen ese refrescante toque que hace que la Coca-Cola sea uno de los productos favoritos de la población.


El azúcar de estas bebidas provoca un cierto grado de adicción ¿Por qué nos gusta tanto consumir bebidas de este tipo? La respuesta está en que el azúcar, de una forma similar a las drogas o el sexo, es capaz de activar unos centros nerviosos en el cerebro, aumentando el nivel de dopamina y serotonina, a través de la vía mesolímbica dopaminérgica, responsable de la adicción o craving.


Nos satisface beber estos productos azucarados, ya que hacerlo nos produce una cierta sensación de placer. Cuanto más consumamos, más estimulamos nuestro cerebro. La activación del sistema de recompensa por los azúcares es de sobra conocida, ¿Pero funcionan igual los edulcorantes industriales?


La respuesta la encontramos en un artículo en The Yale Journal of Biology and Medicine, que apunta que sustancias como el aspartamo, considerado como seguro por la EFSA, pueden activar sólo parcialmente el sistema de recompensa cerebral. ¿La consecuencia? Consumir Coca-Cola Zero (o bebidas similares) podría incrementar nuestro apetito y necesidad de tomar más azúcar, lo que a largo plazo puede provocar un aumento de peso inesperado.


Este aspecto no es el único efecto cerebral que provocan las bebidas azucaradas. Una investigación realizada en University of Southern California demostró en animales que el alto nivel de azúcar de estos productos puede alterar una región del cerebro conocida como hipocampo. Estos cambios tenían como consecuencia una modificación de procesos relacionados con el aprendizaje y la memoria espacial en ratas. Necesitaremos más estudios para comprobar si estos efectos son extrapolables a los seres humanos.


¿Envejecemos antes con estas bebidas?

Por último, cabe destacar una investigación publicada en American Journal of Public Health, y reseñada en The Guardian, que muestra que los efectos negativos conocidos hasta el momento podrían ser sólo la punta del iceberg.


Y es que su estudio ha analizado los hábitos nutricionales de más de 5. 300 adultos entre 20 y 65 años. La relación entre el consumo de bebidas azucaradas y su nivel de envejecimiento celular era alarmante. ¿Por qué? Al medir los telómeros (que funcionan como capuchones de nuestros cromosomas) comprobaron que sus relojes moleculares estaban adelantados una media de 4,6 años más de lo que deberían.


El acortamiento de estos capuchones puede provocar, a medio o largo plazo, la aparición de células cancerosas, ya que su función principal es proteger al ADN. No obstante, es importante señalar que esta investigación está en una fase muy preliminar, y que necesitamos más estudios que demuestren la relación causa-efecto entre el consumo de bebidas como la Coca-Cola y el envejecimiento celular.


En resumen, tomar demasiadas bebidas azucaradas puede ocasionar serios perjuicios sobre nuestra salud. Además del consecuente aumento de peso, consumir a diario productos como la Coca-cola puede llegar a provocar la aparición de problemas como la diabetes o el asma. Reducir nuestro consumo de estas bebidas nos permitirá mantener una vida saludable. ¿Eres capaz de evitar esta curiosa adicción por los refrescos durante un año?

Fuente