En este grupo En todos

Foro de Historia



crisis sociales

MARIA TERESA
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 31/07/2010

En este momento convulso a nivel mundial, sujeto a crisis tan profundas, me gustaría recordar otras anteriores que tuvieron su lugar en la historia y que en la escuela no nos han explicado con el detalle que ahora, cuando nos preguntamos y queremos saber, podemos satisfacer nuestra curiosidad gracias a medios de comunicación como este que disfrutamos.
¿Qué fue y qué alcance tuvo la revolución Irmandiña en Galicia?
¿Cuáles fueron sus principales protagonistas?
¿Fue una revolución proletaria que necesito la unión de varios reinos y clases privilegiadas ,profundamente enfrentados en cuestiones importantísimas, para aplastarla?

Soy toda ojos a cualquier aporte sobre esto. Saludos.

Jesús Ponce Martín
Filosofía y letras: geografía e histor...
Escrito por Jesús Ponce Martín
el 31/07/2010

Hola de nuevo. Es interesante este tema, pero creo que podría ilustrarnos un poco, me refiero a que creo que está usted por tierras gallegas.
De todas formas, el siglo XV en tierras castellanas sufrió la codicia o la presión Trastámara y esta "guerra o revolución" fue uno de los efectos.
Si tiene algún aporte te lo agradecería, por mi parte voy a revisar mi libro de cabecera a ver qué me hace pensar.
Por otro lado, puedo decirle que aunque mi especialidad es otra, o sea dentro de lo que es el Medievo, he hecho mucha profundización a todos los tipos de invasiones que existieron.
No obstante, el Mundo Antiguo se lleva mucha atención en mis materias de estudio y la Edad Moderna también.
La Edad Contemporánea, en especial desde el fin de la segunda guerra mundial, es algo que toco pero poco, cositas puntuales, vease descolonización o algunos conflictos. Pero siempre enfocado hacia los orígenes históricos. No sé si me explico. A ver con un ejemplo, el conflicto de los Balcanes me remito a la Edad Media y de ahí la evolución sobre el territorio hasta llegar a hoy.
Es complicado, a veces amistades arremeten contra este método que les parece algo engorroso, pero a mi me causa inmenso placer, el conocer todos los factores desde el origen. En caso contrario, habría estudiado Contemporánea y quizá Periodismo y no necesariamente en ese orden.
Un saludo y gracias por sus intervenciones.

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 31/07/2010

La revolución irmandiña se produce en la Edad Media ( concluyéndola en Galicia) y supuso a la larga, creo yo, la desaparición de la nobleza gallega al servicio de los intereses locales. No la revolución en si, sino las consecuencias de su total aplastamiento para lo cual se pusieron de acuerdo todos los nobles importantes: isabelinos ,beltranejos, eclesiásticos,del país y foráneos... ;que pusieron de lado sus fuertes enfrentamientos en otros campos para acabar con tales desmanes sociales.
Hay libros especializados en el tema. Asistí hace ya tiempo a alguna conferencia y creo que algunos ven en esta revolución social paralelos con otras que se producen en otros puntos de Europa y que se han estudiado más a fondo.
Es un tema interesante y desconocido para los que no se sienten vinculados de algún modo a esta tierra porque otras empresas de mayor envergadura acapararon las energias de todos,en aquellos tiempos y en estos. A fin de cuentas fue lo primero que los RRCC pusieron en orden: "En aquel tiempo se comenzó a domar aquella tierra de Galicia..."
Refrescaré mi memoria y aportando lo que me parezca más importante.
Muchas gracias y un saludo cordial.

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 31/07/2010

Según Felipe de la Gándara ,un elemento clave de los éxitos militares de Pedro Madruga (aliado en este caso con sus enemigos para aplastar la revolución ), fue la utilización por sus huestes , de arcabuces y otras armas de fuego "cosa que hasta entonces no se había visto ni oído en España."

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 31/07/2010

Fue una revolución del proletariado en la Edad Media.

Jesús Ponce Martín
Filosofía y letras: geografía e histor...
Escrito por Jesús Ponce Martín
el 01/08/2010

Pues si, es algo que a nivel global peninsular se dio con más o menos fuerza en varios lugares, me refiero, claro está a las luchas sociales.
En "Feudalismo y Consolidación de los Pueblos Hispánicos" que es el Tomo 4 de la Historia de España de Editorial Labor dirigida por Manuel Tuñón de Lara podemos leer lo siguiente, en pags129 a la 147, sobre La Articulación de la Sociedad, deja un capítulo de "El Fortalecimiento de la Alta Nobleza" desde fines del S. XIII hasta llegar al S. XV, pero lo importante es el segundo sobre "La Agudización de las Luchas Sociales":

"Pág. 140 // En los siglos XIV y XV, los conflictos sociales adquirieron en la corona de Castilla, al igual que en los restantes países del occidente europeo, una indudable agudización. El eje dominante de estos conflictos fue el enfrentamiento entre clases sociales antagónicas, básicamente los señores feudales y el campesinado. La historiografía tradicional había insistido en la escasa importancia de las luchas sociales de tierras castellano-leonesas, en contraste con lo sucedido, por ejemplo, en la Corona de Aragón. No obstante, el recrudecimiento de los conflictos sociales de la corona de Castilla puede fácilmente comprobarse con una simple enumeración de sus principales // Pág 141 // manifestaciones: enfrentamientos locales entre los caballeros y el pueblo en diversas villas y ciudades durante la primera mitad del siglo XIV; revueltas antiseñoriales aisladas, pero relativamente generalizadas, a raíz de las mercedes enriqueñas; luchas de banderizos en el País Vasco, con una participación destacada de las Hermandades populares; revueltas hermandiñas en Galicia, la segunda de las cuales fue una sublevación antifeudal en toda regla; explosión antisemita de 1391, que incluía una fuerte dosis de conflictividad social, al igual que los furores anticonversos del siglo XV. Lo que sucede es que las luchas sociales nunca se presentaron de forma transparente, opociendo de manera directa a las clases antagónicas en la estructura social. Sólo en los momentos decisivos, como aconteció en la segunda guerra hermandiña, salía a la superficie el eje fundamental de toda la conflictividad, es decir, el antagonismo entre la nobleza feudal y los grupos que vivían como parásitos de ella, y las masas populares, rurales o urbanas, víctimas de la explotación de aquellos.... // Pág 143 //
... Las luchas más intensas de fines de la Edad Media, de todos los territorios de la corona de Castilla, tuvieron lugar en Galicia. Aquella región se caracterizaba por una señorialización profunda y de notable antigüedad. Había importantes señoríos monásticos y episcopales. Ciudades como Santiago, Lugo, Orense, Tuy y Mondoñedo se encontraban bajo autoridad de sus respectivos obispos. Por lo que se refeiere a la nobleza laica, los más importantes linajes asentados en Galicia, después del triunfo de la dinastía Trastámara, eran los Osorio (de ellos salieron los poderosos condes de Lemos) y los Andrade (señores de Ferrol, Villalba y Puentedeume), aparte de los Sotomayor, Ulloa, Moscoso, etc. Muchos de estos nobles eran comenderos de las instituciones eclesiásticas y cometían graves abusos contra los campesinos instalados en las tierras de la Iglesia. Por otra parte, las casas fuertes de los señores feudales se convirtieron, en la mentalidad popular, en sinónimo de refugio de malhechores, pues desde ellas se cometían múltiples estragos y en ellas encontraban acogida los bandoleros. // Pág 144 //
La primera revuelta popular de importancia se produjo en tierras de los Andrade en el año 1431, partiendo de la villa de Ferrol. Según relata la crónica de Juan II de Fernán Pérez de Guzmán, unos tres mil vasallos de Nuño Freyre de Andrade, más otros varios miles de "populares" de los obispados de Lugo y Mondoñedo, se reunieron en hermandad bajo las ordenes de un hidalgo llamado Ruy Sordo. Se trataba de una coalición de labriegos y artesanos de las villas, dirigidos por elementos de la pequeña nobleza. Pero después de diversas peripecias, en las que los rebeldos dieron muestras de su capacidad de organización y de su espíritu combativo, el señor del Ferrol, ayudado por el corregidor real García de Hoyos, pudo sofocar el levantamiento, procediendo a una represión de extraordinaria dureza contra la "gente menuda". Así concluyó la "primera guerra hermandiña", con la derrota popular y la victoria de la nobleza feudal.
No obstante, en 1467 estalló en tierras gallegas una nueva rebelión, de mucha mayor amplitud que la anterior. Fue la "segunda guerra hermandiña". Su génesis tuvo lugar en unos años particularmente críticos para todo el reino castellano-leonés, pues coincidieron la peste y los malos años del periodo 1465-1467 con la anarquía política. Con objeto de poner fin a los desmanes que padecían y castigar a los malhechores, diversas ciudades de Galicia pidieron a Enrique IV que les diese autorización para constituir una Hermandad, a lo que el monarca accedió. Así se constituyó la Santa Irmandade gallega, que se inspiraba en la Hermandad general castellana formada a principios de 1467. En ella confluían diversos sectores sociales: las gentes de las ciudades, que eran el verdadero nervio de la institución; las masas campesinas, que aportaron grandes contingentes; amplios sectores del clero y de la baja nobleza. Rápidamente la Hermandad gallega tomó un giro antiseñorial. Dirigidos por Alonso de Lanzós, Pedro de Osorio y Diego de Lemos, tres miembros de la nobleza que por diversas razones se habían alejado de sus filas, los hermandiños iniciaron una guerra contra los señores feudales. Entre 1467 y 1469 se calcula que unas 130 fortalezas fueron demolidas, al tiempo que se tomaban medidas contra los abusos de los poderosos (supresión de ciertos tributos, exigencia de devolución de tierras monásticas usurpadas por algunos nobles, etc.). No obstante, se observa que no siempre había identidad entre las directrices de la Hermandad, dominada por gentes de las villas, y los intereses concretos del campesinado. El movimiento hermandiño fue debilitándose, en parte debido a la ruptura de la alianza entre los hidalgos y los villanos. El noble vizcaíno Lope García de Salazar recoge esta idea en sus "Bienandanzas e Fortunas" cuando afirma, refiriéndose al levantamiento hermandiño, que los hidalgos "acatando la antigua enemistad que fue e seria entre fijosdalgos e villanos, juntandose con los dichos señores, dieron con los dichos villanos en el suelo, faziendoles pagar todos los daños, e faziendoles faser todas las dichas fortalezas mejores que de primero". Simultáneamente, la nobleza // pag 145 //
feudal reaccionó, unificando sus esfuerzos y buscando apoyos en el exterior. El contraataque nobiliario, unido a la defección de algunos dirigentes hermandiños, facilitó la derrota final de los rebeldes. La superioridad militar de los feudales y la solidaridad que mostraron en el momento decisivo, así como la propia heterogeneidad de los sublevados, fueron los factores fundamentales del aplastamiento de la rebelión hermandiña...."

A continuación hace referencia a sucesos del País Vasco y al tema del antisemitismo.

Con esto podemos ir encauzando el debate si ustedes quieren teniendo esta lectura como base.

Un saludo

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 01/08/2010

La obra más interesante de que dispongo es la Gran Enciclopedia Gallega. No parece que el que ha hecho el artículo para la voz IRMANDIÑOS, peque de nacionalista o apasionado. Es decir, que parece suficientemente objetivo.

Pero hay una duda que me asalta después de leer este texto y tambien lo que corresponde a la GEG. Así que los llamados malhechores (de los que se quejaban los que habían acudido al rey pidiendo socorro ) aporrearon a gusto en los que buscaban amparo, unidos al corregidor.... Esto en la primera guerra irmandiña.

Y en la segunda guerra irmandiña, ya no solo los malechores de los que se querían defender, sino los nobles de más alcurnia ayudados por los mismos reyes que le habían dado la posibilidad de protegerse.?

Pero supongo que algo no entiendo bien.

Refiriéndose a los dos momentos en Galicia que trata su post anterior, dice GEG:
"Pero el movimiento hermandino en estas dos etapas no es sino la culminación de un complejo proceso que se desarrolla a través de todo el período medieval y que abarca aspectos demográficos, sociales, económicos, eclesiásticos, religiosos y culturales. Es esa complejidad la que ha hecho, (... ), tan dificultoso un estudio que podamos considerar totalmente aceptable."

Jesús Ponce Martín
Filosofía y letras: geografía e histor...
Escrito por Jesús Ponce Martín
el 01/08/2010

Pues si, porque como ya le dije, es un fenómeno global en cuanto a las mercedes Trastámaras y su influencia y que en varios lugares se dio, no de forma coetánea pero si localmente organizadas y con saltos en el tiempo de personas que no estaban bien en la concepción que se había hecho de su forma de vida intransigente.

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 02/08/2010

Una obra magnífica esa Historia de España publicada por Labor y dirigida por Tuñón de Lara. Ahora que la llamada "historiografía revisionista" ha extendido una especie de marea negra sobre nuestra historia se hace más necesario que nunca acudir a referentes como Tuñón de Lara para recordar en qué consiste el oficio de historiador. Digno sucesor es Josep Fontana, que ha dirigido la más reciente Historia de España en Crítica, heredera de la de Labor y la de Alfaguara, y que debe estar a punto de completarse en sus últimos volumentes.

La introducción que proporciona Jesús es suficientemente aclaratoria pero no está de más insistir en alguna cuestión, en un tiempo en el que los estudios monográficos vinculados a determinadas comunidades hacen perder un poco la perspectiva. En los dos últimos siglos del medievo se generaliza la lucha de clases en los reinos peninsulares (no son palabras mías sino de García de Cortázar, el padre, el medievalista), es la reacción del pueblo pequeño frente a la intensificación del dominio señorial que, efectivamente, está muy ligado a las mercedes enriqueñas y al debilitamiento del poder real. No son solo los irmandiños, los otros dos movimientos más nítidamente configurados en la Península son el movimiento remensa y la revuelta foránea de Mallorca. En Castilla, a pesar de que la historiografía tradicional consideró que la tensión social no había tenido un reflejo tan virulento como en la Corona de Aragón lo cierto es que la lucha de pobres contra ricos es igual de intensa. Por cierto, algunas de estas acciones, como también se ha dicho, tendrán como objetivo los judíos, que sufrirán algunos terribles pogroms a finales del XIV.

Por cierto, el texto, aunque no dispongo del libro de Labor, debe estar escrito por Julio Valdeón (otro historiador magnífico) porque repite literalmente un capítulo de su obra "Los conflictos sociales en el reino de Castilla en los siglos XIV y XV". Por eso puedo señalar a Maria Teresa que esos bandoleros de los que habla son mesnadas feudales, es decir, gente a sueldo (ligada por vínculos feudales, sería más correcto) del señor que se dedicaban a la rapiña, ya que las donaciones regias les parecían insuficientes. Por eso se refugiaban en las llamadas "Casas fuertes", vamos, que eran los señores los que favorecian la actividad de estos "malhechores", por eso los campesinos acabaron identificando a los auténticos "factores" de sus desgracias.

Quiero destacar también una última cuestión, ya que se ha hablado de la Gran Enciclopedia Gallega y su visión tal vez algo sesgada. Por lo que yo sé, el principal problema del movimiento es que el amplio frente antinobiliario irmandiño no podía tener un planteamiento global que unificara a sectores con intereses diferentes; había desde planteamientos muy extremistas a la posición de una pequeña nobleza que acabó pactando con los grandes señores. Muy posiblemente la derrota del campesinado radical, descontento a pesar de que algunos objetivos se habían cumplido (algo de esto señala Jesús en sus extractos), se debió a esta defección de la baja nobleza. Sin embargo, la historiografía gallega más nacionalista se empeña (desconozco si tiene base para ello) en que los enfrentamientos finales siguen mostrando un movimiento unido que solo fue derrotado cuando los grandes señores plantearon una guerra de destrucción total.

Fíjense en la diferencia, una lucha de clases con intereses diferentes, más allá de algún tipo de sentimiento que los una y que no sea la propia condición social, como planteamiento general de la historiografía menos vinculada al nacionalismo gallego. Y frente a esto, un movimiento multiclasista unido contra a los grandes señores vinculados al poder castellano según la historiografía galleguista. Luego dicen que la historia ha de ser imparcial y nunca un instrumento de combate ideológico.

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 02/08/2010

Querido Montesinos,gracias por aportar a este tema de modo tan aséptico. Yo también lo intento. Efectivamente la GEG podría considerarse sesgada, pero creo que en este tema concreto no lo he visto así. Debo reconocer que me hubiera gustado que el tema irmandiño fuese estudiado a fondo y desde antíguo por personas propias de este "reyno", como imagino que así fue en los otros dos movimientos que usted cita.
Para el autor del artículo en la GEG este movimiento, aunque tiene unas connotaciones propias, que le hace más virulento, siempre está encuadrado en el que se da en Castilla.

Son ciertas y aclaratorias estas palabras de GEG:
"... Víctimas directas en multitud de casos de la situación creada por tantos intereses contrapuestos, sus reacciones frente a la misma es la de conseguir justicia. En realidad, su acción responde a lo que expone Aragoneses: cansancio de una masa campesina de soportar s sus explotadores ( aqui es dónde yo me hago, en el siglo XXI, la pregunta de quienes eran realmente estos) y como consecuencia una violenta reacción para terminar con la causa inmediata de sus desgracias, rápida extensión de la protesta, fácil de entender por todos, pues puede resumirse en un esquema simple; carencia de meditación suficiente y, por tanto, sin un programa complicado. Las reivindicaciones agrarias son claras: mejora de la vida, rebaja de los impuestos, refreno de los abusos de los señores. Y después no saber qué hacer. Y aquí es cuando la fuerza de esa masa pasa a ser dirigida por elementos que no pertenecen al campo y que realizan su juego propio, tergiversando en muchas ocasiones los principios primitivos, ya que de echo el campesino no trata de conseguir un cambio en la disposición estamental de la sociedad en la que está inmerso."

Los "tantos intereses contrapuestos" que inciden sobre las clases populares son la causa de su hastío. Y son eses intereses contrapuestos lo que darán a Galicia su guerra particular. Y son esos intereses contrapuestos los que acabarán con ella.

Pero yo sólo intento entender estos sucesos gracias a otros que los han estudiado, no me considero quien para decir una palabra por mi cuenta.

Jesús Ponce Martín
Filosofía y letras: geografía e histor...
Escrito por Jesús Ponce Martín
el 02/08/2010

Bueno, la intervención de Tobías, como siempre tan aclaratoria, me ha dejado en la duda del señor García de Cortázar. ¿Medievalista? ¿El Padre? , a ver, este señor, al que se le debe tener bastante respeto era historiador catedrático en Edad Moderna y Contemporánea. Otra cosa sería en lo que se empeñó con toda su obra, creo que 43 libros. Pero de todas maneras, en los círculos de historiadores, se le tiene el respeto que se merece como propagador de ideas, de verdades y sobre todo de conceptos para gente algo profana en muchos temas.
Por otro lado, es cierto J. Valdeón es el autor del texto, aunque Tuñón de Lara es el que dirige la obra de Labor.
El movimiento social en el País vasco por aquella época también fue importante.
Un saludo

Escrito por Tobías Montesinos Martínez
el 02/08/2010

Ya que Maria Teresa dice que he escrito de manera aséptica voy a seguir igual y no mencionaré el hecho de que veo a Jesús un poco más irritable desde su vuelta de lo que yo recordaba en nuestras primeras discusiones. No quiero meterme en el asunto que tienes entre manos con Maria Teresa y Rafael sobre ortografía y formas de expresarse, creo que todos cometemos errores y hay que estar muy seguro en ese campo para decidirse a llamar la atención. Pero este afán por puntualizarlo todo, en alguna ocasión con acierto, puede llevar también a algún error.

Voy a quedarme con la primera frase ya que mencionas tener dudas. Por supuesto yo no me estoy refiriendo al conocido divulgador y catedrático de Historia contemporánea Fernando García de Cortázar. Por supuesto que hay que tenerle respeto aunque personalmente comparto pocas de sus perspectivas históricas. Sin embargo yo no me refería a este señor, yo hablaba de Jose Angel García de Cortázar, aunque ciertamente he cometido un error al decir que es el padre de Fernando cuando es su hermano. Este señor es un eminente catedrático de Historia Medieval, autor precisamente de uno de los manuales básicos de historia de nuestra Alta Edad Media (que completa para el periodo bajomedieval Julio Valdeón), y con menos difusión publicística aunque más vinculado a ambientes universitarios.

Y respecto a lo de aséptico, si entendemos como tal un cierto distanciamiento o escepticismo ante las monografías subvencionadas por determinadas comunidades autónomas, pues sí. Pero en absoluto respecto a una muy concreta perspectiva histórica.

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 02/08/2010

GEG, en cuanto a las fuentes que se pueden consultar:

"Si contemplamos las fuentes literarias o narrativas, hay que destacar, por un lado, la obra de Lope García de Salazar, "Bienandanzas e fortuna", que narra las luchas de banderizos en el país vasco, pero que en el libro XXV se ocupa " de cómo se levantaron las hermandades contra los caballeros y señores del Reino de Galicia e de los fechos que contra ellos ficieron e de las fortalezas que derribaron". El libro, según confesión propia, lo comienza en julio de 1471, estando preso en el castillo de San Martín de Munatorres, fuera de Galicia; es producto de su afición " a ver libros e estorias de los fechos del mundo" y, como él mismo dice, no añadió ni suprimió nada por parcialidad "ny por otra manera de cuanto Dios me dio a entender"."

También cita :
"Relación de algunas casas y linajes del Reino de Galicia", de Vasco de Aponte, escrito para algunos en 1510-1516, para otros en 1530. Consideran parcial este aporte puesto que el autor es feil servidor de la casa de Anadrade, contra la cual fue la primera rebelion irmandiña.


"Crónica de Santa María de Iria", al parecer de un tal Ruy Velázquez, cura de Santa Baia de Chancín. En un párrafo fuera de contexto introduce hechos coetáneos:guerra de Bernal Yañez Moscoso y el arzobispo Fonseca y la peste de 1466-1467.

Galíndez de Carvajal y Alonso de Pineda refiriéndose a los reinados de Juan II y Enrique IV , aluden indirectamente a Galicia cuando citan la revuelta de Rui Sordo y el viaje del barón León de Rozmital a Santiago, en donde se puede imaginar el ambiente emocional en que se desarrollan los acontecimientos.

La principal fuente documental es el llamado Pleito de Tabera-Fonseca, "que más que un pleito es un arbitraje surgido como conscuenciadel estado de destrucción en que se quedaban muchas fortalezas pertenecientes al arzobispo de Compostela cuando Tabera coupa la sede."

"Respecto a la bibliografía moderna, podemos decir que el desconocimiento del tema por la historiografia no gallega era hasta hace poco casi absoluto. Existía una ausencia total de información en la mayor parte de las Historias Generales de España ( Ballesteros, Aguado Bleye, etc), que afortunadamente va desapareciendo en la pertenecientes a las últimas generaciones (Cortázar, José Luis Martin). Sorpende este silencio cuando ya Costa en su obra "Oligarquía y Caciquismo" ,había hecho una entusiasta alusión al movimiento "irmandiño", lo que demuestra que el tema habia pasado ya la barrera regional.
Por su parte la historiografía gallega no se sentía a gusto ante ese silencio de histoiradores que hablaban de otros movimientos sociales ( payeses de remensa, forenses) y por ello tienden a resaltarlo...."

Cita como estudiosos más recientes a:
Gutiérrez Nieto, Valdeón ( no son gallegos). García Oro e Isabel Beceiro sí lo son.

Según Gutiérrez Nieto, no se puede presentar el problema como un fenómeno espontáneo ( quien estudia la historia de Galicia sabe de mas revueltas, contra la clase eclesiástica también), ni puede defenderse el autonomismo del mismo; esto no quiere decir que el movimiento asociativo gallego, aun cuando tenga puntos comunes con los otros movimientos bajo medievales, sobre todo con los peninsulares, no presente rasgos distintivos, entre los que el citado autor destaca " la intensidad con la que el fenomeno de la hermandad se operó en tierras gallegas, tanto por la incorporación masiva de su población como por el radicalismo de su actuación contra los señores". Otra diferencia , sigue diciendo, " estriba en el hecho de que las cabezas visibles fueran represantantes de la nobleza territorial, aunque no de los más significados. Y en tercer lugar por la psrticipación significativa del clero".

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 02/08/2010

Queridos amigos:lo más parecido que veo a la administracion de justicia en la Edad Media , en la situación que nos entreteniene, es a las actuales subcontratas de infraestructuras viarias, en donde se encarga la labor a esta empresa, esta a la siguiente, esta a la otra... Y al final los que trabajan... Toda la ganancia se queda por el camino... Pero realmente no se muy bien como funcionan las subcontratas. Pero es la imagen que viene a mi mente. Los campesinos gallegos probablemente pagasen a mas amos de los necesarios por el modo mismo en que se desarrollo la reconquista, la expansión hacia el sur.

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 02/08/2010

Protagonistas:

Roi Xordo. Hidalgo gallego del siglo XV, natural de A Coruña y vecino de Ferrol, que en 1431 acaudilló la llamada primera guerra irmandiña ( Irmandade Fusquenlla) de los vasallos de Ferrol, Pontedeume y Vilalba contra su señor Nuño Freire de Andrade " o Mao". Era Roi Xordo , a decir de Vaamonde Lores, " hombre sagaz, prudente y valeroso y de gran autoridad y prestigio".

Nada más iniciarse el levantamiento de los pecheros contra Nuño Freire de Andrade, alegando que era " señor muy fuerte y duro y que no se podían comportar", Roi Xordo, se sitúa a su frente y con 3000 hombres ataca el castillo de Moeche en donde se había refugiado el señor feudal, pero al llegar ya Nuño Freire se había escapado para Compostela en busca de un cobijo más seguro. Se dirigen entonces las huestes de Roi a Pontedeume en donde establece su cuartel general y deliberan sobre su futuro además de destrozar cuantos bienes de los Andrade encuentran a su paso. Por entonces el contingente irmandiño ya se habia incrementado considerablemente, pues a las iniciales tropas de Roi se habían unido otros vasallos de Lugo y Mondoñedo hasta superar en total la cifra de 10. 000.

Ante el cariz que tomaban los acontecimientos y a pesar de que los irmandiños no atacaban la justicia ni las rentas reales, Juan II envía al arzobispo de Santiago, Lope de Mendoza y al obispo de Cuenca (el gallego Alvaro de Isorna, que años mas tarde alcanzaría la sede compostelana), a apaciguar a los sublevados" sin escándalo y sin otro rompimiento". En Betanzos se entrevistan con Roi Xordo sin resultados satisfacctorios, pues el dirigente irmandiño no podía aceptar el sometimiento por las buenas a que querían abocarle los prelados.

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 02/08/2010

Fracasado el intento de pacificación Roi Xordo, después de haberse paseado victorioso con sus huestes por todo el señorío de los Andrade, envalentonado, se decide a atacar la misma Compostela, en donde habia buscado protección el señor de Andrade. Pero el arzobispo era demasiado poderoso, y con 3. 000 peones y 300 hombres de a caballo desbarata sus planes y lo hace batir en retirada con los suyos hacia Pontedeume. En esta villa, el jefe irmandiño dispone el cerco del castillo en donde estaban la mujer y los hijos de Nuño Freire de Anadrade. Rehecho este con sus tropas, algunas del arzobispo y las del corregidor real para aquellas comarcas Gomez Garcia de Hoyos, persigue a los seguidores de Roi, consigue descercar el castillo y en el cruento enfrentmiento,según Viceto, " los villanos que no murieron ahogados o acuchillados murieron en la horca". Corría el año 1437. Habian pasado seis años de revuelta. Entre los muchos muertos hay que contar a Roi Xordo, pero su muerte no fue esteril.

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 02/08/2010

En resumidas cuentas, los menesterosos hartos de saqueos y violencia por parte de los poderosos, se levantan dirigidos por hidalgos menos poderosos ( es decir menos cercanos al poder real), y son acribillados por la jerarquia eclesiastica, por la alta nobleza y por los representantes del rey.

¿Dónde esta entonces su triunfo pos mortem?

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 02/08/2010

Mañana contaré como el sabio rey castellano impartía justicia a sus subditos apaleados. Aunque seguro que ustedes ya lo saben. Un saludo cordial.

Jesús Ponce Martín
Filosofía y letras: geografía e histor...
Escrito por Jesús Ponce Martín
el 02/08/2010

Muchas gracias por sus intervenciones. Y por el detalle de pasar aquí las obras que están consultando.
Y no se preocupe D. Tobías intentaré calmarme.
Un saludo, y empiezo, cordial.

Maria Teresa Perez Alvarez
Profesorado de egb escuela de magisterio
Escrito por Maria Teresa Perez Alvarez
el 03/08/2010

Como consecuencia del levantamiento en 1432 el rey dictó dos leyes: "la una que cualquiera que tuviese oficio público del rey en el reino de Galicia no viviese con señor alguno so cierta pena; la otra que cualquier escudero o peón que choechase a cibdadanoo labrador u a otra persona alguna, que lo matasen por ello, e que ninguno fuese osado de acoger en su casa a los tales cohechadores".

Me imagino que para el rey, el arzobispo y el corregidor el cohechador era Roi Xordo y por eso acabaron con el y sus gentes. Para Roi empieza la gloria al ser elevado a la categoría de heroe popular, identificado como el primer defensor de las libertades en Galicia.