En este grupo En todos

Grupo de Literatura

Maria Rosas Sanchez
Licenciatura en informatica administr...
Escrito por Maria Rosas Sanchez
el 30/05/2011 | Nivel Avanzado

Interesante debate, que bueno que alimentemos el folcklor popular, siempre es bueno escuchar a nuestros abuelitos y padres acerca de los testimonios orales y asi viviran, la familia de mi madre es originaria de guanajuato un lugar lleno de misticismo y leyendas populares, sin embargo por aqui en el estado de mexico tambien hay muchas leyendas unas de las mas populares ocurrio por un lugar llamado presa madin:
Hacia 1964 se realizan las primeras gestiones para la construcción de la presa Madín en los límites de Atizapán de Zaragoza y Naucalpan de Juárez, pero no es hasta 1972 y 73 cuando se inician los primeros trazos de la misma presa, se termina en 1975, de este modo aparecen los pueblos: “Viejo Madín” y El “Nuevo Madín”. Según la leyenda recogida y del dominio popular, nos cuentan que durante su construcción la presa no quedaba, siempre por cualquier cosa habían fallas o se trababa el avance de la construcción de la presa, según los planos no debería haber errores en su elaboración, los mismos ingenieros no se explicaban por que el atraso en el trabajo.
La leyenda dice que en una ocasión el diablo se le apareció al ingeniero encargado de la obra, su apariencia era como cualquier persona, su vestimenta de charro de color negro quien le mencionó que la presa no quedaría hasta que no le entregara dos mil almas para que la presa quedara totalmente construida, como no cabrían las dos mil, el diablo le dijo al ingeniero que metiera las que pudiera y que él cobraría las demás por su cuenta. Según nos cuentan el ingeniero mandó traer trabajadores de otros lugares, sobre todo del interior de la república que recién llagados, buscaban trabajo y algunos centroamericanos que iban de paso a los Estados Unidos, todos ellos sin familiares cercanos a modo que no preguntaran por ellos a modo que su desaparición nadie preguntara por ellos y no hubiera problemas judiciales,
El responsable de la obra tomó a varios de ellos y los metieron dentro del concreto de la cortina de la presa, quedando bien sellada y sin posibilidad de que se dieran cuenta de los enterrados. De esta manera se terminó la obra en 1975 quedando sin quebraduras o sin desperfectos. Como había que cobrar las dos mil almas, que pidió el diablo, se dice que por las noches el diablo recorre las aguas de la presa de arriba abajo, la mayoría de las veces con su traje de charro negro y un gran caballo también negro, flotando sobres las aguas en busca de almas.
El diablo sale de una cueva que esta pegada mas al pueblo de Calacoaya y sin ruidos montado en su gran caballo negro llega hasta la presa; es mas, en ocasiones se la ha visto caminando y flotando sobre las aguas, según los testigos entre ellos el Sr Don Pedro Tovar Torres (q.e.p. D) vecino de Rancho Blanco. A la fecha nadie le ha visto la cara a este personaje que va en busca de las almas de los que ahí se han ahogado y que deberán ser dos mil, según el pacto entre el diablo y el ingeniero, lo cual explica porqué hay bastantes ahogados en la mencionada presa.

Mari Carmen .....
Aplicaciones informáticas de oficina s...
Escrito por Mari Carmen .....
el 30/05/2011 | Nivel Avanzado

Hola Maria Rosas, gracias por tu participación.
Una leyenda bastante escalofriante, y espero que no muera más gente ahí en esa presa.
Muchas gracias y espero que sigas contándonos más de las leyendas de tu país.
Saludos.

maria jose
Escrito por maria jose
el 31/05/2011 | Nivel Avanzado

Mari carmen, dejo otra de las leyendas Guanches de mi tierra.


LA LEYENDA DE LA REINA ICO:

Zonzamas reinaba en Lanzarote cuando llegó a la isla una embarcación española al mando de Martín Ruiz de Avendaño. Al ver la nave a distancia los isleños se aprestaron para el combate. Transcurrido el tiempo, Ruiz de Avendaño decidió ir a tierra en son de paz, llevando consigo un gran vestido que regaló al rey como muestra de amistad. Zonzamas aceptó el regalo y, en muestra de amistad, entregó al recién llegado ganado, leche, queso, pieles y conchas, invitándolo a descansar en su morada de Acatife. Allí eran esperados por la reina Fayna y sus hijos, Timanfaya y Guanareme. Como huésped de los reyes pasó Avendaño varios días en Mayantigo. Mas tarde retornó a su barco y partió.
A los nueve meses la reina Fayna dio a luz una niña de tez blanca y rubios cabellos, a la que puso por nombre Ico. El pueblo murmuraba y renegaba de la princesita y de su origen. Así transcurrió el tiempo, y la niña creció sana y hermosa al cuidado de Uga, su aya. Transcurrido el tiempo Zonzamas y Fayna murieron. Los Guaires, reunidos en asamblea, proclamaron rey a Timanfaya. Con el paso de las estaciones Ico se fue convirtiendo en una bella joven. Guanareme se enamoró de ella y acabó por hacerla su esposa. Tiempos después otras naves vizcaínas y sevillanas llegaron a las costas de Lanzarote en busca de esclavos. Los lanzaroteños se aprestaron para la defensa. En la lucha muchos isleños murieron, otros fueron hechos prisioneros y encadenados como esclavos para ser vendidos en la Península. Entre estos últimos estuvo Timanfaya.
Desaparecido el rey, los guaires se reunieron otra vez para elegir nuevo soberano. Este debía de ser Guanareme, pero nadie osó pronunciar su nombre, pues si era elegido su esposa, Ico, debería ser reina y su nobleza, origen y sangre eran discutidos. Su piel y sus rubios cabellos recordaban demasiado la lejana llegada de Ruiz de Avendaño y si Ico no era hija de Zonzamas, no podía llevar la corona, así que tuvo que huir.
Deliberaron largamente los Guaires. Finalmente decidieron que, para llegar a la verdad, la princesa fuese sometida a la prueba del humo. Quedaría encerrada en una cueva acompañada de tres mujeres no nobles. Después se llenaría el aposento con un humo espeso y continuado; si la sangre de Ico no era noble, perecería como las otras mujeres. Si sobrevivía sería signo inequívoco de su nobleza. El día siguiente sería testigo de la prueba. Por la noche Uga, la niñera de Ico, la visitó con el pretexto de animarla, pero nada más quedar a solas, la vieja aya le dio una esponja a la princesa diciéndole que al llegar la hora de la prueba, la empapara de agua y la pusiera en su boca, con lo cual saldría viva de la cueva. Ico hizo caso. Cuando fue abierta la cavidad las tres mujeres villanas yacían muertas, mientras que ella salió con vida. En Adelante sus súbditos no dudaron de su nobleza.

Un saludo cordial para todos.

Maria jose

Mari Carmen .....
Aplicaciones informáticas de oficina s...
Escrito por Mari Carmen .....
el 31/05/2011 | Nivel Avanzado

Hola Maria José, muchas gracias de nuevo por volvernos a contar otra de esas interesantes leyendas de tu tierra querida. Esta tuvo un bonito final.
Muchas gracias amiga. Un abrazo.

Naty J.p.
licenciada en educacion inicial unive...
Escrito por Naty J.p.
el 04/06/2011 | Nivel Avanzado

Hola Mari Carmen, Recién veo este lindo e interesante debate que has compartido en el grupo emagister. Me encantan las leyendas y cuentos de otros lugares del mundo. Acá quiero compartir una leyenda de la Sierra del Perú.

Un fuerte abrazo querida amiga.

LA BELLA DURMIENTE, Pillco Huayta
símbolo natural de Tingo María y que la leyenda la identifica como la princesa NUNASH, transmitida de generación en generación; la leyenda se refiere también a un joven llamado CUYNAC que atravesando la selva de los Huánucos, se enamoró de la princesa Nunash, los dos llegaron a amarse y Cuynac levantó un palacete en un lugar cercano a Pachas que le puso el nombre de Cuynash en honor de su amada. Vivieron un tiempo felices, rodeados de vasallos, pero su felicidad quedó truncada cuando fueron atacados por el padre de la princesa: Amaru, convertido en un monstruo en forma de culebra. Cuynac se valió de su hechicería y convirtió en mariposa a Cuynash y él se transformó en piedra. Ella en su nuevo estado, voló hacia la selva y retornó con ayuda para combatir al mounstro Amaru. Los enemigos fueron vencidos, Cuynac, entonces trató de recuperar su forma humana sin conseguirlo, pero ella si pudo retornar a su forma humana y buscó inútilmente a Cuynac. Cansada se sentó cerca de la piedra en que Cuynac quedó convertido y ella se quedó dormida. Mientras dormía, escuchó en sus sueños la voz de su amado que decía: "Amada no me busques, mi voluntad fue pedir a los dioses que me convirtiera en piedra y mi pedido fue complacido y ahora soy sólo una piedra, destinada a permanecer en este estado para toda la vida. Si tú en realidad me has querido y me sigues queriendo todavía; deseo que permanezcas a mi lado toda la vida sobre este cerro y que en las noches de luna aparezca ante la mirada de la gente como la mujer en actitud de estar durmiendo". Nunash siempre en sueños, aceptó la propuesta de su amado y quedó convertida en piedra, lo que hoy es la figura de la "Bella Durmiente".

Mari Carmen .....
Aplicaciones informáticas de oficina s...
Escrito por Mari Carmen .....
el 05/06/2011 | Nivel Avanzado

Hola mi querida y gran amiga, qué alegría que participes en este debate, tu leyenda es preciosa, me ha gustado mucho, es romántica amiga y muy linda.
Gracias por compartirla aquí con todos, y me gustaría que siguieras compartiendo todas las que sepas.
Un fuerte y gran abrazo querida amiga.

Naty J.p.
licenciada en educacion inicial unive...
Escrito por Naty J.p.
el 05/06/2011 | Nivel Avanzado

Muchas gracias Mari. Me alegra que aprecies esta leyenda peruana. Espero compartir más leyendas. La leyenda que compartiste me encantó,Muy impresionante la vida de Doña María Fernández Coronel. Y el final de esta historia es bastante sorprendente.

Un fuerte abrazo querida amiga!.

Mari Carmen .....
Aplicaciones informáticas de oficina s...
Escrito por Mari Carmen .....
el 05/06/2011 | Nivel Avanzado
Aquí os dejo otra leyenda de mi ciudad de Sevilla, espero os guste. Un saludo a todos.

Tradición del reo que llevaban a ahorcar

pedro1_19 Habían prendido por la justicia a cierto bandido que tenía cometidos en Sevilla numerosos delitos, y tras juzgarle en la Casa Cuadra o Audiencia de la Plaza de San Francisco, le condenaron a morir ahorcado, así que le sacaron de la cárcel, que estaba en la calle Sierpes, esquina a la calle Bruna , y le conducían hacia Tablada donde estaba la horca pública.

Al llegar el reo a la Puerta de Jerez, comenzó a dar grandísimos gritos diciendo:

- No podéis ahorcarme, porque el rey me había perdonado. No podéis ahorcarme porque el rey me había perdonado.

Ante semejante novedad, se detuvo la comitiva, y el juez acudió al Alcázar a dar parte a don Pedro I de lo que sucedía. El rey dijo que él ni conocía a aquel reo, ni le había jamás dado el perdón, y mandó que siguiese adelante el cumplimiento de la sentencia.

Pero no bien había salido el juez de las habitaciones del rey, cuando este reflexionó, y mandó que le llamasen nuevamente antes de que saliera del Alcázar. Regresó el juez a su presencia, y el rey don Pedro dijo:

- Aunque yo no había concedido el indulto, ni siquiera me lo habian pedido, es mejor que no se cumpla la sentencia, porque habiéndolo gritado en público, no quiero que pueda quedar en ánimo del pueblo de Sevilla, que yo le había indultado y que después he faltado a mi palabra Real.

Y así, el reo fue devuelto a la cárcel y se libró de la horca, por el respeto que el rey tenía a su pueblo, y a su palabra.

Naty J.p.
licenciada en educacion inicial unive...
Escrito por Naty J.p.
el 10/06/2011 | Nivel Avanzado

Hola Mari Carmen. Este debate sobre las leyendas está excelente. Acá quiero compartir una leyenda peruana. La misión del colibrí (leyenda peruana)Cuentan que hace muchísimos años, una terrible sequía se extendió por las tierras de los quechuas. Los líquenes y el musgo se redujeron a polvo, y pronto las plantas más grandes comenzaron a sufrir por la falta de agua. El cielo estaba completamente limpio, no pasaba ni la más mínima nubecita, así que la tierra recibía los rayos del sol sin el alivio de un parche de sombra. Las rocas comenzaban a agrietarse y el aire caliente levantaba remolinos de polvo aquí y allá. Si no llovía pronto, todas las plantas y animales morirían. En esa desolación, sólo resistía tenazmente la planta de qantu, que necesita muy poca agua para crecer y florecer en el desierto. Pero hasta ella comenzó a secarse. Y dicen que la planta, al sentir que su vida se evaporaba gota a gota, puso toda su energía en el último pimpollo que le quedaba. Durante la noche, se produjo en la flor una metamorfosis mágica. Con las primeras luces del amanecer, agobiante por la falta de rocío, el pimpollo se desprendió del tallo, y en lugar de caer al suelo reseco salió volando, convertido en colibrí. Zumbando se dirigió a la cordillera. Pasó sobre la laguna de Wacracocha mirando sediento la superficie de las aguas, pero no se detuvo a beber ni una gota. Siguió volando, cada vez más alto, cada vez más lejos, con sus alas diminutas. Su destino era la cumbre del monte donde vivía el dios Waitapallana. Waitapallana se encontraba contemplando el amanecer, cuando olió el perfume de la flor del qantu, su preferida, la que usaba para adornar sus trajes y sus fiestas. Pero no había ninguna planta a su alrededor. Sólo vio al pequeño y valiente colibrí, oliendo a qantu, que murió de agotamiento en sus manos luego de pedirle piedad para la tierra agostada. Waitapallana miró hacia abajo, y descubrió el daño que la sequía le estaba produciendo a la tierra de los quechuas. Dejó con ternura al colibrí sobre una piedra. Triste, no pudo evitar que dos enormes lágrimas de cristal de roca brotaran de sus ojos y cayeran rodando montaña abajo. Todo el mundo se sacudió mientras caían, desprendiendo grandes trozos de montaña. Las lágrimas de Waitapallana fueron a caer en el lago Wacracocha, despertando a la serpiente Amarú. Allí, en el fondo del lago, descansaba su cabeza, mientras que su cuerpo imposible se enroscaba en torno a la cordillera por kilómetros y kilómetros. Alas tenía, que podían hacer sombra sobre el mundo. Cola de pez tenía, y escamas de todos los colores. Cabeza llameante tenía, con unos ojos cristalinos y un hocico rojo. El Amarú salió de su sueño de siglos desperezándose, y el mundo se sacudió. Elevó la cabeza sobre las aguas espumosas de la laguna y extendió las alas, cubriendo de sombras la tierra castigada. El brillo de sus ojos fue mayor que el sol. Su aliento fue una espesa niebla que cubrió los cerros. De su cola de pez se desprendió un copioso granizo. Al sacudir las alas empapadas hizo llover durante días. Y del reflejo de sus escamas multicolores surgió, anunciando la calma, el arco iris. Luego volvió a enroscarse en los montes, hundió la luminosa cabeza en el lago, y volvió a dormirse. Pero la misión del colibrí había sido cumplida… Los quechuas, aliviados, veían reverdecer su imperio, alimentado por la lluvia, mientras descubrían nuevos cursos de agua, allí donde las sacudidas de Amarú hendieron la tierra. Y cuentan desde entonces, a quien quiera saber, que en las escamas del Amarú están escritas todas las cosas, todos los seres, sus vidas, sus realidades y sus sueños. Y nunca olvidan cómo una pequeña flor del desierto salvó al mundo de la sequía.

Mari Carmen .....
Aplicaciones informáticas de oficina s...
Escrito por Mari Carmen .....
el 11/06/2011 | Nivel Avanzado

Hola Naty, qué linda leyenda de tu hermoso país nos vuelves a dejar, me ha gustado mucho,es muy bonito que esas leyendas antiguas, aún sigan presente entre nosotros, espero que sigas compartiendo muchas más.
Un fuerte abrazo, amiga.

Naty J.p.
licenciada en educacion inicial unive...
Escrito por Naty J.p.
el 11/06/2011 | Nivel Avanzado

Muchas gracias Mari Carmen por apreciar las leyendas del Perú.

Compartiré más cuentos y leyendas más adelante.

Un fuerte abrazo ,amiga.

Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón
el 22/12/2016 | Nivel Avanzado

Aqui, y vaya riqueza!. Un debate como este no puede permanecer e el olvido. Vamos a ver la forma de que vengan los personajes a narrarnos sus historias. Saludos, estimada Mari Carmen.

E.D.A